“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí”






descargar 223.98 Kb.
título“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí”
página5/6
fecha de publicación27.07.2015
tamaño223.98 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Literatura > Documentos
1   2   3   4   5   6
ENRIQUE PLA Y DANIEL, natural de Barcelona, nacido en el año 1876 y falleció en Toledo en el año 1968.
En el año 1918 fue nombrado Obispo de Ávila y en 1934 de Salamanca, en 1940 Arzobispo de Toledo y Primado de España y en 1946 fue nombrado Cardenal.
Cuando estalló la Guerra Civil española se colocó inmediatamente al lado de los sublevados, como pensador ideológico de la extrema derecha o fascismo.
En septiembre de 1936 apoyó al bando franquista con la pastoral “Las dos ciudades”.
En colaboración con el franquismo, en 1939 publicó el documento “El triunfo de la ciudad de Dios y la resurrección de España”.

Gobierno la Iglesia española durante más de veinte años, dejando claramente su adhesión con el régimen franquista y muy en particular con los fascistas – falangistas, los militares y el sindicalismo oficial.
Tuvo muy buenas relaciones con los franquistas Esteban Bilbao y el general Moscardó.
Fue un auténtico fascista y colaborador directo del régimen franquista, aceptando como necesarios todos los crímenes que se llevaban a término con su bendición.


=====================


GREGORIO MODREGO CASAUS, nació el 17 de noviembre de 1890, en El Baste (Zaragoza) y falleció en Barcelona el día 16 de enero de 1972.
En 1942 fue nombrado obispo de Barcelona y arzobispo diez años más tarde.
En el año 1937 firmó la denominada PASTORAL DE LA CRUZADA, cuyo objetivo era dar autoridad moral a los golpistas y seguidores del franquismo, siendo un acérrimo defensor del dictador. Durante el franquismo fue Procurador en Cortes y hombre muy vinculado al régimen. Consiguió celebrar en Barcelona el XXXV Congreso Eucarístico Internacional, en el año 1952.
Durante su estada en Barcelona, hubo de enfrentarse al crecimiento de las organizaciones católicas más progresistas como la Juventud Obrera Cristiana.


=======================
VICENTE ENRIQUE Y TARANCÓN, nació en Burriana (Castelló), el 14 de mayo de 19º7 y falleció en Valencia el 28 de noviembre de 1994.
Fue obispo de Solsona, arzobispo de Oviedo, Toledo y Madrid y cardenal presbítero de San Juan Crisóstomo en el Monte Sacro Alto.
Durante la Guerra Civil la iglesia católica española creyó mayoritariamente en la “Cruzada” religiosa del franquismo, contra la amenaza del anticlericalismo republicano y él fue un fiel seguidor del franquismo; más tarde, sin embargo, el propio Tarancón llegaría a padecer un anticlericalismo diferente, el de las derechas.
La publicación en 1950 de la pastoral social “El pan nuestro de cada día”, contra el estraperlo le hizo caer en desgracia ante los políticos y ante el catolicismo integrista, en su diócesis se dejó de especularse con el precio del trigo y hubo menos hambre. Tal vez su carrera eclesiástica permaneció estancada durante 18 años en la misma diócesis. En sus memorias afirmó: “No me lo perdonaron. Alguien le preguntó al nuncio Cicognani cómo yo seguía en Solsona después de 18 años u el nuncio respondió: Mira, hijo, hasta que los del Gobierno no digieran el pan……”
Pablo VI le había entregado ya el capelo cardenalicio en abril de 1969, la cual cosa sorprendió a los círculos integristas y políticos de la dictadura. Durante el funeral de la mano derecha del dictador Luís Carrero Blanco en el año 1973, fue insultado por los ultra al grito de “Tarancón al paredón”, incluso varios ministros le negaron el saludo y tuvo que salir por la puerta trasera de la Iglesia de San Franisco el Grande para evitar agresiones.
En 1975 con ocasión del caso Añoveros, obispo de Bilbao, al que el régimen detuvo para mandarlo al exilio a causa de una pastoral, Tarancón hizo llorar al decrépito dictador (lágrimas de cocodrilo), diciéndole, que se le excomulgaría si ejecutaba semejante orden de expulsión.
Intento desligar a la Iglesia de la dictadura porque creía que la misma había pagado un precio moral por apoyar al régimen, que los ciudadanos no han llegado a perdonar nunca.
Fue Presidente de la Conferencia Episcopal Española durante los años 1971 hasta 1981.


===================


ANTONIO AÑOVEROS ATAÚN, natural de Pamplona el día 13 de junio de 1909, fallecido el 24 de octubre de 1987.
Fue un clérigo católico español, obispo de Cádiz, Ceuta y Bilbao.
Considerado próximo a los planteamientos nacionalistas, protagonizó uno de los escándalos más sonados del final del franquismo. El 24 de febrero de 1974 publicó una pastoral en la que se hacía un llamamiento para que se reconociera la identidad cultural y lingüista del pueblo vasco. Fue acusado de lanzar ataques subversivos contra la unidad nacional. El nuevo presidente de Gobierno, Arias Navarro, presionado por la extrema derecha, redujo al obispo y su vicario general, monseñor Ubieta López, a arresto domiciliado.
Se intentó expulsarlo de España y él se negó a abandonar el país, alegando que sólo lo haría bajo órdenes del Papa Pablo VI. Una expulsión forzada hubiera sido considerada una violación del Concordato y se llegó a amenazar con la excomunión del general Franco. El asunto trajo mucha expectación y se convirtió en cuestión extremadamente delicada para el Gobierno español. El presidente Arias Navarro se vio forzado, finalmente, a retirar la orden.


==========================


FRANCISCO VIDAL Y BARRAQUER, natural de Cambrils (Tarragona), el 3 de octubre de 1868 y falleció en Friburgo el 13 de septiembre de 1943.
Fue obispo de Solsona, Arzobispo en 1919 y Cardenal de Tarragona en 1921.
Gran defensor de la lengua catalana, su preocupación por la cultura lo llevó a fundar la Biblioteca, el Museo y el Archivo de la archidiócesis tarraconense, gracias a lo cual ingresó en la Real Academia de la Historia.
Durante la dictadura del general Primo de Rivera defendió la libertad de la Iglesia, fue objeto de críticas por parte de la derecha españolista por su defensa de la lengua catalana y su uso en los oficios religiosos. Trataron de separarle de su diócesis, sin éxito, si consiguieron que la Santa Sede le prohibiese el uso del catalán en la predicación.
Al proclamarse la Segunda República en el año 1931 y ser expulsado poco después el cardenal y arzobispo de Toledo Pedro Segura, en junio de 1931, fue elegido jefe del episcopado español y una de las figuras más significadas de la Iglesia española, mostrando su disposición al reconocimiento del régimen republicano, sin perjuicio de la defensa de las posturas de la Iglesia, en caso de que sus intereses fuesen menoscabados o atacados. Contribuyó a evitar incendios de iglesias y conventos en Catalunya.
Al estallar la Guerra Civil se encontraba en Barcelona, partiendo de inmediato a Tarragona. Se refugió en el Monasterio de Poblet (Tarragona). Allí fue detenido por milicianos de la FAI de Hospitales de Llobregat, que fueron a buscarlo y conducido a Barcelona, donde la intervención personal del consejero de la Generalitat de Catalunya Ventura Gassol, encabezada por el Presidente Lluís Companys, consiguieron su liberación y traslado a Italia. Temiendo por su vida y para no dejar abandonada la diócesis de Tarragona, creyó apropiado que se quedase en su lugar el obispo auxiliar don Manuel Borrás, pero este pronto fue fusilado por los milicianos de la FAI. En su testamento manifestó su deseo de que sus restos fuesen trasladados a la sede de Tarragona y enterrados cerca del sepulcro de su obispo auxiliar Manuel Borrás, solidarizándose con su indigna y criminal muerte. Voluntad que se realizó en el mes de mayo de 1978. Aquella muerte lo afectó muchísimo y en cierta manera se sintió responsable por haberlo dejado como su sustituto.
Se negó a firmar la Carta colectiva redactada el 1 de julio de 1937, por el episcopado español a instancias de Franco, y no reconoció nunca el régimen franquista. Por todo ello, la dictadura franquista no le permitió el regreso a su sede e incluso presionó al Vaticano para que le obligase a renunciar, cosa que no fue aceptada por Papas Pío XI y Pío XII. Trasladado a Suiza ante la ocupación alemana, falleció en 1943 en la ciudad de Friburgo.
La conducta de este Cardenal catalán fue excepcional y merecedora de un reconocimiento digno por su personalidad, declarado antifranquista, actitud muy poco conocida y reconocida por los ciudadanos catalanes y españoles, si todos los representantes de la Iglesia Católica española y catalana, hubiesen tenido la misma conducta democrática y ejemplar, los hombres, mujeres y niños asesinados por aquel régimen totalitario franquista se hubieran podido evitar, pero la mayoría de los representantes de la Iglesia, nunca aceptaron su separación del estado, no querían perder el dominio sobre el pueblo que tantos años habían tenido controlado, no les interesaba una democracia, ya que para ellos representaba disminución de poder, además del odio y su sed de venganza, que los dominó durante y después de la contienda militar, pues, en lugar de apaciguar los ánimos contribuyeron a aumentar las presiones irracionales de los causantes del golpe militar.


======================

MARCELO GONZÁLEZ MARTÍN, nació el 16 de enero de 1918 en Fuentes de Nava (Palencia)
Fue Obispo de Astorga, Arzobispo de Barcelona y Cardenal Presbítero de San Agustín, el 3 de diciembre de 1971 fue promovido a la archidiócesis de Toledo como Primado de España y en 1972 fue designado cardenal, Persona de gran energía y fuerte temperamento. No se le puede juzgar de franquista, pero aceptó el régimen dictatorial, dedicándose exclusivamente a su labor pastoral.
Su nombramiento como arzobispo de Barcelona 2l 7 de enero de 1967, no gustó a ciertos sectores catalanistas católicos, los cuales, amparándose en las resoluciones del entonces recién concluido Concilio Vaticano II, organizaron una campaña “Volem bisbes catalans”. La Santa Sede fue muy presionada y lo trasladó a Toledo.
Los recelos iniciales contra su persona, pronto cesaron. Promovió el uso del catalán en la liturgia, para lo que contó con la estimable ayuda de los monjes de Montserrat, incluso llegó a hablar el catalán.
Durante su pontificado se reabrieron las causas de beatificación y canonización de los muertos durante la Guerra Civil por profesar su fe- Durante la apertura del proceso en la catedral de Toledo afirmó:
“Con estas causas de beatificación no introducimos ningún favor de discordia en la vida española. Obramos con absoluta fidelidad a algo que está por encima de los hombres, en primer lugar, porque debemos conservar y vivir la memoria de nuestros mártires y con eso no hay implicación alguna de amparo y protección de ideologías enfrentadas unas con otras……Conservar y vivir la memoria de los mártires es un deber cristiano. Queremos encontrar más motivos para amar la Iglesia, porque cuando se logran estas beatificaciones el corazón se ensancha al contemplar a esta Iglesia, madre fecunda, que en cualquier momento de la historia engendra estos hijos”.
Es muy significativa la discriminación que siempre ha hecho la Iglesia y lo sectaria que es, ella promociona la beatificación de sus religiosos muertos por su fe cristiana, pero se olvida de pedir perdón por su intervención directa en la represión consentida durante la dictadura franquista, por los crímenes contra la humanidad habidos durante aquel régimen dictatorial de los también hijos de Dios.
Durante la transición política, fue identificado por parte de los medios de comunicación como el representante del “ala conservadora” de la Iglesia española, por el mero hecho de haber celebrado los funerales del criminal de guerra el general Franco, a pesar de que mantuvo su actitud de separación entre la Iglesia y los poderes políticos.
Desde su puesto en el Consejo de Estado, redactó una pastoral sobre la Constitución de 1978, en la que aseguraba que esta contenía cinco graves defectos, a saber:
a.- La exclusión del nombre de Dios en una nación de bautizados.

b.- Falta de referencia a la ley natural, con lo que las leyes quedaban a merced de los poderes públicos.

c.- Falta de garantías para la libertad de enseñanza y de seguridad a los padres para la formación religiosa de sus hijos.

d.- Falta la tutela para los valores de la familia y del matrimonio, abriendo las puertas del divorcio.

e.- Y la omisión del veto explícito al aborto.

Sin embargo aplaudió la definitiva retirada de los eclesiásticos de tareas políticas, aunque que él no abandonó sus obligaciones en el Consejo de Estado.
Señaló los cinco graves defectos de la Constitución de 1978, pero, casualmente se le olvido señalar que en la misma no había la rehabilitación jurídica de los republicados juzgados ilegalmente durante la dictadura. Y no se pronunció en contra de la Ley de Amnistía de 1977, en la que exoneraba de toda responsabilidad civil, penal y administrativa a todos los responsables de los crímenes que se cometieron durante la dictadura. Tanto para él como para muchos fue una cosa normal este olvido, producto de la amnesia política – religiosa que se impregnó durante la ejemplar transición política española.


============================

MANUEL IRURITA Y ALMÁNDOZ, natural de Larráinzar (Navarra), el día 19 de agosto de 1876 y supuestamente fusilado el 3 de diciembre de 1936 en Montcada y Reixac, su lápida mortuoria dice: “Caído por Dios y por España”.
Era de ideología carlista, muy amigo de las derechas, no tuvo buenas relaciones con la Generalitat de Catalunya, además, mantuvo un enfrentamiento con el Cardenal Vidal y Barraquer y la Federación de Jóvenes Cristianos, ya que él prefería la Acción Católica.
El 25 de marzo de 1927, la Santa Sede lo preconiza obispo de Lleida y en marzo de 1930 se le designa para la sede de Barcelona.
Controversia en torno a su fallecimiento. Según la Causa General y el testimonio de otros sacerdotes, el obispo Irurita habría sido asesinado el 3 de diciembre de 1936 en la población cercana de Barcelona de Montcada y Reixac por milicias anarquistas, hecho que ha sido aceptado comúnmente. Sin embargo, existen testimonios de personas que aseguran haberlo visto saliendo del Palacio Episcopal de Barcelona, dos días después de la entrada del ejército franquista en esta ciudad, el 28 de enero de 1939. Con estos testimonios, entre otras circunstancias, se han sustentado por parte de historiadores como el monje de Montserrat Hilario Raguer, para asegurar absolutamente convencido, que el obispo Irurita no lo mataron el diciembre de 1936, especialmente tras la apertura de los archivos vaticanos relativos a Pío X, en los que consta que los servicios de información militar de los franquistas daban por vivo al obispo de Barcelona en el año 1937.
Los análisis del cadáver del obispo Irurita son concluyentes, pero no determinantes. El enigma de la muerte del obispo, no se resolvió cuando en 1999, un grupo de forenses practicó pruebas antropomórficas y de ADN de los restos depositados desde 1942, en un sarcófago al pie del Cristo de Lepanto, en la catedral de Barcelona. Las conclusiones de aquellos informes, especialmente el de la composición genético – molecular, fue presentada de forma concluyente pero no determinante.
Según la nota del arzobispo de Barcelona del 11 de enero de 2000, los restos pertenecen aun familiar por vía materna, tal como un hermano biológico, y por lo tanto pertenece con muy alta probabilidad al Obispo Irurita. Pero no se descarta que pudieran pertenecer a los de su sobrino, el sacerdote Marcos Goñi Almándoz, que fue ejecutado junto con otras personas en Montcada y Reixac.
Se impuso la creencia de su asesinato que perdurará a pesar d los testimonios, que lo vieron después de terminada la guerra civil.
En conclusión, el enigma del monseñor Irurita sigue generando más interrogantes que respuestas, los informas de los forenses no permiten una conclusión cierta.
Un reciente trabajo del historiador Joan Boada, demuestra que a finales de 1938, dos años después de su supuesto fusilamiento, todavía se hacían gestiones para liberar el obispo de Barcelona, junto al de Termal, monseñor Polanco.
Si su asesinato por parte de los anarquistas no se puede demostrar, teniendo en cuenta de que varios testigos lo vieron después de finalizada la guerra y los restos analizados del cuerpo que se encontró no son determinantes, nos preguntamos: ¿Dónde está enterrado y quién lo hizo desaparecer?
Su proceso de beatificación está paralizado, según parece por su ideario político carlista y para que no sea beatificado antes que el Cardenal Vidal y Barraquer, y lo que es más importante, para no dar un Obispo santo a los carlistas.
Apenas cinco meses después de la entrada de las tropas de Franco en Barcelona, el 17 de junio de 1939, se celebró en la catedral el solemne funeral y la fue dedicada una calle. Rendir honores a los mártires de la Cruzada, formaba parte de la liturgia nacionalcatólica.
=========================

1   2   3   4   5   6

similar:

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconAdministración Autonómica del País Vasco Anuncios
«Boletín Oficial del Pais Vasco» 25 de marzo por el que se establece la estructura orgánica y funcional del Departamento

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconBibliografía: «Retos y propuestas socio-políticas en la situación...
«terrorimo vasco», parece generalizado el despiste de la población y de la clase político-mediática, que paradójicamente parece no...

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconTribunal superior de justicia del pais vasco

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconPlan de estudios país vasco 2015 docente a cargo

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” icon10. 172 toneladas de aceite industrial usado han sido recuperadas en el País Vasco durante 2012

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconLa Sentencia de la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso Administrativo...

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconLa práctica del "camping" en el País Vasco, va adquiriendo cada vez...

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconNadie hubiera creído en la década de los 80 que el País Vasco, afectado...

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconEl Parlamento de Cataluña aprobó el 23 de enero de 2013 la Declaración...

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconPensar al México de hoy como una Nación multicultural es todavía...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com