Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat»






descargar 107.7 Kb.
títuloCapítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat»
página2/6
fecha de publicación14.03.2016
tamaño107.7 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6

3. Liberalismo posrevolucionario en Francia



La única cosa que la Revolución no tocó y que, según ha demostrado tan perfectamente Tocqueville 11, sobrevivió a todas las vicisitudes de las décadas subsiguientes, fue el poder de las autoridades administrativas. Ciertamente, la extrema interpretación del principio de la separación de poderes que había ganado aceptación en Francia sirvió para fortalecer los poderes de la Administración y fue usada grandemente para proteger a las autoridades contra cualquier interferencia por parte de los tribunales, con lo que se fortaleció más que se limitó el poder del Estado.

El régimen napoleónico que siguió a la Revolución se preocupó más seriamente de incrementar la eficiencia y el poder de la máquina administra tiva que de asegurar la libertad de los individuos. La tendencia de libertad bajo la ley, que una vez más constituyó la consigna durante el corto intervalo de la monarquía de julio, logró abrirse poco camino 12. La república encontró escasas ocasiones de intentar una sistemática protección de los individuos contra el poder arbitrario del Ejecutivo y de hecho la situación que prevaleció en Francia durante la mayor parte del siglo XIX dio grandemente a los «preceptos administrativos» la mala reputación que durante tanto tiempo han tenido en el mundo anglosajón.

Verdad es que dentro de la máquina administrativa se desarrolló gradualmente un nuevo poder que asumió in crescendo la función de limitar las, facultades discrecionales de los organismos administrativos. El Comeil d'Etat, creado originariamente tan sólo para asegurar que las intenciones de la legislatura se ejecutasen fielmente, evolucionó en tiempos modernos de tal forma que, como los estudiosos occidentales han descubierto recientemente con cierta sorpresa 13, da al ciudadano más protección contra la acción discrecional de las autoridades administrativas de la que aquél puede obtener en la Inglaterra contemporánea. Los procesos evolutivos franceses han atraído mucha más atención que sus similares alemanes de igual periodo. En esta última nación, la continuidad de las instituciones monárquicas no permitió nunca la inocente confianza en la eficacia automática de los controles democráticos. La sistemática discusión del problema fue el origen de una elaborada teoría de los controles de la Administración que, aunque de corta duración en cuanto a su influencia política práctica, afectó profundamente al pensamiento jurídico continental 14. Contra esta forma alemana del imperio de la ley se desarrollaron principalmente nuevas teorías jurídicas que desde entonces conquistaron el mundo y minaron en todas partes dicho imperio. Conviene detenerse sobre el tema.


4. Liberalismo y administración: El «Rechtsstaat»



Dada la reputación que Prusia adquirió en el siglo XIX, el lector podría sorprenderse al saber que los orígenes del movimiento germánico en favor del Estado de Derecho se encuentran en dicho reino 15. Pero es lo ciertoque, en algunos aspectos, el gobierno del despotismo ilustrado del siglo XVIII había actuado de manera sorprendentemente moderna e incluso po­dría decirse que con visos casi liberales, sobre todo en lo que se refiere a los principios legales y administrativos. No carecía de sentido el que Federico II se describiera a sí mismo como el primer servidor del Estado 16. La tradición derivada principalmente de los grandes teóricos del derecho natural y parcialmente de fuentes occidentales durante los últimos años del siglo XVIII se fortaleció grandemente con la influencia de las teorías jurídicas y morales de la filosofía de Inmanuel Kant.

Los escritores germanos suelen citar las teorías de Kant al iniciar sus descripciones del movimiento conducente al Rechtsstaat. Aunque tal postura probablemente exagera la originalidad de la filosofía legal de Kant17, éste, indudablemente, le dio la forma en que alcanzó la máxima influencia en Alemania. La principal contribución de Kant es ciertamente una teoría general de la moral que hizo aparecer el principio del Estado de Derecho como una especial aplicación de un principio más general. Su famoso «imperativo categórico», la regla de que el hombre debe siempre «actuar sólo de acuerdo con esa máxima en virtud de la cual no puede querer más que lo que debe ser ley universal» 18, constituye de hecho una extensión al campo general de la ética de la idea básica que entraña el imperio de la ley. Tal imperativo suministra, como lo hace el gobierno de la ley, un criterio al cual las normas concretas deben conformarse para ser justas 19: Ahora bien, al subrayar la necesidad de un carácter general y abstracto para todas las leyes si éstas están llamadas a guiar a los individuos libres, el concepto resultó de la máxima importancia por cuanto preparaba el campo para ulteriores procesos evolutivos legales.

No es éste el lugar más a propósito para un análisis exhaustivo de la influencia de la filosofía kantiana en el desarrollo constitucional 20. Nos limi­taremos aquí a citar el extraordinario ensayo del joven Wilhelm van Humboldt sobre The Sphere and Duty of Government21, que al divulgar el punto de vista kantiano no sólo concedió crédito a la muy utilizada frase de «la autenticidad de la libertad legal», sino que en ciertos aspectos llegó a constituir el prototipo de una posición extrema. Es decir, que Humboldt no limitó meramente toda la acción coactiva del Estado a la ejecución de leyes generales previamente promulgadas, sino que describió la observancia forzosa de la ley como su única función legítima. Necesariamente ello no se sobreentiende en el concepto de libertad individual, el cual deja abierto el interrogante de que el Estado puede desempeñar otras funciones no coactivas. A la influencia de Humboldt se debe principalmente el que concepciones tan diferentes fueran frecuentemente confundidas por los últimos partidarios del Rechtsstaat.


1   2   3   4   5   6

similar:

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconCapítulo XI obligaciones de los contribuyentes y responsables Capítulo...

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconManual: capitulo XIII pág. 147 a Pág. 160

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconLa direccion, administracion y vigilancia capitulo septimo

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconCapitulo I administración de Tributos por la Dirección General Impositiva

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconCapitulo XXVII reglas relativas a la administración del riesgo de contraparte

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconPunto 1: La Administración Pública: Noción conceptual; La Administración...

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconCapítulo Personas destinatarias Capítulo Introducción Capítulo Objetivos

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconCapítulo I principios Constitucionales : Acceso a la justicia. Derecho...

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» icon12 El reinado de Isabel II. La oposición al liberalismo: carlismo...

Capítulo XIII liberalismo y administracióN: el «rechtsstaat» iconXiii legislatura






© 2015
contactos
ley.exam-10.com