Facultad de ciencias políticas y sociales






descargar 86.44 Kb.
títuloFacultad de ciencias políticas y sociales
página1/2
fecha de publicación10.06.2016
tamaño86.44 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2



UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO


FACULTAD DE CIENCIAS POLÍTICAS Y SOCIALES
LICENCIATURA EN CIENCIA POLÍTICA Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA


FILOSOFÍA Y TEORÍA POLÍTICA II


GAETANO MOSCA:

TEORÍA DE LAS ÉLITES”

PROFESORA: Rosa María Lince Campillo.
Profesora Adjunta: Lic. Andrea Gallardo

Equipo:

Dávila Romero Olinca Janet

Flores Mota Karla Vanessa

Magdaleno Arroyo Dulce Pamela

Ramírez Ugalde Lucía Mariana

c:\users\christian_guuauuu\desktop\facultad de ciencias políticas & sociales.jpg
GAETANO MOSCA

1858-1941
60

VIDA Y OBRA

Gaetano, Mosca fue un jurista italiano, nacido en Palermo, Italia el 1 de abril de 1858, fue político y senador vitalicio, tanto con la monarquía como durante el fascismo con el que tuvo serias diferencias. Fue profesor universitario, y se discute si recibió gran influencia dada la afinidad de sus concepciones con las de Vilfredo Pareto.
Teórico político vinculado a la derecha italiana, se vuelve famoso por sus conocidas críticas al sistema parlamentario de su país. Su aportación célebre a la ciencia política fue su obra ‘’La teoría de la clase política’’.
Estudió derecho en la Universidad de Palermo, en la cual obtuvo el doctorado en 1881, con su tesis “Il fattori Della nazionalitá”. Obra en la que mostró las bases de su pensamiento político.
Tras varios fracasos en sus intentos de conseguir una beca en el extranjero o una plaza de profesor de derecho constitucional, se vio obligado a aceptar en 1887 el puesto de redactor de actas en la Cámara de Diputados, lugar en el que le permitirían conocer de cerca la realidad política de Italia.

Fue catedrático de derecho constitucional en la Universidad de Turín desde 1985 a 1923 labor que compatibilizaba con la publicación de artículos sobre derecho en Il Corriere Della Sera y otros periódicos.
En ese mismo lugar, conoció a diversos pensadores políticos reconocidos como el economista Luigi Eunaudi, el teólogo Francisco Ruffin, y el jurista Solari, quienes le darían a conocer amplios conocimientos para desarrollar su teoría política.

En 1908 obtuvo un puesto que conservó hasta 1919, año en que fue nombrado senador vitalicio, del senado por el rey Manuel III.
Estaba en contra del sufragio. Desempeñó el cargo de subsecretario de las colonias entre 1914 y 1916. En 1925 pasó a ocupar en la Universidad de Roma, la primera cátedra en Italia de Historia de las Instituciones y Doctrinas Políticas, puesto en el que permaneció hasta que se jubiló en 1933. Se considero junto con Pareto, como el creador de la Teoría del Elitismo.
Dedicó su obra a refutar las teorías democráticas y colectivistas prevalecientes, en particular el marxismo. Como Pareto, quiso destruir lo que consideró una fantasía rousseauniana-marxista, según la cual una vez establecido el colectivismo comenzaría una era de igualdad y justicia universal, donde el Estado ya no sería órgano de una clase y tampoco habría explotadores ni explotados. Toda la producción intelectual de Mosca pretendió ser una refutación de “estatus” contra la cual expone su propia teoría, más “realista”, sosteniendo que siempre habrá una clase gobernante.
En su obra recupera el pensamiento original de Saint-Simon: un sistema de dos clases con una minoría dominante y una mayoría dirigida y donde, una vez que determinada sociedad llega a cierta etapa de desarrollo, el control político, en el más amplio sentido de la expresión -la dirección administrativa, militar, religiosa, económica y moral-, es ejercido siempre por una clase especial o por una minoría organizada (Meisel, 1962: 22). Mosca argumenta que incluso en las democracias subsiste la necesidad de una minoría organizada y que, a pesar de las apariencias en sentido contrario y para todos los principios legales sobre los que se basa el gobierno, es ella la que conserva el control real y efectivo del Estado.
Considera al liberalismo como el justo medio entre la aristocracia y la democracia. Es el sistema mediante el cual los funcionarios son elegidos desde abajo es decir, directa o indirectamente por los subordinados. Se les escoge de un conjunto limitado de hombres sabios, experimentados, responsables y devotos, que son los más capaces para gobernar: la minoría aristocrática, caracterizada por tener autoridad pero no poder irrestricto. Estos límites en el poder, frenos y contrapesos, constituyen para Mosca la esencia del liberalismo.
Parte de la premisa de que los muchos, especialmente si son pobres e ignorantes, jamás han dirigido a los pocos, sobre todo si éstos son ricos e inteligentes, por lo que, es una abierta crítica al marxismo, señala que la dictadura del proletariado no podría ser más que la de una clase muy restringida ejercida en nombre del proletariado. Para Mosca, las masas dominadas ejercen presiones sobre el poder e influyen en las medidas que adopta la clase dominante. El descontento popular puede provocar el derrocamiento de una clase, pero otra parecida surgirá inevitablemente de las masas, la cual desempeñará las funciones de una clase dominante.
Las obras más conocidas de Gaetano Mosca


  • “De la teoría de los gobiernos y del gobiernos parlamentarios” (1884)

  • Elementos de ciencia política. Análisis objetivo de la sociedad” (1896)

  • “¿Qué es la Mafia? Análisis de la influencia de grupo de minorías en la sociedad”

  • “La clase política” (Compilación de Norberto Bobbio, 2004)


Mosca es conocido por su concepto de clase política, en su teoría elitista, la élite es una clase social política organizada, que la hace destacar de las masas, por ciertos rasgos en común que los caracterizan. Esta clase monopoliza el poder político, y controla el acceso a la élite de manera burocrática. Afirma que aunque cambie el sistema político, la élite dominante sigue existiendo. El concepto de "clase política", se complementa con los conceptos de "lucha por la preeminencia" y de "fórmula política".


Considera que la democracia es útil como método de selección de élites, pero la percibe como un mal menor, comparado con otros sistemas.

Gaetano Mosca cree que la élite está compuesta por la minoría de personas que detentan el poder en una sociedad. Esta minoría es asimilable a una auténtica clase social, la clase dirigente o dominante, porque aquello que constituye su fuerza y le permite mantenerse en el poder es precisamente su organización, su estructuración.
Existen, en efecto, diversos vínculos que unen entre sí a los miembros de una élite dominante, etc. Estos lazos o vínculos aseguran a la élite una unidad suficiente de pensamiento y la cohesión propia de grupos característicos de una clase.
Estudia y profundiza en los regímenes democráticos, y en que las minorías organizadas dirigen y manipulan a las mayorías, ya que ésta última no se encuentra organizada, ni unida para un mismo fin, aunque entre la mayoría convengan en algún tema en específico, no hay esa organización planificada (contraria a las minorías).
“La teoría de las élites, afirma que en todas las sociedades, la dirección política, administrativa, militar, religiosa, económica y moral es ejercida por una minoría organizada, esta concepción es aún más antigua de lo que cree.”1
INTRODUCCIÓN

TEORÍA DE LAS ÉLITES
La teoría de las elites no es en sí misma una corriente conservadora, ya que es un hecho contundente que aun en los sistemas más democráticos las minorías guían y las mayorías son guiadas y manipuladas. Lo que sí es una expresión conservadora de ella, es que plantea un cambio lento, gradual y controlado desde arriba, sin reconocer del todo las ventajas y virtudes del método electoral como mecanismo de recambio de la clase en el poder. El estudio de las élites no es exclusivo de la Italia de Benito Mussolini o de la Alemania de Adolfo Hitler.
Antes del advenimiento del fascismo y del nacional socialismo varios pensadores, invocando el liberalismo, habían señalado y examinado la distancia que separa a gobernantes y gobernados y sometieron a examen los postulados de la democracia liberal. La teoría de las élites, que afirma que en todas las sociedades la dirección política, administrativa, militar, religiosa, económica y moral es ejercida por una minoría organizada, es más antigua de lo que comúnmente se cree.
Desde Maquiavelo esto quedó claro, él afirmó en sus "Discursos" que en cualquier ciudad, no importa cómo esté ordenada, en los niveles de comando hay apenas unas cuantas personas. Más adelante, Saint-Simon estableció que la dirección política debe estar confiada a quienes tienen la capacidad de hacer progresar la ciencia y conducir la producción económica. Alumno de Saint-Simon, Augusto Comte sostuvo que el mando de la sociedad debía corresponder a una aristocracia científica.
Por su parte, Hipólito Taine explicó la Revolución Francesa de 1789 como la necesidad de que una nueva clase dirigente sustituyera a la antigua, que había perdido sus aptitudes para el comando.

Marx y Engels llegaron a la conclusión de que el Estado es el representante de la clase poseedora de los instrumentos de producción económica. Cabe destacar que percibieron que las revoluciones no han sido más que el reemplazo de una élite por otra ya que como señaló Engels refiriéndose a la Revolución Francesa de 1848, hasta aquella fecha.
“... todas las revoluciones se habían reducido a la sustitución de una determinada dominación de clase por otra: pero todas las clases dominantes anteriores sólo eran pequeñas minorías, comparadas con la masa del pueblo dominada. Una minoría dominante era derribada, y otra minoría empuñaba en su lugar el timón del Estado y amoldaba a sus intereses las instituciones estatales. Este papel correspondía siempre al grupo minoritario capacitado para la dominación y llamado a ella por el estado del desarrollo económico y, precisamente por esto y sólo por esto, la mayoría dominada, o bien intervenía a favor de aquella en la revolución o aceptaba la revolución tranquilamente. Pero, prescindiendo del contenido concreto de cada caso, la forma común a todas estas revoluciones era la de ser revoluciones minoritarias. Aun cuando la mayoría cooperase en ellas, lo hacía -consciente o inconscientemente- al servicio de una minoría; pero esto, o simplemente la actitud pasiva, la no resistencia por parte de la mayoría, daba un grupo minoritario la apariencia de ser el representante de todo el pueblo (Engels, s/f: 678)”.

Las clases políticas se forman según dos tendencias: la aristocrática, que se gesta desde arriba, y la democrática, que proviene de abajo. La primera se caracteriza por la organización militar burocrática y la segunda por la organización del sistema electoral. Esta última estimula un proceso de rotación o circulación de la elite controlada, ya que por lo general la clase política cuenta con los medios idóneos para orientar la voluntad de los electores.
La minoría dominante o élite posee estructura, cualidades superiores y control de fuerzas, además de conexiones y parentescos. Su éxito y su poder radican en que es una minoría organizada en contraposición con una mayoría desorganizada.

La desorganización de la mayoría deja a cada uno de sus miembros impotentes ante el poderío organizado de la minoría. Por ser un grupo reducido puede lograr lo que la mayoría no puede: comprensión mutua y una acción concertada.

La élite actúa con base en la razón y el conocimiento, mientras que la no élite es impulsada primordialmente por el sentimiento. Para promover sus intereses y buscar apoyo la élite apela al elemento sensible de las masas.

Es muy importante resaltar que para la teoría de las elites la verdadera lucha por el poder se da dentro de la clase gobernante, lo cual no excluye la posibilidad de que también se beneficie la mayoría de la sociedad0 incluso toda ella. En realidad, la sociedad avanza cada vez que la minoría gobernante mejora o es reemplazada por otra de superior calidad: por el contrario, si la clase dominante se hunde en la decadencia sin que ninguna otra minoría proponga una solución más adecuada para los problemas de la época, el resultado será el estancamiento o la lenta desintegración.
Cuando el poder de la élite gobernante se encuentra amenazado y, por alguna razón, renuncia a hacer frente a la fuerza con la fuerza, se debilita y cualquier pequeño grupo puede imponerle su voluntad. Si por cuestiones de conveniencia la

élite en el poder no usa la fuerza y recurre al fraude y al engaño para desbaratar al adversario, sólo logrará con el tiempo que el poder pase de una minoría a otra, o que se dé una nueva composición de sí misma. Para los teóricos de esta línea de pensamiento el ideal de reemplazar el uso de la fuerza por la ley es una penosa ilusión.
Así, Vilfredo Pareto, Gaetano Mosca y Robert Michels, dieron una nueva forma de interpretación al estudio de la sociología política de fines del siglo XIX y principios del siglo XX. Con sus aportaciones modificaron las concepciones tradicionales de la democracia liberal. Es importante rescatar que en términos generales hay elementos que comparten los tres autores: La teoría de las elites puede (englobar los conceptos de circulación de las elites de Pareto, de clase política de Mosca y de ley de hierro de la oligarquía de Michels.
Por ello a continuación para poder comprender los aspectos de su pensamiento desglosaremos los conceptos de Mosca tomados de sus obras, y así enriquecernos de conocimiento que dejaron con base a lo que ellos desarrollaron de acuerdo a lo que se desenvolvían en el contexto de su vida.


EL ELITISMO
“En su versión más cruda, la noción de que los Menos deben gobernar porque de hecho lo hacen, y, en términos más suaves, de que siendo pocos los que pueden gobernar, los Más no gobiernan, ni lo harán nunca”2.

Es decir, la mayoría al no estar organizada ni estar preparados, no tener los medios para ejercer y luchar por el poder, no podrán gobernar ni gobernarse a sí mismos, y estarán subyugados a que loa organizados los gobiernen. Asimismo, Mosca hace hincapié en el grado de civilización y como esto determina el grado de poder que se ganen las élites, por medio de la poca o mucha civilidad, inteligencia o ignorancia de los pueblos, por ello para Mosca “El poder es siempre poder organizado, y esto solo es aplicable a sociedades que han llegado a etapas avanzadas de civilización”3
LA TEORÍA DE LAS ÉLITES
Para comprender mejor los estudios que Gaetano Mosca realizó, partimos de una idea suya que, define en gran medida lo que es una Élite: “La historia de las sociedades ha sido, es y será la historia de las minorías dominantes”, pero para entender más a fondo qué es una Élite, definimos a la élite como una parte selecta de un grupo que comparte ciertas características, éstas pueden ser sociales, culturales, políticas y principalmente económicas, asimismo la posición que ocupan en la escala social.

Muy a menudo, estas elites se encuentran en la Política, la alta burocracia y las grandes compañías.
Mosca toma de Saint Simon (antecesor de la Teoría de las élites) el sistema de existencia de dos clases que hacen posible la materialización de la Élite:


  • La minoría dominante Los gobernantes

  • La mayoría dirigida Los gobernados


Los gobernantes, por su parte: Conforman el grupo menos numeroso, ostentan el poder, disfrutan de las ventajas que el poder les brinda, monopolizan el mismo y hay entre ellos valores que no se rompen, tal vez el más importante es la Lealtad, pues ésta no solo se practica entre los elitistas de la misma jerarquía sino que también se practica con los “subordinados” pues son éstos quienes a través de una relación más estrecha con el alto mando, no ven un jefe sino un líder. Esto disminuye y elimina la posibilidad de que los subordinados se vuelvan contra la clase política o las élites.
Mientras que los gobernados pertenecen al grupo más numeroso, que es dirigido por los gobernantes y que es dirigido y regulado más o menos de manera legal, pero siempre con todo el uso de la violencia en el caso que sea necesario.
Hay dos hechos que son inevitables dentro de un sistema sonde existan las élites, el primero:
1. “En todo organismo político hay siempre una persona que está por encima de la jerarquía de toda la clase política y que dirige lo que se llama Timón del Estado. Esta persona no es la que legalmente tendría que disponer del poder supremo: es decir, en lugar del presidente elegido gobierna el político que lo ha hecho elegir, en otras ocasiones son dos o tres quienes gobiernan”4
Por lo tanto en este primer hecho, es evidente el peso que tiene la lealtad y el cumplimiento de los favores políticos y la falsa idea de que una sola personas representa los intereses del pueblo, cuando realmente representa a los de la cúpula.
2. “El descontento de la masa de gobernados, las pasiones que agitan a ésta, pueden ejercer cierta influencia sobre la dirección de la clase política”5, es decir, muy pocas serán las ocasiones en las que la clase dirigente se preocupe por las necesidades de las masas, esto solo se llevará a cabo cuando la situación lo amerite.
  1   2

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Facultad de ciencias políticas y sociales iconFacultad de ciencias políticas y sociales

Facultad de ciencias políticas y sociales iconFacultad de ciencias sociales y politicas

Facultad de ciencias políticas y sociales iconFacultad de jurisprudencia, ciencias políticas y sociales

Facultad de ciencias políticas y sociales iconFacultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales

Facultad de ciencias políticas y sociales iconFacultad de Ciencias Sociales, Políticas y de la Comunicación

Facultad de ciencias políticas y sociales iconFacultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales

Facultad de ciencias políticas y sociales iconFacultad de jurisprudencia, ciencias políticas y sociales

Facultad de ciencias políticas y sociales iconFacultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales

Facultad de ciencias políticas y sociales iconFacultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales

Facultad de ciencias políticas y sociales iconUniversidad nacional autónoma de méxico facultad de ciencias políticas y sociales






© 2015
contactos
ley.exam-10.com