Competencia al sistema educativo tradicional






descargar 41.06 Kb.
títuloCompetencia al sistema educativo tradicional
fecha de publicación13.06.2016
tamaño41.06 Kb.
tipoCompetencia
ley.exam-10.com > Derecho > Competencia


San Agustín, Marginal #25 Altos, 65 Infantería, San Juan, PR 00924

787-962-9776 www.secrece.com


Educación en el Hogar
¿Qué es la educación en el hogar (homeschooling)?
La educación en el hogar es una alternativa educativa en la

que los padres y estudiantes toman el control del

aprendizaje. El padre asume el derecho constitucional de

impartir la educación a sus hijos. Este proceso se

desarrolla, en la mayoría de los casos, como un trabajo

interactivo entre el padre y el estudiante pues el proceso

se adapta a los intereses, fortalezas y debilidades de cada

estudiante. Se considera una alternativa educativa, no una

competencia al sistema educativo tradicional.

Podemos encontrar muchas variantes de la educación en el

hogar:

La madre o padre que no trabaja fuera del hogar y es la

encargada(o) de la mayor parte de la educación

impartida a los menores.

Ambos padres trabajan fuera del hogar, en diferentes

horarios, y se dividen las tareas educativas.

Algún familiar (abuela, tíos, etc.), son los encargados de

dirigir el proceso educativo.

Los padres contratan a un(os) tutor(es) particular(es)

que se encarga de todas o algunas de las materias a

impartirse.

Los padres contratan los servicios de educación a

distancia de alguna escuela certificada.

¿Es legal educar en el hogar en Puerto Rico?
Sí, lo es. Todo puertorriqueño, ciudadano americano, está

protegido por las garantías constitucionales de los Estados

Unidos. Por lo tanto, derecho a educar a los hijos en el

hogar es un derecho protegido por la Decimocuarta

Enmienda (Derecho de Libertad). Si la educación en el

hogar está arraigada en principios religiosos y/o morales,

también se extiende la garantía constitucional de la

Primera Enmienda (Libertad de Culto). El derecho a la

educación en el hogar está protegido en Puerto Rico por el

artículo II, Sección 5 de nuestra constitución. La

educación, a partir de los cinco (5) años de edad, es

obligatoria. 3 LPRA sec. 391. Sin embargo, "no se exigirá la

asistencia a las escuelas públicas a aquellas que reciban

educación en escuelas establecidas bajo auspicios de

entidades no gubernamentales". 18 LPRA sec. 2.

Entiéndase, por lo tanto, que cada hogar-escuela es una

escuela no-gubernamental. La educación en el hogar no

requiere notificación al, ni permiso del Departamento de

Educación, ni de ninguna otra entidad gubernamental.

A pesar de que la educación en el hogar es legal, existe un

alto grado de desinformación entre la comunidad

puertorriqueña sobre este aspecto. Es muy común el que

cuando un padre exprese su deseo de educar en el hogar,

en las escuelas le informen que no es legal hacerlo o que

para hacerlo deben registrase como escuela en el

Departamento de Estado y como resultado muchos padres

abandonan la idea de utilizar esta alternativa educativa. Es

también muy común el que familias educadoras en el hogar

se encuentren con escollos cuando buscan servicios

gubernamentales como lo son los servicios del PAN, de

Reforma de Salud y/o de Educación Especial. Las personas

a cargo de coordinar estos servicios no conocen lo que es

la educación en el hogar y las familias se ven envueltas en

situaciones embarazosas y a veces desisten de solicitar

beneficios a los que tienen derecho. También se conoce de

instancias en las que personas bien intencionadas someten

una querella al Departamento de la Familia por maltrato

pues observan que los menores no asisten a la escuela

regular. Al no existir un reconocimiento oficial por parte

del gobierno de la educación en el hogar, estos casos se

tienen que ver uno a uno y por el crecimiento de miembros

en la comunidad, esto es cada vez más difícil. Por tal

razón, una gran parte de nuestra comunidad no se opone a

que el Gobierno establezca una política pública que

reconozca la educación en el hogar como una alternativa

educativa viable y legal.
¿Quiénes y cuántos son los educadores en el hogar?
Contrario a lo que muchos piensan, los educadores en el

hogar no son un grupo homogéneo. Los educadores en el

hogar son familias de todos los niveles sociales, familias

que utilizan la religión como base de toda su vida y otras

que no. Los educadores en el hogar viven en las ciudades y

en los pueblos pequeños. Sus núcleos familiares pueden ser

tradicionales (papá, mamá e hijos) y pueden ser familias

especiales (un solo padre, familia extendida, etc.).

En Puerto Rico no existe un registro de educadores en el

hogar por lo que no es responsable decir un número

exacto. Podemos hacer un estimado a base de las familias

que pertenecen a un grupo de apoyo pero debemos tener

presente que existen muchas familias que no pertenecen a

ningún grupo de apoyo. Se estima que existen unas mil

familias educadoras en el hogar en Puerto Rico y a juzgar

por el número de familias que asisten a orientaciones

sobre el tema, este número crece a pasos agigantados.

En los Estados Unidos, se estima que existen 2 millones de

menores educadoras en el hogar, o casi un 2% de la

población escolar. Este número es estimado pues no todos

los educadores en el hogar están obligados a registrarse.

Por el número creciente de solicitudes de admisión

presentadas a las universidades y el número creciente de

aceptaciones a las mismas, se puede constatar que la

comunidad de educadores en el hogar está en constante

crecimiento.
¿Por qué elijen las familias la educación en el hogar?
El número de razones para educar en el hogar es igual al

número de familias educadoras en el hogar pero las

principales razones que citan los padres en estudios

realizados son:

Preocupación por el desarrollo de los valores y estilo de

vida de sus niños. Desean enseñar y transmitir sus

valores filosóficos, culturales, religiosos, tradiciones,

creencias y visión particular sobre el mundo.

Preocupación por el desarrollo cognitivo de sus niños. Los

padres desean que sus hijos alcancen más logros

académicos de lo que podrían en una escuela.

Desean individualizar el currículo y ambiente de

aprendizaje de acuerdo con las fortalezas y necesidades

únicas de cada niño.

Desean fomentar las relaciones familiares entre padres e

hijos y entre hermanos a través de mayor contacto

paterno-filial.

Desean proveer interacciones sociales guiadas con pares

y adultos, minimizando la presión de grupo innecesaria

que puede ocurrir en el ambiente escolar.

Un mayor número de padres están preocupados por la

seguridad de sus hijos, debido a la violencia física,

drogas, alcohol y abuso psicológico.

¿Pueden los padres enseñar todo lo que los niños deben

aprender? ¿Cómo certifican su trabajo? ¿Quién los

supervisa?
Cuando nos hacemos estas preguntas partimos de dos

premisas erróneas. La primera premisa errónea es que los

padres deben ser expertos en todas las materias para

educar a sus hijos. El segundo error es pensar que solo

existe una forma de enseñar y por lo tanto los padres

educadores en el hogar se pueden supervisar.

En la educación en el hogar, el padre es más que un

maestro, es un facilitador de recursos. Los niños tienen

una sed por aprender increíble y siempre desean saber el

por qué de los temas más extraños. Desde pequeños, los

padres le muestran a sus hijos que el mundo es un salón de

clases y que en todos lados encontramos recursos de los

que podemos aprender. Cuando pensamos en las destrezas

académicas básicas, todos sabemos que la escuela

elemental comprende unas destrezas que todos dominamos

y que podemos transmitir sin problemas, especialmente

con la variedad de materiales disponibles en el

para la enseñanza de las

mismas. Cuando pensamos en el estudiante que entra en

temas más especializados, debemos tener en cuenta que el

educador en el hogar no se limita a los innumerables libros

de texto disponibles para las distintas materias, sino que

busca recursos en la comunidad: bibliotecas, amigos,

tutores, profesionales, videos, internet, voluntariado, etc.

Los jóvenes son muy capaces de aprender por su cuenta

sobre temas que les interesan, además de que el padre

educador en el hogar muchas veces aprende junto a su hijo

sobre temas que a lo mejor ignoró o se aprendió “por

botella” cuando asistió a la escuela.

Por otro lado, el suponer que algún maestro certificado

debe supervisar a los padres, implica que hay una sola

forma de educar a los niños, y que los maestros

c e r t i f i c ad o s s o n l o s ú n i c o s q u e l a c o n o c e n .

Definitivamente, los maestros han sido adiestrados por

muchos años en técnicas pedagógicas y en materias de

especialidad. Su profesión es sumamente valiosa e

indispensable para el funcionamiento de un salón de clases;

sin embargo, la metodología utilizada en un salón

tradicional para enseñar a grupos grandes es muy distinta

a la utilizada en el ambiente hogareño, donde la relación de

enseñanza y el método son individualizados. No hay un solo

estudio que haya comparado todos los métodos de

enseñanza y que haya comprobado cuál es el más adecuado.

Por lo tanto, es imposible evaluar y supervisar la enseñanza

en el hogar de forma generalizada.
Parte de ésta información fue obtenidad de:
The Caribbean Center of Home Education Resources

North Area Christian Homeschoolers (NACH)

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Competencia al sistema educativo tradicional iconHa revolucionado el negocio tradicional de lavados de autos con su...

Competencia al sistema educativo tradicional iconSistema educativo de Chile

Competencia al sistema educativo tradicional iconSistema educativo e instituciones educativas

Competencia al sistema educativo tradicional iconLa loe y el Sistema Educativo en Castilla La Mancha

Competencia al sistema educativo tradicional iconEstructura del sistema educativo de Estados Unidos

Competencia al sistema educativo tradicional iconTema -3- génesis del sistema educativo ingléS

Competencia al sistema educativo tradicional iconSistema general de participaciones del sector educativo

Competencia al sistema educativo tradicional iconModificación del sistema educativo con el objetivo de mejorarlo

Competencia al sistema educativo tradicional iconBases filosoficas y organizativas del sistema educativo mexicano

Competencia al sistema educativo tradicional iconMarco legal. Estructura del sistema educativo colombiano






© 2015
contactos
ley.exam-10.com