Clasificación del derecho romano y derecho de personas






descargar 25.9 Kb.
títuloClasificación del derecho romano y derecho de personas
fecha de publicación08.06.2015
tamaño25.9 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos

CLASIFICACIÓN DEL DERECHO ROMANO Y DERECHO DE PERSONAS


CLASIFICACIÓN DEL DERECHO. Las Instituías de Justiniano dijeron que era público o Privado, pues el primero "es el que pertenece al Estado de la República Romana", en tanto que el segundo "es el que mira a la utilidad de los particulares". Sin embargo, en las fuentes romanas existen normas que reguladoras de relaciones entre particulares, eran consideradas como integrantes del derecho público, porque también estaba presente el interés social o general y no exclusivamente el privado. Por ejemplo, se podía establecer en los contratos que no se respondiera de la culpa, ni siquiera de la grave, más no podía hacerse igual respecto del dolo, ya que era de interés general que al fraude no se le concediera valor alguno. El aforismo "Privatorum conventio iuri público non derogate" (lo convebido privadamente, no deroga el derecho publico) era, pues, definitivo, para precisar el alcance público o privado de la norma.


SUBDIVISIÓN DEL DERECHO PRIVADO. Tal derecho, esto es, el que regula las relaciones entre ciudadanos privados, está subdividido en las Instituciones o Institutas en: Derecho natural, de gentes y civil.


El ius naturale designa "aquel derecho que no es producto manifiesto de la voluntad legislativa". Empero, en las fuentes, este derecho no se diferencia del ius gentium, cual era visto como, el derecho que los romanos tenían en común con los demás pueblos de la antigüedad, o que aquellos crearon en sus relaciones con éstos.
Sin embargo, en lo que concierne al concepto de ius naturale, en el Digesto se atribuye a Ulpiano el haber dicho: "Ius naturale est quod natura omnia animalia docuit” (El derecho natural es aquel que por igual se aplica a hombres y animales). Imposible precisar ahora si ello se debía a errónea apreciación de las fuentes, pero ciertamente resulta difícil entender que jurisconsulto tan diáfano como Ulpiano pretendiera hablar de normas jurídicas o de relaciones jurídicas comunes a hombres y animales, pues las afines son simplemente necesidades. Como dice Bonfante: la conjunción del macho y de la hembra, mencionada por el jurista romano, no es matrimonio, como tampoco es matrimonio la simple unión del hombre con la mujer.


El ius civile apunta a aquel conjunto de instituciones jurídicas genuinamente particulares al pueblo romano.


A la clasificación tripartrita del ius privatum, suele agregarse el iuris honorarium, obra del Pretor, quien, como depositario fundamentalmente del ius edicendi, fue titular de asiduo esfuerzo tendiente a adecuar normas antiguas a nuevas situaciones, allanando los contrastes violentos entre las distintas épocas y, especialmente, con las nuevas ideas. Se trató de un derecho paralelo al civil, cuyo nombre se afianza en el hecho de haber sido la Pretura magistratura ad-honorem, vale decir, desempeñada por puro honor.

LAS PERSONAS
El vocablo persona, en su sentido propio, se refería a la máscara a través de la cual, en el teatro de los antiguos, los actores se caracterizaban para intervenir en las representaciones escénicas y para que sus voces adquirieran mayor resonancia (personare). Es más, la palabra en mención fue expresiva del propio actor y hasta del mismo personaje representado hasta que, en últimas, pasó a denotar al hombre en general como protagonista de la vida en sociedad.


En el ámbito estrictamente jurídico, el referido término parece que comenzó a ser empleado en los tiempos del Emperador Teodosio II para contraponerlo a “esclavo”, el cual carecía de la facultad de ejercer derechos y contraer obligaciones.
La persona también fue entendida como el papel que cada hombre está llamado a desempeñar en la sociedad, bien como ciudadano, ora como padre de familia o tutor. Mas, en lenguaje netamente jurídico, la palabra “persona” contó con dos (2) acepciones completamente distintas: una, la de que era un ser físico o real capaz de derechos y deberes (considerado el hombre desde su nacimiento o también desde su concepción, según la regla “infano conceptus pro nato habetur quoties de conmodis ejus agitur”); y otra, la concerniente a seres de creación jurídica, a los cuales el legislador elevaba a la categoría de personas, como las ciudades y las iglesias. Eran estas las personas civiles o morales.


PERSONAS FÍSICAS O REALES. - Llamadas también naturales. Para su existencia hacíase necesaria la concurrencia de dos circunstancias: un individuo de la especie humana y que éste se hallara dotado de la capacidad jurídica. En cuanto al primero de tales presupuestos, para que se cumpliera debía mediar nacimiento vivo, viabilidad y forma humana.


El nacimiento se contrae a la total separación del individuo del vientre materno después de la vida intrauterina. El nacimiento vivo era algo distinto, sobre lo que hubo disímiles interpretaciones por parte de los proculeyanos y sabinianos. Aquéllos estimaron que se hacía indispensable al respecto que el nacido dejara oír su voz (el grito emitido cuando el aire ingresa por primera vez a los pulmones), en tanto que los segundos consideraron suficiente cualquiera manifestación de vida, como ese mismo grito o un movimiento. Prevaleció la tesis proculeyana.

La viabilidad fue entendida como la posesión de las condiciones imprescindibles para subsistir, la cual se reputó como alcanzada por el feto después del sétimo mes de embarazo de la madre, aunque al evolucionar el derecho se admitió el término de 180 días.


La exigencia de la forma humana excluía de la personalidad a los monstruos, no obstante que la monstruosidad entrañara concepto muy relativo, dado que tocante a ella sería imposible precisar en dónde comienza y hasta dónde llega la forma humana.

Las reclamadas condiciones de viabilidad y forma humana desaparecieron de las legislaciones modernas, siendo por ello que nuestro Código Civil estatuye que es persona natural todo individuo de la especie humana, cualquiera que sea su edad, sexo, estirpe o condición.


En lo atinente al requisito de la capacidad jurídica, estaba determinado por los estados de libertad, de ciudadanía y de familia.

CONCEPTO DE PERSONA

En Roma y en Grecia era la máscara que usaban los actores en escena, para cubrir su rostro, complementada con una especie de megáfono, colocado en la boca, que aumentaba o hacia más clara la voz del actor.

Después este término pasó a designar al propio actor enmascarado y al personaje que representaba. En cambio de la ciencia jurídica se designa persona al sujeto del derecho como titular de derechos y obligaciones.

En el IUS ROMANUM la persona era de dos clases:

PERSONA JURIDICA O COLECTIVA

Son todos los entes aptos para ser titulares de derechos o deberes y que no son individuos de la especie humana.

Son entes creados por el hombre para realizar fines de carácter social que exceden la vida de una persona física. Así en el IUS ROMANUM tenemos a los estados y a los municipios como entes de carácter público: a los gremios, sindicatos, colegios sacerdotales, como entes semipúblicos; y las sociedades como entes de carácter privado dedicadas a la especulación comercial.

Estas personas jurídicas que denominamos morales, en un principio hubo libertad para su formación, pero después se necesitaba autorización legal para constituirse, ya que en muy pocos casos se permitían que se hicieran estas personas sin autorización tal es el caso de: socios arrendatarios de la recaudación de los impuestos, o de las minas de oro y plata.

Una vez constituidas las personas morales son capaces de ser sujetos de derechos y obligaciones, pueden realizarlas a través de sus representantes diversos pactos con tal de no infringir la ley.

Para que la persona jurídica pueda manifestar su existencia le hace falta el concurso de una o varias persona físicas encargadas de valar por sus intereses así las corporaciones tienen un sindico, otras sociedades tienen un magisterio, las ciudades son administradas por los decuriones y más especialmente por los duumviri.

Cuando una persona era reconocida tenia vida autónoma a la de sus asociados, de modo que sus negocios eran llevados por un gerente, tenía un patrimonio propio distinto del de los socios, la sociedad resultaba deudora o acreedora.

PERSONA FISICA

En Roma no todo ser humano se la consideraba persona, para su existencia debía nacer viva, la prueba de vida debía ser producida según la doctrina de los proculeyanos, demostrando que el recién nacido dio un vagido; en cambio los sabinianos cuya doctrina prevaleció y fue acogida por el derecho justinianeo, consideraron que era suficiente cualquier signo, en particular el movimiento o la respiración.

El derecho romano dispenso protección al concebido que aun no nacía. No es que reconociera al feto intrauterino como sujeto de derecho, sino que lo que se protegía eran los intereses de la futura persona, muchos de los cuales resultarían ilusorios si no se tomaran medidas anticipadas. Por eso reservaban al concebido derechos especialmente de carácter sucesorio, reserva cuyos efectos quedaban supeditados al nacimiento posterior, de ahí s que se puede decir en cierto aspecto que se estimaron favorables para la persona eventual anunciada por la concepción, que los concebidos se asimilaban a los ya nacidos.

En roma para que pudieras ser considerada persona física debías reunís tres elementos o status que eran: status libertis (libres no esclavos); status civilitatis (romanos no extranjeros); y status familiae (independientes no sujetos a la patria potestad).los que reunían los tres elementos tenían plena capacidad jurídica.



CAPACIDAD

La capacidad es la aptitud o facultad de la que goza una persona, para ser capaz de recibir derechos, ejercerlos y contraer obligaciones.
La persona física, además de la existencia, requería de la capacidad jurídica, que también se conocía como Caput. Para tener esta facultad, también era necesario cumplir con ciertos requisitos, que le permitieran ejercer sus derechos, conocidos como estados o status.

STATUS QUE CONFORMAN LA CAPACIDAD

Estado de libertad (status libertatis): Este estado implicaba el ser libre, es decir, estar en facultad de actuar a juicio propio.

Dicho estado se obtenía mediante:

Nacimiento: Los hijos de personas ingenuas, calificaban como libres, pues, nacen libres y nunca dejan de serlo.

Manumisión: Medio por el cual a los esclavos (libertos), se les daba la libertad

Estado de ciudadanía (status civitatis): Este estado implicaba el ser ciudadano romano y, no extranjero.

Estado de familia (status familiae): Este estado implicaba todos los derechos con los que contaban los independientes de la patria potestad o también conocidos como sui juris (emancipados y paterfamilias no sometidos a ninguna patria potestad). De este estado, carecían los esclavos y los aliene juris (incapaces de hecho o de derecho por estar sometidos a la patria potestad de alguien).

Es así que cuando el individuo tenía los tres status tenía la capacidad jurídica y se le reconocía la totalidad de Derechos tanto en el campo público como en el privado.

En el Derecho Público gozaba del Suffragi activo y pasivo (derecho a ser elector y elegido magistrado) y la Provocatio ad populum (apelación al pueblo reunido en comisión para que no fuera ejecutada una sentencia de muerte).

En el  Derecho Privado gozaba del Jus Commerci y la Testamenti Factio (derecho de comerciar y de hacer testamento), el Jus Connubi (derecho a contraer justas nupcias) y la Patria Potestad (derecho sobre los hijos), se debe hacer constar que los romanos a lo largo de la evolución del Derecho Romano no hablan propiamente de capacidad sino de status.

Las personas incapaces de hecho eran los dementes, los impúberes, los pródigos y, las mujeres solteras.

FACTORES QUE MODIFICABAN LA CAPACIDAD

La capacidad jurídica podía disminuir debido a circunstancias naturales, civiles y sociales, por ejemplo encontramos:

La degradación del honor civil (realización de actos inmorales leves).

La condición social (pertenecer a la clase plebeya; la pobreza).

La religión (impedimento matrimonial de cristianos con paganos, una vez que el cristianismo fue considerado religión oficial).

La profesión (la actividad de los actores es considerada vergonzosa).

Las que limitan la capacidad de hecho:

La edad (púberes o impúberes).

El sexo (desventajas jurídicas para la mujer).

Las enfermedades (locura, sordomudez, ceguera e impotencia).

La prodigalidad (persona que dilapida sus bienes sin motivo).

El domicilio (influía en el pago de impuestos y la competencia judicial).

http://www.monografias.com/images04/trans.gif

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Clasificación del derecho romano y derecho de personas iconLa evolucion del derecho procesal en el derecho romano por L. Carlos rosenfeld

Clasificación del derecho romano y derecho de personas iconEl origen de nuestros municipios se remonta al derecho romano, cuya...

Clasificación del derecho romano y derecho de personas iconTema el derecho objetivo: caracteres esenciales. Iusnaturalismo,...

Clasificación del derecho romano y derecho de personas iconFuentes del Derecho Romano

Clasificación del derecho romano y derecho de personas iconUnidad I conceptos generales del derecho romano

Clasificación del derecho romano y derecho de personas iconBolilla I – Historia y Fuentes del Derecho Romano

Clasificación del derecho romano y derecho de personas iconHistoria interna y externa del derecho romano

Clasificación del derecho romano y derecho de personas iconUnidad I conceptos generales del derecho romano

Clasificación del derecho romano y derecho de personas iconBolilla I – Historia y Fuentes del Derecho Romano

Clasificación del derecho romano y derecho de personas iconHistoria interna y externa del derecho romano






© 2015
contactos
ley.exam-10.com