Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat»






descargar 107.7 Kb.
títuloCapítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat»
página3/6
fecha de publicación14.03.2016
tamaño107.7 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6

5. Antecedentes prusianos



Dos de los desarrollos legales de la Prusia del siglo XVIII adquirieron después tal importancia, que es obligado analizarlos más detenidamente. El primero hace referencia a la iniciación por parte de Federico II —mediante su Código de 1751—22 de ese movimiento a favor de la codificación legal, que se expandió rápidamente, concretándose en los códigos napoleónicos promulgados entre 1800 y 1810 sus logros mayores. Este movimiento, en conjunto, debe ser considerado como uno de los más importantes aspectos de los esfuerzos continentales para establecer el Estado de Derecho, toda vez que determinó en gran medida no solamente su carácter general, sino la dirección de los progresos logrados, al menos en teoría, más allá del nivel alcanzado en los países de derecho común.

Ni siquiera la posesión del código estructurado del modo más perfecto asegura esa autenticidad que el Estado de Derecho exige y, por tanto, no ofrece sustituto para una tradición profundamente enraizada. ;Sin embargo, todo ello no ha de oscurecer el hecho de que, al menos prima facie, parece existir un conflicto entre el ideal del gobierno de la ley y el sistema de la casuística legal. La medida en que un juez, bajo el sistema de la casuística legal, crea de hecho la ley, puede no sobrepasar a la que se da dentro de un sistema de derecho codificado. Ahora bien, el reconocimiento explícito de que la jurisdicción tanto como la legislación son las fuentes del derecho, aunque esté de acuerdo con la teoría evolucionista que encarna la tradición británica, tiende a oscurecer la distinción entre creación y aplicación de la ley. Y puede plantearse el interrogante de si la tan alabada flexibilidad de la common law, favorable a la evolución del imperio de la ley tan pronto como éste constituyó el ideal político aceptado, no puede también significar menos resistencia a las tendencias que actúan en contra de él una vez que desaparezca la vigilancia necesaria para conservar viva la libertad.

No puede caber duda alguna de que los esfuerzos de la codificación condujeron a la formulación explícita de algunos de los principios generales que encarna el Estado de Derecho. El suceso más importante de esta clase fue el reconocimiento formal del principio nullum crimen, nulla poena sine lege, 23 que primeramente fue incorporado al Código penal austríaco de 178724 y, después de su inclusión en la Declaración francesa de los Derechos del Hombre, apareció en la mayoría de los códigos continentales europeos.

La aportación más característica del siglo XVTII prusiano a la instaura­ción del Estado de Derecho se encuentra, sin embargo, en la esfera del control de la Administración Pública. Mientras en Francia la aplicación literal de la separación de poderes había conducido a que la acción administrativa estuviese exenta del control judicial, el proceso evolutivo prusiano se produjo en una dirección opuesta. El ideal rector que afectó profundamente al movimiento liberal del siglo XIX consistió en que todo ejercicio de poderes administrativos sobre la persona o propiedad del ciudadano debía estar sujeto a revisión judicial. El más destacado experimento en este sentido, una ley de 1797 que, aunque aplicada sólo a las nuevas provincias del Este en Prusia, concibióse, no obstante, como modelo para ser generalmente seguido, fue tan lejos, que sometió todas las querellas entre autoridades administrativas y ciudadanos privados a la jurisdicción de los tribunales ordinarios 25 y constituyó principal materia de examen a la hora de discutir sobre el Rechtsstaat durante los siguientes ochenta años.


6. El «Rechtsstaat» como ideal liberal



Sobre dichas bases, al comienzo del siglo XIX se desarrolló sistemáticamente la concepción teórica del Estado de Derecho, el Rechtsstaat26, que llegó a ser, juntamente con el ideal del constitucionalismo, el principal objetivo del nuevo movimiento liberal27. Tanto si ello fue debido principalmente a que en la época de iniciación del movimiento alemán los precedentesamericanos se conocían y entendían mejor de lo que lo habían sido en la época de la Revolución francesa, como porque el desarrollo germánico tuvo lugar dentro del marco de una monarquía constitucional y no en el de una república -quedando, por tanto, menos influido por el espejismo de que los problemas se resolverían automáticamente mediante el advenimiento de la democracia-, el hecho es que el movimiento liberal convirtió en objetivo básico la limitación del gobierno por la constitución, y especialmente la de todas las actividades administrativas mediante leyes cuyo complimiento incumbía a los tribunales.

Muchos de los razonamientos de los teorizantes germánicos de la época se orientaban explícitamente contra la «jurisdicción' administrativa» en el sentido en que dicho término se aceptaba todavía en Francia; es decir, contra los cuerpos casi judiciales dentro de la maquinaria administrativa, primariamente creados para vigilar la ejecución de la ley más bien que para proteger la libertad del individuo. Como manifestó uno de los magistrados del Tribunal Supremo de un estado del sur de Alemania, la doctrina de que «los tribunales ordinarios deben decidir siempre que surja el problema de si cualesquiera derechos privados poseen fundamento o han sufrido violación»28 halló rápida aceptación. Cuando en 1848 el Parlamento de Frankfort intentó redactar una constitución para toda Alemania, insertó en el texto la cláusula de que la «justicia administrativa» tal y como entonces se entendía debía cesar y las violaciones de derechos privados debían quedar sometidas a la competencia de los tribunales de justicia29.

Sin embargo, la esperanza de que el perfeccionamiento de la monarquía constitucional llevada a cabo por los distintos estados germánicos conduciría efectivamente al ideal del imperio de la ley acabó convirtiéndose en un desengaño. Las nuevas constituciones hicieron poco en dicho sentido, y, en breve, descubrió se que, aunque «las constituciones habían sido promulgadas y el Rechtsstaat proclamado, el Estado policía continuó actuando. ¿Quién iba a ser el guardián de la ley y de sus principios individualistas, de los derechos fundamentales? Nadie excepto la propia Administración, contra cuya tendencia a la expansión y al incremento de actividades, tales derechos fundamentales habían intentado ser dique» 30 De hecho, durante los siguientes veinte años, Prusia adquirió la reputación de Estado policía. En el Parlamento prusiano, y a lo largo de dicho período, se libraron las más grandes batallas en torno al principio del Rechtsstaat31, hasta que la solución final del problema tomó forma. El ideal de confiar el control de la legalidad de los actos de la Administración a los tribunales ordinarios pervivió, al menos por algún tiempo, en la Alemania del Norte. Este concepto del Rechtsstaat, usualmente denominado más tarde «justicialismo» 32, fue pronto reemplazado por otro distinto, desarrollado principalmente por un estudioso de la práctica administrativa inglesa llamado Rudolf van Gneist 33.


1   2   3   4   5   6

similar:

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconCapítulo XI obligaciones de los contribuyentes y responsables Capítulo...

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconManual: capitulo XIII pág. 147 a Pág. 160

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconLa direccion, administracion y vigilancia capitulo septimo

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconCapitulo I administración de Tributos por la Dirección General Impositiva

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconCapitulo XXVII reglas relativas a la administración del riesgo de contraparte

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconPunto 1: La Administración Pública: Noción conceptual; La Administración...

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconCapítulo Personas destinatarias Capítulo Introducción Capítulo Objetivos

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconCapítulo I principios Constitucionales : Acceso a la justicia. Derecho...

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» icon12 El reinado de Isabel II. La oposición al liberalismo: carlismo...

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconXiii legislatura






© 2015
contactos
ley.exam-10.com