Santiago, de treinta de abril de dos mil cuatro






descargar 149.38 Kb.
títuloSantiago, de treinta de abril de dos mil cuatro
página1/3
fecha de publicación10.09.2015
tamaño149.38 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3




Santiago, de treinta de abril de dos mil cuatro.

VISTOS :

Se instruyó este proceso rol Nº2.182-98, denominado “Episodio Lisandro Sandoval”, iniciado en virtud de una querella interpuesta por don Héctor Luis Sandoval Torres en contra de Augusto Pinochet Ugarte, Sergio Fernández, Odlanier Mena y en contra de todos aquellos que resulten responsables en calidad de autores, cómplices o encubridores de los delitos de homicidio calificado, asociación ilícita genocida y complicidad en el genocidio, cometidos en la persona de Lisandro Salvador Sandoval Fuentes, muerto el 17 de agosto de 1981 por agentes de la Central Nacional de Informaciones.

Por resolución de treinta de septiembre de dos mil tres, a fojas 331, se sometió a proceso a Alvaro Julio Federico Corbalán Castilla como autor del delito de homicidio calificado contemplado en el artículo 391, circunstancias primera y quinta, del Código Penal, agregándose a fojas 373 su extracto de filiación y antecedentes, cuyas certificaciones actualizadas se agregaron a fojas 669, 678, 693, 698 y 700.

A fojas 389 se declaró cerrado el sumario.

Los demás antecedentes y pruebas acumuladas en el curso de la investigación, se encuentran debidamente individualizados en la acusación de oficio de fojas 418 y serán analizados en la parte considerativa de este fallo.

A fojas 413 se sobresee parcial y definitivamente a Enrique Erasmo Sandoval Arancibia y a Roberto Urbano Schmied Zanzi en virtud del artículo 408 Nº5 del Código de Procedimiento Penal y a fojas 425,se hace lo propio respecto de Augusto Pinochet Ugarte en virtud del numeral 4º del mismo precepto legal citado.

Se adhirió a la acusación de oficio, en lo principal de fojas 423, el apoderado del querellante, Héctor Luis Sandoval Torres y dedujo, además, demanda civil en contra del Fisco de Chile. A fojas 447 deducen demanda civil, por su parte, en contra del mismo Fisco de Chile, Luisa Nancy Sandoval Torres, Juan Simplicio Sandoval Torres, Emerita del Carmen Sandoval Torres, Juana Lucy Sandoval Torres, Erika Patricia Sandoval Torres, María Belinda Sandoval Torres y doña Lucinda Torres Campos.

A fojas 535 y 594, respectivamente, contesta las referidas demandas civiles, la Abogado Procurador Fiscal de Santiago del Consejo de Defensa del Estado.

A fojas 620 la defensa de Alvaro Corbalán Castilla.

contesta la acusación fiscal y la adhesión particular. A fojas 631 se recibe la causa a prueba.

En el término probatorio deponen Rosita María Silva Alvarez a fojas 651, Yenive Cavieres Sepúlveda a fojas 653, Patricio Roberto Durán Elicer a fojas 655, Roberto Urbano Schmied Zanzi a fojas 657 y Enrique Erasmo Sandoval Arancibia a fojas 659.

A fojas 673 se agrega constancia del Instituto de Normalización Previsional sobre las pensiones recibidas por doña Lucinda Torres Campos.

A fojas 667 se decreta como medida para mejor resolver la actualización y ampliación de las certificaciones de los procesos seguidos contra Alvaro Julio Federico Corbalán Castilla, rolantes en autos, al tenor del artículo 350 bis del Código de Procedimiento Penal, las que se cumplen:

A fojas 669, respecto del proceso rol Nº107.716, del Primer Juzgado del Crimen de Santiago, por el delito de secuestro calificado con resultado de muerte de Juan Luis Rivera Matus ocurrido el 16 de noviembre de 1975. A fojas 678 respecto del episodio “Paulina Aguirre Tobar”, por el delito de homicidio calificado, perpetrado el 29 de marzo de 1985. A fojas 693 en relación con los procesos rol N°39.122, denominado “Operación Albania”,de junio de 1987; N°39.122-B por secuestro seguido de homicidio de Felipe Rivera, Gastón Vidaurrázaga, José Carrasco y Abraham Muslabit, entre los días 8 y 9 de septiembre de 1986; N°39.122-C por secuestro de Alejandro Pinochet, de septiembre de 1987. A fojas 698 en relación con el proceso rol Nº1643 bis 1, iniciado 29 de octubre de 1990, seguido por el delito de quiebra de la empresa Santa Bárbara; a fojas 700 en relación con el proceso rol Nº1643, seguido por el homicidio calificado de Tucapel Jiménez Alfaro, hecho cometido el 25 de febrero de 1982 y proceso rol Nº1643 bis seguido por el homicidio calificado de Juan Alegría Mundaca perpetrado el 11 de julio de 1983.

CONSIDERANDO:

Delito de homicidio calificado en la persona de Lisandro Salvador Sandoval Torres.

1°)Que, a fin de acreditar el delito señalado en el epígrafe, materia de la acusación de oficio de fojas 418 y de la adhesión a ella de fojas 423, se han reunido en este proceso los siguientes antecedentes:

a)Querella interpuesta a fojas 12 por Héctor Luis Sandoval Torres en contra de Augusto Pinochet Ugarte, Sergio Fernández y Odlanier Mena y de quienes resulten responsables de los delitos de homicidio calificado, asociación ilícita genocida y complicidad en genocidio, cometidos en la persona de Lisandro Salvador Sandoval Torres, de 26 años de edad, soltero, militante del Movimiento de Izquierda Revolucionario, en adelante MIR, presidente del Centro de Alumnos del Liceo Industrial de Tomé hasta el 11 de septiembre de 1973; en días posteriores a esa fecha fue detenido por efectivos de la Armada y trasladado al Fuerte Borgoño y a la Isla Quiriquina, siendo liberado, sin cargos, el 8 de octubre de 1974. Se traslada a Italia, regresa el 7 de julio de 1978 y se casa con Aída Cerro Saavedra. El 3 de noviembre de 1979 es víctima de un cerco y allanamiento nocturno y escapa con vida: El día 7 solicita ayuda Jurídica al Arzobispado de Concepción. El 1° de mayo de 1980 es secuestrado con su cónyuge a la salida de la Catedral de Concepción; se presenta un recurso de amparo y ambos son liberados el día 5 de mayo, luego de 5 días de torturas; al día siguiente declaran ante notario sobre el trato recibido y en tribunales de Concepción; el 27 de mayo de 1981 el Ministro del Interior, Sergio Fernández Fernández publica en la prensa un listado de nueve personas requeridas por ese Ministerio, entre ellos se encontraba su nombre y el de su cónyuge y se les conmina a presentarse voluntariamente a cualquier unidad policial. Se presentan recursos de amparo en

su favor. En julio de 1981 se trasladan a Santiago a la espera de un salvoconducto para viajar a Suecia, país que había ofrecido asilo político a él, a su cónyuge y a su hijo de pocos meses de vida. El 17 de agosto de 1981,alrededor de las 19,50 horas funcionarios de la Central NacionaI de Informaciones, en adelante CNI, lo sorprendieron en calle Sargento Rojas de la Población Risopatrón y sin mediar enfrentamiento, encontrándose desarmado, es asesinado en la vía pública. El día 19 de dicho mes la CNI entrega una versión a la prensa sindicando a Lisandro Sandoval Torres como extremista terrorista muerto en un enfrentamiento con efectivos de seguridad. El día 24 del mismo mes el Arzobispado de Concepción desmiente en una declaración pública en las “Ultimas Noticias” la versión del enfrentamiento. Testigos del hecho lo describen como una ejecución y relatan que entre las 19,30 y las 20,00 horas del 17 de agosto en la calle Sargento Rojas al llegar a calle Ranger tres vehículos, un furgón y dos automóviles, dos de ellos sin patente, con alrededor de 15 civiles lo interceptaron. De uno de los vehículos bajó un agente con una metralleta y amedrentó a los vecinos que miraban, luego apuntó al afectado y le disparó, cayó al suelo afirmándose de un árbol y el agente le disparó por segunda vez. Bajaron 4 civiles de otro de los vehículos, lo cargaron en el furgón amarillo y se retiraron del lugar. Se adjuntan al libelo un certificado de nacimiento del querellante y de su hermano y de defunción de Lisandro Salvador, que señala como causa del deceso “Traumatismo abdominal por bala” (3); copia de recurso de amparo presentado el 1° de junio de 1981 (4 a 6) y copia del decreto exento N°3.163 de 26 de mayo de 1981 firmado por el Ministro del Interior (7).

b)Parte N°251 del Departamento V de Investigaciones, enrolado de fojas 22 a 29, que contiene declaración de Héctor Luis Sandoval Torres (24), fotografía de Lisandro Sandoval (26) y fotocopias de publicaciones de prensa respecto al caso de Sandoval Torres, de 18 y 28 de agosto de 1981 del diario”Las Ultimas Noticias”(28 y 29).

c)Antecedentes proporcionados por el Arzobispado de Concepción, consistentes en copia de la declaración de ese Arzobispado protestando por la muerte de Lisandro Sandoval, publicada en “Las Ultimas Noticias” (32); carta dirigida por la Oficina de Asuntos Especiales de Gobierno al Arzobispo de Concepción dando antecedentes de las detenciones de Sandoval y haciendo presente que “este individuo portaba un arma de fuego y con la misma disparó a los agentes de seguridad” (33 a 35); copia de la tramitación del recurso de amparo preventivo presentado a favor de Lisandro Sandoval por Aída Cerro Sandoval el 16 de abril de 1981 (36 a 53).

d)Antecedentes, fotocopiados, del proceso rol N°643-81 del Segundo Juzgado Militar, que termina el diez de septiembre de 1982 por sobreseimiento temporal en virtud del artículo 409 N°1 del Código de Procedimiento Penal ( 98) y que consisten en:

1)Parte N°07, de 17 de agosto de 1981, de la 21ª Comisaría de Carabineros que “Da cuenta de N.N. en enfrentamiento con personal de la Central Nacional de Informaciones”: y se expresa que a las 22,50 horas se presentó al cuerpo de Guardia Alejandro Vergara Varela, Mayor de Ejército y jefe de servicios de la Central Nacional de Informaciones y expuso:”Que a las 19,50 horas de hoy, en circunstancias que personal de su servicio de seguridad efectuaba un patrullaje en el interior de la población Risopatrón, cuando se desplazaban por calle Coronel Rojas esquina Vanguard y le requirieron su identificación a un N.N. sospechoso que se encontraba en el lugar éste en forma sorpresiva extrajo desde sus vestimentas un revólver calibre 38, sin marca y número, e hizo un disparo en contra del personal sin lograr herirlos. A raíz de lo anterior, el personal de la C.N.I. repelió el ataque con sus armas de servicio, ocasionándole una herida a bala con salida de proyectil a la altura de la tetilla izquierda, lo cual le causó la muerte al N.N. en los instantes en que era trasladado al Hospital El Salvador por los mismos funcionarios en un vehículo particular....El arma de fuego del N.N. con cinco proyectiles, uno de ellos percutado, como asimismo la identificación del personal que participó en el hecho, serán puestos a disposición de US por el recurrente...”(59)

2) Oficio N°60 de la Brigada de Homicidios (61) informando que el cadáver fue reconocido en el Instituto Médico Legal por su hermana Luisa Nancy Sandoval Torres e identificado por el Gabinete Central de Identificación como Lisandro Salvador Sandoval Torres.

3) Oficio N°211230 de la Central Nacional de Informaciones (65) refiriendo antecedentes personales de Lisandro Salvador Sandoval Torres; se añade que atacó a los efectivos de Seguridad y que “A raíz del enfrentamiento, con intercambio de disparos de armas, el agresor de los agentes de seguridad resultó herido a bala en el tórax, lo que le ocasionó la muerte cuando era trasladado a un centro asistencial"; se agrega su “historial delictual” y se adjuntan 2 fotografías de Sandoval y una del arma.

4) Acta de inspección ocular de fojas 69 al " revólver calibre 38 mm.,sin marca y sin N° de serie, arma de fuego tipo Smith & Wesson, niquelado con empuñaduras de madera. Su estado de funcionamiento es bueno, salvo algunas picaduras en su niquelado". También se constata que hay cinco proyectiles aptos para revólver calibre 38 mm., corto, uno de los cuales está percutado y sólo se acompaña la vainilla del mismo. Los otros cuatro proyectiles están sin percutar y” al parecer aptos para ser disparados y para dicha arma de fuego, ya que se les puede ubicar perfectamente en la nuez....”

5) Declaración del Mayor de Ejército Alvaro Alejandro Vergara Varela (70) relativa a que el día de los hechos se encontraba de Servicio en la Central de radio de la CNI cuando se recibió un llamado de uno de sus móviles, señalando que en uno de los vehículos se trasladaba a un herido en dirección del Hospital Militar, pero por la gravedad de las heridas se optó por llevarlo al establecimiento hospitalario más cercano, la Posta del Hospital El Salvador. Un nuevo llamado le señaló pormenores de lo ocurrido; mientras se efectuaba “un chequeo de domicilios en el sector ubicado en la Población Risopatrón interceptaron a un sujeto quien, al serle requerida su cédula de identidad, reaccionó haciendo uso de un arma de fuego, acción que fue repelida de inmediato por los funcionarios del Servicio con el resultado que el sujeto quedó gravemente herido; concluye haber dado cuenta del hecho en la 21ª Comisaría de Carabineros.

6)Deposición de Roberto Hernán Fuenzalida Palma (71) quien señala que el 17 de agosto de 1981 se encontraban cumpliendo funciones del Servicio de la CNI en las cercanías del establecimiento destinado al tratamiento de impedidos y vieron un sujeto “que caminaba en dirección nuestra, que nos observaba mucho y que repentinamente cambió su trayectoria a fin de eludirnos. Ante esta acción nos acercamos al individuo solicitándole su identificación...nos encontrábamos a una distancia de tres metros del sujeto cuando éste reaccionó disparándonos emprendiendo la fuga. Como me encontraba más cerca de éste y ante el fogonazo de su arma reaccioné utilizando mi revólver logrando impactarlo a una distancia de 7 metros. Al ver que éste caía al suelo nos acercamos y sentimos sus quejidos por lo que presumimos se encontraba herido y optamos por trasladarlo a algún establecimiento hospitalario. En principio se pensó llevarlo al Hospital Militar pero dado el intenso tráfico de Providencia y la circunstancia de que el sujeto se desangraba, nos decidió trasladarlo hasta la Posta del Salvador....”

7) Versión de Juan Pablo Aguilera Espinoza (72), funcionario de la CNI, relativa a que el día de los hechos se encontraban, detrás del edificio de la Teletón, cumpliendo funciones propias del Servicio y ”vimos acercarse a un sujeto, joven, alto, contextura delgada, regularmente vestido, que al vernos en especial el vehículo que se encontraba estacionado, adoptó una actitud sospechosa lo que nos llamó la atención ya que conocemos el comportamiento de este tipo de sujetos. De inmediato don Roberto le pidió que se detuviera y que se identificara, todo esto a una distancia de tres a cuatro metros, reaccionando el individuo violentamente puesto que sacó un arma que portaba y nos hizo fuego. Instintivamente nos agazapamos desenfundando nuestras armas de servicio, respondiendo al fuego don Roberto que se encontraba más cerca del sujeto. Hecho esto el sujeto cayó a tierra. No me pude percatar si mi compañero lo impactó de frente o por la espalda ya que toda la acción fue muy rápida. Al sentir los quejidos del sujeto optamos por llevarlo a un centro hospitalario decidiéndonos por el Hospital Militar. Cuando nos encontrábamos a la altura de Torres de Tajamar nos dimos cuenta que el tráfico era intenso y que el herido sangraba profusamente lo que nos decidió llevarlo a la Posta del Salvador que era la más próxima...”

8) Informe de autopsia N°2064/81 (74) que señala como “Lesión principal: En la región lumbar izquierda, se encuentra un orificio de entrada de bala, que se ubica a 119 cm del talón izquierdo y a 4,5 cm. de la línea media...Penetra en la región lumbar...Emerge del tórax por el 3er. espacio intercostal izquierdo...La trayectoria del proyectil es de atrás hacia delante, de abajo hacia arriba y ligeramente de izquierda a derecha...Conclusiones:...2.- La causa de la muerte fue un traumatismo abdómino torácico por bala, con salida de proyectil...”

9) Parte N°69 de la Brigada de Homicidios, enrolado de fojas 76 a 82, en cuanto señala que trasladados los funcionarios investigadores hasta el interior de la Población Risopatrón, lugar donde habrían ocurrido los hechos, se comprobó que se trata de los Pasajes Sargento Rojas y Vanguard, el primero de éstos se encuentra orientado de poniente a oriente y el otro de norte a sur, siendo escaso el alumbrado público; al costado sur del Pasaje Sargento Rojas se ubica una hilera de bungalows y al costado norte edificios-departamentos. Se agrega que empadronado el sector se entrevistó a Osvaldo Rojas Luna quien señaló que el 17 de agosto (1981) alrededor de las 19,30 horas, mientras se encontraba viendo televisión escuchó unas detonaciones, sin darle importancia y, al día siguiente, se enteró por comentarios de vecinos que en la parte lateral derecha de su departamento había ocurrido un “baleo”; se añade haberse entrevistado en calle Sargento Rojas N°4620, casa G, a la dueña de casa quien se identificó manifestando que el día de los hechos sintió dos disparos que al parecer venían del frente de su casa, por lo cual salió a la calle viendo que frente al pasaje partía rápidamente un furgón Subarú color blanco hacia el Pasaje Vanguard; se adjunta peritaje fotográfico que contiene vistas de poniente a oriente y de oriente a poniente del sector de calle Sargento Rojas (78 a 80).

10) Copia de constancia estampada en el Libro de 2ª Guardia de la 21ª Comisaría de Carabineros conteniendo los antecedentes del Parte N°07 (59) y en que se agrega que el oficial de guardia se puso en contacto telefónico con el sargento Juan Muñoz Yánez de dotación de la 29ª Comisaría “Providencia” de facción en la Posta del Hospital El Salvador, quien manifestó que a las 20,05 horas aproximadamente llegó hasta el Centro Asistencial un furgón Subarú o Suzuki, color blanco, patente EHH-477 de San Miguel, con cinco o seis funcionarios de la C.N.I.,todos de civil, quienes bajaron del vehículo a un N.N., venía lesionado. El sargento Muñoz Yánez reitera sus dichos a fojas 85.

11) Testimonio de Nelly del Rosario González Ruiz (84), domiciliada en calle Sargento Rojas 420,casa G, relativo a que el día de los hechos, en horas de la tarde, veía televisión en su casa y escuchó, claramente, dos disparos que provenían de la calle y salió a ver qué sucedía y vio una furgoneta de color blanco que partía en veloz carrera.

12) Oficio N°348 del Gabinete del Ministro del Interior (86) que señala que esa Secretaría de Estado en uso de las atribuciones conferidas en la letra a) de la disposición vigésima cuarta transitoria de la Constitución Política, dispuso orden de detención de diversas personas, entre ellas, de Lisandro Salvador Sandoval Torres, según decreto exento de Interior N°3.163 de 26 de mayo (1981). Ante la imposibilidad de hacer efectiva tal medida ese Ministerio hizo un llamamiento a los afectados a través de una publicación en el Diario Oficial de 27 de mayo y no obstante que en tal llamamiento requería la presencia de éstos a dependencias de Investigaciones o Carabineros, varios de ellos, incluyendo a Sandoval Torres, se hicieron presentes ante la Iltma. Corte de Apelaciones de Concepción el 1° de junio, quedando posteriormente en libertad. Se adjunta fotocopia del referido llamamiento (87).

13) Peritaje balístico contenido en Informe N°581-B del Laboratorio de Criminalística de Investigaciones (91 a 92) relativo al examen realizado a un revólver, imitación Smith y Wesson N°1639, de procedencia extranjera (remitido por Oficio de fojas 66 a la Primera Fiscalía Militar de Santiago). Se informa: ”2.1.2.Su estado de conservación es deficiente...Desgaste de su niquelado exterior y falta de piezas como son el pasador que sujeta la leva de retroceso del martillo y el muelle de retroceso del disparador. 2.1.3.Su estado mecánico es deficiente. La falta de la primera pieza ocasiona que el martillo no enganche al llevarlo hacia atrás y la falta de la segunda pieza, que luego de disparar, el gatillo no vuelva a su posición normal. La uña de retención, elevador y estrella de la nuez con desgastes marcados, lo que impide en el arma una fijación de la nuez, quedando esa descartada en su alineamiento eje-cañón-recámara. 2.1.4. Su estado de funcionamiento es deficiente. El arma debido a sus estados de conservación y mecánico está limitada operacionalmente. No es posible dispararla en forma convencional ya que al hacerlo presionando su disparador la nuez gira sin detenerse. Sin embargo, centrando previa y manualmente la nuez en su alineamiento eje-cañón-recámara y presionando lentamente su disparador es posible dispararlo. Como así también, es posible lograr el disparo centrando manualmente la nuez llevando y soltando su martillo hacia y desde atrás...” Se adjunta formulario de “Examen del arma” y bajo el epígrafe “Desarrollo” en el punto 10, se añade ”En simple acción. No fue posible medir por desperfecto mecánico....”

e) Informe policial N°332 del Departamento V de Investigaciones que contiene declaraciones de Héctor Luis Sandoval Torres (109), de Nelly del Rosario González Ruz (111), de María Alicia Flores Vásquez(118) y de Aída del Carmen Cerro Saavedra(120), similares a las judiciales que, en seguida, se reseñan y concluye, bajo el epígrafe “Apreciación del investigador policial”: Que, de acuerdo al testimonio de Maria Alicia Flores Vásquez la muerte de Lisandro Sandoval no fue producto de un enfrentamiento. Además, confirma la presencia de personas sospechosas que estuvieron el día de los hechos en el sector, los cuales una vez que interceptaron a la víctima, le dispararon, sin que existiese un enfrentamiento previo. Lo anterior es corroborado por el testimonio de Nelly del Rosario González Ruiz, quien señala la participación de tres sujetos vestidos de civil, los cuales le dispararon a Lisandro Sandoval y, posteriormente, lo subieron al vehículo en que se trasladaban, partiendo rápidamente con rumbo desconocido. Que de acuerdo al testimonio de Enrique Sandoval Arancibia confirma el hecho de que efectivamente participó en el operativo donde resultó muerto Sandoval Torres, señalando además a Víctor Manuel Molina Astete y otro sujeto, al cual no ha sido posible identificar, como las personas que lo acompañaron en dicho operativo. Que ,de acuerdo a lo anterior, Enrique Sandoval Arancibia sería quien disparó en contra de Lisandro Sandoval Torres, provocándole posteriormente la muerte”.

f) Testimonio de Aída del Carmen Cerro Saavedra de fojas 141, quien ratifica su declaración policial de fojas 120, en que expresa que era pareja de Lisandro Sandoval, militante del MIR, quien fue muerto por agentes de la CNI; antes había sido objeto de varias detenciones y seguimientos; la primera, después del golpe militar siendo trasladado a la isla Quiriquina donde permaneció siete meses. El 1° de mayo de 1980 ambos fueron a la Catedral, a una ceremonia del día del trabajador y al salir fueron detenidos, permaneciendo tres días en un lugar secreto y otros tres en una Comisaría. En la Semana Santa de 1981, mientras aquel trabajaba como buzo en Lirquén, allanaron su domicilio y logró escapar; en julio de ese año se publicó en la prensa un listado de personas que eran buscadas por su peligrosidad y entre ellas estaba Lisandro Sandoval, por ello permanecía en Santiago; concluye que éste no portaba armamento y era una persona muy tranquila y a raíz de los hechos ella con su hijo se fueron a Suecia. Agrega, a fojas 141, que cuando estuvo detenida en mayo de 1980 se encontraba embarazada y fue objeto de torturas psicológicas; no fue testigo de la muerte de Lisandro, por encontrarse en Concepción, y el responsable de su muerte debe haber sido algún agente que lo conocía de Concepción o Temuco: a contar de la Semana Santa de 1981 recibió dos cartas suyas, a través del Arzobispado, y en ellas le contaba su anhelo de salir del país por medio de una visa y por ello intentaba contactarse con doña Fabiola Letelier.

g) Declaración de Héctor Luis Sandoval Torres de fojas 142, el cual ratifica la querella de fojas 12 y su declaración policial de fojas 109; añade que se dedujo una querella por la muerte de su hermano quien habría sido objeto de una emboscada y se acumuló al proceso rol N°643-81 del II Juzgado Militar de Santiago. Adjunta un escrito en que da cuenta de los trastornos de salud y emocionales que ha padecido por la muerte de su hermano (143 a 154). Expone a fojas 274 que no ratifica los dichos precedentes ya que, por motivos personales, quiso silenciar que el declarante, en la época de la muerte de su hermano, estaba en Santiago. Relata que toda su familia estuvo exiliada en Italia y regresaron a Chile, su hermano el 7 de julio de 1978 y las actividades de ambos era la organización de sindicatos en la zona de Concepción. Su hermano movilizaba a las poblaciones, tenía vínculos con el Arzobispado, trabajó mucho por los derechos humanos. Piensa que aquel pasó de un objetivo civil a uno militar por haber logrado detectar a un infiltrado dentro del MIR, de apellido Contreras Saldías. El 16 de abril de 1981, cuando el deponente alojaba en la casa de su hermano, ésta fue allanada por la CNI, pero ambos lograron escapar en forma separada, hacia los cerros de Lirquén; el declarante fue detenido el día 26. Se había puesto de acuerdo con su hermano inventando una señal en caso de perderse de vista y él encontró esa señal de alerta en agosto de 1981, en que el otro informaba que estaba en calle Palestrina, entre Santa Elena y Rodrigo de Araya y allí se encontraron; lo condujo a su casa en Conchalí y el día 17 de agosto su hermano salió de la casa para visitar a su pareja Aída y a su hijo y el día 21 supo por la prensa que había muerto en un enfrentamiento; una vecina del sector le contó que le dieron muerte en una emboscada ya que lo estaban esperando. Añade que su hermano no portaba armas y no tenía instrucción para su uso. En cuanto al Decreto firmado por Sergio Fernández (N°3163 de 26 de mayo de 1981, cuya copia rola agregada a fojas 7) estima que fue para “cubrirse las espaldas” por la muerte de su hermano, porque la actividad que se le atribuye no corresponde a la que realmente desempeñaban en aquel tiempo; de las personas allí mencionadas la única que tenía conexión con él era Aída Cerro, su pareja.

h) Testimonio de Hugo Alberto Tapia Brevis de fojas 282 relativo a que conocía a Lisandro Sandoval por haber sido compañeros, en 1968, en la Escuela Básica de Bellavista de Tomé, y cuando el deponente vivía en calle Palestrina de la Población Chile llegó aquel a su casa a fines de mayo de 1981 y permaneció más o menos hasta mediados de julio cuando dijo que se iba a cambiar de casa; jamás lo vio portando un arma de fuego y, si la hubiera tenido, no había donde esconderla pues la dependencia en que alojaba era muy chica. Conversó con él, por última vez, unos 10 días antes de su muerte y le contó que tenía todo preparado para irse a Francia; por lo tanto, no le dijo que pensara ir a Concepción a ver a Aída, al contrario, le entregó unas zapatillas rojas para que las entregara a Aída si ésta venía a Santiago.

i) Deposición de María Alicia Flores Vásquez de fojas 155 ratificando su declaración policial de fojas 118 en cuanto que un día de agosto de 1981 estaba oscureciendo y desde su casa oyó unos disparos, se asomó a la puerta y vio que de un vehículo color azul sus ocupantes se bajaron y recogieron desde el suelo a una persona. En la calle estaban jugando unos niños, entre ellos, su hijo Héctor Faúndez, de 11 años de edad, y ellos le contaron que las personas del vehículo hacia mucho rato que estaban ese lugar, que apareció una persona, entre los edificios, hacia calle Sargento Rojas y los otros lo dejaron pasar y le dispararon por la espalda, pero son de otro grupo los que suben a otro vehículo y parten rápidamente...." Al día siguiente leyó en la prensa que la persona había muerto en un enfrentamiento, pero no fue tal pues, como ha dicho, le dispararon por la espalda y el otro no portaba arma de fuego.

j) Atestación de Nelly del Rosario González Ruiz de fojas 165, ratificando sus dichos de fojas 111, y agrega que un día de agosto de 1981 se encontraba en la cocina de su casa y sintió claramente unos disparos, salió a la calle y vio un furgón blanco, con sus puertas laterales abiertas, en torno al cual se encontraban tres hombres, de civil, que cargaron al auto a un joven que estaba tirado en suelo y se fueron por calle Sargento Rojas; al parecer el joven cuyo cuerpo recogieron no portaba arma alguna, Al rato Carlos Astudillo, su pareja en aquel tiempo, entró a la casa y le contó que se encontraba apoyado en un vehículo estacionado en calle Sargento Rojas y desde ese lugar observó lo que sucedió a unos cinco metros de distancia: el joven Lisandro Sandoval, quien era vecino, caminaba por la calle y, sorpresivamente, recibió un disparo por la espalda, cayendo en el sector que se usa como estacionamiento, luego unos sujetos que descendieron de un furgón tomaron el cuerpo lo arrojaron al interior y se fueron.

k) Certificados de servicios del Mayor ® Enrique Erasmo Sandoval Arancibia, en que se consigna que con fecha 3 de noviembre de1977 "Siendo teniente pasa a continuar sus servicios de planta al Comando en Jefe del Ejército, Comisión Extrainstitucional" y el 3 de marzo de 1982 "Como capitán es designado Alumno del curso de "Inteligencia básico" (169) y del Suboficial ® Víctor Manuel Molina Astete, quien el 22 de febrero de 1974 "Pasa a continuar sus servicios de planta como Cabo 2º al Comando en Jefe del Ejército" y el 1º de febrero de 1982 es ascendido a Sargento 2º (170).

l) Versión de Carlos Rolando Astudillo, de fojas 184, domiciliado en calle Sargento Rojas N°4620, casa G, relativa a que supo de los hechos ocurridos en agosto de 1981 por los vecinos, aunque sintió los disparos estando el interior de su casa pero no salió a mirar; se enteró que había tres personas y una le disparó a otra y, herida, se la llevaron en una camioneta blanca; los hechos sucedieron frente a su domicilio. En cuanto a lo declarado por Nelly González, con quien convivía, puede señalar que él sólo oyó los disparos, cree que no fueron mas de dos; al salir, ya la camioneta se había ido del lugar; luego supo lo ocurrido, pero el herido no era vecino del sector. También se comentó que hubo dos vehículos involucrados y los disparos provinieron del furgón. Recuerda que en la prensa se dijo que el sujeto había fallecido en la Posta N°3, a consecuencias de heridas producidas en un enfrentamiento en la comuna de Estación Central, “lo que no es efectivo porque los ruidos que sentí no correspondían a un enfrentamiento” ;

ll) Oficio Nº015824 del Servicio de Registro Civil e Identificación, de fojas 202, que remite al Tribunal extracto de filiación y antecedentes de Patricia Torres, Laura Atencio, Vicente Atencio, María Ahumada, Alejandro Correa, Víctor Vega, Luis Rodríguez y Aída Cerro (mencionados en el Decreto Exento N°3.163 de fojas 7);

m) Informe proporcionado por la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación de fojas 217 que expresa: "Lisandro Sandoval de 26 años de edad, era soltero. Realizaba trabajos ocasionales como buzo en pesca artesanal. Militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Estuvo exiliado en Italia. El 17 de agosto de 1981 cayó abatido en un enfrentamiento con agentes de la Central Nacional de Informaciones en el sector de calle Rozas y Van Guard, en la población Risopatrón de la comuna de Santiago";

n) Parte Nº2074 del Departamento V de Investigaciones, enrolado de fojas 220 a 222, relativo al proceso rol Nº643-81, instruido por el 2º Juzgado Militar de Santiago de la Primera Fiscalía Militar (Fiscal Luis Berger González) sobre la muerte de Lisandro Saldoval, en que consta, a fojas 1, el Parte Nº7 de 17 de agosto de 1981 de la 21ª Comisaría de Carabineros; a fojas 8, Oficio secreto Nº211230 que revela informes políticos de Lisandro Sandoval; a fojas 10, declaración de Álvaro Alejandro Vergara Varela quien informa sobre el procedimiento adoptado por la CNI; a fojas 10 vta., declaración de Roberto Hernán Fuenzalida Palma (nombre supuesto), luego identificado como Enrique Erasmo Sandoval Arancibia; a fojas 11 declaración de Juan Pablo Aguilera Espinoza (nombre supuesto) posteriormente identificado como Víctor Manuel Molina Astete; a fojas 25, transcripción de la constancia estampada en el Libro de la Segunda Guardia, de 17 de agosto de 1981, de la 21ª Comisaría de Carabineros; a fojas 30, declaración de Nelly del Rosario González Ruiz, testigo de oídas; a fojas 30 vta. declaración del carabinero Juan Ignacio Muñoz Yáñez; se concluye que no existe evidencia de la participación de otros agentes en los hechos aunque ante el carabinero de Turno del Hospital El Salvador se presentó un Mayor de Ejército, quien se identificó como "F. Cañas" que no corresponde a denominación de ningún agente de la CNI.

ñ) Oficio del Archivo de la Vicaria de la Solidaridad de fojas 260, remitiendo antecedentes sobre Lisandro Sandoval, que se enrolan de fojas 234 a 259;

o)Parte Nº2434 del Departamento V de investigaciones de fojas 285 sobre orígenes de la “Brigada Azul” de la Central Nacional de Inteligencia en 1981, a raíz de la fusión de las Brigadas “Blanca” y “Roja”, la que quedó al mando del capitán Aquiles González; dependía jerárquicamente del Cuartel Borgoño ó C.1 que, a su vez, lo era de la División Antisubversiva, dependiente de la División Metropolitana y ésta, a su vez, de la Dirección Nacional y que su misión específica era la desarticulación del MIR; se añade, en Parte Nº1110 de fojas 315, que el Jefe de la agrupación "Rojo" era Enrique Erasmo Sandoval Arancibia y sus integrantes Luis René Torres, Raúl Belarmino Quiroz Ruiz, Eduardo Fuenzalida Pérez, José Aravena y otros apodados "El Choco" y "El Papito". La agrupación dependía directamente de la División Antisubversiva y el encargado de esa Unidad era el Jefe del Cuartel Borgoño Roberto Schmied Zanzi, quien, además, era la conexión con la División de Inteligencia Metropolitana y con el Director de la CNI Odlanier Mena.

p) Hoja de servicios de Alvaro Corbalán agregada a fojas 261, en que se expresa, con fecha 20 de noviembre de 1981 “Vocación profesional .Felicitación .Es felicitado por su excelente desempeño demostrado en la conducción de sus medios en una acción de contención y neutralización antisubversiva, actuando con diligencia, prontitud y resolución para desbaratar el desarrollo de una acción terrorista exponiendo su integridad física,, evidenciando alto celo por el servicio y vocación profesional” Se complementa la información en oficio N°1595/1134, de fojas 301, en que se agrega que aquel, entre el 16 al 18 de agosto de 1981, se encontraba destinado en la Comandancia en Jefe del Ejército, Comisiones Varias(CNI), desempeñándose como Jefe de Departamento.

q) Oficio Nº7216 de fojas 325 del Servicio de Registro Civil e Identificación, según el cual la patente única EHH.477 (citada en la constancia de Carabineros de fojas 81 como la perteneciente al vehículo en que se trasladó a Lisandro Sandoval hasta el Hospital) no existe, pues las patentes únicas constan de dos letras y de cuatro dígitos para los vehículos de cuatro ruedas.

2°)Que, estos antecedentes, constitutivos de presunciones judiciales que por reunir todas las exigencias del artículo 488 del Código de Procedimiento Penal, permiten tener por legalmente acreditado en autos que el 17 de agosto de 1981, aproximadamente a las 19:40 horas, efectivos de la Central Nacional de Informaciones que esperaban en vehículos estacionados al interior de la población Risopatrón, en la calle Sargento Rojas esquina de Vanguard, de la actual comuna de Estación Central, al pasar frente a ellos LISANDRO SALVADOR SANDOVAL TORRES, cuyo seguimiento les había sido encomendado, uno de los agentes, acatando órdenes de su superior jerárquico, le disparó por la espalda, provocándole una herida en la región lumbar izquierda que le causó la muerte por “traumatismo abdomino-torácico por bala con salida de proyectil”.

Ahora bien, se advierte en las siguientes circunstancias la existencia de una trama, habitualmente desplegada por los agentes de la CNI, según los estudios que se aluden mas adelante, en el apartado 6°, para encubrir y/o justificar sus operativos:

En las informaciones a los medios de comunicación y en la denuncia estampada en el parte emitido por la Vigésima Comisaría de Carabineros de Santiago: a) comparece un agente con nombre supuesto e individualiza al resto de los participantes también con nombres supuestos; b) se señala como la patente del vehículo en que se trasladó al herido al hospital una inexistente y, según testigos, los demás vehículos en que esperaban a Sandoval otros sujetos, carecían de patentes; c) se pretextó que aquel habría muerto en un enfrentamiento, en circunstancias, que se le disparó por la espalda y que el arma que presuntamente portaba presentaba problemas en su manipulación para efectuar disparos.

3°) Que, este hecho es constitutivo del delito de homicidio calificado, contemplado en el artículo 391, circunstancias primera (alevosía) y quinta (premeditación) del Código Penal.

En efecto, se causó la muerte de una persona por medio de un disparo de revólver, calibre 38, por la espalda (la autopsia de fojas 74”,describe:” En la región lumbar izquierda, se encuentra un orificio de entrada de bala, que se ubica a 119 cm del talón izquierdo y a 4,5 cm. de la línea media...Penetra en la región lumbar...Emerge del tórax por el 3.er espacio intercostal izquierdo...La trayectoria del proyectil es de atrás hacia delante, de abajo hacia arriba y ligeramente de izquierda a derecha...”).

El disparo se produce luego de maniobras de seguimiento de la víctima, habiéndosela esperado durante horas (según dichos de los testigos María Alicia Flores Vásquez de fojas 155 y de Nelly del Rosario González Ruiz de fojas 165) o, aún en la versión de Sandoval Arancibia, autor material del disparo, después de haber seguido a la víctima, portando una fotografía suya, desde la estación de ferrocarriles o desde el terminal de buses de Santiago.

Ambas circunstancias son constitutivas, respectivamente, de las calificantes denominadas de alevosía y premeditación.

En efecto, existe la primera, al obrar a traición o sobre seguro, evitándose todo daño al hechor, sin dar al ofendido la oportunidad de defenderse o rechazar la ofensa.

Por su parte, como se enseña por la doctrina, la premeditación para cometer un homicidio es la resolución que, a sangre fría y de manera reflexiva, toma el delincuente con anterioridad a la ejecución del hecho. Ahora bien, como ésta es una disposición interna del espíritu no puede apreciarse sino en virtud de manifestaciones exteriores, que sean lo suficientemente claras que permitan estimar la premeditación como un hecho cierto y “conocido”,en los términos del numeral 5° del artículo 391 del Código Penal.

En el caso en estudio, tales manifestaciones exteriores fueron las siguientes:

a) El seguimiento y la espera de la víctima, con agentes en varios vehículos apostados en un cruce de calles interiores de la Población Risopatrón, portando el jefe del operativo una fotografía de aquella para individualizarla con facilidad.

b) Llevar al sitio del encuentro un arma de fuego, sin número de serie, que provenía, obviamente, de algún depósito clandestino de armas que mantenía la CNI, atribuyéndose su porte a la víctima, con el propósito manifiesto de pretextar una legitima defensa, denominándola “enfrentamiento”; sin advertir, en este caso, que el arma no era apta para ser disparada en forma convencional, como lo demuestra de manera indubitada la pericia hecha por personal del Laboratorio de Criminalística de Investigaciones.

c) El propósito preconcebido de evitar la identificación de los participantes en estas maniobras, empleando los agentes de la CNI, al hacer la denuncia ante Carabineros y, mas aún, al declarar judicialmente en la Fiscalía Militar, nombres supuestos y señalando una patente falsa como perteneciente al vehículo en el cual se transportó hasta un Hospital a la víctima.

4º)Que, no obstante, conviene precisar, que, por tener la calificante de la alevosía en el homicidio, el carácter de personal, de conformidad con la norma del artículo 64 del Código Penal, no existe comunicabilidad respecto del inductor; en cambio, respecto de la premeditación, por tratarse de una circunstancia de carácter objetivo, en que, por lo tanto, concurre la comunicabilidad, por haber habido conocimiento de ella de parte del autor inductor (Corbalán) y del autor material (Sandoval) , al preparar el operativo que culminó con la muerte del militante del MIR perseguido, ya que el encuentro con este último no fue casual sino que producto del seguimiento, antes descrito, de una persona que se estimaba peligrosa para el régimen militar, como lo expresan los documentos de fojas 303, sobre los antecedentes que justificaron la dictación, por el señor Ministro del Interior, de sendos Decretos de arresto en su contra y el Oficio N°211230, de 21 de agosto de 1981, enrolado de fojas 66 a 68, dirigido por el Director Nacional de Informaciones a la Fiscalía Militar de Santiago, en que se le califica de “extremista”.
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Santiago, de treinta de abril de dos mil cuatro iconSantiago, treinta de noviembre de dos mil siete

Santiago, de treinta de abril de dos mil cuatro iconSantiago, treinta y uno de enero de dos mil ocho

Santiago, de treinta de abril de dos mil cuatro iconSantiago, treinta de enero del año dos mil siete

Santiago, de treinta de abril de dos mil cuatro iconSantiago, cuatro de agosto de dos mil ocho

Santiago, de treinta de abril de dos mil cuatro iconSan Miguel, treinta de abril dos mil ocho

Santiago, de treinta de abril de dos mil cuatro iconEn gijóN, a diecinueve de abril de dos mil cuatro

Santiago, de treinta de abril de dos mil cuatro iconSala constitucional de la corte suprema de justicia. San José, a...

Santiago, de treinta de abril de dos mil cuatro iconCinco (5). En la Ciudad de Guatemala el treinta de julio del año...

Santiago, de treinta de abril de dos mil cuatro iconCincuenta y dos mil seiscientos noventa y cuatro hectareas, cuatro...

Santiago, de treinta de abril de dos mil cuatro iconSala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, San Salvador...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com