Literatura griega y la estructura del párrafo 5






descargar 0.96 Mb.
títuloLiteratura griega y la estructura del párrafo 5
página8/37
fecha de publicación30.05.2015
tamaño0.96 Mb.
tipoLiteratura
ley.exam-10.com > Literatura > Literatura
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   37

ÉPICA GRIEGA



El descubrimiento de Grecia
A pesar de haber vivido durante muchos siglos bajo la influencia griega, la cultura occidental tardó en ser consciente de la grandeza de este pueblo, pues desconocía casi en su totalidad las historias de formación, la etapa épica y los fundamentos en que se basó la construcción de esta gran civilización. Pero esa venda en los ojos de Occidente se quitó gracias a que en el siglo XIX, la curiosidad del arqueólogo, Heinrich Schliemann, que tenía más de poeta que de científico, lo llevó a excavar distintos puntos geográficos tomados de los poemas de Homero con la suerte de un mago, encontró la ciudad de Micenas, eje de los comienzos del mundo griego, desarrollada entre los siglos X y IX a. De C. Luego de este descubrimiento, la búsqueda arqueológica continuó con fervor e intensidad hasta encontrar vestigios de otras culturas como la cretense y la minoica, emparentadas de un gran desarrollo social, económico y artístico. Estas culturas, que hay son conocidas como prehelénicas, se desarrollaron durante las edades de hierro y bronce, hasta que fueron destruidas por las invasiones de diversos pueblos del norte de Europa y Asia.
HOMERO




Homero, nombre tradicionalmente asignado al famoso autor de la Iliada y la Odisea, las dos grandes epopeyas de la antigüedad griega. Nada se sabe de su persona, y de hecho algunos ponen en duda que sean de él estas dos obras. Sin embargo, los datos lingüísticos e históricos de que se dispone, permiten suponer que los poemas fueron escritos en los asentamientos griegos de la costa oeste de Asia Menor, hacia el siglo IX a.C.

LA ILIADA  
Las dos epopeyas narran hechos legendarios que supuestamente ocurrieron muchos siglos antes de la época en que fueron escritas. La Iliada se sitúa en el último año de la guerra de Troya, que constituye el telón de fondo de su trama. Narra la historia de la cólera del héroe griego Aquiles. Insultado por su comandante en jefe, Agamenón, el joven guerrero Aquiles se retira de la batalla, abandonando a su suerte a sus compatriotas griegos, que sufren terribles derrotas a manos de los troyanos. Aquiles rechaza todos los intentos de reconciliación por parte de los griegos, aunque finalmente cede en cierto modo al permitir a su compañero Patroclo ponerse a la cabeza de sus tropas. Patroclo muere en el combate y Aquiles, presa de furia y rencor, dirige su odio hacia los troyanos, a cuyo líder, Héctor (hijo del rey Príamo), derrota en combate singular. El poema concluye cuando Aquiles entrega el cadáver de Héctor a Príamo, para que éste lo entierre, reconociendo así cierta afinidad con el rey troyano, puesto que ambos deben enfrentarse a la tragedia de la muerte y el luto.


LA ODISEA

 
La Odisea narra el regreso del héroe griego Odiseo (Ulises en la tradición latina) de la guerra de Troya. En las escenas iníciales se relata el desorden en que ha quedado sumida la casa de Odiseo tras su larga ausencia. Un grupo de pretendientes de su esposa Penélope está acabando con sus propiedades. A continuación, la historia se centra en el propio héroe. El relato abarca sus diez años de viajes, en el curso de los cuales se enfrenta a diversos peligros, como el cíclope devorador de hombres, Polifemo, y a amenazas tan sutiles como la que representa la diosa Calipso, que le promete la inmortalidad si renuncia a volver a casa. La segunda mitad del poema comienza con la llegada de Odiseo a su isla natal, Ítaca. Aquí, haciendo gala de una sangre fría y una paciencia infinita, pone a prueba la lealtad de sus sirvientes, trama y lleva a efecto una sangrienta venganza contra los pretendientes de Penélope, y se reúne de nuevo con su hijo, su esposa y su anciano padre.
ÉPICA  


Ambas epopeyas están escritas en un verso formal y elevado, en un lenguaje jamás empleado en la lengua normal; su métrica es el hexámetro dactílico (véase Versificación). Es imposible establecer una distinción entre estas dos obras en el aspecto estilístico. Sin embargo, resulta fácil comprender por qué, desde la antigüedad, muchos lectores las han atribuido a dos autores diferentes. La Iliada habla de las pasiones y plantea dilemas imposibles de resolver. No hay en ella auténticos villanos; Aquiles, Agamenón, Príamo y los demás personajes son víctimas de un universo trágico y cruel. En la Odisea, por el contrario, el mal es derrotado, triunfa la justicia y la familia, tristemente separada, se reúne de nuevo. La astucia, particularmente la de Odiseo, actúa como fuerza motriz a través de todo el relato
LA CUESTIÓN HOMÉRICA  


El texto moderno de los poemas homéricos se transmitió a través de los manuscritos medievales y renacentistas, que a su vez son copias de antiguos manuscritos, hoy perdidos. Pese a las numerosas dudas que existen sobre la identidad de Homero (algunos lo describen como un bardo ciego de Quíos) o sobre la autoría de determinadas partes del texto, como las escenas finales de la Odisea, la mayoría de sus lectores, desde la antigüedad clásica hasta no hace mucho tiempo, creyeron que Homero fue un poeta (o como mucho, dos poetas) muy parecido a los demás. Es decir, la Iliada y la Odisea, aunque basadas en materiales tradicionales, son obras independientes, originales y en gran medida ficticias.
Sin embargo, durante los últimos doscientos años, esta visión ha cambiado radicalmente, tras la aparición de la interminable cuestión homérica: ¿Quién, cómo y cuándo se compuso la Iliada y la Odisea? Aún no se ha encontrado una respuesta que satisfaga a todas las partes. En los siglos XIX y XX los estudiosos han afirmado que ciertas inconsistencias internas venían a demostrar que los poemas no eran sino recopilaciones, o añadidos, de poemas líricos breves e independientes (lais); los unitaristas, por su parte, consideraban que estas inconsistencias eran insignificantes o imaginarias y que la unidad global de los poemas demostraba que ambos eran producto de una sola mente. Recientemente, la discusión académica se ha centrado en la teoría de la composición oral-formularia, según la cual la base de los poemas tal y como hoy los conocemos es un complejo sistema de dicción poética tradicional (por ejemplo, combinaciones de sustantivo-epíteto: Aquiles, el de los pies ligeros) que sólo puede ser producto del esfuerzo común de varias generaciones de bardos heroicos.

Ninguna de estas interpretaciones es determinante, pero sería justo afirmar que prácticamente todos los comentaristas coinciden en que, por un lado, la tradición tiene un gran peso en la composición de los poemas y, por otro, que en lo fundamental ambos parecen obra de un mismo creador. Entretanto, los hallazgos arqueológicos realizados en el curso de los últimos 125 años, en particular los de Heinrich Schliemann, han demostrado que gran parte de la civilización descrita por Homero no era ficticia. Los poemas son pues, en cierto modo, documentos históricos, y la discusión de este aspecto ha estado presente en todo momento en el debate sobre su creación.
INFLUENCIA  


Homero es, de manera directa, el padre de toda la literatura griega posterior: el teatro, la historiografía e incluso la filosofía llevan la huella de los temas, cómicos y trágicos, planteados en estas epopeyas, así como de las técnicas homéricas. Para los últimos poetas épicos de la literatura occidental Homero ha sido siempre el maestro indiscutible (aun cuando, como en el caso de Dante, no conocieran sus obras directamente). Pero curiosamente, para sus más notables seguidores, la obra de Homero fue tanto modelo como objetivo. Así por ejemplo, la Eneida de Virgilio viene a refutar el sistema individualista de valores de la épica homérica; y en las escenas más homéricas de El paraíso perdido, del poeta inglés John Milton, las estrofas que describen la batalla en el cielo, son esencialmente cómicas. A propósito, conviene recordar que también se atribuye a Homero la redacción de la Batracomiomaquia, obra que narra, parodiando los recursos de la épica y aproximándose al mundo de la fábula, la lucha entre las ranas y los ratones. En lo que respecta a la novela, Don Quijote de La Mancha (1605), de Miguel de Cervantes, o Ulises (1922) del irlandés James Joyce, cuanto más homéricas son más tienden a la parodia y la burla de la épica. También el escritor argentino Leopoldo Marechal introduce, en su novela Adán Buenosayres (1948), técnicas heredadas de la épica homérica: es el caso del “Viaje a la oscura ciudad de Cacodelphia”, que imita el estilo de las katábasis o descensos infernales. El intento más reciente de aproximación a Homero es el del escritor Derek Walcott, nacido en la isla de Santa Lucía. Su obra Omeros, de 1990, es una extensa novela en verso en la que combina los recursos de la épica con fórmulas lingüísticas y situaciones cotidianas del ambiente antillano.
“ La cultura griega no solamente fue racional. Fueron hombres convocados con un destino de grandeza y eternidad, diversos pueblos de Europa y Asia llegaron a la isla; egeo luchaba entre si para imponer sus costumbres y su lengua, se integraron con el paso de los siglos y finalmente formaron una raza , una cultura que sería el occidente Grecia.f:\images.jpg


  1. Realizar el mentefacto sobre el tema

  2. Realiza tu propio cuento con los dioses griegos

  3. Escribir el nombre de 5 personajes mitológicos representativos y contar sus historias.

  4. Porqué la Iliada y la Odisea son importantes para la literatura universal



PÍNDARO

Píndaro (518-438 a.C.), poeta griego, generalmente considerado como el mayor poeta lírico de la literatura griega. Píndaro nació en el año 518 a.C., en Cinoscefalae, cerca de Tebas, en el seno de una familia aristocrática conocida como los ageidas. Sus amplios conocimientos geográficos, su tono aristocrático y su espíritu panhelénico pueden atribuirse, al menos en parte, a la influencia de su familia en toda Grecia.
Al parecer estudió con la poetisa de Boecia, Corinna, y fue derrotado por ella en un concurso poético. Corinna le aconsejó entonces "sembrar con la mano, y no con todo el saco", en alusión al uso excesivo del ornamento mitológico en la obra temprana de Píndaro. En años posteriores, Píndaro viajó por todo el mundo griego, y su fama nacional le hizo merecedor de numerosos encargos. Pasó dos años en Sicilia, invitado por Hierón I, rey de Siracusa, y compuso epinicios (extravagantes cantos de alabanza) para Hierón y otros reyes, así como para las más nobles familias griegas.

Ningún otro poeta griego supo expresar como él la unidad espiritual preservada por la religión y la lengua común, y por la tradición recuperada de los juegos olímpicos panhelénicos. Tan grande fue la fama de Píndaro que cuando Alejandro Magno saqueó Tebas, en el año 335 a.C., dejó intacta su casa.
Píndaro representa la culminación de la lírica coral griega, compuesta para ser cantada, con acompañamiento musical, por coros de jóvenes, en oposición a la lírica personal, cantada o recitada por una sola voz. Píndaro compuso para los dioses himnos, ditirambos, odas, canciones, cantos fúnebres y elogios, pero de toda esta producción no quedan más que unos cuantos fragmentos. Su obra conocida abarca al parecer sólo una cuarta parte del total de su producción, y está formada por cuarenta y cuatro epinicios u odas triunfales en honor de los vencedores de los cuatro grandes juegos nacionales: olímpicos, pitios, itsmios y nemeos. Su estructura es bastante compleja y contienen una importante carga moral, así como un profundo sentido religioso, que siempre fue uno de los rasgos más notables de la lírica coral griega.
El procedimiento habitual de Píndaro para alabar a los vencedores de los juegos consistía en insertar en la parte central del poema un mito que expresaba el estado de ánimo general en esa ocasión o relacionaba al héroe victorioso con el pasado mítico. En Píndaro se observa un tratamiento de los mitos griegos distinto al de los poetas épicos y más próximo al de la tragedia atica. Del mismo modo, introduce en sus odas numerosas reflexiones de carácter religioso y moral, y proclama la inmortalidad del alma y la existencia del juicio futuro.
Fragmento de “Pítica I”.

de Píndaro.

A Hierón Etneo, auriga
Cítara de oro, presea común

á Febo y las musas de crenchas negrales:

á ti te oye la danza, comienzo

de la fiesta fulgente,

y tus acordes acata el cantor,

cuando los sones primeros,

esos ductores de coros,

con trémula cuerda despides.

Y apagas el rayo furioso, flamante, perenne:

sobre el cetro se aduerme de Jove,

el águila, lánguidas sueltas las rápidas alas,

Antistrofa 1ª.

De las aves la reina; y le tiendes

sobre la corva cabeza

nube de faz tenebrosa,

para sus párpados velo anhelado;

ella, enarcando la espalda flexible,

duerme, vencida

por tu son de tormenta.

Y Marte violento del fuego espantoso

de la lid se retira y su pecho repara soñando.

Aun de los dioses las mentes hechiza

tu dardo, educado por Febo

y de las musas floridas la ciencia.

Epodo 1º.

Mas aquello que no ama el Saturnio,

se aterra al oir el acento de las cantantes camenas:

por la tierra y el ponto bravío;

y el que en el hórrido tártaro yace,

odio á los dioses, Tifón, de cien testas;

–Crióle otros tiempos, el antro cilicio perínclito,

y hora

la excelsa marina de Cima le oprime;

oprímele el pecho velloso Sicilia;

la columna celeste le clava del Etna,

el nevoso, de eternas escarchas fontana....

EL TEATRO GRIEGO
La tragedia es la expresión de la madurez y sabiduría del pueblo griego. Este se inició como el de cualquier pueblo, a partir del instinto de imitar seres de la naturaleza y representar lo desconocido, para así superar los miedos. Esto equivale a decir que el teatro surgió desde el momento mismo en que el hombre creó los mitos. Pero lo interesante acerca del rudimentario y mítico teatro griego, es cómo a partir de allí llegó a elaborar una forma artística compleja y a tratar unos contenidos profundamente filosóficos que aún hoy no han sido superados. Sobre la tragedia y el teatro. Aristóteles decía:

La tragedia es la imitación de una

acción seria, de cierta extensión y que,

por medio de la compasión o del terror,

depura estas mismas u otras análogas

pasiones del alma.

FUNCIÓN DEL CORO EN LA TRAGEDIA
Como se dice popularmente, el coro no era un invitado de piedra en el drama griego. Por el contrario, su función era tan importante como la de los actores. Sus intervenciones y diálogos daban relieve a la tensión dramática, aconsejando a los personajes, previniéndolos, revelándoles los oráculos, y manteniendo la expectativa. Este coro presentaba además el marco histórico de los acontecimientos precedentes a lo que se contaba en escena, y cantaba para suavizar y excitar los ánimos de los espectadores. El coro marcaba así el ritmo interno de la obra.
Por otro lado, sobre el coro recaía la tarea de realizar la danza y la música. En cuanto a la primera, ésta era muy parecida al ballet moderno por su suavidad, movimiento de manos y brazos, pero dependía estrictamente del texto escrito por el poeta. Y la música, interpretada por la flauta o la cítara, cumplía un papel de acompañamiento. De alguna manera, por la majestuosidad y la combinación de los elementos que hemos visto, el drama griego es semejante a la ópera moderna.
Y EN ULTIMAS...¿QUÉ ES LA TRAGEDIA GRIEGA?
La tragedia es la máxima expresión estética, filosófica y vital del pueblo griego. Esta forma acabada corresponde de manera perfecta a la constante búsqueda de este pueblo por alcanzar la perfección en todos los órdenes de la vida. Dicho en otras palabras corresponde a la plenitud de su cultura.

Pero vayamos por partes y dilucidemos este planteamiento. La tragedia es un acto estético, porque en ella, el poeta involucra y combina las expresiones de la poesía, la danza y la música para presentar un espectáculo sonoro y visual con el objeto de entretener y conmover a un pueblo ansioso de poesía y nuevas experiencias artísticas.

Aún así, la tragedia griega fue más allá del espectáculo y la diversión. Cada festival y competencia en el campo de la tragedia era asumido por los autores y por el pueblo, como un ritual sagrado, como un acto religioso que purificaba el espíritu; razón por la cual, en las obras dramáticas no era tan importante la anécdota de la obra en sí, sino la visión que se daba del hombre, del destino y del respeto a las normas éticas y sociales. Por ello, los dramas trágicos griegos no se refirieron nunca a las situaciones cotidianas, los hechos concretos ni las personas particulares, sino al desgarramiento del hombre universal enfrentado a su destino y a sus pasiones. Estos temas se encontraban presentes ya en los mitos; lo que demuestra que la cultura griega fue unitaria y coherente, pues jamás se separó de las raíces y normas implantadas desde el inicio.

La tragedia griega trascendió, precisamente porque convirtió la lucha del hombre contra el destino en el eje principal de sus creaciones. Ese drama, contundente y absoluto, produjo en el espectador manifestaciones de terror y piedad, que eran las respuestas naturales de su espíritu al verse reflejado en ese espejo que le habían puesto al frente. Estas respuestas eran buscadas cuidadosamente por los autores, pues como ya dijimos, la tragedia pretendía educar a los ciudadanos como hombres respetuosos del orden, de la justicia y de los dioses. A esto se refería Aristóteles cuando dijo que la tragedia producía una catarsis –purificación- en el espectador.f:\imaguenes para anamaria\images.jpg


Escucha con atención la contextualización que hará tu profesor (a) con la sociedad griega y la sociedad colombiana en la actualidad; ya que con este ejercicio podrás comprender más afondo la cultura griega.

f:\images.jpg


  1. Explique cómo fue el teatro griego.




  1. Escribir una tragedia de nuestra actualidad.




  1. Dibuje la máscara de Colombia y explíquela.




  1. Investigue ¿ Quiénes fueron Rómulo y Remo.? Cuéntanos su historia.




  1. Investigue ¿ Qué relación tienen (Dionisio, Baco) con el teatro y en general con las tragedias




  1. ¿Cómo es la tragedia clásica?




  1. Cuál es la estructura de la tragedia clásica?




  1. ¿Cómo eran los personajes de la tragedia clásica?




  1. En grupos de a 5 estudiantes realicen una pequeña obra teatral en la que mezclen dioses de la mitología griega y personajes de la vida actual, procura porque la obra contenga un mensaje de amor, política, religión y a la vez sea cómico.

Debes tener en cuenta el vestuario, la escenografía y por supuesto el guión de cada uno de los personajes.


  1. De la unidad uno saca las palabras desconocidas, búscalas en el diccionario y crea oraciones con ellas.

  2. De cada tema saca las palabras claves y explícalas con tus propias palabras

  3. Realiza de cada tema un mentefacto argumental

  4. Escribe como vas aplicar los conocimientos que obtuviste en esta unidad para tu vida y tu entorno.

TALLER No 1
Épica y novela
Según Georg Lukács, autor de Teoría de la novela, “sólo los poemas homéricos son épica en sentido estricto”. En ellos las divinidades que gobiernan el mundo y rigen los destinos humanos se ponen cerca de los hombres como el padre respecto del niño, y las aventuras que superan los héroes son simplemente el itinerario de un camino previamente trazado. En la épica no existe la pregunta por el sentido del viaje, ya que el héroe conoce la respuesta antes de partir hacia Ítaca. El mundo es ancho y está lleno de peligros, y, sin embargo, es como la casa propia, pues hombres y dioses están en comunión. Homero nos revela la perfección del helenismo, que resulta impensable para nosotros, hombres modernos, hombres del sin sentido, autores y lectores de novelas.

La consolidación del capitalismo durante el Renacimiento provoca una completa transformación del concepto de la vida y una profunda alteración de los puntos de orientación trascendentales del mundo occidental. La desdivinización del mundo es uno de los principales fenómenos que caracterizan a la modernidad. De acuerdo con Milan Kundera, la desdivinización, que no debe confundirse con el ateísmo, “designa la situación en la que el individuo, ego que piensa, reemplaza a Dios como fundamento de todo”. En este contexto tiene su génesis el género novelesco con la obra de Cervantes. Don Quijote se encuentra en el vértice entre la épica y la novela; su aventura es una búsqueda de la trascendencia, que culmina con la triste constatación de que los dioses han abandonado el mundo; los gigantes no son más que molinos, y el abismo que separa al hombre de los dioses ya no será superado.

Sólo en el siglo XIX alcanza la novela su madurez, con las obras de Flaubert y Dostoievski.

El triunfo de la burguesía tras la Revolución Francesa y las prácticas de capitalismo salvaje tras la Revolución Industrial agudizaron el sentimiento de desamparo trascendental, hasta tal punto que la filosofía, en la pluma Nietzsche, predicó la muerte de Dios. La novela intentó colmar el vacío que se produjo tras el exilio o deceso divino explorando la psiquis humana. ¿Qué es un individuo? ¿En qué consiste su identidad? Las novelas modernas buscan una respuesta a estas preguntas. En la estética de Dostoievski, el más importante entre los novelistas modernos, el hombre se define por su visión del mundo: sus personajes están arraigados en una ideología personal muy particular según la cual actúan inflexiblemente.

En la novela contemporánea, el hombre se define por su discurso. Una nueva conciencia del

lenguaje, entendido como constructor de realidad y no como simple medio de comunicación, condujo a autores como James Joyce y Virginia Woolf a buscar, en el flujo de la conciencia individual, una respuesta a la pregunta por la identidad. Así pues, el héroe de nuestros días no emprende, como Odiseo, una aventura que lo lleva por el mundo al encuentro de su destino, sino que realiza un viaje interior en busca de sí mismo y de un sentido para su existencia. Épica y novela son, en este sentido, manifestaciones de la relación particular que la antigüedad y la modernidad han sostenido con lo trascendente.
(Texto inédito de Iván Pinilla.)

1. Del primer párrafo del texto anterior se puede deducir que la perfección del helenismo consiste en

A. la belleza y la armonía de los poemas homéricos.

B. la comunión que existe entre hombres y dioses.

C. el sinsentido de la existencia para los griegos.

D. la predeterminación del itinerario de los héroes.
2. En el texto, las comillas se emplean para

A. introducir la voz del autor.

B. cederle la palabra a un personaje de ficción.

C. resaltar el carácter irónico del enunciado.

D. distinguir las citas tomadas de otros textos.
3. De acuerdo con el enunciado del tercer párrafo: “Sólo en el siglo XIX alcanza la novela su madurez,

con las obras de Flaubert y Dostoievski”, se puede inferir que esto ocurre debido a que

A. la industria editorial alcanza proporciones enormes.

B. los novelistas representan a la burguesía triunfante.

C. los novelistas se ocupan de explorar la mente humana.

D. se establece un discurso filosófico sobre la muerte de Dios.
4. En el segundo párrafo, la expresión “ego que piensa” se emplea como una definición de

A. moderno.

B. Dios.

C. ateo.

D. hombre.

5. De acuerdo con el texto anterior puede afirmarse que en el género novelesco se manifiesta

A. la comunión entre dioses y hombres modernos.

B. el desamparo trascendental del hombre moderno.

C. la consolidación del capitalismo renacentista.

D. la rebelión contra el destino de los héroes antiguos.
6. En el enunciado del primer párrafo: “En la épica no existe la pregunta por el sentido del viaje, ya que el héroe conoce la respuesta antes de partir hacia Ítaca”, Ítaca es símbolo de

A. la interioridad de los hombres.

B. un puerto de descanso en el viaje.

C. el umbral entre la vida y la muerte.

D. el destino final de todo viaje.
7. De acuerdo con el segundo párrafo del texto se puede afirmar que: la característica de la modernidad que resultó más determinante para el surgimiento de la novela es

A. la adopción del capitalismo.

B. la publicación del Quijote.

C. la desdivinización del mundo.

D. el triunfo de la burguesía.
8. De acuerdo con el texto, para Dostoievski un individuo se define por su ideología personal; podría decirse que esta concepción del hombre se anticipa a la concepción del movimiento literario

A. existencialista.

B. realista social.

C. surrealista.

D. impresionista.
9. De acuerdo con lo planteado en el texto, la oposición entre gigantes y molinos en el Quijote representa, más que la oposición entre locura y cordura, el contraste entre

A. la vida y la muerte.

B. el feudo y el burgo.

C. lo divino y lo humano.

D. la mentira y la verdad.
10. Para el autor del texto anterior, la épica y la novela son

A. géneros literarios emparentados por el tema de la aventura y el viaje.

B. expresiones literarias del sentido de comunión de una época con lo trascendente.

C. géneros literarios que se identifican en su concepción del héroe.

D. expresiones literarias que son resultado de una misma visión del mundo.
11. Por la forma como se presenta la información anterior, se diría que se trata de un texto

A. argumentativo, porque propone y sustenta un punto de vista sobre el tema.

B. narrativo, porque relata cronológicamente la evolución de los géneros.

C. expositivo, porque señala y explica las diversas posturas sobre el tema.

D. lírico, porque se ocupa de la poesía en la antigüedad y en la modernidad.

d:\imagenes\imagenes modulos\lengua.jpg


1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   37

similar:

Literatura griega y la estructura del párrafo 5 iconLiteratura griega y la estructura del párrafo 5

Literatura griega y la estructura del párrafo 5 iconExploración de la literatura clásica griega

Literatura griega y la estructura del párrafo 5 iconLiteratura española del siglo XX tema 5: la literatura del siglo XX (1ª parte)

Literatura griega y la estructura del párrafo 5 iconDictamen a tenor del párrafo 4 del artículo 5 del Protocolo Facultativo

Literatura griega y la estructura del párrafo 5 icon1. el nuevo art. 27. 1, PÁrrafo tercero, de la ley del irpf

Literatura griega y la estructura del párrafo 5 iconLiteratura : Zinea eta literatura, Narratiba Laburreko idazkera tailerra

Literatura griega y la estructura del párrafo 5 iconEsparta la guerrera polis griega del peloponeso

Literatura griega y la estructura del párrafo 5 iconEl vendedor más grande del mundo
«literatura de poder». Esta clase de literatura tiene en sí el poder de transformar la vida del lector. Siguiendo esta tradición,...

Literatura griega y la estructura del párrafo 5 iconAviso para dar cumplimiento a lo dispuesto por el párrafo (2) de...

Literatura griega y la estructura del párrafo 5 iconLiteratura/index html >literatura






© 2015
contactos
ley.exam-10.com