El poder del periodismo de intermediación José Ignacio López Línea y Punto, Lima 2006 a tachi radialista apasionada ciudadana radio el poder del periodismo de intermediación






descargar 0.96 Mb.
títuloEl poder del periodismo de intermediación José Ignacio López Línea y Punto, Lima 2006 a tachi radialista apasionada ciudadana radio el poder del periodismo de intermediación
página4/18
fecha de publicación31.08.2015
tamaño0.96 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18

ADULTISMO



Todavía en ceremonias oficiales y en discursos escolares es frecuente escuchar:
—¡Niños, ustedes son los hombres del mañana!
—¡Chicas, el futuro está en vuestras manos!
¿Y el presente? Porque resulta que esos niños y esas niñas, esos adolescentes, viven hoy, tienen necesidades hoy, y constituyen el sector mayoritario de la población de nuestros países. La tercera parte de la población latinoamericana tiene menos de 14 años.
Los niños han sido considerados objetos de educación, pero no sujetos de derechos. Si un padre maltrataba a un niño, se evaluaba como una necesaria corrección. Si una maestra le daba un reglazo a una alumna, razón tendría para hacerlo porque la letra con sangre entra. ¿Y si recordamos a los niños obreros durante la Revolución Industrial o a quienes hoy sufren las peores formas de explotación?
Todas las generaciones valen igual. Todas las edades —en el presente, no en el futuro— tienen igual dignidad y derechos. Pero hubo que esperar hasta 1989 para que fuera aprobada la Convención sobre los Derechos del Niño. Y todavía algunos países, como Estados Unidos, no la quieren ratificar.
¿Qué podemos hacer desde nuestras radios para ir superando este adultismo? Botemos corriente, como dicen en Colombia.

Pandilla de chimbilines
Muchas emisoras tienen en su programación regular un espacio destinado a los niños y las niñas. Media hora diaria, o interdiaria. O un espacio semanal más largo. En cualquier fórmula, hay que aplaudir estas iniciativas que dan un merecido lugar radiofónico a los menores de edad.
Ahora bien, ¿a qué se dedican estos espacios? Con demasiada frecuencia, se limitan a poner canciones y cuentos, y suelen ser conducidos por una locutora con tono maternalista. Más que con chicos parece estar conversando con retrasaditos mentales.
El siguiente diálogo infantil es un chiste, pero esconde una gran verdad:
Dice el niño:
—¡Mira, un condón sobre el césped!
Pregunta la niña:
—¿Y qué es césped?
No subestimemos a los meninos y meninas, pibes, cumiches y cipotas, chamacos y wawas, fiñes y chavalas, mil y un apodos para referirnos a las nuevas generaciones. Hoy en día, gracias a la televisión y a muchos otros estímulos, los muchachos saben bastante más de lo que sospechamos.
Tampoco hay que perder la magia ni la frescura en los programas infantiles. Concursos, narraciones, travesuras, dinosaurios que hablan y marcianos que aterrizan en la cabina. Y mezclar todo ello con informaciones, con buenos consejos (los que no suenan a consejos) y con mucha participación infantil.
En América Latina, 30 millones de niños y niñas viven en la calle, víctimas del abandono, el hambre y las drogas. 22 millones trabajan largas jornadas, a veces, en condiciones de esclavitud. El 36 por ciento de los menores de dos años están en situación de alto riesgo alimentario. Con razón dice la UNICEF que la mayoría de los niños son pobres y la mayoría de los pobres son niños. Esos niños y niñas sin niñez serán los mimados de nuestro programa, los más buscados para que hablen y digan cómo se las arreglan y para que la radio intermedie algunas soluciones con las instituciones correspondientes.
Los programas infantiles pueden ser animados por adultos con alma infantil. Y todavía mejor, si capacitamos a unos cuantos chamos y chamitas para que sean ellos quienes preparen el programa y lo conduzcan. ¿Puede resultar un despelote? Sin duda. Pero vale la pena intentarlo, como diría el Chapulín Colorado.

Vacunas contra el maltrato infantil
En dos de cada cinco hogares colombianos, niños y niñas reciben golpes y correazos. Diariamente, mueren en el país 15 menores en situaciones extremas de agresión física y abuso sexual. Colombia es un país en guerra. Pero de cada 100 casos de violencia, 80 corresponden a la violencia intrafamiliar y 20 al conflicto armado.
En 1996 y para enfrentar esta dramática situación, el entonces Alcalde Mayor de Bogotá, Antanas Mockus, llevó adelante una original campaña de vacunación contra el maltrato infantil. Después de un taller con apoyo de sicólogos, miles de voluntarios y voluntarias se desplegaron por la ciudad. La vacuna era simbólica. Un sello, un caramelo, una calcomanía. Pero implicaba un compromiso personal muy serio.

MUCHACHA (ALTOPARLANTE) ¡Atención, mucha atención!... ¡Comienza la jornada de vacunación! Acérquense a las mesas donde se les dará el correspondiente caramelo...
HOMBRE Buenos días. Vengo a vacunarme, señorita.
MUCHACHA Estupendo, señor. Y dígame, ¿cuáles son sus síntomas?
HOMBRE Es que se me va la mano y... y golpeo muy duro a mi hijito... Él no tiene la culpa... Yo soy una bestia.
MUCHACHA ¡Un vecino que reconoce su enfermedad y viene a vacunarse contra el maltrato infantil!

La iniciativa colombiana se extendió rápidamente a otros países de América Latina. En Paraguay, vacunaron a miles de adultos con dos gotas de miel. En Uruguay, titularon la campaña Vía libre a la ternura, y en Venezuela aplicaron tres dosis de tolerancia, respeto y paz. En ferias barriales, en colegios, clubes deportivos, terminales de ómnibus, plazas e iglesias, funcionaban los quioscos de vacunación.
Las emisoras comunitarias acompañaron estas iniciativas. Alentaban a los oyentes a participar y transmitían desde las mesas donde daban los certificados de buen trato infantil. ¿No es un lindo desafío para una radio con vocación ciudadana?

El secreto mejor guardado
De eso no se habla. O no se hablaba. ¿Incesto? ¿Qué animal es ése? Tal vez haya algún caso, tal vez algún pervertido ande suelto… Poco a poco, sin embargo, el dolor de las víctimas va saliendo a la luz pública. La frecuencia de este crimen —una de las peores aberraciones que puede cometer un ser humano— resulta desalentadora.
Hay motivos para sospechar que en América Latina —sin distinción de sectores sociales— una de cada cuatro niñas es sobreviviente de incesto. ¿O de cada tres? Entre los varoncitos, el porcentaje es un poco menor, pero no demasiado. Hay países donde este delito se tolera y hasta se justifica como una forma inevitable de iniciación sexual.

REPORTERA ¡Señora, por favor!... Dígame, ¿cuál considera usted que es el lugar más peligroso, más inseguro para una chica adolescente?
MUJER El parque, señorita. Ese parque de noche es una boca de lobo. Está repleto de marihuaneros y ladrones.
REPORTERA Y usted, señor, ¿qué piensa? ¿Cuál diría que es el lugar más inseguro

en esta ciudad para una jovencita?
HOMBRE Pues yo pienso que son los taxis. Usted se monta y el taxista puede

hacer cualquier barbaridad con usted.
VIEJA Las discotecas, señorita periodista. Ahí las emborrachan... ¡y adiós!
LOCUTOR Los parques, las calles, los taxis, las discotecas... Se equivocan los

encuestados.

LOCUTORA El lugar más inseguro para una niña, para una adolescente, es su

propia casa.

LOCUTOR De cada cuatro violaciones, tres se cometen en las casas de familia.

Los violadores son padres y padrastros, abuelos, tíos, hermanos y primos.
LOCUTORA Estos abusos contra niñas y también niños, contra adolescentes y

jóvenes, constituyen el secreto familiar mejor guardado. Todos lo saben pero nadie ha visto nada.

LOCUTORA De cada cuatro violaciones, tres se cometen puertas adentro.

EFECTO VIDRIO QUE SE ROMPE

LOCUTOR Rompamos el silencio.29

Hay que tratar el tema en nuestras radios. Hay que destapar la cloaca y enfrentar una de las peores vergüenzas que esconde nuestra sociedad aparentemente civilizada. Porque sobre cimientos tan podridos, donde el incesto es una práctica generalizada, difícilmente se podrá construir ciudadanía.
• • •
La discriminación etaria —que así se llama cuando te ningunean por razón de la edad— tiene otra punta, la de los adultos mayores. En la sociedad moderna, los viejos sobran. Estorban. No se mueren y no pagan impuestos. A un perro lo puedes dejar amarrado a un poste de luz cuando te vas de veraneo. ¿Y a la abuela?
Para colmo, la revolución tecnológica está provocando un fenómeno inédito en la relación entre generaciones. Antes, los años acumulaban sabiduría y los más jóvenes aprendían a la vera de los mayores. Hoy es al revés. Los chicos y chicas de la generación digital saben más de computadoras que sus padres. Dominan la herramienta fundamental del trabajo moderno. Los adultos dependen de ellos.
Así las cosas, ¿qué protagonismo podemos brindarles a las viejitas y viejitos en una emisora que no quiere discriminar ninguna edad?

De boca en boca
Rosita Nilson, en Radio La Voz de la Selva de Iquitos, Perú, recordó durante años las leyendas que todas sabían, revivió los espantos que todos temían, recuperó tradiciones, modismos y recetas que pasaban de boca en boca desde tiempos inmemoriales.
Cuando Rosita, con la voz gastada después de tantísimos libretos, tuvo que abandonar el programa, oyentes de toda edad llamaban a la radio reclamando el espacio De la selva somos. Ninguna locutora joven fue tan querida como ella.

En las radiorevistas de público abierto, podemos dar una especial atención a las personas mayores. No hay que traerlos a la radio. Es la emisora, por una elemental cortesía, la que debe salir a buscarlos, a entrevistarlos donde vivan, donde estén.
Grabaremos sus testimonios, sus historias de su vida, que cuenten cómo era el barrio cuando llegaron, cómo salieron adelante, qué aconsejan a los jóvenes. Dar la palabra a los viejos es devolver la memoria a los jóvenes.

La tercera no es la vencida
Tomo prestado este hermoso nombre de un portal argentino dedicado a la Tercera Edad.30 ¿Por qué no abrir un espacio similar en la radio? Sería un programa con música del ayer, con mucha participación de viejitos y viejitas, con consejos de salud, con dedicatorias de hijos e hijas, de nietas y nietos. Con mucha ternura.
Ese espacio puede convertirse fácilmente en un Club Radiofónico de la Tercera Edad que convoque a su membresía para diferentes actividades, desde aeróbicos en cámara lenta hasta excursiones inesperadas (“el turismo que quiso hacer y nunca pudo”).
Este Club se vinculará con otros clubes y actividades de adultos mayores existentes en la localidad.

Adopte un abuelo
Dentro de las actividades del Club, la radio puede promover la adopción de abuelitos y abuelitas que no tienen familiares, que tal vez vean pasar las semanas y los meses en un asilo o en una aburrida residencia de ancianos.
Jóvenes alegres y parlanchines serán invitados para que visiten a estos adultos mayores. Hablar con ellos, contarles cosas, escucharlos, interesarse en su salud, preguntarles sobre su vida, qué hacían cuando tenían su edad... No hay mejor regalo para un anciano que la conversación.
Y también llevarles un detallito, un presente. En España, se realizó una curiosa campaña titulada También los mayores creen en los Reyes Magos. Había abuelos y abuelas que llevaban 50 ó 60 años sin recibir un regalo de nadie.


¡Bingo!
A todo el mundo le gusta jugar. También a los viejitos. En Canadá, algunas emisoras, inspiradas en los bingos parroquiales, ensayaron esta fórmula para recaudar fondos. El éxito fue inmediato. No solamente convocaron a los jubilados, sino que familias enteras venían a pasarse la tarde en la radio, compraban cartones y sandwiches mientras el locutor, en vivo y en directo, daba vueltas al bombo y cantaba los numeritos.
Actualmente, el bingo radiofónico es la entrada económica principal de las radios comunitarias canadienses. Y es también una de las diversiones principales de "los jóvenes de antes" que se reúnen para probar suerte y para repetirse que todo tiempo pasado fue mejor.
Igual que el bingo, podemos organizar concursos de truco y dominó, de ajedrez o damas chinas. ¡A sentirnos jóvenes y volver a los 17!

Recordar es volver a vivir
Los animadores del Club invitarán a las abuelas y abuelos a traer a la radio objetos antiguos que conservan y que, seguramente, están cargados de historia. Una moneda del siglo pasado, una piedra de moler del tiempo de Maricastaña, un gramófono con sus discos de carbón, candiles y relojes de cucú, medallas, anillos, fotografías, todo lo que hay en el viejo arcón y en el mágico desván de los recuerdos.
Recordar es volver a vivir. Y de eso se trata, que los ancianos nos cuenten cómo consiguieron ese objeto, quién se los dio, cómo lo utilizaron, qué importancia tiene para ellos. Los locutores lo describirán bien para que la audiencia se haga idea y la abuela que lo trajo contará el secreto motivo de haberlo guardado hasta la fecha.
—Esta carta me la envió cuando estaba en Noruega trabajando en un barco de pesca. Ahí me pedía que me casara con él. La he leído mil veces desde aquel día.
Dentro de las antigüedades, hay que abrir una sección muy especial para las cartas de amor. Manuelita Sáenz las repasaba una a una, como su mejor tesoro, y todas las ancianas del mundo, todos los veteranos de la guerra de la vida, las acarician y las conocen de memoria. ¿Por qué no se animarían a leerlas una vez más ante el micrófono para compartir con la audiencia sus amores añejos?

El tazón de madera
Hay muchas historias que pueden sensibilizar a la audiencia sobre la necesidad de aprecio en la Tercera Edad. Por ejemplo, este cuento tradicional de autor anónimo servirá para dinamizar un debate sobre el trato que damos a nuestros mayores.

NARRADORA El anciano vivía con su hijo, su nuera y un nietecito de siete años. Ya las manos le temblaban, su vista se nublaba y sus pasos eran lentos e indecisos.
ESPOSO ¡Papá, apúrate, la mesa está servida!... ¡Papá!


NUERA Este viejo me va a acabar la paciencia... Nunca está en su sitio.


NARRADORA El abuelo se sentaba con dificultad y comenzaba a servirse...


EFECTO PLATO QUE CAE Y SE ROMPE
ESPOSO (MOLESTO) ¡Otra vez!... Pero, papá, caramba, ¿es que no puedes comer decentemente?
ANCIANO Perdóname, hijo, es que no veo bien y...


CONTROL MÚSICA TRISTE
NARRADORA El arroz, los guisantes, se le escapaban de la cuchara y caían al suelo. Y cuando intentaba tomar el vaso, derramaba la leche sobre el mantel.
NUERA Ya no lo aguanto. Es tu papá, pero ya no lo aguanto. Tienes que hacer algo.
NARRADORA Así fue como el joven matrimonio decidió poner una pequeña mesa en la cocina. El abuelo comería ahí y los dejaría en paz.
ESPOSO Y para que no acabe con tu vajilla, le servirás la comida en este tazón de madera.
CONTROL MÚSICA TRISTE
NIÑO Mamá, ¿por qué el abuelo come ahí, en ese rincón?
NUERA Porque le gusta, hijito. El abuelito está muy cómodo ahí.
NIÑO ¿Y ese tazón de madera?
NUERA A los viejitos les gusta así. Ese es su plato.
NARRADORA En el almuerzo, en la cena, los papás y el niño se sentaban a la mesa, mientras el anciano los observaba desde el rincón de la cocina.
ESPOSO Ahí tienes tu comida, papá. Ten cuidado no derrames la sopa, ¿oíste?... ¿Oíste bien?
NARRADORA El niño observaba todo. También vio una lágrima en los ojos del abuelo cuando éste intentaba, sin lograrlo, llevarse la cuchara a la boca.
CONTROL MÚSICA TRISTE
NARRADORA Una tarde, antes de la cena, el papá observó a su hijo cortando unos trozos de madera.
ESPOSO ¿Qué estás haciendo, muchacho?
NIÑO Un tazón de madera para ti y otro para mamá. Van a quedar lindos. Y cuando yo sea grande, ustedes comerán en ellos.
NARRADORA El niño sonrió y continuó su tarea.
CONTROL MÚSICA MUY EMOTIVA
NARRADORA Esa tarde, a la hora de la cena...
ESPOSO Ahí no, papá. Ven con nosotros a la mesa. Siéntate en la cabecera.
CONTROL SUBE MÚSICA EMOTIVA

• • •

La discriminación por edad deja fuera a casi todas las edades. En el mundo neoliberal, casi todos sobran. Un hombre de 35 años ya está viejo para conseguir trabajo. Mejor contratar a un mocoso, le pago la mitad y a los tres meses va fuera. Una mujer de 30 años ya está pasada de moda. Mejor una jovencita para la buena imagen de la empresa. Y para llevarla después a la cama, si quiere conservar el puesto.
Los jóvenes son los más excluidos. ¿Para qué estudiaron? En América Latina, de cada diez jóvenes que salen a buscar trabajo, apenas uno encuentra empleo seguro y bien remunerado. Seis entrarán al mercado informal como ayudantes en pequeñas empresas, trabajadores a domicilio, empleadas domésticas, vendedores callejeros. Y tres irán al desempleo absoluto. No hay chamba pá tanta gente, así glosan los mexicanos la conocida salsa de El Gran Combo.
La radio y los jóvenes, un tremendo desafío. ¿Cómo podemos encararlo desde nuestras emisoras?

Pido la palabra
La dirección de muchas radios es gerontocrática. Don Roberto fundó la emisora cuando era joven. Pasaron los años y él sigue como capitán y nadie le da órdenes. Ni siquiera sugerencias.
Don Roberto puede ser el Padre Roberto. O la Licenciada Robertina. Fundadores y acaparadores de sus radios, no dejan espacio para nuevos liderazgos ni para opinión que les contradiga. Y así, la emisora se va avejentando, igual que ellos. La programación gana en colesterol, igual que ellos. Y la rutina es la única ley que se cumple.
Una radio ciudadana —sin menospreciar ninguna etapa de la vida— tiene vocación de juventud. La creatividad, la espontaneidad, hasta una buena dosis de irreverencia, caracterizarán su programación.
¡Los jóvenes piden la palabra y hay que dársela! Convoca a reuniones con todo el personal para escuchar a grandes y pequeños, a curtidos y recién llegadas. ¿Quieres hacer más competitiva tu programación? Consulta a los jóvenes. Pregúntales cómo sienten las cuñas promocionales, cuál programa está chévere y cuál es un saco de plomo, qué música falta y qué música sobra.
—Es que no saben —el director se ajusta el nudo de la corbata —. No tienen experiencia.
¿Y usted, ilustre director, la tenía cuando entró en la radio? ¿Ya no se acuerda? ¿Y si no le hubieran dado aquella oportunidad?

Tardes juveniles
La programación de las tardes —de 2 a 5, de 3 a 6— suele orientarse hacia un público juvenil. Esta decisión es correcta porque a esa hora, en muchas latitudes, los jóvenes han terminado los estudios y están en la casa dando vueltas o en la calle con un radio pegado a la oreja.
Las radiorevistas juveniles suelen ser tontas. Se prejuzga que a los jóvenes no les interesan los contenidos, sólo escuchar música. Y para colmo, sólo música gringa. Quienes así piensan deberían experimentar ofreciendo alternativas. Programen un espacio de pura música y animación para el lunes. El martes, ofrezcan en ese mismo horario un consultorio de orientación sexual, concursos, un sketch bien divertido, el rompe-mitos y el busca-parejas, historias de canciones, curiosidades científicas, todo mezclado con buena música y participación de la audiencia. Alternen la oferta y al final consulten a los chicos y chicas qué prefieren. Se llevarán una sorpresa.
Gastemos un poco más de gasolina y personal y realicemos esta radiorevista juvenil —aunque sea una vez a la semana— fuera de cabina, fuera de la emisora. Para ello, contaremos con una unidad móvil —o un par de celulares— y animadores con ganas de corretear la ciudad. Llevaremos los micrófonos a los colegios, a las salidas de los cines, a los cafés donde se reúne la muchachada. Se trata de hacer una radio tan movida e inquieta como la misma juventud.

El sexo mandamiento
Todo lo que se haga en este terreno será poco. Debates, entrevistas, encuestas, comentarios, dramatizaciones, spots y radioclips, diálogos directos donde las cosas se hablen sin tapujos. El pene se llama pene y la vulva, vulva.
Todos los formatos y todos los temas. Hay que abordar los mil y un tabúes que todavía existen en nuestra sociedad. Que la masturbación produce locura y que la virginidad es un ideal prematrimonial. Que el varón no puede ser fiel y que la homosexualidad es una perversión. Estos contenidos deben tratarse con respeto, sin afán de escandalizar, pero sin timideces injustificables. Los responsables de estos espacios tendrán amplitud de espíritu y, sobre todo, documentación científica.
Todos los aspectos relacionados con la vida sexual de los jóvenes tienen importancia. Sin embargo, por su extrema gravedad, destacamos la prevención del VIH/SIDA.

EFECTO TIC TAC DURANTE 14 SEGUNDOS Y CAMPANITA FINAL


LOCUTORA Acaban de pasar 14 segundos.


JOVEN ¿14 segundos? Pues no dan para mucho.


MEXICANA Dan para comerse medio taco mexicano. ¡Ándale, buey!


ESPAÑOL ¡Pues macho, en 14 segundos me tomo un buen vino!


ARGENTINA ¡En ese tiempo agarro a mi pareja para una bailanta!


EFECTO TIC TAC DE RELOJ EN SEGUNDO PLANO


LOCUTORA 14 segundos también dan... para contagiarse de SIDA.
MUCHACHO Vivo en Europa. Tengo 23 años. Yo soy el que se acaba de contagiar en los 14 segundos exactos que has tardado en escucharme.
EFECTO CAMPANITA DE RELOJ
LOCUTOR Cada 14 segundos un joven en cualquier parte del mundo contrae esta terrible enfermedad.
LOCUTORA Suman 6 mil cada día. Más de la mitad, son mujeres jóvenes de países pobres.
EFECTO CAMPANITA DE RELOJ
MUCHACHA Vivo en América del Sur. Tengo 18 años. Soy la que me contagié en los 14 segundos exactos que has tardado en escucharme.
CONTROL GOLPE MUSICAL
LOCUTOR La solución al SIDA es la prevención. Y prevención se escribe con “p” de preservativo. ¡Sin condón no hay chance! 31

Niños y niñas discriminados por inmaduros. Viejos y viejas discriminados por demasiado maduros. Y los jóvenes también. Al final, ¿quién queda? La discriminación etaria deja más gente afuera que adentro.
También en este terreno de las edades la ciencia hace alianza con los valores democráticos de la ciudadanía. Hoy sabemos que el tiempo es relativo a la velocidad del bólido en que se viaja. Los seres humanos nos desplazamos por el espacio sobre un planeta, la Tierra, a 30 kilómetros por segundo. Supongamos unos astronautas que pudieran volar en un cohete multiplicando esa velocidad y acercándola a la de la luz. Se alejarían en la noche cósmica, darían una vuelta vertiginosa por la Vía Láctea, y con un poco de suerte encontrarían el camino de regreso a casa. Al volver a la Tierra, verían a sus nietos con bastón, a sus bisnietos canosos, más viejos que ellos. ¿Cómo es posible esto? La física moderna lo explica gracias a la teoría general de la relatividad.32
Ninguna edad vale más que otra. Y una radio ciudadana, que a nadie discrimina, dará cabida en su programación a todos los segmentos de la extensa pirámide social. Grabará saludos con voces de abuelas y dará la hora con voces infantiles. Todo el mundo tendrá un sitio en la emisora porque de cada edad tenemos mucho que aprender. De los adultos mayores la sabiduría, de los niños la imaginación. Y de la juventud, su mejor cualidad: la capacidad de arriesgar, el realismo de aspirar a lo imposible.


HOMOFOBIA
En las calles de Quito escribieron este grafiti:
SER HOMOSEXUAL ES COSA DE HOMBRES
Le sobra razón a la frase. Porque soportar la discriminación por orientación sexual es una tarea que requiere de tanto valor como paciencia. La homofobia sigue siendo uno de los prejuicios más incrustados en la mentalidad de la gente, incluso de personas que han estudiado y deberían conocer de sicología y biología.
Pero no. Seguimos señalando con el dedo, seguimos haciendo burla, continuamos considerando la opción homosexual como una enfermedad o, peor aún, como un delito.
Sin remontarnos a las hogueras católicas o a los hornos nazis, la discriminación que han padecido y siguen padeciendo los gays y lesbianas amerita un estudio de personalidad. De la personalidad de los homofóbicos, se entiende.

LOCUTOR La homofobia, como todas las fobias, es un miedo irracional. Hay quien tiene pánico a las alturas o a los espacios cerrados.

 

LOCUTORA La homofobia es un miedo sin motivo a los homosexuales.

 

LOCUTOR Pero, ¿a qué le tiene miedo un homofóbico?

 

LOCUTORA Precisamente, a ser o parecer homosexual. Se burla tanto de los gays para demostrar y demostrarse en todo momento que él no lo es.

 

LOCUTOR Mientras más machista es una persona, más se ríe y más cuenta chistes sobre homosexuales.

 

HOMBRE ¡Qué tontería está diciendo!... Yo me río de los maricos... porque... ¡porque me dan risa!... Tan delicaditos ellos... Ja, ja, ja...

 

LOCUTORA Burlándose, intenta dejar en claro su superioridad, su indiscutible masculinidad. Él no es como ellos. Él es bien macho.

 

HOMBRE Que quede claro que yo no tengo nada contra los gays... Pero ellos por su lado y yo por el mío... ¿está bien así?

 

CONTROL GOLPE MUSICAL

 

LOCUTOR Tiene miedo a los diferentes. Por eso, los rechaza y se burla de ellos.

 

LOCUTORA O tal vez tiene un miedo más profundo... el de no ser tan diferente a los diferentes.33

Y ahora, volvamos a nuestra pregunta recurrente: ¿qué podemos hacer desde una radio ciudadana para combatir esta discriminación? Sugerimos varias iniciativas.

¿En tu emisora?
Comencemos por lo más próximo. ¿Has rechazado alguna solicitud de trabajo al saber que el solicitante o la solicitante era homosexual? ¿Te has sentido incómoda trabajando junto a un colega homosexual? ¿Sentiste desprecio cuando te dijeron que ella es lesbiana, que él es gay?
Esto parece un examen de conciencia. Y de hecho, lo es. Porque mientras no liberemos nuestra mente de esta absurda discriminación, seguiremos considerándonos superiores frente a aquellos y aquellas que —por genes o por cultura o por ambas cosas— tienen otra orientación sexual.

El diez por ciento
Hay demasiados chistes sobre mariquitas. Una vez que nos hemos sensibilizado frente a este tema, nos resultan ofensivos. Desde luego, por el micrófono no puede aceptarse, bajo ningún pretexto ni en ningún formato, el humor homofóbico.
Estábamos en La Paz, en un taller organizado por la Red-ADA.34 A modo de chiste provocador, se me ocurrió decir lo siguiente:
—Se calcula que el diez por ciento de la población, aquí y en todas partes, es homosexual. Como en este grupo somos 30... ¿quiénes son los tres?
Creo que las risas nerviosas no fueron por la ocurrencia, sino por un soterrado temor.

Sin máscaras
Aníbal Martínez tiene un programa en Radio Universidad de Managua. Él es homosexual y no tiene ningún reparo en manifestarlo. Hay que ser muy valiente para desafiar a una sociedad extremadamente machista como la nica.
Sin máscaras es muy escuchado. Es un espacio nocturno. Recibe llamadas de lesbianas y gays. Lo llaman bisexuales y transexuales. Y Aníbal les conversa con toda la naturalidad del mundo. Les da consejos para prevenir enfermedades sexuales. Y los saca al aire —que es una manera de salir del closet— para que cuenten sus amores y sus temores.
Actualmente, tanto en radio como en televisión, se utilizan homosexuales para ganar puntos de rating. Se exagera el amaneramiento, los convierten en espectáculo. Qué lástima, porque si algo estamos necesitando para superar la homofobia es abordar el tema y hacerlo con seriedad. Explicar las causas de la homosexualidad, presentar esta orientación como algo diferente a la norma biológica y social, pero que merece igual respeto.
¿Y si abrimos un espacio producido por alguna organización de homosexuales donde ellos y ellas puedan expresar sus inquietudes, intercambiar, sentirse respetados, superar la tan frecuente autodiscriminación?

Día del Orgullo Gay-Lésbico
Estaba dando un taller en Radio Raudal, en la amazonía venezolana, hablando precisamente del idéntico respeto que merecen todos los ciudadanos y ciudadanas, sean cuales sean sus orientaciones sexuales.
—Yo los respeto como personas, como hijos de Dios —interrumpió un sacerdote católico—. Pero desapruebo su conducta.
—¿Cuál conducta?
—El exhibicionismo, la corrupción de menores, su degeneración...
—¿Estamos hablando de los homosexuales o de los heterosexuales? —no oculté mi asombro—. Porque la inmensa mayoría de violadores, incestuosos y degenerados son heterosexuales. Las peores perversiones las cometen los heterosexuales.
Prejuicios como los de este cura los hemos visto y oído en la izquierda atea. En los primeros años de la Revolución Cubana perseguían y mandaban a cortar caña a quienes no demostraran fehacientemente su virilidad. Y todavía en los 90, se censuraron los diálogos de las lesbianas dueñas de un hotelito de playa en la telenovela brasilera Vale Todo. En cualquier olla ideológica se cuecen habas de discriminación.
Vamos, pues, a celebrar en nuestras radios ciudadanas el 28 de junio, el Día Internacional del Orgullo Gay-Lésbico. Podemos hacerlo vinculándonos con las organizaciones de homosexuales que existan en la localidad o a nivel nacional. Suena muy bien eso de orgullo frente a tantas humillaciones recibidas. Es una palabra que empodera, que hace levantar la cabeza.


LOCUTORA En la Inglaterra victoriana, la homosexualidad se asociaba con el color verde.
LOCUTOR Después, fue el rosa. En la Alemania nazi, los varones gays eran señalados con un triángulo rosado en los campos de exterminio.
LOCUTORA Más tarde, a final de los sesenta, el color característico fue el púrpura.
BAKER En la historia, nos han pintado con todos los colores. Muy bien, vamos a sumarlos todos.
LOCUTORA Y así surgió la bandera del arco iris que representa la diversidad de la comunidad gay-lésbica.
HOMBRE Ahora hemos añadido una línea, la negra. Representa a quienes han muerto a causa del SIDA. La borraremos el día en que se encuentre una cura definitiva a tan terrible enfermedad.
EFECTO BULLA CALLEJERA Y FANFARRIA
PERIODISTA Hoy, 28 de junio del 2003, nuevamente la bandera del arco iris ondea en todo San Francisco. Puede verse en los bares y en las ventanas de los apartamentos, en el distrito gay de Castro, en la avenida principal de la ciudad.
LOCUTORA La misma bandera se enarbola en Roma y en Rio de Janeiro, en Copenhague y en México, en Londres y en Caracas.
HOMBRE ¡Aquí estamos, celebrando la diversidad!... ¡Gays, lesbianas, bisexuales y transexuales!... ¡La Naturaleza, con su sabiduría multicolor, está dándonos la razón!
MUJER (PÍCARA) ¡Todos los colores... y todos los amores!35

Todas las orientaciones sexuales valen lo mismo y merecen igual respeto. Para todas rigen los mismos principios ciudadanos. Ni el derecho es menor ni el delito es mayor por la orientación sexual que tenga una persona.
—Diga usted lo que quiera, pero en mi emisora no hablan los maricones —dijo rotundo un radialista haitiano durante un taller organizado por SAKS36 en Puerto Príncipe.
—Si Miguel Ángel o Leonardo vivieran ahora, ¿tampoco los dejarías hablar en tu radio? —ironizó Joseph Georges, coordinador de la capacitación. Creo que no captó el puyazo.


FUNDAMENTALISMO RELIGIOSO



Tres connotados terroristas, Osama Bin Laden, Ariel Sharon y George W. Bush, se parapetan en sus respectivos dioses para matar al prójimo. Dicen que Bush lee la Biblia en sus Consejos de Guerra. Y Sharon reza salmos antes de bombardear niños y niñas, como en Sabra y Shatila. Y el otro seguramente repasará el Corán antes de planificar sus atentados.
El fanatismo religioso es, tal vez, el más peligroso de todos. La discriminación por creencias religiosas es, sin duda, la más chocante porque los dioses y sus adoradores, para merecer ese rango, tendrían que favorecer la paz y el entendimiento entre los seres humanos, y no su destrucción.37
Desde nuestras emisoras, constructoras de ciudadanía, ¿qué podemos aportar para superar esas mentalidades miopes, que se sienten en posesión de la verdad suprema y fabrican divinidades a su imagen y semejanza?

Paneles ecuménicos
En el ámbito de las radios populares y comunitarias encontramos de todo. Hay emisoras creyentes y ateas, radios católicas y evangélicas, emisoras bahais, emisoras animistas y budistas, radios gnósticas y agnósticas. No hay incompatibilidad entre una confesión religiosa y la propuesta ciudadana.
Es decir, no hay incompatibilidad siempre y cuando dicha religión sea ecuménica. ¿Qué significa esta sabia palabra griega? Oikos es la casa y oikomene la casa común, el mundo que ocupamos todos los humanos. Ecumenismo es sinónimo de pluralismo, de amplitud de miras, de corazón universal.
Cabe, entonces, preguntarnos: ¿Hablan los evangélicos en una radio católica? ¿Hablan los católicos en una radio evangélica? ¿Tienen espacio los ateos para expresar sus puntos de vista filosóficos en una radio religiosa? ¿Y los religiosos en una radio laica?
Una emisora puede ser propiedad de un obispado o de una iglesia protestante y su programación puede ser explícitamente religiosa. Sus directivos pueden creer en Alá, en Jehová o en la Santísima Trinidad, no hay problema en ello. Pero estas creencias no deben volver excluyente la programación de esa radio porque, en ese caso, no tendríamos un medio de comunicación sino un órgano de proselitismo.
Una emisora de los Hare Krishna no alquilará un espacio a los mormones para que prediquen ideas diferentes a las suyas, eso se entiende perfectamente. Lo contrario crearía un cortocircuito en la cabeza de ambas feligresías. Pero podemos incluir en la programación, de forma periódica, los paneles o mesas redondas. Este formato parece el camino más adecuado para fomentar el ecumenismo. No decimos debates, que se prestarían a polemizar, a buscar las aristas, las divergencias entre las religiones representadas. Por el contrario, en los paneles se exponen puntos de vista diversos, pero con el ánimo de acercarlos y encontrar eventuales complementaciones.

De milagreros y otros charlatanes
Estamos hablando de religiones, de creencias que religan a los hombres y mujeres con el más allá y que les hacen ser mejores y más generosos en el más acá.
Otra cosa muy distinta son las sectas y esa pandilla de charlatanes y milagreros que han inundado nuestros países, especialmente desde que Nelson Rockefeller, allá por el año 1969, informó al Pentágono que la Iglesia Católica ya no era una aliada segura. Consideraba urgente neutralizar la teología de la liberación latinoamericana porque sus ideas resultaban muy peligrosas para la política exterior de Estados Unidos.38
¿Cómo distinguir entre religiones verdaderas y timadores de oficio? Es muy fácil. Si hay respeto a los Derechos Humanos, toda creencia es válida. Y si no hay, estamos ante un fraude.
Si un predicador profetiza catástrofes y aterroriza a la población, no tendrá espacio radiofónico, aunque pague la tarifa establecida. Si otro farsante aprovecha el programa para tráfico y abuso sexual, lo denunciaremos a través de la misma emisora. Tampoco cederemos el micrófono a esos fabricadores de milagros y sacadores de demonios que gritan aleluya y toman el nombre de Dios para esquilmarle a la gente crédula el poco dinero que les queda. Más bien, los desenmascararemos en nuestros programas.
Estos bribones, aunque se llamen seguidores de Jesucristo, son en realidad seguidores de Clavelito, aquel guajiro cubano que en los años 50 se hizo rico con el cuento del agua magnetizada. Los devotos colocaban vasos de agua sobre los receptores de radio mientras él hacía el programa. Y el Buzón de Clavelito recibía miles de cartas, cada una con un dólar adentro, solicitando los más pintorescos milagros.39

¿Quisiera saber si...?
Para abrir un consultorio sobre temas religiosos necesitamos una persona con buena preparación bíblica y teológica, y con mejor pedagogía para no escandalizar a la gente sencilla.
—Quisiera saber si María tuvo más hijos...
—¿Es verdad lo que cuenta el Evangelio de Judas?

Habrá que explicar, con tanto respeto como claridad, que el mundo no se hizo en siete días ni a las mujeres las sacaron de ninguna costilla, que los relatos del Génesis son metafóricos. Que Moisés no partió el Mar Rojo como quien parte una sandía, que los relatos del Éxodo son también figurativos. Que en su Pasión, Mel Gibson disfruta sádicamente salpicándonos de sangre sin dar una sola pista de por qué asesinaron a Jesús. Y que Mahoma jamás ordenó la ablación del clítoris.
Desmitificar la fe —cualquiera que ella sea— para edificarla sobre cimientos sólidos y no sobre una lectura literal de los textos sagrados. Y para ayudar a superar el fanatismo religioso que se alimenta, como todos los otros, de la ignorancia.

Para caminar conociendo
La historia humana ha sido una carnicería bendecida por diferentes dioses, cada cual más intolerante que el otro. En América, la cruz sirvió para justificar el mayor genocidio que se recuerde en la historia. Después de siglo y medio de conquista y colonia, los “evangelizadores” habían diezmado la población indígena. De 70 millones de seres humanos que vivían en estas tierras, apenas quedaban 3 millones.40

SACERDOTE ¡Pobladores de este lugar! Hemos venido hasta aquí para traeros la verdadera fe, la única fe que os puede salvar... ¿No queréis recibir el bautismo en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo?
INDIOS MURMULLOS
LOCUTORA Parece que en estos momentos los indígenas están deliberando...
SACERDOTE “Si no aceptáis el bautismo, os haremos la guerra por todas partes, haremos esclavos a vuestras mujeres y a vuestros hijos, os quitaremos vuestras tierras y os haremos todos los daños que podamos. Y que conste, que de todo esto no seremos nosotros los culpables, sino vosotros”. Entonces... ¿aceptáis o no el bautismo?
INDIOS MURMULLOS
LOCUTORA Los indígenas se disponen ahora a recibir el agua del bautismo...
MILITAR (AL SACERDOTE) Buen trabajo, padre. (A LOS INDIOS) “Y como ya sois cristianos bautizados, habéis de saber que su Santidad el Papa ha entregado a los católicos Reyes de España estas tierras y todo lo que hay en ellas. Y que por tanto, todos vosotros sois siervos de los Reyes de España. Y por ello, debéis pagarles tributo desde ahora y para siempre”.
SACERDOTE Amén.41

Durante los primeros años de la conquista española, ésta fue la forma de “cristianizar” a América. El texto, reproducido casi literalmente, se llamaba El Requerimiento. A veces, esas palabras se leían en latín, de noche, y a media legua de los poblados indígenas... pero siempre ante notario, para que todo fuera “legal”.
¿Somos masoquistas históricos? ¿Recordamos estos relatos macabros por resentimiento? En lo absoluto. Siempre me vienen a la mente los lúcidos versos de Neruda:
Por eso te hablaré de estos dolores que quisiera apartar,

te obligaré a vivir una vez más entre sus quemaduras

no para detenernos como en una estación, al partir,

ni tampoco para golpear con la frente la tierra,

ni para llenarnos el corazón con agua salada,

sino para caminar conociendo, para tocar la rectitud

con decisiones infinitamente cargadas de sentido,

para que la severidad sea una condición de la alegría,

para

que así seamos invencibles.42

Por suerte, como escribe Frei Betto, Dios no tiene religión. Así pues, en las radios ciudadanas queda decretado que ningún fiel considerará la suya como más perfecta que la del otro.43

¡Una buena noticia!
Muchas emisoras latinoamericanas incluyen en su programación espacios religiosos cristianos, radiorevistas de evangelización.
Evangelio es una palabra griega que significa buena noticia. Comencemos, entonces, por ahí. Teresa de Ávila decía que un santo triste es un triste santo. Glosando su frase, diremos que un programa de evangelización triste es un triste programa de evangelización. Revisemos el tono que con demasiada frecuencia adoptan los conductores de estos espacios. ¿Son carteros de una buena noticia? ¿O dolientes que llegan a dar el pésame?
Estos programas tienen que especializarse en la alegría, en transmitir entusiasmo (entusiasmo significa estar poseído por la divinidad, así que calza bien el adjetivo), en comunicar el júbilo del Año de Gracia que Jesús proclamó en su primera visita a Nazaret.
Los programas de evangelización pueden contribuir vigorosamente a la educación en valores ciudadanos y al respeto de los Derechos Humanos. Nicolás de la Carrera, profesor de religión durante años en Madrid y Aranjuez, me dice que en sus clases nunca falta el capítulo 25 del evangelio según San Mateo, donde se cuenta cómo será el Juicio Final. Esta parábola es una obra maestra para explicar en qué consiste la solidaridad y un cuestionamiento radical a cualquier sectarismo religioso.
Jesús fue un hombre risueño y libre, amiguero, apasionado por la vida y por la gente. Mientras los fariseos andaban con la cara avinagrada, él multiplicada el buen vino en las bodas de Caná para que la fiesta de los pobres durara siete días.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18

similar:

El poder del periodismo de intermediación José Ignacio López Línea y Punto, Lima 2006 a tachi radialista apasionada ciudadana radio el poder del periodismo de intermediación iconEl poder del periodismo de intermediación a tachi radialista apasionada...

El poder del periodismo de intermediación José Ignacio López Línea y Punto, Lima 2006 a tachi radialista apasionada ciudadana radio el poder del periodismo de intermediación iconMovimiento por el Periodismo Necesario elevó a la Comisión de Medios...

El poder del periodismo de intermediación José Ignacio López Línea y Punto, Lima 2006 a tachi radialista apasionada ciudadana radio el poder del periodismo de intermediación iconComercio desde el punto de vista económico el comercio es la intermediación...

El poder del periodismo de intermediación José Ignacio López Línea y Punto, Lima 2006 a tachi radialista apasionada ciudadana radio el poder del periodismo de intermediación iconDirectiva General del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo...

El poder del periodismo de intermediación José Ignacio López Línea y Punto, Lima 2006 a tachi radialista apasionada ciudadana radio el poder del periodismo de intermediación iconLey orgánica del poder legislativo del estado de veracruz de ignacio de la llave

El poder del periodismo de intermediación José Ignacio López Línea y Punto, Lima 2006 a tachi radialista apasionada ciudadana radio el poder del periodismo de intermediación iconS indicato unitario de trabajadores del poder judicial – lima

El poder del periodismo de intermediación José Ignacio López Línea y Punto, Lima 2006 a tachi radialista apasionada ciudadana radio el poder del periodismo de intermediación iconOtorgamiento de la representación procesal. Los sistemas de designación...

El poder del periodismo de intermediación José Ignacio López Línea y Punto, Lima 2006 a tachi radialista apasionada ciudadana radio el poder del periodismo de intermediación iconInforme actualizado sobre la situación del periodismo en méxico

El poder del periodismo de intermediación José Ignacio López Línea y Punto, Lima 2006 a tachi radialista apasionada ciudadana radio el poder del periodismo de intermediación iconContrato de colaboracion en intermediacion inmobiliaria

El poder del periodismo de intermediación José Ignacio López Línea y Punto, Lima 2006 a tachi radialista apasionada ciudadana radio el poder del periodismo de intermediación iconIncluye el dinero en efectivo en caja y bancos del país y del exterior...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com