Imelda Ortiz González el funcionalismo en la ciudad de san luis potosí






descargar 199.45 Kb.
títuloImelda Ortiz González el funcionalismo en la ciudad de san luis potosí
página1/4
fecha de publicación15.09.2015
tamaño199.45 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4

Imelda Ortiz González




EL FUNCIONALISMO EN LA CIUDAD DE SAN LUIS POTOSÍ



UN ANÁLISIS CRÍTICO

EL FUNCIONALISMO EN LA CIUDAD DE SAN LUIS POTOSÍ
IMELDA ORTIZ GONZÁLEZ
Vecindad y fronteras. El Estado de San Luis Potosí, emplazado en el área central del nororiente del territorio nacional, no responde a condiciones geográficas o culturales sino a históricas y más bien políticas. Lo integran tres diferentes regiones naturales; hoy, se habla de cuatro regiones: Altiplano, Capital, Zona Media y Huasteca. Cuenta con 63, 820 km2 de extención. El estado conforma una escalera de tres huellas que va desede 2, 000 metros de altura sobre el nivel del mar en el Altiplano, 1, 000 en la Zona Media, hasta 100 metros que guarda la Huasteca. Se trata de una caprichosa forma en la conjunción de aridez y feracidad extremas, desde el clima desértico al tropical.
El Estado San Luis Potosí colinda, por roce, con Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Hidalgo, Querétaro, Guanajuato, Zacatecas y Jalisco y por proximidad, con el Estado de Aguascalientes. La ciudad de San Luis Potosí es un paso obligado de Norte a Sur y de Este a Oeste; representa el área central de la faja norte del territorio nacional. La ciudad se sitúa en el valle del mismo nombre y es rodeada de las sierras de San Miguelito y Bledos por el sur; Escalerillas, el desierto y Mezquitic, al oeste; el cañón de Bocas de Maticoya al norte y los cerros de San Jerónimo, San Pedro, Cuesta de Campa, Portezuelo, y la Caldera al oriente. Sus coordenadas se localizan a los 24º 32' y 21° 10’ de latitud norte y a los 98º 20' y 102° 18’ de longitud oeste a 1876 metros de altura sobre el nivel del mar.1
La otra área central, con manifiesta macrocefalia, es la inenarrable ciudad de México. En la que, paradójicamente, se habla de toda la nación, más allá de Cuautitlán, como del "interior"; pero la realidad indica no haber más recóndito lugar que la capital del país. Es como otorgar a la otredad el reflejo de lo propio, no resta sino coludir que todo México es Cuautitlán.
Contexto histórico. El cruce de los apocalípticos aventureros hispanos, resultaron devastadores para los naturales de la Huasteca potosina y para el equilibrio ecológico. El sometimiento ejercido por la gente de Garay fue tan cruento que los pobladores del Pánuco les mataron a cuatrocientos de ellos.2 La reacción no se hizo esperar, les quemaron a los principales. En 1525 Nuño Beltrán de Guzmán, recibió la real orden de servir como gobernador de la provincia de Pánuco; aunque más bien confundió el servir por el servirse... Y la Huasteca casi se despobló de huastecos. Para los sobrevivientes y de acuerdo a la antigüedad de su asentamiento, los ibéricos son una especie de malestar pasajero.
Los chichimecas en lucha. La región que actualmente ocupa la ciudad de San Luis Potosí era, hasta antes de la llegada de los españoles, un puesto huachichil chichimeca.3 Tan libres como hijos de los vientos se sabían los huachichiles que no les satisfizo el concepto de tumba o cementerio. Recogían las cenizas de sus muertos en bolsas de gamuza que se fajaban a la cintura; que a las cenizas de quienes no eran los suyos, excepción hecha de los nervios de la espalda para atar el pedernal a la flecha y algunos huesillos como trofeos, las soltaban al aire. Del polvo eran y al polvo volvieron... o, tal vez sólo se mimetizaron. Desde 1550 se empezaron a registrar asaltos huachichiles, guamares y otros chichimecas, por lo que el virrey Luis de Velasco comisionó a Herrera para castigar a los salteadores. Así se inició la más cruenta y extensa de todas empresas españolas en América.
El poblamiento del altiplano potosino y los yacimientos. Pedro de Anda funda el Cerro de San Pedro y Minas del Potosí el 4 de marzo de 1592.4 Ante la falta de agua en el lugar, fue necesario localizar un territorio próximo que sí los tuviera para respaldar la estadía humana. El lugar se localizó al Este de la mesa del Anáhuac.5 Para que los españoles se asentaran ampliamente, los huachichiles del lugar y los tlaxcaltecas fueron removidos. La hostilidad de los tlaxcaltecas, respaldados por los españoles, contra los huachichiles no tardaría en manifestarse.6 La comunidad de San Luis Potosí se originó con la reunión bien diferenciada de huachichiles, tlaxcaltecas, tarascos, zacatecas chichimecas, chichimecas-pames de Santa María, otomíes y de españoles extremeños cuando no de procedencia incierta.7
La ciudad de San Luis Potosí. La traza urbana del hoy llamado Centro Histórico, se rodea por los siete barrios que la caracterizan: San Miguelito, San Cristóbal del Montecillo, San Sebastián, San Juan de Guadalupe, Tequisquiapam, Santiago del Río y Tlaxcalilla, enmarcados por la iridiscente cadena montañosa Sierra de San Miguelito.
El siglo XIX es un periodo de constantes cambios ocasionados la mayor de las veces por los desplazamientos necesarios para consolidar la nueva nación cuando no por los intereses extranjeros que ven la ocasión de explorar los recursos que la corona española pierde. Para empezar el novel proyecto nacional, está en juego la definición del ya no ser más novohispano y más bien reflexionar en el cómo ser mexicano; romper con los arraigos del otro lado del Atlántico y del pasado sin atarse en definitiva con los vecinos del norte. Pero este legítimo prurito de identidad, entre convulsión, invasión y convulsión, tardaría en eclosionar.
A la ciudad de San Luis Potosí no le restó sino participar activamente en la guerra de Texas, tanto así que Santa Anna la tomó por su cuartel general, granero y fuente de recursos humanos y económicos.8 En 1938 sobrevino la guerra con Francia. En estos tiempos de inconstancias lo peor fue la constancia de la presidencia de Santa Anna.
El 25 de diciembre de 1860 entraron a la capital las fuerzas liberales vencedoras al mando del zacatecano Jesús González Ortega, quien por disposición de Benito Juárez decreta la nacionalización de los bienes de la iglesia. En este marco de referencia aparecen las fuerzas armadas de Napoleón III con la imposición de Maximiliano de Habsburgo. Ante la falta de apoyo, a Juárez no le resta sino abandonar la capital; el 9 de junio declara capital provisional de la república mexicana a San Luis Potosí, según decreto del 10 de julio.9 El sistema de acopio militar por medio de la leva siguió sangrando el campo.
Juárez decreta las Leyes de Reforma en julio de 1859.10 Menuda sorpresa se llevan los conservadores que buscan en Maximiliano el calificado apoyo a sus aspiraciones cuando el segundo emperador se evidencia como el más liberal al revalidar las Leyes de Reforma junto a toda iniciativa de los presidentes Juárez y Comonfort.11 Una vez desvanecida la intervención francesa, los liberales no pierden el tiempo en ejecutar el reciclado cuando no la demolición de los edificios del clero; es abierta la calle de la Tercera Orden, hoy Galeana, en San Francisco; en el convento agustino restablecen el hospicio de pobres; en el Colegio de Niñas o Beatería de San Nicolás una casa de expósitos, escuela, biblioteca... y así.12
El ferrocarril. Si bien la ciudad de San Luis Potosí se ve favorecida por la construcción pública y privada, con los aires más cosmopolitas del periodo porfiriano, y abastecida de agua por la presa San José, la más significativa transformación del espacio urbano va por el ferrocarril. Transformación que si acaso representa la apertura a la modernidad, paradójicamente, significa una barrera que impide el libre crecimiento de la traza urbana a la zona natural de desarrollo, el oriente.
La penetración del ferrocarril no se esperó, se buscó con afán desde el norte. Antes de pensar en comunicarse con el centro de la república se propició la conexión ferroviaria con los Estados Unidos. Parecía como si lo único posible asomara por el norte. No obstante, durante el régimen del general Manuel González, 1880-1884, es cuando se aprecia mayor movimiento en la construcción de las líneas férreas. El Positivismo se convierte en la base de la educación porfiriana y el eje equidistante entre liberales y conservadores: “cosmopolitas” y “nacionalistas”, liberales y conservadores.13
Significativamente las construcciones de los templos católicos detuvieron su paso, pareciera que le abren espacio a los cimientos del mundo moderno: a las estaciones de los ferrocarriles y sus líneas de interconexión nacional y a los nuevos templos puritano-protestantes de la ideología capitalista.14 Luego entonces las estaciones de los ferrocarriles son los templos del nuevo orden: la tecnología. El hombre "moderno" ya no tendría que esperar otra vida para estar en el paraíso, ahora los dueños del progreso, llámense banqueros o profetas, industriales y comerciantes o sacerdotes y magos, marcarían, sobre la Biblia de la tecnología, las directrices para acceder a los paradisíacos beneficios del capitalismo.
En el inicio del siglo XX, la ciudadanía de San Luis Potosí aborda la modernidad con el tren y el tren se lleva los insumos, los recursos regionales y hasta los humanos; a cambio deja una cortina de humo que nubla la mirada y tras ella la veta de la penetración del modelo capitalista. Ya llegaría la revolución, a lo largo del tendido férreo, que trastocaría la visión del tren del progreso por la de un prometedor botín y cerraría el capítulo de las haciendas. Lo cierto es que al paso del tiempo no fructifica lo que debiera; cuando en otros países no sólo es un medio efectivo para el transporte pesado sino seguro y placentero para la transportación de pasajeros, en México no. Si en sus orígenes fue visto como la promesa del progreso y en la revolución como un botín, durante el proceso de recuperación revolucionaria, las haciendas le abren paso y espacio a la retórica oficial del reparto de tierras.

La obra estatal en el periodo porfiriano.

Los mercados Porfirio Díaz y Colón. Para los que viven al día, la más apropiada inauguración del año 1889 es la sucursal del Nacional Monte de Piedad.15 Para los que viven en definitiva, son inaugurados el 4 de noviembre de 1891 los mercados de lámina Porfirio Díaz y Colón que abastecieron a la ciudad por más de cincuenta años. Estos mercados, junto al kiosco original del Jardín Hidalgo son fabricados en Europa, modelos prefabricados como producto de la revolución industrial e importados para armarse.16
El obispo Ignacio Montes de Oca compra el hoy Palacio Municipal en 1892.17 El nuevo obispo se propone magnificar su mecenazgo en la catedral en 1896, transforma su interior en un concierto entre la arquitectura, la pintura en muros y bóvedas, los casetones de la cúpula sobre el ciprés y las esculturas incorporadas. En cuanto a la torre faltante, se ocupa de realizarla igual a la primera pero en estuco.
En el mecenazgo arquitectónico de los ricos hacendados se distingue el Palacio de Cristal de Eduardo Meade, el primer edificio con elevador; en tanto Federico José Meade construye el Palacio Monumental, terminado en 1909; es obra de Henri Guindon y Arnold Nillus, la mejor lograda en este periodo.
La obra patrocinada por José Encarnación Ipiña de la Peña que más le colmó fue el Edificio Ipiña. El constructor fue Octaviano Cabrera Hernández y no sería de justicia ampararnos en la tilde de los estudios de ingeniería civil para describirlo, cuando la evidencia de la obra nos demuestra su disposición hacia la estética. Resta cuestionarnos su inclinación hacia una tendencia pasada, cuando lo que a su tiempo corresponde la manifestación de los materiales y las técnicas de la época: el concreto, el vidrio y el acero. Su anacronismo se debe a la dirección de Encarnación Ipiña, su poderoso mecenas y suegro; habría que reconocerle la introducción de los materiales de la Modernidad en la ciudad.
San Luis Potosí en el Siglo XX
El estilo art nouveau pasa por la ciudad como una leve brisa que es posible apreciar en ciertos detalles de alguna vivienda. En el interior del Hotel Progreso que ha logrado sobrevivir a los embates del estilo internacional, en el acceso, son de apreciarse las cariátides de cantera policromada, que presiden la escalinata principal. En el peralte del escalón de acceso existe el registro de la fecha original que es 1870 y ya en la huella se aprecia la leyenda: Hotel Progreso.
El art decó es una corriente que anuncia el funcionalismo en su más romántica expresión; se aprecia el respeto de los diseñadores hacia la arquitectura y los lineamientos urbanos del pasado, no pretende imponerse sino integrarse al concierto citadino. En esta corriente, se localizan la Estación de Manuel Ortiz Monasterio y Luis Ávila en la Alameda, la casa de la calle Zaragoza número 650 y la casa ubicada en Julián de los Reyes, que actualmente alberga el Mall de los Reyes. Dentro del estilo de la Escuela de Chicago tardío, Cossío y Algara, erigen el primer rascacielos a un costado de la Catedral potosina: el edificio de comercios y oficinas San Rafael, con el que sobrepasan la altura de las torres catedralicias.
Nuestra identidad. En el mandato postrevolucionario de Aurelio Manrique y bajo el régimen presidencial de Plutarco Elías Calles, el 1º de enero de 1925, sin más cancela la autonomía universitaria, la autonomía es decretada por Rafael Nieto en 1923, reincorporando a la institución al estado que controlaría el nombramiento y destitución del personal.18 Además, coloca el primer semáforo en la ciudad el 25 de octubre de 1924, entre las calles de Venustiano Carranza y Allende.19 Le sucedieron una serie de gobiernos interinos que evidencian sus asegunes con Calles y Cedillo
La ascendencia indígena de Saturnino Cedillo como gobernante del estado le ocasiona antes que ser aceptado ser objeto de culto para la recreación de historias acerca de su ignorancia extrema. Durante la cristiada, mantiene alianza con el clero; propicia y mantiene la apertura de instituciones educativas de religiosos. Su suerte queda echada durante la presidencia de Lázaro Cárdenas cuando la Universidad lo toma como instrumento de sus propios intereses.
El cacicazgo santista. "Nací en el pueblo de Tampamolón Corona, el día 10 de enero de 1897, a las diez de la mañana... Aprendí a decir maldiciones antes que las dos o tres palabras de rezo que alguna tía me enseñó alguna vez,... "20 Así empieza la autobiografía de Gonzalo N. Santos. Ocupa la primera gubernatura de seis años en el México postrevolucionario, de septiembre de 1943 a septiembre de 1949, en San Luis Potosí.21 Su periodo de gobierno inicia en plena II Guerra Mundial. Es padecida la falta de los recursos industrializados que México importa de los Estados Unidos.
Al final de su gobierno la población ansiaba el cambio, "Gente nueva para los Estados", pero Santos no estaba de acuerdo con dichos anhelos y trasciende en los siguientes gobiernos.22 La suerte de los enfrentamientos entre santistas y no santistas, quedaba señalada.
El estilo Neocolonial frente a la panacea del funcionalismo y su falta de identidad. Estamos frente a un estilo que media el pasado colonial y la modernidad. Por lo que a la modernidad toca, aparecen nuevas técnicas constructivas que agilizan las obras, desaparece el concepto de la casa novohispana, en sus diversas modalidades, casa señorial, casa sola, par de casas, casa de taza y plato; desaparece el concepto de la casa o edificio público alrededor del patio.23 Paradojicamente, y en su más clara manifestación incluyente, entraña los ideales del funcionalismo. Hay complicidad entre esta corriente y el cine de la época, sus casas no son ni prácticas ni funcionales, son fundamentalmente escenográficas.
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Imelda Ortiz González el funcionalismo en la ciudad de san luis potosí iconMexico: San Luis Potosí. Nunca otro error histórico que excluya a...

Imelda Ortiz González el funcionalismo en la ciudad de san luis potosí iconMexico: Gobierno no aplica la fuerza para desarrollo indígena. (Fuente:...

Imelda Ortiz González el funcionalismo en la ciudad de san luis potosí iconSan Luis Potosí, S. L. P. a 27 de Marzo de 2014

Imelda Ortiz González el funcionalismo en la ciudad de san luis potosí iconSan Luis Potosí, S. L. P., a 29 de Febrero 2004

Imelda Ortiz González el funcionalismo en la ciudad de san luis potosí iconSan Luis Potosí, Octubre 5, 1910

Imelda Ortiz González el funcionalismo en la ciudad de san luis potosí iconSan Luis Potosí en los albores del siglo XIX, 1800-1820

Imelda Ortiz González el funcionalismo en la ciudad de san luis potosí iconLey de Fomento al Desarrollo Rural Sustentable del Estado de San Luis Potosí

Imelda Ortiz González el funcionalismo en la ciudad de san luis potosí iconGeneral Motors inicia operaciones de nueva espuela de ferrocarril en el Complejo San Luis Potosí

Imelda Ortiz González el funcionalismo en la ciudad de san luis potosí iconGeneral Motors anuncia inversión de $691 millones de dólares para...

Imelda Ortiz González el funcionalismo en la ciudad de san luis potosí iconLey orgánica del municipio libre del estado de san luis potosí






© 2015
contactos
ley.exam-10.com