Comisión interamericana de derechos humanos






descargar 6.33 Mb.
títuloComisión interamericana de derechos humanos
página12/104
fecha de publicación31.07.2015
tamaño6.33 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   ...   104

Convención  en  tanto  contempla  expresamente  la  vía  administrativa  como  la  idónea  para  la 

imposición de la sanción de inhabilitación de los derechos políticos. 

 

66.De  especial  preocupación  para  la  Comisión  resulta  el  tratamiento  de  la 

Convención Americana por parte de la sentencia de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de 

Justicia  de  5  de  agosto  de  2008.  La  sentencia  hace  referencia  al  artículo  23.2  de  la  Convención  y 

señala  que  en  dicho  artículo  se  prevé  que  el  derecho  de  participación  política  pueda  ser 

reglamentado.  El análisis de este artículo por parte de la Sala Constitucional es que el hecho de que 

pueda  ser  reglamentado  implica  que  los  derechos  políticos  pueden  ser  restringidos  siempre  que 

dichas restricciones estén previstas en la Ley y se fundamenten en razones de interés general, en la 

seguridad de todos y en las justas exigencias del bien común. En palabras de la Sala Constitucional, 

 

[…]  en  relación  a  los  derechos  políticos,  el  artículo  23.2  [de  la  Convención 

Americana], admite la “reglamentación” de los mismos mediante ley, en atención 

a razones de edad, nacionalidad, residencia, idioma, instrucción, capacidad civil o 

mental, o condena, por juez competente, en proceso penal. 

  


                                                                                 

43 Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, Sala Constitucional. Sentencia de 6 de agosto de 2008. 

Expedientes  N°  06‐945,  06‐1616,  06‐1799,  06‐1802,  07‐901,  07‐1257,  08‐422  y  08‐518,  todos  acumulados  a  la 

causa Nº 06‐0494. Magistrada Ponente: Carmen Zuleta de Merchán. 


  Nota  de  prensa  del  Tribunal  Supremo  de  Justicia:  Confirman  la  constitucionalidad  de  las 

inhabilitaciones  administrativas.  6  de  agosto  de  2008.  Disponible  en:  http://www.tsj.gov.ve/informacion/ 

notasdeprensa/notasdeprensa.asp?codigo=6304. 


  Corte  IDH.  Caso  Baena  Ricardo  y  otros  Vs.  Panamá.   Sentencia  de  2  de  febrero  de  2001.  Serie  C  

No. 72, párr. 106. 


45


44




16


Esta disposición no alude a restricción en el ejercicio de estos derechos, sino a su 

reglamentación.  En  todo  caso,  de  una  manera  general,  el  artículo  30  eiusdem 

admite la posibilidad de restricción, siempre que se haga “conforme a leyes que 

se dictaren por razones de interés general y con el propósito para el cual han sido 

establecidas”. 

  

Aunada  a  esta  prescripción,  el  artículo  32.2  pauta  que  “los  derechos  de  cada 

persona están limitados por los derechos de los demás, por la seguridad de todos 

y por las justas exigencias del bien común, en una sociedad democrática”. 

  

En  función  de  lo  expuesto,  esta  Sala  considera  que  es  posible,  de  conformidad 

con  la  “Convención  Americana  sobre  los  Derechos  Humanos”  (sic),  restringir 

derechos  y  libertades,  siempre  que  sea  mediante  ley,  en  atención  a  razones  de 

interés general, seguridad de todos y a las justas exigencias del bien común. 

  

Estas  previsiones  contenidas  en  los  artículos  30  y  32.2  de  la  Convención 

adquieren  particular  importancia  cuando  estamos  en  presencia,  en  el  caso  de 

Venezuela,  de  un  ordenamiento  constitucional  que,  sin  duda,  privilegia  los 

intereses  colectivos  sobre  los  particulares  o  individuales,  al  haber  cambiado  el 

modelo de Estado liberal por un Estado social de derecho y de justicia. 

  

En  tal  sentido,  en  el  supuesto  negado  de  que  exista  una  antinomia  entre  el 

artículo  23.2  y  la  Constitución  de  la  República  Bolivariana  de  Venezuela,  la 

prevalencia del tratado internacional no es absoluta ni automática. En efecto, el 

artículo 23 constitucional  exige para la aplicación preferente del tratado, pacto o 

convención  relativos  a  derechos  humanos,  que  éstos  contengan  normas  más 

favorables a las de la Constitución. 

 

[…]  Con  fundamento  en  las  consideraciones  expuestas  y  en  la  jurisprudencia 

citada,  esta  Sala  concluye  que  la  restricción  de  los  derechos  humanos  puede 

hacerse conforme a las leyes que se dicten por razones de interés general, por la 

seguridad de los demás integrantes de la sociedad y por las justas exigencias del 

bien  común,  de  conformidad  con  lo  dispuesto  en  los  artículos  30  y  32.2  de  la 

“Convención Americana sobre derechos humanos”. 

 

[…] Es inadmisible la pretensión de aplicación absoluta y descontextualizada, con 

carácter  suprahistórico,  de  una  norma  integrante  de  una  Convención 

Internacional contra la prevención, investigación y sanción de hechos que atenten 

contra la ética pública y la moral administrativa (artículo 271 constitucional) y las 

atribuciones  expresamente  atribuidas  por  el  Constituyente  a  la  Contraloría 

General  de  la  República  de  ejercer  la  vigilancia  y  fiscalización  de  los  ingresos, 

gastos  y  bienes  públicos  (art.  289.1  eiusdem);  y  de  fiscalizar  órganos  del  sector 

público,  practicar  fiscalizaciones,  disponer  el  inicio  de  investigaciones  sobre 

irregularidades contra el patrimonio público, e “imponer los reparos y aplicar las 

sanciones administrativas a que haya lugar de conformidad con la ley” (art. 289.3 

eiusdem).  En  tal  sentido,  deben  prevalecer  las  normas  constitucionales  que 

privilegian el interés general y el bien común, debiendo aplicarse las disposiciones 

que  privilegian  los  intereses  colectivos  involucrados  en  la  lucha  contra  la 

corrupción  sobre  los  intereses  particulares  de  los  involucrados  en  los  ilícitos 

administrativos; y así se decide. 


 

 




17


67.Al respecto, la CIDH reitera que las únicas restricciones admisibles para regular el 

ejercicio y goce de los derechos políticos son las expresamente establecidas en el inciso 2 del artículo 

23  de  la  Convención  Americana.  Los  Estados  deben  abstenerse  de  emitir  leyes  que  establezcan 

restricciones  más  allá  de  las  señaladas  en  este  artículo.    De  forma  tal  que  son  inadmisibles  las 

restricciones  a  los  derechos  políticos  que  no  estén  autorizadas  en  el  inciso  2  del  artículo  23,  aún 

cuando, a juicio de los tribunales internos, dichas restricciones se fundamenten en razones de interés 

general, seguridad de todos y en las justas exigencias del bien común. 

 

68.Al  interpretar  el  artículo  30  de  la  Convención  al  que  hace  referencia  la  citada 

Sentencia, la Corte Interamericana ha señalado que sólo se autorizan las restricciones expresamente 

autorizadas en la Convención.  Así,  

 

[a]l leer el artículo 30 en concordancia con otros en que la Convención autoriza la 

imposición de limitaciones o restricciones a determinados derechos y libertades, 

se  observa  que  exige  para  establecerlas  el  cumplimiento  concurrente  de  las 

siguientes condiciones: que se trate de una restricción expresamente autorizada 

por  la  Convención  y  en  las  condiciones  particulares  en  que  la  misma  ha  sido 

46

permitida  […]. 

 

69.La Corte también ha entendido que el artículo 32.2: 

 

[no  es]  aplicable  en  forma  automática  e  idéntica  a  todos  los  derechos  que  la 

Convención protege, sobre todo en los casos en que se especifican taxativamente 

las  causas  legítimas  que  pueden  fundar  las  restricciones  o  limitaciones  para  un 

derecho  determinado.  [La  Corte  añade  que]  [e]l  artículo  32.2  contiene  un 

enunciado  general  que  opera  especialmente  en  aquellos  casos  en  que  la 

Convención,  al  proclamar  un  derecho,  no  dispone  nada  en  concreto  sobre  sus 

posibles restricciones legítimas 47. 

 

70.En  relación  con  la  facultad  de  legislar  sobre  los  requisitos  para  ejercitar  los 

derechos  políticos,  la  Corte  Interamericana  ha  señalado  que  la  previsión  y  aplicación  de  dichos 

48

requisitos no constituyen, per se, una restricción indebida a los derechos políticos .  Sin embargo, la 

facultad de los Estados de regular o restringir los derechos no es discrecional, sino que está limitada 

por  el  derecho  internacional  que  exige  el  cumplimiento  de  determinadas  exigencias  que  de  no  ser 

49

respetadas transforman la restricción en ilegítima y contraria a la Convención Americana . 

 

71.En  virtud  de  lo  anterior,  la  Comisión  considera  que  la  inhabilitación  para  el 

ejercicio  de  la  función  pública,  al  imponerse  por  vía  administrativa  en  contravención  con  los 

estándares del debido proceso, constituye una restricción indebida del derecho político de postularse 

a  cargos  públicos,  consagrado  en  el  artículo  23  de  la  Convención  Americana  sobre  Derechos 

Humanos.    La  Comisión  observa  con  preocupación  que  a  través  de  estas  restricciones  indebidas  se 

haya negado a 260 personas la oportunidad de postularse a cargos públicos, de cara a las elecciones 


                                                                                 

46  Corte  IDH.  La  Expresión  "Leyes"  en  el  Artículo  30  de  la  Convención  Americana  sobre  Derechos 

Humanos. Opinión Consultiva OC‐6/86 del 9 de mayo de 1986. Serie A No. 6, párr. 18. 


  Corte  IDH.  La  Colegiación  Obligatoria  de  Periodistas  (Arts.  13  y  29  Convención  Americana  sobre 

Derechos Humanos). Opinión Consultiva OC‐5/85 del 13 de noviembre de 1985. Serie A No. 5, párr. 65. 


48


49


47


 Corte IDH. Caso Yatama Vs. Nicaragua. Sentencia de 23 de junio de 2005. Serie C No. 127, párr. 206. 


 Corte IDH. Caso Castañeda Gutman Vs. México. Sentencia de 6 de agosto de 2008. Serie C No. 184, 


párr. 173. 




18


regionales  que  se  celebraron  el  28  de  noviembre  de  2008  en  Venezuela,  y  recomienda  al  Estado 

adoptar los correctivos necesarios para revertir esta situación.  

 

72.El  14  de  diciembre  de  2009  la  Comisión  Interamericana  sometió  ante  la  Corte 

Interamericana  una  demanda  en  contra  de  Venezuela  en  el  caso  de  Leopoldo  López  Mendoza,  en 

virtud  de  la  inhabilitación  del  señor  López  Mendoza  del  ejercicio  de  la  función  pública  en 

contravención a los estándares establecidos por la Convención, y la prohibición de su candidatura en 

las elecciones regionales del año 2008. El caso también se relaciona con la falta de garantías judiciales 

y protección judicial pertinentes y de una reparación adecuada. El 8 de agosto de 2009, la Comisión 

adoptó  el  Informe  de  Fondo  No.  92/09  y  recomendó  al  Estado:  (1)  adoptar  las  medidas  necesarias 

para  reestablecer  los  derechos  políticos  del  señor  Leopoldo  López  Mendoza;  (2)  adecuar  el 

ordenamiento  jurídico  interno,  en  particular  el  artículo  105  de  la  Ley  Orgánica  de  la  Contraloría 

General de la República y del Sistema Nacional de Control Fiscal que impone la inhabilitación para la 

postulación  a  un  cargo  de  elección  popular,  a  las  disposiciones  del  artículo  23  de  la  Convención 

Americana; y (3) fortalecer las garantías del debido proceso en los procedimientos administrativos de 

la  Contraloría  General  de  la  República  conforme  a  los  estándares  del  artículo  8  de  la  Convención 

Americana. En sus observaciones al Informe de Fondo el Estado manifestó que “la Comisión concluyó 

de manera errónea, que el Estado venezolano ha incurrido en responsabilidad internacional”. Ante la 

falta  de  cumplimiento  de  las  recomendaciones  de  la  Comisión,  ésta  decidió  someter  el  caso  a  la 

Corte,  solicitándole  que  declare  que  el  Estado  incurrió  en  responsabilidad  internacional  por  la 

violación de los derechos políticos (artículo 23), y el derecho a las garantías judiciales y la protección 

judicial (artículos 8.1 y 25), conjuntamente con las obligaciones de respeto y garantía y el deber de 

adoptar disposiciones de derecho interno establecidos en la Convención Americana (artículos 1.1 y 2, 

respectivamente). La remisión del caso al Tribunal plantea la exigencia de justicia y reparación frente 

a  la  inhabilitación  política  por  medio  de  actos  administrativos,  contrario  a  los  estándares 

internacionales. 

 

73.Tomando en cuenta que, conforme a la información recibida, esta medida habría 

estado dirigida a inhabilitar políticamente a candidatos mayoritariamente de la oposición al gobierno, 

la CIDH estima oportuno recordar que las demandas de una sociedad pluralista y democrática exigen 

que  los  derechos  políticos  no  sólo  se  garanticen  a  aquellas  personas  que  ostentan  posiciones 

favorables a la línea del gobierno de turno o que son consideradas como inofensivas o indiferentes, 

sino que también deben garantizarse a aquellas personas que mantienen una línea crítica y que como 

tales resultan ingratas al Estado o a cualquier sector de la población 50. 


                                                                                 

50 CIDH. Informe Anual 2006, Capítulo IV: Desarrollo de los Derechos Humanos en la Región. Venezuela, 

párr. 222, citando a: Corte IDH, Caso Herrera Ulloa Vs. Costa Rica. Sentencia de 2 de julio de 2004. Serie C No. 107, 

párr. 113; Corte IDH. Caso Ivcher Bronstein Vs. Perú. Sentencia de 6 de febrero de 2001. Serie C No. 74, párr. 152; 

Caso “La Última Tentación de Cristo“ (Olmedo Bustos y otros) Vs. Chile. Sentencia de 5 de febrero de 2001. Serie C 

No.  73,  párr.  69;  Corte  Europea  de  Derechos  Humanos.  Scharsach  and  News  Verlagsgesellschaft  v.  Austria,  no. 

39394/98, § 29, ECHR 2003‐XI; Perna v. Italy [GC], no.48898/98, § 39, ECHR 2003‐V; Dichand and others v. Austria, 

no. 29271/95, § 37, ECHR 26 February 2002; Eur. Court H.R., Case of Lehideux and Isorni v. France, Judgment of 23 
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   ...   104

similar:

Comisión interamericana de derechos humanos iconInforme de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos: Estándares...

Comisión interamericana de derechos humanos iconLa Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha prestado especial...

Comisión interamericana de derechos humanos iconComisión interamericana de derechos humanos

Comisión interamericana de derechos humanos iconComision interamericana de derechos humanos

Comisión interamericana de derechos humanos iconCaso amia comision interamericana de derechos humanos

Comisión interamericana de derechos humanos iconImpunidad vs derechos humanos: a propósito de la sentencia de la...

Comisión interamericana de derechos humanos iconJurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y Argentina...

Comisión interamericana de derechos humanos iconConvencion americana sobre derechos humanos suscrita en la conferencia...

Comisión interamericana de derechos humanos iconConvencion americana sobre derechos humanos suscrita en la conferencia...

Comisión interamericana de derechos humanos iconConvencion americana sobre derechos humanos suscrita en la conferencia...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com