2 Elección de los gobernantes y de los representantes de los ciudadanos






descargar 53.82 Kb.
título2 Elección de los gobernantes y de los representantes de los ciudadanos
fecha de publicación07.06.2015
tamaño53.82 Kb.
tipoLección
ley.exam-10.com > Derecho > Lección
LAS TRANSICIONES A LA DEMOCRACIA

Trabajo Política Comparada – 2011/2012

- Manuel Ortega.

- Miguel Bermejo

- Miguel Monar

- María Peralta

- Gema Millanes

- Víctor Alejandro Bustamante

- Iván Pérez Hernando

CONCEPTOS

1. Régimen Político:

El régimen político hace referencia a la forma en la cual el poder esta organizado y ejercido en el seno de una entidad política dada. Podemos considerarlo entonces como la forma institucional del poder, pero también a la práctica que emana de esta forma institucional.

Es la estructura organizadora del poder, que establece los criterios de selección de los integrantes de la clase dirigente y asigna los roles en ella. También es el conjunto de normas y procedimientos para el acceso y el manejo del poder. Cada tipo de régimen está asociado a determinados valores y limita la libertad de acción de los gobernantes.

Hay muchas tipologías de los regímenes políticos. La más antigua - y quizás la más conocida- es la de Aristóteles: monarquía, aristocracia y democracia, con sus correspondientes formas corruptas: tiranía, oligarquía y demagogia. Montesquieu planteó otra: república, monarquía y despotismo.

Según el politólogo francés Maurice Duverger, cualquier régimen político puede ser definido como el conjunto de respuestas aportadas a cuatro tipos de problemas :

1 Autoridad de los gobernantes, derechos y deberes de los ciudadanos

2 Elección de los gobernantes y de los representantes de los ciudadanos

3 Estructura de los gobernantes

4 Evaluación, control y limite de los gobernantes

En la actualidad, podemos tipificar los distintos tipos de regímenes políticos en tres grandes grupos.

1/ Los totalitarismos: Conllevan la existencia de una ideología infalible y totalitaria. La existencia de un partido único que monopoliza los medios de comunicación, una represión violenta de las posibles contestaciones que incluye una policía secreta que instaura una forma de terror. Los regímenes más representativos son el Nazismo, el Estalinismo y el Fascismo de Mussolini

2 / Regímenes autoritarios: Esta clasificación artificial es una categoría intermedia de regímenes autocráticos. Sus diferencias con los totalitarismos son las siguientes: tolerancia frente a los poderes externos sobre los cuales se apoya el régimen (empresarios, iglesia, ejercito, burocracia...), independencia de ciertas franges de la vida social y económica, carácter menos sistemático de asesinatos de los oponentes políticos.

Las diferencias con las democracias son las siguientes: ausencia de elecciones reales, ausencia de pluralismo político, limitación de las libertades públicas, no respeto del estado de derecho. Podemos considerar que el franquismo o el Chile bajo Pinochet eran estados autoritarios.

3 / Democracia: En su definición más famosa, la democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo (A. Lincoln). De sus características, las más destacables son las siguientes: estado de derecho y garantía de las libertades fundamentales por la constitución, separación de los tres poderes (legislativo, judicial y ejecutivo), gobierno de la mayoría y posibilidades de alternancias.

2. Democracia:

Existen dos concepciones diferentes del concepto “democracia”: la concepción minimalista y la concepción no minimalista.

Para los minimalistas la democracia es un arreglo institucional en el cual los individuos adquieren la capacidad de decidir a través de una lucha competitiva por el voto popular. Según Dahl los siete requisitos mínimos que posibilitan la democracia son: definición de los cargos públicos; los cargos públicos se eligen mediante elecciones limpias y repetidas; casi todos los adultos tienen derecho al voto; casi todos los adultos tienen derecho a ser elegidos; libertad de expresión; libertad de asociación; y, por último, garantía de fuentes alternativas de información. Más tarde se añadirán otros dos procedimientos a los siete establecidos por Dahl, estos dos requisitos establecidos por Karl y Schmitter son: la no interferencia de los cargos no electos (como los militares) en los electos; y la independencia de los actores gubernamentales respecto a los actores de la escena internacional.

Según los no minimalistas la democracia es algo más que elecciones. Las democracias modernas son sistemas en los que los gobernantes se hacen responsables de sus acciones en el ámbito público ante los ciudadanos, quienes actúan mediante la elección de forma indirecta (castigándoles o premiándoles con la reelección). Los no minimalistas critican la capacidad de las elecciones como medio para la solución pacífica así como su capacidad para garantizar la legitimidad del gobierno. Según estos no se puede limitar la participación ciudadana a las elecciones, sino que es importante que se movilicen y participen de otras formas alternativas, como la participación mediante asociaciones. Esta movilización por parte de la ciudadanía puede llevar a una deliberación y cooperación entre los ciudadanos que ayude a resolver los problemas de la sociedad.

3. Transición:

El proceso de transformación de las reglas y de los mecanismos de participación y de competencia política, ya sea desde un régimen democrático hacia un autoritarismo o viceversa.

Desde una perspectiva general el término “transición” hace referencia al proceso de cambio mediante el cual un régimen preexistente político o económico es reemplazado por otro, lo que supone la sustitución de los valores, normas, instituciones y reglas del juego asociadas a dicho régimen por otras diferentes.

4. Ola de democratización:

Se denomina ola de democratización al conjunto de transiciones desde regímenes no democráticos hacia regímenes democráticos en un período de tiempo determinado durante el cual dichas transiciones superan significativamente a las transiciones de carácter opuesto (transiciones desde regímenes democráticos a regímenes autoritarios).

Esta expresión se ha hecho famosa en las teorías de Samuel Huntington : según el, podemos observar tres grandes olas de democratización en la historia de la democracia moderna : la primera seria el proceso que empezó en el siglo XIX en estados unidos con la denominada “democracia jacksoniana” y que acabo con el principio de los fascismo en Europa con la llegada de Mussolini en Italia. Entre estos dos periodos, se consideró que la ola se extendió a 29 países.

La segunda ola es obviamente la que sigue el final de la segunda guerra mundial donde se estimo que la democracia se extendió hasta 36 países entre 1945 y 1960.

Por fin, la tercera ola empezó en 74 con el Portugal y se difundió a toda Europa, debido a la muerte de los dictadores en la península ibérica y al desmantelamiento de la Unión Soviética a partir de 1991. :
COMPARACIÓN DE MUCHOS

Estudios de Huntington y de Jaggers y Gurr.

Nos centramos en la tercera ola, y no en la cuarta, porque pensamos que no existe el suficiente margen temporal como para que los análisis de la cuarta sean completos. De hecho, es un debate en sí que exista, algunas la sitúan tras la caída de la URSS, otros en la actualidad con la primavera árabe.

Huntington

Comparación cualitativa, lo que académicamente siempre es más arriesgado y complejo, frente a la descriptiva y clasificatoria de Jaggers y Gurr, de tipos de democratización.

Definición de ola democrática: grupo de transiciones de regímenes no democráticos a regímenes democráticos dentro de un período específico y que superan a las transiciones en dirección opuesta.

Tres olas a lo largo de la historia:

* 1ª: 1828 a 1926 (+ de 50% hombres con voto y un ejecutivo elegido, comienza en las revoluciones liberales)

* 2ª: 1943 a 1962 (tras II GM, Europa, Japón y América latina, aunque aquí no se asientan por mucho tiempo)

* 3ª: 1974 a 1989 (múltiples países, cerca de 30. 58 de 129 países del mundo sin democráticos al terminar)

Cada ola viene precedida de “reveses” democráticos estableciendo regímenes autoritarios.

La tercera fue la mayor, e intentó explicar por qué y cómo. Realizó una descripción de la ola con factores comparables (de ahí la importancia del estudio). En total son cinco:

1. Crisis legitimidad autoritarismo anterior

2. Crecimiento económico en los 60.

3. Cambios Iglesia católica, en la doctrina y en la práctica

4. Cambios actores externos

5. Efecto “bola de nieve”

No es una sola, son interdependientes y acumulables.

Dificultad de explicación detalla de factores, especialmente en legitimidad, por ser un concepto resbaladizo y el papel de actores externos (especialmente EEUU sobre distintos países). Aportó más robustez en Iglesia y crecimiento económico.

Crecimiento no es causa-consecuencia, pero un rápido crecimiento o una recesión debilitan el autoritarismo. Casi un 90% de los países de la ola se sitúan en el rango medio del PIB mundial per cápita, la mitad una renta de entre 1000 y 3000 dólares americanos. Industrialización conlleva nuevos valores y desencadena una serie de fuerzas sociales complejas difíciles de controlar, como educación, mejores recursos, liberalización comercial y clases medias.

Iglesia, casi el 75% eran católicos, se explica porque algunos crecieron económicamente, por el giro progresista de la Iglesia, por el papel del Papa en visitar países autoritarios. La Iglesia presionó para girar a la democracia.

Jaggers y Gurr

En contraste con la comparación cualitativa, Jaggers y Gurr recurrieron al conjunto de datos globales y de series temporales de Polity III (proyecto que mide los tipos de regímenes existentes en el mundo desde 1800) para rastrear la tercera ola de manera descriptiva, tanto a escala planetaria como región por región. Los datos incluyen dos medidas del tipo de régimen (autocracia y democracia) que combinadas, proporcionan una medida general de democracia en un país dado y momento específico.

La medida combinada expresa la diferencia entre el nivel de autocracia y democracia en un país para un total de cinco indicadores principales, a saber: 1. La competitividad de la participación política, 2. La regulación de la participación, 3. La competitividad de la selección del ejecutivo, 4. El grado de apertura del proceso de selección de los miembros del ejecutivo y 5. Las restricciones establecidas al jefe del ejecutivo. De esta manera, los países reciben puntos computables en la escala de democracia y de autocracia en función del grado de competitividad de participación y selección del ejecutivo, la ausencia de regulación, la apertura en el proceso de selección de los miembros del ejecutivo y las restricciones a la autoridad ejecutiva para la democracia, y para la autocracia reciben puntos computables por presentar escasa o nula competitividad, grados de regulación elevados, selección cerrada y escasas restricciones a la autoridad ejecutiva. En líneas generales, los países oscilan en uno u otro modelo en función de la medida democracia menos autocracia, por la que los países que rondan los +10 serán estados democráticos y en -10 autocráticos.

La medida, más allá de sus aspectos cuantitativos, pretende plasmar la idea de que en un país pueden coexistir elementos democráticos y autocráticos. Descriptivamente, la representación gráfica de la serie temporal de esta medida desde los 60 arroja que hasta finales de los setenta, los datos marcan una tendencia global desde 1960 hacia el crecimiento de la autocracia ene l sistema internacional de estados y un descenso simultaneo en el grado de democracia.

Esta tendencia decreciente no logro invertirse hasta las transiciones democráticas de España y Portugal, seguidas por las de América latina, Europa del este y partes de Asia y África. Por tanto, hacia 1990 el grado de democracia en el sistema internacional superaba el grado de autocracia, coincidiendo estas tendencias cuantitativas con la descripción de Huntington.

Esta comparación global de tipos de régimen resulta útil para las pautas descriptivas de la tercera ola, aun cuando los autores reconocieran todavía no haber identificado las causas de estas diferencias en las pautas de cambio de régimen.

COMPARACIÓN DE POCOS

Estudios de O´Donnell, Schmitter, Whitehead, Linz y Stepan
Transiciones desde un gobierno autoritario” O´Donnell, Schmitter y Whitehead

En 1986 tres especialistas, Guillermo O´Donnell, Philippe C. Schmitter y Laurence Whitehead, publicaron “Transiciones desde un gobierno autoritario”, una obra de cuatro volúmenes que rápidamente se convertiría en una referencia clásica en los estudios sobre los procesos de democratización.

En esta obra se parte del estudio de trece países: Italia, Grecia, Portugal, España, Turquía, Bolivia, Argentina, Brasil, Chile, México, Perú, Uruguay y Venezuela.

Los autores extraen una serie de factores explicativos para cada caso, y más tarde realizan una serie de generalizaciones comunes para intentar explicar el proceso de democratización.

Entre los factores más señalados se encuentran: los conflictos en la clase dirigente, la modernización del empresariado, la crisis económica, los movimientos sociales, los cambios en la cultura política a favor de la democracia, y las transformaciones a nivel internacional que favorecían el colapso de las dictaduras.

El concepto de “transición” es definido por O’Donnell y Schmitter en Transiciones desde un gobierno autoritario como “el intervalo entre un régimen político y otro”. Los autores extraen tres conclusiones:

  1. La señal típica de que una transición hacia la democracia ha comenzado es cuando los propios gobernantes autoritarios comienzan a modificar sus propias reglas del juego con vistas a ofrecer mayor garantía de derechos políticos, individuales y grupales.

  2. Durante el transcurso de la transición las reglas del juego político no están definidas, sino que se encuentran en un estado cambiante y de fluidez.

  3. Los actores luchan para tratar de definir las reglas y los procedimientos que en el futuro determinarán quienes son los ganadores.

Estos tres puntos son sugerentes en tanto destacan indicadores de la transformación interna del régimen previo a la transición democrática, la fluidez e incertidumbre de los procesos de transición que modifican los patrones previos establecidos de relaciones políticas, y la importancia del período transicional para los procesos ulteriores en tanto las decisiones que se toman y el poder que se adquiere durante este período de fluidez política afectarán el tipo de democracia posible en el futuro. En otras palabras, el estado de inestabilidad existente y la búsqueda de acuerdo que permitan la instauración de un nuevo régimen plantean la posibilidad de ampliar las alternativas hasta entonces existentes.
En el proceso de transición a la democracia se identifican dos momentos. Según O’Donnell y Schmitter, antes de la democratización se da un proceso de liberalización que se caracteriza por la redefinición y extensión de los derechos ciudadanos. El proceso de liberalización hace que se vuelvan efectivos ciertos derechos que protegen al individuo frente al Estado y frente a terceros, entre estos derechos se incluyen el habeas corpus, la libertad de expresión y de movimiento, la libertad de asociación, el derecho a la privacidad, etc. Es difícil determinar con precisión si todos estos derechos se respetan, pero lo sintomático es que se registran avances importantes en relación con el período autoritario. Se asume también que el ejercicio de estos derechos por parte de algunos sectores servirá de ejemplo y motivación para que otros ejerzan sus derechos.

El proceso de democratización según los autores debe regirse por el concepto de ciudadanía, es decir, debe producirse una doble acción: de un lado supone la obligación de los gobernados de aceptar la legitimidad del resultado de la deliberación entre iguales y de otro el derecho a los gobernantes a actuar con autoridad a fin de proteger la supervivencia del sistema político.

En la obra se considera que estos dos procesos, liberalización y democratización están estrechamente relacionados, aunque pueden producirse en momentos diferentes, en vez de simultáneamente, en el curso de la transición.

Cuando se produce una liberalización en un régimen autoritario sin que después se produzca el proceso de democratización se produce lo que los autores denominan un “autoritarismo liberalizado” o una “dictablanda”. Cuando ocurre lo contrario y se da un proceso de democratización sin que se haya producido el proceso de liberalización el resultado es una “democracia limitada” o “democradura”.

Los autores afirman además que no existe ninguna transición cuyo comienzo no sea causado por la existencia de divisiones importantes dentro del régimen autoritario. Principalmente destacan la importancia de las divisiones fluctuantes entre la facción dura y la facción blanda del régimen.

Tanto dentro de los “duros” como de los “blandos” existen diferentes facciones, diferentes corrientes que, a pesar de su sutileza, son de una importancia capital.

La dinamicidad y conflictividad del proceso de transición-liberalización es otro de los puntos que destacan O’Donnell y Schmitter (1986). Los múltiples cálculos de avances y retrocesos ocupan a los actores políticos. La tensión surge de las demandas planteadas y las concesiones otorgadas. Cada situación concreta tendrá sus niveles específicos de riesgo. ¿Hasta dónde es posible desafiar las reglas de juego previamente establecidas? ¿Qué contribuirá a la estabilización de las conquistas democráticas? ¿Qué producirá un retroceso? Son éstas las inquietudes típicas del proceso de transición. Si no hay una regresión autoritaria, entonces se presenta la posibilidad de un proceso de democratización.


Otras ideas importantes que desarrollan los autores son:

  1. los factores internos son la principal causa de que se produzca la transición hacia la democracia.

  2. Las democracias surgen, casi siempre, de conspiraciones entre unos pocos actores. Asimismo el tránsito hacia la democracia implica un elemento decisivo de movilización y organización de una gran cantidad de individuos.

  3. La derrota militar en un conflicto internacional es el marco más frecuente de transición democrática en las últimas décadas.

  4. La ocupación de un país por una democracia extranjera es uno de los factores que posibilitan mayores probabilidades de asegurar un desenlace democrático de la transición.


Problemas de transiciones democráticas y consolidación”. Linz y Sepan.

El campo de estudio de la democratización surgió de la comparación de pocos países, debido a las primeras transiciones democráticas de Europa meridional y America latina. Uno de los estudios que versan sobre este campo fue llevado a cabo por Juan.J.Linz y Alfred Stepan, con su obra Problems of democratic transition and consolidation.

Buscan al igual que todos los autores ( O’Donnell, Peeler...) para poder realizar la comparación puntos de convergencia entre todos los casos, para explicar así el proceso de democratización, mostrado las áreas de convergencia y divergencia de este proceso entre varios países. Evitando el sesgo de elección ya que algunos de los países no han experimentado transiciones democráticas, e intentando anticipar los cambios políticos que ocurrirían en el futuro. Pero Linz y Stepan dentro de su obra pretende ir mas allá de un estudio de transición democrática y extraen inferencias mas amplias sobre el proceso de consolidación democrática en Europa meridional, America latina y Europa poscomunista.

Linz y Stepan llevaron acabo su comparación, durante la tercera y cuarta ola de democratización, desde 1989 (s.XX –recordemos que la tercera ola despuntó en el sur de Europa en 1974-1975 con las transiciones a la democracia de Portugal, Grecia y España–, mientras que en la otra región, en la que prevalecían regímenes autoritarios de izquierda, fue a finales de los ochentas y principios de los noventas, aunque de modo rapidísimo, cuando los cambios de régimen político estuvieron a la orden del día.) Centrándose estos como ya hemos mencionado en los países de Europa meridional, America latina, y Europa poscomunista. ( hay que tener en cuenta que los países postcomunistas posen condiciones de partida diferentes y por lo tanto se enfrenta a formas diferentes en el proceso de transición y consolidación democrática. A diferencia de los países de Europa meridional de los cuales pudieron extraer inferencias más amplias sobre los factores claves para el éxito de la consolidación de la democracia, puesto que ya había transcurrido algún tiempo desde sus transiciones.) El estudio versa sobre quince países: tres de Europa meridional (consolidaciones culminadas), cuatro de Sudamérica (transiciones restringidas) y ocho de Europa poscomunista ( recorridos y tareas de máxima complejidad para consolidar la democracia). Centrándose en estos países Linz y Stepan intentan desarrollar un conjunto de variables maestras, capaces de explicar los diferentes tipos de transición democrática y los distintos modos de consolidación de la democracia. Establecen siete variables:  Dos macroviables “estatalizad” ( marca el grado en que un país es soberano y a establecido su identidad y cohesión social) y la segunda “tipo de régimen” ( debido a que es importante tener en cuenta el tipo de régimen que antecedía al cambio: autoritarismo, totalitarismo, postotalitarismo y sultanismo).  Variables de rango medio: las cuales comprenden la base del liderazgo del régimen anterior (ejercito jerárquico no jerárquico, sociedad civil…). Y los iniciadores de la transición democrática (sociedad civil, colapso del régimen…).  Tres variables contextuales: comprenden; las influencias internacionales, la situación económica en que se encuentra el régimen y el entorno en el que se promulga la nueva constitución. Examinaron estos quince países partiendo de estas premisas con el objetivo de identificar las experiencias de transiciones democráticas y con que grado se a consolidado la democracia en cada país. Pero dentro de su estudio se observa un problema, hay demasiadas variables y un numero reducido de países, y todas las variables no pueden variar de forma completa en todos los países, teniendo en cuenta que se dan en contextos muy diversos, las dos variables mas profundas o de mator impacto son “el tipo de régimen anterior” y “el agente iniciador de la transición”. En conclusión de acuerdo con Linz y Stepan:

<< Una democracia consolidada no debe presentar problemas de estatalizad y si gozar de una “sociedad civil libre y dinámica”,“ una sociedad política relativamente autónoma y valorada, el imperio de la ley y una “sociedad económica institucionalizada”>>

Finalmente en su estudio se muestra como solo cuatro de los quince países consolidaron sus regimenes democráticos y dos de ellos se consideran de baja calidad (Grecia y Uruguay). Hoy en día muchos de los países han logrado consolidar su democracia (Grecia, Uruguay, Brasil, Argentina, Chile, Polonia, Hungría, Republica checa, Bulgaria, Eslovaquia, Rumania, Estonia y Letonia.). Los estudios realizados por Linz y Stepan se pueden calificar de novedosos, ya que introducen variables explicativas nuevas como la noción de “estatalizad”, la influencia de las relaciones internacionales y la clasificación de los regimenes previos, una variable crucial en su proyecto que hasta el momento no tenia relativa importancia, y para estos autores el tipo de régimen constriñe y determina en gran medida el camino hacia la democracia.
COMPARACIÓN DE UNO

Estudios de Fowraker y Pascual y Colomer
Fowraker y el caso de España

Foweraker presento un estudio sobre cómo se desempeño la clase obrera española durante las dos últimas décadas antes que muriese Franco preparando el terreno para la transición, en este estudio, Foweraker estudia las trayectorias individuales de las personas en la comarca andaluza de Marco de Jerez y la lucha que este realizo contra Franco, este es un “estudio de caso dentro de un estudio de caso”, en ella Foweraker se propuso analizar como las redes personales dentro de las organizaciones de base del franquismo construyeron las bases necesarias, para llegado el momento reconvertirlas a la democracia en una sociedad incipiente y constreñida, Foweraker sostiene que “la historia de la lucha… tiene un interés político y una aplicación potencial que trasciende las fronteras españolas”.

De esta manera el estudio tiene los componentes muy bien definidos, siendo:

  • De carácter empírico, los activistas.

  • De carácter analítico, las redes de personas.

  • De carácter metodológico, estudio de caso.

Primero, los activistas pertenecían a la clase obrera rural proletarizada con poca conciencia política pero con experiencia en la Guerra Civil Española, el periodo de terror que le siguió y la dureza del régimen de Franco, Foweraker dice de estos, que, son los que abanderan la lucha democrática.

Con respecto a su organización, estos obreros pertenecían a:

  • Comisione sobreras clandestinas.

  • El ilegalizado Partido Comunista.

  • Trabajaban desde dentro de la estructura corporativista del Sindicato Vertical.

Desde estos ámbitos, los activistas realizaron tanto acciones legales como alegales, para exponer sus agravios elementales, con el paso del tiempo estas evolucionaron a reivindicaciones tanto:

  • Económicas

  • Políticas

Segundo, el entorno del Marco del Jerez presenta varios rasgos importantes para el estudio que se realiza sobre la lucha democrática, existe:

  • Una clase obrera rural

  • Una clase obrera urbana

  • Un sector comercial fuerte

  • Una oligarquía burguesa próspera y unida

Todo esto convertía a la comarca en un microcosmos de la sociedad española.

En lo que respecta a la primera parte del estudio de Foweraker relatará la vida y memorias políticas de los activistas, sus actividades clandestinas, describirá luego algunas cuestiones sobre la economía de la comarca y del conjunto del país bajo la dictadura de Franco.

En lo que respecta a la segunda parte, abordará lo que respecta a las relaciones laborales bajo el Sindicato Vertical y como las comisiones obreras se las arreglaban para ayudar a los trabajadores, este sindicato estaba diseñado para fomentar la eliminación de la idea de “lucha de clases” al mismo tiempo que entregaba autoridad y control organizativo en el ámbito nacional, regional y local.

Pero, las comisiones obreras que según Foweraker, nacen en el marco de Jerez, eran una respuesta colectiva a la falta de representación a los agravios contra los trabajadores por medio de los canales formales del Sindicato Vertical, estos eran:

  • Salarios

  • Condiciones de trabajo

En lo que respecta a la tercera parte, se mostrará la relación tripartita entre las comisiones obreras, el Partido Comunista y el régimen en el periodo de 20 años.

Tanto las comisiones obreras como el Partido Comunista buscaban el fin del régimen franquista, pero ambas competían en esta lucha, el Partido Comunista siempre fue el principal enemigo del régimen, pero entre sus líderes en el exilio y otros en España, sus prácticas políticas eran criticadas por sus torpezas.

Este estudio, tratará de romper con la visión de que los partidos fueron los únicos actores en la lucha por la democracia en España, y Foweraker le da una visión donde son los trabajadores y su lucha cotidiana la que promueve la transición.

Para Foweraker la mejor forma de analizar la lucha por la democracia, debe ser, prestando atención a la relación entre las comisiones obreras y el Partido Comunista, con el fin de hallar pistas al desarrollo nacional del movimiento democrático.

Foweraker se apresura a señalar que esta lucha por la democracia no es unificada ni unidireccional.

En lo que respecta a la parte final del estudio, Foweraker trata de juntar lo empírico con lo teórico, en un intento inductivo, por hacer una declaración final sobre la transformación democrática de la sociedad civil y la función de esta en las transiciones desde sistemas autoritarios.
Pascual y Colomer y el caso de Polonia

El segundo estudio de este apartado corre a cargo de Pascual y Colomer, que analizan la transición a la democracia de la Polonia comunista. Para este estudio, los autores identifican a los actores políticos de esta transición e intentan construir un modelo de interacción estratégica entre dichos actores durante los años ochenta, usando para ello una técnica analítica usual en la Ciencia Política, denominada "teoría de juegos":

Teoría de juegos:

Algunos politólogos prefieren analizar el mundo político desde una perspectiva "micro", centrándose en individuos concretos. Se trata de un enfoque racional que toma prestado un argumento básico de la teoría económica, según la cual los individuos poseen un conjunto de preferencias que persiguen aplicando la razón y la acción instrumental: desde salarios altos hasta un medio ambiente más limpio, la paz mundial o la consecución de la democracia.

Aplicar la razón y la acción instrumental significa que los individuos eligen deliberadamente la mejor estrategia para lograr sus propósitos.

Se usa este enfoque racional para examinar las diferentes formas en las que dichos individuos racionales interactúan unos con otros en la persecución de sus distintas preferencias políticas.

Una de las formas de examinar esta interacción consiste en la llamada teoría de juegos, que especifica un conjunto simple de opciones a disposición de los individuos, aquí llamados jugadores, para luego modelar su interacción en función de sus preferencias. En este juego pueden participar muchos jugadores con muchas opciones, pero para reducir su complejidad, los analistas suelen reducirlo a un juego de dos jugadores, cada uno con dos opciones. Esto arroja una matriz de 2 x 2 resultados posibles. A cada resultado se le asigna cierto pago o recompensa. Así, mediante el conocimiento de las preferencias y la recompensa de cada posición, el politólogo puede examinar todas las combinaciones posibles a disposición de ambos jugadores.

Dilema del prisionero

prisionero1

Un juego popular de la teoría de juegos es el llamado "dilema del prisionero". En este escenario común, la policía detiene a dos ladrones por el mismo delito y los encierra en dos celdas separadas para impedir que puedan comunicarse entre ellos. Cada ladrón tiene dos opciones, confesar el delito o no confesarlo. La policía aprovecha el hecho de que los dos prisioneros están separados para ofrecerles una serie de opciones. Si un ladrón confiesa y el otro no, el que confiesa es condenado a un año de prisión, mientras que el que no confiesa es condenado a diez años. Si ambos confiesan, los dos ladrones reciben una condena de 8 años. Si ninguno confiesa, los dos reciben una condena de tres años. Para cada ladrón, el dilema radica en la expectativa de qué elegirá el otro ladrón cuando ambos saben que lo racional es minimizar sus condenas de prisión.

La tarea del politólogo que usa la teoría de juegos es identificar a los actores /jugadores y especificar sus opciones al igual que sus preferencias, con vistas a modelar su interacción estratégica.

Así, Colomer y Pascual argumentaron que la transición polaca tuvo dos importantes actores políticos: por un lado el Gobierno, controlado por el Partido Comunista y, por otro lado, la oposición democrática al gobierno, representada por el movimiento Solidaridad. Según los autores, cada uno de estos actores tenía dos opciones con respecto a la situación política de los ochenta. El gobierno quería bien mantener el Statu Quo, es decir, el sistema postotalitario o bien reformar el sistema político, esto es: legalizar la oposición y poner en marcha cierta liberalización política.

En cambio, Solidaridad deseaba bien una ruptura radical con el pasado, es decir, derrocar al gobierno, o bien llevar a cabo reformas similares a las previstas por le gobierno.

El gobierno se encuentra en la parte de arriba y Solidaridad en el lateral izquierdo. Las cuatro celdas contienen la interacción estratégica, o el juego entre estos dos actores.

Una vez establecido este marco básico, los autores examinaron las secuencias históricas en torno a la transición democrática polaca, incluida la confrontación abierta, el acuerdo inicial y la declaración de la ley marcial de 1981, así como la Mesa Redonda y el acuerdo final de 1989. Durante los primeros años de la década de los 80, el resultado preferido de Solidaridad era la claudicación del gobierno ante su desafío más abierto. En caso de fallar esta primera opción, es decir, si Solidaridad no era capaz de hacer claudicar al gobierno, entonces prefería un acuerdo mutuo, seguido de la confrontación abierta y, en último lugar, ceder ante el gobierno.

La primera preferencia del Gobierno durante este periodo era continuar con su sistema postotalitario y presenciar la claudicación de Solidaridad.

Mediante la fijación de las opciones y preferencias de los dos actores, Colomer y Pascual consiguieron modelar la secuencia de los eventos históricos. En 1980, la situación inicial del juego venía representada por la posibilidad de que el gobierno y la oposición alcanzaron un acuerdo inicial; sin embargo las acusaciones mutuas de traición llevaron nuevamente a la confrontación abierta y a la declaración de la ley marcial en 1981. Puesto que la oposición siguió enfrentándose al régimen durante el periodo de la ley marcial, Colomer y Pascual indicaron que el resultado correspondía al la oposición de posiciones, es decir, una confrontación abierta entre los dos actores. Así pues, la secuencia de eventos históricos a comienzos de los ochenta, proyectados como un juego, muestra cómo los dos actores hicieron una serie de elecciones que, en última instancia, arrojaron un resultado estable, pues ninguno de los actores cambiará las opciones que originan este resultado, pero confrontado, ya que la opción de cada actor se halla a máxima distancia de un acuerdo mutuo.

Durante el periodo de la ley marcial se produjeron múltiples acontecimientos importantes, tales como la puesta en marcha por Gorbachov de la glasnot y la perestroika, que llevaron al gobierno polaco a cambiar su orden de preferencias, mientras la oposición mantenía las mismas que a principios de la década. A la vista de este nuevo estado de cosas, en 1989, el gobierno albergaba una fuerte preferencia por poner en marcha reformas que legalizarían al movimiento Solidaridad, permitiendo una representación nominal en el parlamento polaco, pero manteniendo su control político global. En este caso, el gobierno prefería un acuerdo, seguido de una confrontación abierta. De este modo, el inicio del juego es continuación frente a ruptura, es decir, confrontación abierta. La situación que se mantuvo durante la mayor parte de los años ochenta.

El primer paso se produjo cuando el ministro del interior inició negociaciones con Lech Walesa, líder de Solidaridad. A medida que iban desarrollándose las negociaciones de la Mesa Redonda, el orden del juego pasó de la confrontación abierta al acuerdo, que supuso finalmente la legalización de Solidaridad y su participación en las primeras elecciones al Sjem (parlamento polaco).
BIBLIOGRAFÍA

-http://www.ucm.es/info/eurotheo/diccionario/T/transicion_politica.htm

-http://es.scribd.com/doc/57161754/O-Donnell-y-Schmitter-Transiciones-Desde-Un-Gobierno-Autoritario

http://www.4uth.gov.ua/usa/english/politics/whatsdem/whatdm13.htm

Jean-Benoît Pilet, “Régimes politiques des pays occidentaux”, Bruxelles, Presses Universitaires de Bruxelles, 2008. Titulo en castellano: Regimenes políticos de los paises occidentales

Maurice Duverger, “Institutions politiques et Droit constitutionnel”, 1970 .Titulo en castellano: Instituciones políticas y derecho constitucional

Todd Landman, “Política Comparada; Una introducción a su objeto y métodos de investigación”, Madrid, Alianza Editorial, 2011

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

2 Elección de los gobernantes y de los representantes de los ciudadanos iconLa eleccion de los gobernantes

2 Elección de los gobernantes y de los representantes de los ciudadanos iconElección de representantes o personas para los cargos públicos. El
...

2 Elección de los gobernantes y de los representantes de los ciudadanos iconElección de representantes de los consejos comunitarios y organizaciones...

2 Elección de los gobernantes y de los representantes de los ciudadanos iconEl presente escrito, donde recojo el contexto de los más de 30 recursos...

2 Elección de los gobernantes y de los representantes de los ciudadanos iconNos los representantes del pueblo de la Nación Argentina, reunidos...

2 Elección de los gobernantes y de los representantes de los ciudadanos iconNos los representantes del pueblo de la Nación Argentina reunidos...

2 Elección de los gobernantes y de los representantes de los ciudadanos iconTest 9: la administración y los ciudadanos. DERECHOS Y DEBERES DE...

2 Elección de los gobernantes y de los representantes de los ciudadanos icon11.¿Quién/cómo se establecen los términos en que los ciudadanos de...

2 Elección de los gobernantes y de los representantes de los ciudadanos iconResumen Chile, Brasil y Argentina, tienen como factor común que los...

2 Elección de los gobernantes y de los representantes de los ciudadanos iconInforme sobre el impacto de la urbanización extensiva en España en...
«la Unión se basa en los principios de libertad, democracia, respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales y...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com