Se ocupa de la estructura de las palabras, su constitución interna y sus variaciones. Sintaxis






descargar 0.58 Mb.
títuloSe ocupa de la estructura de las palabras, su constitución interna y sus variaciones. Sintaxis
página8/15
fecha de publicación16.03.2016
tamaño0.58 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Literatura > Documentos
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   15


Estos elementos morfológicos son los que constituyen las llamadas formas verbales simples. Además, los verbos pueden expresar su variación de tiempo, modo y aspecto mediante la combinación de la forma no personal correspondiente (infinitivo, gerundio o participio) con un verbo auxiliar, es decir, aquel verbo que, en determinadas construcciones, pierde o ve alterado su significado conceptual y transmite sólo información gramatical. Ambos elementos-verbo auxiliar+forma no personal-constituyen una sola unidad sintáctica denominada construcciones perifrástica. Diferenciadas por su grado de gramaticalización, son tres las que conviene tener en cuenta:

*El verbo auxiliar haber, acompañado al participio del verbo (amado), da lugar a las formas compuestas: hemos amado, habían amado, etc. Esta perífrasis está ya muy gramaticalizada, por lo que se incluye siempre dentro de la conjugación verbal.

* La construcción formada por el verbo auxiliar ser+ participio permite expresar la voz pasiva: soy amado, fuiste amada…

*Otros verbos auxiliares pueden acompañar también a algunas formas no personales de verbo y formar con ellas perífrasis verbales , que permiten expresar significados gramaticales similares al aspecto y al modo del verbo (estoy amando, voy a amar…).



    1. La vocal temática

En un elemento que carece de significado característico del verbo.

Permite clasificar los verbos en tres grupos diferenciados o conjugaciones : son verbos de la primera conjugación los que presentan –a-como vocal temática; los de la segunda conjugación presentan la vocal temática –e-; los de la tercera conjugación presentan –i-. Esta distinción es clara sobre todo en el infinitivo: cant-a-r \ tem-e-r\ part-i-r.

    1. La variación de número y persona.

La variación de número expresa sí la forma verbal es singular o plural. No es una información gramatical exclusiva del verbo; como se ha visto, afecta a las clases nominales de palabras.

La variación de persona indica si se trata de la primera, de la segunda o de la tercera persona. Tampoco es exclusiva del verbo, ya que, según se ha dicho, los pronombres personales y los posesivos también la conocen.

Los significados gramaticales de número y persona no son inherentes al verbo: vienen regidos contextualmente por la concordancia con el sujeto.

Las formas verbales que no distinguen número y persona son las formas no personales (frente a las formas personales, que sí las distinguen). Son el infinitivo (amar), el gerundio (amando) y el participio (amado).

    1. Tiempo

El morfema del tiempo es exclusivo del verbo e inherente a él. En términos generales, se señala si la acción expresada por el verbo es anterior (pasado), posterior (futuro) o simultánea (presente) al momento de habla, que se convierte así en el punto de referencia primario en la relaciones temporales.

coge


Juan coge el autobús

0 (=momento de habla)


Juan cogió el autobús

cogió 0


Juan cogerá el autobús

  1. cogerá


Sin embargo en el discurso, ciertas formas verbales no expresan simultaneidad, anterioridad o posterioridad con respecto al momento de habla, sino en relación con otra referencia temporal, precisada explícita o implícitamente en el discurso. Así, por ejemplo, había salido es pasado con relación al hablante y, además, en una oración como Cuando lo llamé, ya había salido indica anterioridad respecto de la referencia temporal expresada por la forma verbal llamé. Asimismo, habré llegado es futuro desde la perspectiva del hablante, pero en la oración El domingo ya habré llegado indica anterioridad a la referencia temporal marcada con el sustantivo domingo.





0

Habré llegado domingo

    1. Aspecto

El aspecto, al igual que el tiempo, es un significado gramatical característico del verbo. En un sentido amplio, el aspecto expresa, mediante mecanismos lingüísticos diferentes, ciertas características de la acción verbal consideradas desde la perspectiva del hablante. Dada una acción realizada por un sujeto, por ejemplo, Juan (estudiar) Matemáticas, el hablante, además de situar dicha acción en el presente, en el pasado o en el futuro, puede referirse a ella observándola en sus inicios (va estudiar), en su desarrollo (está estudiando), en su finalización (ha estudiado), en sus resultados (lleva estudiados dos temas de Matemáticas), en su reiteración (vuelve a estudiar)…,lo cual da lugar a distintos significados aspectuales, que el hablante expresa con mecanismos distintos:

*El uso de determinadas formas verbales le permite expresar si considera la acción como acabada o no. Todas las formas compuestas, y también el pretérito perfecto simple, implican el final de la acción expresada por el verbo (aspecto perfectivo): en Juan ha estudiado, Juan estudió, Juan estudiará. Esta oposición perfectivo- imperfectivo constituye el aspecto verbal propiamente dicho, porque es el que se transmite con el morfema de tiempo-modo-aspecto.

*El uso de diferentes perífrasis verbales le permite al hablante expresar otros significados que tienen que ver con la perspectiva desde la que se contempla la acción: reiteración, comienzo, duración, resultado. En estos casos conviene hablar más bien de valores aspectuales.

No hay que confundir estos dos conceptos (aspecto verbal y valores aspectuales de la perífrasis) con un tercero de carácter léxico que depende más bien del significado mismo del verbo, hay verbos, llamados desinentes o puntuales, cuyo significado implica la conclusión de una acción o proceso, como, por ejemplo, morir, salir, etc.; otros, llamados permanentes o durativos, que designan una acción o progreso que transcurre a lo largo del tiempo, como recorrer, temer, brillar, etc.; otros de nominados incoativos, significan acción o estado que comienza, como florecer, dormirse, etc.; y otros, en fin, denotan una acción que se realiza habitualmente (frecuentativo:, tutear, cojear, culear…) o que se compone de actos repetidos con regularidad (iterativos: repicar, martillear, bombardear…). Todas estas distinciones del significado propio de los verbos constituyen lo que se denomina modo de acción, que, como decimos, no hay que confundir con el aspecto de las formas verbales (perfectivo-imperfectivo) ni con los valores aspectuales aportados por las perífrasis.

    1. Modo

Como el tiempo y el aspecto, el modo es exclusivo de los verbos. El modo informa sobre la actitud del hablante en relación con el proceso o acción verbal, que puede ser vista de tres maneras:

  1. Como algo real, o concebido como real, es decir, existente o de existencia segura para el hablante. Este es el modo indicativo.

Juan ha llegado esta mañana (el hablante considera segura la llegada de Juan)

  1. Como algo virtual, posible, independiente de que su realización sea efectiva o no.

La acción p proceso verbal existe en la mente del hablante, quien manifiesta ante ello una actitud de duda, deseo, temor…Es éste el modo subjuntivo.

¡Ojalá haya llegado Juan esta mañana! (no es seguro para el hablante que haya llegado: lo que expresa es su deseo de que sea así).

Tal vez Juan haya llegado esta mañana ( no es seguro que haya llegado: lo que se expresa es una duda)
Sin embargo, el uso del modo subjuntivo está condicionado también por otros factores. En las oraciones subordinadas, puede venir exigido por las construcción sintáctica, al margen de cuál sea la actitud del hablante. Así, los verbos de deseo, ruego o mandato exigen que en la oración subordinada aparezca el verbo subjuntivo: Quiero que me llames; Te ruego que me hagas caso; las subordinadas finales también han de aparecer siempre en subjuntivo: Te lo digo para que lo sepas; en otros casos, el uso del indicativo o del subjuntivo depende de que el verbo principal esté o no negado: Creo que llegará a tiempo/No creo que llegue a tiempo.

  1. Como una orden o exhortación. Es el modo imperativo:

Venid aquí ahora mismo.

Mira qué casa tan bonita.

El modo imperativo es el propio de los enunciados con función conativa.

    1. Voz

Es usual en las gramáticas escolares incluir la voz como una variación morfológica más del verbo, al mismo nivel que la persona, el número, el tiempo, etc. Sin embargo, hay una diferencia fundamental: el significado de voz no se expresa en castellano mediante morfemas flexivos (como sucedía en latín, por ejemplo), sino mediante procedimientos sintácticos que se estudiarán más adelante.


  1. EL SISTEMA VERBAL DEL CASTELLANO:

LA CONJUGACIÓN REGULAR.

Se llama conjugación el conjunto de formas diferentes que puede adoptar un verbo. Este conjunto de formas verbales constituye un sistema basado en las oposiciones de persona, número, tiempo, modo y aspecto que ya hemos visto. Comprende no sólo las formas verbales simples (tema + desinencias), sino también las formas compuestas (haber + participio), que entrar en oposición con los demás.

En castellano hay tres modelos de conjugación regular, denominados primera, segunda y tercera conjugación: cantar, temer, partir. Se diferencian por la vocal temática, que es-a-,-e-,-i-, respectivamente, y también por utilizar desinencias distintas de tiempo, modo y aspecto en algunas formas. Las formas simples del verbo responden siempre a la misma estructura:
LEXEMA+ (VOCAL TEMÁTICA) + DESINENCIA DE TIEMPO/MODO/ASPECTO+DESINENCIA DE NUMERO/PERSONA.
*El lexema es invariable a lo largo de toda la conjugación. Sólo en algunos verbos, llamados irregulares, se producen variaciones en el lexema: Jug-ar/jueg-o/;pon-er/pong-/pond-ré.

*En las conjugaciones segunda y tercera la vocal temática puede sufrir variaciones que hacen que algunas formas de temer y partir resulten coincidentes. Así, en ambos verbos la vocal temática puede ser –e-, como en algunas formas del presente de indicativo (temes/partes; teme/parte; temen/parten) y del imperativo (teme/parte); puede ser-i-, como en el pretérito perfecto simple (temí/partí, temiste/partiste, etc.); e incluso –ie-, como en algunas formas del subjuntivo (temiera/partiera)

Por otro lado, la vocal temática desaparece en aquellas formas verbales cuya desinencia comienza por vocal: cant-O-é, cant-O-ó.

*Las desinencias de persona y número son las que figuran en el cuadro de margen

Estos morfemas flexivos son los mismos para todas las formas verbales. Hay sólo tres excepciones: a) el presente de indicativo presenta-o en la primera persona del singular; b) el pretérito perfecto simple presenta-O en la segunda persona del singular; c) las dos formas del imperativo tienen morfemas especiales: O para singular y –d para plural.

La desinencia de tiempo/modo/aspecto es la que presenta mayor variedad. Veremos el morfema correspondiente al estudiar cada una de las formas verbales de la conjugación.



    1. Formas verbales del indicativo

      1. El presente : Canto

El morfema de tiempo/modo/aspecto en el presente de indicativo es O; es la forma temporal no marcada.

Su significado está condicionado por este carácter de tiempo no marcado; señala lo que no es pasado ni futuro. Enuncia una acción que es simultánea al momento del habla y que se presenta como no terminada. Tiene, pues, aspecto imperfectivo: Juan lee un libro.
0




Lee

De acuerdo con este significado general, el presente de indicativo ofrece diversos valores, entre los que destaca el del llamado presente gnómico, que expresa algo de forma intemporal, por lo que se suele utilizar en definiciones, aforismo, refranes…(La tierra gira alrededor del Sol).

Ahora bien, el presente de indicativo puede emplearse en determinadas oraciones para expresar tiempo pasado o futuro:

*Presente con valor de pasado (presente histórico). El hablante, con el fin de darle una especial viveza a una acción sucedida en un momento anterior al del habla, se traslada mentalmente a ese momento en que se produjo y se refiere a ella como si fuera actual. El desplazamiento requiere que se señale la referencia al tiempo pasado con algún elemento del contexto o través de la propia situación. El presente histórico es empleado tanto en el registro culto como en el habla coloquial y familiar:

Cervantes publica la primera parte del Quijote en 1605.

Ayer, cuando estaba a punto de decírselo, se me queda mirando y no me atrevo

a abrir la boca.

*Presente con valor de futuro. Expresa una acción que todavía está por realizarse. Por tanto, se produce también un desplazamiento temporal, en este caso hacia el futuro, que permite que la referencia a la acción del verbo adquiera ciertos matices: inminencia (mañana te llamo), valor deliberativo (¿Qué le digo yo ahora?), valor imperativo (Lo haces y te callas).

Con este valor de futuro aparece habitualmente en las oraciones interrogativas para pedir permiso o solicitar algo (¿abro la ventana?), y en cierto tipo de oraciones condicionales (Si llegas a tiempo, le das esto).


      1. Formas que expresan el pasado

3.1.2.1 El pretérito imperfecto: cantaba.

El morfema de pretérito imperfecto de indicativo es-ba-en la primera conjugación, e-ía en la segunda y tercera conjugación.

Expresa una acción en su desarrollo, situada en el pasado con respecto al momento del habla. Tiene aspecto imperfectivo. Su valor temporal más frecuente es el de indicar simultaneidad con respecto a otra referencia temporal situada en el pasado: Leía una novela cuando me llamó (la acción de “leer” se entiende como simultanea al momento del pasado expresado por llamó).

  1. llamó




  1. 0



(2)leía

Por sus características presenta una acción que no avanza, dotando a veces al texto en el que aparece de un cierto estatismo. Ello hace que el imperfecto sea una forma verbal muy apropiada para las descripciones.

Al indicar también simultaneidad, el pretérito imperfecto tiene valores muy similares al presente: puede indicar simultaneidad puntual (Se sentó cuando yo entraba), duración (El año pasado vivía en Madrid).acción habitual (Antes salía todos los fines de semana) o un hecho intemporal (Los antiguos no podían ni imaginar que la tierra era redonda)

En determinadas construcciones, el imperfecto puede adquirir otros valores especiales. En este sentido, hay que destacar el imperfecto con valor condicional, utilizado en las subordinadas condicionales y concesivas del registro coloquial (Si lo supiera, te lo decía; Aunque lo supiera, no te lo decía).

3.1.2.2 El pretérito perfecto simple ( o pretérito indefinido): canté

El morfema de tiempo/modo/aspecto varía en esta forma verbal según la persona y número. En realidad, se puede decir que ambos morfemas constituyen uno solo. Son los siguientes:

Primera singular: -é (primera conj.)/-i (2 y 3 conj.); segunda singular:-ste-; tercera singular: -ó; primera plural: O; segunda del plural: -ste-; tercera plural: -ro-.

El morfema de segunda persona del singular es en este caso - . .Se considera un vulgarismo utilizar el mismo morfema-s del resto de los tiempos: *cantaste, *temistes,*partistes.

Expresa una acción anterior al momento del habla y tiene aspecto perfectivo. Este valor aspectual es lo que lo distingue del pretérito imperfecto, que, como se ha visto, no señala el final de la acción. Así, en Luis vivía en el campo, vivía se refiere a una acción de pasado pero en la ciudad o con y todavía sigue viviendo en el campo .En cambio, en Luis vivió en el campo, vivió se refiere a una acción pasada que sí se da por terminada, por lo que se entiende que “Luis ya no vive en el campo”, y resulta contradictoria la coordinación de las oraciones *Luis vivió en el campo y todavía vive en el campo.

El pretérito perfecto simple sitúa la acción del verbo en un tiempo que el hablante considera concluido para él: Acabé la carrera el año pasado (el hablante de por concluido el tiempo año pasado en el que se realizó la acción).

Como se verá, este significado del pretérito perfecto simple lo diferencia del pretérito perfecto compuesto.




( el año pasado) (este año)

1 0




  1. Acabé

Finalmente, por tratarse de un tiempo no durativo, su uso en los textos sugiere el carácter sucesivo de las acciones y produce una sensación de dinamismo que contrasta con el estatismo descriptivo característico de los imperfectos. Ello hace que el pretérito sea una forma verbal propia de la narración.

3.1.2.3. El pretérito perfecto compuesto: he cantado

Se forma con el presente de indicativo del verbo auxiliar haber más el participio del verbo.

El pretérito perfecto compuesto expresa una acción pasada y tiene aspecto perfectivo, es decir, se da la acción por terminada. Lo que lo distingue del pretérito perfecto simple es que en el compuesto el hablante se siente todavía en el mismo momento temporal en que se produjo la acción; Hoy he visto a tu hermano se refiere a una acción pasada y ya concluida, pero en un tiempo (hoy) en el que todavía se encuentra el hablante.




( ayer) ( hoy )

1 0





(1) he visto

Debido a esta diferencia, las acciones expresadas con el pretérito perfecto compuesto se perciben como sicológica o afectivamente más cercanas al hablante. Cuando aparece el pretérito perfecto compuesto donde cabría esperar el simple, se sugiere cierta proximidad afectiva del hablante respecto del acontecimiento referido: en Hemos ganado la semana pasada se prolonga subjetivamente un tiempo ya concluido (semana pasada) pues se expresa una vinculación emocional con el presente; por el contrario, en hoy me sentó mal la comida se da por finalizada una unidad de tiempo (hoy) que, en realidad, no ha terminado, ya que lo referido se ofrece desvinculado del presente por resultar desagradable. Con todo, hay que tener en cuenta que en algunas zonas el pretérito perfecto compuesto apenas se utiliza. En Galicia y parte de Asturias, por influencia del gallego, sólo se emplea el pretérito perfecto simple. En extensas zonas del español de América se prefiere también el perfecto simple. El pretérito perfecto compuesto puede aparecer a veces con valor de futuro; se presenta sicológicamente como ocurrido lo que se desea que ocurra: Dentro de un mes he acabado el curso.

3.1.2.4. El pretérito pluscuamperfecto: había cantado

Se forma con el pretérito imperfecto de indicativo del verbo auxiliar haber más el participio del verbo.

El pretérito pluscuamperfecto expresa una acción pasada y acabada. En Ya habíamos cenado cuando llegó, la forma verbal habíamos cenado se refiere a una acción pasada ya terminada, que es anterior a la acción también de llegó.





2 1 0

(2) habíamos cenado



  1. Llegó

Puede emplearse el pretérito pluscuanperfecto con valor de pretérito perfecto simple para indicar la rapidez con que se produce algo: Puso los pasteles en la mesa y en un abrir y cerrar de ojos habían desaparecido.

3.1.2.5 El pretérito anterior: hube contado

Se forma con el pretérito perfecto simple del verbo auxiliar haber más el participio del verbo que se conjuga.

El pretérito anterior expresa lo mismo que el pretérito pluscuamperfecto, con una diferencia de matiz: indica que la acción es inmediatamente anterior a una referencia del pasado.

Por ejemplo, en Se acostó cuando hubo cenado, la forma verbal hubo cenado se refiere a una acción pasada ya terminada que tiene lugar inmediatamente antes de se acostó.






2 1 0

(2) hubo cenado



  1. se acostó

El pretérito pluscuamperfecto también señala que la acción era anterior a otra, pero el tiempo transcurrido entre ambas puede ser mucho o poco. Está mínima diferencia entre el pluscuamperfecto y el pretérito anterior se puede neutralizar con cualquier adverbio o locución como apenas, en cuanto, tan pronto como.

Precisamente por ello,. La significación del pretérito anterior dentro del sistema verbal resulta superflua en sus oposiciones con otras formas temporales, por lo que ha caído claramente en desuso y sólo se mantiene en el habla culta escrita, y únicamente en oraciones subordinadas temporales: podemos decir Juan había llegado tarde, pero no Juan hubo llegado tarde.

Sin embargo, incluso en las subordinas temporales suele preferirse normalmente el pretérito perfecto simple o el pluscuamperfecto. En cuanto hubo llegado Juan, dio comienzo la reunión/En cuanto llegó Juan, dio comienzo la reunión.

3.1.3 Formas que expresan el futuro

3.1.3.1. Futuro imperfecto: cantaré

Los morfemas del futuro imperfecto ( o futuro simple) de indicativo son-ré-en la primera persona del singular y en la primera y segunda de plural, y-rá-en la segunda y tercera de singular y en la tercera del plural.

El futuro imperfecto expresa una acción posterior al momento del habla. Tiene aspecto imperfectivo, es decir, no presenta la acción como acabada: Mañana te lo daré.


  1. 1






daré
El futuro puede tener además otros valores distintos del de tiempo: de obligación (Te acostarás ahora mismo), de conjetura (La que va con él será su novia), de incertidumbre (¿Quién será el que ha llamado por teléfono?), de cortesía (Ustedes dirán qué quieren), de atenuación (Te diré que no puedes seguir así).

3.1.3.2. El futuro perfecto: habré cantado

Se forma con el futuro imperfecto del verbo auxiliar haber más el participio del verbo conjugado. El futuro perfecto ( o compuesto) expresa una acción acabada-tiene aspecto perfectivo-que es anterior a una referencia posterior al momento del habla; se trata de un pasado del futuro .En cuantos vuelvas, ya haré hecho la comida, habré hecho se refiere a una acción con respecto al momento del habla, pero anterior a vuelvas, que también indica una acción futura.



  1. habré hecho



0 2 1






  1. vuelva

Como en el futuro imperfecto, puede emplearse con valor de posibilidad (A estas horas ya habrán llegado; ¿habrán salido ya?) y con valor de de conjetura (¿Quién habrá llamado?).

3.1.3.3. El condicional simple: Cantaría

El morfema de condicional es-ría-. El condicional simple tiene aspecto imperfectivo. Expresa posterioridad con respecto a una referencia anterior al momento del habla. Se trata, pues, de un futuro del pasado. En Me comentó que vendrá , la forma verbal vendría expresa una acción futura en relación con el pasado comentó.

(2) vendría



1 2 0






  1. comentó

Aunque éste es el valor general, su uso más frecuente se produce en las oraciones que contienen una subordinada condicional: con este valor no es un futuro del pasado, sino que expresa presente o futuro, condicionado a que se cumpla lo expresado por la oración subordinada. En Si encontrara esa novela, te la compraría, compraría expresa una acción futura en relación al presente, pero condicionada a que se realice la acción de encontrara. El condicional simple puede tener también valor de conjetura o probabilidad (Anoche llegaría a las dos, más o menos) y de cortesía (¿podría decirme qué hora es?).

3.1.3.4. El condicional compuesto: habría cantado

Se forma con el condicional simple del verbo auxiliar haber más el participio del verbo conjugado.

El condicional compuesto expresa una acción-ya acabada-futura respecto de un momento del pasado y anterior a otro momento precisado en la oración. En Me comentó que, cuando yo llegara al cine, él ya había sacado las entradas, la forma verbal habría sacado expresa una acción futura en relación con el pasado comentó y anterior a llegara.


(3) habría sacado (2) llegara








1 3 2 0






  1. comentó



Aparece en la oración principal de las construcciones condicionales: Si ayer me hubiera acordado, ya lo habría traído. Puede tener también de probabilidad: Por entonces habría cumplido veinte años.

    1. Formas verbales del subjuntivo.

3.2.1. El presente del subjuntivo: cante

El morfema de tiempo/modo/aspecto es-e-para la primera conjugación, y-a-para la segunda y tercera conjugaciones.

El presente de subjuntivo expresa una acción virtual (modo subjuntivo) no acabada (imperfectivo) y que, con respecto al momento del habla, puede indicar tanto simultaneidad (valor de presente: Prefiero que no salgas ahora)como posterioridad ( valor de futuro: Quiero que lo traigas mañana).

3.2.2. El pretérito imperfecto de subjuntivo: cantara o cantase

El morfema de pretérito imperfecto de subjuntivo presenta dos variantes-ra- y –se-, en todas las conjugaciones. Aunque tienen orígenes diferentes, ambas formas son ya sinónimos completos: pueden intercambiarse en cualquier contexto.

La vocal temática aparece diptongada en-ie- en la segunda y tercera conjugaciones: temiera/temiese; partiera/partiese.

El pretérito imperfecto de subjuntivo tiene significación temporal muy variable, dependiendo de las construcciones. Puede expresar: a) anterioridad al momento del habla (Quizá se lo dijeran); b) simultaneidad con respecto a una referencia anterior al momento del habla (Me disgustó que se marchara); c) posterioridad con respecto a una referencia anterior (Le pedía que se marchara).

3.2.3. El pretérito perfecto de subjuntivo: haya cantado

Se forma con el presente de subjuntivo del verbo auxiliar haber más el participio del verbo.

Tiene aspecto perfectivo. Expresa anterioridad con respecto a una referencia situada tanto en el presente (No me importa lo que haya hecho) como en el futuro (Avíseme cuando hayan llamado).

Es decir, posee valores temporales equivalentes a los indicativos ha cantado y habrá cantado.

3.2.4. El pretérito pluscuamperfecto de subjuntivo: hubiera o hubiese cantado

Se forma con cualquier de las dos formas de pretérito imperfecto de subjuntivo del verbo auxiliar haber, más el participio del verbo.

Tiene aspecto perfectivo. En su valor temporal más frecuente expresa anterioridad con respecto a una referencia anterior al momento del habla (No pensé que hubieras salido), equivalente al pluscuamperfecto de indicativo. También recoge en subjuntivo el valor temporal del condicional compuesto (No esperaba que lo llamases antes de que hubiesen examinado a los demás).

3.2.5. El futuro imperfecto y el futuro perfecto de Subjuntivo: cantare/hubiese cantado

Son formas que han desaparecido prácticamente del castellano actual: para situar acciones en el futuro se emplean, como hemos visto, otras formas del subjuntivo. Pueden verse utilizadas en el lenguaje jurídico y administrativo, y en refranes y máximas: Quien hubiere declarado en falso, será considerado perjuro; Donde fueres, haz lo que vieres. En ambos casos tienen un carácter arcaizante.

El morfema de tiempo/modo/aspecto del futuro imperfecto es –re-.La forma compuesta se construye con el futuro imperfecto de subjuntivo del auxiliar haber, más el participio del verbo.

El futuro imperfecto y el futuro perfecto de subjuntivo expresan la acción como eventual, esto es, incierta pero posible. El futuro imperfecto tiene aspecto imperfectivo, el perfecto indica que la acción ha terminado.

    1. Las formas verbales de imperativo: canta/cantad

Los morfemas que utilizan, -d, expresan a la vez el modo y la persona.

Sólo tienen formas de segunda persona, dado su carácter exclusivamente apelativo: en sentido estricto, únicamente se puede ordenar al oyente. El modo imperativo tiene valor temporal de presente: una orden se transmite en el momento del habla. Sin embargo, la acción que designa se proyecta en el futuro, puesto que el oyente ha de realizar la acción después de haber recibido la orden.

El imperativo no puede aparecer en forma negativa:*No salid. En su lugar se ha de emplear el subjuntivo: No salgas/No salgáis. También se utilizan formas del subjuntivo para expresar órdenes o exhortaciones indirectas en primera del plural (Salgamos) y en tercera persona del singular y del plural (Que salga/Que salgan), y también en el tratamiento de respeto (salga usted/salgan ustedes).

Como sabemos, el imperativo exige que los pronombres átonos aparezcan en posición enclítica, es decir, pospuestos a la forma verbal y formando con ella una sola palabra gráfica: Cómpratelo, Señaládselo. Esta posición de los pronombres permite distinguir cuándo las formas del subjuntivo de primera persona de plural y de la tercera persona de singular y plural tienen valor imperativo: en Compremos un libro, la forma del presente de subjuntivo tiene valor de imperativo, puesto que exige la posposición del pronombre (Comprémoslo); en cambio, en Quiero que compremos un libro tiene su valor propio de subjuntivo, pues el pronombre átono debe aparecer antepuesto: Quiero que lo compremos.

    1. Las formas no personales: cantar/cantando/cantado

Las formas verbales de infinitivo, gerundio y participio se denominan formas no personales porque no expresan el significado gramatical de persona y número. Tampoco pueden expresar modo. Sólo se oponen entre sí por el rasgo de aspecto o de tiempo.

Los morfemas que presentan en su formación son sufijos, no desinencias. Son los siguientes:

-r- para el infinitivo; -ndo para el gerundio y –do para el participio. El infinitivo y el gerundio poseen también formas compuestas, de aspecto perfectivo: haber cantado, habiendo cantado.





INFINITIVO

GERUNDIO

PARTICIPIO

SIMPLE

Cantar

cantando

Cantado

COMPUESTO

Haber cantado

Habiendo cantado



1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   15

similar:

Se ocupa de la estructura de las palabras, su constitución interna y sus variaciones. Sintaxis iconPalabras y conceptos. Completa las frases con las palabras y conceptos...

Se ocupa de la estructura de las palabras, su constitución interna y sus variaciones. Sintaxis iconRama de la biología que se ocupa del estudio de los microorganismos,...

Se ocupa de la estructura de las palabras, su constitución interna y sus variaciones. Sintaxis iconEn el caso que nos ocupa, ofrecer un trato igual en el cementerio...

Se ocupa de la estructura de las palabras, su constitución interna y sus variaciones. Sintaxis iconPsicología Evolutiva se ocupa de los procesos de cambio psicológico...

Se ocupa de la estructura de las palabras, su constitución interna y sus variaciones. Sintaxis iconEs la ciencia que se ocupa de establecer relaciones de parentesco...

Se ocupa de la estructura de las palabras, su constitución interna y sus variaciones. Sintaxis iconEstructura interna de la materia

Se ocupa de la estructura de las palabras, su constitución interna y sus variaciones. Sintaxis iconEstructura interna de la tierra

Se ocupa de la estructura de las palabras, su constitución interna y sus variaciones. Sintaxis iconEstructura interna de la tierra

Se ocupa de la estructura de las palabras, su constitución interna y sus variaciones. Sintaxis iconEstructura interna de la Tierra

Se ocupa de la estructura de las palabras, su constitución interna y sus variaciones. Sintaxis iconEstructura interna de la Tierra






© 2015
contactos
ley.exam-10.com