Rama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila sala segunda de decisión m. P. Dr. Gerardo ivan muñoz hermida






descargar 35.84 Kb.
títuloRama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila sala segunda de decisión m. P. Dr. Gerardo ivan muñoz hermida
fecha de publicación08.03.2016
tamaño35.84 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos



Rama Judicial

TRIBUNAL CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO DEL HUILA


SALA SEGUNDA DE DECISIÓN

M.P. DR. GERARDO IVAN MUÑOZ HERMIDA



Neiva, diecinueve (19) de Diciembre de Dos Mil Siete (2007).

ACCION: TUTELA

ACCIONANTE: JOSE HENRY SERRATO

ACCIONADO: CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DEL ALTO

MAGDALENA CAM

PROVIDENCIA: SENTENCIA

RADICACION: 41 001 23 31 000 2007 00340-00

Aprobada en la fecha. Acta N° 116.

I.- ANTECEDENTES.
El Señor JOSE HENRY SERRATO DIAZ, actuando en nombre propio, ejerciendo la acción Constitucional de Tutela consagrada en el artículo 86 de la Carta Política, instauró acción de tutela contra LA CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DEL ALTO MAGDALENA CAM, con el fin de que se proteja su derecho fundamental al trabajo que considera le está siendo vulnerado por el accionado como consecuencia de la prohibición que le ha establecido de quemar huesos para sacar cebo.
II.- HECHOS:
Se funda en los siguientes:
Que hace aproximadamente siete años su padre fue asesinado por robarlo cuando llegaba a su casa después de trabajar. Para esa época quedó con su señora Madre enferma y avanzada de edad, con cuatro hermanos a los cuales le ha tocado sacar adelante con lo único que le enseñó su papá, que fue a sacar cebo de la quema de huesos de ganado.
Desde la fecha de la muerte de su Padre, como hijo y hermano mayor, no continúo con sus estudios porque tomó las riendas de su casa.
Tiene claro que quemar hueso lo prohíbe la ley, pero es el único medio de sustento que tiene hoy en día con 29 años de edad, una familia que sacar adelante y ver por su Madre que está muy delicada de salud.
Que un vecino es el único que lo denuncia porque años atrás tuvo un problema de carácter personal por defender su familia. La CAM lo notificó para que dejara de quemar hueso, motivo por el cual cesó la actividad por 8 meses, tiempo en el que no consiguió trabajo, entonces se vio en estado de necesidad y volvió a sacar cebo pero en mínima fracción, solo para comer porque ese negocio no da para más.
Cuando se quema hueso el olor no es como dice la CAM o el que denuncian, ya que es bueno para los zancudos y donde vive hay mucho zancudo.
IV.- DERECHOS CONCULCADOS:


  • Menciona el accionante como vulnerado por parte de la accionada el derecho al trabajo contenido en el artículo 25 de la Constitución Política.


IV.- TRÁMITE DE LA SOLICITUD DE TUTELA.
Mediante proveído calendado el cuatro (4) de Diciembre de dos mil siete (f.5) el Juzgado Tercero Penal del Circuito Especializado con Funciones de Conocimiento remite la acción a la oficina judicial a efectos de que sea repartida a su superior proponiendo colisión de competencia negativa. El siete (7) de Diciembre hogaño esta corporación avoca el conocimiento de la acción, ordena notificar, correr traslado al ente accionado y solicitarle un informe con relación a los hechos objeto de la presente acción. (Folio 14).
V.- CONTESTACIÓN DE LA DEMANDA:

La Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena CAM, mediante apoderada judicial descorrió el término de traslado dentro de la oportunidad procesal (f.18).
Enlista las actuaciones adelantadas por la Dirección Territorial Norte de la CAM en desarrollo de los expedientes sancionatorios iniciados y tramitados en contra del actor, por desarrollar actividades en forma reincidente de quema de huesos para la obtención de cebo y hueso quemado en razón a la evidente afectación al medio ambiente y los recursos naturales renovables.
Expuso que la Corporación observó en legal forma las etapas establecidas normativamente para el proceso sancionatorio en contra del actor constitucional, respetando el debido proceso, lo que se comprueba con los expedientes adelantados en su contra, que fueron notificadas en forma personal conforme al artículo 204 del Decreto 1594 de 1984, consistentes en auto de inicio de proceso sancionatorio y formulación de pliego de cargos y decisión de fondo.
Que el accionante conoce perfectamente la ilicitud de su conducta, y sin embargo se escuda en que es el único oficio que puede desempeñar, no obstante ser un hombre joven, de 29 años, pero que con su actuar desconoce el derecho de los demás a un ambiente sano, pues está demostrado que el proceso de obtención de cebo en las condiciones que lo desarrolla produce nocivos efectos ambientales sobre el componente atmosférico por el estado de descomposición de la materia prima que utiliza y las quemas del hueso bovino que son emitidos a la atmósfera en forma de gases; el recurso agua, al verter el resultado de la cocción sin ningún tratamiento a una fuente hídrica, todo ello por desconocer las recomendaciones dadas por la CAM a fin de mitigar el impacto ambiental consistentes en la presentación de un Plan de Manejo Ambiental, suspensión de las quemas y la porqueriza en el evento de utilizar como sustrato alimenticio la carnaza o derivados del proceso de obtención del Cebo, entre otras.
El accionante no menciona en su demanda, la acción de tutela que le fue adversa, quien no obstante existir un pronunciamiento judicial en el cual se determinó la afectación a la estabilidad del medio ambiente, el bienestar general de las personas en ese entonces tutelantes y de sus familias, y en especial su salud en conexidad con la vida, por causa de la actividad que desarrolla, así como las decisiones administrativas proferidas por la CAM como máxima autoridad ambiental del Departamento del Huila, insiste en seguirla ejerciendo vulnerando con ello derechos propios, de su familia y de la comunidad en general.
Que son infundadas todas las manifestaciones del accionante al concluir que la CAM le ha violado el derecho al trabajo, por estarse menoscabando su posibilidad de acceder a la actividad para la obtención de cebo de las que subsiste él y su familia, pues es claro que la actuación de la CAM se ha ceñido estrictamente a los postulados legales y constitucionales, cuando se han respetado todas las normas al debido proceso y el derecho de contradicción y ha ejercido las funciones de administración y protección de los recursos naturales que le corresponden, por lo cual no es dable dentro de la legalidad conculcar derechos fundamentales, ni de otra naturaleza, de quien simplemente pretende desde la ilegalidad de su actuación, generar amparos por derechos fundamentales que jamás le han sido vulnerados.
Que las actuaciones de la CAM se ciñen estrictamente a los postulados de la Ley 99 de 1993, el Decreto 1594 de 1984 y demás normas aplicables al caso concreto, así como a los enunciados de la Constitución Política de 1991, como lo son el interés general, el desarrollo sostenible de la región, la conservación de los recursos naturales, el propender por un ambiente sano y el apego a las normas vigentes.
VI.- CONSIDERACIONES:
La acción de tutela está consagrada en el Artículo 86 de la Constitución Política para obtener la protección de los derechos fundamentales de la persona cuando estos son amenazados o vulnerados por la acción o la omisión de la autoridad pública, o de particulares en la prestación de un servicio público.
Esta acción es procedente cuanto el afectado no dispone de otro medio de defensa judicial, salvo que se interponga como mecanismo transitorio para evitar un perjuicio irremediable.
El accionante considera que la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena CAM ha vulnerado su derecho fundamental al trabajo, el cual está consagrado en el artículo 25 de la Constitución Política de Colombia:
El trabajo es un derecho y una obligación social y goza, en todas sus modalidades, de la especial protección del Estado. Toda persona tiene derecho a un trabajo en condiciones dignas y justas”.
Expone el actor que al no permitírsele la quema de hueso para obtener cebo la CAM está atentando contra el aludido derecho fundamental.
6.1.- Lo probado:
Al accionante JOSÉ HENRY SERRATO mediante sentencia de fecha primero de Diciembre de 2003 (f.26 a 35) en acción de tutela por el Juzgado Segundo de Familia, se le ordenó el cese inmediato del funcionamiento de la industria o empresa CEBERA DE EL VENADO, cuya actividad era el procesamiento de residuos cárnicos, tales como huesos y grasas, con fines comerciales, actividad que genera grandes cantidades de gases y humos nauseabundos que enrarecen y perturban el aire, a mas de grandes cantidades de desechos sólidos y líquidos que sin ningún control ambiental son vertidos al lecho de la quebrada El Venado, que a su vez tributa sus aguas al río Magdalena; prohibición que debía mantenerse hasta tanto la CAM le autorice su reactivación.
La Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena CAM había iniciado la investigación correspondiente (f.39) en virtud a un escrito de la comunidad del Barrio Alberto Galindo, que denunciaban la proliferación de malos olores, producidos diariamente desde las 5.30 de la tarde hasta las 10.30 de la noche, provenientes de la encurtidota de cuero denominada Cebera el Venado, ubicada en esa vereda, en la calzada izquierda en la vía que conduce al Municipio de Tello. Realizada la correspondiente visita, determinó la entidad que desarrollaban en realidad era la actividad de obtención del Cebo y Hueso quemado, con materias primas de origen bovino proveniente de la planta de sacrificio de la Empresa Ceagrodex S.A., y algunos otros Supermercados, Distribuidoras de carnes y Restaurantes de la ciudad de Neiva.
En la descripción del proceso, determinó la CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DEL ALTO MAGDALENA - CAM., que la materia prima es depositada en cinco recipientes metálicos de aproximadamente 50 galones de capacidad, en donde se realiza la cocción de la materia prima con agua por un periodo de tiempo de dos horas por cochada, para lograr la obtención de Cebo. En el proceso se generan subproductos conocidos como Carnaza, el hueso y las aguas residuales. La carnaza la utilizan como alimento para cerdos y el hueso le realizan el proceso de quemado para su posterior comercialización y finalmente, las aguas residuales son vertidas sin tratamiento a la Quebrada el Venado.
Como efectos ambientales del proceso, resalta al medio ambiente los del componente atmosférico por la emanación de olores putrefactos o descompuestos los cuales son emitidos a la atmósfera en forma de gases, provenientes de la materia prima que manejan en estado de descomposición, al no recolectar en forma inmediata después del sacrificio de animales; que igual sucede con el transporte del material y el factor que incide con mayor magnitud a que se generen malos olores es el almacenamiento y cocción de la materia prima, carnaza y huesos, en estado de descomposición.
Continúa la entidad, que otro elemento ambiental afectado es el agua, pues una vez terminado el proceso y con temperatura de enfriamiento que aglomere el Cebo, el agua es liberada de la grasa sólida y finalmente es vertida en este caso a la Quebrada el Venado sin ningún tipo de tratamiento y sin duda alguna, emanando olores desagradables y alterando su composición físico-química.
Por último, la presencia de aves de rapiña con efectos visuales, que es un hecho indicador que el obtención y quemado de hueso se presenta una descomposición muy avanzada de la materia prima y no se realiza un control eficiente de residuos que se presentan durante el proceso. Así mismo, destaca la alimentación de cerdos de engorde utilizando como sustrato alimenticio la cernaza proveniente del proceso sin cumplir normas de higiene, pese a no tener una cantidad de cerdos importante, esa actividad genera emanación de olores putrefactos y atrae de forma masiva a las aves de rapiña.
Teniendo en cuenta que los propietarios de la industria, de corregir y mitigar el impacto ambiental, se les dio una recomendaciones y que en caso de incumplimiento se iniciarían los procedimientos jurídicos a lugar (f.40 y 41). Incumplidas las recomendaciones, mediante Resolución N° 0069 del 26 de Enero de 2005 (f.39 a 48) impuso a JOSE HENRY SERRATO en su calidad de propietario del establecimiento “Cebera el Venado” sanción consistente en la Demolición de las obras, a costa del infractor, de manera inmediata de las instalaciones e infraestructura necesarias para la obtención de Cebo y hueso quemado en virtud del daño evidente al medio ambiente y a los recursos naturales renovables.
Posteriormente la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena CAM inició nuevo proceso sancionatorio en contra del señor JOSE HENRY SERRATO, en fecha 12 de octubre de 2007 (56), teniendo en cuenta informe policivo en donde se comunica a la entidad ambiental que el citado se encontraba desarrollando la actividad de quema de huesos y cocción de cebo en avanzado estado de descomposición para obtener grasa y cebo, incomodando a los vecinos del sector por los malos olores y el humo, actividad que desarrollaba sin permiso correspondiente.
Por lo anterior la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena, una vez adelantado el procedimiento administrativo, mediante Resolución 3439 de 7 de Diciembre de dos mil siete impone a JOSE HENRY SERRATO una sanción equivalente a un salario mínimo legal mensual vigente por haber contravenido la normatividad ambiental. Así mismo se le impuso la suspensión de la actividad de quema de huesos para la obtención de cebo y hueso, realizada en la finca el Venado, so pena de sanción de un salario mínimo mensual legal por cada día de desacato.
6.2.- El caso concreto:
Pretende el actor JOSE HENRY SERRATO se le ampare su derecho fundamental al trabajo consistente en la quema de huesos y extracción de cebos para el comercio, actividad de la cual deriva su sustento y de su familia, frente a las disposiciones de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena - Cam., que no le permiten desarrollar dicha actividad.
Para la Corporación no es de recibo que el actor intente ser protegido en su actividad laboral, invocando la defensa de su derecho fundamental al trabajo, cuando no ha querido meterse en la legalidad para su desarrollo. La ilicitud de su conducta laboral se encuentra comprobada por las investigaciones y decisiones sancionatorias de la autoridad ambiental accionada, y también reconocida por el propio actor al exponerlo en la demanda.
La Sala no puede proteger el desarrollo de actividades del actor cuando con su proceder infringe derechos al medio ambiente por el cual ha sido objeto de sanciones, destacando que se le ha dado la oportunidad de seguir desarrollando su curiosa actividad, pero cumpliendo unas medidas de mitigación al impacto ambiental que no cumplió, resaltando que se trata de un hombre joven, de 29 años como lo afirma en el libelo y lo reconoce también la CAM, sano por cuanto no es una persona con niveles de discapacidad u otros factores que lo alejen de posibilidades para ganar su sustento; por ello cuenta con otras opciones de desempeñar un oficio lícito para salir adelante junto con su familia.
Es importante establecer que los derechos aún fundamentales tienen límites cuando empiezan a vulnerar los derechos de los demás, y que el interés particular debe ceder al interés general en especial si se trata de derechos al medio ambiente y demás derechos de tercera generación que merecen una especial protección del Estado por tratarse de un patrimonio social.
También se debe precisar que para que se genere una obligación de protección de sus derechos, es preciso que la profesión u oficio que desempeña el actor contenga una causa u objeto lícito y la solicitud del accionante contiene una causa ilícita porque contraviene actos administrativos que se fundamentan en normas del orden constitucional y legal, y además existe una orden judicial legal proferida en acción de tutela, decisiones todas que le imponen un cese de sus actividades.
En este orden de ideas, el derecho fundamental al trabajo invocado por el accionante no está llamado a ser objeto de protección mediante la presente acción por las razones expuestas.
Conforme a las consideraciones anteriores, el Tribunal Contencioso Administrativo del Huila, Sala Segunda de Decisión, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley,
R E S U E L V E:
Primero: Negar la acción de tutela interpuesta contra la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena CAM instaurada por JOSE HENRY SERRATO para que se proteja su derecho fundamental al trabajo.
Segundo: Notificar a las partes en la forma indicada en el Artículo 5º del Decreto 306 de 1.992, y si no se impugnare esta providencia remítase a la H. Corte Constitucional para su eventual revisión.

Cópiese, Notifíquese y cúmplase



GERARDO IVÁN MUÑOZ HERMIDA.

Magistrado.

JOSE MARCELINO TRIANA PERDOMO. RAMIRO APONTE PINO.

Magistrado. Magistrado.


Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Rama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila sala segunda de decisión m. P. Dr. Gerardo ivan muñoz hermida iconRama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila sala...

Rama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila sala segunda de decisión m. P. Dr. Gerardo ivan muñoz hermida iconRama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila sala...

Rama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila sala segunda de decisión m. P. Dr. Gerardo ivan muñoz hermida iconTribunal contencioso administrativo del huila sala segunda de decision...

Rama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila sala segunda de decisión m. P. Dr. Gerardo ivan muñoz hermida iconTribunal contencioso administrativo del huila sala Segunda de Decisión...

Rama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila sala segunda de decisión m. P. Dr. Gerardo ivan muñoz hermida iconRama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila

Rama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila sala segunda de decisión m. P. Dr. Gerardo ivan muñoz hermida iconRama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila

Rama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila sala segunda de decisión m. P. Dr. Gerardo ivan muñoz hermida iconRama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila

Rama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila sala segunda de decisión m. P. Dr. Gerardo ivan muñoz hermida iconRama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila

Rama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila sala segunda de decisión m. P. Dr. Gerardo ivan muñoz hermida iconTribunal contencioso administrativo del huila sala Tercera de Decisión

Rama Judicial tribunal contencioso administrativo del huila sala segunda de decisión m. P. Dr. Gerardo ivan muñoz hermida iconM. P. Dr. Gerardo ivan muñoz hermida






© 2015
contactos
ley.exam-10.com