El terrorismo como crimen de lesa humanidad – Análisis y consecuencias de la incorporación






descargar 99.34 Kb.
títuloEl terrorismo como crimen de lesa humanidad – Análisis y consecuencias de la incorporación
página2/3
fecha de publicación14.03.2016
tamaño99.34 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3

V. Terrorismo y crimen de lesa humanidad

 

Sobre esta base se plantea la pregunta acerca de si los delitos de terrorismo caen bajo el tipo penal del crimen de lesa humanidad. En este sentido se debe comenzar por definir qué debe comprenderse bajo el concepto de terrorismo.-

 

1. Definición de terrorismo

 

Aun cuando varios ordenamientos jurídicos castigan hechos terroristas o la constitución y apoyo de un grupo terrorista,[59] no existe hasta el momento, empero, una definición de terrorismo con validez general ni en el plano del derecho internacional ni en el del derecho alemán. Qué elementos califican a un acto terrorista como tal, es algo que se puede extraer de la decisión marco del 13 de junio de 2002[60] del Consejo de la Unión Europea sobre la lucha contra el terrorismo. En el Art. 1 apartado 1 se define a los delitos de terrorismo como los actos dolosos a los que se refieren las letras a) a i) de la decisión marco, que, por la naturaleza de su comisión o su contexto, puedan lesionar gravemente a un país o a una organización internacional cuando sean cometidos con el fin de intimidar gravemente a una población, obligar indebidamente a los poderes públicos o a una organización internacional a realizar un acto o a abstenerse de hacerlo, o desestabilizar gravemente o destruir las estructuras fundamentales políticas, constitucionales, económicas o sociales de un país o de una organización internacional. Los actos catalogados en el Art. 1 apartado 1 a- i de la decisión marco abarcan aquellos que típicamente efectúan las organizaciones terroristas como homicidio, lesiones corporales, secuestros, destrucciones graves, apoderamiento ilícito de buques y aeronaves, liberación de sustancias peligrosas, amenazas, etc.. Se encuentran exceptuadas las actividades de las fuerzas armadas en período de conflicto armado, en los términos del Derecho internacional humanitario y en el ejercicio de sus funciones oficiales, en la medida en que se rigen por otras normas de Derecho internacional.[61] La cuestión de la motivación de los terroristas no fue mencionada en la decisión marco. De la expresión de motivos de la decisión marco y de las formas de aparición del terrorismo se puede concluir que los terroristas actúan para imponer una ideología política, religiosa o de otro tipo.-

En conclusión, un acto debe satisfacer cuatro elementos para ser calificado de terrorista: debe tratarse en primer lugar de un hecho doloso de la clase mencionada, que, en segundo lugar, por la forma de comisión o el contexto respectivo ha de poder dañar seriamente a un país o a una organización internacional, en tercer lugar, ha de ser cometido con la intención de intimidar gravemente a una población, obligar indebidamente a los poderes públicos o a una organización internacional a realizar un acto o a abstenerse de hacerlo, o desestabilizar gravemente o destruir las estructuras fundamentales políticas, constitucionales, económicas o sociales de un país o de una organización internacional con la finalidad, en cuarto lugar, de alcanzar la imposición una ideología política, religiosa o de otra naturaleza.-

 

2. Subsunción de los actos terroristas bajo los tipos penales del crimen de lesa humanidad

 

a) Tipo objetivo

 

aa) Comisión de un acto individual

 

Una acción terrorista acorde con la definición mencionada más arriba realizará de ordinario uno o más de los actos individuales exigidos. Sirven como ejemplos de ello los atentados en New York y Washington del día 11.09.2001. En estos atentados resultaron muchas personas muertas (más de 3000) (Art. 7 apartado 1 a ECPI, § 7 apartado 1 número 1 Cod.PI) y con graves daños físicos y mentales (Art. 7 apartado 1 k ECPI, § 7 apartado 1 N. 8 Cod.PI). También los secuestros de personas pueden representar, dependiendo el modo de ejecución, actos individuales del Art. 7 apartado 1 e, § 7 apartado 1 N. 5 o 9. En todo caso es un presupuesto de ello que la víctima del hecho revista la calidad de miembro de la población civil como ocurrió tanto en nuestro ejemplo del Word Trade Center como también el del Pentágono y el de los pasajeros de las cuatro máquinas secuestradas.-

 

bb) Existencia de un hecho global

 

Más allá de ello, en el caso de acciones terroristas debería existir un hecho global; esto es, un ataque generalizado y sistemático contra la población civil. Un ataque contra la población civil existe ante la comisión de múltiples actos individuales. Esta exigencia se encuentra típicamente satisfecha frente a las actividades terroristas, tal como lo está en el ejemplo de los atentados del 11.09.2001. Más de 3000 personas resultaron muertas o gravemente lesionadas y cientos de personas a bordo de la aeronave fueron privadas de su libertad. No se puede negar automáticamente un ataque a la población civil en caso de que el atentado terrorista produzca nada más que una sola víctima. Esto depende, antes bien, de la realización de otros hechos particulares que se encuentren en una vinculación tal con estos actos terroristas que puedan ser comprendidos como un ataque único. Que la comisión de homicidios individuales (por ejemplo, de funcionarios políticos de alto rango) pueda ser estimada como “ataque”, en razón de que con ello se persigue como objetivo un nuevo ordenamiento mundial, aparece por lo menos como dudoso. Respecto de la mayoría de tales hechos individuales debe denegarse ya la concurrencia de un ataque puesto que allí no puede hablarse de una comisión múltiple.-

 

El ataque debería ser generalizado o sistemático. Es generalizado cuando exige una gran cantidad, es decir, una multiplicidad indeterminada de víctimas. Que ello sea el caso, depende en cada supuesto del modo de comisión de hecho. En el ejemplo del 11.09.2001 hubo más de 3000 víctimas lo cual constituye sin lugar a dudas un gran número. Un ataque es sistemático cuando sigue un plan o una política previos. Los miembros de organizaciones terroristas están con frecuencia divididos en células que actúan entre sí de modo completamente independiente. Si bien existe un soporte de tipo financiero o logístico por parte de la organización madre, no puede hablarse aquí, empero, de un plan conjunto y global. La persecución y favorecimiento de una política sí entrarían sin embargo en consideración. Ésta no necesita estar consignada de manera formal y programática. Alcanza cuando al ataque subyace una ideología en sentido amplio. Respecto de las características arriba mencionadas de las acciones terroristas hay que remarcar que, justamente, éstas han de servir a la imposición de metas ideológicas de carácter político, religioso o de otro tipo.-

 

El ataque debe serle adjudicado a un Estado o a una organización. No puede invocarse al respecto el apoyo político de un tercer Estado para actos terroristas en otros Estados. El adjudicatario del ataque debe ser la organización terrorista misma. Es dudoso que los grupos terroristas puedan considerarse organizaciones. La mayoría de los grupos terroristas no cumplen el criterio del dominio sobre determinado territorio. Estos se mantienen, antes bien, escondidos dentro del territorio dominado por otros (independientemente de si estos los apoyan o los persiguen). Regularmente, tampoco estará dada una semejanza con grupos estatales como las fuerzas armadas o la policía. Si en contra de la comprensión que aquí se defiende se considerara que una organización ya existe cuando la agrupación de personas dispone de los medios personales y materiales para ejecutar por sí misma un ataque generalizado y sistemático contra la población civil, resultarían abarcadas por lo menos las agrupaciones y redes terroristas más grandes.[62] Las células individuales independientes actuarían entonces en apoyo de ellas. También aquí se vuelve evidente que la comprensión nombrada en último término no es convincente. Junto a los argumentos ya mencionados, debe todavía remarcarse respecto de los actos terroristas que falta toda vinculación con la actuación estatal que está verdaderamente en la mira del tipo. Las organizaciones terroristas actúan como “privadas” y no forman parte de la organización estatal ni son depositarias de un “sistema de poder y del terror”. Antes bien, éstas esparcen miedo y terror pero tan solo con la finalidad puntual de imponer una ideología. Por cierto, no existe ninguna diferencia para el individuo si sus derechos humanos fundamentales son despreciados por un aparato estatal o por una organización terrorista. En miras al bien protegido de la convivencia pacífica de las pueblos y a la totalidad de los estándar mínimos básicos de los derechos humanos, semejante diferenciación es empero necesaria. Ello así, pues un Estado tiene el poder y la tarea de sustentar y proteger ese estándar mínimo de derecho internacional. Ésta no es una tarea que les competa a las agrupaciones no estatales de personas.-

 

Por consiguiente, los actos terroristas no satisfacen ya desde el punto de vista objetivo el tipo penal del crimen de lesa humanidad.-

 

b) Tipo subjetivo

 

Con respecto a la realización subjetiva, el terrorista que comete un acto individual debería en primer lugar tener dolo en relación con el acto individual. En la mayoría de los casos éste se encuentra satisfecho sin problemas, puesto que para los terroristas lo determinante es la comisión del acto individual. El terrorista debe también tener conocimiento del hecho global. Quien actúa como mimbro de una célula terrorista no tiene por lo general ningún conocimiento sobre el plan global sino tan sólo sobre su propia parte en éste. Esto sin embargo sería ya suficiente toda vez que el autor, en tal caso, sabe que está planeada (como parte del ataque) la comisión de varios hechos particulares y su acto se presenta como parte de este ataque.-

 

c) Conclusión provisoria

 

Un acto terrorista no puede en conclusión ser subsumido bajo el tipo penal del crimen de lesa humanidad toda vez que una agrupación terrorista no puede apreciarse como una organización en el sentido de los tipos penales. Éstas satisfacen el tipo subjetivo, sin embargo, de modo no problemático. Si se sigue la opinión contraria, que estima suficiente ya el potencial fáctico y personal para la comisión de un ataque generalizado y sistemático, los actos terroristas pueden caer tanto bajo la redacción del Art. 7 ECPI como bajo la del § 7 Cod.PI.-

 

VI. Consecuencias de la subsumibilidad de los actos terroristas bajo el tipo penal del crimen de lesa humanidad

 

Si se acepta, contra las objeciones esgrimidas y de acuerdo con parte de la literatura, que los actos de las agrupaciones terroristas pueden satisfacer el tipo penal del crimen de lesa humanidad se plantea la cuestión de las consecuencias que se siguen de ello.[63]

 

La función principal del la CPI es responsabilizar a individuos por crímenes que no solo afectan a la víctima directa en sí misma sino a la comunidad internacional como tal.[64] La competencia material conforme el Art. 5 apartado 1 ECPI se limita a los tipos penales allí mencionados, entre los cuales se ubica también el crimen de lesa humanidad.[65] Esto significa que la CPI es básicamente competente en el caso de crímenes de lesa humanidad en el territorio de un Estado parte, cometidos por un Estado parte o un ciudadano de un Estado parte. A esta competencia se le opone empero el principio de complementariedad. El Art. 17 ECPI expresa en vinculación con el apartado 10 del Preámbulo y el Art. 1 del ECPI que frente a la competencia simultánea de los tribunales nacionales y de la CPI gozan de preferencia los tribunales nacionales. Un proceso ante la CPI resulta así básicamente no permitido cuando un Estado nacional ha efectuado una investigación o una persecución penal o bien, tras la culminación de las investigaciones, la persecución penal fue rechazada. Las excepciones a esta regla se prevén para el supuesto en que el Estado correspondiente no esté dispuesto o en condiciones de perseguir los crímenes mencionados en el Art. 5 apartado 1 ECPI. Es la CPI quien decide, en su propia competencia, si tal caso se presenta.-

 

Con ello, podría surgir la impresión de que la clasificación de los actos terroristas como crímenes de lesa humanidad no tiene como resultado consecuencias trascendentes toda vez que los tribunales nacionales están llamados a juzgar tales hechos. Sin embargo, no solo debe prestarse atención a la calificación jurídica sino de la fuerza política destructiva de semejante concepción. Un Estado que no persigue con suficiente vehemencia actos terroristas o bien no adapta su legislación hacia esa meta se ve constantemente sujeto, frente al caso en que la CPI se avoque tal proceso, a la crítica de que él no está dispuesto o no es capaz de perseguir crímenes internacionales.[66] El acusador ante la CPI, bajo la condición de poseer la autorización de la Sala de cuestiones preliminares,[67] puede también iniciar investigaciones cuando es una tercera parte la que refiere ante la CPI una situación que representa un crimen internacional (Art. 18 ECPI). Ciertamente, el acusador debe denunciar esto ante el Estado correspondiente y, cuando corresponda, suspender las investigaciones; pero ya se habría puesto en marcha un proceso bajo el control de la Corte para perseguir al acusado toda vez que ésta puede reafirmar su jurisdicción en la medida en que el Estado que investiga demuestra no estar dispuesto o no ser capaz de perseguir. La inclusión de los actos terroristas tendría así el efecto de que los Estados podrían verse fácticamente obligados por la CPI, lo quieran o no, a la persecución de estos hechos.-

 VII. Toma de postura

 

Tal como fue demostrado, los actos terroristas no se pueden subsumir bajo los crímenes de lesa humanidad. Esto falla en razón de que las agrupaciones terroristas no pueden vislumbrarse como “organizaciones” en el sentido de los tipos penales del crimen de lesa humanidad. Considerando el trasfondo del desarrollo histórico del crimen de lesa humanidad como instrumento para la persecución de delitos del poder estatal, esta conclusión tampoco se puede admitir. Sin embargo, uno no debe por este motivo cerrarse completamente a la idea de una punibilidad de los actos terroristas a través del derecho penal internacional. Como se ha visto, una clasificación de los hechos terroristas como crímenes de lesa humanidad y por consiguiente como crímenes de derecho internacional ejercería como consecuencia una coerción fáctica sobre los Estados contratantes para una persecución efectiva del terrorismo. Los Estados contratantes también se verían motivados a optimizar su legislación para la lucha contra el terrorismo con la finalidad de no verse sometidos a la crítica de que no están dispuestos o no son capaces de perseguir los crímenes de lesa humanidad. Si se tiene especialmente en miras el alto valor de los bienes jurídicos amenazados (junto a los bienes jurídicos individuales también los bienes jurídicos de la comunidad, como la convivencia pacífica del pueblo) que pueden ser seriamente menoscabados a través del terrorismo y sus consecuencias, tal como lo demuestran los atentados del 11.09.2001 en Estados Unidos o los actos terroristas en el conflicto del cercano este y en Irak, sería deseable que exista la posibilidad de perseguir al terrorismo a través del derecho internacional. Comoquiera que sea, la situación actual prohíbe abarcar actos terroristas bajo los tipos penales del Art. 7 del ECPI de del § 7 Cod.PI. Sin embargo, no es obligatorio permanecer en esta situación. Una ampliación de la competencia de la CPI sobre actos terroristas podría ser aquí beneficiosa. Como modos imaginables de proceder, podría recurrirse a una interpretación amplia del Art. 7 ECPI y del § 7 del Cod.PI o bien a la creación de un nuevo tipo penal de terrorismo. Ello ya fue considerado en un proyecto de Estatuto para una Corte Penal Internacional (el llamado ILC draft Statute)[68] y en el proyecto originario del Estatuto de Roma para la creación de una Corte Penal Internacional.[69] El Art. 5 de este proyecto contemplaba la competencia de la CPI para actos terroristas. Doce Estados[70] se manifestaron en las reuniones en Roma especialmente a favor de tal competencia de la CPI. Se exigió, incluso, penalizar el terrorismo como un crimen de lesa humanidad.[71] Junto al especial juicio de disvalor que lleva consigo la condena de un tribunal internacional se argumentó ante todo que de ese modo se evitaría el dificultoso proceso de ayuda internacional y que podría garantizarse una persecución más rápida y efectiva de los terroristas. También se argumentó que contra un tribunal internacional independiente no podría plantearse la crítica de parcialidad esgrimida por los simpatizantes de movimientos terroristas.[72] Por último, la competencia de la Corte se rechazó, además, porque no existía una definición del terrorismo con validez general y con ello concurría el riesgo de una elevada inseguridad jurídica, porque no se pudo lograr acuerdo acerca del tratamiento de los hechos violentos de los movimientos nacionales de liberación y porque la CPI no debería inmiscuirse en los problemas de valoración política de los actos terroristas.[73] Por último, no se quería sobrecargar de antemano a la institución recién creada con la gran cifra de actos penales terroristas. Por estos motivos, se omitió al respecto la competencia de la CPI.[74] Luego, que pueda existir en la asamblea general de las Naciones Unidas un consenso a favor de la competencia de la CPI para tales hechos aparece como altamente dudoso. Con todo, una inclusión futura del terrorismo en la competencia de la CPI no está descartada sino, antes bien, el acta final de la conferencia de Roma cuya sanción se produjo luego de la aceptación del Estatuto de Roma contiene en su resolución E la posibilidad de incluir actos terroristas.-

 

Tal posibilidad debe ser discutida en la primera conferencia de revisión que ha de convocarse para el año 2009 (Art. 123 ECPI). Si bien, como se ha demostrado, hasta el momento no existe ninguna definición con validez general de terrorismo se pueden no obstante describir sus características. Una vez determinado jurídicamente el terrorismo y el acto violento que se hace subsumible como acto terrorista, de ninguna manera se puede hablar de inseguridad jurídica. También se espera que, con el trasfondo de los atentados del 11.09.2001 y de la lucha contra el terrorismo internacional, la resistencia política de algunos Estados sea depuesta. De este modo, debe estimarse por lo meneos como posible que pueda encontrarse consenso sobre la ampliación de la competencia de la CPI para hechos terroristas.-

 
1   2   3

similar:

El terrorismo como crimen de lesa humanidad – Análisis y consecuencias de la incorporación iconTerrorismo ~ derecho ~ delito politico ~ derechos humanos ~ delitos...

El terrorismo como crimen de lesa humanidad – Análisis y consecuencias de la incorporación iconPor ellos cometer en perjuicio de la humanidad hechos ilícitos en...

El terrorismo como crimen de lesa humanidad – Análisis y consecuencias de la incorporación iconColombia Nunca Más Crímenes de Lesa Humanidad

El terrorismo como crimen de lesa humanidad – Análisis y consecuencias de la incorporación iconLos Delitos de Lesa Humanidad. Su recepción en la legislación y jurisprudencia argentina

El terrorismo como crimen de lesa humanidad – Análisis y consecuencias de la incorporación iconDeben reconsiderarse numerosos conceptos teóricos como el de Estado-nación,...
«sociedad mundial» o «pueblo global»?; ¿no habría que referirse a tejidos sociales complejos plurilocales, como unidades de referencia...

El terrorismo como crimen de lesa humanidad – Análisis y consecuencias de la incorporación iconLa Historia es la ciencia que tiene como objeto de estudio el pasado...

El terrorismo como crimen de lesa humanidad – Análisis y consecuencias de la incorporación iconIncorporación al proceso como prueba. Transcripciones

El terrorismo como crimen de lesa humanidad – Análisis y consecuencias de la incorporación iconConsecuencias para la salud 13 Consecuencias psicológicas 14

El terrorismo como crimen de lesa humanidad – Análisis y consecuencias de la incorporación iconCómo se puede explicar que el agua influyera en el desarrollo y evolución...

El terrorismo como crimen de lesa humanidad – Análisis y consecuencias de la incorporación iconSe conoce como Revolución francesa al proceso social y político ocurrido...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com