Foro sobre creatividad e invenciones – un futuro mejor para la humanidad en el siglo XXI






descargar 96.62 Kb.
títuloForo sobre creatividad e invenciones – un futuro mejor para la humanidad en el siglo XXI
página2/2
fecha de publicación09.03.2016
tamaño96.62 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2
el trabajo es el conjunto de esfuerzos realizados por los seres humanos para identificar y transformar un bien útil, generar y proteger las riquezas.
54 Ahora bien, para un africano, el trabajo no es una meta sino un medio y, por añadidura, una necesidad desagradable. El trabajo es pues una carga que hay que sacarse de encima lo más pronto posible.
55 Ser hijo de Bill Gates, de Bolloré, de un presidente de la república o de Víctor Fotso y aun así trabajar, resulta incomprensible.
56 Por tradición, el trabajo estaba reservado a los esclavos y a la gente de poco rango. Es por eso que, por ejemplo, en el Camerún occidental, todavía en los años 40 y hasta en los 50, el hijo del jefe no iba a la escuela, salvo en las regiones de los Bandjún y los Bafú. Un hombre libre y respetable no trabaja. Hace la guerra un trabajo noble. Pero el trabajo ordinario y manual es una actividad servil. En los años 70, y quizás hasta en la actualidad, muchos obreros africanos, después de recibir su salario, desaparecen hasta gastarlo.
57 En los años 80, en Camerún cada fin de mes, cuando los funcionarios iban a cobrar su salario, se formaban dos filas enfrente del edificio del Tesoro: la de los hombres para cobrar su salario y la de sus esposas para recibir el dinero de la compra. Una leyenda pretende que los hombres del sur que viven al borde del océano, van a pescar cada mañana para atrapar dos peces. Venden uno para comprar sal y otros condimentos necesarios para la cocina y guardan el otro para comerlo.
58 El único trabajo que un africano hace con amor es el trabajo agrícola. El propietario de un terreno sabe que cuanto más siembre, más cosechará y podrá así alimentar a su familia, incluso si a veces debe entregar una parte de la cosecha al marabú. Ello no obstante, la obligación del trabajo no se percibe como una necesidad. Se trata más bien de una obligación social, fruto del contacto con la civilización occidental, que hizo necesario trabajar para pagar sus impuestos, enviar sus hijos a la escuela y poder asumir todo tipo de gastos sociales y domésticos.
Occidentalización y pobreza en África
59 Situado entre dos civilizaciones, el africano actual es en cierta forma un mestizo, heredero de una cultura ancestral combinada con una cultura europea. No es totalmente un africano, ni un verdadero europeo. Sin embargo, debe constituir una sociedad africana para tener un día la posibilidad de salir del subdesarrollo.
60 Los Acuerdos de Brazzaville (que en 1957 instauraron en el África de habla francesa la semana laboral de 40 horas), la revolución industrial en Occidente y la revolución obrera liderada por Marx y Lenin situaron al africano en un espacio de especialización funcional y de pereza.
61 Occidente le ha enseñado a repetir las mismas tareas siguiendo ciegamente procedimientos reglamentados, sin tener el más mínimo derecho a introducir cambios. Las cualificaciones del africano sólo se reconocen si se muestra capaz de repetir fielmente lo que debe hacer. Cualquier cambio, incluso innovador, es una falta grave que tiene como consecuencia el despido de la persona. Además, su cociente intelectual, muy bajo en relación con el de su colega occidental, no le permite reflexionar. Para conservar su empleo debe aprender a repetir y a hacerlo bien. Así estará seguro de ir ascendiendo en la jerarquía que está a su alcance y lograr lo que he llamado en un momento “el desafío de existir.” Esta manera de ser permite a los países occidentales realizar su plan de “ennegrecimiento” del personal directivo dentro del proceso de africanización. El africano también puede concebir la ilusión de ser un dirigente de una empresa multinacional o simplemente un jefe de Estado.
62 La historia está llena de ejemplos de países que se han enriquecido con el trabajo, pero no existe el ejemplo de ninguna nación que se haya enriquecido sin trabajar. Los Estados Unidos de América se han desarrollado gracias a la explotación de los esclavos que debían trabajar sin límites de horarios ni descanso previamente establecido, y también gracias al duro trabajo de sus hijos e hijas durante decenios. Europa ha obtenido su nivel de desarrollo gracias a los esfuerzos de sus hijos. En el siglo XVIII y hasta los inicios del siglo XIX, el promedio de horas de trabajo de la semana laboral era de 108. En la actualidad, Corea del Sur y el Japón se distinguen por su dinamismo económico y prácticamente no disponen de riquezas mineras. Si se han desarrollado es gracias a la actividad humana.
63 No existe ninguna duda de que la mayor riqueza del hombre es el producto de su trabajo. Para que su valor también se vuelva central, es necesario que exista un consenso defendido y aplicado por el conjunto del cuerpo social.
64 Precisamente, en África, no sólo una gran parte del continente es un parque de diversiones, sino que el trabajo es jurídicamente reprimido por una limitación arbitraria e incoherente del tiempo de trabajo. Además, el buen trabajador es socialmente mal visto: o es loco o quiere “ponerse de manifiesto.”
65 Dado que la riqueza es un don del cielo que Dios pone entre las manos de uno de los suyos para que sea equitativamente distribuida, el único criterio válido es “a cada uno según su grado de pereza.”
66 En definitiva, si África quiere progresar un día y convertirse en un continente rico, es necesario que vuelva a analizar la manera de trabajar y de transformar su entorno de manera tal que favorezca la creación y el desarrollo de una riqueza permanente: el saber.
67 En síntesis, hay que impulsar la investigación. Para estimular la investigación científica y técnica que son las únicas que permiten el crecimiento significativo de esa riqueza inagotable de los países, que es el saber, es necesario mancomunar las inteligencias excepcionales. En un medio de competencia intelectual, los jóvenes reciben incentivos que los marcan para toda la vida, que los hacen ser exigentes consigo mismos y con sus interlocutores. Así se forma un espíritu de equipo que coge impulso y permite lanzarse en investigaciones audaces para fijar un buen ritmo de creación de patentes. Esta dinámica sólo se desarrolla en un entorno en donde prevalecen la crítica y las antinomías, erigidas en normas y en donde únicamente el razonamiento lógico y riguroso guía la acción. Ahora bien, África emplea todo su tiempo en destruir su potencial intelectual, sea por inconciencia, sea por intolerancia o bien mediante la aplicación de políticas inadaptadas.


  1. Falta de confianza en sí mismo


“Si no se cometieran errores cada tanto, no se haría nada inteligente”
68 Los prejuicios raciales explican parcialmente la pérdida de confianza en sí mismo, factor de inhibición para un buen número de africanos. Éstos son el producto de una serie de publicaciones, de presentación de las cosas, de maneras de actuar, de decir y de ver, que hacen que el africano sea un ser imperfecto, inacabado, al que los blancos deben criar en virtud de su misión civilizadora. La imagen que el blanco tiene del negro se inspira en numerosas representaciones arquetípicas nacidas de los mitos bíblicos, de las leyendas medievales y de los primeros relatos de los exploradores del siglo XVI.
69 El Antiguo Testamento y la imaginería cristiana asociaron el color negro con el pecado y la bajeza. En el Libro del Génesis, la maldición de Eliám, hijo de Noé, estigmatiza a sus descendientes supuestamente de color. En las iglesias el diablo está pintado de negro y los ángeles de blanco, en la práctica eclesiástica el negro es símbolo de impureza y de muerte, a pesar de haber cierta profusión de “vírgenes negras” en España y en Polonia.
70 Lo mismo sucede en la vida pública y laica; la Canción de Rolando muestra al ejército de Carlomagno afrontando a soldados etíopes descendientes de una raza maldita, más negra que la tinta. Johnny Halliday parece haberse inspirado en esa idea cuando canta “Negro es negro, ya no hay esperanza.”
71 En la Europa Medieval se afirmaba que los negros se alimentaban con carne humana, que eran poco inteligentes y que no comprendían mucho. El continente negro no conoce ni la fe, ni la ley y está habitado por seres más cercanos a la raza animal que al ser humano.
72 En el Siglo de las Luces, los esclavistas, para justificar sus felonías, se escudan en el aspecto inacabado del hombre negro pues afirman: “los negros son perezosos, laxistas, pero la esclavitud les dará el gusto por el trabajo, la abstinencia, la dignidad y favorecerá nuestra misión civilizadora....”. Hasta los filósofos del siglo XVIII aceptan la idea del “niño grande” que hay que encaminar hacia la civilización. El diccionario universal del comercio, al tiempo que reconoce que “es difícil justificar de manera absoluta el comercio de los negros”, aclara que la esclavitud tiene el mérito de instruirlos y cristianizarlos.
73 Durante la conquista de África en el siglo XIX, se insiste en el carácter violento, cruel y brutal de las poblaciones que rechazan la “civilización.” Al mismo tiempo que se justifica el comportamiento de los misioneros, se avala la “misión civilizadora.” En las publicaciones (libros, periódicos, relatos de viajes, etc.), se describe al africano como un ser sanguinario, bárbaro, primitivo, antropófago. Se pone de manifiesto el salvajismo de los reinos africanos.
74 Además, aparece un discurso científico sobre el “primitivo” que substituye el discurso sobre el “buen salvaje” y anuncia la etnología. Los trabajos de Lucien Lévy-Bruhl sobre la mentalidad primitiva (1922) coinciden con las observaciones de Freud, en particular las expresadas en su trabajo titulado “Tótem y Tabú” (1912), en donde establece una similitud entre el pensamiento del primitivo, el del niño y el de la persona neurótica.
75 Los libros escolares de fines del siglo XIX e incluso de comienzos del siglo XX presentan inocentemente a la raza blanca como la raza más perfecta, mientras que la raza negra es descrita como carente de humanidad. Lo mismo sucede con la literatura de la época. Un misionero publica un manual de etnografía titulado “Los salvajes de África.”
76 A comienzos del siglo pasado, con excepción de los estereotipos que vienen desde tiempos inmemoriales, los africanos negros siguen siendo unos desconocidos para los franceses. Sólo a partir de la Primera Guerra Mundial y del uso de la “fuerza negra” comienzan los franceses a conocerlos. La participación en el conflicto de tropas “senegalesas” y su posterior permanencia en Francia entre las dos guerras, permiten un relativo contacto con los metropolitanos. Sin desaparecer totalmente, el estereotipo del “primitivo” cede lugar al del “buen negro”, amable, sociable, ingenuo y “divertido.”
77 Un libro de 1920 simboliza esta evolución: Desconocidos en casa. La autora, Lucie Cousturier, dama de la alta burguesía, relata en qué términos sus vecinas “acogen” las tropas senegalesas: “Ya no podremos dejar que nuestras hijas salgan a caminar entre los salvajes. Ni siquiera nosotras podremos salir a recoger las hierbas y la leña. ¡Imagínense! ¡Si fuésemos agredidas por los gorilas!” Los términos utilizados por las matronas reflejan el estado de ánimo de los franceses de la época: salvajismo, sensualidad monstruosa, animalidad.
78 Como algunos abolicionistas del siglo XIX, los “indigenistas” (Lucie Cousturier es el arquetipo) piensan que el africano no es un “salvaje” pero que no llega a ser totalmente un hombre civilizado. Por lo tanto sigue siendo el “niño grande”, “hombre inacabado” que hay que guiar hacia la edad adulta de la civilización.
79 Entre las dos guerras, el africano está personificado por el canto “el negro es bueno” de la publicidad de Banania. En la vida cotidiana, son éstas las tropas indígenas que encontramos cerca de los cuarteles, lo mismo que el doméstico del hotel de lujo, “pigmento exótico de una sociedad que se aburre un poco.” Todos estos lugares comunes se superponen, además, a una “moda negra”, que implica lo mejor y lo peor.
El abandono cultural
80 Noción compleja, la cultura es un tema de debate en donde se oponen dos campos. Uno circunscribe su definición a las dimensiones simbólicas, el otro incluye el modo de vida de un pueblo. Yo prefiero esta noción amplia de la cultura. Por eso defino la cultura como el conjunto de valores, creencias, costumbres, normas y estilos de vida de un pueblo en un momento dado.
81 Formado por las costumbres occidentales, el africano se vio obligado a abandonar en cierto modo su propia cultura, renunciar a sus orígenes, rechazar los fundamentos de su ser para parecerse a un “blanco” sin su piel y a un “negro” sin el alma. Permítanme recordar los fundamentos de una cultura muy rica que lleva consigo el dinamismo de un desarrollo real que se sustenta por sí solo, pero que ha sido abandonado en provecho de una cultura difícilmente asimilable para el africano.
82 El africano está tradicionalmente enraizado en su entidad rural. La unidad de base, la aldea, tiene dos características esenciales. En primer lugar, la pertenencia a ese grupo implica una gran solidaridad entre todos los miembros y la dificultad de sobrevivir en caso de exclusión. En segundo lugar, la sociedad africana es una sociedad vertical, muy jerárquica, en donde elementos como la edad y la condición de notable son esenciales para determinar el lugar de cada uno. Así el individuo se sitúa en sociedades donde la intensidad del sentimiento de pertenencia al grupo y el peso de la jerarquía superan ampliamente las solidaridades horizontales y las tentaciones individualistas.
83 Los grupos son intensamente competitivos, pero bastante solidarios con sus miembros. Se tolera fácilmente el pluralismo ideológico sin admitir que se infrinja el respecto de la jerarquía. También tienen otras características: la prioridad otorgada a los intereses del grupo en caso de conflicto entre los intereses de éste y los del individuo. El objetivo es llegar a un consenso fundado en la armonía y la paz. El individuo debe aceptar sacrificios por el bien del grupo. En general, las decisiones se toman por unanimidad.
84 El exclusivismo, que se manifiesta por la distinción entre los miembros y los no miembros, implica una diferencia de trato para cada grupo.
85 Esta concepción jerarquizada de la sociedad tiene consecuencias que influyen sobremanera en el funcionamiento del grupo y el comportamiento de cada individuo. Por ejemplo, en un grupo determinado, el que ignorase la posición respectiva de cada cual no podría ni hablar, ni sentarse, ni comer. De esta manera se utilizan múltiples formas de expresión y matices sutiles para tomar en cuenta el equilibrio social entre los interlocutores. Para dirigirse a un superior (un adulto, el padre, la madre, un notable, un rey), las expresiones y el tono deben ser adecuados, lo mismo que para dirigirse a un semejante o a un inferior. El comportamiento está estrechamente vinculado con el lenguaje. Tenemos, en relación con las lenguas y las costumbres occidentales, una diferencia de fondo que, a mi modesto parecer, es la riqueza de la cultura africana.
86 El abandono de esta riqueza explica parcialmente nuestra incapacidad de asumirnos y garantizar nuestro bienestar. “Nada se paga más caro que el desdén por sus orígenes” ha dicho con toda razón Régis Debray.
Falta de gusto por el riesgo
87 El espíritu de desafío y la tentación de abordar lo imposible son, a mi parecer, las mejores armas para vencer el miedo de equivocarse, de fracasar, de morir, etc., y recuperar la confianza en sí mismo. Durante mi juventud, nada me infundía miedo. Inconsciente del peligro tomaba cualquier riesgo posible. Amaba la aventura. Hoy creo que todo esto se debía a que, carente de pasado, sólo me quedaba mirar hacia el futuro. Nada me pasaba, no me angustiaba porque tenía una vitalidad desbordante y no estaba condicionado para una situación dada.
88 Actualmente, se educa a la juventud según los parámetros del colonizador, dentro del confort, la abundancia, bajo la guía ilustrada del consejero blanco. Este encargado de misión difunde en la juventud una educación del miedo. ¡No hagan huelga porque los soldados y los políticos inconscientes podrían dar la orden de disparar contra ustedes! ¡Ustedes no tienen derecho de quejarse de la mediocridad del profesor y de su curso porque podrían ser expulsados y lo que importa no es la formación, sino el diploma! ¡Aunque no sepan nada, en la vida lo que cuenta es la aptitud a escuchar los consejos del consejero técnico, gratuitamente puesto a disposición por la potencia protectora! Desde la colonización, nuestra educación se funda en bases falsas. El vendedor de huevos no provoca, dicen, porque corre el riesgo de que le rompan los huevos. Eso es olvidar que aunque usted no ataque, el enemigo puede atacarlo y el resultado será el mismo, mientras que atacándolo, usted podrá impedir una nueva agresión. También es olvidar que la capacidad de innovación, y por ende de cambio, podría permitir producir huevos superiores en cantidad y calidad.
89 La educación de gran guerrero que han recibido nuestros padres está prohibida, salvo algunas excepciones. Esta educación creaba una predisposición para afrontar los desafíos, forjaba el carácter y la voluntad, suscitaba el entusiasmo y el gusto por el trabajo.
90 También en este caso, lo que se comprueba es triste. En la mayoría de las sociedades africanas los jóvenes, hombres y mujeres, están satisfechos. Luego de llegar a cierto nivel, no estudian más y sólo se interesan en mejorar sus condiciones de vida. Víctimas del “síndrome de suficiencia”, luchan por conservar lo que han adquirido. Consideran que han “llegado a algo” y a veces se contentan con tratar de hacer correctamente el trabajo, comportarse como lo desea el colonizador y divertirse lo más que pueden. Rara vez son conscientes de la alienación a la que los lleva una autosatisfacción plácida y estéril.
91 No se debería de tener la tentación de decir: “he llegado a algo.” Cuando usted cree que ha alcanzado su objetivo, es ése el momento más crítico. Cuando se alcanza un objetivo, habría que fijarse otro, lo más alejado posible, para no caer en la autosatisfacción esterilizante. Nunca se debe olvidar que si resulta difícil alcanzar la cúspide, es más fácil rodar hacia abajo.
IV. LAS RAZONES PARA TENER ESPERANZA
92 El cuadro que acabo de presentar podría inducirnos a pensar que África está perdida o que se encuentra en un callejón sin salida. Todo lo contrario, el objetivo de mi ponencia es dar la voz de la alarma para intentar activar en el africano el síndrome de “se acabó el recreo.”
93 Algunos elementos dispersos, pero sólidos, me permiten mirar hacia el futuro con algo de optimismo. Estos elementos los encontramos en las potencialidades africanas que se asoman al horizonte, tanto en el marco de la O.A.P.I. como de la acción de los gobiernos y de las empresas africanas.


  1. Las potencialidades existentes


94 Estas potencialidades las encontramos bien en el plano humano, bien a nivel de los recursos naturales, bien en el ámbito de las empresas.
En el ámbito de los recursos humanos
95 Se estima en cientos de miles el número de ingenieros africanos que trabajan en laboratorios occidentales y en las grandes empresas multinacionales. Para la valorización de los recursos africanos, estos hombres, a veces dotados de una cierta genialidad, constituyen una reserva de potencialidad futura en el campo de la investigación científica y técnica.
96 Cada vez más, los africanos envían a sus hijos a las prestigiosas universidades occidentales para que completen su formación: la Escuela Politécnica en Francia, la Universidad de Harvard, el M.I.T, la Universidad de Princeton en los Estados Unidos de América, así como las grandes universidades de Alemania, Inglaterra y el Japón. Este fenómeno tiene como objetivo atenuar los efectos nefastos de la degradación del sistema educativo africano.
97 Los gobernantes, los legisladores y el pueblo africano son conscientes de que, en el mejor de los casos, su sistema educativo es un factor de estancamiento y en el peor, de regresión. De ahí la proliferación, en los últimos cinco años, de encuentros sobre la educación en muchos Estados africanos, con el objetivo de iniciar una nueva reflexión sobre el sistema educativo. El objetivo final es mejorar los sistemas de adquisición de conocimientos, fuente original de la innovación.
98 Los investigadores y los ejecutivos que viven en África, a pesar de contar con medios modestos, han logrado registrar algunas patentes en la O.A.P.I y en otros institutos mundiales de protección de la propiedad intelectual. El número es muy bajo; por ejemplo, según un informe del Banco Mundial, todos los países africanos registran cada año dos veces menos patentes que Suiza. Pero los esfuerzos son reales y bien perceptibles.
En el ámbito empresarial
99 La importancia del número de personas que crean empresas en la actualidad, en particular en África, permite pensar que, poco a poco, el gusto por el riesgo comienza a ver la luz. Estas constataciones nos permiten afirmar que se vislumbra una esperanza en el horizonte. Pero en África, es difícil encontrar un empresario que sea capaz de explicar como se ha concebido y puesto en marcha el proceso aplicado. Generalmente, él mismo lo ha concebido solo o con su equipo, aplicándolo de manera intuitiva, sin criterio racional alguno. Por ello la aptitud para innovar está vinculada a cualquier tipo de fenómeno carente de pertinencia. Esto es producto de un cierto número de impedimentos en el seno de la propia de la empresa, que originan la inhibición y hasta la asfixia del espíritu de innovación.
100 A título de ejemplo, he aquí algunas reflexiones frecuentes en ese medio:


  • “En este mundo, nada queda por inventar”;




  • “Nadie le pide que tome iniciativas sino que aplique correctamente lo que existe”;




  • “La innovación ya no es posible, por lo menos a nuestro nivel.”


101 Nos encontramos en un campo de productos genéricos, productos cuyas patentes ya son del dominio público.
102 Desafortunadamente, en el mundo empresarial no existen productos insignificantes y siempre hay una manera de diferenciarse. Sólo se puede restar importancia a un producto cuando la propia empresa así lo decide. Por ejemplo, ¡qué cosa más común que el agua, madre de todos los productos básicos! Y sin embargo, los franceses han dominado el comercio de este elemento natural bajo varias marcas, tales como Vittel, Evian, Perrier, etcétera. Tuvieron tanto éxito que despertaron el interés de los innovadores. Así nació la empresa Nordic, que agregó aromas de frutas: fresa, frambuesa, limón. Luego llegó al mercado Clearly Canadian, con sabores de frutas y efervescencia, para ofrecer un agua gaseosa con gusto a frutas. Por último, otra empresa decidió agregar té a la mezcla y esto dio origen a Snapple.
103 Nuestras empresas han de ser pequeñas. Nunca tendremos los medios para las grandes empresas ni para la investigación. La búsqueda de lo nuevo está fuera de nuestro alcance. Debemos contentarnos con copiar lo que ya ha sido hecho y que está en el dominio público.
104 Se nace inventivo. Es una característica de la personalidad que nosotros no poseemos. Éste es el gran obstáculo infranqueable para la innovación. Convendrán conmigo en que es falso creer que existe un grupo limitado de personas privilegiadas, inventores natos, mientras que el resto de la masa no posee esta cualidad.
105 Creemos que la capacidad de innovación de una empresa depende del sistema de administración más bien que de un rasgo de la personalidad.
106 Por ejemplo, en nuestro banco en Camerún, el “CCEI BANK”, hemos creado un premio a la investigación, con el cual se galardona al mejor empleado que haya valorizado de manera significativa nuestros productos. Así pues, desde hace un decenio, somos los líderes en la creación de productos nuevos en el mercado bancario del África Central y esto lo conseguimos simplemente gracias al estímulo que hemos sabido infundir para despertar a la ingeniosidad de nuestros empleados.
107 Otra prueba de que los comportamientos inventivos dependen de un proceso y no de un rasgo de la personalidad es la que nos han dado a la República Popular de China y Hong Kong. ¿Cómo es posible que, durante 40 años, los chinos de Hong Kong hayan sido tan innovadores, cuando al mismo tiempo sucedía lo contrario entre sus primos de la República Popular de China? Después de todo, son genéticamente iguales. Entonces, ¿cuál es la diferencia? A nuestro parecer, la diferencia radica en el sistema económico y social. Mientras que el sistema económico de Hong Kong ha estimulado el despertar de la innovación, el sistema económico y político de China continental lo ha asfixiado. Una prueba suplementaria, aún más reciente, confirma esta afirmación.
108 Desde que, en los últimos años, la República Popular de China ha iniciado una reforma de su sistema económico y social, la innovación comienza a aparecer a través de todo el continente.
109 El proceso administrativo aplicado por la dirección a una empresa es lo que determina que el entorno sea propicio para la innovación y la creación de nuevos productos.
110 Los secretos del éxito de esta administración pueden resumirse en 6 puntos:


  • Reconocer y admitir el derecho al error;

  • Cultivar el gusto por el riesgo;

  • Desarrollar la pasión por el cambio;

  • Cultivar el elitismo y la promoción del mérito;

  • Actuar de manera permanente con equidad;

  • Desarrollar el espíritu de colaboración y mancomunar los esfuerzos para triunfar.


En el ámbito de los recursos naturales
111 El suelo y el subsuelo africano no han sido suficientemente explorados, las posibilidades de explotación siguen siendo muy importantes, tanto en lo que se refiere a los cultivos como a nivel de su suelo y subsuelo.
112 Ante estas potencialidades, el africano no ha afinado su espíritu de análisis de la función y la naturaleza de las cosas que lo rodean. En síntesis, en África contemporánea no se han desarrollado verdaderamente ni el espíritu científico, ni el espíritu de investigación. ¿ Por qué? Porque durante mucho tiempo, no se ha aceptado el derecho al error.
113 El derecho al error es un derecho fundamental que tiene cualquier investigador, en realidad, cualquier ser humano que quiere progresar.
114 En la última revista científica que he leído, que trata de los éxitos de la cirugía, se afirma que el factor más decisivo para el éxito de una intervención quirúrgica es la cantidad de operaciones que el cirujano practica regularmente en su hospital.
115 En esta misma revista se indica que es precisamente en época de guerra que la cirugía progresa. Esta revelación es indudablemente trágica, pero sabemos que durante las guerras los cirujanos tienen menos tiempo que perder: lo intentaban todo y lo deben hacer rápido. El enemigo es el tiempo y hay que saberlo.
116 Para avanzar, la cirugía debe repetir las tentativas, aun cuando exista el riesgo de cometer errores.
117 Mis encuentros con algunos investigadores y hombres de acción en África me han permitido darme cuenta de cómo se está adquiriendo cada vez más conciencia del aspecto positivo del error en la formación y de la función que cumple en la evolución de la investigación.
118 En 1989, tuve la oportunidad de visitar una unidad de fabricación artesanal de armas automáticas en Sudáfrica.
119 Allí tuve la agradable sorpresa de comprobar que la fabricación de cualquier modelo comienza por la creación de un prototipo. En esta empresa, como en las grandes empresas occidentales, la construcción de un prototipo es una cultura, una estrategia, una pericia. Cuando regresé a Sudáfrica en 1998, esta empresa se había convertido en una competidora importante de sus homólogos occidentales para el comercio de armas, con armas de gran calidad y a precios muy competitivos.
120 En una empresa de fabricación del “Cube Magic” en Camerún, tuve la agradable sorpresa de leer estos carteles en una pared:


  • Si dos de sus hombres piensan la misma cosa, despida a uno;

  • ¿Para qué cree usted que sirven las repeticiones? JERRY KRAUSE;

  • Felicitaciones a los que no están de acuerdo con nosotros.


121 Esta actitud es reveladora de un espíritu científico naciente que nutre la esperanza.
LA ACTUACIÓN DE LA OAPI (Organización Africana de la Propiedad Intelectual)
122 Esta organización, cuya misión principal es la protección de las obras intelectuales de los africanos o de los que viven en África, se ha atribuido una misión muy importante: el fomento de la creación de las obras intelectuales.
123 Esta iniciativa se compone por de dos aspectos:


  • La promoción de la investigación;

  • La valorización de las patentes de invención.


124 Esta acción de promoción se manifiesta en la práctica por subvenciones otorgadas a los investigadores que presentan proyectos de investigación pertinentes.
125 La valorización de los productos de la investigación que está siendo organizada con asistencia del CCEI BANK de Camerún podrá concretarse mediante la creación de un fondo de capital de riesgo, la promoción y la difusión de las patentes de invención.
El desarrollo de las comunicaciones internacionales
126 Con el desarrollo de las comunicaciones internacionales, gracias a Internet, los investigadores africanos han logrado eliminar un impedimento capital.
127 Internet permite acceder a una cantidad de informaciones que antes no eran accesibles debido a sus costes elevados.
128 Desde la pantalla de una computadora, es posible acceder al máximo de informaciones disponibles sobre los temas más importantes, lo que permite a todo investigador no volver a inventar la rueda sino más bien hacer progresar rápidamente su investigación, teniendo a su disposición todas las informaciones sobre las posibles fuentes de financiación disponibles para los distintos aspectos de la investigación y pudiendo comunicarse con otros investigadores de su especialidad ubicados en cualquier punto del mundo, teniendo así la posibilidad de difundir sus hallazgos y beneficiarse de las críticas de sus homólogos.


  1. La financiación de las innovaciones


129 En realidad, la problemática de la financiación de las innovaciones está sobre todo vinculada a las dificultades de comunicación que frenan el aporte de capitales extranjeros y provocan de hecho una situación de escasez de fondos necesarios para la financiación de la investigación y por lo tanto de la propia investigación en África.
130 Afortunadamente, en la actualidad se empiezan a avizorar soluciones que en distintos aspectos podrían atenuar los muy nefastos efectos de esta carencia. En particular podríamos citar:


  • los fondos de capitales de riesgo;

  • las ayudas de la comunidad internacional;

  • los esfuerzos de los gobiernos africanos.


Los fondos de los capitales de riesgo: una oportunidad para África
131 Este problema es de vital importancia porque en África, la gran mayoría de las empresas son pequeñas, excepto las filiales de las empresas internacionales y de las multinacionales. Esas pequeñas empresas muy a menudo suelen tener necesidades financieras importantes y recurrentes, tanto para financiar sus equipos como para realizar inversiones en el campo de la investigación y el desarrollo, o en otros campos. La oferta de financiación brindada por los banqueros, no sólo es inadaptada sino que también es muy onerosa.
132 Inadaptada porque los bancos ofrecen muy a menudo recursos a corto plazo, cuando la naturaleza de las inversiones precisa recursos a largo plazo.
133 Muy onerosa porque los bancos tienden a aplicar tasas de interés más elevadas que las que practican con las grandes empresas, ello para ampararse contra los riesgos suplementarios engendrados por la situación de las pequeñas empresas. Las garantías exigidas, muchas veces dos o tres veces superiores al monto del crédito solicitado, están fuera del alcance de las pequeñas y medianas industrias y empresas.
134 Esta actitud se explica en parte por un riesgo más importante de fracaso durante la fase de investigación, de desarrollo y de lanzamiento, debido a los obstáculos que plantea la organización y las dificultades para encontrar personal directivo calificado que acepte volver a África para trabajar.
135 En lo relativo al mecanismo de financiación mediante capitales de riesgo, la obtención de capitales extranjeros para financiar un proyecto innovador exige que se definan los procedimientos que permitirán a los financistas controlar el desarrollo de la empresa y limitar el impacto de los conflictos de interés.
136 Hoy en día se admite generalmente que los fondos de capitales de riesgo constituyen las fuentes principales de financiación de las jóvenes empresas innovadoras en el mundo.
137 La oportunidad que hoy se ofrece a África surge de las iniciativas emprendidas en el continente africano por la Sociedad Financiera Internacional (filial del Banco Mundial) que ha invertido 4 fondos en las regiones africanas desde hace 8 años. A estas iniciativas se le agregan las de los bancos comerciales africanos, entre los cuales debemos citar el grupo CCEI BANK que apoya actualmente las acciones de la OMPI en este sentido. También encontramos algunos países occidentales, tales como los Estados Unidos de América y los Países Bajos, que han creado fondos de inversión para África.
La oferta de financiación de la comunidad internacional
138 Junto con las financiaciones privadas, la comunidad internacional, tanto por acuerdos multilaterales como bilaterales, ofrece importantes recursos para financiar la investigación en África. Estos fondos se vierten al Instituto o directamente a los investigadores. Pero se plantea un problema sobre la correcta utilización de estos fondos y la realización de los objetivos.
Los esfuerzos de los gobiernos africanos
139 El hecho de que en la mayoría de los países africanos exista un Ministerio de Investigación Científica, es una prueba del reconocimiento de la importancia de las innovaciones para el desarrollo y el crecimiento de una nación. Además, en 1999, el informe del Banco Mundial expresa su satisfacción por el aumento, a partir de 1994 y en la gran mayoría de los países africanos más avanzados, de los presupuestos consagrados a la investigación científica y técnica.
140 Estos signos alentadores permiten prever el futuro con un poco más de optimismo.
CONCLUSIONES
141 Tomar riesgos no garantiza el éxito. En cambio, cuando no se los toma, les puedo jurar que nunca se logra nada. Los “locos” a menudo fracasan y ello también es habitual. Sin embargo, son el origen de todos los grandes éxitos que ha conocido la humanidad.
142 Adoptamos el criterio de que la satisfacción es el preludio del fracaso y que la satisfacción y la mediocridad son los enemigos del progreso; en cambio, la confianza en sí mismo nutre el desafío y el objetivo final debe situarse en lo alto para volver a empezar con toda confianza.
CURRICULUM VITAE
Nombre y apellido : Paul K. FOKAM

Fecha de nacimiento : 28/07/1948
FORMACIÓN
1968 : Bachillerato

1973 : Doctorado en Ciencias Económicas

1975 : Conservatorio Nacional de Artes y Oficios : Diploma

1985 : Diploma de Estudios Avanzados de Administración

1989 : Doctorado en Ciencias Administrativas
FUNCIONES
- Presidente del CCEI BANK

- Presidente de KAFINVEST
PUBLICACIONES:


  • La banque africaine face au défi du 21ème siècle

  • La stratégie de développement des micro-projets

  • Les vecteurs du secteur informel

  • L’optimisation de gestion des ressources humaines

  • La stratégie d’une restructuration d’entreprises réussie

  • L’Entrepreneur Africain face au défi d’exister

  • La dévaluation monétaire du CFA, un désastre pour l’économie Africaine

  • Atteindre les pauvres de manière durable et efficace : l’expérience des réseaux MC2


OTRAS ACTIVIDADES


  • Miembro del Laboratorio de Investigaciones en Ciencias de la Administración del Instituto de Administración para las Empresas (Niza)

  • Profesor del Instituto Técnico para la Banca (ITB) del Conservatorio Nacional de Artes y Oficios, Francia.

  • Creación y administración de Fondos de Capitales a Riesgo

  • Concepción y puesta en marcha de microbancos para el desarrollo rural

  • Miembro del ejecutivo de GICAM (Grupo interprofesional del empresariado de Camerún)


IDIOMAS


  • Francés

  • Inglés


DEPORTES Y DISTRACCIONES


  • Tenis

  • Natación

  • Música

[Fin del documento]

/home/server/ley.exam-10.com/pars_docs/refs/28/27878/27878.doc
1   2

similar:

Foro sobre creatividad e invenciones – un futuro mejor para la humanidad en el siglo XXI iconForo sobre creatividad e invenciones – un mejor futuro para la humanidad en el siglo XXI

Foro sobre creatividad e invenciones – un futuro mejor para la humanidad en el siglo XXI iconForo sobre creatividad e invenciones – un mejor futuro para la humanidad en el siglo XXI

Foro sobre creatividad e invenciones – un futuro mejor para la humanidad en el siglo XXI iconDerecho, tecnología y globalizacióN: el sincretismo innovador para...

Foro sobre creatividad e invenciones – un futuro mejor para la humanidad en el siglo XXI iconEntrevista sobre el siglo XXI

Foro sobre creatividad e invenciones – un futuro mejor para la humanidad en el siglo XXI iconDeclaracion mundial unesco sobre la universidad en el siglo XXI

Foro sobre creatividad e invenciones – un futuro mejor para la humanidad en el siglo XXI iconJóvenes emprendedores para el siglo xxi”

Foro sobre creatividad e invenciones – un futuro mejor para la humanidad en el siglo XXI iconCompetencias para el aprendizaje en el Siglo XXI

Foro sobre creatividad e invenciones – un futuro mejor para la humanidad en el siglo XXI iconUna izquierda para el siglo XXI (mexicano)

Foro sobre creatividad e invenciones – un futuro mejor para la humanidad en el siglo XXI iconLa Guerra y la Paz. Condiciones Jurídicas y coyunturales para el Siglo XXI

Foro sobre creatividad e invenciones – un futuro mejor para la humanidad en el siglo XXI iconBolivia en el siglo XX y los retos que deben ser tomados en cuenta...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com