Santiago, treinta de enero del año dos mil siete






descargar 198.89 Kb.
títuloSantiago, treinta de enero del año dos mil siete
página1/8
fecha de publicación14.09.2015
tamaño198.89 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8



Santiago, treinta de enero del año dos mil siete.

VISTOS:

Se ha instruido el presente sumario que lleva el rol 3973-2002 del Noveno Juzgado del Crimen de Santiago para investigar los delitos de secuestro calificado de Darío Francisco Miranda Godoy, Jorge Gerardo Solovera Gallardo y Enrique Jeria Silva, y determinar la responsabilidad que en estos hechos le ha correspondido a JUAN MANUEL GUILLERMO CONTRERAS SEPÚLVEDA, natural de Santiago, nacido el 4 de mayo de 1929, 77 años, Run N° 2.334.882-9, General de Brigada del Ejército de Chile en situación de retiro, domiciliado en el Centro de Cumplimiento Penitenciario "Cordillera" de Gendarmería de Chile, sin antecedentes pretéritos a estos hechos, condenado en causa rol 1-1191 de la Excma. Corte Suprema, por sentencia de fecha 6 de junio de 1995, a la pena de siete años de presidio mayor en su grado mínimo por el delito de homicidio, pena cumplida y actualmente condenado en la causa rol 2182-98 Episodio "Villa Grimaldi", a la pena de doce años de presidio mayor en su grado medio, como autor del delito de secuestro, actualmente cumpliendo condena, y a CARLOS JOSÉ LEONARDO LÓPEZ TAPIA, natural de Santiago, 72 años, cédula nacional de identidad N° 2.632.039-9, Coronel de Ejército ®, nunca antes detenido ni procesado, sin apodo domiciliado en Alto Carén N°62, Villa San Joaquín, Rancagua.

Los hechos que dieron origen a la formación del presente sumario se encuentran primeramente consignados en la denuncia agregada a fojas 5, interpuesta por Patricia Salas González y Aída Toro Hoffman ante el Tercer Juzgado Del Crimen de Santiago, dando cuenta que el día viernes 30 de julio de 1974, Darío Miranda Godoy y Jorge Solovera Gallardo, luego de haber salido, alrededor de las 17:30 horas, desde el local de la Federación del Metal, ubicada en Maruri N° 347, en dirección a la sede de los Servicios Culturales Puelche, ubicado en calle Milán, altura del paradero 1 de Gran Avenida, donde asistirían a una reunión, en su calidad de dirigentes culturales, no presentándose a ésta, por haber sido detenidos durante el trayecto, por agentes de seguridad y denuncia deducida por Dolores Campos Hernández, de fojas 169, en la que señala que su cónyuge Enrique Jeria Silva se encuentra desaparecido e ignora el lugar en que pudiera encontrarse. Agrega que su cónyuge concurría a visitarla a ella y a sus hijos en forma semanal a la ciudad de Valparaíso, pero que el fin de semana correspondiente a los días 21 y 22 de agosto de 1976 no concurrió.-


Por resolución de fojas 1207, se somete a proceso a Juan Manuel Guillermo Contreras Sepúlveda y Carlos José Leonardo López Tapia, en calidad de autores del delito de Secuestro Calificado de Darío Francisco Miranda Godoy, Jorge Gerardo Solovera Gallardo y Enrique Jeria Silva, ilícito previsto y sancionado en el artículo 141 inciso 3° del Código Penal, acusándose en los mismos términos a fojas 1.396.

A fojas 1.293, rola extracto de filiación del procesado Juan Manuel Guillermo Contreras Sepúlveda.

A fojas 1.314 y 1.318, rola extracto de filiación del procesado Carlos José Leonardo López Tapia.

A fojas 1.385, se declara cerrado el sumario.

A fojas 1.406, la parte querellante, se adhiere a la acusación fiscal y, deduce demanda civil en contra del Fisco de Chile.

A fojas 1.416, la parte don Boris Paredes Bustos, en representación del Programa Continuación Ley 19.123 del Ministerio del Interior, se adhiere a la acusación.

A fojas 1.446, la Abogado Procurador Fiscal, doña María Teresa Muñoz Ortúzar, contesta la Demanda Civil por el Fisco de Chile.

A fojas 1.616 se recibe la causa a prueba.

A fojas 1.668, se traen los autos para los efectos del artículo 499 del Código de Procedimiento Penal, rindiéndose prueba testimonial, certificándose su término a fojas 1.650.

A fojas 1.668 se traen los autos para los efectos del artículo 499 del Código de Procedimiento Penal, dictándose medidas para mejor resolver, las que se cumplen y se traen los autos para dictar sentencia a fojas 1.725.

CON LO RELACIONADO Y CONSIDERANDO:

EN CUANTO A LAS TACHAS

PRIMERO: Que en el duodécimo otrosí de su contestación a la acusación de fojas 1.522, la defensa deduce tacha en contra de los testigos del sumario Isaac Godoy Castillo, Rosa Elsa Leiva Muñoz, Horacio Renato Silva Balbontín y María Gabriela Ordenes Montecinos, por la causal del artículo 460 N° 6 del Código de Procedimiento Penal, esto es, los que tuvieren enemistad con alguna de las partes, si es de tal naturaleza que haya podido inducir al testigo a faltar a la verdad; y en contra de los testigos Ernesto Miranda Araya, Ernesto Miranda Godoy, Dolores Campos Hernández, Patricia Salas González y Aída Toro Hoffman, por la causal del artículo 460 N° 8 del Código de Procedimiento Penal, esto es, los que a juicio del Tribunal carezcan de la imparcialidad necesaria para declarar, por tener en el proceso interés directo o indirecto; y en contra de los testigos Isaac Godoy Castillo, Rosa Elsa Leiva Muñoz, Horacio Renato Silva Balbontín y María Gabriela Ordenes Montecinos, por la causal contemplada en el N° 13 del artículo 460 del Código de Procedimiento Penal, que prescribe “Los que declaren de ciencia propia sobre hechos que no pueden apreciar, sea por la carencia de facultades o aptitudes, sea por imposibilidad material que resulte comprobada” y en contra de Dolores Campos Hernández, Patricia Salas González, Aída Toro Hoffman, Ernesto Miranda Godoy y Ernesto Miranda Araya por la causal del artículo 460 n° 10 del Código de Procedimiento Penal, esto es, los que tuvieren con alguna de las partes parentesco de consaguinidad en línea recta o dentro del cuarto grado colateral; o parentesco de afinidad en línea recta o dentro del segundo grado de la colateral.

SEGUNDO: Que se procederá a desestimar las tachas formuladas por las defensas de los encausados Juan Manuel Guillermo Contreras Sepúlveda, en contra de los testigos individualizados en los considerandos que anteceden, por cuanto al plantearlas omiten indicar circunstanciadamente la inhabilidad que los afecta y los medios de prueba con que se pretende acreditarlas, como se exige perentoriamente en el artículo 493 inciso 2° del Código de Procedimiento Penal.

EN CUANTO A LA ACCIÓN PENAL

TERCERO: Que en orden a establecer el hecho punible que ha sido materia de la acusación judicial de fojas 1396, se han reunido en autos los siguientes elementos de prueba:

a) Denuncia de fojas 5, interpuesta por doña Patricia Salas González y Aída Toro Hoffman por los delitos de arresto ilegal e incomunicación indebida cometidos en contra de sus cónyuges Jorge Solovera Gallardo y Darío Francisco Miranda Godoy, ocurridos en esta ciudad el día 30 de julio de 1976, a la cual se acompañan fotocopias de las correspondientes Libretas de Matrimonio. Se señala en dicha denuncia que tanto Solovera Gallardo como Miranda Godoy, habían estado trabajando en el local de la Federación del Metal ubicado en calle Maruri N° 347, que salieron juntos cerca de las 17.30 horas en dirección al Local de Servicios Culturales Puelche ubicado en calle Milán, Paradero 1 de Gran Avenida, al cual debían asistir a una reunión cerca de las 18 horas en su calidad de dirigentes culturales. Agregan que sus maridos no llegaron a la mencionada reunión y que durante el trayecto fueron detenidos por Agentes de Seguridad del Gobierno, probablemente de la Dirección de Inteligencia Nacional, sin que se conozca, pese a los días transcurridos, el paradero de ellos.

A dicha denuncia se encuentra agregada copia de libreta de familia de Jorge Gerardo Solovera Gallardo y Darío Francisco Miranda Godoy, respectivamente. Además de certificado de la Federación NAcional de Sindicatos Industriales Siderúrgicos y del Metal "Fensimet", el cual indica que al 4 de agosto de 1976, el contrato de trabajo de Darío Mirando Godoy se encuentra vigente.

b) Oficio del Ministerio del Interior de fojas 7, por medio del cual se comunica al Tribunal que Jorge Gerardo Solovera Gallardo y Darío Francisco Miranda Godoy, no se encuentran detenidos por orden de ese Ministerio.

c) Presentación de fojas 8, por medio de la cual las denunciantes Aída del Tránsito Toro Hoffman y Patricia Salas González, informan al Tribunal de la existencia de un testigo, que no quiso identificarse, que habría presenciado cuando Jorge Solovera Gallardo y Darío Miranda Godoy fueron detenidos en la intersección de calles Lastra con Maruri por dos sujetos de civil, que les obligaron a subirse a un vehículo y luego emprender fuga.

d) Declaración de Aída del Tránsito Toro Hoffman de fojas 11, 96 y 128, ratificados durante el Plenario a fojas 1648, quien ratifica en los mismos términos la denuncia interpuesta por ella y agrega que su marido no regresó esa noche a la casa ni en los días subsiguientes, por lo que con fecha 3 de agosto interpuso un Recurso de Amparo en la Corte de Apelaciones debido a que nadie sabía de su marido. Que por averiguaciones practicadas se enteró que a su marido junto al de una amiga lo habían detenido el día 31 de julio en los momentos que salían de la Federación de Metal, Fensimet, ubicada en Maruri N°347, donde su marido trabajaba como oficinista y además era subdirector de la Revista "La Voz del Metalúrgico". Agrega que con fecha 14 de marzo de 1977, cuando ella no se encontraba, llegaron hasta su casa dos personas que se identificaron como funcionarios del DINAC, que llevaban un certificado que textualmente decía “Yo Darío Francisco Miranda Godoy fui detenido hace un mes por infringir el toque de queda, se me hizo entrega de todas mis pertenencias y fui dejado en libertad por lo que firmo el acta conforme”; que uno de los sujetos le dijo a su cuñado Ernesto Miranda, que se encontraba allí, que firmara ese documento, pero que éste le hizo ver que no podía, pues su hermano se encontraba desaparecido hacía seis meses y no uno; que la esperaron a ella cerca de una hora, pero como no llegó por haberse quedado en casa de sus padres, se retiraron y regresaron como a las 2 y 7 de la mañana. Termina diciendo que con fecha 20 de noviembre del año 1976, mientras caminaba por las calles Ureta Cox con Las Industrias, divisó a su marido que iba en un automóvil negro tipo policial con tres sujetos más, que no atinó a nada, ni siquiera a tomar la patente de dicho vehículo. Posteriormente, a fojas 128, agrega que por la Vicaría de la Solidaridad se enteró que el testigo Isaac Godoy había estado detenido junto a su marido en "Villa Grimaldi".

e) Informe del Cementerio Católico Parroquial, de fojas 15, mediante el cual indica que Darío Francisco Miranda Godoy no se encuentra sepultado en ese Cementerio.

f) Informe y oficio del Cementerio General de Santiago, de fojas 17 y 1.206, mediante los cuales se señala que revisados los Registros del Departamento de Estadística y archivo del establecimiento desde el 1° julio de 1976 al 17 de mayo de 1977 y 30 de agosto de 2006, no se encuentran sepultados allí Darío Francisco Miranda Godoy y Jorge Gerardo Solovera Gallardo, como tampoco Nelson Enrique Jeria Silva o Enrique Jeria Silva.

g) Oficio del Instituto Médico Legal “Dr. Carlos Ybar”, de fojas 24, por medio del cual se informa al Tribunal que no han ingresado a ese servicio los cadáveres de Darío Francisco Miranda Godoy y Jorge Gerardo Solovera Gallardo entre el 30 de julio de 1976 y el 19 de mayo de 1977.

h) Informe del Ministerio del Interior, de fojas 35 y 85, por medio de los cuales se informa al Tribunal que Darío Francisco Miranda Rojas y Jorge Gerardo Solovera Gallardo, no registran antecedentes en esa Secretaría de Estado, ni se ha dictado orden o resolución alguna que les afecte, como tampoco existe constancia de que hayan sido detenidos por alguno de los servicios de seguridad.

i) Oficio del Ministerio de Relaciones Exteriores, de fojas 37, por medio del cual se informa al Tribunal que Darío Francisco Miranda Godoy no registra salida del país por medio del Asilo Diplomático.

j) Oficio de la Secretaría Ejecutiva Nacional de Detenidos del Ministerio del Interior, de fojas 38, por medio del cual se informa que Darío Francisco Miranda Rojas y Jorge Solovera Gallardo, no figuran registrados ni existen antecedentes.

k) Oficio del Departamento de Extranjería de Investigaciones de Chile, de fojas 44 y 81, por medio de los cuales se informa que Jorge Solovera Gallardo y Darío Francisco Miranda Godoy, no registran anotaciones de viajes con posterioridad al 30 de junio de 1976.

l) Extracto de Filiación y Antecedentes, de fojas 73, perteneciente a Jorge Gerardo Solovera Gallardo, con su fotografía, indicándose además que nació el 16 de agosto de 1948, en la ciudad de Santiago, casado con Patricia Elvira Salas González.

m) Oficio del Ministerio del Interior, de fojas 85, a través del cual se informa que no se ha dictado orden o resolución alguna en contra de Jorge Gerardo Solovera Gallardo y Darío Francisco Miranda Godoy, como tampoco existe constancia de que hayan sido detenidas por alguno de los servicios de Seguridad.

n) Declaración de Luis Humberto Letelier Valladares, de fojas 90, quien señala haberse desempeñado como Secretario Técnico de la Federación de Sindicatos Industriales Siderúrgico y del Metal y que en tal condición conoció a Darío Miranda Godoy que trabajaba como junior y era Subdirector de la Revista Sindical “La Voz del Metalúrgico”, que no lo conoció como activista político puesto que todas sus actividades estaban relacionadas con actividades gremiales. Agrega que el día 30 de julio de 1976 se mandó a Darío Miranda a dejar una correspondencia a la Asociación Nacional de Pensionados, que salió de la Federación entre las 5 y 6 de la tarde y que no regresó más. Que lo anterior ocurrió un día viernes y solo se enteraron que había desaparecido el día lunes cuando llegó su esposa al local a preguntar por él. Añade por último que se enteró por el Presidente de la Federación, Ricardo Lecaros, que Darío Miranda y Jorge Solovera habían sido detenidos a la vuelta de la Federación por personal civil que los metieron en un automóvil y se los llevaron.

ñ) Declaración de Patricia Salas González, de fojas 92, quien señala que su marido, al momento de su desaparición, vestía pantalón de cotelón café claro, beatle de nylon amarillo, chaleco azul escocés liso, una chaqueta de terno azul marino y zapatos negros; que su estatura aproximada era de 1.68 metros, 65 kilos, pelo negro, ojos café, moreno, cejas gruesas y nariz perfilada. Que recuerda que tenía los tres dientes superiores picados.

o) Declaración de Ernesto Fernando Miranda Godoy, de fojas 95, quien señala ser hermano de Darío Miranda con quien vivió un tiempo. Señala que su hermano no se dedicaba a la política y que supo de su desaparecimiento por su cuñada; que es efectiva la cita que se hace en relación a dos sujetos jóvenes que habrían llegado a la casa de su hermano identificándose como de la DINA, que le solicitaron que firmara un documento que decía “Yo Darío Miranda Godoy he sido detenido por el toque de queda y fui dejado en libertad y me devolvieron todas las pertenencias”; que agregaba además que la persona que firmaba atestiguaba que había llegado a la casa, razón por la cual se negó a firmar debido a que su hermano aún estaba desaparecido; que luego de un momento los sujetos salieron de la casa y se quedaron en las afueras de ésta en el interior de un vehículo hasta las 11 de la noche.

p) Declaración extrajudicial de Isaac Godoy Castillo, de fojas 114, 253 y 277, enviada a través de documento de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, en la que señala encontrarse en Estocolmo, Suecia y haber sido detenido el día 8 de agosto de 1976 debido a que era dirigente del Comité Local, Regional Norte del Partido Comunista. Señala que al momento de ser detenido fue enviado a un lugar llamado “Villa Grimaldi”, según comentarios efectuados por sus aprehensores; que luego de llegar al lugar fue interrogado acerca de sus actividades políticas y golpeado; que a los días de su detención fue sacado a una especie de patio a correr viendo allí a unos 25 detenidos; que en horas de la tarde devolvieron a los detenidos que estaban haciendo aseo, entre los cuales vio a Darío Miranda Godoy y Jorge Solovera Gallardo. Agrega que se enteró que en esa misma celda estaba detenido Nelson Jeria Silva, al cual no vio, pero que los demás detenidos le contaron que había sido sacado para ser interrogado y que había visto una camiseta que le pertenecía manchada con sangre. Termina diciendo que el detenido Miranda tuvo un altercado con Canteros.

Se deja constancia en los párrafos finales del documento en análisis, que al declarante le fueron exhibidas las fotografías de todos los detenidos desaparecidos durante 1976, entre los que reconoció a Jorge Solovera Gallardo y a Darío Miranda Godoy.
  1   2   3   4   5   6   7   8

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Santiago, treinta de enero del año dos mil siete iconSantiago, treinta de noviembre de dos mil siete

Santiago, treinta de enero del año dos mil siete iconSantiago, treinta y uno de enero de dos mil ocho

Santiago, treinta de enero del año dos mil siete iconSantiago, de treinta de abril de dos mil cuatro

Santiago, treinta de enero del año dos mil siete iconSantiago, a veintisiete de diciembre de dos mil siete

Santiago, treinta de enero del año dos mil siete iconSantiago, veintitrés de julio de dos mil siete

Santiago, treinta de enero del año dos mil siete iconSantiago, doce de noviembre de dos mil siete

Santiago, treinta de enero del año dos mil siete iconSantiago, veintisiete de junio de dos mil siete

Santiago, treinta de enero del año dos mil siete iconSan Miguel, once de Agosto del año dos mil siete

Santiago, treinta de enero del año dos mil siete iconSantiago, veintisiete de enero de dos mil once

Santiago, treinta de enero del año dos mil siete iconSantiago, quince de noviembre del año dos mil diez






© 2015
contactos
ley.exam-10.com