El fin del antiguo régimen






descargar 40.82 Kb.
títuloEl fin del antiguo régimen
fecha de publicación10.08.2015
tamaño40.82 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
EL FIN DEL ANTIGUO RÉGIMEN

Debemos entender por Antiguo Régimen la estructura social, económica y política propia de la Europa anterior a la Revolución Francesa.

Hablamos de una economía agraria, a la cual se dedicaba la gran mayoría de la población que vivía en los feudos al servicio de los señores. La situación de la Europa oriental es un poco diferente, el campesinado se encuentra en una situación prácticamente de esclavitud que conocemos como servidumbre, mientras en la Europa occidental la situación legal del campesinado es un poco mejor, aunque en realidad, prácticamente toda la producción quedaba en manos de los nobles y señores de la tierra, además de estar gravados con numerosos impuestos, por parte del señor, de las ciudades y de la iglesia (diezmo). Estos campesinos viven siempre en condiciones miserables.

La sociedad propia de este periodo es la sociedad estamental, hablamos de una sociedad cerrada, dividida en estamentos a los que se pertenece por nacimiento. Distinguiremos dos estamentos, el de los privilegiados y el de los no privilegiados, en el primero existen dos grupos diferenciados, los nobles y el alto clero, al que acceden los hijos segundones de la nobleza. Son los que poseen todos los privilegios, como no pagar impuestos, poder poseer tierras, montar a caballo o acceder a cargos públicos. Por otra parte están los no privilegiados, que son la gran mayoría de la población, constituyendo un grupo muy heterogéneo formado por campesinos en su mayoría, miembros de los gremios, bajo clero, vagabundos y burguesía, este último grupo es el que posee mayor poder económico y el que comenzará a reclamar mayor peso social, consiguiendo a través de las revoluciones transformar esta sociedad estamental en una sociedad de clases.

Por último todo este sistema está controlado por un sistema de gobierno que es la monarquía absoluta, donde el rey ostenta todos los poderes (legislativo, ejecutivo y judicial), poderes que le han sido otorgados por “derecho divino”, es decir han sido concedidos por dios, por lo que la iglesia defendiendo esta postura siempre está al lado de los monarcas, que gobiernan de forma despótica. La única excepción a este sistema de gobierno en Europa se da en Gran Bretaña, donde se rigen por una monarquía parlamentaria, donde el rey está limitado por un parlamento, dividido en dos cámaras, la de los lores (nobleza) y la de los comunes (mediante sistema de elección)

El pensamiento ilustrado:

El pensamiento ilustrado, será el germen de las futuras revoluciones, porque aboga por un nuevo sistema social y la ruptura de todo lo que caracteriza al Antiguo Régimen. Es propio de la sociedad burguesa y tiene sus orígenes en la sociedad escocesa y británica, ya que es en esos lugares donde la burguesía poseía más auge, aunque será en Francia donde alcance su auténtico desarrollo.

La base de este pensamiento es cuestionar todo a través de la razón como elemento fundamental, todo aquello que no fuera demostrable a través de la razón había que ponerlo en duda. Esto se verá fortalecido por una época en la que se produce un gran avance de las ciencias, con la formulación de la Ley de la Gravedad de Newton o el avance de la química y el funcionamiento del universo.

Un apartado fundamental dentro del nuevo pensamiento ilustrado será el pensamiento económico, ya que sin que se produjera una modificación del sistema económico no sería posible un cambio en el sistema social. Empezarán a surgir nuevas teorías como la fisiocracia (la riqueza se encuentra en la tierra) o el mercantilismo (la riqueza para un país se basa en la acumulación de metales preciosos), pero destaca especialmente el surgimiento del liberalismo económico que acabará desembocando en el sistema capitalista propio de la sociedad burguesa. Este pensamiento defenderá nuevos conceptos como la libertad de los factores de producción (capital, tierra y trabajo) o que es el trabajador quien realmente produce la riqueza, lo cual contradecía a una sociedad que defendía la tierra como el principal factor generador de la riqueza.

Junto con el nuevo pensamiento económico, se tornan como fundamentales la crítica social y política al sistema establecido, donde destacarán los pensadores franceses. Debemos destacar como antecedente al inglés John Locke, que defendió y justificó el sistema parlamentarista británico impuesto en Inglaterra tras la revolución de 1688, como el sistema que debía regir las relaciones entre gobernantes y gobernados, pero serán los pensadores franceses los que desarrollarán este pensamiento, llevándolo a su apogeo (sin olvidar que esto es un pensamiento minoritario de las clases burguesas). Destacan fundamentalmente 3 filósofos:

  • Voltaire: Es un admirador de Locke y del sistema parlamentarista inglés que defiende como el sistema ideal. Reivindica la libertad política y la tolerancia religiosa, aunque sigue defendiendo la unificación de las instituciones del estado.

  • Montesquieu: Es el más influyente de los pensadores ilustrados, destaca su obra “El espíritu de las leyes”, donde explica las diversas formas de gobierno. Propone un sistema de gobierno monárquico, controlado por una constitución, en el que deberían existir una separación de poderes, entre el legislativo, el ejecutivo y el judicial.

  • Rousseau: El más radical en sus pensamientos, defiende que el hombre ha corrompido la original igualdad entre personas. Destaca su libro “El contrato social”, defiende que el gobierno debe ser un acuerdo de la voluntad general, donde los gobernantes deben ser elegidos por el pueblo (soberanía nacional) y deben por tanto respetar y cuidar de sus intereses. Los gobernantes no eran más que representantes del poder del pueblo. Ejerce una fuerte crítica a la propiedad y defiende la igualdad de todos los seres humanos.

Todos estos pensamientos fueron recogidos en la Enciclopedia, dirigida por Diderot y D´Alembert, la obra presentaba la situación de los conocimientos de la época, pero al defender y propagar los nuevos pensamientos, constituía en sí misma una crítica a la sociedad establecida.

Como consecuencia del temor de los gobernantes a la propagación del pensamiento ilustrado y que este originara revueltas, algunos monarcas europeos, comienzan a introducir en sus gobiernos algunas ideas propias de la ilustración, relacionadas todas con cuestiones económicas, pues no renuncian a su poder absoluto, este sistema se denomina Despotismo Ilustrado y se aplicó en países como España, Rusia o Austria. La máxima de esta forma de gobierno se resume en la frase “Todo para el pueblo pero sin el pueblo”.

La primera revolución democrática: EEUU de América

En la costa este de América del Norte había 13 colonias pertenecientes a Gran Bretaña. Estaba compuesta por una sociedad muy heterogénea resultado de muchas oleadas de inmigrantes que no habían compartido el sistema feudal propio de la Europa medieval y moderna. En las colonias del sur sin embargo si que existía un sistema esclavista de negros que trabajaban en las grandes plantaciones. La sociedad por tanto se componía de grandes y pequeños terratenientes, trabajadores libres, comerciantes y esclavos.

Las principales causas del conflicto:

  • Ideas ilustradas procedentes de Gran Bretaña y Francias que hablaban de libertad y una nueva forma de gobierno.

  • Sistema parlamentario inglés, que sin embargo dejaba sin representación ni capacidad de decisión a las colonias.

  • Agravamiento cada vez mayor de la presión fiscal mediante el cobro de impuestos sobre los colonos.

  • Motín del té. Esta supone la causa inmediata, la que sumada a las anteriores ocasiona la chispa que dará origen al conflicto. La causa es que se impone desde la metrópoli un nuevo impuesto sobre el té, ante esto un grupo de jóvenes colonos disfrazados de indios, lanzan al mar la carga de los barcos británicos que tenían el monopolio del comercio del té. Las tropas inglesas respondieron con exagerada violencia para reprimir la revuelta lo que acabó ocasionando mayores disturbios y el inicio de la llamada Guerra de la Independencia. Ésta se inicia con la Declaración de Independencia de George Washington. El principal problema con el que se encontraron los colonos fue la falta de armas, pero fue solucionado por la ayuda otorgada por Francia y España, rivales de Gran Bretaña. Finalmente el ejército británico se rindió en Torktown y Gran Bretaña acaba reconociendo la independencia de sus 13 colonias en el Tratado de Versalles.

En 1787 se redacta la Constitución americana, que será la primera constitución escrita de la historia, en ella se recogían los principios del liberalismo político. El acuerdo entre colonias fue complejo, mientras las del sur estaban dominadas por terratenientes y un sistema esclavista que se oponían a muchas de las medidas democratizadoras, las del norte estaban controladas por burgueses y pequeños propietarios, que proponían medidas más radicales en cuanto a derechos individuales.

Finalmente se llegó a un pacto entre ambas tendencias, creándose un estado federal con un presidente de la república y dos cámaras legislativas (congreso y senado), pero cada estado tenía un gobierno autónomo con altas competencias en política interior.

La Constitución se basa en los principios de igualdad y libertad que se defendían en la ilustración, estableciéndose un régimen republicano y democrático, naciendo así los Estados Unidos de América.

Junto con la Constitución se proclaman “La Declaración de los Derechos del Hombre”, aunque ésta era ambigua en cuanto a la esclavitud, que acabará siendo el principal motivo de la guerra civil que se producirá años después, tras la misma se abolió la esclavitud, aunque los negros seguían sin tener los mismos derechos.

La Revolución francesa

  • El inicio de la revolución

Tras haber analizado las causas remotas que motivan y explican el inicio del proceso revolucionario, hemos de hacer referencia a la causa, que inicia el proceso y que podemos considerar ya el inicio de la Revolución.

El rey ante la complicada situación económica, nombra un nuevo ministro de hacienda, que planteará una reforma del sistema fiscal, basado en la necesidad de que la nobleza y el alto clero (privilegiados), comiencen a pagar impuestos al estado. De esta forma pagarían más los que más tierras tuviesen. Pero la nobleza y el clero se niegan, basándose en los privilegios que les otorgan la organización social, basada en estamentos privilegiados y no privilegiados.

Ante la compleja situación, el rey decide convocar los Estados Generales, para de esta forma someter a la opinión de la sociedad el tema de la reforma fiscal, los Estados Generales se convocan para el 5 de Mayo de 1789. Los Estados Generales, era una reunión social, que convocaba el rey de manera arbitraria y cuyas decisiones no eran vinculantes, solo servían para aconsejar al rey. En esta reunión los temas debatidos se votaban a razón de un voto por estamento, de forma que nobleza y clero que siempre tenían intereses comunes unían sus votos y siempre ganaban por 2 a 1.


  • Estados Generales (1º fase revolucionaria)

Los Estados Generales se inician, bajo la presidencia del rey Luís XVI, el problema surge cuando el tercer estado, exige que se cambie el sistema de votación y se realice una votación por cabeza (una persona un voto). Ante la negativa de la nobleza, el clero y el rey, el mismo día de la reunión el tercer estado, abandona la asamblea y forma otra en la propia ciudad de París, en la sala del juego de la pelota, constituyéndose en Asamblea Nacional y decidiendo no abandonar la asamblea hasta haber redactado una constitución para Francia.


  • Asamblea nacional (o Asamblea constituyente) desde 1789 a 1791 (2º fase revolucionaria)

Junto con los representantes del tercer estado (fundamentalmente burgueses), en la sala del juego de la pelota también se reúnen una pequeña parte de la baja nobleza y el clero que apoya esta asamblea.

Durante los primeros días, el rey decide concentrar tropas del ejército en París para disolver la asamblea.

Pero cuando el rey decide mandar la carga del ejército, el pueblo se levanta en defensa de la asamblea, a quien consideraban sus representantes, mostrando así de forma pública su respaldo, en este contexto se produce la toma de la Bastilla (cárcel de presos políticos y almacén de armas), gracias a lo cual el pueblo consigue armarse para hacer frente al ejército, lo que permite el inicio de la revolución armada. Junto a la toma de la Bastilla, se inician enfrentamientos violentos que se extienden primero por todo París y después por las ciudades más importantes de Francia, así como las revueltas antiseñoriales, en la que los nobles y sus feudos se ven atacados y desvalijados por el pueblo, que en algunos casos también les cuesta la vida.

Reforzados por el apoyo popular, la asamblea, decide proclamar una serie de ordenanzas, mientras terminan de elaborar la constitución. De esta manera se decreta, la abolición del ejército real y la creación de un ejército revolucionario, que se conocerá como guardia nacional y que quedará fijado en la futura constitución. Se decreta también la abolición de todos los privilegios feudales y se publica la declaración de los derechos del hombre que será la primera en Europa y la 2º en el mundo tras la estadounidense, en ella se reconoce la igualdad de todos los ciudadanos, el derecho a la propiedad privada y a rebelarse contra la opresión. También se publica la constitución civil del clero, por la que todos los bienes de la iglesia pasaban a formar parte del estado.

En Junio de 1791, ante la forma que van tomando los acontecimientos el rey y su familia aprovechando la noche intentar huir del país, disfrazados de artesanos, pero son reconocidos, apresados y llevados a palacio donde permanecerán encarcelados y vigilados.

Mientras la asamblea ha concluido la elaboración de la Constitución de 1791, cuyas principales características son las siguientes:

  • Sufragio censitario según rentas y bienes, eligen la asamblea nacional en la que recaerá el poder legislativo

  • El poder ejecutivo queda en manos del rey, él nombra sus ministros y podrá vetar las leyes de la asamblea, el rey además comparte el control del ejército con la asamblea

  • El poder judicial era independiente




  • Asamblea Legislativa (3º fase revolucionaria)

La asamblea legislativa queda formada tras la disolución de la asamblea constituyente, y tras las primeras elecciones.

En este contexto podemos distinguir ya dentro de los revolucionarios diferentes tendencias políticas que se van agrupando en partidos.

Destacan los girondinos, que contaban con la burguesía más influyente y moderada, partidarios de que con lo conseguido en la revolución era suficiente, y debían solo mantenerlo. Por otro lado estaban los jacobinos, compuestos por la baja burguesía y apoyados por el pueblo (que posteriormente formarán el grupo de los sans culottes), partidarios de continuar con la revolución por la fuerza, pues pensaban que aun estaba incompleta y no estaría acabada hasta que favoreciera por igual a toda la población.

La asamblea legislativa estaba controlada en sus inicios por los girondinos, que tenían la mayoría en la cámara.

Con motivo de la detención que hacía poco tiempo la asamblea había llevado a cabo contra el rey, las potencias europeas forman un frente contrarrevolucionario, ante esta situación, los jacobinos eran partidarios de no entrar en una guerra hasta que se solucionaran los problemas internos, mientras los girondinos eran partidarios de entrar de forma inmediata en la guerra, y como tenían la mayoría así se hizo. El rey también era partidario de la guerra ya que pensaba que si vencía la coalición europea le devolvería el poder. De esta forma Francia le declara la guerra a Prusia y Austria.

Ante esta situación, comienzan los problemas internos en Francia, ante una guerra que era difícil de sufragar unido a una época de malas cosechas, se produce un levantamiento popular que asalta el palacio real y pide la destitución del rey como poder ejecutivo, ya que era un traidor que había intentado huir.

Ante la presión popular, para tratar de calmar los ánimos dentro de Francia, se convocan elecciones, en este caso por sufragio universal masculino (para contentar al pueblo), eligiéndose un nuevo parlamento, poniendo fin a la monarquía e iniciándose así la república, se inicia así una nueva fase revolucionaria, la convención.

  • Convención (4º fase revolucionaria)

Dentro de la convención distinguiremos dos periodos, la convención girondina y la convención jacobina.

Hay que destacar que es en este periodo cuando surge espontáneamente del pueblo el grupo de los llamados sans culottes, que acabarán siendo el principal apoyo de los jacobinos, con sus mismas ideas.

El gobierno salido de las elecciones será de mayoría en la cámara jacobina, así cuando tras la formación del nuevo gobierno y la república, se decide que hacer con el rey, por mayoría en la cámara se decide su ejecución, y de esta manera son guillotinados públicamente el rey Luís XVI y toda su familia. La ejecución del rey supone un punto sin retorno para la revolución, se ha guillotinado al rey, se ha acabado así de forma efectiva con la sociedad estamental y la influencia de la iglesia, se ha guillotinado al “elegido por dios para gobernar”.

Este hecho marca un punto de inflexión que provocará a partir de ahora el aumento de la influencia del grupo de los jacobinos, que se harán con el control del gobierno a través de su líder Robespierre, comenzando así la etapa de la convención jacobina, también conocida como la época del terror.

Robespierre llegado al poder crea el Comité de Salvación Pública, para tratar todos los problemas relativos a la revolución y perseguir a todos aquellos a los que se considerara enemigos de la misma. Se persigue y se guillotina a muchos girondinos.

Se decide también la elaboración de una nueva constitución, pero mientras ésta se elabora, Robespierre decide asumir todos los poderes, gobernando de forma dictatorial. Se toman medidas populares, como el control del precio del trigo, o la descristianización de Francia, cerrando todos los templos que ahora pasarán a formar parte del estado. También se establece una educación y sanidad pública y gratuita para todos.

Pero finalmente en Junio de 1794, Robespierre es acusado de traicionar a la revolución por acumulación de todos los poderes y él y sus partidarios son detenidos y guillotinados, finalizando de esta manera esta etapa.

  • Directorio (5º fase revolucionaria)

La burguesía más conservadora se vuelve a hacer con el poder, frena la redacción de la constitución encargada por los jacobinos y se persiguen a estos, guillotinando a muchos de ellos (terror blanco).

Las nuevas medidas que toma la asamblea es permitir el regreso de la nobleza y el clero y se libera a los presos.

Se redacta una nueva constitución, la de 1795, muy parecida a la de 1791, la única diferencia es que establece un sistema republicano, pero mantiene la separación de poderes y el sufragio censitario. Se abolen todas las medidas jacobinas, como el tope del precio del trigo, lo que empeora la vida de los pobres.

La nueva constitución establece el poder ejecutivo en un directorio de 5 miembros, el legislativo se organizará en dos cámaras (bicameral), el consejo de los 500 y el consejo de ancianos.

Mientras el ejército francés obtiene victorias por toda Europa, contando así con la admiración del pueblo, especialmente comienzan a destacar algunos generales, entre ellos especialmente un joven general llamado Napoleón Bonaparte.

  • Consulado (6º fase revolucionaria)

En 1799, se produce un nuevo hecho que volverá a modificar por completo el devenir de Francia, Napoleón, con la ayuda de su ejército, nombrándose defensor del pueblo y la revolución, disuelve el directorio y el consejo de los 500, creando un nuevo sistema de gobierno llamado el consulado. Por este, el poder ejecutivo recae en manos de un consulado de tres miembros (Bonapartes, Ducos y Sieyes) y sus incondicionales empiezan a ocupar cargos importantes. A efectos reales era Napoleón el que administraba el poder, nombrándose a sí mismo cónsul vitalicio con el apoyo del pueblo, para finalmente proclamarse emperador, iniciándose así el periodo napoleónico.

La época napoleónica

Desde que Napoleón se hace con el poder comienza una serie de reformas tanto internas como externas, que cambiaran a Francia.

Reformas internas:

En el plano económico, creará un banco nacional, que tendrá el monopolio para acuñar monedas y billetes, con lo que se unificó monetariamente a Francia. En este sentido para tratar de solucionar los problemas económicos se decreta el proteccionismo aduanero, se protege una política de obras públicas que buscará mejorar las infraestructuras y dar trabajo a los desempleados. Para conseguir aumentar la recaudación se simplifican los impuestos aunque estos aumentan, fundamentalmente para mantener la guerra europea.

Se inicia un control y reparto de los suministros, tanto para el ejército como para la población, evitando así las revueltas.

En cuanto a las reformas legales, en 1804 se proclama el Código Napoleónico o Código Civil, basado en las ideas ilustradas y cuyo contenido general es:

  • Se reconoce la igualdad ante la ley de todos los ciudadanos

  • Libertad de contratación y gestión empresarial

  • Invulnerabilidad de la propiedad privada

  • Establecimiento del registro civil

Simultáneamente a estas medidas se firma un concordato con el Vaticano, donde se reconoce que la religión católica es la mayoritaria en Francia, pero se admite la libertad religiosa y se le devuelve a la iglesia muchos de los templos expropiados durante la revolución, a cambio la iglesia se compromete a no reclamar los bienes que han sido expropiados, pero el estado dará donaciones a la iglesia y pagará el sueldo de obispos u sacerdotes. Por último Napoleón se reserva el derecho de nombras a los obispos a propuesta del Papa.

En cuanto a las reformas educativas, la iglesia pierde el monopolio en la educación, el estado crea los liceos, unos institutos gratuitos, que se situarían según zonas y número de habitantes, el estado también regula las materias a impartir.

Napoleón va acumulando cada vez más poder y en 1802 es nombrado cónsul vitalicio y en 1804 se redacta una nueva constitución que lo proclama emperador. Napoleón pide al pontífice que acuda a su coronación y en un alarde de poder termina siendo él mismo el que se corona, iniciando una nueva etapa del periodo napoleónico.

Napoleón empieza a mostrar su intención de extender las fronteras y las ideas de Francia por Europa, lo que le lleva a una guerra con Gran Bretaña, iniciando campañas militares en el norte de Italia, y planeando la ocupación de España para llegar hasta Portugal (uno de los clásicos aliados ingleses) y conseguir una conquista por mar de Gran Bretaña (algo que nunca logrará). La flota inglesa era mucho más poderosa que la francesa y en Trafalgar la marina franco – española es destruida por la inglesa, pero en estos momentos Francia es la dominadora del continente europeo.

Campañas militares napoleónicas:

Como decíamos la primera campaña será la italiana, tiene sus inicios en 1797 y será una de las más rápidas, Napoleón conquista el reino de Piamonte y el de Lombardía - Venecia, estableciéndose que serán reinos independientes, aunque en realidad quedan controlados por Francia, ya que irá colocando a sus generales y familiares como gobernantes de los territorios, es lo que denominaremos estados satélites.

La campaña de Egipto se inicia a 1798, donde se enfrenta con Gran Bretaña, ambos intentando arrebatar el territorio al Imperio Otomano, finalmente Napoleón se impone y conquista el territorio.

Napoleón crea el reino de Nápoles, que abarca todo el centro y sur de Italia.

España se ve obligada a ceder sus primeros territorios a Francia en este caso la Louisiana, a la vez que Francia firma un acuerdo de paz con Rusia y Austria a espaldas de Gran Bretaña.

Napoleón considera logrado el aislamiento a Gran Bretaña y en 1804 inicia un bloqueo continental, para evitar que los suministros llegaran a la isla y provocar la rendición británica. En este sentido, Dinamarca, Holanda, Noruega y Suecia también pasan a manos de Napoleón.

Pero en 1805 Gran Bretaña logra formar una nueva coalición contra Francia con Rusia y Austria, pero nuevamente Napoleón obtiene aplastantes victorias militares, quedando Austria, definitivamente bajo control francés, consigue someter a Prusia, ocupando Berlín, controlando así prácticamente la totalidad del continente, excepto Gran Bretaña y Rusia.

Napoleón decide en 1807 iniciar la conquista de Rusia, desde el inicio obtiene grandes victorias ante la enorme superioridad militar francesa y el genio militar de Napoleón, consigue crear en Gran Ducado de Varsovia como reino satélite.

En 1808 tiene lugar la invasión de España, en principio con permiso del rey para cruzar la Península para ocupar Portugal, aunque finalmente se convierte en una ocupación efectiva, con un encuentro en Bayona el propio rey español renuncia a la corona a favor de Napoleón, aunque en España se piensa que los reyes han sido obligados a entregar la corona provocándose un levantamiento popular en armas, que una vez derrotado continuo en la forma de guerra de guerrillas.

Llegamos a 1812 y Francia ocupa prácticamente toda Europa, hay dos niveles de ocupación, aparte de las anexiones directas, tenemos los estados satélites, donde Napoleón ha situado en el gobierno a generales o familiares, y los estados aliados, en muchos casos aliados forzosos (Austria, Prusia, Dinamarca, Noruega o Suecia)

Estando Gran Bretaña aislada, Napoleón considera que el objetivo que queda es Rusia, comienza la campaña enviando tropas por la frontera nororiental a través del Gran Ducado de Varsovia, sus tropas eran muy superiores y llegan con facilidad hasta Moscú, pero en este avance llega el invierno, el invierno ruso es muy duro y muchos soldados franceses murieron por el clima, así a pesar de haber llegado a Moscú. Las tropas acabaron retirándose, a partir de aquí, Napoleón se ve obligado a retirar tropas de lugares como España para llevarlas a Rusia, lo que da fuerzas a la lucha española, que empezará a contar con la ayuda británica. Napoleón empezará a perder aliados y posiciones rápidamente.

Se forma una nueva coalición (la 4ª), por parte de Gran Bretaña, Austria, Prusia y Rusia, consiguiendo derrotar a Napoleón en la batalla de Leipzig en 1814, la coalición conquista París y Napoleón es obligado a abdicar y condenado al destierro en la isla de Elba, aunque no se tomó la precaución de incomunicarlo.

Napoleón que sigue contando con el favor del pueblo francés y sus generales, vuelve a hacerse fuerte, retorna a Francia y hace un llamamiento de apoyo a los franceses que responden, consiguiendo hacerse con el poder tras una marcha triunfal e iniciando un nuevo reinado que durará 100 días, que será interrumpido definitivamente en Julio de 1815, donde el ejército napoleónico será derrotado definitivamente en la batalla de Waterloo por una coalición formada por Gran Bretaña, Prusia, Austria, Rusia, Holanda y Bélgica, esta vez el destierro se hace en la isla de Santa Elena, se le aísla y allí muere a los 51 años en 1821, se cree que envenenado.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

El fin del antiguo régimen icon• Las ideas y el ejemplo de la Revolución Francesa se extenderán...

El fin del antiguo régimen icon4. la crisis del antiguo régimen

El fin del antiguo régimen icon1. la crisis del antiguo régimen

El fin del antiguo régimen iconLa crisis del antiguo régimen

El fin del antiguo régimen iconLa crisis del antiguo régimen

El fin del antiguo régimen iconTema 2 – La crisis del Antiguo Régimen

El fin del antiguo régimen iconTema La Crisis del Antiguo Régimen

El fin del antiguo régimen iconEconomía de la sociedad del antiguo régimen

El fin del antiguo régimen iconTema 1: la europa del antiguo régimen

El fin del antiguo régimen icon1 tema crisis del antiguo régimen






© 2015
contactos
ley.exam-10.com