Resolución: 000058/2010






descargar 113.47 Kb.
títuloResolución: 000058/2010
página4/4
fecha de publicación15.06.2016
tamaño113.47 Kb.
tipoSolución
ley.exam-10.com > Derecho > Solución
1   2   3   4

SEPTIMO: De los hechos ocurridos el 5 de junio de 2008, y que son constitutivos del expresado delito de robo con violencia en concurso con un delito de allanamiento de morada y otro de detención ilegal, así como de una falta de lesiones, son responsables en concepto de autores los acusados Reinel Perdomo Pérez, José Julián García Carmona y Jorge Enrique Gutiérrez García, por la participación directa, material y voluntaria que tuvieron en la ejecución de los hechos que integran los tipos (art. 27, en relación al art. 28, 1 del Código Penal), de los hechos ocurridos el día 13 de julio de 2008, y que son constitutivos de expresado delito de robo con violencia en concurso con un delito de allanamiento de morada y otro de detención ilegal, así como de un delito de lesiones, son autores Reinel Perdomo Pérez, José Julián García Carmona, Yeison Yeir Perdomo Pérez y Bryan Andrés Muñoz Moncada por la participación directa, material y voluntaria que tuvieron en la ejecución de los hechos que integran los tipos (art. 27, en relación al art. 28, 1 del Código Penal).
OCTAVO: En la realización del expresado delito han concurrido en todos los acusados la agravante de disfraz del artículo 22, 2ª del CP. Esta circunstancia agravante está integrada por un elemento objetivo -uso de un medio apto para desfigurar el rostro o la apariencia habitual de una persona- y otro subjetivo -el propósito de buscar una mayor facilidad en la ejecución del delito o una mayor impunidad- (STS 5 Mar. 1999). Cuando se planea el delito, concertando que uno o varios de los intervinientes utilicen disfraz, como medio necesario para facilitar la comisión del mismo o lograr su impunidad, en beneficio de todos los partícipes, la circunstancia agravante se aplica a todos ellos, pues, aun cuando no concurra en todos el elemento objetivo de la desfiguración -que es comunicable, como tal elemento objetivo, bastando para ello que sea conocido (art. 65.2 CP) -, sí concurre en todos el elemento subjetivo, es decir, el propósito de buscar una mayor facilidad en la ejecución del delito o una mayor impunidad. Es lo que ocurre, cuando en un atraco a entidad bancaria aquél a quien le ha correspondido esperar fuera del lugar del robo en el reparto de papeles, al volante de un automóvil, no se disfraza, por no ser necesario, aunque conoce y acepta que los demás sí lo harán en beneficio de todos (STS 11 Jul. 1991), lo que es perfectamente aplicable al caos de autos, una vez sentado que existió el previo concierto entre todos los acusados, y aún cuando alguno de ellos en el transcurso de la acción delictiva se quitara la capucha.

Concurre asimismo en el acusado Yeison Yeir Perdomo Pérez, la circunstancia agravante de reincidencia del artículo 22, 8 del CP, y respecto del delito de lesiones, toda vez que consta que el mismo fue condenado en Sentencia firme del Juzgado de lo Penal nº 3 de arrecife, firme en fecha 23 de febrero de 2007, por un delito de lesiones a la pena de dos años de prisión, habiendo ocurrido los hechos que estamos enjuiciando en fecha 13 de julio de 2008.

Respecto del abuso de superioridad, la acusación lo incluye en todos los delitos, cuando es lo cierto, que no cabría en el detención ilegal, y en este sentido las SSTS. 119/2005 de 7 de febrero, 137/2008 de 18 de febrero y 447/2000 de 21 de febrero, citadas por la de 29 de abril de 2010: "Cierto es que el delito de detención ilegal puede cometerse sin el uso de la fuerza contra la persona agredida (por ejemplo, mediante engaño), pero esto es tan excepcional que no debe tenerse en cuenta para la cuestión que estamos examinando. En un porcentaje elevadísimo de casos este delito se comete mediante el uso de la fuerza y para ello se busca deliberadamente una desproporción entre la situación del sujeto pasivo y la del agresor o agresores, desproporción que puede originarse por el uso de algún arma o instrumento semejante o por el número de las personas que intervienen como sujetos activos en el hecho. En esto consiste precisamente el abuso de superioridad. Por ello no cabe aplicar en el caso presente esta agravante a este delito: es inherente al mismo conforme a lo dispuesto en el artículo 67 CP, no porque la Ley lo haya tenido en cuenta al describir la correspondiente figura delictiva, sino porque, salvo supuestos muy excepcionales que para el caso son irrelevantes, sin tal abuso de superioridad el delito no puede cometerse".

En cuanto al delito de robo con violencia, téngase en cuenta que estamos aplicando el subtipo agravado del número 2 artículo 242, lo que conlleva la inaplicación de la agravante genérica del abuso de superioridad, además cuando penamos el robo con violencia en concurso medial con el delito de detención ilegal, delito éste que constituye la infracción más grave a los efectos del artículo 77.2 CP, y en el que no se ha estimado la concurrencia del abuso de superioridad, su eventual apreciación en el delito de robo con violencia, carecería de efectos prácticos en la determinación penológica del concurso que, en todo caso, sería la mitad superior de la correspondiente al delito del artículo 163.1 (5 a 6 años prisión). Sí concurriría en el delito de lesiones, puesto que resulta evidente que existió un destacado desequilibrio de fuerzas a favor de los agresores con respecto a la víctima, dada la concurrencia de personas, cuatro concretamente, lo que conllevó una notable disminución de las posibilidades reactivas de defensa del ofendido, y con pleno conocimiento por parte de los agresores de tal situación de desequilibrio y el aprovechamiento de la misma para la mayor facilitación en la realización de la infracción criminal.

Concurre, por último en los acusados Reinel Perdomo Pérez, José Julián García Carmona, Yeison Yeir Perdomo Pérez y Bryan Andrés Muñoz Moncada, la circunstancia atenuante de arrepentimiento del artículo 22, 6 en relación con el número 4 del mismo artículo del CP, al haber confesado los mismos desde el principio de las actuaciones su participación así como la de los otros acusados, facilitando de forma notable la investigación y averiguación de los hechos, y ello sin perjuicio de que el procedimiento ya se había iniciado cuando tiene lugar la conducta de colaboración activa de dichos acusados con los agentes de policía. La STS 8 noviembre 1995 exige para la apreciación de la atenuante analógica dos requisitos: 1) una menor "culpabilidad" en la conducta del sujeto, a la normal al delito cometido, que tenga relación con las circunstancias atenuantes "específicas", y 2) que existan en la narración fáctica, supuestos suficientes para su apreciación, pues en otro caso no podría tenerse en consideración como cualquier otra circunstancia de la responsabilidad criminal. La jurisprudencia ha entendido que en principio no cabrá aplicar la atenuante de confesión por vía analógica en los casos en que falta el requisito cronológico. Sin embargo, aunque la confesión del acusado después de su detención sobre su propia participación en el hecho, es cierto que no permitiría que fuera apreciada la atenuante 4 del artículo 21, el que colabore descubriendo a la Policía lo que ésta ignoraba, esto es, nombres y datos sobre la participación de otras personas en el hecho delictivo, permite la aplicación de la circunstancia atenuante analógica 6ª del artículo 21, en relación con la con la del número 4, puesto que la utilidad de una colaboración relevante en el esclarecimiento del delito, justificaría por razones objetivas de política criminal la atenuante, análoga significación cabría apreciar en la referida conducta que da lugar a la atenuante por analogía.
NOVENO: Por lo que respecta a las penas a imponer, teniendo en cuenta el artículo 77 del CP, esto es, la pena más grave en su mitad superior, así como las agravantes y la atenuante ya examinadas, procede imponer por cada uno de los concursos de delitos la pena de cinco años de prisión, y por el delito de lesiones con uso de armas la pena de dos años y seis meses de prisión, excepto para el acusado reincidente que será de tres años de prisión, y por la falta de lesiones la pena de un mes de multa con tres euros de cuota diaria.
DÉCIMO:- En materia de responsabilidad civil, de acuerdo con el principio general, recogido en el primer inciso del artículo 116,1 y concordantes del Código Penal, según el cual toda persona responsable criminalmente de un delito o falta lo es también civilmente si del hecho se derivaren daños o perjuicios, procede la condena de los acusados partícipes en el robo del día 5 de junio de 2008 a que solidariamente indemnicen a Dª Gemma Encarnación Requena Gascar en la cantidad de 480 € por las lesiones causadas, en la cantidad de 8.616,40 € por los efectos sustraídos y no recuperados, en la cantidad de 3.000 € por el dinero sustraído y en la cantidad que se determine en ejecución de sentencia por el valor de las joyas sustraídas y no recuperadas, y los partícipes en el robo del día 13 de julio de 2008 a que indemnizaran conjunta y solidariamente a D. Florencio Rodríguez Hernández en la cantidad de 2430 € por los días que tardó en curar de sus lesiones, en la cantidad de 6.032 € por las secuelas padecidas, en la cantidad de 500 € por el dinero sustraído y en la cantidad de 37 € por el móvil sustraído, siendo en todo caso de aplicación lo dispuesto en los artículos 576 y 580 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.
DÉCIMOPRIMERO: Las costas se entienden impuestas por la Ley a los criminalmente responsables de un delito o falta en la forma que se establece en los artículos 123 y siguientes del Código Penal y de acuerdo con lo establecido en el art. 239 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
Vistos, además de los citados, los artículos de general y pertinente aplicación, por la Autoridad que nos confiere la Constitución Española,
F A L L A M O S: Que debemos condenar y condenamos:

A REINEL PERDOMO PÉREZ, como autor criminalmente responsable de un delito de robo con intimidación y uso de armas en concurso medial con un delito de detención ilegal y un delito de allanamiento de morada, concurriendo la agravante de disfraz y la atenuante analógica de arrepentimiento, a la pena de CINCO AÑOS DE PRISIÓN.

Como autor criminalmente responsable de otro delito de robo con intimidación y uso de armas en concurso medial con un delito de detención ilegal y un delito de allanamiento de morada, concurriendo la agravante de disfraz y la atenuante analógica de arrepentimiento a la pena de CINCO AÑOS DE PRISIÓN.

Como autor de un delito de lesiones con armas, concurriendo la agravante de abuso de superioridad y la atenuante analógica de arrepentimiento a la pena de DOS AÑOS Y SEIS MESES DE PRISIÓN.

Además a la pena de Inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo por el tiempo de las condenas.

Y como autor de una falta de lesiones a la pena de un mes de multa con una cuota diaria de tres euros, y responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de liberad por cada dos cuotas impagadas, y al pago de una novena parte de las costas
A JOSÉ JULIÁN GARCÍA CARMONA, como autor criminalmente responsable de un delito de robo con intimidación y uso de armas en concurso medial con un delito de detención ilegal y un delito de allanamiento de morada, concurriendo la agravante de disfraz y la atenuante analógica de arrepentimiento, a la pena de CINCO AÑOS DE PRISIÓN.

Como autor criminalmente responsable de otro delito de robo con intimidación y uso de armas en concurso medial con un delito de detención ilegal y un delito de allanamiento de morada, concurriendo la agravante de disfraz y la atenuante analógica de arrepentimiento a la pena de CINCO AÑOS DE PRISIÓN.

Como autor de un delito de lesiones con armas, concurriendo la agravante de abuso de superioridad y la atenuante analógica de arrepentimiento a la pena de DOS AÑOS Y SEIS MESES DE PRISIÓN.

Además a la pena de Inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo por el tiempo de las condenas.

Y como autor de una falta de lesiones a la pena de un mes de multa con una cuota diaria de tres euros, y responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de liberad por cada dos cuotas impagadas, y al pago de una novena parte de las costas
A JORGE ENRIQUE GUTIÉRREZ GARCÍA como autor criminalmente responsable de un delito de robo con violencia e intimidación y uso de armas en concurso medial con un delito de detención ilegal y un delito de allanamiento de morada, concurriendo la agravante de disfraz y la atenuante analógica de arrepentimiento, a la pena de CINCO AÑOS DE PRISIÓN.

Además a la pena de Inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo por el tiempo de las condenas.

Y como autor de una falta de lesiones a la pena de un mes de multa con una cuota diaria de tres euros, y responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de liberad por cada dos cuotas impagadas, y al pago de una novena parte de las costas.

Absolviendo a este acusado de los otros delitos detención ilegal y lesiones, y de robo con violencia e intimidación y uso de armas en concurso medial con un delito de allanamiento de morada, que también se le imputaban.
A YEISON YEIR PERDOMO PÉREZ como autor criminalmente responsable de un delito de robo con intimidación y uso de armas en concurso medial con un delito de detención ilegal y un delito de allanamiento de morada, concurriendo la agravante de disfraz y la atenuante analógica de arrepentimiento, a la pena de CINCO AÑOS DE PRISIÓN.

Como autor de un delito de lesiones con armas, concurriendo las agravantes de abuso de superioridad y reincidencia, y la atenuante analógica de arrepentimiento a la pena de TRES AÑOS DE PRISIÓN.

Además a la pena de Inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo por el tiempo de la condena, y al pago de una novena parte de las costas.
A BRYAN ANDRÉS MUÑOZ MONCADA como autor criminalmente responsable de un delito de robo con intimidación y uso de armas en concurso medial con un delito de detención ilegal y un delito de allanamiento de morada, concurriendo la agravante de disfraz y la atenuante analógica de arrepentimiento, a la pena de CINCO AÑOS DE PRISIÓN.

Como autor de un delito de lesiones con armas, concurriendo la agravante de abuso de superioridad y la atenuante analógica de arrepentimiento a la pena de DOS AÑOS Y SEIS MESES DE PRISIÓN.

Además a la pena de Inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo por el tiempo de la condena, y al pago de una novena parte de las costas.
Los acusados Reinel Perdomo Pérez, José Julián García Contreras y Jorge Enrique Gutiérrez indemnizarán conjunta y solidariamente a Dª Gemma Encarnación Requena Gascar en la cantidad de 480 € por las lesiones causadas, en la cantidad de 8.616,40 € por los efectos sustraídos y no recuperados, en la cantidad de 3.000 € por el dinero sustraído y en la cantidad que se determine en ejecución de sentencia por el valor de las joyas sustraídas y no recuperadas, siendo de aplicación lo dispuesto en los artículos 576 y 580 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Los acusados Reinel Perdomo Pérez, José Julián García Contreras, Yeison Yeir Perdomo Pérez y Bryan Andrés Muñoz Moncada, indemnizarán conjunta y solidariamente a D. Florencio Rodríguez Hernández en la cantidad de 2430 € por los días que tardó en curar de sus lesiones, en la cantidad de 6.032 € por las secuelas padecidas, en la cantidad de 500 € por el dinero sustraído y en la cantidad de 37 € por el móvil sustraído, siendo de aplicación lo dispuesto en los artículos 576 y 580 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

ABSOLVEMOS libremente a Yohan Díaz Abud, Jefferson Alejandro Perdomo Contreras, Diego Fernando Renza Andrade y Jesús Orlando Rosero Muñoz, de los delitos de robo con violencia y uso de armas en concurso con el delito de allanamiento de morada, los delitos de detención ilegal y el delito y la falta de lesiones por los que venían siendo acusados, con todos lo pronunciamiento favorables, declarando de oficio cuatro novenas partes de las costas.

Para el cumplimiento de la pena privativa de libertad que imponemos a los anteriores acusados, les abonamos todo el tiempo que hubieran estado privado de ella por esta causa.
Notifíquese esta resolución a las partes, haciéndoles saber que no es firme, pudiendo interponer contra ella recurso de casación ante el Tribunal Supremo, que habrá de prepararse ante esta Sala en el plazo de cinco días.
Llévese testimonio de la presente resolución a los autos principales.

Así por esta nuestra Sentencia, de la que se unirá certificación al Rollo de la Sala, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.
1   2   3   4

similar:

Resolución: 000058/2010 iconResolución 042-2010 del 16 de abril del 2010

Resolución: 000058/2010 iconResolucióN 3312 de 2010

Resolución: 000058/2010 iconResolución 3748 de 2010

Resolución: 000058/2010 iconResolución 3899 de 2010

Resolución: 000058/2010 iconResolución ple-cne-6-9-11-2010

Resolución: 000058/2010 iconResolución del Consejo ue y 20-11-2010

Resolución: 000058/2010 iconResolución de 6 de septiembre de 2010. Punto e

Resolución: 000058/2010 iconResolución No. 083-05-conatel-2010

Resolución: 000058/2010 iconResolución incop no. 046-2010

Resolución: 000058/2010 iconResolución incop no. 040 -2010






© 2015
contactos
ley.exam-10.com