Olvida las complicaciones y entra en el maravilloso mundo donde todo es fácil






descargar 0.71 Mb.
títuloOlvida las complicaciones y entra en el maravilloso mundo donde todo es fácil
página6/21
fecha de publicación24.02.2016
tamaño0.71 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

La más infausta salida del Mundo Sencillo

Cuando estaba escribiendo Recreating Eden, fui conducida casi a la fuerza a estudiar los primeros capítulos del Génesis. Lo que fui guiada a ver era la actualidad de la historia de Adán y Eva en el Jardín del Edén.

Aquí está la cuestión: a pesar de lo que hayas oído de la historia, a pesar del uso y abuso que se ha hecho de ella para defender ideas extrañas como la superioridad del hombre, que las mujeres sean la raíz de todos los problemas, que el sexo es malo y peligroso, que las serpientes son el mal, etcétera; a pesar del concepto común de que los seres humanos están condenados para la eternidad, eso no es lo que yo fui guiada a ver. ¡Básicamente, es una historia que nos enseña cómo abandonamos el Mundo Sencillo por primera vez y cómo seguimos haciéndolo!

No sólo eso, sino que nos proporciona la llave para regresar al Mundo Sencillo.

No se trata sólo de una historia de la tradición judeocristiana, de la cual se pueden encontrar distintas versiones en los textos sagrados de las principales religiones y tradiciones populares del mundo. Es una de las historias maestras de la humanidad —quizá la historia maestra—, y al igual que cualquier historia maestra, transmite múltiples ideas superpuestas y se puede interpretar de muchas formas, algunas de ellas constructivas y ciertas respecto al fin de la historia, y otras no. Para el tema que nos ocupa veremos lo que nos dice la historia respecto a estar en el Mundo Sencillo y a salir de él.

Resumiendo, los protagonistas de nuestra historia, Adán y Eva, vivían en un mundo prístino de gran belleza, abundancia y armonía total que favorecía plenamente su bienestar. (¿Te suena?) No tenían preocupaciones y todo les era dado, pues su único fin era gozar de su gloriosa existencia.

La suya era una experiencia eterna de facilidad y gozo; el único requisito era evitar hacer una cosa prohibida. El Creador de toda esa abundancia les dijo que incumplirlo provocaría la expulsión inmediata de su mundo ideal.

Sin entrar en la acción prohibida que tenían que evitar,[4] quiero destacar aquí que su creador y suministrador de todo —llamaremos a este creador-suministrador «Espíritu»— les dio las directrices para permanecer en su perfecto mundo de abundancia y gozo, y ellos las violaron. ¿Qué sucedió?

Cuenta la historia que una serpiente los indujo a hacer justo aquello que los conduciría al desastre. Básicamente, escucharon y siguieron una voz —una influencia— que no era la del Espíritu. De pronto, se vieron expulsados del jardín, de su mundo perfecto de facilidad. Por primera vez, experimentaron el dolor, el sufrimiento y las penurias. Se encontraron en el Mundo Complicado.

Moraleja: escucha y obedece la guía del Espíritu, y estarás en el Mundo Sencillo. Escucha a la otra voz y haz lo que te dice, y te encontrarás en el Mundo Complicado.

¿De quién era la otra voz? ¿Qué representa la serpiente? Pertenece al «Dictador del Mundo Complicado» (DMC), del que hablaremos en el próximo capítulo. El simbolismo de la serpiente se refiere al aspecto primitivo del cerebro humano que ejecuta el programa del DMC.

Ésta es una historia muy antigua que es tan actual como la primera vez que se contó. Se pueden aplicar los mismos principios: si quieres estar en el Mundo Sencillo, no dejes que ninguna otra voz apague la de tu Espíritu. Honra la guía que te ofrece tu Espíritu y no escuches a la serpiente. No te dejes tentar por el Dictador del Mundo Complicado.
Pero ¿cómo sé quién es quién?

¿Cómo puedes distinguir entre la guía de tu Espíritu y la seducción de tu DMC?

En primer lugar, cuando la guía viene de tu Espíritu, siempre va acompañada de un aumento del Amor y de un sentimiento de expansión y mayor apertura en tu cuerpo, especialmente en el centro de tu corazón. Cuando sintonices con tu Espíritu, tendrás ganas de abrazar, aceptar y permitir. Lo que proviene de tu Espíritu es alentador, te eleva y rezuma felicidad. Cuando es el ego miedoso el que está al frente, sucede justo lo contrario.

Los mensajes del Espíritu son elegantemente simples. No se puede decir lo mismo de los del DMC, que prefiere la complicación y la complejidad. Aunque pueden manifestarse de ese modo, los mensajes del Espíritu rara vez se manifiestan en frases; ni suelen ser verbales. Normalmente se presentan como inspiraciones súbitas, símbolos y visiones, sentimientos, y lo que tal vez sea lo más habitual, como una comprensión general.

Cuando hayas sintonizado totalmente con tu Espíritu, ni siquiera notarás las transmisiones como si fueran mensajes, sino sencillamente como aquello que te inspira o que entiendes sin más. Tus pensamientos serán los de tu Espíritu y viceversa.

Idealmente, gozarás de tal armonía con tu Espíritu —haciendo uno con él— que serás un residente a tiempo completo del Mundo Sencillo. Supongo que ahora debes estar pensando que me he pasado un poco de la raya. Y puede que ni siquiera pienses que te gustaría estar allí. Pero cuanto más sintonices con tu Espíritu, más estarás en el Mundo Sencillo, más potente será tu poder y más realizado te sentirás.

Llegado a este punto, cualquier duda que puedas tener sobre si te gustaría vivir siempre en el Mundo Sencillo deberías pensarla dos veces. Hasta que no entiendas cómo actúa el Dictador[5] del Mundo Complicado, por qué está tan desesperado por mantenerte alejado del Mundo Sencillo y cómo puedes neutralizar sus intentos para que cambies de canal y elijas el del Mundo Complicado, no corres demasiado riesgo de fijar tu residencia en el Mundo Sencillo. De hecho, probablemente pasarás más tiempo en el Canal 2 de lo que te gustaría.

Bueno, ahora que ya conoces a tu guía personal para el Mundo Sencillo, vamos a ver más cosas sobre la naturaleza del dictador-fanfarrón del Mundo Complicado que monopoliza el mando a distancia, y cómo suena su voz. Veamos la única forma eficaz de manejarlo.
Elijo vivir en el Mundo Sencillo,
donde todo es fácil.

4.Hablo detenidamente de este tema en Recreating Eden.
5.Utilizo el género masculino para el Dictador del Mundo Complicado porque este aspecto tuyo, tanto si eres hombre como mujer, utiliza el hemisferio izquierdo del cerebro, la energía masculina interna. ¡No pretendo en modo alguno ofender al sexo masculino!
5

Te presento al Dictador del Mundo Complicado (DMC)
¡Aaaaaah, Mundo Sencillo! Mundo Sencillo lleno de gozo, paz, prosperidad y Amor. ¿A quién no le gustaría? Bien, lo creas o no, por maravilloso que sea el Mundo Sencillo, hay un aspecto tuyo —y mío— que lo teme a muerte, que no lo puede soportar, y que está dispuesto a hacer lo que haga falta para sacarnos de allí.

Esta entidad siempre desea que vivamos en el Mundo Complicado. Cada vez que toma el mando a distancia —y siempre lo hace—, cambia de canal y sintoniza con el del Mundo Complicado. No desaprovecha ninguna oportunidad para reconducirte a su espacio preferido de esfuerzo, luchas y complicaciones.

¿Por qué? Su propósito —su propia razón de ser— es mantenerte en la única realidad donde tiene poder. Hace todo lo posible para tenerte donde él pueda satisfacer sus necesidades, sin importarle el hecho de que la mayor parte de ti ni sea feliz ni se sienta realizada en su terreno. No le importa que te frustres en el Mundo Complicado: ¡él se alimenta de la frustración! Es decir, se come tu infelicidad para cenar y la saborea (siempre fingiendo que quiere verte feliz).

Este personaje siempre te engatusa para que creas que te va a conceder lo que deseas, pero ni quiere ni puede hacerlo. Siempre te conducirá a la frustración, decepción, confusión y sufrimiento, porque ésa es la energía que necesita para sobrevivir. Si se cumplieran tus deseos y estuvieras satisfecho y feliz, se quedaría sin trabajo; ¡mucho más, dejaría de existir!

A esta entidad la llamamos el Dictador del Mundo Complicado porque crea, mantiene y gobierna sin piedad el Mundo Complicado a través del engaño, las trampas y la manipulación. Lo hace a costa de tu comodidad y felicidad.

Totalmente dispuesto a hacer que te quedes en el Mundo Complicado donde es el amo, el DMC detesta la luz, no sea que vayas a percatarte de sus trucos y puedas esquivar su influencia. ¡Como este libro está dedicado a ayudarte a conseguir justamente eso, si sientes alguna resistencia a leerlo, ya sabes cuál es la razón! La fobia que hay en tu interior hacia el Mundo Sencillo está intentando impedir que sepas que tienes otra opción aparte de la del Mundo Complicado.

De hecho, si dudas de la existencia del Mundo Sencillo, es porque esta parte tuya necesita desesperadamente evitar que lo elijas. Está llevando a cabo una antiquísima campaña de desinformación para asegurarse de que ni siquiera conoces su existencia, o que, si llegas a enterarte de ella, te consideres lo bastante inteligente como para no creer en algo tan inocente, simplista y «demasiado bueno para ser cierto».
La desesperación del subalterno del mundo complicado

A decir verdad, se trata de una cuestión de supervivencia para el DMC. No es que este aspecto esté en tu contra, es que sin el Mundo Complicado ni siquiera existe. El Mundo Complicado es la única realidad donde puede existir. Es el único mundo que conoce. Así que hace todo lo posible para mantenerte alejado del Mundo Sencillo, porque allí no sólo no tiene poder ni control, sino que es una no-entidad. En el Mundo Sencillo sólo existen los aspectos tuyos que están dispuestos a sintonizar con el Diseño para la Armonía, a permitir el libre flujo del Amor y a aceptar el júbilo. ¡Eso no describe esta parte de tu psique!

No, este aspecto no goza, es paranoico, se resiste al flujo del Amor y siempre está buscando razones para ser crítico, estar enfadado y frustrado. Su estado más elevado es estar ligeramente contrariado; de vez en cuando, se remontará un momento cuando no encuentre ninguna razón para refocilarse en algo.

Se siente bastante bien con el dolor y el fracaso, aunque rezongue y derrame lágrimas de cocodrilo sobre lo injusto que es todo y te engañe sobre a quién y a qué hay que culpar de tu desgracia.
Pero ¿quién es ese entusiasta del Mundo Complicado?

¿Qué nombre se le da habitualmente a esta parte contradictoria tuya? (¡Y te aseguro que todos la tenemos, no eres el único que tiene a ese chiflado dentro!) ¿Cuál es el otro nombre del Dictador del Mundo Complicado? Su nombre común es «ego».

Como el ego tiene múltiples facetas, me referiré al DMC como el «ego miedoso». Esto resume bastante bien la versión del ego a la que me estoy refiriendo. En cuantos seres humanos, es necesario tener un ego, pero hay algunas facetas del ego humano que se han desbocado y se han pasado de la raya; entre ellas, sin duda alguna, se encuentra el ego miedoso.

Miedoso. Cargado de miedo. Es una descripción perfecta del ego en su aspecto de Dictador del Mundo Complicado. El miedo es la desconfianza del Amor. Es la desconfianza del Diseño para la Armonía. Tu yo miedoso no «alcanza» el Mundo Sencillo, donde el Amor fluye libremente, donde reina el Diseño para la Armonía, donde las cosas siempre suceden de manera coordinada para favorecer tus más elevadas posibilidades de bienestar; jamás.
Se coge antes a un mentiroso que a un cojo

Tu ego miedoso es un adicto al Mundo Complicado, y como todos los adictos, no duda en darle la vuelta a las cosas para salirse con la suya. Es un mentiroso compulsivo: es el mentiroso. De hecho, la decepción es el pilar de su existencia y su técnica básica para conseguir lo que necesita.

Puedes estar totalmente seguro de que, si el Dictador del Mundo Complicado te dice algo, es una gran mentira. Porque la base de su existencia es el Diseño para la Desarmonía, algo innato en él. Desde su perspectiva dice la verdad. Pero sólo es cierta en el Mundo Complicado. ¡Una verdad del Mundo Complicado siempre es una mentira!

El Dictador del Mundo Complicado es astuto. Te engaña constantemente para llevarte a su terreno y conseguir lo que desea. Te dice cosas como «Te estás quedando sin dinero» para asustarte y así darse un banquete con tu miedo. O te dice: «No vales nada», así puede alimentarse con tu sufrimiento. Ninguna de estas cosas es realmente cierta.

Lo cierto es que el universo es infinitamente afectuoso y generoso, y siempre tienes la puerta abierta a la abundancia del Mundo Sencillo. ¿No vales nada? ¡Eres tan valioso que nadie puede quitarte tu sitio! Eres una expresión única de la energía-Fuente —del Amor—, y sin ti, la Creación estaría incompleta. Cuando el DMC te dice algo, puedo asegurarte que es justamente lo contrario.

Cualquier cosa poco o nada amable que puedas escuchar en tu cabeza procede de este forajido, que se encarga de mantenerte alejado del Mundo Sencillo. De hecho, todas las cosas desagradables que escuches de cualquier persona vienen de esta entidad, que está comprometida con la conservación del Mundo Complicado a cualquier precio, y tú eres el que pagas. Pagas con tu desgracia.


El gran saco de mentiras y trucos del DMC

El Dictador del Mundo Complicado parece que cuenta con un saco sin fondo de trucos y mentiras para hacer contigo lo que quiere. Aquí tienes algunos:
MENTIRA DEL DMC: Si te resistes a algo con la suficiente fuerza, desaparecerá.

La resistencia es la joya de la corona del repertorio del DMC, el eje de todo lo que hace. Es donde reside su poder, y cuantas más partes tuyas consigue llevar a su terreno, más realizado se siente.

Cuanto más prefieres evitar algo en tu vida, cuanto más prefieres no experimentar algo, más te acosa para que te resistas. Pero cuando te resistes a algo —cualquier cosa—, refuerzas su presencia en tu experiencia. ¡Cuanto más te resistes, mayor se vuelve el poder de aquello a lo que te estás resistiendo!

Cuando te resistes a algo, te estás resistiendo al Mundo Sencillo. ¡El mero acto de resistirse coloca una barrera al flujo del Amor, que luego baja tu frecuencia vibratoria y te traslada al Mundo Complicado, donde se presenta claramente todo aquello que no quieres en tu vida! Una trampa bastante ingeniosa, ¿verdad?

Si el DMC se sale con la suya, tu reacción instintiva ante cualquier suceso que no deseas será resistirte. Pero, si por el contrario eliges el Mundo Sencillo, te relajas y permites, ¡lo que no deseas se evaporará! Estar en el Mundo Sencillo significa que sólo eres consciente de lo que concuerda con tu felicidad. Cuando sintonizas con el Canal 1, los entresijos del Canal 2 ni siquiera existen.
MENTIRA DEL DMC: El esfuerzo y el sacrificio conducen a la felicidad.

El Dictador del Mundo Complicado siempre ha avalado la idea de que el esfuerzo da más valor a tus acciones y que trabajar duro ennoblece. Insiste en que utilizar fuerza, luchar y sacrificar la felicidad del momento se recompensará con una bonanza de júbilo y realización personal.

El concepto de que has de sublimar tus verdaderos dones y pasiones, tragar con todo y hacer lo que haga falta para sobrevivir o salir adelante favorece al Mundo Complicado, que se alimenta de tu frustración e insatisfacción. Los conceptos del Mundo Complicado como «Te guste o no, tienes que cumplir con tu deber para sobrevivir» o «Si me sacrifico ahora, seré feliz más adelante», aunque falsos, pueden parecer muy reales.

Recuerda que creas tu realidad de acuerdo con tus creencias, así que si te crees estas falsas ideas creas pruebas para respaldarlas. Y para tu hemisferio izquierdo, donde rige la lógica, las pruebas son las que mandan. Así es como se origina y se mantiene la ilusión del Mundo Complicado. El DMC nos convence de algo y nosotros creamos nuestras experiencias convenientemente. Pronto se genera todo un mundo de pruebas para apoyar esas mentiras.

Me imagino lo que debes estar pensando ahora: «¡Pero si trabajar duro es maravilloso! Me siento orgulloso de todo lo que he trabajado, luchado y por lo que me he sacrificado. Además, sólo los vagos no quieren trabajar duro». Eso es justamente lo que quiere que creas el DMD.

Pero piensa esto: ¿es realmente lo duro que has trabajado de lo que estás orgulloso? ¿O más bien que eso te ha obligado a profundizar en tus reservas internas y perseverar a pesar de lo duro que te ha resultado? ¿Es el esfuerzo realmente el logro? ¿O lo es sobrevivir al esfuerzo, conseguir la meta y acceder a un espacio más tranquilo, fácil y feliz?

Voy a ser muy clara en esto: pocas cosas hay más satisfactorias y que eleven el espíritu que participar plenamente de una actividad que te supone un reto y que te apasiona. Algunas personas podrían considerarlo «trabajo duro», pero no lo es en absoluto. ¡Eso es el Mundo Sencillo! Mi definición de trabajo duro es hacer algo que drena tu energía; algo para lo que no estás hecho; algo que no fluye; algo que a ti te supone un esfuerzo.

El esfuerzo es propio del Mundo Complicado. El sendero del júbilo se encuentra en el Mundo Sencillo. Y no es demasiado largo. ¡Simplemente escoge el Mundo Sencillo, y experimentarás dicha! La facilidad y el júbilo siempre van unidos. La dificultad y el júbilo ni siquiera se conocen porque existen en planos diferentes. No puedes lograr la felicidad en el Mundo Complicado, ¡y la única forma en que el esfuerzo puede conducir a la felicidad es cuando dejas de esforzarte!
MENTIRA DEL DMC: Antes de conseguir lo que deseas has de merecerlo.

El concepto de merecer algo fue diseñado por el Dictador del Mundo Complicado para evitar la libre circulación del Amor y de la abundancia. Desde la perspectiva de la Fuente, la proveedora de todo, todos tenemos los mismos derechos de conseguir todo, independientemente de lo que hayamos o no hayamos hecho. No emite ningún dictamen de valía personal. ¡En el plano de la Fuente no hay dictámenes!

La Fuente siempre rezuma abundancia, y lo único que determina si vas a recibirla es si tú la estás permitiendo. No tienes que ganarte esta abundancia. Ya te pertenece. No obstante, si consideras que no te la mereces o que no eres digno de ella, la estás bloqueando con tu resistencia (el propio acto de juzgar genera este resultado), y entonces el DMC te dirá: «¿Lo ves? No te lo mereces, porque si te lo merecieras, ya lo habrías conseguido». Es bastante diabólico. Y consigue llevarte a donde él quiere.

Abandonemos los conceptos de «merecer» y «no merecer». Sólo son fieles a una entidad, y te mantienen fuera del Mundo Sencillo, donde todo es tuyo por el mero hecho de estar allí.
MENTIRA DEL DMC: Se supone que las cosas han de ser de cierta manera.

El DMC te lleva a su terreno con expectativas sobre cómo se supone que han de ser las cosas, y cuando no son así —como suele suceder—, se ceba en tu decepción y enfado. ¡Te tiene tan concentrado en una idea limitada de cómo van a ser las cosas que te pierdes todos los dones que éstas encierran tal como realmente son!

Cuando eliges el Mundo Sencillo, en lugar de perder el tiempo pensando en cómo se «supone que han de ser» las cosas, te relajas con la certeza de que todo se desarrolla según el Diseño para la Armonía que favorecerá tu máximo bienestar. En el Mundo Sencillo, las cosas pueden ser diferentes de lo que esperabas, ¡pero sabes que siempre serán mejores! En el Mundo Sencillo siempre recibes recompensas, nunca castigos.
MENTIRA DEL DMC: Por si esto fuera poco, has de buscar problemas donde no existen.

Cuando te concentras en el presente, sintonizas con el Mundo Sencillo. Concentrarte en cualquier otra cosa hace que sintonices con el Mundo Complicado. Por lo tanto, no te extrañará saber que el Dictador del Mundo Complicado hace todo lo posible para que te concentres en cualquier cosa menos en el presente; así puede mantenerte en el MC y devorar toda la energía que estás depositando en él.

¿Cómo lo hace el DMC para mantenerte alejado del momento presente? A veces, haciendo que te fijes en el pasado y fomentando el remordimiento, pero su estrategia principal es la preocupación. La preocupación hace que pienses en el futuro y que crees situaciones que te asustan a las que darás fuerza con tu energía: justo el tipo de alimento con el que disfruta el DMC.

¡El DMC disfruta tanto con tu estado de resistencia que crea situaciones para que te resistas a ellas! Siempre me ha gustado la expresión «buscar problemas» como metáfora de preocupación. Eso es la preocupación. Es ver problemas donde no los hay.

¿Recuerdas la Ley del Mundo Sencillo? Cualquier tipo de preocupación, conflicto y esfuerzo está totalmente prohibido. No puedes estar en el Mundo Sencillo y estar preocupado.

La preocupación es una elección, no una necesidad. Cuando te des cuenta de que en el Mundo Sencillo todo actúa coordinadamente para favorecer tu bienestar absoluto y que la preocupación es totalmente contraproducente —que te aleja del espacio de la armonía y las soluciones—, optarás por dejar de preocuparte y entrar en el Mundo Sencillo.
MENTIRA DEL DMC: Se ha de temer y evitar el cambio.

Con su devoción a la resistencia, el DMC promueve tu apego a que las cosas se queden siempre tal como están. Quiere hacerte creer que el cambio es para peor. Pero el cambio constante es una de las principales características del universo en el que vivimos. Esto te proporciona los ingredientes para retarte e invitarte constantemente al Mundo Complicado. El cambio no es perjudicial, sino algo natural, y cuando te relajas y permaneces en el Mundo Sencillo, siempre te beneficia.

Cuanto más te resistes al flujo de la energía y a la transformación de las formas, más doloroso es todo y más fuerte es la presencia del Mundo Complicado en nuestra experiencia. Resistencia equivale a fricción. Si alguna vez has estrenado zapatos sin ponerte unas medias o calcetines y te ha salido una ampolla, ya sabes qué problemas causa la fricción. No obstante, elegir el Mundo Sencillo te permite adaptarte al cambio y fluir con él, puesto que en el Mundo Sencillo puedes ver claramente que cada cambio supone una evolución hacia un nivel superior.


MENTIRA DEL DMC: Hacer algo nuevo es peligroso.

El DMC es la antiexpansión absoluta. Como maestro de la resistencia, se deleita diciendo no. A menos que el DMC ya te haya inculcado una idea en tu cabeza porque sabe que va a conducirte al fracaso, lo cual le proporcionará alimento, parece que le encante darte razones para convencerte de que las cosas no van a funcionar y así poder sabotear tu éxito.

Se emociona diciéndote por qué lo que estás proponiendo no es factible, diciéndote por qué es una mala idea, y consigue evitar que busques soluciones. Muchas veces te lanza alguna maldición inmediata si no corriges enseguida tu actitud.

Algunos de sus comentarios favoritos son: Demasiado arriesgado. Tardarás mucho. Demasiados problemas. No puede ser. Está mal. No puedes permitírtelo. No sabes lo que estás haciendo. Es una locura. Y su favorita: es demasiado difícil. Pero si sigues adelante con tu proyecto y triunfas, ¡el DMC es el primero en la cola para ponerse medallas!

Cuando el ego empieza a repicar las campanas de sus frases tóxicas y cerradas, tienes un antídoto. Simplemente di: «¡Eso no es cierto en el Mundo Sencillo, donde todo es fácil!» Puedes darle la vuelta a cada uno de esos comentarios, siendo consciente de que lo contrario es cierto en el reino de todas las posibilidades denominado Mundo Sencillo.

«Puedo conseguirlo en el Mundo Sencillo.» «Se puede hacer en el Mundo Sencillo.» «Es fácil en el Mundo Sencillo.» El ego es un especialista en crear mentiras que son justamente opuestas a la verdad, ¡de modo que con esta técnica puedes usar los trucos del ego miedoso para infundir inseguridad como ayudas para remontarte! Y si el ego miedoso está en contra de algo, ¡sabes que probablemente se trate de una idea divina!
MENTIRA DEL DMC: Es vital estar mejor que otro.

La comparación es otra invitación al Mundo Complicado. Es algo muy sutil, un terreno engañoso. Es tan habitual en nuestra cultura y lenguaje que a veces no detectamos que se trata de un problema. Mejor, peor, más atractivo, menos atractivo, más rico, más pobre, más inteligente, menos inteligente; y así hasta el infinito. La comparación es un juego de criterios, y juzgar es una herramienta exclusiva del ego miedoso.

La Creación se basa en la diversidad. Por lo tanto, las comparaciones no tienen sentido. Todos los aspectos de todos los seres son únicos y necesarios para satisfacer los deseos del Creador y experimentar todas las posibilidades de la existencia. No hay nada en toda la Creación que no haya sido hecho de acuerdo con su deseo; por consiguiente, todo tiene su propio valor singular, a pesar de nuestros criterios. Puede que intentemos sentirnos mejor diciendo que otra persona está más gorda o es menos inteligente, está menos sana, pero eso sólo alimenta al DMC y nos aleja del Mundo Sencillo.

No voy a pedirte que abandones por completo las comparaciones, porque el contraste —en su gran mayoría benigno— hace que nuestra experiencia humana sea interesante. Lo importante es la intención que hay detrás. Sencillamente sé consciente de que cuando estás usando la comparación para sentirte superior o establecer una separación entre tú y alguien o algo, estás bajo la jurisdicción del DMC. Y eso implica que te diriges hacia el sufrimiento.

El juicio y la comparación como catalizadores del ego miedoso se alimentan del miedo, del miedo a no sobrevivir. La posición social es esencial para la supervivencia del que ejecuta el programa del DMC. Cuanto más alto sea el estatus de la visión de esta entidad, más probabilidades tiene de sobrevivir.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

similar:

Olvida las complicaciones y entra en el maravilloso mundo donde todo es fácil icon“Se puede viajar por todo el mundo sin ver nada, o se puede ir solamente...

Olvida las complicaciones y entra en el maravilloso mundo donde todo es fácil iconA sus 23 años, todavía con aspecto de estudiante, la idealista Erin...

Olvida las complicaciones y entra en el maravilloso mundo donde todo es fácil iconIntentar es conseguir -pide y se te dará-Esther y Jerry Hicks
«Pido que todo el mundo, en todo el planeta, lea Intentar es conseguir, porque es un libro sobre sanación, poder y amor escrito de...

Olvida las complicaciones y entra en el maravilloso mundo donde todo es fácil iconLas Naciones Unidas, desde su creación, se han implicado activamente...

Olvida las complicaciones y entra en el maravilloso mundo donde todo es fácil iconIniciamos este maravilloso recorrido de la lectura y escritura, desde...

Olvida las complicaciones y entra en el maravilloso mundo donde todo es fácil iconDiscurso del Papa Francisco en el Palacio Presidencial de Ankara
«Casa de María», el lugar donde la Madre de Jesús vivió durante unos años, y que es meta de la devoción de tantos peregrinos de todas...

Olvida las complicaciones y entra en el maravilloso mundo donde todo es fácil iconDecreto sobre la actividad
«proposiciones», renunciando a todo desarro­llo doctrinal. En julio, previa aprobación del Papa, se expe­día a todas las diócesis...

Olvida las complicaciones y entra en el maravilloso mundo donde todo es fácil iconHay que partir de un concepto más amplio de ¿Qué es cosa?, y cosa...

Olvida las complicaciones y entra en el maravilloso mundo donde todo es fácil iconHay que partir de un concepto más amplio de ¿Qué es cosa?, y cosa...

Olvida las complicaciones y entra en el maravilloso mundo donde todo es fácil iconDe familia de empresarios con actividad en todo el mundo






© 2015
contactos
ley.exam-10.com