Luego de la Segunda Guerra Mundial, el mundo entró en una bipolaridad, producto del enfrentamiento político, económico e ideológico surgido entre dos grandes






descargar 103.24 Kb.
títuloLuego de la Segunda Guerra Mundial, el mundo entró en una bipolaridad, producto del enfrentamiento político, económico e ideológico surgido entre dos grandes
página1/4
fecha de publicación02.06.2016
tamaño103.24 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4
EL MUNDO DE 1945 A 2012
Luego de la Segunda Guerra Mundial, el mundo entró en una bipolaridad, producto del enfrentamiento político, económico e ideológico surgido entre dos grandes superpotencias: Estados Unidos y la Unión Soviética. Durante casi medio siglo, la posibilidad de un enfrentamiento directo entre las dos potencias mantuvo en vilo al mundo, ya que ambas eran poseedoras de un notable arsenal nuclear.
El fin de la guerra también dejó debilitadas a las potencias coloniales y favoreció el surgimiento de movimientos independentistas y nacionalistas en varias zonas de África y Asia. Para finales del siglo XX la terminación de la Guerra Fría consolidó a los Estados Unidos como única superpotencia económica y militar, al tiempo que permitió la integración de los países de Europa bajo la égida de la Unión Europea como ejemplo de colaboración y solidaridad entre las naciones.
El nuevo orden mundial
Hacia finales de la Segunda Guerra Mundial, los países que encabezaban el bando aliado se reunieron en dos ocasiones para decidir cuál sería el futuro de Europa y de Alemania. La conferencia de Yalta En febrero de 1945, cuando había entrado en su fase final la Segunda Guerra Mundial, los líderes de las tres potencias aliadas, Franklin Delano Roosevelt, por Estados Unidos; Winston Churchill, por Inglaterra, y Joseph Stalin, por la Unión Soviética, se reunieron en la ciudad de Yalta para discutir sobre el futuro de Europa luego de la guerra. En dicha ciudad, los líderes aliados llegaron al acuerdo de que Alemania sería, desmilitarizada y dividida en cuatro zonas de ocupación, regidas por Estados Unidos, Unión Soviética, Inglaterra y Francia. Asimismo, se estableció que Alemania tendría que pagar grandes reparaciones financieras a las partes afectadas y que se crearía un Tribunal Internacional que juzgaría a los principales líderes del régimen nazi por sus crímenes de lesa humanidad.
También se aprobó la Declaración sobre la Europa Liberada, según la cual las tres potencias se comprometieron a la reconstrucción de los países de Europa bajo el liderazgo de gobiernos elegidos democráticamente y alejados de la amenaza fascista.
Los líderes de las potencias acordaron la creación de un organismo internacional en el que estuvieran representados todos los países y en el que, a través del debate pacífico, se trataran de evitar futuros conflictos bélicos. be esta manera, se diseñaron las bases de un sistema de relaciones internacionales que perdura hasta hoy.
La creación de la ONU
Como en el período de entreguerras, la Sociedad de las Naciones había demostrado su inoperancia para resguardar la paz entre las naciones, las potencias aliadas fomentaron la creación de un nuevo foro: la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
En junio de 1945 se reunió la Conferencia de San Francisco, una asamblea de representantes de más de cincuenta países. Allí se redactó la Carta fundacional de la ONU, la cual se fundamentó en cuatro principios básicos:
La defensa de los derechos de la persona. Esta comprendía el respeto por el ejercicio de las libertades individuales y la inviolabilidad de los derechos humanos sin diferencias de edad, sexo, raza o religión.
El mantenimiento de la paz y la seguridad mundial. El ingreso de cada miembro de la ONU en la organización es precedido por la renuncia al empleo de la fuerza y el compromiso de solucionar sus conflictos con otros países de forma pacífica.
La libre determinación de los pueblos. Ningún pueblo vería coartada su soberanía por otro, 16 que abría la puerta a la descolonización de los imperios.
La cooperación entre los pueblos. La ONU creó organismos especializados para el intercambio de ayuda entre todos sus miembros en las materias más importantes: agricultura y alimentación (FAO), salud (OMS), Educación, ciencia y cultura (UNESCO), trabajo (OIT) y protección a la niñez (UNICEF).
Las decisiones más importantes las tomaba un Consejo de Seguridad, compuesto por cinco países permanentes que eran Estados Unidos, URSS, Inglaterra, Francia y China, y diez países no permanentes.
La Conferencia de Potsdam
En julio de 1945, tras la derrota de Alemania, los líderes de las potencias aliadas se reunieron en la ciudad alemana de Potsdarn. A esta conferencia asistieron los nuevos gobernantes de los Estados Unidos, el presidente Harry S. Truman, el nuevo primer ministro británico, CIement Attlee, y Iosef Stalin. Si bien cambiaron los representantes de las potencias, la realización de los pactos firmados en Yalta continuaba en discusión.
En Potsdam, las potencias acordaron la reconstrucción de una Alemania más democrática por medio de la implementación de la política de las "cuatro D": desmilitarización del ejército, desnazificación de la sociedad germana, descartelización o finalización de los grandes carteles económicos beneficiados por la política exterior y militarista del régimen nazi, y democratización de la sociedad. Asimismo, se concertó la división de Alemania y Austria en cuatro zonas regidas por las potencias vencedoras. Esto mismo ocurrió en las ciudades de Berlín y Viena. Finalmente, las potencias aliadas fijaron el monto de las reparaciones en 20 mil millones de dólares, de los cuales la mitad correspondía a la URSS.
Diferencias entre los aliados
La conferencia de Potsdam dejó entrever las diferencias entre Inglaterra y Estados Unidos con la Unión Soviética. Si bien en la conferencia de Yalta se había acordado la instauración de gobiernos democráticos en los países europeos luego de la guerra, la realidad era muy diferente: en primer lugar, aunque la Unión Soviética había salido fortalecida por su participación en la guerra al liberar a los países de Europa oriental, mantuvo una política de control sobre estas naciones alentando el ascenso de partidos comunistas locales como sucedió en Polonia y Rumania, dejando de lado el acuerdo de conformación de los gobiernos democráticos.
Además, la URSS siguió una política de expansión territorial al tomar la región de Ruteraria que pertenecía a Checoslovaquia y las zonas de Besabaria y Bucovina que hacían parte de Rumania.
Pese a la protesta de Inglaterra y Estados Unidos por estos arreglos territoriales y las desavenencias políticas, las potencias tuvieron que aceptar las pretensiones soviéticas. En estas tensiones, se estaba configurando un mundo bipolar compuesto por dos bloques: uno al oriente, dirigido por la Unión Soviética, y otro al occidente, liderado por Estados Unidos.
La Guerra Fría
Luego de la Segunda Guerra Mundial se presentó un enfrentamiento global entre dos superpotencias: Estados Unidos y la Unión Soviética. Como ambas poseían armas nucleares, esta rivalidad no desencadenó una confrontación directa entre los dos países y sí una política de amenazas y disuasión en la que la diplomacia jugó un papel importante para mantener la paz. Sin embargo, se desarrolló una serie de conflictos localizados en diferentes partes del mundo, en los cuales las superpotencias actuaron de manera indirecta colaborando con sus respectivos bandos.
La Doctrina Truman y El Plan Marshall
En 1946, Winston Churchill denunció, en un famoso discurso, que Europa oriental se encontraba envuelto por una Cortina de Acero, controlada por los soviéticos. Así, describía la creciente influencia soviética sobre los países de Europa Oriental y el temor a un expansionismo de este país hacia el sur y occidente del continente. En este mismo año, la Unión Soviética apoyaba a las fuerzas comunistas de Grecia y Turquía. En 1947, el presidente estadounidense Truman manifestó su apoyo a los partidos defensores de la democracia y extendió su ayuda a todos los anticomunistas en cualquier parte del mundo. Esta estrategia se conoció como política de contención o Doctrina Truman.
Este apoyo político también comprendió la colaboración económica. En junio de 1947, los estadounidenses propusieron el Plan Marshall, que era un programa de ayuda para reconstruir las economías europeas destruidas por la guerra. La URSS rechazó este proyecto y obligó a los países de Europa oriental a hacer lo mismo.
La Doctrina Jdanov y el Kominform
La respuesta soviética a la Doctrina Truman y al Plan Marshall no se hizo esperar. En septiembre de 1947, se creó la Oficina de Información de los Partidos Comunistas y Obreros Kominform que tenía como objetivo reunir a los partidos comunistas de los países de las zonas bajo influencia soviética, como Bulgaria, Checoslovaquia, Hungría, Polonia y Rumania. El funcionamiento de la Kominform se fundamentaba en el intercambio de información, la coordinación de acciones y la colaboración entre los partidos comunistas.
Al tiempo, el ideólogo soviético Andrei Jdanov enunció los principios de la política exterior soviética, la cual se conoció comoDoctrina Jdanov. Esta señalaba que la URSS defendería a los países que quisieran liberarse de la influencia de los Estados Unidos. Al igual que Churchill, Jdanov concordó en señalar la bipolaridad del mundo, dirigida por los Estados Unidos y la Unión Soviética.
Los bloques occidental y oriental
Tras la crisis de 1946 y 1947, el mundo quedó dividido en dos bloques: el occidental y el oriental. Mientras que el bloque occidental se caracterizó por sustentar una economía capitalista y apoyar un gobierno democrático liberal, el oriental se identificó por su economía estatalizada y dirigida por dictaduras comunistas.
El bloque occidental
La política exterior de los Estados Unidos durante la Guerra Fría estaba orientada a impedir el triunfo del comunismo más allá del área de influencia soviética en Europa. Para ello, implemento una serie de alianzas militares y defendió sus propios sistemas políticos y económicos.
Alianzas militares. En Europa occidental, se creó una organización militar: la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN en 1949. Fuera de Europa firmaron el Tratado de Río de Janeiro con América Latina en 1947; la Organización del Tratado del Sureste Asiático (SEATO) con los países del Lejano Oriente en 1954; y el Pacto de Bagdad con los países del Oriente Medio en 1955.
Sistema político. Estados Unidos favoreció la adopción de sistemas democráticos dentro de su bloque. La democracia se implantó en los países de Europa occidental que habían participado en la Segunda Guerra Mundial y también en otras regiones. Los principios de la democracia eran la soberanía popular que se ejerce en las elecciones libres; la separación de los poderes públicos, el ejecutivo, el legislativo y el judicial; yel reconocimiento de las libertades y el derecho a la ciudadanía.
Sistema económico. El bloque occidental mantuvo la economía capitalista que se basaba en dos principios: el reconocimiento de la propiedad privada y la existencia de un mercado libre, que funciona de acuerdo con la Ley de la oferta y la demanda. La principal novedad tras la guerra fue la intensificación del intervencionismo del Estado en la economía.
El bloque oriental
Al terminar la guerra, el bloque soviético aceptó que en sus zonas de influencia se instauraran gobiernos de coalición con todas las fuerzas públicas. Sin embargo, los partidos comunistas controlaban los ministerios más importantes e, impulsados por Stalin, acapararon todo el poder entre 1946 y 1948. Este bloque se organizó en gran medida por oposición a las iniciativas estadounidenses, ya que sus instituciones fueron posteriores al bloque occidental.
La URSS respondió al Plan Marshall con la organización del Consejo de Ayuda Económica Mutua (COMECON) en 1949. Su objetivo era coordinar las economías de los países europeos que estaban bajo la hegemonía soviética. Además, en respuesta a la OTAN crearon el Pacto de Varsovia, una alianza militar establecida en 1955 con sus países satélites: Polonia, Hungría, Checoslovaquia, Rumania y Bulgaria.
El sistema político apoyado por la URSS en sus zonas de influencia fue el de las democracias populares. Este sistema se caracterizaba por mantener un sistema de partido único: el partido comunista que mantenía el poder y control político; no existía una división de poderes públicos y había ausencia total de libertades.
La economía se rigió por el modelo estalinista basado en los principios marxistas. Según esta ideología, las empresas debían ser propiedad estatal y ser administradas por el Estado para acabar la explotación del ser humano por parte de los capitalistas.
Fases de la Guerra Fría
La Guerra Fría pasó por tres etapas principales:
Un período de máxima tensión (1947-1956), en el que los dos bloques ampliaron sus zonas de influencia, produciendo dos grandes crisis: la de Berlín en 1948 y la Guerra de Corea (1950-1953).
Un período de coexistencia pacífica (1956-1977), en el que se inició el diálogo y la distensión entre las dos superpotencias. Pese a ello, se produjeron conflictos como el que generó la construcción del Muro de Berlín en 1961, la crisis de los misiles soviéticos en Cuba en 1962 y la Guerra de Vietnam entre 1962 y 1975.
Un período de rebrote de la Guerra Fría (1977-1989), en el que la URSS comenzó a desplegar misiles nucleares a sus zonas de influencia europea y asiática en lo que se conoce como la crisis de los euromisiles. Por entonces, la Unión Soviética también aumentó su apoyo a los movimientos guerrilleros de diferentes países del Tercer Mundo e inició su intervención en Afganistán para mantener un gobierno soviético en ese país. Estados Unidos respondió a esta agresiva política soviética con la instalación de misiles en algunas bases europeas de la OTAN y con el proyecto de Defensa Estratégica, conocido como Guerra de las Galaxias.
El bloqueo de Berlín
El primer enfrentamiento de la Guerra Fría ocurrió con la crisis de Berlín solo tres años después de acabar la Segunda Guerra Mundial. En 1948, los sectores regidos por Estados Unidos, Francia e Inglaterra se unieron para crear la República Federal Alemana (RFA). La URSS, que se oponía a la reunificación de Alemania, bloqueó en represalia a Berlín occidental que se situaba en la zona soviética. Pero los aliados lograron abastecer la ciudad por medio de un corredor aéreo, lo que hizo fracasar el bloqueo soviético. Finalmente, la URSS respondió creando un Estado comunista en su sector, la República Democrática Alemana (RDA).
La guerra de Corea
En 1949, las tropas comunistas de Mao Tse Tung triunfaron en la guerra civil China. Por ello, Estados Unidos temió que se produjera una expansión del comunismo en Asia. En este ambiente estalló la guerra de Corea (1950-1953). Tras la rendición japonesa en la Segunda Guerra Mundial, la península de Corea fue dividida en dos zonas por el paralelo 38°: el norte, bajo la influencia soviética, y el sur, apoyado por Estados Unidos.
En 1950 Corea del Norte invadió Carea del Sur. El ejército surcoreano casi había sido derrotado cuando la ONU condenó la invasión y aprobó la intervención de l:lna tropa multinacional para sofocar el conflicto. La coalición de las Naciones Unidas, liderada por Estados Unidos, emprendió la reconquista de Corea del Sur y llegó a adentrarse en el norte. Entonces China apoyó secretamente a Carea del Norte. Ante estos 'hechos, el general estadounidense Douglas MacArthur, jefe de las tropas de la ONU, planteó el uso de la bomba atómica para disuadir a los chinos, lo que provocó la destitución del general. Finalmente se firmó una tregua en 1953. En ella se mantuvo la división de Corea en dos Estados con una frontera semejante a la que tenían antes de la guerra.
La construcción del muro de Berlín
En 1961 Alemania volvió a convertirse en protagonista de la Guerra Fría. La ciudad estaba dividida en dos sectores: el occidental, que pertenecía a la RFA, y el oriental que era la capital de Alemania oriental. Entre ambas zonas existían grandes diferencias, ya que el sector occidental era mucho más rico que el oriental y la población disfrutaba de un régimen de libertades del que carecían los berlineses orientales. Esto explica que se diera una migración al Berlín oeste que preocupaba a las autoridades de Alemania oriental.
Las autoridades comunistas de la RDA decidieron entonces separar su sector de la parte occidental de la ciudad para detener la emigración. El 13 de agosto de 1961, levantaron el muro de hormigón que dividió Berlín ya los berlineses durante treinta años. Este hecho impresionó al mundo y se convirtió en un símbolo de la Guerra Fría.
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Luego de la Segunda Guerra Mundial, el mundo entró en una bipolaridad, producto del enfrentamiento político, económico e ideológico surgido entre dos grandes iconFicha 7: Japón, la vida luego de la Segunda Guerra Mundial. Los antecedentes del crecimiento

Luego de la Segunda Guerra Mundial, el mundo entró en una bipolaridad, producto del enfrentamiento político, económico e ideológico surgido entre dos grandes iconResumen : Se presentará un panorama mundial de la visión sobre la...

Luego de la Segunda Guerra Mundial, el mundo entró en una bipolaridad, producto del enfrentamiento político, económico e ideológico surgido entre dos grandes iconConcepto: La Guerra de los mil días fue una guerra civil que asoló...

Luego de la Segunda Guerra Mundial, el mundo entró en una bipolaridad, producto del enfrentamiento político, económico e ideológico surgido entre dos grandes iconLa Guerra Fría: conflicto suscitado entre Estados Unidos y la Unión...

Luego de la Segunda Guerra Mundial, el mundo entró en una bipolaridad, producto del enfrentamiento político, económico e ideológico surgido entre dos grandes iconEl Primer ensayo nuclear sobre ciudades en II guerra Mundial
«Aliados», haciéndose formal el 2 de septiembre con la firma del acta de capitulación. Con la rendición de Japón concluyó la Guerra...

Luego de la Segunda Guerra Mundial, el mundo entró en una bipolaridad, producto del enfrentamiento político, económico e ideológico surgido entre dos grandes iconPrimera guerra mundial, periodo de entre guerra, revolución rusa,...

Luego de la Segunda Guerra Mundial, el mundo entró en una bipolaridad, producto del enfrentamiento político, económico e ideológico surgido entre dos grandes iconEl origen de la Unión Europea se remonta al final de la Segunda Guerra...

Luego de la Segunda Guerra Mundial, el mundo entró en una bipolaridad, producto del enfrentamiento político, económico e ideológico surgido entre dos grandes iconLos «vibrantes 60» – una etapa de crecimiento económico (1960-1969)
«mercado único». Se produce un vuelco político importante cuando se derriba el muro de Berlín y se abre la frontera entre las dos...

Luego de la Segunda Guerra Mundial, el mundo entró en una bipolaridad, producto del enfrentamiento político, económico e ideológico surgido entre dos grandes iconEl fascinante y estremecedor relato de uno de los escándalos político-financieros...

Luego de la Segunda Guerra Mundial, el mundo entró en una bipolaridad, producto del enfrentamiento político, económico e ideológico surgido entre dos grandes iconConsecuencias de la Segunda Guerra Mundial






© 2015
contactos
ley.exam-10.com