Lección 1ª. Presupuestos y objeto del derecho internacional privado






descargar 368.96 Kb.
títuloLección 1ª. Presupuestos y objeto del derecho internacional privado
página1/12
fecha de publicación29.07.2015
tamaño368.96 Kb.
tipoLección
ley.exam-10.com > Derecho > Lección
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12
PRIMERA PARTE: INTRODUCCIÓN GENERAL AL DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO
TITULO I: PRESUPUESTOS, OBJETO Y CONTENIDO DEL DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO

Lección 1ª.- Presupuestos y objeto del derecho internacional privado



1- Presupuestos de existencias del Derecho internacional privado
El Derecho Internacional privado tiene como razón de ser la presencia de ordenamientos jurídicos diferenciados y una conducta humana que los pone en común. Surge de un elemento de extranjería, que es relativo y que puede tener relevancia o no relevancia.

La relación de extranjería es relativa, es decir, una relación será nacional considerada desde el punto de vista de un Estado, pero puede será extranjera para los demás países.
La existencia de cualquier elemento de extranjería obliga a que una cuestión sea estudiada por el derecho internacional. El elemento de extranjería puede ser la nacionalidad, el domicilio, el lugar de celebración del contrato, el lugar de erradicación del inmueble...(en resumen por la persona, la cosa o el territorio).


  1. Noción general


La realidad nos muestra que el nuestro no es el único ordenamiento jurídico existe en la Sociedad internacional, pues en esta coexisten con España, cerca de doscientos Estados. Lo que implica que cada uno de ellos posee un ordenamiento jurídico propio, con normas que regulan la conducta de los particulares y una organización judicial que resuelve los litigios y asegura la efectiva aplicación de aquéllas.


  1. El fraccionamiento del Derecho como primer presupuesto jurídico de esta disciplina


La diversidad de ordenamientos es consecuencia de la pluralidad de Estados que coexisten en la Sociedad internacional, pues cada uno de ellos posee un sistema jurídico propio. Aunque esa diversidad también puede existir dentro de un mismo Estado (España, con la existencia de un Derecho civil general y el de algunas Comunidades autónomas, así como Reino Unido, y ciertos Estados federales, como Estados Unidos, Canadá...). Junto a los ordenamientos jurídicos con un determinado ámbito territorial, existen además, las ordenaciones jurídicas de ciertas confesiones religiosas que, dentro de un ámbito personal, pueden regular, si así lo admite un Estado, ciertas relaciones jurídicas, como la celebración del matrimonio.
A esta diversidad formal se une otra más relevante, que aun cuando los hechos o relaciones regulados por los distintos ordenamientos sean esencialmente los mismos, las soluciones jurídicas a un mismo problema, de uno u otro ordenamiento, son frecuentemente divergentes.
La comparación pondrá de relieve, que los presupuestos para establecer o extinguir una relación son distintos; que una institución difiere en sus principios rectores; e incluso que unos ordenamientos admiten una determinada institución jurídica y otros la desconocen o incluso la excluyen.
Los hechos o relaciones de la vida jurídica de los particulares que están vinculados con dos o más ordenamientos, pueden verse afectados negativamente por la diversidad sustancial del Derecho. Lo que requiere que en cada uno de los ordenamientos estatales exista un sector de normas, las de Derecho internacional privado, que eliminen estas consecuencias negativas.


  1. La internacionalidad de la vida jurídica como segundo presupuesto


La diversidad del Derecho de un Estado a otro, no justifica por sí sola la existencia del Derecho internacional privado.
Es la actividad jurídica de los particulares, más allá de la esfera de su propio ordenamiento, la que constituye el segundo presupuesto para la existencia del Derecho internacional privado. Pues si dicha actividad no está vinculada con los ordenamientos de dos o más Estados no se podrá producir el “riesgo de internacionalidad” que surge en las situaciones jurídicamente heterogéneas en cuanto a la determinación del Tribunal que puede tutelar el ejercicio de los derechos, del ordenamiento aplicable al fondo de un litigio y de la ejecución en un Estado extranjero de la sentencia que dicte un Tribunal1.
Ha de tenerse presente que, a diferencia de un pasado no muy lejano, en el que lo habitual era que una persona desarrollase toda su vida jurídica en el Estado del que era nacional, las actividades jurídicas con proyección internacional son hoy muy frecuentes. De un lado, porque uno de los rasgos característicos de la era de la “mundialización” o “globalización económica” es la facilidad en los intercambios económicos y en las comunicaciones, y de otro lado por la creciente emigración de trabajadores procedentes de otros continentes y de distintas culturas hacia los países más desarrollados.
2- Objeto del Derecho internacional privado
El objeto de del Derecho internacional son las situaciones jurídico privadas internacionales.
¿Qué se entiende por situaciones jurídico privadas?
Aquellas en que los participantes, con independencia de su naturaleza, están en condiciones de igualdad. Un estado puede participar en estas relaciones, cuando actúa como un particular y en condiciones de igualdad.
¿Qué se entiende por internacional?
Situaciones en las que hay un elemento de extranjería. La internacionalidad no viene porque se encuentre vinculado más de un estado, sino porque hay conexiones que ponen en contacto, más de un ordenamiento, que tienen que ser independientes. Con independientes no quiere decir que sean estatales, sino que sean ordenamientos independientes relevantes.



  1. La extranjería de los supuestos


La existencia de una diversidad de ordenamientos con regulaciones contradictorias y de una actividad de las personas con proyección internacional configuran una particular categoría jurídica de supuestos: los del tráfico externo, que constituyen el objeto o la materia regulada por las normas de Derecho internacional privado. Esto es, aquellos supuestos de la vida jurídica que transcienden de la esfera personal y espacial de un determinado ordenamiento y están conectados con uno o varios ordenamientos extranjeros. Una conexión que se establece por la presencia en estos supuestos de uno o más elementos de extranjería. Mientras los, de trafico interno, no sólo se crean sino que agotan sus efectos jurídicos dentro de la esfera de un único ordenamiento y todos sus elementos están conectados con éste.


  1. Las relaciones de tráfico externo


Para precisar la noción de tráfico jurídico externo es conveniente considerar tres extremos. En primer lugar, respecto al elemento de extranjería, que la conexión del supuesto con un ordenamiento extranjero puede producirse bien en atención a las personas que intervienen, bien por el objeto de la relación o el lugar donde se produce el hecho o se establece la relación.
En segundo término, el tiempo puede modificar la naturaleza de una relación. Pues aun cuando el elemento de extranjería no esté presente en el momento en que se establece, puede surgir en un momento posterior.

Ejemplo: Dos españoles, celebran su matrimonio en España y aquí fijan su residencia habitual. Pero puede ocurrir que trasladen dos años más tarde su residencia habitual a Argentina, donde fallecen dejando una herencia con bienes inmuebles en este país. Si sus herederos litigan ante un Tribunal español sobre cuál era el régimen económico de dicho matrimonio en atención al traslado de su residencia habitual a Argentina, estaremos ante un supuesto de tráfico externo.
Por último, respecto a los supuestos de tráfico externo conviene tener presente dos características. El grado de “internacionalidad” de la relación, que puede ser menor o mayor si en ello sólo esta presente una única circunstancia o elemento de extranjería o, varios elementos. Lo que ha llevado a un sector de la doctrina a sostener que, en el primer caso, el único elemento de extranjería presente en la relación debe ser “relevante” en atención a la materia objeto de la misma para que el supuesto pueda ser calificado como de “tráfico externo”.

De otro lado, la intensidad de estas relaciones, dado que pueden ser solo ocasionales o duraderas.


Lección 2ª.- Contenido del Derecho Internacional Privado:


  1. Contenido del Derecho Internacional Privado:


El análisis de las situaciones privadas internacionales en el Derecho Internacional Privado español debe responder sintéticamente a tres grandes cuestiones:


  • ¿Son competentes los órganos jurisdiccionales u otras autoridades públicas españolas para entrar a conocer del fondo del problema jurídico planteado en torno a una situación privada internacional?.

  • Si la respuesta es afirmativa, ¿qué Derecho es aplicable?.

  • ¿Cuáles son los efectos que producen en España los actos y decisiones extranjeras relativas a situaciones privadas internacionales?.


De estas tres cuestiones podemos decir que el DIP está compuesto por tres sectores que dan respuesta a tales interrogantes:


  • La competencia judicial internacional.

  • Derecho aplicable a las situaciones privadas internacionales.

  • Validez extraterritorial de actos y decisiones extranjeras.



Cabe destacar que esta concepción tripartita del contenido del DIP, la intermedia, procede de los países anglosajones, y que se está imponiendo tanto a la amplia como a la estricta, siendo la existente ahora en España.
Esos tres sectores del DIP presentan relaciones recíprocas de naturaleza lógico-jurídica, por ello, es una tesis con un alto grado de coherencia científica.


  1. Competencia judicial internacional (Conflicto de Jurisdicciones):


Es la primera cuestión a responder, y se trata de determinar si los órganos jurisdiccionales y demás Autoridades de un Estado son competentes para conocer de un asunto relativo a una situación privada internacional.
Es decir, que Tribunales son competentes, ya que tanto 0 como más de 1 Tribunales de distintos países pueden ser competentes.
Este conflicto de Jurisdicciones es un concepto gráfico, ya que es muy claro (2 jurisdicciones “pelean”), pero también es equívoco, porque es falso, ya que no hay tal pelea puesto que los Tribunales se dan un volumen de competencias.
Además diremos que es un concepto “reduccionista” puesto que hay cuestiones que no entran en el conflicto de jurisdicciones, ya que tal y como dijo el profesor, este conflicto incluye: determinación de la jurisdicción competente (qué tribunal es competente) + proceso con elemento de extranjería (por lo tanto, también incluye la “extranjería procesal”) + reconocimiento de resoluciones extranjeras.


  1. Derecho aplicable a las situaciones privadas internacionales (Conflicto de Leyes):


Tiene como objetivo determinar el régimen jurídico sustancial o de fondo de las situaciones privadas internacionales, teniéndose aquí que distinguir los casos de “falsos conflictos de Leyes” y los casos de “inexistencia de conflictos de Leyes”:


  1. Falsos conflictos: se da este caso cuando los Derechos estatales vinculados con la relación privada internacional tienen el mismo contenido, o uno muy semejante, etc, o, en todo caso, aunque sean diferentes en abstracto, conducen a una misma solución jurídica del caso concreto, y por tanto, en apariencia, es indiferente que se aplique un Derecho estatal u otro.


En todo caso, a pesar de la semejanza, siempre hay que determinar cuál de las leyes es considerada la “Ley aplicable”.


  1. Inexistencia de conflictos: caso se produce cuando una de las Leyes estatales vinculadas al supuesto presenta vocación de aplicación, pero la otra Ley no tiene dicha “voluntad de aplicación”... también es necesario precisar la Ley aplicable.




  1. Eficacia extraterritorial de actos y decisiones extranjeras:


Se trata de determinar los efectos que en España pueden desplegar los actos y decisiones extranjeras relativas a situaciones privadas internacionales.



  • Eso sería el contenido del DIP para la concepción INTERMEDIA (la nuestra), pero aún así cabe diferenciarla de las otras dos:



* Amplia = Conflicto de leyes, Conflicto de Jurisdicciones, Nacionalidad y Extranjería.

* Intermedia = 2 de los 3 sectores.

* Estricta = 1 sólo de los 3 sectores.



  1. Concepción amplia:


Defendida por la doctrina francesa y parte de la española, vigente anteriormente en España, pero que más tarde pasó a ser la INTERMEDIA.
Según está concepción, los sectores del contenido del DIP serían:


  • Derecho aplicable.

  • Derecho de extranjería.

  • Derecho de Nacionalidad.

  • Competencia judicial internacional.

  • Efectos de las decisiones extranjeras.




  • Profesor  Para esta concepción, todas aquellas cuestiones que presentan un elemento de extranjería son objeto de estudio del DIP.


Destacan dos argumentos para su defensa:
1º- Que así se ofrecía una respuesta de conjunto a todas las situaciones jurídicas internacionales, públicas o privadas, que afectan a la persona.
2º- Las cuatro materias tienen un mismo origen remoto: la división del mundo en estados soberanos y la existencia de relaciones internacionales que afectan al individuo.
Sin embargo esta concepción es rechazable porque engloba materias heterogéneas, que parten de principios distintos y que defienden valores diferentes, haciendo del DIP una extraña e incoherente mezcla de Derecho Público y Derecho Privado.



  1. Concepción estricta:


Es aquella para la que el contenido del DIP engloba uno sólo de esos tres sectores.
Un ejemplo es Alemania y, antaño, Italia, según los cuales el DIP abarca sólo los Conflictos de Leyes.
Hoy está siendo superada en Alemania porque no responde a los tres interrogantes que plantean las situaciones privadas internacionales.



  • En España predominó la concepción AMPLIA, incluyendo el Derecho de nacionalidad y extranjería, porque era el elemento de extranjería en las personas, pero a finales de los 80 acaba desapareciendo, ya que el objeto del DIP no es todo aquello que presente un elemento de extranjería, sino aquellas situaciones que afecten a más de un ordenamiento jurídico independiente y que las partes estén en situación de IGUALDAD, y como la nacionalidad y la extranjería no hay tal igualdad, al ser una relación entre Estado y particular, se elimina, pasando a ser una concepción INTERMEDIA la predominante en España.


Por ello no todo lo que presente un elemento de extranjería va a regularse por el Derecho Español.
Eso sí, mucho cuidado porque la exclusión del Derecho de la nacionalidad y Derecho de extranjería NO es RADICAL, ya que se respeta como contenido del DIP en 2 casos:


  • Situaciones traumáticas de nacionalidad: “doble nacionalidad” y “apatrídia”.

  • Extranjería procesal (recogida en el conflicto de jurisdicciones).




  1. Relaciones entre los diversos sectores comprendidos en el mismo:


Podemos diferenciar dos tipos de relaciones:

  1. Verticales: es la relación de cada uno de los sectores con la totalidad del DIP... es decir, ¿qué sector es el más relevante en relación con el todo?:


Históricamente fue:

1º- Derecho de extranjería.

2º- El Conflicto de Leyes.

3º- Hoy, es el Conflicto de Jurisdicciones.
Cabe destacar las siguientes relaciones:



  1. Derecho Internacional Privado y Derecho de la nacionalidad:


El derecho de la nacionalidad no forma parte del DIP, y para afirmar esto tenemos los siguientes argumentos:
a.-el Derecho de la nacionalidad regula situaciones internacionales, pero no privadas. Tales normas se ocupan de relaciones jurídicas entre el estado y el sujeto particular, por lo que podemos concluir que el Derecho de la nacionalidad es Derecho público, con independencia de su ubicación dentro o fuera de un código civil.
b.-Aunque la nacionalidad sea un punto de conexión de ciertas normas de conflicto de nuestro DIP, la nacionalidad se trata de un concepto forjado en el seno de otra rama jurídica diferente. Por lo tanto, hay una relación accidental del DIP con el Derecho de la nacionalidad.
c.-El Derecho de la nacionalidad presenta caracteres, instrumentos, etcétera, propios, que aconsejan su configuración como una disciplina jurídica independiente del DIP.



  1. Derecho Internacional Privado y Derecho de extranjería:


Tampoco forma parte del contenido del Derecho internacional privado pues regula relaciones jurídicas verticales (entre el estado y el sujeto extranjero particular). Por lo tanto, es parte del Derecho público, además:


  • situaciones como la admisión, enterada, etcétera, son relaciones jurídicas objeto del derecho administrativo.




  • las normas sobre goce y ejercicio de derechos públicos y políticos se aplican a relaciones jurídicas verticales entre el estado y los particulares extranjeros.




  • las normas sobre goce de derechos civiles y laborales de los extranjeros en España, son también relaciones de carácter público.



  1. Horizontales: es la relación de cada sector con el resto de sectores. Desde un punto de vista lógico, primero ha de plantearse que Tribunal es el competente, y lo segundo la Ley aplicable, ya que tal viene determinada por el Tribunal que conocerá del caso, lo cual puede tener en la práctica ciertas ventajas, puesto que en un determinado caso quizá nos convenga más que sean competentes determinados Tribunales de un lugar, y no los del otro, porque las leyes que aplican tales nos proporcionen una compensación económica superior a la indemnización determinada por las leyes del otro tribunal.

LECCIÓN 3.- CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL SISTEMA ESPAÑOL DE DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO.


  1. Justificación de la existencia de un sistema estatal de Derecho internacional privado.


A la pregunta de si es necesario contar con un sistema de DIPr, la respuesta en todo caso debería de ser positiva. No obstante, no existe ninguna norma de DIP que obligue a los estados a contar con un modelo.

Ha de ser el propio legislador estatal quien considere necesaria la regulación de un modelo de DIPr para dar soluciones a situaciones que presentan elementos de extranjeria. En base a esos elementos de extranjeria, el derecho regulador de dichas situaciones ha de ser distinto al resto, creando un modelo de DIPr.
La mayoría de ordenamientos incorpora modelos, aunque no es obligatorio que dispongan de ellos, si se hace muy necesario para poder dar repuestas a situaciones que con el ámbito interno no la tendrían.

El incremento cualitativo y cuantitativo de las situaciones objeto de DIPr se debe a varios factores:

  1. Incremento de los movimientos internacionales de trabajadores. Las corrientes migratorias por causas económicas y laborales han cristalizado en la formación de núcleos de trabajadores extranjeros procedentes de los psíses en vías de desarrollo que despliegan su actividad y su vida en Estados del “primer mundo”.




  1. Desplazamientos derivados de la sociedad del ocio. Fenómenos derivados de la sociedad del ocio y la cultura, no solo el turismo, culmina con el traslado de personas a Estados receptores de turismo.




  1. Globalización de la Economía. La apertura de mercados internacionales y la integración de mercados hacen posible la libre circulación de mercancías y la libre prestación de servicios en contextos supranacionales. Ello potencia la contratación entre empresas y personas de diferentes estados. Consideran también las multinacionales.


La forma más fácil de contar con un sistema de DIPr, sería armonizar la normativa, aunque, doctrinalmente hay justificaciones a favor y en contra.



  1. Límites a la formulación positiva del sistema de Derecho internacional privado


Una vez que el legislador decide incorporar un sistema de DIPr, podría atribuir a sus órganos jurisdiccionales y autoridades públicas el conocimiento de todas las cuestiones dereivadas de cualquier situación privada internacional. Sin embargo, dicha postura sería poco realista, puesto que ha de dar respuesta a los límites, basados en el objeto por ser situaciones con elementos internacionales, y por formar parte del ordenamiento español:


  • Limites del propio sistema estatal; los principios constitucionales que influyen en todo el ordenamiento jurídico, y también en el DIPr. Entre esos valores destacan:

    • Tutela judicial efectiva. Que se plama en:

      • Asegurar el acceso a la justicia de todos

      • Diseñar un modelo de competencia judicial internancional que atribuya a los tribunales un modelo suficientemente amplio para que los españoles litiguen siempre ante tribunales españoles. Conocido como Principium non interventionis, la competencia judicial internacional de los tribunales españoles no debe extenderse a casos que carezcan de vinculación o contacto con España.

      • El sistema español de competencia judicial internacional debe acoger el llamado Principium effectivitatis; los tribunales de un país no deben declararse competentes cuando la sentencia que dicten no es susceptible de ejecución en el país donde verdaderamente interesa tal ejecución.

    • Principio de juez predeterminado




  • En los litigios patrimoniales, una excesiva expansión de competencia judicial internacional desincentiva el comercio internacional.




  • Límite relacionado con la defensa de los DDFF.




  • Límite vinculado al DIP. Y aunque no existe ninguna norma que obligue a tener un modelo de DIPr, no significa que el DIP no influya en el sistema. Así tenemos los ejemplos de:

    • Principio de inmunidad de jurisdicción (art. 21 LOPJ); los órganos jurisddiconales de un Estado no pueden conocer de un litigio en el que sean demandados por un particular, un Estado extranjero o alguno de sus órganos, así como otros entes internacionales que gozan de tal inmunidad.

    • Principio de inmunidad de ejecución; los tribunales de un Estado no pueden adoptar medidas de ejecución contra dichos sujetos.




  • Límite vínculado a la efectividad. Todo el modelo ha de estar relacionaldo al principio de la conexión racional. Las normas de DIPr han de ser lógicas, racionales, para que se den situaciones normales, evitando que se de un “fuero exhorbitante”, es decir, que se actua más allá de lo normal


Existen dos métodos para limitar la competencia judicial internacional en esta línea:

    1. Reparto de la competencia judicial internacional por convenios internacionales. Determinados convenios internacionales fijan limites objetivos a la competencia internacional de los órganos jurisdiccionales y autoridades públicas de los Estados partes.

    2. Limitaciones impuestas por el propio legislador estatal. Se trata de autolimitar la competencia judicial internacional de sus órganos jurisdiccionales, sin necesidad de acuerdo con otros estados.



CARACTERÍSTICAS DEL MODELO ESPAÑOL DE DIPr
Es esquemático y arcaico; el modelo de DIPr español esta en los arts. 9-12 del Cc. Dedica solo 4 artículos a todos los problemas que sobre esta materia se susciten, por ello es esquemático. Y es arcaico porque se basa en el modelo estatutario2, doctrina del s.XII. Dicho sistema comienza a quebrarse con el aumento del comercio, puesto que las personas comienzan a mantener un derecho personal, es decir, del lugar de donde procedían, as,i pues, tiene un carácter extraterritorial.

Con el paso del tiempo acabó formandose también un Estatuto formal y real (art. 10 y 11 Cc).
En España, tras la dictadura comienzan situaciones de comercio externo. Al mismo ritmo van aparareciendo un conjunto de normas de diferente origen y naturalea que incluirán preceptos de DIPr (ley cambiaria y del cheque, arbitraje, patentes y marcas, LPJM).

Estas leyes provocan que se aumente la sistematicidad del modelo, en cuanto a la forma y en cuanto al modo.

Junto con este fenómeno, se produce por otro lado la adopción de convenios internacionales ya sean bilatelares o multilaterales.
Y se produce un elemento adicional, que es la entrada de España en la UE, que implica que nosotros vamos a hacer nuestros una serie de textos institucionales a la vez que internacionales, que condicionan al legislador e incluso se solapan con los convenios internacionales o las leyes internas.
En conclusión, tenemos una pluralidad de textos, en épocas y momentos distintos que provocan incoherencias y contradicciones dentro del sistema de DIPr.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Lección 1ª. Presupuestos y objeto del derecho internacional privado iconSistema de fuentes del derecho internacional privado
«unificación» del Derecho internacional privado. Es importante apuntar que los trabajos codificadores comenzaron en América antes...

Lección 1ª. Presupuestos y objeto del derecho internacional privado iconTema 1: objeto, contenido y fuentes del derecho internacional privado

Lección 1ª. Presupuestos y objeto del derecho internacional privado iconEl derecho internacional privado es el conjunto de normas jurídicas...

Lección 1ª. Presupuestos y objeto del derecho internacional privado iconFuentes del Derecho internacional privado

Lección 1ª. Presupuestos y objeto del derecho internacional privado iconExpedir la siguiente codificación y recopilación del régimen de derecho internacional privado

Lección 1ª. Presupuestos y objeto del derecho internacional privado iconPlanteamiento del problema del Derecho Internacional Privado

Lección 1ª. Presupuestos y objeto del derecho internacional privado iconDerecho internacional privado derecho-unam-sua alumna: quiroz ramón rosa alba

Lección 1ª. Presupuestos y objeto del derecho internacional privado iconDerecho internacional privado derecho-unam. Sua alumna: quiroz ramón rosa alba

Lección 1ª. Presupuestos y objeto del derecho internacional privado iconDerecho internacional privado

Lección 1ª. Presupuestos y objeto del derecho internacional privado iconDerecho internacional privado






© 2015
contactos
ley.exam-10.com