La libertad sindical y su tratamiento en el ordenamiento jurídico peruano






descargar 36.8 Kb.
títuloLa libertad sindical y su tratamiento en el ordenamiento jurídico peruano
fecha de publicación03.09.2015
tamaño36.8 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
LA LIBERTAD SINDICAL Y SU TRATAMIENTO EN EL ORDENAMIENTO JURÍDICO PERUANO
Javier Dolorier Torres
Introducción:
La libertad sindical ha sido considerada en diversos Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos de ámbito mundial1 y americano2 como un derecho fundamental del cual es titular todo ciudadano.
La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha desarrollado extensamente el contenido de este derecho a través de diversos Convenios3 y Recomendaciones4. Asimismo, en la 86ª Conferencia Internacional del Trabajo, donde se aprobó la ”Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo y su seguimiento”, esta Organización consagró al derecho a la libertad sindical como un derecho fundamental del trabajo, lo que trae como consecuencia que todo Estado miembro de la OIT, por el sólo hecho de permanecer en ella, adquiere el compromiso de promover y hacer realidad el derecho a la libertad sindical.
Por su parte, nuestra Constitución Política de 1993, a través de su artículo 28° reconoce el derecho a la libertad sindical de los trabajadores señalando que el Estado garantiza el ejercicio del mismo. Asimismo, la Cuarta Disposición Final y Transitoria de nuestra Carta Magna dispone que los derechos reconocidos en ella deben ser interpretados conforme a la Declaración Universal de Derechos Humanos y a los tratados y acuerdos internacionales ratificados por nuestro país, lo que supone que a fin de determinar el contenido y los alcances del derecho a la libertad sindical debemos acudir a los documentos internacionales ratificados por el Perú que desarrollen el contenido de este derecho.
Definición del Derecho a la Libertad Sindical:
Dos de las definiciones más aceptadas por la doctrina respecto al derecho de libertad sindical son las propuestas por el tratadistas OJEDA ÁVILES5 y ERMIDA URIARTE6. El primero de ellos sostiene que la libertad sindical es el derecho fundamental de los trabajadores a agruparse establemente para participar en la ordenación de las relaciones productivas, mientras que el segundo señala que este derecho, para ser entendido como tal, debe incluir, por lo menos, la libertad para constituir sindicatos, organizarlos y afiliarse a ellos, así como la adecuada protección al ejercicio de la actividad sindical.
Por otra parte, el maestro español PALOMEQUE LÓPEZ7 sostiene que el derecho a la libertad sindical es un derecho complejo o genérico integrado por un conjunto de derechos y facultades que identifican o hacen reconocible el ejercicio del mismo, lo que dificulta encontrar una definición precisa de este derecho.

Dentro de nuestro ordenamiento jurídico, el Tribunal Constitucional8 ha delimitado el contenido esencial del derecho a la libertad sindical señalando que este derecho constitucional tiene un aspecto orgánico y otro funcional. De acuerdo a lo dispuesto por el tratadista nacional VILLAVICENCIO RÍOS9 el aspecto orgánico o estático consiste en la facultad de toda persona de constituir organizaciones con el propósito de defender sus intereses gremiales y, el aspecto funcional o dinámico supone la actuación del sujeto colectivo dirigida a promover y tutelar los intereses económicos y sociales de los trabajadores.
A efectos del presente artículo, y siguiendo la línea dogmática del citado tratadista nacional, consideramos conveniente analizar el derecho a la libertad sindical a partir de su contenido individual y colectivo10.


  1. La Libertad Sindical Individual:


Este aspecto de la libertad sindical comprende el conjunto de derechos del que son titulares los trabajadores individualmente considerados. La Libertad Sindical Individual puede dividirse en dos planos: la libertad sindical individual positiva y la libertad sindical individual negativa.


    1. La Libertad Sindical Individual Positiva:


Este plano de la libertad sindical esta constituido por todos los derechos que poseen los trabajadores para constituir y afiliarse a las organizaciones que consideren convenientes, sin autorización previa de ninguna autoridad o de su empleador, así como el desarrollo de la actividad sindical. En tal sentido, la libertad sindical individual positiva contiene los siguientes derechos:


      1. Derecho de Libre Constitución de Organizaciones Sindicales:


El artículo 2° del Convenio OIT N° 87 establece que los trabajadores y empleadores, sin ninguna distinción y sin autorización previa, tienen el derecho a constituir las organizaciones que estimen convenientes, debiendo entenderse por éstas a toda organización de trabajadores o empleadores que tenga por objeto fomentar y defender los intereses de los trabajadores o de los empleadores.
En relación a ello, el artículo 2° de la LRCT establece que el derecho a la sindicación es de libre ejercicio por parte de los trabajadores, sin que sea necesaria la autorización previa de su empleador o de alguna autoridad estatal para llevar a cabo las acciones necesarias para la creación de organizaciones sindicales que tengan por objeto el estudio, desarrollo, protección y defensa de sus derechos e intereses y el mejoramiento social, económico y moral de sus miembros.
Por otra parte, el artículo 2° del Convenio OIT N° 98 señala que las organizaciones de trabajadores y empleadores deberán gozar de adecuada protección contra todo acto de injerencia de unas respecto de las otras, ya se realice directamente o por medio de sus agentes o miembros, en el proceso de su constitución. Asimismo, entiende por actos de injerencia las medidas que tiendan a fomentar la constitución de organizaciones de trabajadores dirigidas indirectamente o influenciadas por un empleador o una organización de trabajadores.
Al respecto, el artículo 4° de nuestra LRCT dispone que el Estado, los empleadores y sus representantes deberán abstenerse de realizar cualquier acto que tenga por objeto coactar, restringir o menoscabar, en cualquier forma, el derecho a la sindicalización de los trabajadores y, además, se encuentran prohibidos de participar en la creación de organizaciones sindicales.
Sin embargo, la misma LRCT, en su artículo 5°, desarrolla un tratamiento restrictivo en relación a lo regulado por el Convenio N° 87 de la OIT (en lo que refiere a la libertad de los trabajadores de constituir las organizaciones sindicales que consideren convenientes) tomando como elemento central el ámbito en el que se desarrolla la negociación colectiva entre trabajadores y empleadores; estableciendo una lista cerrada de posibles estructuras sindicales que pueden ser constituidas, siendo estas las siguientes:


      • Sindicato de Empresa: Formados por trabajadores de diversas profesiones, oficios o especialidades, que prestan servicios para un mismo empleador. Dentro de este ámbito puede existir tres sub-niveles: categoría, sección o establecimiento.




      • Sindicato de Actividad: Formados por trabajadores que desarrollan distintas actividades profesionales, especialidades u oficios de dos o más empresas de la misma rama de actividad.




      • Sindicato de Gremio: Formados por trabajadores de diversas empresas que desempeñan un mismo oficio, profesión o especialidad.




      • Sindicato de Oficios varios: Formados por trabajadores de diversas profesiones, oficios o especialidades que trabajen en empresas diversas o de distinta actividad, cuando en determinado lugar, provincia o región el número de trabajadores no alcance el mínimo legal para constituir sindicatos de otro tipo.


Asimismo, el artículo 14° de la LRCT señala que los sindicatos de empresa deben afiliar por lo menos a veinte (20) trabajadores y los de rama de actividad, gremio y oficios varios deben agrupar en forma mínima a cincuenta (50) trabajadores para poder constituirse y subsistir. Cuando en una empresa el número de trabajadores no sea suficiente para la constitución de un sindicato, los trabajadores, por acuerdo de la mayoría de ellos, podrán elegir dos (02) delegados que ejercerán la representación de ellos ante su empleador y la Autoridad Administrativa de Trabajo, tal como lo dispone el artículo 15° de la LRCT.


      1. Derecho de Libre Afiliación:


El Convenio OIT N° 87 dispone en su artículo 2° que los trabajadores y empleadores, sin ninguna distinción y sin autorización previa, tienen el derecho de afiliarse a las organizaciones sindicales, con la sola condición de observar los estatutos de las mismas. Asimismo, complementando la libertad de afiliación, el artículo 1° del Convenio OIT N° 98 establece que los trabajadores deberán gozar de una adecuada protección contra todo acto de discriminación tendiente a menoscabar la libertad sindical en relación con su empleo, entendiendo que dicha protección deberá ejercerse especialmente contra todo acto que tenga por objeto:



  1. Sujetar el empleo de un trabajador a la condición de que no se afilie a un sindicato o a la de dejar de ser miembro de un sindicato.

  2. Despedir a un trabajador o perjudicarlo en cualquier otra forma a causa de su afiliación sindical o de su participación en actividades sindicales fuera de las horas de trabajo o, con el consentimiento del empleador, durante las horas de trabajo.


En nuestro ordenamiento jurídico, el artículo 3° de la LRCT establece que los trabajadores tienen derecho a elegir, libre y voluntariamente, si desean afiliarse a un sindicato, no pudiendo estar condicionada su decisión por la amenaza de perder su empleo o sufrir cualquier tipo de represalia durante la relación laboral. Ello se ve complementado con lo previsto en el inciso a) del artículo 29° del T.U.O. del Decreto Legislativo N° 728, Ley de Productividad y competitividad Laboral, aprobado por el Decreto Supremo N° 003-97-TR, establece la nulidad del despido que tenga por motivo la afiliación a un sindicato o la participación en actividades sindicales.
En evidente violación al derecho de libertad de gestión interna que poseen las organizaciones sindicales, la cual trataremos más adelante, el artículo 12° de la LRCT establece los requisitos que deben cumplir los trabajadores para poder afiliarse a un sindicato, que son los siguientes:


  1. Ser trabajador de la empresa, actividad profesión u oficio que corresponda según el tipo de organización sindical.

  2. No ser parte del personal de dirección o de confianza del empleador, salvo que el estatuto de la organización sindical lo permita.

  3. No ser parte de otro sindicato del mismo ámbito.




    1. La Libertad Sindical Individual Negativa:


Este aspecto de la libertad sindical individual consiste en el derecho de los trabajadores a no ser obligados a afilarse a una organización sindical. En tal sentido, el artículo 3° de la LRCT dispone que los trabajadores tienen derecho a elegir, libre y voluntariamente, si desean afiliarse, no afilarse o desafiliarse a un sindicato, no pudiendo estar condicionada su decisión por la amenaza de perder su empleo o sufrir cualquier tipo de represalia durante la relación laboral. Adicionalmente, el artículo 25° de dicha Ley señala que los miembros de la organización sindical pueden renunciar a ella en cualquier momento.


  1. La Libertad Sindical Colectiva:


Este aspecto de la libertad sindical, según el ya citado tratadista español PALOMEQUE LÓPEZ11 contiene el derecho de los sindicatos ya fundados a realizar libremente las funciones que constitucionalmente les vienen atribuidas en la defensa y promoción de los intereses de los trabajadores. En virtud a esta definición, podemos señalar que las organizaciones sindicales son titulares de los siguientes derechos:


    1. Derecho de Libertad de Reglamentación:


El artículo 3° del Convenio OIT N° 87 señala que las organizaciones de trabajadores y de empleadores tienen el derecho de redactar sus estatutos y reglamentos administrativos. Asimismo, establece que las autoridades públicas deberán abstenerse de toda intervención que tienda a limitar este derecho o a entorpecer su ejercicio legal.
A pesar de la amplia libertad con la que cuentan los sindicatos para regular sus actividades, la LRCT impone serias restricciones a este derecho, siendo las más importantes aquellas que se imponen a la actividad sindical (artículo 11°), el establecimiento de los órganos que deben regir a los sindicatos (artículos 21° al 24°) y la regulación de la composición y destino del patrimonio de la organización sindical (artículos 27° y 34°).


    1. Derecho a la Libertad de Gestión:


El mismo artículo 3° del Convenio OIT N° 87 dispone que las organizaciones de trabajadores y de empleadores tienen el derecho a organizar su administración y sus actividades y formular su programa de acción. Asimismo, señala que las autoridades públicas deben abstenerse de toda intervención que tienda a limitar este derecho o a entorpecer su ejercicio legal.
Por su parte, la LRCT en su artículo 4° desarrolla dicha disposición internacional señalando que el Estado, los empleadores y sus representantes se encuentran prohibidos de participar en la administración o sostenimiento de las organizaciones sindicales constituidas por los trabajadores.
Este derecho a la libertad de gestión puede dividirse en dos aspectos:
3.2.1. Libertad de Gestión Interna:
Este aspecto esta íntimamente ligado a las disposiciones estatutarias y reglamentarias de la organización sindical, así como con las decisiones de las autoridades sindicales. Cabe señalar que, al igual que en el caso de la libertad de reglamentación, la LRCT ha interferido con este aspecto de la libertad sindical estableciendo una serie de obligaciones que deben cumplir los sindicatos (artículo 10°) y los ya citados requisitos que deben cumplir los trabajadores para afiliarse a una organización sindical (artículo 12°), entre otras.
3.2.2. Libertad de Gestión Externa:
Este aspecto de la libertad de gestión de las organizaciones sindicales está referido a su actividad de defensa y promoción gremial. En este punto, otra vez la LRCT establece una serie de restricciones a este derecho señalando una serie de fines y funciones de los sindicatos (artículo 8°) limitando su libertad de actuación como representantes de los intereses de los trabajadores.


    1. Libertad de Federación:



Respecto a esta manifestación de la libertad sindical colectiva, el artículo 5° del Convenio OIT 87 señala que las organizaciones de trabajadores y empleadores tienen el derecho de constituir federaciones y confederaciones, así como el de afiliarse a las mismas, y toda organización, federación o confederación tiene el derecho de afiliarse a organizaciones internacionales de trabajadores y empleadores.
En virtud de ello, nuestra LRCT dispone en su artículo 35° que los sindicatos de base podrán constituir o integrar organismos de grado superior, sin que pueda impedirse o poner trabas a tal derecho. En tal sentido, establece como requisitos para constituir una federación que surja de la agrupación de no menos de dos (02) sindicatos registrados de la misma actividad o clase. En caso de confederaciones, se requiere la agrupación de no menos de dos (02) federaciones registradas, según el artículo 36° de la misma LRCT.

1 Numeral 4) del artículo 23° de la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, artículo 8° del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966, artículo 8° del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966.

2 Incisos c) y g) del artículo 45° de la Carta de Organización de los Estados Americanos (OEA) de 1948, Artículo XXII de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre aprobada en la IX Conferencia Internacional Americana de 1948, artículos 7°, 26° y 27° de la Carta Internacional Americana de Garantías Sociales, aprobada en la IX Conferencia Internacional Americana de 1948, artículo 16° de la Convención Americana de Derechos Humanos, “Pacto de San José de Costa Rica” aprobado en la Conferencia Especializada Interamericana sobre Derechos Humanos, San José, Costa Rica, 22 de noviembre de 1969, artículo 8° del Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, “Protocolo de San Salvador”, aprobado por la Asamblea General de la OEA, San Salvador, 17 de noviembre de 1988.

3 Los Convenios de OIT más relevantes sobre el tema de libertad sindical son: Convenio 87 (1948), “Sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación”, Convenio 98 (1949), “Sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva”, Convenio 135 (1971), “Sobre los representantes de los trabajadores”, Convenio 151 (1978), “Sobre las relaciones de trabajo en la administración pública”.

4 Las Recomendaciones OIT más relevantes sobre el tema de libertad sindical son: Recomendación 143 (1971), “Sobre los representantes de los trabajadores”, Recomendación 159 (1978), “Sobre las relaciones de trabajo en la administración pública”.

5 OJEDA ÁVILES, Antonio, “Derecho Sindical”, Editorial Tecnos, Séptima Edición, Madrid, 1995, p. 153.

6 ERMIDA URIARTE, Oscar, “Sindicatos en Libertad Sindical”, Segunda Edición, Fundación de Cultura Universitaria, Montevideo, p.29.

7 PALOMEQUE LÓPEZ, Manuel, “Derecho Sindical Español”, Editorial Tecnos S.A., Quinta Edición, Madrid, 1994, p.123.

8 En el Numeral 8) de la Sentencia del Tribunal Constitucional del 11 de julio del 2002 recaída en el expediente N° 1124-2001-AA/TC, publicada en el Diario Oficial, “El Peruano”, el 11 de septiembre del 2002.

9 VILLAVICENCIO RÍOS, Alfredo, “La Libertad sindical en el Perú”, OIT Documento de Trabajo N° 114, 1999, p. 27.

10 Sobre el tema de la protección de la libertad sindical y el ámbito subjetivo de esta protección, la doctrina juslaboralista nacional ha producido textos de lectura obligatoria. Debemos mencionar los trabajos de David Lovatón Palacios “Protección de la libertad sindical”. Instituto de Defensa Legal, Lima, 1990; Alfredo Villavicencio y Oscar Ermida Uriarte, “Sindicatos en Libertad Sindical”; Guillermo Boza Pro, “Despido Antisindical y Libertad de Expresión”. Texto mimeografiado. 1997; el excelente libro de Elmer Arce Ortíz “La nulidad de despido lesivo de los Derechos Constitucionales”, Pontificia Universidad Católica del Perú, Fondo Editorial, 1999; Wilfredo Sanguineti Raymond, “Lesión de la Libertad Sindical y Comportamientos Antisindicales”, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, Madrid, 1993, y, fundamentalmente, Alfredo Villavicencio Ríos, “La libertad sindical en el Perú”, Documento de Trabajo 114, Oficina Internacional del Trabajo, Lima, 1999;.

11 PALOMEQUE LÓPEZ, Manuel, “Derecho Sindical Español”, Editorial Tecnos S.A., Quinta Edición, Madrid, 1994, p.128.




Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

La libertad sindical y su tratamiento en el ordenamiento jurídico peruano iconLa propiedad comunal en el ordenamiento jurídico peruano

La libertad sindical y su tratamiento en el ordenamiento jurídico peruano iconEl derecho a la negociación colectiva en el ordenamiento jurídico peruano

La libertad sindical y su tratamiento en el ordenamiento jurídico peruano iconEl proceso de Hábeas Corpus en el ordenamiento jurídico Peruano

La libertad sindical y su tratamiento en el ordenamiento jurídico peruano iconConstitucion de sindicatos – Derecho constitucional autónomo sin...

La libertad sindical y su tratamiento en el ordenamiento jurídico peruano iconEl Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención...

La libertad sindical y su tratamiento en el ordenamiento jurídico peruano icon1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho,...

La libertad sindical y su tratamiento en el ordenamiento jurídico peruano iconConvenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de...

La libertad sindical y su tratamiento en el ordenamiento jurídico peruano iconLibertad de asociacion sindical

La libertad sindical y su tratamiento en el ordenamiento jurídico peruano iconLey Orgánica de Libertad Sindical

La libertad sindical y su tratamiento en el ordenamiento jurídico peruano iconConvenio 87 sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, 1948






© 2015
contactos
ley.exam-10.com