Escrito de respuesta de la república argentina al escrito de presentación de la república oriental del uruguay






descargar 0.73 Mb.
títuloEscrito de respuesta de la república argentina al escrito de presentación de la república oriental del uruguay
página17/29
fecha de publicación02.06.2015
tamaño0.73 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   ...   29

Concepción fuerte o débil de los derechos humanos.



Ignorar el respeto estricto de los derechos humanos sería establecer que los derechos individuales no tuvieran una fuerza moral intrínseca y su respeto resulta dependiente de los valores dependientes de esas expresiones genéricas. Estas afirmaciones muestran tener muy poco contenido prescriptivo para el contenido de los derechos. Fundamentalmente, antes de hablar de que los derechos no son ilimitados, corresponde señalar cuál es el conflicto que existe entre dos tipos de derechos. Aquí es donde claramente se muestra la extensión de los derechos individuales entre el conflicto del derecho constitucional de la libertad de expresión del discurso protegido por un contenido constitucional, como es la defensa del medio ambiente, frente a normas genéricas existentes en tratados internacionales de comercio. Es ese conflicto el que estamos analizando. Podríamos preguntarnos si honramos el bien común cuando interrumpimos o disolvemos una manifestación que protesta en defensa del medio ambiente o cuando, por el contrario, dejamos que esa manifestación popular siga su curso. O si custodiamos mejor al bien común cuando silenciamos al opositor o cuando le permitimos que lance sus críticas más severas. Lo mismo puede decirse de expresiones tan generales como la libertad de tránsito en un conflicto frente a un derecho concreto como es la defensa del medio ambiente. Es elocuente señalar el contenido del artículo 41 de la Constitución Argentina:
Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley.

Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales.

Corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de protección, y a las provincias, las necesarias para complementarlas, sin que aquéllas alteren las jurisdicciones locales”.
Esta norma establece un contenido claro del derecho constitucional del medio ambiente, a la necesidad de preservarlo y asegurarlo para generaciones futuras lo que, por otra parte, está reconocido en normas internacionales vigentes para la Argentina y el Uruguay. Establece, para protegerlo, la competencia, tanto del gobierno nacional como de los gobiernos provinciales; es decir que la obligación constitucional se les impone a todos ellos. Es por ello que, tanto el gobierno nacional, como el provincial, debían cumplir con la obligación de preservación del medio ambiente; particularmente, en un caso de competencia común, como es la de un curso de agua con competencias compartidas.
En sociedades multiculturales con distintos intereses hay diversidad en ideas y opiniones. La voluntad de la mayoría que se expresa en una ley o en un tratado internacional dispone que su violación es antijurídica, pero, cuando existen concepciones diferentes, puede haber un grupo de personas que no comparte la opinión del mayor número y manifieste su disenso. De este modo el disenso es diferencia, no antijuridicidad. De ahí que la conducta represiva del disenso sea discriminatoria mientras que la que expulsa lo antijurídico sea legítima. El problema que surge, entonces, es trazar una línea clara entre el legítimo disenso y la antijuridicidad en temas de complejidad jurídica. En general los derechos humanos han sido expresión del disenso respecto de un consenso precedente33 y, por ello, diversos autores los han definido en base a esta característica, señalando que son derechos contra el estado o derechos a disentir. Los derechos fundamentales son excepciones a la regla de la mayoría y no pueden ser anulados por el voto democrático en una legislatura, mucho menos con la decisión de una organización internacional de integración económica. De este modo se substituye la construcción de decisiones por mayoría por una decisión elaborada por un consenso, basado en el dialogo diversificado.
El problema ambiental introduce un nuevo principio ético que es problemático, en tanto colisiona con las costumbres tradicionales. Visen, en su obra escrita en 1882, “El enemigo del pueblo”, plantea el tema: un médico de un balneario comprueba que las aguas están contaminadas por la derivación de líquidos cloacales. En el primer acto, se le rinden honores por el aporte realizado a la comunidad; posteriormente, al saber que debían cerrar el balneario - única fuente de ingresos del pueblo -, reaccionan los propietarios, los trabajadores, la prensa, el intendente y todo concluye en el último acto, en una asamblea donde lo declaran ‘enemigo del pueblo’. El caso que nos ocupa tiene la misma base ética: se comprende la importancia de la libertad de tránsito y, sin embargo, una asamblea comprende que el destino y el futuro de sus hijos esta en juego por una obra de una empresa privada y decide no aceptar que las bases de la sociedad se vean minadas. Es que el paradigma ambiental introduce un cambio que repercute sobre la teoría de la empresa y sobre la integración económica. Históricamente, se subsidió el crecimiento económico, ya que los costos ambientales se consideraban externalidades negativas que debían ser soportadas por la sociedad. Como consecuencia de esto, las empresas cuyas actividades contaminaban, no tomaban en cuenta estos costos, pues eran transferidos a otras personas o a la comunidad en su conjunto, recibiendo sólo el beneficio por su actividad. Al externalizar estos costos, no tienen incentivos en reducir el nivel de contaminación que producen con la producción de bienes y servicios rentables. El gran cambio se produce cuando se internalizan estos costos porque la sociedad ya no quiere ni puede soportarlos. Esto se ve en las indemnizaciones por daños ambientales que deben pagar las empresas pero, también, en las exigencias de transformación de los mecanismos de producción de bienes, obligándolos a incorporar nuevas tecnologías limpias cuyo costo deben soportar.34

1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   ...   29

similar:

Escrito de respuesta de la república argentina al escrito de presentación de la república oriental del uruguay iconConvenio entre los gobiernos de la republica argentina, de la republica...

Escrito de respuesta de la república argentina al escrito de presentación de la república oriental del uruguay iconTratado para la constitución de un mercado común entre la republica...

Escrito de respuesta de la república argentina al escrito de presentación de la república oriental del uruguay iconLaudo del tribunal arbitral "ad hoc" de mercosur constituido para...

Escrito de respuesta de la república argentina al escrito de presentación de la república oriental del uruguay iconRepública Oriental del Uruguay

Escrito de respuesta de la república argentina al escrito de presentación de la república oriental del uruguay iconRepública Oriental del Uruguay

Escrito de respuesta de la república argentina al escrito de presentación de la república oriental del uruguay iconBienvenido José “Pepe” Mujica, Presidente Constitucional de la República Oriental del Uruguay

Escrito de respuesta de la república argentina al escrito de presentación de la república oriental del uruguay iconP ublicada D. O. 17 ago/000 Nº 25583 defensa del consumidor el Senado...

Escrito de respuesta de la república argentina al escrito de presentación de la república oriental del uruguay iconFeroz Respuesta del director de La Republica, ante la protesta del...

Escrito de respuesta de la república argentina al escrito de presentación de la república oriental del uruguay iconLa República Argentina es una república representativa federal aunque...

Escrito de respuesta de la república argentina al escrito de presentación de la república oriental del uruguay iconEntre la República de Chile y la República Argentina






© 2015
contactos
ley.exam-10.com