Iteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales






descargar 330.35 Kb.
títuloIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales
página9/13
fecha de publicación12.03.2016
tamaño330.35 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

La Jornada, sábado 24 de octubre de 2009,

El sindicato hace un llamado a la población a no pagar el recibo del servicio

Trabajadores de Luz y Fuerza mantendrán movilizaciones pacíficas y legales: Esparza

Navarrete Prida encabezará comisión legislativa que analizará viabilidad jurídica de la controversia

Fabiola Martínez

Periódico La Jornada

Sábado 24 de octubre de 2009, p. 9

Martín Esparza, dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), anunció que este gremio continuará con movilizaciones pacíficas y legales dentro del plan de resistencia, cuya finalidad es recuperar la fuente de empleo de más de 40 mil empleados de Luz y Fuerza del Centro (LFC).

Se tomarán decisiones valientes, dijo ayer el líder sindical, en alusión a la misma expresión utilizada por el presidente Felipe Calderón cuando justificó su decisión de cerrar LFC. En tanto, el vocero del SME, Fernando Amezcua, llamó a la población a no pagar el recibo de la luz, como muestra de rechazo a lo que calificó como un golpe y decisión de Estado. ¿Quién garantiza el destino de esos pagos?, preguntó.

El plan de acción del SME incluye visitas a los domicilios de los legisladores, como medida de presión para que éstos apoyen la controversia constitucional con base en la cual se puede revertir el decreto presidencial del 11 de octubre que puso fin a LFC.

De manera paralela continuarán las manifestaciones frente a oficinas sede de medios de comunicación para exigir que se permita a los electricistas difundir sus argumentos en defensa de su fuente de empleo. Explicar, por ejemplo, que las transferencias de dinero público a LFC no son para los trabajadores sino para comprar energía en bloque a la Comisión Federal de Electricidad.

En conferencia de prensa, Esparza aseguró que concesionarios y conductores de estaciones de radio y televisión han hecho un daño moral incalculable a los integrantes del SME. En primer término no son ex trabajadores, como lo mencionan en sus noticiarios, sino trabajadores, en tanto no exista un veredicto en sentido contrario, que advierta el fin de las relaciones laborales con LFC.

En esta campaña de linchamiento, agregó, prácticamente se culpa a los trabajadores de LFC de ser los responsables de la crisis económica del país y no se menciona la intención de grupos del sector privado de apropiarse de la fibra óptica.

Tampoco hablan –agregó– del convenio firmado el año pasado entre el SME y LFC, el cual tiene 26 indicadores de productividad, avalados por la Secretaría de la Función Pública.

Los conductores no hacen referencia tampoco a los compromisos para mejorar el servicio, especialmente en el área comercial, y menos a los acuerdos de mejoras a la empresa avalados por el secretario del Trabajo, Javier Lozano.

El jueves, el conductor Joaquín López Dóriga decidió suspender su noticiario vespertino porque un grupo de electricistas realizaban a esa hora una manifestación afuera de las instalaciones de Grupo Radio Fórmula.

Al respecto, el dirigente del SME aseveró que acudirán diariamente a esa estación radiofónica y, dijo, lo vamos a culpar del daño moral que ha hecho a los trabajadores y a sus familias, al erigirse –al igual que otros conductores– como ministerio público y culparnos de la mala administración de LFC.

En otro tema, Esparza hizo un llamado a organizaciones políticas y sociales para que participen en la asamblea nacional de este sábado en donde se busca convocar a un paro nacional tentativamente para el 30 de octubre.

Ese día la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje celebrará una audiencia respecto a la demanda, interpuesta por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), liquidador de LFC, quien exige el fin de la relación laboral en ese organismo y, en consecuencia, el finiquito al contrato colectivo de trabajo. Al respecto rechazó las cifras difundidas por el gobierno acerca del número de trabajadores que ha cobrado su liquidación.

En la conferencia de prensa, Esparza estuvo acompañado por los investigadores universitarios Leticia Campos (UNAM) y Edur Velasco (UAM), quienes explicaron la importancia de que el sistema eléctrico mexicano permanezca como un sector de interés público y palanca de desarrollo nacional.

Comisión legislativa

El diputado del PRI, Alfonso Navarrete Prida presidirá el grupo de trabajo legislativo que analizará la viabilidad jurídica de la controversia constitucional en contra del decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro. La Junta de Coordinación Política aprobó la integración del nuevo órgano, el cual estará conformado por 16 diputados de las diferentes fracciones.

La creación del grupo de trabajo fue aprobada por la Cámara de Diputados el pasado 15 de octubre. Deberá presentar al pleno, en un plazo no mayor a 12 días hábiles, el resultado de sus estudios, con los cuales se determinará si procede emprender alguna acción jurídica en contra del decreto presidencial.
La Jornada, domingo 25 de octubre de 2009,

Decenas de organizaciones analizarán si van a una huelga general con los electricistas

Hay que revertir el despotismo oficial con un frente nacional: SME

Miembros del sindicato de LFC apremian a sus dirigentes a preparar acciones más contundentes

Fabiola Martínez

Periódico La Jornada

Domingo 25 de octubre de 2009, p. 3

El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) convocó a integrar un frente nacional de lucha con el propósito de revertir las decisiones de un gobierno al que calificó de despótico, autoritario y represivo.

El gobierno sacó a nuestros compañeros con la fuerza pública y de un día para otro dejó sin empleo a 44 mil trabajadores, pero cada uno de sus actos los va a pagar con el movimiento nacional pacífico, advirtió Martín Esparza, líder del SME.

En apoyo a la convocatoria de los electricistas, de pasar de las acciones aisladas a las colectivas, decenas de organizaciones políticas, campesinas, universitarias y de la sociedad civil participaron ayer en la Asamblea Nacional de la Resistencia Popular.

Tras cuatro horas de discursos y análisis, acordaron consultar con sus bases la posibilidad de sumarse a una huelga o paro nacional, en repudio al decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC) y contra el aumento de impuestos.

No obstante, los electricistas que presenciaron la asamblea exigieron a sus líderes y a las organizaciones solidarias que las acciones fueran inmediatas. Primero con expresiones aisladas y luego al unísono, clamaron por la huelga nacional y por impulsar otras acciones más contundentes.

Tres semanas sin salario

Han pasado 14 días desde que fuerzas federales ocuparon LFC, 13 días del decreto presidencial que puso fin a su fuente de empleo y casi tres semanas sin cobrar salario.

Pese al reclamo de la base del SME, las organizaciones acordaron reunirse el 5 de noviembre para informar de sus resolutivos y evaluar el arranque del plan de acción definido este sábado.

La nueva etapa de lucha incluye una jornada de resistencia civil el viernes próximo, cuando la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje resolverá sobre el fin de las contrataciones individuales y colectivas de los trabajadores de LFC. El comité central del SME citó a los afiliados a la audiencia. También emprenderán una campaña de información para contrarrestar la difamación de que son objeto los electricistas, principalmente en radio y televisión.

Aunque en un principio el SME llamó a sumarse a un paro el 30 de octubre, los dirigentes encabezados por Esparza optaron por esperar con la finalidad de llevar el movimiento a escala nacional. Se habló de formar comités de resistencia y de información en todo el país, con el apoyo de otras agrupaciones, como el movimiento que encabeza Andrés Manuel López Obrador, cuyos enlaces ofrecieron las casas y comités integrados para difundir como prioridad la lucha del SME.

Durante la asamblea, los electricistas insistieron en llevar el plan de acción a otro terreno. Unos exigieron la huelga, mientras otros propusieron –con gritos desde su asiento o en corto frente a su líder– la toma de carreteras o apersonarse en las instalaciones de LFC, enfrentar a las fuerzas federales y recuperar su fuente de empleo.

Esparza les pidió no dejarse enganchar en actos de provocación del gobierno, porque la lucha del SME es pacífica. “No podemos enfrentar al Ejército ni a la policía porque también son pueblo […] ¡Podemos salir adelante si mantenemos este movimiento nacional!”, dijo.

Los instó a no cobrar su liquidación, en tanto avanzan las alternativas de defensa jurídica para contrarrestar el decreto del 11 de octubre: amparos y una controversia constitucional que deberá presentar un grupo de diputados ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El gobierno, por conducto de la instancia liquidadora de LFC, afirma que casi 12 mil trabajadores han cobrado su finiquito. En entrevista, Esparza afirmó que el sindicato no posee información al respecto, pero sí tiene datos de que el bono que se ofrece a los trabajadores como pago adicional (para quienes acepten su finiquito antes del 14 de noviembre) constituye peculado, porque se están tomando sin autorización recursos del gasto corriente de LFC.

Desde las 10 horas se llenó el auditorio del SME, en Insurgentes Centro 98. Como en otras reuniones, desde la toma de LFC, miles siguieron el curso de la asamblea afuera mediante megáfonos instalados en la calle de Antonio Caso.

En una ronda de casi 20 oradores y los saludos que enviaron decenas de organizaciones nacionales y extranjeras, el SME recibió apoyo de numerosos sindicatos, que son los que pueden emplazar a huelga por solidaridad. El resto de las organizaciones o personas manifestaron su apoyo por otras vías.

Entre las organizaciones que acudieron a la asamblea estuvieron telefonistas, tranviarios, trabajadores de la UNAM y de otras universidades públicas; el magisterio de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y el Colegio de Bachilleres (en huelga), así como secciones o grupos disidentes de sus propios sindicatos.

También asistió una representación de Cruz López, líder de la priísta Confederación Nacional Campesina. En entrevista aparte, el dirigente cenecista Gerardo Sánchez manifestó que esta central está en disposición de participar en un paro nacional para exigir respeto a los derechos laborales y la autonomía sindical.

La Central Campesina Cardenista, igual que otros grupos, no dudó en buscar la forma de apoyar a los electricistas, porque el golpe que se ha dado al SME es un golpe para todo el movimiento obrero democrático.

Del ámbito social y legislativo acudieron integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (Atenco); diputados del PT, como Gerardo Fernández Noroña, quien instó a no pagar la luz.

También asistieron del PRD, como Agustín Guerrero y Víctor Castro, entre muchos que advirtieron que no hay tiempo para las medias tintas o para simular la solidaridad. Además, invitados de organizaciones variopintas, lo mismo defensores de los derechos humanos que organizaciones populares del campo y de la ciudad.

Ayuda ante la dificultad

En su discurso, Esparza pidió solidaridad en los hechos, en referencia a la necesidad de recibir víveres y apoyos económicos que permitan al SME resistir, toda vez que sus cuentas bancarias están congeladas.

El único que respondió de inmediato a la solidaridad en los hechos fue el dirigente del sindicato de Euzkadi, Jesús Torres Nuño, quien durante tres años encabezó una huelga por la reapertura de la fuente de empleo, ahora convertida en cooperativa, y anunció que están dispuestos a parar su fábrica de llantas en solidaridad con el SME, que a su vez los apoyó durante su lucha. Enseguida entregó a Esparza un cheque por 15 mil pesos y se comprometió a enviar una cantidad similar cada semana. El dirigente de Euzkadi buscó que otros gremios lanzaran compromisos similares: aquí están los compañeros telefonistas, expresó.

En el plan de acción se dejó para otro momento la definición de la fecha de la huelga nacional. Esparza y los secretarios del interior y del exterior del SME, Humberto Montes de Oca y Fernando Amezcua, debieron calmar los ánimos y explicar a sus compañeros: para que la huelga funcione, tiene que organizarse, los sindicatos deben consultar a sus bases y cuidar todos los aspectos jurídicos.

Tras la asamblea, muchos manifestaron su desacuerdo por demorar una decisión que consideran fundamental para fortalecer el movimiento de resistencia, aunque también comentaron las palabras de la indígena Julieta Bautista quien, mucho más amolada que nosotros (en silla de ruedas y con una enfermedad terminal), les suplicó que luchen y den la batalla pero sobre todo que se unan porque el SME no se puede perder.

Con información de Gabriel León
La Jornada, domingo 25 de octubre de 2009,

Ánimos encendidos en la Gran Asamblea Nacional por la Resistencia Popular

¡Huelga! ¡Huelga! ¡Huelga!, clamaban miles de voces dentro y fuera del SME

El sindicato cuenta con más de 100 abogados para emprender la batalla legal: Martín Esparza

Jaime Avilés

Periódico La Jornada

Domingo 25 de octubre de 2009, p. 4

Después de cuatro horas de intensa y apasionada discusión –en la que participaron más de 30 organizaciones solidarias–, y en un auditorio lleno a reventar, con altoparlantes para miles de personas más que escuchaban las intervenciones en la calle, el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) acordó que el próximo jueves 5 de noviembre, a partir de las cuatro de la tarde, definirá la fecha en que podría estallar una huelga nacional contra el decreto que extinguió Luz y Fuerza del Centro.

¡Huelga! ¡Huelga! ¡Huelga!, clamaban insistentemente miles de gargantas, lo mismo dentro del nuevo auditorio del SME como afuera, en la esquina de Insurgentes Centro y Antonio Caso, donde la multitud comenzó a congregarse desde las 9 de la mañana ansiosa de escuchar las resoluciones de la llamada Gran Asamblea Nacional por la Resistencia Popular.

En el estrado, a los flancos del secretario general del SME, Martín Esparza Flores, estaban los integrantes de la comisión de enlace del Movimiento Nacional en Defensa de la Economía Popular –Ifigenia Martínez, Gerardo Fernández Noroña y Jesús Martín del Campo– con los electricistas en lucha, Pero en el escenario estaban también representantes de numerosas organizaciones.

A saber, de la poderosa AFL-CIO, de Estados Unidos; de los trabajadores telefonistas de la República, del Instituto Mexicano del Seguro Social, de los sindicalistas de la UNAM, la UAM, el Politécnico y la BUAP, del Colegio de Bachilleres, de la Alianza de Tranviarios, de las secciones 9 (DF), 22 (Oaxaca) y 18 (Puebla) del SNTE, de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, opositora a la dirigencia de Elba Esther Gordillo.

Había también estudiantes de la UNAM, la UAM, el Poli, la UACM y la Unisur, así como miembros de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca y del Frente de los Pueblos en Defensa de la Tierra, de San Salvador Atenco; estaba la dirección política de la Unión Nacional de Trabajadores, el Servicio de Asesoría para la Paz, del obispo emérito don Samuel Ruiz García; del movimiento Sin Maíz no Hay País, de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos, los líderes del Diálogo Nacional y algunos sindicatos del Gobierno del Distrito Federal, como el del Metro y el de la Atención a los Adultos Mayores.

Quienes no enviaron delegados o siquiera un saludo fraterno fueron los dirigentes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Citada para las 10 de la mañana, la asamblea comenzó una hora después debido al tumulto reconcentrado en Insurgentes y Antonio Caso, donde proliferaban las cartulinas con mensajes contra Felipe Calderón. Uno bromeaba del siguiente modo: “Calderón, te dijeron que acabaras con La Familia, pero no con la de los electricistas”.

Entre las consignas que la gente gritaba, adentro y afuera del auditorio, además de la de ¡Huelga! ¡Huelga! ¡Huelga, sobresalían las que a últimas fechas han cobrado popularidad, como la de ¡El SME se queda, Calderón se va!, y la de ¡Si no hay solución, caerá Calderón!

En la sucesión de discursos y mensajes pletóricos de iniciativas hubo de todo, pero las arengas más incendiarias eran saludadas con mayor entusiasmo, con los gritos clásicos de ¡Duro, duro, duro! y Aquí se ve la fuerza del SME. Algunos oradores, como los de Diálogo Nacional, argumentaron que el movimiento debía responder con rapidez porque el tiempo está corriendo en nuestra contra.

Uno propuso tomar el Distrito Federal el 5 de noviembre, paralizando fábricas y centros de estudio en todos los niveles; organizar caravanas informativas que en esa fecha partieran de todos los estados hacia la capital del país y estallar una huelga nacional indefinida con tres demandas: abolición del decreto que extinguió a Luz y Fuerza; rechazo al paquete fiscal que aumenta y crea nuevos impuestos y renuncia de Felipe Calderón por traición a la patria.

Aunque la ovación que produjo este discurso fue trepidante, el moderador de la asamblea dijo que serían, a fin de cuentas, los líderes del SME los que definirían el plan de acción. Eso, en lugar de enfriar los ánimos, arreció el coro multitudinario que pedía ¡huelga!

Con esa palabra de dos sílabas, repetida infinitas veces, fue recibida y luego despedida la intervención de Martín Esparza Flores, a quien tras llamarlo al podio por su nombre y para conjurar la gritería que seguía pidiendo huelga, el moderador acudió al viejo truco de pedir las iniciales del sindicato: ¡Dame una ese! Y todos contestaron ¡ese!, y después ¡eme! y después ¡eee!, para terminar coreando ¡esmé, esmé, esmé, esmé! con el puño en alto y hasta casi quedarse afónicos.

Lucha pacífica

El líder, con aplomo, hizo un resumen de la situación, desmintiendo a quienes afirman que Luz y Fuerza es una empresa anacrónica, lo cual, agregó, es falso porque tiene más de 100 años de antigüedad y sigue manteniendo encendida a la ciudad más grande del mundo. Luego subrayó que esta lucha es y será pacífica y aseguró que el movimiento obrero no se enfrentará con la Policía Federal, que también es pueblo, ni con el Ejército, que también es pueblo.

Añadió, en cambio, que se dará una batalla legal en toda la línea y que el sindicato cuenta ya con más de 100 abogados que trabajarán gratuitamente. Pero ante la insistencia de quienes ya volvían a gritar ¡huelga!, y eran muchísimos, Esparza Flores recordó que lo primero que se necesita para hacer una huelga general es organizarla, razonable idea que fue saludada con nutridos aplausos.

Así, tras la intervención del líder máximo, otro dirigente del SME, Humberto Montes de Oca, resumió las tareas que se efectuarán de aquí al 5 de noviembre. El 30 de octubre los 44 mil miembros del sindicato deberán acudir a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, en Azcapotzalco, a impugnar el decreto y pedir su anulación, ya que el gobierno, antes de extinguirlos, no les concedió derecho de audiencia, algo que se les otorga incluso a los que matan.

Ese día, pero por la tarde, habrá una reunión de comités estudiantiles de todas las universidades en el local de Antonio Caso número 9, y los demás sindicatos consultarán a sus bases y las llamarán a emplazar a huelga por solidaridad, misma que, si las organizaciones lo aprueban, estallará en la fecha que defina la asamblea del 5 de noviembre y que levantará dos únicas demandas: abolición del decreto que acabó con Luz y Fuerza y rechazo al paquete económico de Hacienda. Esas eran dos de las tres exigencias que habían planteado distintos oradores, pero a la hora de sintetizar las propuestas, el SME eliminó la tercera, es decir, la relativa a la renuncia de Calderón.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

similar:

Iteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Iteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Iteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Iteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Iteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Iteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Iteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Iteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Iteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Iteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales iconFacultad de Filosofía y Humanidades. Carrera: Pedagogía en Filosofía. Curso: Psicología






© 2015
contactos
ley.exam-10.com