“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí”






descargar 223.98 Kb.
título“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí”
página4/6
fecha de publicación27.07.2015
tamaño223.98 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Literatura > Documentos
1   2   3   4   5   6
CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA


La Conferencia Episcopal Española es una institución administrativa y de carácter permanente integrada por todos los obispos españoles, en comunión con el Romano Pontífice y bajo su autoridad, para el ejercicio conjunto de algunas funciones del Episcopado Español, respecto de los fieles de su territorio, a tenor del Derecho común y de sus estatutos, con el fin de promover la vida de la Iglesia, fortalecer su misión evangelizadora y responder de forma más eficaz al mayor bien que la Iglesia debe procurar a los hombres.
Fue constituida el 3 de octubre de 1966, goza de personalidad jurídica pública eclesiástica y civil en virtud del acuerdo sobre Asuntos Jurídicos del 3 de enero de 1979, entre la Santa Sede y el Estado Español.
La última renovación fue aprobada por la LXXXII Asamblea Plenaria de la CEE de mayo de 2004 y confirmada por Decreto de la Congregación de Obispos de 21 de junio de 2005.
Según el artículo Dos de los Estatutos de la Conferencia Episcopal Española, son miembros de pleno derecho los Arzobispos y obispos diocesanos, el Arzobispo castrense, los Arzobispos y Obispos coadjutores y auxiliares, los Administradores apostólicos y los Administradores diocesanos, además de los Arzobispos y Obispos titulares y eméritos con cargo especial en el ámbito nacional, encomendados por la Santa Sede o por la Conferencia Episcopal. Todos los Obispos españoles con cargo pastoral tienen voz y voto en las Asambleas Plenarias, los Obispos Eméritos (jubilados) sin cargo pastoral, solamente voz. Los cargos se eligen por tres años, no pudiendo sobrepasar tres mandatos, excepto el Secretario General que se elige para cinco años.
El Comité Ejecutivo desde el año 2008 y hasta el 2011 es el siguiente:
Presidente: Antonio María Rouco Varela, cardenal- arzobispo de Madrid.

Vicepresidente: Ricardo Blázquez Pérez, obispo de Bilbao.

Secretario: Juan A. Martínez Camino, obispo auxiliar de Madrid.

Miembros: Lluís Martínez Sistach, cardenal-arzobispo de Barcelona

Carlos Amigo Vallejo, cardenal-arzobispo de Sevilla.

Carlos Osorio Sierra, arzobispo de Valencia.

Juan del Río Martín, arzobispo Castrense.
Además existen diferentes comisiones presididas por arzobispos u obispos
La Iglesia Católica es totalmente intolerante con sus semejantes, sus jerarcas son los únicos poseedores de la verdad, soberbios, orgullosos y amantes de las riquezas, desconocen lo que es la humildad, constantemente muestran públicamente no conocer la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en su Artículo 5, nos dice: “Nadie estará sometido a la tortura ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes”. Ella siempre amenaza al pueblo si no obedecen sus órdenes e impone sobre sus creyentes su única verdad y los sanciona o amenaza declarándoles herejes i excomulgándoles, pero actualmente están abriendo los ojos y la gente se da cuenta de los graves errores que en el transcurso de los años han venido cometiendo, sólo por el mero hecho de poseer bajo su dominio a los ciudadanos del mundo.
No solamente es contraria a la Ley del Aborto, incluso condena la selección genética para fines curativos. ¿Es posible tanta barbarie?
El cardenal Rouco Varela, como Presidente de la Conferencia Episcopal Española, formuló diferentes ataques al Gobierno socialista, en el acto de clausura de la familia cristiana celebrado en la plaza de Colón de Madrid en el mes de diciembre de 2007, su pudieron oír fuertes críticas por sus políticas en materia de familia, tales como el matrimonio homosexual o el llamado divorcio Express, que, en palabras de Rouco ha citado el artículo 16.3 de la declaración de los derechos humanos, constatando tristemente que el ordenamiento jurídico español ha dado marcha atrás con respecto a la declaración de los Derechos Humanos de la ONU y que supone un retroceso en los derechos humanos. ¿Cómo puede el cardenal Rouco Varela hablar de derechos humanos, cuando la Iglesia Católica Española, todavía no ha pedido perdón por su intervención directa en los crímenes contra la humanidad, cometidos con su bendición y colaboración durante la dictadura del general Franco?
El acto comenzó con las palabras del cardenal donAgustín García-Gasco, arzobispo de Valencia, que criticando la cultura del laicismo, que ha calificado como un fraude, que sólo conduce a la desesperación por el camino del aborto, el divorcio Express y las ideologías que pretenden manipular la educación de los jóvenes, y por lo que reclamaba la disolución de la democracia.
También tomó la palabra el cardenal - arzobispo de Toledo, don Antonio Cañizares, que aseguró que la familia está bajo amenazas claras y ataques de gran calado, que supone un ataque grave para el futuro de la sociedad.
Con gran énfasis en sus palabras y subrayando con gestos, se leyeron varios pasajes de la Biblia, para luego asegurar que estos gobiernos ateos y laicos, nos quieren hacer creer que nuestra nave, nuestra vida, no va a ningún lado y no es cierto.
El cardenal Rouco Varela, aseguró que ellos ofrecen su testimonio, no lo imponen, para acto seguido llamar a la evangelización de la sociedad española.
La Iglesia católica nunca ofrece libertad o democracia, puesto que ella lo ignora, son los que se apartan y la niegan, está probado que les van mejor las dictaduras, palabras del cardenal de Valencia Agustín García-Gasco.
El 28 de noviembre de 2009, el día siguiente en que el Congreso de los Diputados dio el soporte mayoritario al proyecto de ley del aborto del Gobierno Central, el representante de la Conferencia Episcopal Española y obispo auxiliar de Madrid, don Juan Antonio Martínez Camino, advirtió de las consecuencias que tendrían de asumir los diputados católicos que votasen a favor de la futura ley. No habló claramente de excomunión, pero si recordó que los católicos que den soporte a la ley quedarán en situación de pecado y se les puede negar la comunión. Solamente quedarían absueltos si se confiesan y manifiestan públicamente su arrepentimiento.
El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid Adolfo Navarro, criticó las palabras del portavoz de la Conferencia Episcopal, por durísimas y que suenan a historias de la Inquisición. Además estas palabras le recordaban cuando la Iglesia en otros tiempos pasados excomulgaba y a algunos los llevaba a la hoguera. Insistió en que son unas declaraciones que remiten a comportamientos de la Iglesia que es mejor olvidarlos y consideró que hubiese bastado con el recordatorio a los católicos practicantes de que deberían seguir las posiciones de la Conferencia Episcopal.
Por su parte Izquierda Unida a través de Inés Sabanés, apuntó que igual no representa a toda la Iglesia, que hay unos elementos básicos de convivencia en España, que es el respeto y autonomía de las instituciones, por la tanto, las amenazas a las instituciones cree que son absolutamente reprochables.
El ministro de Fomento José Blanco, criticó la hipocresía episcopal porque sólo excomulga a socialistas, ha asegurado que lo que más le irrita es la hipocresía episcopal por denigrar y excomulgar a los socialistas españoles y no a los conservadores de todos los gobiernos europeos, incluido el de José María Aznar y nadie los llamó asesinos, que han promovido leyes a favor del aborto. Recuerda que gobernó ocho años con una ley que bajo el coladero del daño psicológico para la madre permite abortos prácticamente sin límites y sin control. Asegura que la actitud de la Iglesia no sólo es reaccionaria, si no que es hipócrita.
El cardenal – arzobispo de Barcelona don LLuís Martínez Sistach y miembro de la Conferencia Episcopal Española, en un escrito suyo publicado en el Diario Avui del día 25 de noviembre de 2009, con el título “La Iglesia delante del abortamiento”, hace un análisis sobre la futura ley del aborto”: Cuando la Iglesia interviene para recordar su posición sobre un tema determinado, en algunos medios de comunicación fácilmente se presenta la información como si fuera una imposición que la Iglesia católica quiere hacer a toda la sociedad o como ingerencia en el ámbito de las decisiones políticas. La Iglesia continuará proclamando el valor incondicional y la grandeza de la vida humana y en consecuencia rehusar el abortamiento provocado.
La Iglesia católica históricamente siempre ha impuesto sus decisiones voluntariamente o por la fuerza a la sociedad, además de ingerir en todas las decisiones políticas cuando lo ha creído para sus intereses, pero no para el bien común de la sociedad, que según ustedes tanto defienden. La Iglesia, según el Papa JOAN XXIII es madre y maestra. Como maestra, recuerda el mensaje maravilloso que la vida humana es un don de Dios, que Él nos ha dado el mandato de NO MATARÄS. Este respeto a la vida humana es un elemento muy importante para el bien común que ha tener siempre en cuenta la legislación civil.
La Iglesia Católica actual, por lo que se puede deducir nos quiere recordar el mensaje de JOAN XXIII, de que no matarás. ¿Pero la Iglesia Católica española, recuerda los crímenes que consintió con su bendición durante el franquismo?
La Iglesia Católica española y catalana, ¿han hecho alguna proclama contra los crímenes cometidos por el franquismo y ha pedido perdón por su intervención directa?
Hubo un Papa de Roma que públicamente tuvo la honradez y la voluntad firme de pedir perdón al mundo, por la colaboración que tuvo la Iglesia Católica con el fascismo de Italia y el nazismo de Alemania, pero, tuvo un lapso intencionado o no, se le olvidó de pedir perdón por el franquismo de España.
Por lo que parece se ha podido comprobar a nivel interior, que aquí en España en el transcurso de los años 1939 – 1975, tal como ha ido evolucionando la instauración de la supuesta democracia parlamentaria, no pasó nada grave, todo sucedió dentro de una normalidad puramente cristiana, se cometieron algunos crímenes contra la humanidad, pero sin importancia, solamente fueron asesinados unos doscientos mil hombres y mujeres, niños robados, destierro de familias de su hogar, miles y miles de hombres y mujeres encarcelados en prisiones y en campos de concentración y de trabajos forzados, por orden del dictador fascista el general Franco, que supo imponer por la fuerza bruta un sistema político, que encajaba con la ideología de la Iglesia Católica española, para lograr e imponer una criminal paz duradera.
La emisora de radio C O P E, propiedad de la Conferencia Episcopal Española, durante muchos años ha estado haciendo una campaña contra todo lo que representaba democracia y libertad, a través de unos locutores llamados Federico Jiménez Lozanitos y Cesar Vidal, que como idealistas del fascismo y poseedores de la verdad, se han dedicado únicamente a mentir, insultar y difamar a cualquier persona, fuese o no político, las ondas radiofónicas de la emisora han sido para ellos una arma muy peligrosa, que utilizaban para desacreditar, todo ello, con el consentimiento y el beneplácito de la propietaria de la emisora radiofónica, que no le importaba la conducta irracional de aquellos individuos sin escrúpulos, mientras las arcas se llenasen de euros. ¿Los propietarios de la emisora COPE, miembros de la Iglesia Católica Española, como pudieron consentir que durante tantos años aquellos personajes pudiesen actuar en su nombre únicamente para mentir, insultar y difamar? ¿La Iglesia los ha excomulgado por las mentiras y barbaridades que han estado propagando en su nombre y representación? Ni en los tiempos del criminal de guerra el general Franco, existió una cosa semejante.
¿Qué reacción ha tenido la Iglesia Católica en relación a la condena del tribunal alemán contra el obispo católico ultra-nacionalista británico Richard Williamson, condenado a pagar una multa de 12.000 euros por negar públicamente el Holocausto Alemán? ¿La Santa Sede no tendría de excomulgarlo? ¿Por qué la Iglesia es tan tolerante con los suyos y tan exigente con los demás?
Con la instauración de la nueva y supuesta democracia, la Iglesia católica española, ha perdido algo de influencia y poder sobre la sociedad civil, con el régimen franquista estaba acostumbrada a actuar como inquisidora, con su particular criterio cuidaba de la pureza de la fe, incluso imponiéndola si era necesario por la fuerza del poder que ostentaba con aquel régimen.
Poco a poco va habiendo la reacción de los católicos, al darse cuenta de la conducta de la Iglesia durante el franquismo, que fue totalmente represiva, actualmente continúa siendo negativa y antidemocrática, no ha demostrado la más mínima dignidad en reconocer el papel que tuvo durante la dictadura.
Siguen sin rectificar ni un ápice en su actitud discriminatoria con respecto a sus hermanos y siervos de Dios. Premia a los que combatieron la democracia y a los que la defendieron son objeto de olvido o desprecio humanitario.
El 28 de septiembre de 1971, se celebró en España la Asamblea Conjunta de Obispos y Presbíteros de la Iglesia Española, y allí se presentó la celebre proposición que decía:
“Si decimos que no hemos pecado, hacemos a Dios mentiroso y su palabra ya no estará con nosotros. Así pues, nosotros no supimos a su tiempo ser verdaderos ministros de reconciliación en el seno de nuestro pueblo, dividido por una guerra entre hermanos. Esta proposición fue presentada cuatro veces en la Asamblea, pero no se consiguió su aprobación”
Recientemente se ha publicado en la prensa catalana la campaña que ha iniciado la asociación catalana “Acció dels Cristians per l’Aboliació de la Tortura”, para que los obispos pidan perdón por el franquismo, culpa ala jerarquía católica de dar soporte al golpe de estado de 1936 y olvidándose de los crímenes habidos durante la dictadura franquista. Han iniciado una campaña a nivel estatal que tiene por objetivo reclamar a la jerarquía católica que pida perdón por su implicación en aquellos crímenes cometidos durante la dictadura, por considerar que son culpables de un delito de omisión y permitió la muerte por motivos ideológicos a unas 200.000 personas. No piden responsabilidades, solamente que la Iglesia pida perdón. Es una demanda justa y un clamor de la sociedad civil. Dicen que es especialmente doloroso el silencio espantoso de la buena gente que padeció aquella represión.
La asociación Acció dels Cristians per l’Abolició de la Tortura, ha reclamado públicamente a la Iglesia española y catalana, que la jerarquía eclesiástica pida perdón por su colaboración en el golpe de estado del general Franco, ¿han sido excomulgados todos sus miembros? ¿Es que la democrática Conferencia Episcopal, se ha cuidado de enmudecer aquella asociación? Puesto que no se ha sabido nada más de su iniciativa.
Las autoridades eclesiásticas españolas no tienen sentimientos humanos, ellas pueden canonizar o beatificar a sus mártires, pero niegan la rehabilitación de aquellos hombres, mujeres y niños que padecieron en sus carnes la cruel represión franquista, que se llevaba a cabo con su plena bendición y consentimiento.
Incluso mientras se estaba tramitando en el Congreso de los Diputados, la desafortunada y descafeinada Ley de la Memoria Histórica, que no ha servido para nada, teniendo en cuenta de que niega la rehabilitación jurídica de todos los represaliados, el cardenal Rouco Varela, se pronunció públicamente de que no era necesaria, y que lo procedente era el olvido, francamente vergonzoso e indignante por la falta de caridad del máximo representante de la Iglesia Católica Española.

OBISPOS, ARZOBISPOS Y CARDENALES ESPAÑOLES, LA MAYORÍA DE ELLOS COLABRAORES FIELES Y SIN ESCRÚPULOS DEL FASCISMO IMPUESTO POR LA FUERZA BRUTA POR EL CRIMINAL DE GUERRA EL GENERAL FRANCO Y A LA VEZ RESPONSABLES DE LOS CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD, QUE SE COMETIERON ENTRE LOS AÑOS 1936 Y 1975.

=========================


ISIDRO GOMÁ Y TOMÁS, natural de La Riba (Tarragona). El día 19 de agosto de 1869 y falleció en Toledo el 22 de agosto de 1940.
Obispo, Arzobispo y Cardenal de Toledo y Primado de España.
Desde el primer momento de estallar la Guerra Civil, se colocó al lado de los golpistas, se declaró sin escrúpulos como seguidor del movimiento fascista y claramente de la extrema derecha.
Su apasionada defensa del franquismo en las pastorales y en la Carta Colectiva del Episcopado Español, tuvieron una gran repercusión internacional, suscrita por todos los obispos españoles, excepto por dos, Vidal y Barraquer cardenal de Tarragona y Mateo Múgica, obispo de Vitoria.
Poco después del comienzo de la guerra civil, se refirió al conflicto como una lucha entre: “España y la anti-España, la religión y el ateismo, la civilización y la barbarie” Y también que “¿La guerra de España es una guerra civil? “No, es una lucha de los sin Dios……contra la verdadera España, contra la religión católica”.
Cuando terminó la guerra, dio un nuevo reconocimiento al franquismo, publicando “El Catolicismo y la Patria”.
El alzamiento militar contra la República, según su opinión: “Fue un alzamiento cívico – militar, en su origen un movimiento nacional de defensa de los principios fundamentales de toda sociedad civilizada, en su desarrollo, lo ha sido contra la anarquía coaligada con las fuerzas al servicio de un gobierno que no supo o no quiso titular aquellos principios”.
Consecuencia de esta afirmación hizo las conclusiones siguientes:
Primera.- Se imputa a la Iglesia la nota de temeridad y partidismo al mezclarse en la contienda que tiene divida la nación. La Iglesia se ha puesto siempre al lado de la justicia y de la paz y ha colaborado con los poderes del Estado, en cualquier situación, para el bien común. No se ha atado a nadie, fuesen partidos, personas o tendencias. Situada por encima de todos y de todo, ha cumplido sus deberes de adoctrinar y exhortar a la caridad, sintiendo pena profunda por haber sido perseguida y repudiada por gran número de sus hijos extraviados. Apelamos a los copiosos escritos y hechos que abonan estas afirmaciones. Se dice que esta guerra es de clases, y que la Iglesia se ha puesto del lado de los ricos. Quienes conocen sus causas y naturaleza saben que no. Que aun reconociendo algún descuido en el cumplimiento de los deberes de justicia y caridad, que la Iglesia ha sido la primera en urgir. El pueblo fue engañado con promesas irrealizables, incompatibles no sólo con la vida económica del país, sino con cualquier clase de vida económica organizada. Aquí está la bienandanza de las regiones indemnes, y la miseria, que se adueño ya de las que han caído bajo el dominio comunista.
Segunda.- La Iglesia, con ello, no ha podido hacerse solidaria de conductas, tendencias o intenciones que, en el presente o en lo porvenir, pudiesen desnaturalizar la noble fisonomía del movimiento nacional, en su origen, manifestaciones y fines.
Tercera.- Afirmamos que el levantamiento cívico – militar ha tenido en el fondo de la conciencia popular de un doble arraigo: El del sentido patriótico, que ha visto en él la única manera de levantar a España y evitar su ruina definitiva; y el sentido religioso, que lo consideró como la fuerza que deba reducir a la impotencia a los enemigos de Dios, y como la garantía de continuidad de su fe y de la práctica de su religión.
Cuarta.- Hoy, por hoy, no hay en España más esperanza para reconquistar la justicia y la paz y los bienes que de ellas deriva, que el triunfo del movimiento nacional. Tal vez hoy menos que en los comienzos de la guerra, porque el bando contrario, a pesar de todos los esfuerzos de sus hombres de gobierno, no ofrece garantías de estabilidad política y social.
Resumen de la respuesta del cardenal arzobispo de Toledo de 19 de enero de 1937, después de leer en la prensa del día 22 de diciembre de 1936, el discurso pronunciado por el señor Aguirre Presidente del Gobierno de Euskadi:
“Una mano amiga interesadísima, como de buen cristiano y patriota, en que termine la cruentísima lucha en que se consume España, hace llegar a las mías un ejemplar del periódico Euskadi de Bilbao, en el que se inserta el discurso pronunciado por V. el 23 de diciembre de 1936. Por las reiteradas alusiones que hace al silencio de la jerarquía sobre determinados puntos cuya gravedad no puede ocultarse en estos momentos, me creo en el deber de contestarle, como representante más alto que ha querido la Santa Sede fuese en mi insignificancia personal, de la gloriosa jerarquía eclesiástica española. Me tortura la idea Sr. Aguirre, de que ese querido pueblo vasco no ha conocido toda la verdad, por el magisterio categórico de los Pastores de la Iglesia, ha querido abrirse paso e iluminar las inteligencias, ha querido entre las veladuras por la interposición de humanas convivencias, más atentes a las conquistas de orden público que a los altísimos intereses de orden sobrenatural, que deben tener siempre la primacía de todo”.
He leído señor Aguirre su discurso de un tirón y quiero hacerle algún reparo:
“Afirma usted que los sublevados han asesinado a numerosos sacerdotes t religiosos beneméritos por el hecho de ser amantes del pueblo vasco, me resisto a creer que algunos sacerdotes hayan sido fusilados por el mero hecho de ser amantes de su pueblo vasco”.
Usted pregunta con el corazón dolido: “¿Por qué el silencio de la jerarquía?
Y como el lamentable hecho se ha explotado en grave daño de España, nos consta, y conviene, en estos momentos, que se pongan las cosas en su punto: “Yo le aseguro señor Aguirre, que aquellos sacerdotes sucumbieron por algo que no cabe consignar en este escrito”
Si no quiso consignarlo en su escrito, seguramente es porque se sentía culpable y por la falta de dignidad y caridad cristiana, en no querer reconocer aquellos crímenes, lo más seguro es que los sacerdotes vascos asesinados en las playas de Bilbao, lo fueron por ser calificados por los golpistas y la jerarquía de la Iglesia de rojos separatistas, calificación que se hacía generalmente durante aquellos años a todas las personas que no eran adictas al régimen que se impuso por la fuerza bruta de las armas.
¿A que viene, señor Aguirre, su impertinente pregunta, sino confundir nociones, enredar hechos e infundir recelos contra los jerarcas a quienes parece tener usted en tanta estima? “Increpa usted a la jerarquía eclesiástica por su silencio ante la injusta agresión, este lenguaje, doblemente injusto, prescinde de un hecho ruidoso como lo fue la intervención de la jerarquía en el movimiento vasco de hace cinco meses, y porque quisiera coaccionarla arrastrándola a la consagración pública de un disparate y de una injusticia, no es digno de un hombre que se dice de si mismo presidente de un Gobierno”.
Esta soberbia y prepotencia del cardenal Gomá hacia el Presidente Aguirre, muestra una vez más la intolerancia de las altas jerarquías de la Iglesia española y la poca vergüenza que tenían y continúan teniendo.
El cardenal Gomá pretendía convencernos para justificar su colaboración directa con el golpe de estado del general Franco, con todas sus represiones y crímenes contra la humanidad, como garantía para que la propia Iglesia pudiera disfrutar de todos los privilegios que la República democráticamente le retiró. Olvidándose de su primer objetivo que es la caridad con el prójimo.


===================


1   2   3   4   5   6

similar:

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconAdministración Autonómica del País Vasco Anuncios
«Boletín Oficial del Pais Vasco» 25 de marzo por el que se establece la estructura orgánica y funcional del Departamento

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconBibliografía: «Retos y propuestas socio-políticas en la situación...
«terrorimo vasco», parece generalizado el despiste de la población y de la clase político-mediática, que paradójicamente parece no...

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconTribunal superior de justicia del pais vasco

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconPlan de estudios país vasco 2015 docente a cargo

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” icon10. 172 toneladas de aceite industrial usado han sido recuperadas en el País Vasco durante 2012

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconLa Sentencia de la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso Administrativo...

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconLa práctica del "camping" en el País Vasco, va adquiriendo cada vez...

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconNadie hubiera creído en la década de los 80 que el País Vasco, afectado...

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconEl Parlamento de Cataluña aprobó el 23 de enero de 2013 la Declaración...

“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación. El Fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí” iconPensar al México de hoy como una Nación multicultural es todavía...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com