Intentar es conseguir -pide y se te dará-Esther y Jerry Hicks






descargar 0.9 Mb.
títuloIntentar es conseguir -pide y se te dará-Esther y Jerry Hicks
página25/26
fecha de publicación03.07.2016
tamaño0.9 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   ...   18   19   20   21   22   23   24   25   26
¿Requiere nuestra conciencia nuestra forma física?

Invitado: Buenas tardes, Abraham. En realidad tengo cien preguntas, pero sólo voy a formular dos. Es como guardar a un genio en una botella y tener que pensar sólo en tres deseos.

Cuando salimos de nuestro estado como Seres No-Físicos,

¿Cuánto tiempo permanecemos allí? ¿Hay algunos de entre nosotros que decidan no volver a este tiempo-espacio físico?

Abraham: No, porque estar aquí es la excelencia creativa que pro-curas conseguir. Tu pregunta tiene un pequeño defecto en su base porque casi da por hecho que estás muerto o vivo; que estás en lo físico o en lo No-Físico. Cuando, en realidad, eres

Eternamente esta Energía No-Física que a veces concentra una parte de esa energía en un cuerpo físico.

Alguien como Abraham (somos una Conciencia Colectiva que puede fluir hacia muchos de vosotros simultáneamente) no necesita nacer en un cuerpo. Es como decir que la electricidad que corre por la instalación eléctrica de mi casa hace funcionar la tostadora. ¿Y cuándo saltará toda esa electricidad a la tostadora? Nuestra respuesta es: nunca. No es así como funciona. Es decir, la corriente fluye hacia la tostadora, y la tostadora es la experiencia de Primera Línea (en nuestro ejemplo).

De modo que la Energía No-Física que eres tú siempre será esa Energía No-Física. Una parte está concentrada dentro de ti en este cuerpo físico, en el de otros, o conectando como

Abraham lo hace a través de oportunidades como ésta donde hay tantos participantes.

La Conciencia no necesita una forma física, pero la forma física necesita a la Conciencia. La Conciencia disfruta con la forma física porque ésta es la Primera Línea del pensamiento. De modo que la Conciencia se expande a través de la forma física.

No es lo uno o lo otro.

A la vez que tu Ser interior puede fluir a través de ti en este cuerpo y en esta personalidad, tu misma Energía No-Física puede estar fluyendo a través de otro. A eso lo llamas «almas gemelas», «llamas gemelas». Pero, en general, utilizas estos términos en un sentido romántico y sólo esporádicamente. En general, supones que sólo hay una o dos almas gemelas, pero venís en grupos, sois Corrientes de Conciencia que tienen estas experiencias juntas.

Sería más exacto decir que en realidad eras un alma gemela con todos los seres humanos que están enfocados actual-mente en el planeta, porque todos procedéis de la misma Corriente de Energía No-Física, y todos queréis experimentar y conoceros, lo cual estimula las preferencias individuales en cada uno para el beneficio global. ¿Lo ves, verdad?

Invitado: Sí, gracias.

Abraham: Realmente ha llegado el momento en que has de dejar atrás todo esto de la muerte. Ya va siendo hora de que dejes de preocuparte de ella, porque es inevitable y deliciosa. La única razón por la que realmente puedes preocuparte es por no permitir que fluya esa Energía que eres tu. Dicho de otro modo, de lo único que te has de preocupar es de sentirte mal, y tampoco has de preocuparte por eso, porque puedes controlarlo.

Esther estaba transcribiendo uno de los últimos seminarios donde hablábamos de una madre que sufría por la muerte de su hijo y se culpabilizaba por no haber sido mejor madre. Cuando Esther escribió esas palabras, notó un malestar en el estómago que le indicó cómo debía sentirse ella, lo terrible que debía ser esa presión, y lo espantoso que debía ser sentirse tan mal respecto a algo y creer que no puedes hacer nada.

Resumiendo, el hijo de esta mujer estaba muerto y no podía devolverlo a la vida. Estaba convencida de que nunca más podría volver a ser feliz debido a su muerte. Ese es el miedo último a la muerte... el sentimiento de que algo malo va a pasarle a un ser querido y que nunca más podrás devolver a tu ser feliz al lugar donde quiere estar.

Entonces Esther recordó haber tenido una experiencia similar. También recordó haber tenido otras experiencias posteriormente, en las que se preocupaba porque le sucediera algo que la hiciera volver a sentirse tan mal. Y entonces recordó haberse sorprendido, admirado y encantado al darse cuenta de que nunca más había vuelto a sentirse tan mal. Recordó haber atraído el conocimiento de que no había razón para volver a sentirse tan mal. De modo que le dijo a Jerry (que no sabía de qué le estaba hablando, pero ella se las arregló para llamarle desde la otra punta del autocar): « ¡Estoy encantada de saber que nunca volveré a sentirme tan mal!»

Hay muchas personas que viven esperando que les surja algún problema. No están descontentas con su vida, pero están preocupadas por que les suceda algo que les arrebate ese sentimiento. Queremos transmitiros a todos los que estáis hoy aquí, que no os puede pasar nada de eso, porque una vez que habéis entendido y recordáis, elegís cómo concentraros; por lo tanto, elegís cómo queréis sentiros.

Nadie perderá jamás su miedo a la muerte hasta que descubra su poder para vivir... Y nadie descubrirá realmente su poder para vivir (y con eso queremos decir, vivir feliz) hasta que tenga el control sobre su vibración... Y nadie descubrirá realmente que tiene control sobre su vibración hasta que asocie entre cómo se quiere sentir y cuál es su vibración... Y nadie podrá jamás controlar cómo se siente hasta que se demuestre a sí mismo que la ira es mejor que el miedo, y que la frustración le hace sentir mejor que la ira, y que tiene el poder de dirigir un pensamiento para sentirse un poco mejor.

Cuando te demuestres que puedes sentirte un poco mejor —no puedes pasar de golpe de aquí hacia allá, no puedes pasar de golpe del miedo a la alegría, pero sí puedes hacerlo paulatinamente— recobrarás tu poder personal. Cuando recobres ese conocimiento, tu temor hacia todas las cosas, incluida la muerte, desaparecerá.

Invitado: Gracias, Abraham.
El hijo que no habla con su madre (de la que va a heredar)

Invitada: Muy bien. Realmente me encuentro en un lugar extraordinario en mi vida en estos momentos. Mis padres han muerto y no tengo relación con el resto de mi familia. Por lo tanto, no tengo a nadie que me atosigue. Practico el Viaje

Emocional, unas dos horas al día. No porque tenga necesidad de hacerlo, sino porque me gusta. Me encanta levantarme y empezar a practicarlo. Esta práctica ha cambiado muchas co-sas de mi vida. Siento como si estuviera empezando a vivir de nuevo...

Mi hijo no me habla porque cree que estoy despilfarrando todo mi dinero (no tengo ningún seguro médico), por lo tan-to no le quedará nada cuando yo me vaya, y como algún día es probable que enferme, tendré que ir al hospital y se acabará toda mi fortuna. Por esa razón no me habla. Quiero mucho a mi hijo, he hecho el Viaje Emocional sobre él y me siento bastante bien al respecto, aunque me pregunto si podéis darme algún consejo, ya que realmente me gustaría volver a relacio-narme con él.

Abraham: Bueno, si estuviéramos en tus zapatos físicos, le diríamos a nuestro hijo: «Hay un vórtice que permitirá todo lo que quieres que fluya, y no necesitas nada de lo que ha fluido a través del mío para que se convierta en tuyo». Luego le diríamos:

«Si no me hablas porque estás preocupado por quedarte sin herencia, tus pensamientos son correctos. (¡Risas!) Porque no creo que una herencia sea buena para ti. Creo que lo bueno para ti es encontrar tu propio camino». Entonces él responde-ría: «Pero tú has heredado. ¿Por qué no puede pasar a mí tu fortuna?» Y nosotros le diríamos: «Porque tú tienes acceso a la

Corriente de Bienestar, y deseo sinceramente que experimentes la emoción de decidir que quieres algo, de que abras tu vórtice y que permitas el flujo. No quiero que tu felicidad de-penda de mí, no quiero que tu felicidad dependa de nadie más. Por lo tanto, tienes razón hijo mío. Estoy haciendo todo lo posible para asegurarme de que mi dinero y yo despareceremos el mismo día».

Cuando se dé cuenta de que le hablas en serio, podrá to-mar sus propias decisiones respecto a si quiere hablar contigo o no. Pero, ¿realmente quieres una relación que se base en cuánto va a heredar de ti cuando mueras?

Invitada: No, no.

Abraham: ¿Realmente quieres una relación que se base en cuánto dinero le vas a dejar? La relación que quieres tener con cualquier persona se basa en la sintonización con la Fuente por ambas partes.

Invitada: Veamos, eso es lo único que él conoce. El dinero siempre le ha llegado.

Abraham: Entonces, siempre será así.

Invitada: A través de mi familia y luego a través de mí... por eso es lo único que ve. Pero intentaré hablar con él.

Abraham: Bueno, ¿te das cuenta de lo que está pasando? Esto es muy importante que lo hablemos, porque lo que él está vi-viendo es un ejemplo muy exagerado de lo que sienten muchas personas. Es una distorsión muy fuerte, pero mucha gente piensa que hay una cantidad limitada de riqueza. Él piensa: «Hay mucho dinero en esta cuenta que compartimos, y si mi madre se vuelve loca y gasta más de lo que debe, a mí me quedará muy poco». La gente piensa de este modo en cuanto a los recursos en general: «Si alguien es rico, es porque está privando a otras personas de la riqueza». Pero no es así.

Si las expectativas de tu hijo para el Bienestar son correctas, siempre lo serán. Pero su enfado contigo, cuando piensa que te lo estás gastando todo, le mantiene en una actitud a la que no puede llegar el Bienestar. Por lo que si éste ha sido su medio principal, o el único, a través del cual le fluye el

Bienestar, lo está secando, no debido a tu conducta, sino a la suya. El hecho de que llegue a darse cuenta de eso por algo que tú le digas, es otra cuestión. Generalmente, las palabras no enseñan. Invitada: Muy bien, muchas gracias.
¿Satisfecho con lo Que-Es. O envidioso de los demás?

Invitado: Hola. ¿Cómo estáis hoy? Un día hermoso, ¿verdad?

Abraham: Sí. Estamos extraordinariamente bien. No tenemos palabras para describirlo.

Invitado: ¡Vaya! En primer lugar me gustaría expresar mi apreciación por vuestro mensaje y por vosotros. Te levanta el ánimo y te reafirma, y las citas diarias en vuestra página Web son es-tupendas, porque hacen que cada día sea memorable muchas veces. Realmente, las necesito cada mañana. Tampoco conozco muy bien a Jerry y a Esther, pero realmente parecen muy, pero que muy buenas personas, y además humildes en todo el sentido de la palabra. Porque, teóricamente podrían dedicarse sólo «a las estrellas», ya sabes lo que quiero decir, en lugar de estar con personas normales como nosotros.

Abraham: Su deseo es la expansión del mensaje, de modo que lo que intentan es estar en un entorno donde el mayor número posible de personas como vosotros pueda alcanzar una perspectiva única y contactar con la Inteligencia Infinita como no se había hecho hasta ahora. Eso es lo que a ellos les apasiona y también a nosotros. Sí.

Invitado: Estupendo. Me estaba preguntando sobre el ejemplo perfecto del que habláis, el de ser feliz donde estoy y estar deseando más. El problema que tengo a veces (no siempre. Quizá sea siempre, pero ¿quién sabe?) Es que cuando veo a alguien que está más evolucionado que yo, tengo celos y envidia. Entonces, no me gusta tanto lo que yo tengo, porque quiero lo que tiene el otro. No me gusta envidiar a otros por su fortuna.

Incluso, por ejemplo, cuando la gente famosa acaba divorciándose, siento cierta alegría porque pienso que su vida tampoco es perfecta.

Me gustaría sentirme feliz por la felicidad de otros, en lugar de alegrarme por su infelicidad. También oigo historias de muchas personas, y cuando tienen algo negativo que decir o les sucede algo malo, tengo la sensación de que las escucho con más atención que cuando me cuentan que les pasa algo estupendo, incluso cuando yo he experimentado ambas cosas.

Pero no quiero envidiar a otras personas por su felicidad y fortuna, porque si puedo ser feliz por su fortuna, eso también me traerá fortuna a mí.

Abraham: Bueno, antes has dicho: «Ser feliz donde te encuentras y desear más». No puedes ser feliz donde te encuentras y tener envidia de lo que está haciendo otra persona. Esas son fre-cuencias muy distintas. Realmente te beneficiará ser feliz tan-to si lo consigues por los demás como si lo haces sólo por ti.

Muchas veces decimos a las personas: no te sientas mejor por lo que hace otra persona, para hacerles un favor; háztelo a ti mismo, porque se trata de ajustar tu propia vibración.

Hay una serie de cosas que queremos decirte al respecto, porque has sacado a la luz muchos temas y esto es muy importante. Muchas personas pueden sentirse identificadas con lo que estás compartiendo. Así que vamos a hablar de este sentimiento de la envidia.

En el transcurso de tu experiencia por la vida, ésta te ha hecho ver que deseas muchas cosas. Cuando observas el mundo y ves a alguien que está viviendo lo que tú deseas, en general lo que eso te señala es la distancia entre donde estás y don-de quieres estar, eso es lo que es el sentimiento de la envidia... La envidia es la activación de la conciencia de la diferencia entre tu propio deseo y tu actual emisión vibratoria.

De modo que para ascender por tu Escala de Guía Emocional es necesario que estés en un lugar donde el malestar de la envidia desaparezca. Cuando eso sucede, también alcanzas el Equilibrio de la Energía o la sintonización vibratoria, necesaria antes de que pueda llegar lo que estás pidiendo.

Lo primero que nos hemos de decir —si descubrimos que sentimos el malestar de la envidia o una emoción negativa— es: «Esto es una buena señal porque significa que quiero algo, pero también significa que en estos momentos no estoy sintonizado con las vibraciones de lo que deseo. Y he de sintonizar mis vibraciones antes de que pueda dejar entrar lo que deseo».

Queremos que te ocupes de tu propio Equilibrio de la Energía, hasta el punto de que dejes a todos los demás fuera de la ecuación. Si estás intentando conseguir tanto como otra persona, si estás comparando lo que has conseguido con lo que ha conseguido otro, te volverás loco porque siempre habrá alguien que estará enfocado de una forma más sucinta en algo, que habrá sido capaz de atraer o crear algo que estopor encima de lo que tú tienes.

En otras palabras, nunca podrás llegar a la cumbre en to-dos los temas que han conseguido todas las personas de este planeta. Sencillamente, eso no va a suceder. Esta es una de las razones, no la principal, pero sí una de las razones por las que pensamos que es una buena idea que saques tus narices de los asuntos ajenos y te preocupes sólo de los tuyos. En lo que a nosotros respecta, tu único asunto es sintonizar con la Energía. Tu único asunto es controlar cómo te sientes.

Sabemos que no estás sintiendo una emoción negativa porque sientes envidia de lo que ha conseguido otra persona. La emoción negativa que estás sintiendo se debe a que quieres algo que no estás dejando entrar. Esa emoción negativa siempre se enciende cuando te concentras en el hecho de que los otros lo han conseguido, lo que amplía tu percepción de que tú no lo tienes, pero si no se tratara de algo que quieres, no sentirías envidia. Por lo tanto, no se trata de tu relación con ellos, se trata de tu relación con tu propia vibración, siempre, sin excepción.

Existen todo tipo de personas que tienen todo tipo de cosas... Esther ha aparcado la autocaravana en Chula Vista [cerca de San Diego], en el puerto deportivo, y con Jerry salen cada día a dar su paseo hasta el muelle. Esther le hace bromas a Jerry y le dice: «Estoy orgullosa de anunciarte que no quiero ningún yate». No importa lo bonitos que sean los yates, no le llaman la atención. No siente el deseo de tener uno.

Podría pasar el yate más majestuoso del mundo al lado de Esther y se quedaría igual que antes, porque no desea un yate.

Cada vez que sientas una emoción negativa, siempre se trata de tu relación con tus propios deseos, siempre. Estos sólo te están ayudando, a través de exponerse a ti, a que comprendas tu relación vibratoria dentro de tu propia vibración.

Eso es lo que has de limpiar.

1   ...   18   19   20   21   22   23   24   25   26

similar:

Intentar es conseguir -pide y se te dará-Esther y Jerry Hicks iconLa transcripción de la siguiente cadena de adn: cgcattcgc, dará lugar a un arn de secuencia

Intentar es conseguir -pide y se te dará-Esther y Jerry Hicks iconEl servicio inmobiliario y la posterior concreción exitosa del negocio,...

Intentar es conseguir -pide y se te dará-Esther y Jerry Hicks iconEn el desarrollo del Plan de Empresa por parte del alumno la primera...

Intentar es conseguir -pide y se te dará-Esther y Jerry Hicks iconCarmen esther gómez cabrera

Intentar es conseguir -pide y se te dará-Esther y Jerry Hicks iconCarmen esther gómez cabrera

Intentar es conseguir -pide y se te dará-Esther y Jerry Hicks iconCarmen esther gómez cabrera

Intentar es conseguir -pide y se te dará-Esther y Jerry Hicks iconCarmen esther gómez cabrera

Intentar es conseguir -pide y se te dará-Esther y Jerry Hicks iconCarmen esther gómez cabrera

Intentar es conseguir -pide y se te dará-Esther y Jerry Hicks iconCarmen esther gómez cabrera

Intentar es conseguir -pide y se te dará-Esther y Jerry Hicks iconCarmen esther gómez cabrera






© 2015
contactos
ley.exam-10.com