Ref, acción de nulidad electoral del acto por el cual se declaró electo álvaro uribe vélez






descargar 0.86 Mb.
títuloRef, acción de nulidad electoral del acto por el cual se declaró electo álvaro uribe vélez
página1/21
fecha de publicación18.06.2016
tamaño0.86 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

ACCIÓN DE NULIDAD ELECTORAL DEL ACTO POR EL CUAL SE DECLARÓ ELECTO ÁLVARO URIBE VÉLEZ


Bogotá, D. C. junio 21 de 2006
HONORABLE CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCION QUINTA
REF, ACCIÓN DE NULIDAD ELECTORAL DEL ACTO POR EL CUAL SE DECLARÓ ELECTO ÁLVARO URIBE VÉLEZ.
Los abajo firmantes, con base en los artículos 1, 4, 13, 42, 103, de la Constitución Política, demandamos:
I.- LA NULIDAD DEL ACTO POR EL CUAL SE DECLARÓ ELECTO ÁLVARO URIBE VÉLEZ, para evitar maniobras delincuenciales como consecuencia de tal declaración, sustentamos esta demanda constitucional, legal y matemáticamente, para que se deje sin efecto la credencial que le fue expedida a Álvaro Uribe Vélez, se ordene la práctica de un nuevo escrutinio, que ponga en evidencia los artificios como el software que con asombrosa rapidez indujo al FRAUDE ELECTRÓNICO Y LA FRAUDE INFORMÁTICO que son parte esencial de la perversa fabricación de opinión con la que se alteran los resultados objetivos.
Exigimos la correcta elaboración de los cálculos aritméticos para que queden al descubierto los métodos con los que se induce al delito y se comprenda la sutileza de las arbitrariedades que institucionalizan e imponen cadenas delictivas y vías de hecho de nefasta trascendencia contra la democracia y contra el pueblo colombiano. FUNDAMENTALMENTE EN DEFENSA DEL ESTADO SOCIAL DE DERECHO, y en ejercicio de la acción de nulidad electoral, denunciamos delitos conexos, porque Álvaro Uribe Vélez es: “Un Presidente incapaz de someterse a las reglas cuando son un obstáculo para sus propósitos.”, así lo describió y denunció Carlos Gaviria Díaz; aportamos las pruebas documentales y a fondo sustentamos los argumentos que son la base de la presente acción de nulidad electoral, y los hechos siguientes:
1.-FRAUDE ELECTRÓNICO EN LAS ELECCIONES PARA PRESIDENCIA DE COLOMBIA 2006 - 2010.
¡ Porqué y cómo en tan solo 90 minutos Uribe se proclamaba ganador !

Porqué: Había que diluir la contundencia de la fuerza electoral legítima del candidato Carlos Gaviria Díaz que ocurría por primera vez en toda la historia de Colombia e impedir la puesta en evidencia a los generadores de grave deterioro de la moral social, por esto había que mantener una escala de valores que justifiquen el genocidio y atrocidades afines; Orlando Fals Borda, escribió sobre:La ilegitimidad del Régimen Colombiano, La reaparición de un viejo fantasma”. La segunda consecuencia es el deterioro de la moralidad a causa del efecto mutación que va induciendo en la sociedad, casi imperceptiblemente, una tolerancia o pasividad muda e intimidada sobre pautas inconvenientes o indeseables de conducta hasta saturar de este modo el conjunto social y destruirlo, culminando en una especie de sociedad paria o Estado mafioso que muchos temen se quiere imponer desde las élites como propósito nacional ignorando valiosas prácticas ciudadanas.

Un juicioso observador bogotano expuso con claridad cómo se ha aplicado el efecto mutación en el caso del narcoparamilitarismo: se empieza como delito excusable; luego se interpreta como pecado venial; después como moda, para culminar en opción decente de vida.”
En contra del fraude previsible, el 28 de mayo en el cierre de la campaña, (con una histórica asistencia y un lleno total, desde las 2 a la 9 de la noche) en la Plaza de Bolívar de Bogotá, el Dr. Carlos Gaviria Díaz afirmó:

Nunca había sido mas claro el dilema para el pueblo, o prolongar una propuesta autoritaria y retardataria, o construir una sociedad democrática donde se eliminen las iniquidades vergonzosas que hoy signan a Colombia… … ¿Cómo es que las encuestas dicen que apenas vamos en un 23 o un 24 por ciento?, es claro: al doctor Uribe le va mejor en las encuestas, pero que extraño…, a nosotros nos va mejor en la plaza pública, esta es la verdadera encuesta.”
El resultado verdaderamente democrático se oculta, por eso se eludió el artículo 7 de la Ley 163 de 1994 que establece la competencia de las comisiones escrutadoras para declarar la elección de Presidente de Colombia, efectuado el 28 de mayo de 2006, no se hizo conforme al procedimiento legal, que incluye la verificación de todos y cada uno de los votos, con infinidad de razones Carlos Gaviria por la posibilidad del desborde con el abuso del poder, escribió:

«NO SOY PARTIDARIO DE LA REELECCIÓN»

¿ Es buena la reelección en un sistema presidencial como el de Colombia, caracterizado por el propio señor Caro como una monarquía, infortunadamente para él, no hereditaria sino electiva ? Y no se diga que ha pasado mucha agua bajo el puente. Porque aun con las reformas introducidas a esa Constitución de 1886, y con la reforma de 1991, el sistema nuestro sigue siendo desequilibrado hacia el poder Ejecutivo, los demás poderes son secundarios. Y algo más: en Colombia existe es presidencia­lismo, el ejercicio omnímodo y autoritario del poder presidencial. Por eso, si se me pregunta si soy partidario o no de la reelección, mi respuesta es ¡No!

El Estado de Derecho es un estado institucional, alérgico al poder personal. Citar ejemplos de reelección a Inglaterra o Francia, países que tienen un régimen constitucional tan distinto al nuestro, es inadecuado. Yo prefiero el poder institucional al poder personal. Este tipo de propuestas no hacen otra cosa que abonar el culto a la personalidad y el caudillismo, que entre nosotros han producido efectos tan nefastos. Lo único positivo ha sido la literatura en torno a los caudillos latinoamericanos; pero los efectos políticos en el siglo anterior fueron devastadores, negativos. Entiendo que con buenos argumentos se llegue a defender un régimen de reelección. Pero se trata es de decidir si es bueno que un presidente elegido para cuatro años, promueva sobre la marcha un cambio de reglas que van a favorecer su reelección. Al comienzo de este debate se decía, y con mucha insistencia, que no se trata de reelegir al presidente Uribe, sino de la reelección en abstracto; pero paulatinamente se destapan las cartas, y casi todos los senadores que son partidarios de la reelección han hecho la apología del presidente actual.

Es conveniente reflexionar sobre dos temas: si estamos ante un cambio constitucional cualquiera o si es un cambio de mayor trascendencia. Porque la Corte Constitucional, a propósito del análisis de la ley de convocatoria al referendo, dijo que el constituyente delegado podía reformar la Constitución pero que no podía cambiarla; y que hay un cambio constitucional cuando las normas modificadas son de tal naturaleza que se está frente a una nueva concepción de Estado. De quienes defienden el proyecto de reelección he escuchado con mucha insistencia estas palabras: ¡Es que no estamos ante un cambio cualquiera! En verdad no es el cambio de un articulito, como decía el doctor Fabio Echeverri. Hay un cambio en la concepción del Estado. Porque son muy diferentes un Estado en el que un presidente con tantos poderes como tiene el nuestro puede reelegirse y hacer política, y otro en el cual el jefe de Estado no puede hacer política en beneficio propio y no puede reelegirse, y sus subalternos tampoco pueden hacer política. Pongo en tela de juicio la constitu­cionalidad de ese cambio, repito, conforme a la última jurisprudencia de la Corte.

Pero me gustó mucho la afirmación del senador Luis Guillermo Vélez cuando dijo que el presidente Uribe ha organizado la psicología nacional. Y sí que estoy de acuerdo con eso, en otro contexto. Sí, el presidente Uribe ha organizado la psicología nacional. ¿Cómo la ha organizado? Manipulándola, haciéndose inmune a los errores de gobierno, a los exabruptos que dice y que hace. Y resulta que el gobierno de las mayorías es una de las peores tiranías cuando no está sometido a reglas. Y por tanto, la primera obligación de ética pública que tiene un gobernante en un Estado de Derecho es la observancia de las reglas que rigen y limitan su actividad. Hay muchos elogios para el doctor Uribe, pero desde luego se pasan por alto muchas cosas porque parece que buena parte de los poderes públicos del país participan de esa suerte de embrujo, de hipnosis, de anestesia en que se encuentra sumida la opinión nacional. Aquí pasan cosas graves y es como si no pasaran, se dicen cosas graves y es como si no se dijeran. ¿Por qué? Porque el poder gubernamental parece blindado frente a las posibles censuras de la opinión.

Voy a señalar algunos casos: es un pobre concepto de la soberanía nacional el que tiene el actual Presidente cuando rompe una hermosa tradición internacionalista colombiana y se apresura a apoyar una guerra ilegítima e ilegal, la ocupación absolutamente irregular de un país, una guerra contraria al derecho internacional. Y cuando habla de la aprobación del Tratado de Libre Comercio que está ya en marcha, sin que la opinión pública sepa siquiera qué es lo que se está acordando. Esa soberanía transeúnte o externa está en crisis. Pero no es sólo eso. Es que la soberanía tiene otra dimensión, la interna. Una vez más, el Presidente dice cosas y parece que la opinión no las escuchara, o quienes las escuchan las pasan por alto, como si no hubieran sido dichas.

Hace dos días, en una entrevista televisiva, al referirse a unos secuestros que tuvieron lugar en El Retiro, Antioquia, escuché decir al señor Presidente: «Lo que sucede es que se han ido retirando los mal llamados grupos paramili­tares y la ciudadanía ha quedado indefensa», y entonces el gobierno es ineficaz para defender a la ciudadanía. ¡Es inconcebible que un presidente de un Estado de derecho sea capaz de expresar nostalgia por la ausencia de grupos irregulares como las autodefensas! Pero esta situación es pasada por alto. Como si el Presidente no hubiera dicho nada. Y una de sus colaboradoras, la anterior ministra de Defensa, dijo en unas declaraciones que la prensa nacional destacó: «En Colombia el que quiera seguridad que la pague». La primera función de un Estado, la función a la que ni siquiera el liberalismo clásico renunciaba, la función de seguridad, es ahora función privada. O sea, que el que tenga para financiarse sus escoltas y sus vigilantes privados que lo haga, el Estado renuncia a esa obligación. Pero en el país es como si no hubiera ocurrido nada.

Hay un grave peligro. Un presidente incapaz de someterse a las reglas cuando son un obstáculo para sus propósitos. Los ejemplos abundan. Es vergonzoso que el ministro de Justicia calumnie a un juez, confiese él mismo su calumnia, y siga en su cargo. Que ocurra a la vista de Dios y todo el mundo y no suceda nada. Y este proyecto de reelección fue estruendosamente hundido en el Senado en la discusión anterior de este mismo acto legislativo, hace poco. Y uno se pregunta: ¿Y desde cuándo los senadores cambiaron de opinión? ¿Leyeron nuevos libros de derecho constitucional? ¿De ciencia política? ¿Qué los hizo cambiar? ¿Algunas reuniones en Palacio? ¿Algunos desayunos? Si el tema del parlamentarismo se ha agitado es porque en Colombia existe un gran desequilibrio de poderes. No hay relación institucional entre el gobierno y el Congreso sino una relación entre el presidente de la República y sus amigos.

El proyecto que fue hundido, ahora es aprobado, con sólo un período legislativo de por medio. ¿Qué ha ocurrido? Gaviria Díaz Está fresco el episodio de Yidis Medina y Teodolindo Avendaño, quienes habían dicho públicamente que iban a votar de una manera y votaron de otra. Y cuando en Caracol le preguntaron a Yidis Medina porqué cambió de opinión, ella dijo: ¡Porque me prometieron más beneficios para mi región! Confiesa nada menos que un delito de cohecho, ofrecer beneficios a cambio de votos. Pero aquí no pasa nada. ¿Y este es el Presidente cuya reelección se pide? ¿Esta es la vocación de gobernante de Estado de Derecho que tiene el actual presidente de la República?

Aquí tengo otra perla. En Lecturas Dominicales de El Tiempo le preguntan al ex presidente Samper: «Dicen que el presidente Uribe está bravo con usted por el episodio del Consejo Electoral, porque no lo ayudó con sus amigos para que revisaran el censo electoral, que está lleno de muertos y militares». Y el ex presidente responde: «El cuento es exactamente al revés a como se lo contaron en Palacio a una columnista de El Tiempo, que no se preocupó por averiguar la otra cara de la moneda. Me buscaron los asesores de Palacio para que les ayudara con la Registradora y con el Consejo Electoral para modificar el censo y cambiar el resultado del referendo». Y yo pregunto: ¿Esto es una acción jurídica o es cabildeo? ¿Y este tipo de cabildeo está legitimado entre nosotros? De ninguna manera. Si hay tanto énfasis en las calidades excelsas que para muchos tiene el Presidente, otros encontramos calidades que lo inhabilitarían para ser gobernante de un Estado de Derecho. Con razón el presidente Uribe está en una orilla y yo en la otra. Percibimos el país al revés, cuando se trata de analizar las causas de la crisis fiscal, de la crisis que vive el país.

«¿Quiénes son los responsables? Los del gobierno dicen: los responsables son los trabajadores tan ambiciosos, que tienen tantos privilegios, son los pobres que quieren comida barata; el capital en Colombia no tiene privilegios, los privilegios son del trabajo, de los pobres y esos son los que hay que abolir para que la democracia colombiana funcione. Como tengo una concepción contraria, pienso que no es la persona con quien podemos construir la democracia colombiana que está por construirse».

(Fecha publicación:16/10/2004), http://www.argentiba.info/nota.asp
Cómo: A las 5 y 30 p.m., acudiendo a las apabullantes y espantosas vías de hecho, se entonaba con mayor vehemencia el canto de una “victoria” prevista, se “reconfirmaban” las proféticas e ilegales encuestas y los correspondientes software que en este análisis demostramos porqué son artificios para inducir al error, porque en esta última etapa de la reelección de Álvaro Uribe Vélez, se cometen la estafa y el fraude procesal principalmente por parte de Jorge Londoño y su empresa Invamer.
En solo 1 hora y media supuestamente, se habían escrutado 12´041.737 tarjetones de las 56.256 mesas, es decir imaginariamente se contaron en promedio 3.345 votos/segundo en todo el país, es decir, en cada mesa en promedio se contabilizaban 244 votos por segundo, es imposible en un país como Colombia escrutar manualmente esa cantidad por cada voto, pero como este ilícito había que taparlo, no se ha permitido un estudio con la colaboración de los organismos de control tampoco se ha hecho pública el acta de escrutinio nacional de las elecciones del 28 de mayo de 2006, por lo que es imposible surtir un análisis mas detallado de muchas otras irregularidades ocurridas en el proceso, con esta macabra fabricación de opinión.
¿Que pasó con la contabilización de los tarjetones de cada urna y formatos E 14 con el número de votantes; la clasificación y escrutinio de papeletas para realizar la transmisión de los resultados al siguiente nivel del Organismo de Gestión Electoral, el mismo que debió compilar esos resultados y los posteriores resultantes de las comprobaciones hasta que fueran publicados oficialmente?. ¿Que paso con los boletines oficiales de la máxima autoridad electoral, que ese mismo día debió pronunciarse públicamente?

En Mayo 25 de 2006. –

Denuncias del Polo Democrático Alternativo a la Registraduría por eventual fraude

Las tensiones en la campaña “Carlos Gaviria Presidente” por un eventual fraude electoral el domingo estuvieron ayer a la orden del día. Tanto así que el presidente del Polo Democrático, Samuel Moreno, cumplió una intensa jornada de reuniones con las autoridades electorales.
Hacia el mediodía, Moreno le llevó a la registradora Almabeatríz Rengifo un detallado informe de las denuncias recibidas en la campaña en varias regiones. También habló con el Ministro del Interior, y en la tarde con la Comisión de Seguimiento Electoral que se reunió con los veedores internacionales en el Hotel Tequendama de Bogotá.

Una de las preocupaciones en el Polo es la designación de jurados “homogéneos”, es decir, que en algunas mesas, las personas designadas pertenecen a los partidos que apoyaron a Álvaro Uribe en las elecciones del 12 de marzo. Ante la situación, según Moreno, la Registradora se comprometió a entregar credenciales a cerca de 70 mil “testigos electorales” que el Polo tendrá en las mesas de votación auditando el proceso hasta el cierre y conteo final de los sufragios.
Moreno dijo que otro de los problemas detectados es el traslado de mesas de las zonas rurales a las cabeceras.
De acuerdo con él, hasta ayer se habían movido 200 mesas en 12 departamentos. Por ejemplo, reveló que en el Cauca se trasladaron mesas en 20 municipios, “y esas decisiones no se consultaron con los delegados del Polo(…) le están cobrando a los indígenas sus movilizaciones”.
Dijo, además, que esas decisiones favorecen al Presidente. “No podría decir si esto obedece a una estrategia para atentar contra la campaña de Carlos Gaviria, pero sí hay indicios de que sectores uribistas están detrás de esto”.
En reportaje para la agencia AP, JORGE ENRIQUE BOTERO CORRESPONSAL, comunicó que “Carlos Gaviria, candidato de la coalición de izquierda Polo Democrático, dijo que en amplias regiones agrarias del sur del país fueron trasladadas las mesas de votación a las cabeceras municipales, con lo cual se impedirá el acceso a las urnas de miles de votantes, la mayoría indígenas.”
Se solicita en consecuencia que se oficie a la Registraduría Nacional del Estado Civil para que se aporte al proceso el Acta General de Escrutinio Nacional y las actas de todos los departamentos, al Consejo Nacional Electoral, a la Procuraduría General de la Nación, y demás autoridades porque irregular y delictivamente se intenta actuar con celeridad para cerrar el paso a toda actuación de control, veeduría, auditoría o investigación penal, acciones importantes para este caso de trascendencia nacional.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Ref, acción de nulidad electoral del acto por el cual se declaró electo álvaro uribe vélez iconAccion de nulidad acto de contenido electoral / excepcion de cosa...

Ref, acción de nulidad electoral del acto por el cual se declaró electo álvaro uribe vélez iconBreve prontuario de alvaro urive velez asesor de la mesa del dinero

Ref, acción de nulidad electoral del acto por el cual se declaró electo álvaro uribe vélez iconIlegalidad del sobreseimiento del juicio de nulidad por revocación del acto adminsitrativo

Ref, acción de nulidad electoral del acto por el cual se declaró electo álvaro uribe vélez iconDerecho electoral. Diputado electo. Requisito de idoneidad. Principio...

Ref, acción de nulidad electoral del acto por el cual se declaró electo álvaro uribe vélez iconAccion de nulidad por inconstitucionalidad competencia de la Sala...

Ref, acción de nulidad electoral del acto por el cual se declaró electo álvaro uribe vélez iconPor la cual se expiden algunas disposiciones en materia electoral

Ref, acción de nulidad electoral del acto por el cual se declaró electo álvaro uribe vélez iconPor el cual se expide el Código Electoral y se dictan otras disposiciones

Ref, acción de nulidad electoral del acto por el cual se declaró electo álvaro uribe vélez iconPor el cual se expide el Código Electoral y se dictan otras disposiciones

Ref, acción de nulidad electoral del acto por el cual se declaró electo álvaro uribe vélez iconRef: accion de tutela jesus palomino cervantes

Ref, acción de nulidad electoral del acto por el cual se declaró electo álvaro uribe vélez iconColegio rafael uribe uribe






© 2015
contactos
ley.exam-10.com