Pruebas como las facturas de las prendas que comercializaba, halladas con el cadáver, así como la ausencia de impactos de bala en el uniforme que vestía y de casquillos de fusil en el lugar de los hechos,






descargar 271.31 Kb.
títuloPruebas como las facturas de las prendas que comercializaba, halladas con el cadáver, así como la ausencia de impactos de bala en el uniforme que vestía y de casquillos de fusil en el lugar de los hechos,
página1/5
fecha de publicación25.09.2015
tamaño271.31 Kb.
tipoPruebas
ley.exam-10.com > Derecho > Pruebas
  1   2   3   4   5
Condenados 19 militares por asesinatos a sangre fría

Por Camilo Raigozo

19 criminales pertenecientes al Batallón Boyacá del Ejército Nacional, con sede en Pasto, negociaron con la Fiscalía la reducción de penas por los asesinatos a sangre fría de al menos 15 personas.

Los bandidos estatales presentaron a sus víctimas como pertenecientes a la guerrilla o de paramilitares denominados estratégicamente por el régimen como “bandas criminales”.

Según la Fiscalía los crímenes tuvieron lugar entre el 2007 y 2008. La pesquisa se inició tras la denuncia de la familia del indígena ecuatoriano José Antonio Otávalo, quién vendía ropa en la frontera.

Pruebas como las facturas de las prendas que comercializaba, halladas con el cadáver, así como la ausencia de impactos de bala en el uniforme que vestía y de casquillos de fusil en el lugar de los hechos, hicieron sospechar a los detectives que se trataba de un asesinato a sangre fría y no de un combate como lo habían sostenido los “héroes de la patria”.

El primero en confesar ese crimen fue el cabo Javier López, quien manifestó que recogieron al indígena en una carretera y que el armamento con el que fue presentado estaba listo desde la víspera.

El soldado Willer Cañizales, otro de los terroristas que negoció con la Fiscalía, contó que el teniente Sanmiguel, le prometió permisos, condecoraciones y viajes al Sinaí, a cambio de ocultar el crimen.

Entre las víctimas de los terroristas hay campesinos, indigentes y vendedores de fruta de Nariño, Cauca y Bogotá, quienes fueron llevados a la “zonas de operaciones”.

Otras víctimas fueron capturadas en retenes que los militares hacían y llevadas a los sitios donde las asesinaron.

"Yo lo llevé al sitio planeado. Caicedo lo bajó del camión y lo dio de baja sobre la carretera. Después empecé a dictarles el informe y a decirles cómo hacer el croquis", confesó uno de bandidos con el grado de sargento.

El cabo Alen Jaimes Pasuy dijo a los fiscales que sus superiores les recomendaban "buscar víctimas que no fueran de la ciudad, que tuvieran un nivel social bajo y preferiblemente indocumentadas. De hecho, al menos ocho víctimas de esa unidad no han podido ser identificadas", informo El Tiempo.

Francisco Javier Troya, una de las víctimas, sufría de anquilosis en los brazos, lo cual le hacía imposible manipular armas de fuego.

Sin embargo los uniformados lo asesinaron y lo presentaron como un peligroso extorsionista de una banda criminal.

El soldado Juan Carlos Ramírez confesó que, luego de dispararle en la cabeza, le pusieron una pistola en la mano y con el dedo de la víctima hicieron dos disparos.

La Fiscalía encontró en el batallón un mueble con doble fondo en donde los bandidos escondían las armas y otros elementos usados para perpetrar los crímenes.

Según la fuente, los homicidas cumplirán las penas en instalaciones militares, lo cual es sinónimo de impunidad.

La Fiscalía adelanta una segunda fase en las pesquisas y tiene en la mira a varios oficiales que habrían participado en los crímenes o sabían de estos y los permitieron.

Aseguran a soldado profesional por asesinato a sangre fría

Por otro lado, el Juzgado 12 Penal Municipal de Medellín, dictó medida de aseguramiento contra el soldado profesional Óscar Darío Jiménez, por el homicidio agravado de Walter Yair Gómez Durango.

El crimen fue cometido el 21 de marzo de 2006 en el barrio Castilla de la capital antioqueña.

Según el informe presentado por los bandidos pertenecientes a la Cuarta Brigada del Ejército Nacional, “Gómez Durango fue abatido miembros de las Fuerzas Especiales Urbanas de la Cuarta Brigada del Ejército Nacional, cuando se enfrentó a las tropas con un arma de corto alcance”.

Sin embargo, testigos presenciales dijeron a la Fiscalía que la víctima se escondió debajo de un vehículo y de allí fue sacado y ultimado por personal militar.

Jiménez fue asegurado por el delito de homicidio agravado, punible por el que tiene otra investigación. El procesado está “confinado” en el batallón Pedro Nel Ospina del Ejército, lo cual es una burla a la justicia y a los familiares de la víctima.

Actualmente el gobierno del presidente Santos, el ministro de Defensa, altos mandos militares, congresistas inescrupulosos y la extrema derecha, entre otros,-

impulsan una reforma al fuero militar, con lo cual los crímenes y violaciones a los derechos humanos cometidos por miembros de la fuerza pública quedan en la impunidad.

Paramilitares colombianos entrenaron un mes en Venezuela

Noticias Uno / Martes 31 de julio de 2012

Venezuela

El golpe de 2002 llevó a la presidencia a Pedro Carmona Estanga, a quien le llaman Pedro el Breve, porque su mandato duró sólo unas horas… Él está en Bogotá y le dijo a Noticias Uno que no quería referirse a la ayuda que los paramilitares le habrían proporcionado…

Días después del golpe Chávez culpó a Jorge Noguera, entonces director del DAS, por haber enviado paramilitares para que lo derrocaran… Noguera ya fue condenado por sus nexos con las AUC.

Según el Gobierno del Presidente Chávez, el fallido golpe de Estado del 11 de abril de 2002, lo encabezaron políticos de derecha que llegaron al Congreso, militares activos de Venezuela y paramilitares colombianos.

En mayo de 2004, dos años después del fallido golpe de Estado, la División de Inteligencia Militar Venezolana capturó a 116 paramilitares colombianos en una finca cerca a Caracas. Según las autoridades, estos hombres planeaban atentar contra el Presidente Hugo Chávez. 3 años después, el mandatario venezolano los indultó.

El Comisario Miguel Rodríguez Torres, el entonces director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional SEBIN, dijo en la época que uno de los paramilitares capturados aseguró que habían sido llevados a Venezuela para ser entrenados durante un mes en una hacienda del sitio La Mata del Hatillo (cerca a Caracas), que tomaban alimentos de una panadería de nombre El Danuvio, y que se alistaron para trasladarse a otra finca cercana al Comando de Seguridad Urbana de la Guardia Nacional. El paramilitar aseguró que planeaban asaltar dicha unidad para tomar sus armas y entregarlas dos semanas después a un grupo de al menos mil hombres, muchos de ellos también paramilitares colombianos, que participarían en el Golpe de Estado.

El General Miguel Rodríguez también dijo que al menos 80 paramilitares del grupo que planeaba participar en el Golpe de Estado, pudo escapar de las operaciones de la fuerza pública, que dicho grupo estaba encabezado por una mujer conocida con el alias de « la China », y que los hombres bajo su mando tenían entre 20 y 25 años de edad, y que la mayoría era de raza negra.

Dichos paramilitares se unirían a un grupo de militares activos venezolanos liderados por el General Felipe Rodríguez, alias el Cuervo.

http://www.youtube.com/watch?v=59x4s62Ds4A&feature=player_detailpage

El avance del estado policial y la ausencia de oposición de masas James Petras y Robin Eastman Abaya

Rebelión

Traducido por Silvia Arana para Rebelión

Introducción

Uno de los sucesos de mayor significado político en la historia reciente de EE.UU. ha sido el avance del estado policial y la ausencia de prácticamente cualquier tipo de oposición. A pesar del amplio incremento de los poderes policiales de la rama ejecutiva del gobierno, del extraordinario crecimiento de una panoplia de agencias represivas con cientos de miles de empleados, enormes presupuestos públicos y secretos y una vasta gama de vigilancia policial, incluyendo el monitoreo de más de 40 millones de ciudadanos y residentes de EE.UU., no ha surgido un movimiento de masas democrático que confronte al poder y sus prerrogativas, y proteste contra el accionar del estado policial.

A principios de la década del 50, cuando junto a las purgas macartistas , se implementaron restricciones a la libertad de expresión, juramentos obligados e investigaciones tipo "caza de brujas" llevadas adelante por el Congreso contra funcionarios, figuras culturales, intelectuales, académicos y sindicalistas, estas medidas provocaron un amplio debate público y protestas , e incluso resistencia institucional. Hacia fines de la década del 50, hubo protestas masivas en las audiencias públicas del Comité de Actividades Antiestadounidense ( House Un-American Activities Committee -HUAC) en San Francisco (1960) y en otras partes . Surgieron importantes movimientos por los derechos civiles en oposición a la segregación racial del Sur, a la complicidad del gobierno federal y los escuadrones de la muerte de los terroristas raciales del Ku Klux KLAN (KKK). El movimiento por la libertad de expresión de Berkeley (1964) fue la chispa a partir de la cual surgieron demostraciones masivas en todo el país contra los gobiernos autoritarios de las universidades.

Los movimientos de masas en defensa de los derechos civiles y de las libertades democráticas se opusieron al estado policial incubado durante los primeros años de la Guerra Fría.

Un factor clave para entender el surgimiento de los movimientos de masas por las libertades democráticas fue la fusión con amplios movimientos sociales y culturales: las libertades democráticas conectadas a l a lucha por la igualdad racial. L a libertad de expresión era nec esaria para organizar el movimie nto de masas contra las guerras imperiales de EE.UU. en Indochina y la rampante segregación racial; para acabar con la "caza de brujas" llevada adelante por el Congreso y las purgas, esto abrió la esfera cultural a nuevas voces críticas y revitalizó a los sindicatos y las asociaciones profesionales. Todo esto t uvo una importancia cr ucial en la defensa de los arduamente ganados derechos y avances sociales de los trabajadores.

Frente a la oposición masiva, muchas de las tácticas públicas del estado policial de la década del 50, se hicieron encubiertas; la violencia policial selectiva aplicada contra individuos reemplazó a las purgas masivas. Los movimientos populares prodemocráticos fortalecieron a la sociedad civil y las audiencias públicas expusieron y debilitaron el aparato del estado policial pero no lo destruyeron. Sin embargo, desde principios de los 80 hasta el presente, especialmente en los últimos 20 años, el estado policial ha experimentado un crecimiento drástico, penetrando todos los aspectos de la sociedad civil sin una oposición de masas sostenida, ni siquiera esporádica.

La pregunta es : ¿Por qué el estado policial ha crecido, e incluso sobrepasado los límites de los periodos de represión previos, y no ha provocado hasta la fecha ninguna oposición de masas sostenida? Esto marca un contraste con los movimientos prodemocráticos amplios de mediados-fines del siglo XX. La existencia de un aparato del estado policial masivo y en expansión está más allá de cualquier duda: solo hay que mirar los récords de personal (tantos de las agencias públicas como de los contratistas privados), los enormes presupuestos y la gama de agencias involucradas en el espionaje interno de decenas de millones de ciudadanos y residentes de EE.UU. El alcance y la profundidad de las medidas tomadas por el estado policial incluyen detenciones arbitraria s, interrogatorios , emboscadas y confección de listas negras con cientos de miles de ciudadanos. Mediante órdenes presidenciales ( fiats ) se estableció el contexto para el asesinato de ciudadanos y residentes de EE.UU., y el establecimiento de tribunales militares y campos de detención y apropiaci ones de propiedad privada.

A pesar de estas graves violaciones del orden constitucional y la continúa erosión de las libertades democráticas, no hubo movimientos masivos contra la "seguridad nacional", ni movimientos por la libertad de expresión en las universidades. Solo se escuchan las voces aisladas y valientes de los activistas y organizaciones especializadas en las libertades civiles y en defensa de las garantías constitucionales , quienes protestan y llevan ade lante juicios legales contra los abuso s , pero que carecen de un amplio apoyo de masas, y que además no reciben ningún tipo de cobertura por parte de los medios.

Para referirnos a este tema de la inactividad de las masas ante el avance el estado policial, vamos a tratar el tema desde dos perspectivas.

Vamos a describir cómo los organizadores y agentes han estructurado el estado policial y cómo han neutralizado las respuestas de las masas.

Luego analizaremos el "significado" de la ausencia de actividad, desplegando varias hipótesis sobre los motivos y actitudes subyacentes de la "masa pasiva" de ciudadanos.

Los círculos concéntricos del estado policial

Mientras el alcance potencial de las agencias del estado policial cubre a la totalidad de la población de EE.UU., de hecho opera sobre la base de "círculos concéntricos". El estado policial es percibido y experimentado por la población de EE.UU. según su grado de participación en la oposición crítica del estado policial. Mientras que el estado policial teóricamente afecta a todos, en la práctica opera mediante una serie de círculos concéntricos. El "grupo del núcleo " de aproximadamente varios millones de ciudadanos es el sector expuesto a la mayor persecución policial. Entre ellos se hallan los ciudadanos más activos y críticos, especialmente aquellos que la policía identifica como asociados religiosos y étnico s de los enemigos extranjeros declarados, de los críticos y de los supuestos "terroristas". Ellos incluyen a inmigrantes y ciudadanos originarios de Arabia Saudita, Persia, Pakistán, Afganistán y Somalia, al igual que estadounidenses convertidos a la religión islámica.

El control basado en el perfil étnico y religioso es rampante en todos los centros de transporte (aeropuertos, estaciones de buses y trenes y en las carreteras). Las mezquitas al igual que centros islámicos de caridad y otras instituciones están bajo constante vigilancia y son objeto de allanamientos, detenciones e incluso de asesinatos al estilo israelita.

El " segundo grupo del núcleo " , blanco de ataque del estado policial, incluye afroamericanos, h ispanos y activistas por los derechos de los inmigrantes ( algunos millones de personas). Contra e llos se realizan redadas arbitrarias masivas y detenciones por tiempo ilimitado sin juicios al igual que deportaciones masivas e indiscriminadas.

Después de los grupos del núcleo se halla el " círculo interno " , que incluye a millones de ciudadanos y residentes de EE.UU., que han escrito o hablado críticamente de la política de EE.UU. e Israel en el Medio Oriente, que han expresado solidaridad con el sufrimiento del pueblo palestino, que se han opuesto a las invasiones de Irak y Afganistán o que han visitado países o regiones opuestas al imperialismo estadounidense (Venezuela, Irán, Sur del Líbano, Siria, la Franja Occidental y de Gaza, etc.) Cientos de miles de estos ciudadanos tienen sus teléfonos, correo y comunicaciones de internet bajo vigilancia; han sido objeto de controles especiales en los aeropuertos, se le ha negado el pasaporte, han recibido "visitas" y han sido encubierta y abiertamente incluidos en listas negras en sus sitios de trabajo, incluyendo universidades y escuelas.

Los activistas involucrados en libertades civiles, abogados y profesionales, izquierdistas que participan en actividades antiimperialistas, prodemocráticas y contra el estado policial están fichados como "terroristas políticos" en el laberinto de datos recolectados por el estado represivo. Los movimientos ambientalistas y sus activistas reciben la calificación de terroristas potenciales, y sus familias son objeto de hostilidad policial y "visitas" atemorizantes.
  1   2   3   4   5

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Pruebas como las facturas de las prendas que comercializaba, halladas con el cadáver, así como la ausencia de impactos de bala en el uniforme que vestía y de casquillos de fusil en el lugar de los hechos, iconResumen el propósito de este artículo es analizar en que consiste...

Pruebas como las facturas de las prendas que comercializaba, halladas con el cadáver, así como la ausencia de impactos de bala en el uniforme que vestía y de casquillos de fusil en el lugar de los hechos, iconY es así como comienza todo con una decisión a la deriva, pues de...

Pruebas como las facturas de las prendas que comercializaba, halladas con el cadáver, así como la ausencia de impactos de bala en el uniforme que vestía y de casquillos de fusil en el lugar de los hechos, iconEn el presente Anexo se especifican las calles y/o avenidas que delimitan...

Pruebas como las facturas de las prendas que comercializaba, halladas con el cadáver, así como la ausencia de impactos de bala en el uniforme que vestía y de casquillos de fusil en el lugar de los hechos, iconAsí como las diferentes teorías psicolingüísticas han dado lugar...

Pruebas como las facturas de las prendas que comercializaba, halladas con el cadáver, así como la ausencia de impactos de bala en el uniforme que vestía y de casquillos de fusil en el lugar de los hechos, iconPruebas (Se deben relacionar las pruebas que permitan acreditar los...

Pruebas como las facturas de las prendas que comercializaba, halladas con el cadáver, así como la ausencia de impactos de bala en el uniforme que vestía y de casquillos de fusil en el lugar de los hechos, iconZapatero y los 85 millones de víctimas
«montaña» [Estaba situada en un lugar elevado durante las sesiones] En estos últimos, se situaron los diputados más exaltados o fanáticos:...

Pruebas como las facturas de las prendas que comercializaba, halladas con el cadáver, así como la ausencia de impactos de bala en el uniforme que vestía y de casquillos de fusil en el lugar de los hechos, iconProporcionar los conocimientos fundamentales sobre el funcionamiento...

Pruebas como las facturas de las prendas que comercializaba, halladas con el cadáver, así como la ausencia de impactos de bala en el uniforme que vestía y de casquillos de fusil en el lugar de los hechos, iconBrian tracy este libro fue pasado a formato Word para facilitar la...
«lugar de control». Generalmente se admite que la mayoría de los estados de estrés, ansiedad, tensión y enfermedad psicosomática...

Pruebas como las facturas de las prendas que comercializaba, halladas con el cadáver, así como la ausencia de impactos de bala en el uniforme que vestía y de casquillos de fusil en el lugar de los hechos, iconLa acción post-conciliar de la congregación para los institutos de...
«mejor adaptar el conjunto de las etapas de la formación a la mentalidad de las nuevas generaciones, a las condiciones de la vida...

Pruebas como las facturas de las prendas que comercializaba, halladas con el cadáver, así como la ausencia de impactos de bala en el uniforme que vestía y de casquillos de fusil en el lugar de los hechos, iconA Observa la parte derecha y la izquierda de este dibujo y señala...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com