Facultad de Filosofía y Letras unam






descargar 441.22 Kb.
títuloFacultad de Filosofía y Letras unam
página6/12
fecha de publicación20.09.2015
tamaño441.22 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

5ª. Sesión.

El 7 de octubre de 1932 se publica el Reglamento de la Policía Sanitaria, encargada de inspeccionar a los establecimientos que se relacionan con la prestación de servicios de salud, preparación de alimentos y bebidas, fabricación de medicamentos, y otras actividades relacionadas con la salubridad de la población. Dos años después, se reorganizó la Policía Sanitaria que controlaba a más de ocho mil establecimientos de comestibles y además se creó el servicio de Higiene Industrial.

El 25 y el 31 de agosto de 1934, respectivamente se publican en el Diario Oficial de la Federación la Ley de Coordinación de los Servicios Sanitarios y el nuevo Código Sanitario. La primera hace referencia al Pacto Federal, mediante el cual las entidades federativas, siendo libres y soberanas, acatan las disposiciones federales en materia de salubridad, debido a la condición epidemiológica de los daños, que requiere de acciones que rebasan los límites territoriales de los estados. Así, la coordinación resuelve la posible contradicción. Se celebraron convenios con los gobiernos y ayuntamientos en Veracruz, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro, Jalisco, Sonora, Sinaloa, Morelos y Puebla para el control sanitario y construcción de obras de aprovisionamiento y saneamiento del agua.

Por otra parte, también en este año (1934) se crea la Dirección de Aguas y Saneamiento en el Distrito Federal para abastecer de agua potable a la población de la Ciudad de México.

Lázaro Cárdenas crea, el 31 de diciembre de 1937 la Secretaría de la Asistencia Pública, por medio de la integración de la Beneficencia Pública y Privada del Distrito Federal con el Departamento de Asistencia Social Infantil que funcionaba desde el 30 de junio de ese mismo año. En el Informe Presidencial, Cárdenas dice:

En 1938 se creó la Secretaría de la Asistencia Pública, considerando la Asistencia como una obligación del Estado, que comprende no sólo la satisfacción de las necesidades de los individuos socialmente débiles, sino también el esfuerzo por hacer de ellos factores útiles a la colectividad en bien de los intereses generales del país. También se consideró como parte de la Asistencia Pública la atención integral a las madres y a los niños menores de seis años aunque no fueran menesterosos. Se extendieron las labores a toda la República directamente o por intermedio de las coordinaciones con los Estados.111

El Presidente del Congreso, Manuel Martínez Sicilia resalta que:

El principio general sostenido por el Informe del señor Presidente en materia de Asistencia Pública, que establece que tal actividad constituye un deber ineludible de los Estados modernos como consecuencia de la responsabilidad de atender y cuidar a los productos inaptos de la sociedad, ha servido de fundamento para transformar el antiguo concepto de beneficencia, dándole el concepto de obligación social:…112

Aquí queda claramente señalado el cambio de la beneficencia por la institucionalidad de las prestaciones sanitarias. Cabe señalar que esta modificación a la estructura de la administración pública se llevó a cabo mediante la concesión de facultades extraordinarias al Poder Ejecutivo mediante el Decreto del 31 de diciembre de 1936:

(…) para legislar en los ramos de Gobernación, Población, Migración, Demografía y Turismo; Salubridad Pública; y, Materia Penal y Procesal Penal; y, para reformar la Ley de Secretarías y Departamentos de Estado.113

Este fue, nuevamente, un ejercicio dictatorial del Poder Ejecutivo, procedimiento constitucional muy socorrido por los gobiernos mexicanos para agilizar los procesos de modernización administrativa.

Resalta en esta Secretaría la facultad recibida para:

VIII.- La administración y sostenimiento de:



  1. Las escuelas, colegios, internados, escuelastalleres y demás centros de educación actualmente sostenidos por la Beneficencia Pública del Distrito y territorios Federales y los que se establezcan en lo sucesivo por la propia Secretaría, sujetándose a las orientaciones técnicas generales dictadas por la Secretaría de Educación Pública.





IX.- La supresión de la mendicidad en todas sus formas y la cooperación para combatir otros vicio sociales;

X.- Prevenir y atender la miseria y la desocupación, y…114

En el gobierno de Ávila Camacho (1940-1946) se proyecta la construcción del Instituto de Cardiología y se nombra un consejo consultivo para reorganizar la Secretaría de la Asistencia Pública.

(…) es un cuerpo consultivo,[que] tiene a su cargo la misión de realizar los estudios necesarios para encauzar las actividades de la Secretaría, de acuerdo con los dictados de la ciencia y de la técnica modernas.115

Este período fue de intensa actividad publiadministrativa, consecuencia de los cambios propuestos e iniciados en el régimen cardenista. Así, por ejemplo, se consolida el anhelo constitucional de la Revolución, de promulgar una Ley del Seguro Social, para ejercer el derecho establecido en el artículo 123. El 19 de enero de 1943 se promulga la dicha Ley. También en junio de ese año se expiden las respectivas leyes que crean el Hospital Infantil y el Instituto Nacional de Cardiología de México; ambas instituciones alcanzarían el más alto prestigio internacional. El 18 de octubre se crea la Secretaría de Salubridad y Asistencia, y se promulga su reglamento el 31 de enero de 1944. Se crea la Dirección General de Epidemiología en 1943 al fusionar la Secretaría de Asistencia con el Departamento de Salubridad. El descubrimiento de la penicilina revolucionó la terapéutica de las enfermedades infecciosas, entre ellas la sífilis, que había sido el “azote” de la humanidad desde los tiempos más remotos, en todo el mundo, incluyendo a los pueblos autóctonos de América. La penicilina, llamada así por derivar del hongo Penicillium notatum, fue descubierta accidentalmente en 1928, pero se produjo comercialmente hasta 1943, y en México se decreta el 20 de marzo la reglamentación para el uso de dicho antibiótico en beneficio de la sociedad.

El Presidente, haciendo uso de las facultades extraordinarias que le concedió el Congreso, puso en vigor, ente otras, la ley que creó el Comité de Proyección y Construcción del Centro Médico de la Ciudad de México, el 11 de octubre de 1945. Esta edificación sería vendida posteriormente al Instituto Mexicano del Seguro Social, siendo en la actualidad el Centro Médico Siglo XXI.

De 1946 a 1952 gobierna al país Miguel Alemán Valdés, quien reorganiza la Secretaría de Salubridad y Asistencia “de acuerdo a lo que aconsejaba la experiencia y estudios técnicos realizados, y con el fin de mejorar sus servicios.”

La actividad sanitaria en esta administración se dirigió básicamente a la prevención y control de las enfermedades transmisibles. Se consiguió abatir la tasa de morbilidad por viruela a los valores más bajos de la historia hasta esa fecha. El último caso de viruela en el país se presentó en 1951.

En la cuarta Reunión de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social se designó a la ciudad de México como sede del Comité Permanente Interamericano de Seguridad Social (CPIESS) con su órgano educativo, el Centro Interamericano de Estudios de la Seguridad Social (CIESS) que se construyó en San Jerónimo, al sur de la Ciudad de México.

Adolfo Ruiz Cortínes establece como prioridad en su gobierno una política tutelar de la niñez:

(…) para que no sea víctima del abandono, de la desnutrición, de la incomprensión y del egoísmo humano que cierran los ojos y los oídos ante el doloroso cuadro de una vida que nace y que no se cultiva por egoísmo o por criminal apatía.116

Para 1956 se tenían instalados 113 Centros MaternoInfantiles.

La poliomielitis se consideró como una enfermedad epidémica a partir de 1951. Anteriormente, prácticamente “no se conocía esta enfermedad en México”, por ser su incidencia muy baja. Como medida preventiva, en 1952 se hizo una campaña de donación de sangre a la que respondieron 25,000 personas, para preparar el único medio para prevenir la enfermedad en esas fechas, que fue la preparación de gamma globulina, de la que se elaboraron 100,000 dosis. El resultado fue satisfactorio, pues de 604 casos registrados en 1951, en el año siguiente sólo se presentaron 320. El combate contra la poliomielitis tiene una característica peculiar en la historia de la lucha contra las enfermedades infectocontagiosas. La prioridad considerada para esta enfermedad no está basada en la magnitud del daño, es decir en el número de casos que se presenten, sino en su trascendencia, por las secuelas que provoca. Es conocido que la enfermedad produce parálisis y atrofia irreversible de los miembros atacados, y por lo tanto la invalidez permanente de los enfermos. Como también se le conoce es como “parálisis infantil”, por presentarse con mayor frecuencia precisamente en los niños muy pequeños desde el nacimiento a los cuatro años son ellos los más afectados desde los puntos de vista social y económico.

Terminados los estudios para la construcción del Centro Médico, se decide llevarla a cabo en 1955, para terminarla en 1958. Tendría 1,850 camas.

Un hecho sumamente importante para la historia sanitaria de México fue la creación de la Comisión Nacional para la Erradicación del Paludismo, que inició sus labores el 7 de septiembre de 1955 con el rociado de insecticida para combatir al mosquito transmisor de la enfermedad. Se abatió la tasa de mortalidad por esa causa de 25,600 por 100,000 habitantes a cero defunciones. Los casos se redujeron de 2’500,000 a solamente 1,689 en cuatro años. Para 1961 el 82 % de las áreas palúdicas “tradicionales” estuvieron libres de casos y bajo estricta vigilancia epidemiológica, y en 1964 se completaron cuatro años en que no se reportaron defunciones por la enfermedad. Al respecto informó el Presidente:

Ningún mexicano muere ya por paludismo; sólo persiste la enfermedad en aldeas y rancherías aisladas y remotas, de donde será erradicada cuando termine la incorporación de esas comunidades a la vida nacional.117

Esta campaña fue durante muchos años ejemplar en el mundo, por su organización, eficiencia, y logros, ya que llegó prácticamente a erradicar el mal de las zonas afectadas, quedando solamente algunos territorios cerca de las costas en la fase de consolidación cuando se abandonó en los años setenta, provocando no sólo el repunte de la enfermedad sino la aparición de una verdadera epidemia mucho más grave que la que existía veinte años atrás.

6ª. Sesión.

En la evaluación del sexenio ruizcortinista se destaca la creación de 529 centros maternoinfantiles, 204 guarderías y 315 hospitales, así como la cobertura nacional del Seguro Social.

Para el sexenio de 19581964, a cargo de Adolfo López Mateos, se enuncia a la salud de la población como un derecho, aunque no aparecerá como tal en la Constitución sino hasta el 3 de febrero de 1983. Dijo el Presidente en su Informe en 1959:

Entendemos la salud y la asistencia pública como desechos inalienables del pueblo.

En este orden las principales tareas son las de preservación, de curación, de rehabilitación y de investigación científica.118

Los resultados acumulados de las actividades preventivas reflejan logros importantes en el estado de salud de la población. No se presentaron casos de viruela en los últimos ocho años, después de haber sido una de las enfermedades más importantes por su frecuencia y por la mortalidad que provocó desde la Colonia a esas fechas.

En cuanto a la poliomielitis, ya se preparaban en México los dos tipos de vacunas contra esa enfermedad vacunas tipo Salk (inyectable) y tipo Sabin (oral) se vacunaron a 600,000 niños,

En la seguridad social, destacan las incorporaciones a sus beneficios de los trabajadores, tanto temporales como eventuales y los del campo, así como la creación del “seguro en caso de muerte de los trabajadores migratorios que desempeñen labores agrícolas en los Estados Unidos de Norteamérica”. El 31 de diciembre de 1961, se decreta la Ley de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas y el 7 de diciembre de 1963 se incorporan al seguro social los productores de caña de azúcar y sus trabajadores (cañeros).

Además, el 30 de diciembre de 1960 se decreta a Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), que incorpora la prestación de servicios médicos a los trabajadores, además de las prestaciones que la anterior Dirección de Pensiones Civiles otorgaba.

Si bien el Registro Nacional de enfermos de lepra se llevaba desde 1930119, se impulsaron novedosas campañas preventivas de salud contra el Mal del Pinto y la Lepra, desmitificando esta última enfermedad, ancestralmente considerada como incurable y como “castigo divino”. La actitud de las autoridades sanitarias, la educación y los tratamientos modernos configuraron la llamada “Escuela Mexicana de Enfermedades Crónicas de la Piel”, pues incluso se evitó el señalar a los pacientes como “leprosos” por el contenido ofensivo que el término conlleva. Esta Escuela sirvió de modelo para las campañas de todo el mundo contra esa enfermedad. Cabe el mérito a un destacado médico mexicano, el Dr. Fernando Latapí, el haber fundado esa Escuela con un grupo de brillantes jóvenes especialistas dermatólogos, bacteriólogos, epidemiólogos, etc. para atacar el mal que constituía un grave problema de salud pública en el país. Así, fue posible que desaparecieran los temidos “leprosarios” o “lazaretos” en los que se confinaba a los enfermos hasta que morían.

También en esta época se puso especial interés en la dotación de agua potable y alcantarillado en las poblaciones rurales, siempre marginadas. En una acción coordinada entre la Secretaría de Recursos Hidráulicos y la Secretaría de Salubridad y Asistencia, se dotó de sistemas de agua y alcantarillado a muchas poblaciones de más de 500,000 habitantes, pero además, por medio de las “unidades agua”120, se beneficiaron 885 poblaciones de menos de 2,500 habitantes, se pusieron 1,318 dotaciones de agua para 2’136,000 personas, se instalaron 12,000 hidrantes públicos, 395 abrevaderos y se tendieron 193 kilómetros de tuberías. Aunque es fehaciente que estas obras no fueron suficientes para toda la población, fue uno de los más claros y sinceros esfuerzos para mejorar el saneamiento en el campo mexicano.

Otra acción gubernamental es la creación de un organismo público descentralizado que se denominará Instituto Nacional de Protección a la Infancia (INPI Si bien organismos semejantes existieron como antecedentes de éste, el gobierno consideró la necesidad de:

(…) crear un organismo que de acuerdo con nuestras leyes responda a esa exigencia, con personalidad y patrimonios propios, como organismo público descentralizado, para que haga extensivos, más ágiles y expeditos los servicios sociales de que se trata.121

Otro de los logros importantes en el sexenio 1958-1964 fue la erradicación de la viruela y de la fiebre amarilla, así como el mosquito transmisor de esta enfermedad, el Aëdes ægypti.

El período diazordacista se inicia con un serio conflicto laboral con los médicos del país, quienes reclamaban mejores condiciones laborales, especialmente los becarios y médicos residentes de los hospitales, cuyos sueldos eran muy bajos e insuficientes para cubrir las necesidades básicas de cualquier ser humano. Las condiciones de las habitaciones para los residentes eran precarias, con mobiliario viejo y en pésimas condiciones, la alimentación insuficiente y de mala calidad, supuestamente debido a la falta de presupuesto de las instituciones de salud. El movimiento fue sofocado violentamente, y algunos de los dirigentes desaparecieron cuando no aceptaron el cohecho de las autoridades. Muchos sobrevivientes debieron exiliarse varios años. El presidente amenazó con reducir los servicios públicos de salud que presta el Estado, en el caso de que no cedieran los médicos demandantes, puesto que:

Estamos dispuestos, de no quedar otra posibilidad, a afrontar esta grave y dolorosa responsabilidad, no legal porque la Constitución no establece una obligación del Estado a prestar asistencia médica en general, pero sí social, política, humanitaria.122

Sorprende esta interpretación del Presidente en el concepto de legalidad, al limitarlo sólo a la Constitución, pues aún antes de la adición al artículo cuarto, referente al derecho a la protección de la salud que tiene todo mexicano, la Ley de Secretarías y Departamentos del Estado, vigente en ese momento y decretada el 24 de diciembre de 1958, previene en el artículo 14 que la Secretaría de Salubridad y Asistencia es responsable de:

I. Crear y administrar establecimientos de Salubridad, de Asistencia Pública y de Terapia Social en cualquier lugar del Territorio Nacional

VI. Impartir asistencia médica y social a la maternidad y a la infancia y vigilar la que se imparta en instituciones públicas y privadas:

XIX. Prestar los servicios de su competencia directamente o en coordinación con los Gobiernos de los Estados y del Distrito o los Territorios Federales.123

Tres años después se reprimiría más brutalmente el movimiento estudiantil.

Destaca en este sexenio la creación de la Comisión Mixta Coordinadora de Actividades de Salud Pública, Asistencia y Seguridad Social creada por decreto del 6 de Agosto de 1965, considerando:

  1. Que las actividades que realizan las Secretarías y Departamentos de Estado, los Organismos Descentralizados y las Empresas propiedad del Gobierno Federal, en materia de Salud Pública, Asistencia y Seguridad Social deben coordinarse con el propósito de evitar innecesarias duplicaciones en el ejercicio de sus atribuciones;

  2. Que la unidad de acción y de pensamiento, en la coordinación entre las diversas dependencias, constituye dentro de nuestro sistema de Gobierno, la forma de servir más eficientemente al pueblo, aprovechando íntegramente los recursos disponibles;

  3. Que los recursos destinados por el Sector Público a las actividades sanitarias, asistenciales y de seguridad social deben aprovecharse plenamente y que la correcta planeación de esas actividades, significará una importante economía en la inversión y administración de esos recursos…124

En esta Comisión participaron las tres principales instituciones que otorgaban servicios de salud: la Secretaría de Salubridad y Asistencia (SSA), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), y sus resoluciones tuvieron el carácter de recomendaciones para los organismos prestadores de servicios.

La intención de esta Comisión fue muy buena, pero desafortunadamente no se logró la coordinación necesaria en toda su magnitud, pues la falta de obligatoriedad en el cumplimiento de los acuerdos a los que se llegaba en las reuniones de trabajo, sustrajo a las instituciones del cumplimiento cabal de las recomendaciones. Uno de los grandes problemas de coordinación fue y sigue siendo la construcción de establecimientos para la atención. Sucede que en la misma región existen unidades médicas de las tres o más instituciones dirigidas a la misma población, con la consecuencia de que se subutilizan los recursos porque sobran, al no coordinar la posible demanda considerando cómo se reparte esa población usuaria entre los servicios ofrecidos. O lo contrario, una de las instituciones está sobrecargada de trabajo y las otras, vacías.

Pero en los programas de cobertura nunca se quiso considerar la realidad, de que una misma persona dadas las condiciones del sistema puede acceder a cualquiera de las tres principales instituciones. Por ejemplo, en una familia, el padre es asegurado del IMSS por ser obrero; la madre cotiza al ISSSTE, por trabajar en el gobierno, y ambos tienen derecho a solicitar servicios a la SSA. El problema se suscita cuando la madre es beneficiaria del IMSS por su esposo, el padre lo es del ISSSTE por su esposa y los hijos están inscritos en los dos servicios, porque tienen ese derecho. Pero prefieren atenderse en el Centro de Salud, porque “les queda más cerca de su casa”. Este ejemplo, aunque hace la caricatura de la situación, es frecuente encontrarlo. O la persona que trabaja en dos empleos, uno de la empresa privada o pública PEMEX, por ejemplo y otro del gobierno, y por lo tanto tiene dos derechohabiencias. Las instituciones se oponen tácitamente a esta coordinación que arruinaría el discurso “político” sobre la cobertura institucional. Pero sumando las cifras de derechohabiencia, el número supera a la población del país.

Sin embargo hubo un punto en el que sí funcionó la Comisión y fue el de salud pública, específicamente en las actividades de inmunizaciones y en el programa contra la tuberculosis. Se acordó y se llevó a cabo que las instituciones de salud vacunaran indistintamente a toda la población que lo ameritara, independientemente de su derechohabiencia. Después se crearía la Cartilla Nacional de Vacunación, válida universalmente. En el programa contra la tuberculosis, todas las instituciones hacen la vacunación con BCG y la detección fotofluorográfica, canalizando a los sospechosos de padecer alguna alteración a la institución que lo cubre para el diagnóstico y el tratamiento correspondiente en su caso. Se intentó también hacerlo con las enfermedades venéreas, aunque con menor éxito.

En la seguridad social destacó la construcción y puesta en funcionamiento en 1966 del Centro Vacacional de Oaxtepec, Morelos, dependiente del IMSS.

El 19 de agosto de 1968 se crea la Institución Mexicana de Asistencia a la Niñez, (IMAN) para atender a los niños abandonados o enfermos. Contó con una Casa de Cuna (que ya estaba en operación), una Casa Hogar para Niñas y un Hospital Infantil que se programaron para iniciar sus funciones en 1970. Así se fortaleció la labor que venía desarrollando el INPI.

Las tasas vitales se modificaron en el período de 1964 a 1969, disminuyendo la mortalidad general de 10.2 a 9.2 por 1.000 habitantes y la esperanza de vida al nacer aumentó de 60.6 a 63 años.

En la atención hospitalaria destaca la desaparición del antiguo manicomio de La Castañeda, sustituido por un sistema de hospitales psiquiátricos con cerca de 3,000 camas en total, cambiando el concepto de la atención de las enfermedades mentales hacia un trato más humanitario. Esto desde luego fue posible por los adelantos terapéuticos de estas enfermedades gracias al conocimiento más profundo y científico de ellas.

Una de las principales preocupaciones del régimen de Luis Echeverría (1970-1976) fue la de atacar la contaminación ambiental en las grandes ciudades del país, especialmente en la de México, en la que los índices de contaminación llegaron a cifras alarmantes. En el Distrito Federal se habían sufrido, desde la desecación del Lago de Texcoco, de tolvaneras en los meses de febrero y marzo principalmente. Al presentarse la temporada de lluvias este fenómeno se atenuaba. Pero para estos años, a las tolvaneras se habían sumado las emisiones de sustancias tóxicas y de partículas sólidas (humos) de las fábricas que proliferaron en la zona noroeste del Valle de México (municipios de Naucalpan y Tlalnepantla, Estado de México), y el incremento del parque vehicular, de la población y de los problemas viales.

Con ese objetivo se promulga la Ley Federal para prevenir y controlar la contaminación ambiental el 23 de marzo de 1961 y se crea la Comisión Jurídico Consultiva en coordinación con la Procuraduría General de la República para:

(…) proponer una reglamentación que permita la aplicación plena de este precepto federal así como poner en marcha los mecanismos de prevención y control.125

El 6 de julio de 1971 se modifica el artículo 73 constitucional, que se refiere a las facultades del Congreso, adicionando la base cuarta de la fracción xvi, para que el cuerpo legislativo dicte las leyes que las medidas del Consejo de Salubridad General consecuencia histórica del Consejo Superior de Salubridad (vide supra) haya puesto en vigor.126 La adición es la siguiente:

4ª. Las medidas que el Consejo haya puesto en vigor en la campaña contra el alcoholismo y la venta de sustancias que envenenan al individuo o degeneran la especie humana, así como las adoptadas para prevenir y combatir la contaminación ambiental, serán después revisadas por el Congreso de la Unión, en los casos que le competan.127

En 1973 se realizó la Primera Convención Nacional de Salud, de la que derivó la elaboración del Plan Nacional de Salud, previsto para diez años, que publica la Secretaría de Salubridad y Asistencia en tres volúmenes el año de 1974.128

También en 1973 se publicó la Nueva Ley del Seguro Social que introdujo numerosas reformas como son:

  1. Amplía las prestaciones por riesgos de trabajo a los trabajadores independientes y a los patrones que los sufran;

  2. Establece el derecho a la rehabilitación al eliminar el plazo máximo de 72 semanas para recibir el subsidio en dinero, prolongándose este tiempo en tanto el asegurado no sea dado de alta o declarado con incapacidad permanente total o parcial;

  3. Incremento en las prestaciones en dinero por pensiones y gastos de funeral;

  4. Ampliación del límite de edad de los hijos del asegurado para recibir servicios médicos, de 15 a 25 años si son estudiantes en planteles del sistema educativo nacional;

  5. Se extiende de 26 a 52 semanas el período en el que un paciente que ha recibido tratamiento durante un año (desde luego sin trabajar) para seguir recibiendo la atención médica, si no tienen el número de semanas cotizadas que marca la ley para recibir la pensión por incapacidad;

  6. Los servicios médicos no se pierden por estar la empresa en huelga;

  7. Incremento de la cuantía de las pensiones;

  8. Se implanta el Seguro de Guarderías para las madres trabajadoras;

  9. Se establecen los Servicios de Solidaridad Social para los grupos sociales más desprotegidos, a los que el IMSS proporcionará asistencia médica, farmacéutica e incluso hospitalaria conforme lo permitan los recursos;

  10. Se crean prestaciones como son los velatorios, centros vacacionales y otros de interés social.

En 1974 se hacen algunas reformas importantes a esta ley relacionadas principalmente con la cuantía de las prestaciones y de las pensiones; y con la creación del derecho a las prestaciones médicas para el esposo o concubino de la asegurada que no tenga posibilidades de mantenerse por encontrarse totalmente incapacitado para trabajar.

El Instituto Nacional de Protección a la Infancia (INPI) se transformó en el Instituto Mexicano para la Infancia y la Familia. La Institución Mexicana de Asistencia a la Niñez (IMAN) amplió sus acciones a las áreas rurales del país. Esto sucede en 1975.

Como resultados del Plan Nacional de Salud, se presentan en el último informe de gobierno (1976) las disminuciones de las tasas de mortalidad infantil, que descendió en el sexenio de 69 a 38 defunciones por mil nacidos vivos, y la mortalidad general, que se reduce de 9.9 a 7.0 por mil habitantes.

Otras labores destacadas llevadas a cabo en el período 1970-1976 son las campañas de vacunación, con vacunas producidas en el país, habiéndose aplicado más de doscientos millones de dosis de las diferentes vacunas del esquema básico de inmunizaciones.129

En el mes de junio de 1976, se lleva a cabo un acto político dentro de la campaña electoral de José López Portillo, denominada “Reunión nacional sobre el sector de organización y desarrollo social”, en cuyo seno se proponen los llamados “mínimos de bienestar”, considerando los rubros de nutrición, salud, acervo cultural, habitación y remuneración y empleo. Cabe destacar las líneas de acción política que se determinaron en el caso de salud y seguridad social, en el capítulo “La programación del bienestar”:

México tiene ante sí dos principales alternativas. La primera de ellas consiste en la búsqueda por una minoría de una sociedad opulenta, acompañada de pronunciamientos puramente declarativos sin vinculación programática con objetivos concretos acerca de la distribución del ingreso, la justa distribución de la propiedad, el empleo y el equilibrio sectorial y regional de la economía y de los componentes de la sociedad. Esta opción concibe el desarrollo como el crecimiento de la producción con la única condición valorativa de su precio de mercado. Soslaya cuestiones vitales como aquellas referentes a qué se produce, para quién se produce; quién, en último análisis, es el beneficiario del esfuerzo nacional.

En esta alternativa el Estado se concibe como un mero corrector del funcionamiento deficiente del mecanismo de los precios, cuya actividad directa se puede volver indefinida o infundada. El beneficio de esta opción es, a corto plazo la aparente modernidad, la macrópolis antifuncional e imitadora, la riqueza de ciertos sectores urbanos que dan la impresión de un progreso general inexistente y la formación de élites refinadamente encauzadas a la obtención de los valores de la sociedad burguesa.

El costo de esta opción patente a medio plazo, es el desarrollo de fuerzas opuestas al Estado que paulatinamente bloquean reformas fundamentales y tienden a convertirlo en un negociador cada vez más débil para defender los intereses de la mayoría ante la fuerza cada vez más vociferante de las minorías. Este proceso lleva a la transformación del Estado en un sector más de la vida nacional, volviendo así al pueblo minoritario, y permitiendo la instalación de las oposiciones verdaderas en los centros nacionales de decisión. Conduce a la pérdida del consenso entre gobernantes y gobernados y, por ello a la erosión de la democracia y a la desaparición de la libertad.

Al plantearse en esta reunión como objetivos del desarrollo la obtención de niveles de vida mínimos para el mayor número de mexicanos la urgencia de, por el trabajo, dar acceso a los habitantes del país a una vida digna, aumentar nuestra eficiencia en la producción de bienes socialmente necesarios y organizar nuestros esfuerzos para la consecución de tales metas, se está en realidad fundamentando una alternativa distinta.130

Tan larga cita se justifica porque rechaza el neoliberalismo adoptado seis años después. Más adelante se regresará a la discusión de este tema.

En esta misma reunión, se proponen las urgentes prioridades nutricionales del país, siendo éstas, primero incrementar el consumo de alimentos en la población con bajos niveles de consumo proteicocalórico; en segundo lugar, proteger a los grupos vulnerables, especialmente a las mujeres embarazadas y lactantes y a los niños; Una tercera prioridad sería la educación en general y la nutricional en lo particular; La cuarta propuesta es muy importante, pues con demasiada frecuencia no se considera, y se refiere a la participación de las comunidades, organizándolas para que trabajen permanentemente en el mejoramiento de su nutrición; por último, se deben desarrollar procedimientos científicos y técnicos para garantizar la adecuada distribución de los alimentos en buenas condiciones a todas las regiones del país, superando los problemas de dispersión de la población y de tránsito.131

Los mínimos de salud fueron fijados en los términos de:

(…) dar prioridad a medidas técnicas preventivas y promocionales de salud, dirigidas sobre todo a la población rural y marginada urbana; ampliar organizadamente la participación de los usuarios en los servicios, programas y definición de políticas regionales; homogeneizar los instrumentos de atención médica de las instituciones para disminuir desperdicios y evitar competencias irrelevantes. Implica también incorporar técnicas autóctonas en el arsenal disponible y juzgar permanentemente la adecuación de la tecnología importada frente a nuestras necesidades epidemiológicas obliga a orientar y adiestrar permanentemente a los profesionales y técnicos del sector en el conocimiento de la realidad nacional, para que desarrollen sus aptitudes solidarias y democráticas en posición con el burocratismomediatizado de unos y el elitismotecnocrático de otros.132

En cuanto a las prestaciones médicas, se abunda reiterando que:

(…) a) Los servicios de salud deben extender su campo más allá del individuo, a la familia y a la comunidad; b) Deben favorecerse acciones de prevención, de promoción de la salud más que de curación; c) Es la salud un resultado final del contexto social y no un producto aislado de la atención médica y d) El mejor vigilante de la salud personal es el propio individuo por lo que la adquisición de autoresponsabilidad es el elemento fundamental de todo proceso hacia mayor bienestar.

La experiencia en la aplicación de sistemas de prestación de servicios de salud ha revelado en todos los ámbitos que la fórmula de una medicina de alta tecnificación y máximo nivel científico aplicada por individuos especializados en aspectos muy parciales y concretos del ejercicio médico, ha propiciado un indudable progreso en la atención del caso individual complicado y grave, pero ha absorbido exagerados recursos humanos y materiales y ha favorecido el abandono de los problemas ingentes de salud de la población mayoritaria que los sufre. De ahí que la tendencia actual sea la de reorganizar los sistemas de atención con prioridad alta hacia la asistencia comunitaria, a la solución de los problemas de todos con recursos más sencillos mediante una medicina familiar integral.133

Más adelante se especifica que:

En la época actual la organización de servicios de salud tiene como ejes: a) La jerarquización del grado de riesgo de los problemas y según ellos el aporte de los recursos para su solución, es decir, el establecimiento de la atención por niveles; b) la distribución de las tareas a realizar entre diferentes individuos con grados variables y específicos de preparación, pero íntimamente relacionados y coordinados, es decir, el concepto de “equipo de salud” y c) la PLENA PARTICIPACIÓN de la COMUNIDAD.134

Es en estos planteamientos en donde se propone por primera vez el adoptar el modelo de atención primaria de la salud contenido en el protocolo de Alma Ata, signado por las Naciones Unidas en 1978 (dos años después de la presentación del documento que se está citando)135.

Es relevante la proposición del candidato López Portillo, que durante su gestión se consolidará, del “Programa Nacional de Seguridad y Solidaridad Social 197682” en el IMSS, dirigido a las comunidades rurales de México.136

Por otra parte, establece cien puntos para el Plan Básico de Gobierno, como resultado de múltiples reuniones, a través de Comisiones Nacionales o de actos regionales, y del análisis de más de 7 mil ponencias. Ahí plantea la reforma administrativa para desconcentrar regionalmente las actividades, agrupar las materias en sectores y perfeccionar un sistema de planeación nacional. Son también puntos de este Plan Básico, hacer efectivo el derecho a la salud, consagrando en la Constitución tal mandato, formando un órgano colegiado y con facultades de estudio, planeación y regulación, que establezca objetivos y políticas de salud y coordine las actividades de las diferentes instituciones, y el diseño de un Sistema General de Asistencia Médica que diferencie los niveles de atención según su complejidad.

Para este propósito recomendamos: a) la creación de un primer nivel, de equipamientos de salud, centros, consultorios fijos o unidades móviles, integrados por médicos, trabajadores sociales, enfermeras, estudiantes y promotores locales, para el tratamiento y curación de padecimientos poco evolutivos; la educación de la población para un desarrollo físico y mental saludable y la prevención de todo aquello que dañe su salud; la organización cooperativa de tales equipamientos es fórmula complementaria de los esfuerzos que se realicen en este nivel. b) La operación, a un segundo nivel, de unidades multidisciplinarias, integradas por médicos generales y especialistas, personal docente, auxiliares técnicos, para atender los casos que requieran atención especializada; estas unidades multidisciplinarias estarán dotadas, además, de consultorios médicos, centros de diagnóstico y laboratorio para la enseñanza de las materias básicas de la medicina preventiva y legal y de la bioestadística y la epidemiología. c) La provisión de la medicina hospitalaria, a un tercer nivel, para atender los problemas que requieren un tratamiento urgente, cuidados intensivos, intervención quirúrgica o medicina muy especializada o altamente tecnificada.137

En cuanto a la Seguridad Social, se propone extender la cobertura de la población derechohabiente en un 8% anual, establecer esquemas modificados de aseguramiento del régimen obligatorio, mejoramiento de las prestaciones de las principales ramas de seguro, ampliación de centros de rehabilitación, y reformar la seguridad social de los trabajadores al servicio del Estado.138

El gobierno de López Portillo inicia su gestión con una amplia reforma de la administración pública y de la legislación en materia fiscal. Las modificaciones y promulgaciones principales son las siguientes:

Ley del Presupuesto, Contabilidad y Gasto Público, para hacer posible un manejo más adecuado de los recursos que percibe el sector público así como para controlar mejor los gastos y garantizar que se cumplan verdaderamente los propósitos y los programas.

Reformas a la Ley Orgánica de la Contaduría Mayor de Hacienda, que amplía la facultad que siempre ha tenido el Congreso de controlar el ingreso y el gasto público y establece disposiciones sobre la responsabilidad y honradez en las funciones públicas.

Ley General de la Deuda Pública, que establece entre otras cosas, que sólo acudiremos al endeudamiento externo, es decir a pedir prestado a otros países, en la medida en que se requiera importar maquinaria y equipos industriales para nuestro desarrollo económico y social, y en que tengamos capacidad para pagarlo.139

La reforma administrativa se promulga y aparece publicada en el Diario Oficial de la Federación el 29 de diciembre de 1978 como la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, después de tres sexenios de vigencia de la anterior.

Las principales modificaciones son las siguientes:

  1. Las Secretarías de Estado y los Departamentos autónomos adquieren responsabilidad sectorial, funciones de planeación y conducción de la política de cada sector, coordinación con las entidades paraestatales que les competan y evaluación de la operación de éstas;

  2. Los organismos descentralizados, las empresas de participación estatal, las instituciones nacionales de crédito, los organismos auxiliares de crédito, las instituciones de seguros y fianzas y los fideicomisos, se agrupan para integrar los sectores y depender de la dependencia central que será la coordinadora de las funciones y el conducto para las relaciones de las entidades sectorizadas con el Poder Ejecutivo.

  3. Se crean en la Presidencia de la República, cinco oficinas encargadas de los Asuntos Jurídicos, los Estudios Administrativos, la Difusión, la Asesoría y el Apoyo Técnico.

  4. Se fusionan las Secretarías de Agricultura y Ganadería con la de Recursos Hidráulicos resultando la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos.

  5. Se incorporan a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes las funciones de fomento a la marina mercante, provisión de infraestructura y administración de puertos, que tenía en parte la Secretaría de Marina.

  6. Se crea la Secretaría de Programación y Presupuesto, que desarrollará las funciones de planeación del gasto público y de inversiones, presupuesto del gasto corriente, y control global de las entidades del sector paraestatal, que anteriormente eran de la responsabilidad de las Secretarías de Hacienda, Presidencia y Patrimonio.

  7. Al desaparecer la Secretaría de Industria y Comercio, se crean la Secretaría de Comercio, la de Patrimonio y Fomento Industrial y el Departamento de Pesca.

  8. A la Secretaria de Obras Públicas se le adiciona la función de regular los Asentamientos Humanos, quedando así la Secretaría de Asentamientos Humanos y Obras Públicas.140

El Acuerdo por el que las entidades de la Administración Pública paraestatal se agrupan en sectores aparece publicado en el D. O. F. el 17 de enero de 1977 y corregido por la fe de erratas del 31 de marzo del mismo año, establece que el sector que le corresponde a la Secretaría de Salubridad y Asistencia está constituido por las siguientes instancias:

  • Centro de salud “Soledad Orozco de Ávila Camacho”

  • Centro Materno Infantil “General Maximino Ávila Camacho”

  • Consejo Nacional de Prevención de Accidentes

  • Hospital de Enfermedades de la Nutrición

  • Hospital General “Dr. Manuel Gea González”

  • Hospital Infantil de México

  • Hospital Regional de Veracruz

  • Instituto Nacional de Cancerología

  • Instituto Nacional de Cardiología

  • Instituto Nacional de Endocrinología

  • Instituto Nacional de Gastroenterología

  • Instituto Nacional de Nefrología

  • Instituto Nacional de Neurología

  • Hospital de Enfermedades de la Nutrición

  • Instituto Nacional de Oftalmología

  • Patronato del Asilo “Nicolás Bravo”

  • Patronato de la Casa Hogar “Soledad G. de Figaredo” y

  • Fideicomiso para la entrega de productos de la Institución Mexicana de Asistencia a la Niñez, por venta o arrendamiento de inmuebles.141

Llama la atención que no estén incorporados el IMSS, el ISSSTE, y otras instituciones paraestatales que otorgan servicios de salud. Esto se debió, según algunos rumores, pues no hay evidencias, a la lucha de fuerzas políticas, sobre todo del IMSS que no aceptó la rectoría de la SSA, argumentando su autonomía patrimonial y legal. El motivo fue que en realidad, las instituciones de seguridad social legalmente rebasaban el ámbito de competencia de la SSA, y correspondían con mayor claridad, al Sector de Trabajo y Previsión Social, lo que hubiera complicado en la práctica la rectoría de la Administración Pública sobre dichas instituciones. Sin embargo, más adelante se resolvió la situación integrando a estas entidades dentro del llamado “sector funcional de salud”.

En referencia a la modificación en las atribuciones de la Secretaría, sólo destaca la fracción vi “Planear y conducir la política de saneamiento ambiental”, consecuente con la Ley para Prevenir y Controlar la Contaminación Ambiental.142

El Programa Quinquenal del Sector Salud y Seguridad Social (1978-1982) elaborado por la Subsecretaría de Planeación de la Secretaría de Salubridad y Asistencia, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, el Instituto Mexicano del Seguro Social, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia y la Secretaría de Programación y Presupuesto, se fundamenta en la reforma que sectoriza la Administración Pública y en la Coordinación con los Grupos Interinstitucionales de Programación y Presupuesto Sectorial (GIPPS). Se establece, como mecanismo novedoso, la elaboración de los presupuestos por programa para el Sector Salud. Destacan entre los objetivos de este Programa, a largo plazo:

  • la atención integral maternoinfantil que incluye la planeación familiar.

  • atender los riesgos profesionales y no profesionales a través de medidas de higiene y seguridad en os centros de trabajo.

  • la preservación de la salud y el mejoramiento del habitat.

  • apoyar las prestaciones de la seguridad social para los grupos de ancianos, inválidos y menores de edad abandonados.

  • impulsar el compromiso de la comunidad en el autocuidado de su salud y bienestar.

  • descentralizar los servicios por estados y regiones para aprovechar al máximo los recursos y aumentar la eficacia y eficiencia en la prestación.

  • mantener la cantidad y la calidad del personal de salud y de seguridad social.

  • capacitación y adiestramiento de la población trabajadora.

Entre los objetivos en el mediano plazo, destacan además el mejorar el diagnóstico de la situación de la salud y de la seguridad social, lograr la máxima cobertura, principalmente para los grupos rurales y marginados urbanos, aplicar los programas médicopreventivos y curativos eficientemente. Se establece una apertura programática para el subsector salud que considera la atención preventiva, la curativa, la capacitación de la población, el saneamiento y mejoramiento del ambiente, la formación y desarrollo de los recursos humanos y la producción de bienes. Para el subsector seguridad social se marcan las prestaciones económicas, las prestaciones sociales y la protección al salario.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

similar:

Facultad de Filosofía y Letras unam iconCC: Sres. Consejeros Directivos de la Facultad de Filosofía y Letras,...

Facultad de Filosofía y Letras unam iconFacultad de filosofía y letras

Facultad de Filosofía y Letras unam iconFacultad de Filosofía y Letras

Facultad de Filosofía y Letras unam iconFacultad de filosofía y letras, U. N. T

Facultad de Filosofía y Letras unam iconUniversidad de buenos aires- facultad de filosofía y letras

Facultad de Filosofía y Letras unam iconUniversidad de Buenos Aires Facultad de Filosofía y Letras

Facultad de Filosofía y Letras unam iconUniversidad Nacional Autónoma de México Facultad de Filosofía y Letras

Facultad de Filosofía y Letras unam iconPrograma de Reconocimiento Institucional de Equipos de Investigación...

Facultad de Filosofía y Letras unam iconUniversidad Nacional de Cuyo Facultad de Filosofía y Letras Departamento de Historia

Facultad de Filosofía y Letras unam iconProf. Asoc. “Práctica de Trabajo Social Fliar Facultad de Filosofía y Letras unt






© 2015
contactos
ley.exam-10.com