Lección el derecho penal y su posición en el ordenamiento jurídico






descargar 334.05 Kb.
títuloLección el derecho penal y su posición en el ordenamiento jurídico
página6/8
fecha de publicación30.05.2015
tamaño334.05 Kb.
tipoLección
ley.exam-10.com > Derecho > Lección
1   2   3   4   5   6   7   8
PARTICIPACIÓN CÓMPLICE -1 -2 . -3

Reglas de determinación de la pena atendiendo a las circunstancias agravantes y atenuantes,
21, son circunstancias atenuantes:
1.ª Las causas expresadas en el artículo anterior, cuando no concurrieren todos los requisitos necesarios para eximir de responsabilidad en sus respectivos casos.
2.ª La de actuar el culpable a causa de su grave adicción mencionadas en el artículo 2º. del artículo anterior.
3.ª La de obrar por causas o estímulos tan poderosos que hayan producido arrebato, obcecación u otro estado pasional de entidad semejante.
4.ª La de haber procedido el culpable, antes de conocer que el procedimiento judicial se dirige contra él, a confesar la infracción a las autoridades.
5.ª La de haber procedido el culpable a reparar el daño ocasionado a la víctima, o disminuir sus efectos, en cualquier momento del procedimiento y con anterioridad a la celebración del acto judicial oral.
6.ª Cualquier otra circunstancia de análoga significación que las anteriores.


22, son circunstancias agravantes:
1.ª Ejecutar el hecho con alevosía. Hay alevosía cuando el culpable comete cualquiera de los delitos contra las personas empleando en la ejecución medios, modos o formas que tiendan directa o especialmente a asegurarla, sin el riesgo que para su persona pudiera proceder de la defensa por parte del ofendido.
2.ª Ejecutar el hecho mediante disfraz, con abuso de superioridad o aprovechando las circunstancias de lugar, tiempo o auxilio de otras personas que debiliten la defensa del ofendido o faciliten la impunidad del delincuente.
3.ª Ejecutar el hecho mediante precio, recompensa o promesa.
4.ª Cometer el delito por motivos racistas, antisemitas u otra clase de discriminación referente a la ideología, religión o creencias de la víctima, la etnia, raza o nación a la que pertenezca, su sexo u orientación sexual, o la enfermedad o minusvalía que padezca.
5.ª Aumentar deliberada e inhumanamente el sufrimiento de la víctima, causando a ésta padecimientos innecesarios para la ejecución del delito.
6.ª Obrar con abuso de confianza.
7.ª Prevalerse del carácter público que tenga el culpable.
8.ª Ser reincidente. Hay reincidencia cuando, al delinquir, el culpable haya sido condenado ejecutoriamente por un delito comprendido en el mismo título de este Código, siempre que sea de la misma naturaleza. A los efectos de este número no se computarán los antecedentes penales cancelados o que debieran serlo.


23, es circunstancia que puede atenuar o agravar la responsabilidad según la naturaleza, los motivos y los efectos del delito, ser el agraviado cónyuge o persona a quien se halle ligado de forma estable por análoga relación de afectividad, ascendiente, descendiente o hermano por naturaleza, por adopción o afinidad en los mismos grados del ofensor.

1.- Que en el hecho no concurran ni agravantes, ni atenuantes, conforme al artículo 66.1, en la aplicación de la pena, los Jueces y Tribunales observarán, según haya o no circunstancias atenuantes o agravantes, las siguientes reglas: 1. Cuando no concurrieren circunstancias atenuantes ni agravantes o cuando concurran unas y otras, los Jueces o Tribunales individualizarán la pena imponiendo la señalada por la Ley en la extensión adecuada a las circunstancias personales del delincuente y a la mayor o menor gravedad del hecho, razonándolo en la sentencia, el juez impondrá la pena que estime adecuada teniendo en cuenta circunstancias personales del delincuente (culpabilidad) y del hecho (antijuridicidad).
2.- Que concurran sólo atenuantes, dentro de este supuesto, tenemos a su vez, varias posibilidades:
- que concurra una sola atenuante normal, conforme al 66.2, cuando concurra sólo alguna circunstancia atenuante, los Jueces o Tribunales no podrán rebasar en la aplicación de la pena la mitad inferior de la que fije la Ley penal para el delito, se impondrá la pena en su mitad inferior.
- que concurra más de una atenuante normal o bien una sola muy cualificada, el juez o tribunal podrá rebajar la pena en 1 ó 2 grados atendiendo a la gravedad de las circunstancias.
- que concurra la atenuante del artículo 21.1, son circunstancias atenuantes:1.ª Las causas expresadas en el artículo anterior, cuando no concurrieren todos los requisitos necesarios para eximir de responsabilidad en sus respectivos casos, es lo que se conoce como eximente incompleta, incluso aunque concurran agravantes el juez podrá rebajar la pena en 1 ó 2 grados.
3.- Que concurran sólo agravantes, artículo 66.3, cuando concurran una o varias circunstancias agravantes, los Jueces o Tribunales impondrán la pena en la mitad superior de la establecida por la Ley, concurran las que concurran se impondrá la pena en su mitad superior.
4.- Que concurran atenuantes y agravantes (salvo el caso del 21.1) la regla es la misma que cuando no concurren ni unas ni otras, el juez puede imponer la pena en toda su extensión, 61.1, Cuando no concurrieren circunstancias atenuantes ni agravantes o cuando concurran unas y otras, los Jueces o Tribunales individualizarán la pena imponiendo la señalada por la Ley en la extensión adecuada a las circunstancias personales del delincuente y a la mayor o menor gravedad del hecho, razonándolo en la sentencia.
En el caso de que el que cometa el delito sea menor de 21 años, es decir se halle entre 18 y 21, se le pueden aplicar las reglas de la ley del menor.

LECCIÓN 12. INSTITUCINES INDIVIDUALIZADORAS Y SUSTITUTIVOS DE LAS PENAS PRIVATIVAS DE LIBERTAD

Las penas privativas de libertad conforme a la constitución, deben estar reorientadas a la resocialización. Las penas privativas de libertad y especialmente la pena de prisión del condenado puede en ocasiones por su naturaleza dificultar la resocialización del condenado y esto tanto cuando la pena es excesivamente larga (produce efectos irreversibles en la personalidad del penado, por esta razón en nuestro país está limitado el tiempo máximo de la pena a 20 años, excepcionalmente 30, existen autores que consideran que penas superiores a éstas serían contrarias a la constitución y al principio de resocialización) como cuando son excesivamente cortas por dos razones, en primer lugar porque en un tiempo demasiado breve no se puede seguir un programa resocializador, porque no hay tiempo para un tratamiento, pero en segundo lugar cuando se entra en la cárcel si hay tiempo para la desocialización y para entrar en contacto con lo peor de la cárcel. Por esto le pena de prisión tiene una duración mínima de 6 meses y la pena de arresto de fin de semana por su propia ejecución puede favorecer la resocialización, porque no sólo no interrumpe la vida cotidiana sino que el tiempo que pasa en la cárcel está aislado en su celda.
Además de estos límites por arriba y por abajo existen sustitutivos a las penas de privación de libertad que inspiradas en razones de prevención especial tratan de evitar los inconvenientes de las penas demasiado largas o demasiado cortas, de esta forma tenemos:


  1. Suspensión de la ejecución de le pena privativa de libertad.

  2. Sustitución de la pena privativa de libertad.


Estas dos primeras tratan de evitar los malos efectos de las penas cortas.


  1. Libertad condicional, esta última trata de evitar los malos efectos de las penas largas.


Estas 3 instituciones están recogidas en el capítulo III del título III, libro1º, artículos 80 y siguientes,
80, 1. Los Jueces o Tribunales podrán dejar en suspenso la ejecución de la penas privativas de libertad inferiores a dos años mediante resolución motivada, atendiendo fundamentalmente a la peligrosidad criminal del sujeto.
2. El plazo de suspensión será de dos a cinco años para las penas privativas de libertad inferiores a dos años, y de tres meses a un año para las penas leves y se fijará por los Jueces o Tribunales, previa audiencia de las partes, atendidas las circunstancias personales del delincuente, las características del hecho y la duración de la pena.
3. La suspensión de la ejecución de la pena no será extensiva a la responsabilidad civil derivada del delito o falta penados.
4. Los Jueces y tribunales sentenciadores podrán otorgar la suspensión de cualquier pena impuesta sin ejecución a requisito alguno en el caso de que el penado esté aquejado de una enfermedad muy grave con padecimientos incurables, salvo que en el momento de la comisión del delito tuviera ya otra pena suspendida por el mismo motivo.
SUSPENSIÓN DE LA EJECUCIÓN DE PENAS PRIVATIVAS DE LIBERTAD

Equivale esta figura a la llamada antes remisión condicional de la pena, supone que se suspende de alguna forma la ejecución de la pena privativa de libertad durante un plazo de tiempo en el que el delincuente está a prueba. Esta figura es muy típica del derecho comparado, donde existen dos sistemas:
- sistema franco- belga o sistema "sursis", el hecho delictivo es enjuiciado, se acredita la culpabilidad del autor y se fija la pena en la sentencia, una vez fijada se suspende la ejecución durante un tiempo a prueba, pero se mantienen los antecedentes penales del delincuente.
-. Sistema anglosajón o sistema "probation" se diferencia del anterior en que aquí en el proceso sólo hay declaración de culpabilidad pero no llega a dictarse sentencia, si tras el periodo de prueba, no se ha cometido ningún delito no llega nunca a dictarse sentencia, no hay antecedentes penales, es como si el hecho no se hubiera producido. Durante el periodo de prueba se fijan una serie de reglas de conducta y se le somete a tutela de otro.
El código penal español del 95' es un híbrido que combina ambos sistemas, con la base del belga se complementa el anglosajón, así, en nuestro sistema:
- se dicta sentencia donde se impone la pena y se suspende la ejecución.
-. el hecho se inscribirá en el registro central de penados y rebeldes pero en una sección especial separada, artículo 82, si el juez o tribunal acordara la suspensión de la ejecución de la pena, la inscripción de la pena suspendida se llevará a cabo en una sección especial, separada y reservada de dicho Registro, a la que sólo podrán pedir antecedentes los Jueces o Tribunales.
-. se establece la posibilidad de imponer al condenado reglas de conducta durante la suspensión, artículo 83, la suspensión de la ejecución de la pena quedará siempre condicionada a que el reo delinca en el plazo fijado por el Juez o Tribunal conforme al artículo 80.2 de este Código. En el caso de que la pena suspendida fuese de prisión, el Juez o Tribunal sentenciador, si lo estima necesario, podrá también condicionar la suspensión al cumplimiento de las obligaciones o deberes que le haya fijado entre las siguientes:

1. Prohibición de acudir a determinados lugares.

1.1. Prohibición de aproximarse a la víctima, o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o el tribunal, o de comunicarse con ellos.

1.2. Prohibición de ausentarse sin autorización del juez o tribunal donde resida.

1.3. Comparecer personalmente ente el Juzgado o Tribunal, o servicio de la Administración que éstos señalen, para informar de sus actividades y justificarlas.

1.4. Participar en programas formativos, laborales, culturales, de educación vial, sexual y otros similares.

1.5 cumplir los demás deberes que el Juez o Tribunal estime convenientes para la rehabilitación social del penado, previa conformidad de éste, siempre que no atenten contra su dignidad como persona.
-. si pasado el plazo de la ejecución no ha habido delitos, se cancela esta anotación en el registro como si no hubiera existido.


Penas susceptibles de suspensión, requisitos, 80.1, Los Jueces o Tribunales podrán dejar en suspenso la ejecución de la penas privativas de libertad inferiores a dos años mediante resolución motivada, atendiendo fundamentalmente a la peligrosidad criminal del sujeto, de este artículo se deduce que:
- cualquier pena privativa de libertad inferior a 2 años, incluye prisión, arresto domiciliario de fin de semana.
- excepcionalmente se pueden suspender penas de hasta 3 años.
- puede suspenderse cualquier pena privativa de libertad sin sujeción a requisito alguno cuando el penado esté aquejado de una enfermedad grave, incurable salvo que cuando cometió el delito estuviera afectado de otra pena por un mismo delito.
- el plazo será de 2 a 5 años para penas inferiores a 1 año y de 3 meses a 1 año para penas leves (faltas).
- requisitos para este beneficio, artículo 81, serán condiciones necesarias para dejar en suspenso la ejecución de la pena, las siguientes:
1.ª Que el condenado haya delinquido por primera vez. A tal efecto no se tendrán en cuenta las anteriores condenas por delitos imprudentes ni los antecedentes penales que hayan sido cancelados, o debieran serlo, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 136 de este código.
2.ª Que la pena impuesta, o la suma de las penas en una misma sentencia, no sea superior a los dos años de privación de libertad.
3.ª Que se hayan satisfecho las responsabilidades civiles que se hubieran originado, salvo que el Juez o Tribunal sentenciador, después de oír a los interesados y al Ministerio Fiscal, declare la imposibilidad total o parcial de que el condenado haga frente a las mismas.
1.- Atendiendo a la peligrosidad criminal del autor.
2.- Que el condenado haya delinquido por primera vez, pero expresamente se deja fuera de este requisito a los imprudentes y a los que hayan sido cancelados en el registro. No se dice nada de si puede aplicarse suspensión si ha cometido falta, con lo cual si ha cometido una falta puede ser afectado de falta, pero si es un delito no se podrá beneficiar de suspensión.
3.- Que la pena impuesta o la suma de las penas impuestas no sea superior a 2 años.
4.- Que se haya satisfecho las responsabilidades civiles derivadas de delito, salvo que el juez o tribunal acredite que el condenado no puede hacerse frente económicamente a las mismas.
5.- En los delitos perseguibles a instancia de parte es necesario también haber oído al ofendido o a su representante.
Además de estos requisitos generales en el artículo 83 se prevén una serie de obligaciones o deberes que puede el juez imponer al condenado aunque en este caso sólo para suspender una pena de prisión privativa de libertad, no para otras penas.

Incumplimiento de la Suspensión, puede consistir en dos cosas diferentes:
- que el sujeto delinca durante el plazo de suspensión, conforme al artículo,
84.
1, Si el sujeto delinquiera durante el plazo de suspensión fijado, el Juez o Tribunal revocará la suspensión de la ejecución de la pena.
2. Si el sujeto infringiera durante el plazo de suspensión las obligaciones o deberes impuestos, el Juez o Tribunal podrá, previa audiencia de las partes, según los casos:
a) sustituir la regla de conducta impuesta por otra distinta.

b) prorrogar el plazo de suspensión, sin que en ningún caso pueda exceder de cinco años.

c) revocar la suspensión de la ejecución de la pena, si el incumplimiento fuera reiterado.
se revoca la suspensión, por tanto se ejecutará la pena, además de juzgársele por el nuevo delito que cometa.
- también puede suceder que el sujeto no delinca pero se incumplan las obligaciones o deberes impuestos por el juez, en este caso el juez podrá tomar cualquiera de estas 3 medidas: sustituir la regla de conducta por otra; prorrogar el plazo de suspensión pero nunca más de cinco años de suspensión; revocar la suspensión pero esta última posibilidad sólo si el incumplimiento es reiterado.
Si la suspensión se revoca, ello produce efectos, en primer lugar se ejecuta la pena y en segundo lugar se inscribe la pena en el registro central de penados y rebeldes.
Supuesto especial de suspensión es el del artículo 87,
1. Aun cuando no concurran las condiciones 1ª y 2ª previstas en el artículo 81, el Juez o Tribunal, con audiencia de las partes, podrá acordar la suspensión de la ejecución de las penas privativas de libertad no superiores a tres años de los penados que hubieses cometido hecho delictivo a causa de su dependencia de las sustancias señaladas en el número 2º del artículo 20, siempre que se den las siguientes circunstancias:
1ª. Que se certifique suficientemente, por centro o servicio público o privado debidamente acreditado u homologado que el condenado se encuentra deshabituado o sometido a tratamiento para tal fin en el momento de decidir sobre la suspensión.
2ª. Que no se trate de reos habituales.
Artículo 20.2, están exentos de responsabilidad criminal: el que al tiempo de cometer la infracción penal se halle en estado de desintoxicación plena por el consumo de bebidas alcohólicas, drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas u otras que produzcan efectos análogos, siempre que no haya sido buscada con el propósito de cometerla o no se hubiese previsto o debido prever su comisión, o se halle bajo la influencia de un síndrome de abstinencia, a causa de su dependencia de tales sustancias, que le impida comprender la ilicitud del hecho conforme a esa comprensión.
Este artículo recoge delitos cometidos por la dependencia de las sustancias recogidas en el artículo 20.2, drogas, alcohol, en este caso se permite una suspensión de penas privativas de libertad hasta 3 años, el periodo de suspensión a prueba es de 3 a 5 años, en este caso además no se exige el requisito del artículo 81.1 de que sea el primer delito, los requisitos para conceder la suspensión son los siguientes, según el 87.1:
- tiene que quedar acreditado que el sujeto ya está deshabituado de las drogas o que está en tratamiento de rehabilitación, en este caso es requisito que el sujeto no lo abandone.
- también establece este artículo que no se trate de reos habituales, artículo 94, a los efectos previstos en las secciones 1ª y 2ª de este capítulo se consideran reos habituales los que hubieren cometido tres o más delitos de los comprendidos en un mismo capítulo, en un plazo no superior a cinco años, y hayan sido condenados por ello.
Si el reo es meramente reincidente, pero no habitual podrá concedérsele la suspensión pero el juez o tribunal deberá valorar la conveniencia de concederla atendidas las circunstancias de hecho y autor.
El juez revocará la sustitución si el penado incumple cualquiera de las condiciones establecidas, artículo 87.5, el juez o tribunal revocará la suspensión de la ejecución de la pena si el penado incumpliere cualquiera de las condiciones establecidas. Transcurrido el plazo de suspensión sin haber delinquido el sujeto, el juez o tribunal acordará la remisión de la pena si se ha acreditado la deshabituación o la continuidad del tratamiento del reo. De lo contrario, ordenará su cumplimiento, salvo que, oídos los informes correspondientes, estime necesaria la continuación del tratamiento; en tal caso podrá conceder razonadamente una prórroga del plazo de suspensión por tiempo no superior a dos años. Una vez cumplido el plazo, sin delinquir, el juez remitirá la pena.

SUSTITUCIÓN DE LAS PENAS PRIVATIVAS DE LIBERTAD
Es una institución esta que consiste sustituir las penas cortas privativas de libertas por otras penas más adecuadas para la resocialización, puede sustituirse en primer lugar la prisión siempre que sea inferior a un año, se sustituye por la pena de arresto de fin de semana o por la pena de multa, en el primer caso cada semana de prisión se sustituye por dos fines de semana de arresto y en el caso se la multa cada día de prisión se sustituye por dos cuotas de día- multa.
Los requisitos para la sustitución vienen enumerados en el artículo 88, los Jueces o Tribunales podrán sustituir, previa audiencia de las partes, en la misma sentencia, o posteriormente en auto motivado, antes de dar inicio a su ejecución, las penas de prisión que no excedan de un año por arresto de fin de semana o multa, aunque la Ley no prevea estas penas para el delito de que se trate, cuando las circunstancias personales del reo, la naturaleza del hecho, su conducta y, en particular, el esfuerzo para reparar el daño causado así lo aconsejen, siempre que no se trate de reos habituales. Cada semana de prisión será sustituida por dos arrestos de fin de semana; y cada día de prisión será sustituido por dos cuotas de multa. En estos casos el juez o tribunal podrá además imponer al penado la observancia de una o varias obligaciones o deberes previstos en el artículo 83.
Excepcionalmente podrán los Jueces y Tribunales sustituir las penas de prisión que no excedan de dos años a los reos no habituales cuando de las circunstancias del hecho y del culpable se infiera que el cumplimiento de aquéllas habría de frustrar sus fines de

prevención y reinserción social. En estos casos, la sustitución se llevará a cabo con los mismos requisitos y en los mismos términos y módulos de conversión establecidos en el párrafo anterior.
También podrán los jueces y tribunales, previa conformidad del reo, sustituir la s penas de arresto de fines de semana por multa o trabajos en beneficio de la comunidad. En este caso, cada arresto de fin de semana será sustituido por cuatro cuotas de multa o dos jornadas de trabajo.
En el supuesto de quebrantamiento o incumplimiento en todo o en parte de la pena sustitutiva, la pena de prisión o de arresto de fin de semana inicialmente impuesta se ejecutará descontando, en su caso, la parte de tiempo que se haya cumplido, de acuerdo con las reglas de conversión respectivamente establecidas en apartados precedentes.
En ningún caso se podrán sustituir penas que sean sustitutivas de otras.
De este artículo deducimos las siguientes cuestiones:
-que sea aconsejable por las circunstancias personales del reo.
- por la naturaleza del hecho y teniendo en cuenta además la conducta del condenado y en particular el esfuerzo para reparar el daño causado.
- que no se trate de reos habituales, artículo 94.
- se admite excepcionalmente la sustitución de penas de prisión de hasta 2 años, tampoco pueden ser reos habituales y tiene que tratarse de circunstancias especialmente relevantes en las cuáles la ejecución de la pena habría de frustrar los fines de prevención y reinserción social.
- puede sustituirse también la pena de fin de semana, previa conformidad del reo, por la pena de multa o pena de trabajos en beneficio de la comunidad, en este último caso la conversión será cada arresto de fin semana se sustituye por 2 jornadas de trabajo y si es pena de multa, cada arresto de fin de semana se sustituye por 4 cuotas de multa.
- en ningún caso se pueden sustituir las penas sustituidas.
- si existe un incumplimiento total o parcial de la pena sustituida del reo tendrá que cumplir la pena inicialmente impuesta (pena sustituida) pero descontando en su caso, la pena ya cumplida y utilizando los módulos de conversión.
El artículo 53, si el condenado no satisficiere, voluntariamente o por vía de apremio, la multa impuesta, quedará sujeto a una responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no satisfechas, que podrá cumplirse en régimen de arrestos de fin de semana. También podrá el juez o tribunal, previa conformidad del penado, acordar que la responsabilidad subsidiaria se cumpla mediante trabajos en beneficio de la comunidad. En este caso, cada día de privación de libertad equivaldrá a una jornada de trabajo. Establece que puede sustituirse también la pena de responsabilidad personal subsidiaria por impago de multa y sin necesidad de conformidad del penado por arresto de fin de semana, también y previa conformidad del penado puede sustituirse por trabajos en beneficio de la comunidad, en este caso cada día de privación de libertad equivale a una jornada de trabajo.
Sustitución de las penas privativas de libertad impuestas a extranjeros, estas penas se pueden sustituir cuando el extranjero no tenga residencia legal en España. Pueden sustituirse las penas inferiores a 6 años por expulsión del territorio nacional, incluso pueden sustituirse las penas superiores a seis años pero en este caso siempre que haya cumplido las ¾ de la condena y también por expulsión del territorio español. En ambos casos debe oírse al penado. En estos casos el extranjero no puede regresar a España en un plazo de 3 a 10 años y si lo hace cumplirá las penas sustituidas, esto se deduce del artículo 89, las penas privativas de libertad inferiores a seis años impuestas a un extranjero no residente legalmente en España podrán ser sustituidas por su expulsión del territorio nacional. Igualmente, los Jueces o tribunales, a instancia del Ministerio Fiscal, podrán acordar la expulsión del territorio nacional del extranjero condenado a pena de prisión igual o superior a seis años, siempre que haya cumplido las ¾ partes de la condena. En ambos casos será necesario oír previamente al penado. El extranjero no podrá regresar a España en un plazo de tres a diez años contados desde la fecha de su expulsión, atendida la duración de la pena impuesta. Si regresare antes de dicho termino, cumplirá las penas que le hayan sido sustituidas. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, el extranjero que intentara quebrantar una decisión judicial de expulsión con prohibición expresa de regresar al territorio español y fuese sorprendido en la frontera, será expulsado por la autoridad gubernativa. Las disposiciones establecidas en los apartados anteriores no serán de aplicación a los extranjeros que hubieren sido condenados por la comisión de delitos a que se refieren los artículos 312, 318 bis, 515.6, 517 y 518 del código penal.
Por último añadir que no cabe la sustitución de la pena cuando se trate de penas que tienen que ver con delitos de inmigración ilegal, según el artículo 312.

LIBERTAD CONDICIONAL
Excarcelación del condenado a pena de prisión, clasificado en último grado y acordado por el juez de vigilancia penitenciaria y que supone el cumplimiento del resto de la condena en libertad fuera de la prisión y siempre que no delinca de nuevo. Esta regulada en el código penal en los artículos,
90, se establece la libertad condicional en las penas privativas de libertad para aquellos sentenciados en quienes concurran las circunstancias siguientes:
1ª. Que se encuentren en el tercer grado de tratamiento penitenciario.

2ª. Que hayan extinguido las ¾ partes de la condena impuesta.

3ª. Que hayan observado buena conducta, y existan respecto de los mismos un pronóstico individualizado y favorable de reinserción social, emitido por los expertos que el Juez de Vigilancia estime convenientes.
2. El juez de vigilancia al decretar la libertad condicional de los penados, podrá imponerles la observancia de una o varias de las reglas de conducta previstas en el artículo 105 del presente código.
91, excepcionalmente, cumplidas las circunstancias 1 y 3 del apartado 1 del artículo anterior, el Juez de Vigilancia Penitenciaria podrá conceder la libertad condicional a los sentenciados a penas privativas de libertad que hayan extinguido las 2/3 partes de su condena, siempre que merezcan dicho beneficio por haber desarrollado continuamente actividades laborales, culturales u ocupacionales.

92, no obstante de lo dispuesto en los artículo anteriores, los sentenciados que hubieran cumplido la edad de setenta años, o la cumplan durante la extinción de la condena, y reúnan los requisitos establecidos, excepto el haber extinguido las tres cuartas partes de aquélla, o en su caso, las dos terceras podrán obtener la concesión de la libertad condicional. El mismo criterio se explicará cuando, según informe médico, se trate de enfermos muy graves, con padecimientos incurables.

93, el período de libertad condicional durará todo el tiempo que le falte al sujeto para cumplir su condena. Si en dicho período el reo delinquiere o inobservare las reglas de conducta impuestas, el juez de vigilancia penitenciaria revocará la libertad concedida, y el penado reingresará en prisión en el periodo o grado penitenciario que corresponda, sin perjuicio del cómputo del tiempo pasado en libertad condicional.
De estos artículos, se deduce que esta institución aparece como un sustitutivo de la prisión, cuyos requisitos son, que el delincuente este clasificado en régimen abierto (último grado); que haya cumplido ya, las ¾ partes de su condena, excepcionalmente se puede aplicar también a quien ha cumplido los 2/3 de condena siempre que haya desarrollado de manera continua actividades culturales, ocupacionales. También se puede cancelar la libertad condicional, independientemente del plazo cumplido, cuando el condenado haya cumplido 70 años o los cumpla durante la ejecución de la condena, también a los enfermos muy graves con padecimientos incurables, en todos estos casos se requerirán obligatoriamente que el condenado esté en el régimen abierto y que el condenado merezca este privilegio por haber observado buena conducta y siempre que exista acerca de él un pronóstico individualizado y razonable de reinserción social, tanto el primero como éste son requisitos esenciales de la libertad condicional. Cuando se infringe la libertad condicional o no se observan las reglas de conducta que el juez, artículo 105, haya podido establecer se revoca la libertad condicional el condenado vuelve a ingresar en prisión sin perjuicio del tiempo pasado en libertad condicional.

LECCIÓN 13. LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD Y LAS CONSECUENCIAS ACCESORIAS DEL DELITO EN EL CÓDIGO PENAL
1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

Lección el derecho penal y su posición en el ordenamiento jurídico iconLeccióN 4: el ordenamiento jurídico. Estructura y caracteres

Lección el derecho penal y su posición en el ordenamiento jurídico iconLeccióN 9: los ordenamientos jurídico-administrativos de las comunidades...

Lección el derecho penal y su posición en el ordenamiento jurídico iconEl derecho a la negociación colectiva en el ordenamiento jurídico peruano

Lección el derecho penal y su posición en el ordenamiento jurídico iconDerecho Objetivo. Ordenamiento jurídico y su estructura. Pirámide Jurídica

Lección el derecho penal y su posición en el ordenamiento jurídico iconDerecho de respuesta. Su evolución en el ordenamiento jurídico argentino. Jurisprudencia

Lección el derecho penal y su posición en el ordenamiento jurídico iconResumen: El estudio de la acción procesal penal constituye una obligatoriedad...

Lección el derecho penal y su posición en el ordenamiento jurídico iconLección 1 -derecho Penal

Lección el derecho penal y su posición en el ordenamiento jurídico iconLección 1 -derecho Penal

Lección el derecho penal y su posición en el ordenamiento jurídico iconLección I: introducción al derecho procesal penal

Lección el derecho penal y su posición en el ordenamiento jurídico icon“España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho,...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com