Presidente de la Tercera Sala Penal de la H. Corte Superior de Justicia de Guayaquil






descargar 275.56 Kb.
títuloPresidente de la Tercera Sala Penal de la H. Corte Superior de Justicia de Guayaquil
página4/8
fecha de publicación30.05.2015
tamaño275.56 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8

12.3.5.-Hay victimas y sujetos secundarios, que no son tan inocentes y pueden jugar un papel activo antes del proceso, dentro del proceso y fuera del proceso.
Los textos de Psicología Judicial120; de Psiquiatría Forense121; o de Crítica del testimonio122; o sobre Apreciación judicial de las pruebas123; o sobre Lógica de las Pruebas en Materia Criminal124 Han señalado advertidamente que: en efecto, antes y dentro del proceso penal pueden aparecer como víctimas, o como testigos, o como acusadores, sujetos con una actitud querulante que puede originarse en alguna SIMULACIÓN, que tenga como antecedentes las emociones (como la sorpresa, el miedo, la cólera, la tristeza.); y las pasiones (amor, la simpatía los celos, el odio, la venganza); que puede originarse en la fértil IMAGINACIÓN del denunciante que pueden tener por antecedentes: Ilusiones (visuales, auditivas, gustativas , táctiles, cenestésicas,etc); Las producidas por perturbaciones del proceso psíquico: Alucinaciones: Delirio (de culpa, de persecución o paranoia; de celos, por infidelidad conyugal); sugestión y hasta por enfermedad común o mentales, deficiencias o minusvalías (sordomudez, retardados mentales, ceguera, Etc.), adicciones.( al juego y rifas, embriaguez, drogadicción, ninfomanía, satiriasis, etc)
Tanto la simulación como la imaginación, están asociados en mayor o menor grado, por la condición biológica de la víctima como su edad (niños, adolescentes, adultos o ancianos); o por su sexo (hombre, mujer, u homosexual). Es determinante también las diferencias individuales de la personalidad (temperamento y carácter)
13.-Todas esos aspectos, desarrolladas, por la Criminología, Psiquatría Forense, Psicología Judicial, Victimología, Etc., tienen que tener en cuenta los operadores de Justicia, al momento de tener conocimiento de una notitia criminis, antes y durante el desarrollo del proceso penal .Hagamos algunas referencias encontradas en la ley penal, y en la ley penal procesal:



  • Desde la perspectiva de las víctimas agresoras:, En este caso es la víctima la que comete la acción reprobada por la Ley Penal, en especiales circunstancias que de no producirse, no hubiera desencadenado el actuar de la víctima-victimaria. Por ejemplo: Faltamiento a la autoridad: Art. 232; Ofensa a particular o a los letrados, o testigos, o al victimario, etc; durante diligencia: Art. 233; desacato a la autoridad: Art.234; Oposición a obras públicas por ejemplo por quienes han sido expropiados: Art.246. Estos Arts. citados son del CP en vigencia.



  • Desde las perspectivas de las aparentes victimas, estas acusan ya sea maliciosa y/o temerariamente, generalmente; delitos sexuales : – Atentados o abuso del Pudor, Estupro, Violación Acoso sexual, Abuso sexual de menores, Pornografía Infantil, Proxenetismo, Adulterio; Homosexualismo; bigamia; delitos contra la fe pública; delitos derivados de la violencia a la mujer, el niño y a la familia; arrebatamiento de los hijos; allanamiento de domicilio; delitos contra la propiedad, en especial los fraudes y las estafas; delitos contra la honra. Delitos contra la actividad judicial, delito de prevaricato (Juez, Secretario, Empleado Público o curial, del Abogado , etc)., solicitud sexual indebida a alguna mujer por funcionario público, lesiones, y hasta delitos contra la administración pública, cuando ésta es la aparente víctima, en la persecución de algún funcionario público, tal vez, en ese momento, en desgracia política..


Considero que, en estos casos, hay que discriminar y diferenciar, si la denuncia y/o la acusación deviene no comprobada; sin embargo, la notitia es propuesta por imaginación insuperable de la victima, a ésta no se le debe de calificar ni de maliciosa ni de temeraria, por la acción penal ejercida por ella; por que para calificar la malicia debe de comprobarse, del contenido de los autos, el dolo del accionante al acusar al encausado un hecho inexistente; y en el caso de la temeridad debe de estar evidente la culpa o imprudencia de la supuesta víctima en su determinación de denunciar o acusar a una persona que no tendría participación en el evento delictivo noticiado. Lo cual consideramos, que no lo hay; pues falta el elemento esencial del tipo subjetivo, del delito previsto en el Art. 494 (Injuria calumniosa judicial) del Código Penal. que es el dolo. De modo que el Juez Penal no está obligado a declarar la malicia; y considero que tampoco debe declarar la temeridad, Aquí la víctima busca el castigo real del pretenso o imaginario victimario

En el caso de la denuncia o de la acusación que se origina en la simulación de la víctima, esto es en donde aquella a titulo de dolo, ha creado artificialmente la comisión de una infracción que no existía; o la de la participación de “una persona inocente”, a sabiendas y con el ánimo de dañar, debe responder penalmente por el delito de injuria calumniosa judicial (Art. 494 del CP) ; o, aquella en que a título de culpa, de manera imprudente, e impulsiva pero sin pleno conocimiento de la inocencia del encartado, le relaciona ligeramente y de manera desaprensiva con algún delito en grado de autor, cómplice o encubridor, ese obrar culposo le hace responsable civilmente por los daños y perjuicios irrogados; Aquí la víctima busca un error grave de la justicia contra un inocente
14.-LA MALICIA Y TEMERIDAD DE LA VICTIMA CULPABLE SECUELA DE SU SIMULACION:
Entonces, el juzgador penal deberá de declarar, expresamente, al dictar el sobreseimiento definitivo125 o la sentencia absolutoria126, ejecutoriadas en los procesos penales, con los efectos de la cosa juzgada, si la conducta del accionante: sea el denunciante127, del querellante128 o acusador, o de los sucesores de la acusación particular129; que fueron aceptadas al trámite oportunamente, es maliciosa o es temeraria etc. para que puedan ejercerse las acciones130 correspondientes conforme a lo establecido131 en el CPP. Sin perjuicio de otras acciones penales que se deriven de tal absolución.
Declaración judicial expresa que es menester que exista, en el caso de la malicia, para el ejercicio de la querella penal privada132, en sede penal, ante otro distinto133 juez penal, acusando a la supuesta víctima, por el delito de injuria calumniosa judicial134.
Y en el caso de la temeridad, que sea judicialmente declarada, de manera expresa, por el Juez Penal, la denuncia o la acusación como temeraria, con sus correspondientes efectos legales, que es el pago de indemnización de daños y perjuicios135, más las costas136.
En los casos que, el denunciante temerario, además insiste por medio de su acusación particular, y persiste a lo largo del proceso en imputar una infracción a una persona inocente; o relacionarlo en su participación a algún delito inexistente, es obvio que, que puede responder tanto por la temeridad como por la malicia, esto es, en ambos sentidos,137 pues se entiende que para preparar su acusación tuvo el tiempo de meditación suficiente para abstenerse de presentarla y no lo hizo, agravando su conducta dirigiéndola con dolo.
En el caso de un acusador de buena fé, que luego de no encontrar elementos incriminatorios contra el noticiado, insiste sin embargo contra él acusación particular, y formaliza incluso su querella, para sujetar el proceso penal y al juzgador, a sabiendas de que no pudo ser él el sujeto activo del delito, responderá sólo por temeridad y no por malicia, pues el dólo debe de aparece en el momento de la presentación de la acusación particular.
15.-TRAMITE DE LA RECLAMACION DE PENALIDAD DERIVADA DE LA MALICIA DECLARADA JUDICIALMENTE.
El trámite es el procesal especial de acción privada, Título V Los Procedimientos Especiales”, Capítulo II “Procedimiento de Acción Privada”, Arts. 371 y siguientes, en concordancia con los Arts. 36 literal c) Ibidem. A su vez en concordancia con el Art. 494 del Código Penal.
16.-TRAMITE DE LA PENALIDAD DERIVADA DE OTRAS INFRACCIONES CONEXAS:
Por ejemplo, El trámite propio de los delitos de acción pública de instancia particular en el caso del delito de falsa imputación, mediante denuncia o acusación, de un delito inexistente, previsto en el Art. 294 del Código Penal.
17.-TRAMITE DE LA RECLAMACION DE INDEMNIZACIONES POR DAÑOS Y PERJUICIOS DERIVADOS DE LA TEMERIDAD.-
17.1.-En el caso de las indemnizaciones reconocidas por habérsela así calificado en el auto de sobreseimiento definitivo, obviamente en juicio de acción pública, corresponde reclamarla ante un Juez Penal distinto, dentro de la respectiva jurisdicción, en donde se la declaró expresamente. Aunque la Ley Procesal Penal no ha señalado el trámite para este reclamo de los daños y perjuicios; ni el Código de Procedimiento Civil lo ha hecho para este caso –que no tenía que hacerlo-; de modo que, a falta de procedimiento específico, no queda otro camino que seguir el trámite civil del juicio ordinario, de conformidad con lo previsto en el Art. 63 del Código de Procedimiento Civill.
17.2.-En el caso de que, se la hubiera declarado con lugar en sentencia 138 penal absolutoria debidamente ejecutoriada, dictada en un juicio de acción pública, Aunque el CPP no ha señalado, quien deba ejecutar ese mandato, sin embargo indica que debe de hacérselo en sede Penal, aunque siguiendo el “principio de ejecución”, aunque conforme a lo previsto en los Arts. 1, 62, 300, 301, 306, y 1043 del Código de Procedimiento Civil, supletorio en materia penal, debería de recurrirse al mismo juez penal que dictó la sentencia; sinembargo interpretamos que debe de hacerse ante distinto Presidente del Tribunal Penal, del que dictó la sentencia; reconociendo que la filosofía y el espíritu de la ley139, del nuevo CPP, es que el juicio por daños y perjuicios, por temeridad, o malicia y temeridad, es que lo conozca otro juzgador, “en estado de independencia”140 respecto del proceso en el que consta la calificación de malicia y/o temeridad), y el procedimiento a seguirse, sería el trámite civil del juicio verbal sumario de la liquidación de los daños y perjuicios, mandados a pagar en sentencia ejecutoriada141
17.3.- En el caso de que, tales indemnizaciones se la hubiera declarado con lugar en sentencia penal absolutoria debidamente ejecutoriada, dictada en un juicio de acción privada, el CPP en vigencia142, ha señalado, que debe de demandar los daños y perjuicios en sede Penal mismo, y será ante un juez penal distinto de aquel que dictó la sentencia.¿Cual será el trámite? La Ley actualmente no lo dice, pero como se trata de liquidación de daños y perjuicios estimamos que será el propio de los juicios civiles verbal sumario para la liquidación de daños y perjuicios.


  • Desde la perspectiva del testimonio, generalmente: Delitos de falso testimonio; Perjurio. Injuria.


Independientemente de los casos de testigos falsos o “comprados”; hay testigos que creen de buena fe en lo que les dice quien solicita sus servicios, que es generalmente una persona cercana, a quien aprecian, conocen y quieren; y se aprestan a declarar lo que el que los lleva les indica, a sabiendas de que no han presenciado nada; otras veces se dejan llevar “por la buena causa” a efectos de no dejar impune un delito que se les dice se ha cometido aunque tengan que señalar a un inocente a quien se lo han señalado como culpable; en otras ocasiones el testigo ha sido víctima de un delito similar que quedó impune por falta de testigos y dicho testigo no quiere que vuelva a repetirse esa injusticia y a quedar libre el acusado, “por falta de testigos”., por lo que es un testigo interesado en contribuir solidariamente con la acusación a toda costa. Y, finalmente a veces el imputado es una persona que, a criterio del deponente, le hizo anteriormente a él algún mal; y, “ésta es la oportunidad circunstancial de vengarse y desquitarse”
18.- CLASES DE VÍCTIMAS Y SU PERSONALIDAD
Las clasificaciones o tipologías sobre las víctimas son varias como variados son los autores ( por ejemplo la de Hans Von Hentig y otros); sobre esta materia, lo cual haría interminable un breve estudio como el presente, por lo que mencionaremos sólo algunas elaboraciones clásicas:
18.1.-Clasificación de Mendelshon
a) Víctíma enteramente inocente o víctima ideal

b) víctima de culpabilidad menor o por ignorancia.

c)La víctima es tan culpable como el infractor (o víctima voluntaria)

d)La víctima es más culpable que el infractor.(víctima provocadora o por imprudencia)

e) La Víctima es más culpable o únicamente culpable

e.1.-La víctima infractor agresora.

e.2.-Victima simulante y

e.3. Víctima imaginaria”
18.2.-La clasificación de ABDEL EZAT FATTAH 143
a) Victima Provocadora
1. El tipo pasivo (provocación indirecta)

2. El tipo activo (provocación directa)

I.-La víctima Conciente

II. La víctima no conciente
b) Victima Participante
1.-El tipo pasivo (sumisión, inacción, Etc)

2.-El tipo activo. (contribuyente, cooperadora, colaboradora, coadyuvante)
Atendiendo a la naturaleza de estas breves nociones de la materia que estamos estudiando, dirigidas en especial a los estudiantes de derecho, no profundizaremos más sobre las tipologías sobre la víctimas; empero yo considero que las varias clasificaciones sobre tipologías de las diferentes formas de víctimas, que los autores modernos nos presentan144; la clasificación personal más completa sobre la materia, se encuentren en libro145 de Elias Neuman, tantas veces citado que recomiendo su lectura

19-LA INDEMNIZACIÓN A LA VÍCTIMA POR EL VICTIMARIO; Y, EN SUBSIDIO, POR EL ESTADO:
Algunos Estados tratando de alejarse de políticas criminales de carácter autoritarias propias de escuelas retribucionistas en materia penal. De modo que, esos principios retaliatorios han sido cambiados por líneas político criminales de carácter preventivo, basadas en las medidas de seguridad y la prestación social como resarcimiento, restitución e indemnizaciones a cargo del Estado. Por ejemplo, se ha afirmado que desde 1976 hay una Ley de Indemnizaciones a las Víctimas de Delitos Violentos”, en Alemania, en la que, por fuera de la legislación penal o procesal penal común, (que generalmente impone al procesado o victimador la obligación de indemnizar a la victima, como secuela del delito), el Estado asume paralelamente el pago de una especie de compensación o reparación, al menor parcial de las indemnizaciones legales a la víctima. Esta posición justa, sin embargo abre la polémica por convertir al Estado en subvencionador o subsidiario del delincuente y de la delincuencia. Esta actitud de pago por el Estado de una especie de Seguro Social o Estatal a la víctima, como un reconocimiento del Estado a su propia e indirecta responsabilidad por su ineficacia en la lucha contra la crimen, por haber fallado en resguardar a las víctimas su derecho a la seguridad ciudadana. Es decir, se socializam se estatiza, se convierte en Derecho Público, el derecho de la víctima a percibir del Estado indemnizaciones por daños derivados o secuela del delito individual o colectivo.
Por supuesto, estas erogaciones estatales tienen ciertas limitaciones, para hacerlas efectivas, como por ejemplo:
No son para toda clase de victimas; sinó generalmente para las víctimas de delitos violentos, de sangre, o por el terrorismo. Por ejemplo: “CONFERENCIA INTERNACIONAL SOBRE LA INDEMNIZACIÓN A LAS VÍCTIMAS INOCENTES DE ACTOS DE VIOLENCIA” DADO EN DICIEMBRE DE 1968, LLEVADA A CABO EN LA CIUDAD DE LOS ÁNGELES.


  • No cubre el daño moral

  • Es sólo por un pago parcial, tiene un límite, no cubre la totalidad de la necesidad de la víctima.

  • Es un pago oficial o Estatal, que no exonera a la obligación privada de restituir y resarcir que tiene el victimador a favor de su víctima.

  • Puede establecerse como un especie de fideicomiso; o una especia de seguro público para los ciudadanos víctimas, manejado por aseguradoras privadas.

  • Sólo operaría en los casos de delitos dolosos.


En algunas leyes el voluntario acto de socorro y ayuda se toma como no reconocimiento o presunción de culpabilidad del autor146, o la reparación del daño causado a la victima al menos se lo tiene como atenuante147 al momento de dictar sentencia condenatoria; y aun la reparación posterior inmediata a la sentencia condenatoria, puede ser tomada como rebaja punitiva especial148
1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

Presidente de la Tercera Sala Penal de la H. Corte Superior de Justicia de Guayaquil iconJuez ponente: Dr. Robert guevara elizalde presidente de la tercera...

Presidente de la Tercera Sala Penal de la H. Corte Superior de Justicia de Guayaquil iconCorte suprema de justicia – tercera sala de lo penal. Quito, 1 de...

Presidente de la Tercera Sala Penal de la H. Corte Superior de Justicia de Guayaquil iconAcción de tutela del ciudadano Jaime Humberto Uscátegui, contra el...

Presidente de la Tercera Sala Penal de la H. Corte Superior de Justicia de Guayaquil iconCorte Suprema de Justicia segunda instancia 37370 Vs. Edwin oswaldo...

Presidente de la Tercera Sala Penal de la H. Corte Superior de Justicia de Guayaquil iconRepública de Colombia Corte Suprema de Justicia corte suprema de justicia sala de casación penal

Presidente de la Tercera Sala Penal de la H. Corte Superior de Justicia de Guayaquil iconCorte Suprema de Justicia Proceso n° 31123 corte suprema de justicia sala de casación penal

Presidente de la Tercera Sala Penal de la H. Corte Superior de Justicia de Guayaquil iconCorte Suprema de Justicia Proceso No 25920 corte suprema de justicia sala de casación penal

Presidente de la Tercera Sala Penal de la H. Corte Superior de Justicia de Guayaquil iconRepública de Colombia Corte Suprema de Justicia corte suprema de justicia sala de casación penal

Presidente de la Tercera Sala Penal de la H. Corte Superior de Justicia de Guayaquil iconCorte Suprema de Justicia Proceso No 24468 corte suprema de justicia sala de casación penal

Presidente de la Tercera Sala Penal de la H. Corte Superior de Justicia de Guayaquil iconCorte Suprema de Justicia Proceso No 25920 corte suprema de justicia sala de casación penal






© 2015
contactos
ley.exam-10.com