Comandante del ejército liberador en la Guerra de la Independencia. Desde iniciada la lucha acudió a las líneas de vanguardia a batirse heroicamente a las






descargar 73.5 Kb.
títuloComandante del ejército liberador en la Guerra de la Independencia. Desde iniciada la lucha acudió a las líneas de vanguardia a batirse heroicamente a las
página1/3
fecha de publicación20.09.2015
tamaño73.5 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Literatura > Documentos
  1   2   3
Albert, Juan Antonio.

(San Cristóbal, 1825- 1855)

Comandante del ejército liberador en la Guerra de la Independencia. Desde iniciada la lucha acudió a las líneas de vanguardia a batirse heroicamente a las órdenes de Duvergé. En el primer año de la campaña obtuvo mención honrosa por su arrojo insuperado en la acción de Matayaya. No tuvo simpatía por Santana, y cuando el ejército proclamó a éste General como Jefe Supremo el año 1849, Albert fue de los pocos disidentes. Con el derrocamiento del presidente Jiménez, quedó desterrado. Al asumir nuevamente Santana la presidencia en febrero del 1853, autorizó mediante un decreto el regreso de un número de destacados, entre los cuales se encontraba Arbert. No por eso quiso adherirse a la política de Santana, y participó en la conspiración revolucionaria encabezada por Pelletier en 1855. Condenado a muerte, fue fucilado en el Seybo el día 11 de abril del mismo año. Su hermano José María Arbert participó también en las campañas de la Independencia, pero en la Anexión se acogió gustosamente al nuevo régimen, y a la hora del movimiento restaurador no quiso incorporarse a la fila de sus compatriotas. Fueron hijos de Marco Arbert y Mercedes de Jesús Fabián Ayala, hermana del Padre Ayala.


Ayala y García, Juan de Jesús. (Nació en Soto, paraje de la Común de la Vega, 1789-1879)

Sacerdote y educador, procedía de una familia pobre, pero con deseo de superación. Inició los estudios en su pueblo natal, los sucesos resultantes de la cesión de Santo Domingo A Francia, le hicieron abandonar sus estudios a la corta edad de once años. Una vez la invasión de Toussaint L’ Overture fue realizada huyó a los campos cercanos de la ciudad para no ser enviado a Haití, donde permaneció escondido hasta la invasión de Leclerc. Regido el Cibao por el general Panfile de Lacovoix y luego por el coronel Agustín Franco Medina, aprovechó el padre Juan la tranquilidad de los primeros años de la dominación francesa para continuar sus estudios de la carrera sacerdotal. La invasión de Dessalines, en 1805, lo obligó a interrumpir de nuevo sus estudios, que reiniciados nuevamente finalizó en 1814.
Su familia huyó a los montes. Un año después fue ordenado Sacerdote en la isla de Cuba. Fue destinado a la comunidad de Bayaguana, donde construyó e templo del Cristo de los Milagros. De Bayaguana pasó a San Cristóbal.
Acogió con agrado la idea de independencia y luchó a favor de la separación de la República del yugo haitiano. Fue electo diputado al Soberano Congreso Constitucional que sancionaría la primera Constitución Política que rigió los destinos de la naciente República Dominicana.
Durante la Anexión del año 1861, se sumó a la causa de España y combatió con sus palabras al bando restaurador. En 1867, fue designado por el representante papal, el padre Bonggenon, en la Arquidiócesis de Santo Domingo.
El padre Ayala ha sido considerado por muchos historiógrafos como el verdadero fundador de la Común de San Cristóbal, la cual alcanzó esta categoría en el año 1823 cuando a penas hacían dos años se había iniciado la ocupación haitiana, de la cual él se constituyó en el primer párroco.
Se distinguió por su elocuente oratoria religiosa. Falleció en agosto de 1879. sus resto mortales reposan en el templo mayor de la Iglesia Corazón de Jesús de la Ciudad de San Cristóbal

Cabral y Luna, José María. (San Cristóbal, 1816-1899)

Militar, independentista y restaurador. Hijo de Marco Cabral y Aybar y de María Ramona de Luna. Nació en Santo Domingo el 12 de diciembre de 1816. No formó parte de los Trinitarios y febreristas pero sí uno de los primeros en adherirse al Ejército Liberador, donde por su coraje y capacidad de mando llegó a alcanzar el grado de Coronel.
Participó en todas las campañas bélicas de la independencia. Primero, en la batalla de la Estrelleta (1845) como jefe de los regimientos del centro y, luego como general de brigada en la batalla de Santomé. En esta última acción llena de altos y bajos para las tropas dominicanas, Cabral dio muestra de un gran valor al protagonizar un duelo personal con el general haitiano Antinoe Pierre, resultando vencedor. Esa actitud imprimió nuevos ánimos a los soldados y finalmente derrocaron a los haitianos. Este gesto le valió el título de Héroe de Santomé. El senado le otorgó una espada de honor. Partidario de Báez, estuvo siempre dispuesto a defenderlo con su espada y prestigio. Por lo que una vez derrocado este en 1858, Cabral se vio obligado a abandonar el país.
Al momento de la anexión (1861) se encontraba en el destierro. Entró al país junto a la expedición de Francisco Sánchez del Rosario. En esta oportunidad Cabral, hombre de armas y conocedor del territorio fronterizo, comandó la columna que debía tomar la ruta de las Matas de Falfán y San Juan de la Maguana. Retirado el apoyo haitiano los expedicionarios, fue a refugiarse en Haití, luego de avisarle a Sánchez para que hiciese lo mismo.
Más tarde, regresó al país amparado en la amnistía dada por el gobierno español. Fue considerado enemigo de la Anexión y pasado el pronunciamiento de Capotillo, fue deportado por las propias autoridades españolas. Regresó en 1864 para participar en la Guerra Restauradora, por la frontera Sur y tomó el mando de esa región. Su don de mando le permitió unificar y movilizar todas las fuerzas del Sur, derrotando al general Eusebio Puello en la batalla de la Canela, en diciembre de ese año. Tal hecho le mereció el calificativo de Héroe de la Canela.
Derrotado el ejército español en toda la República y concentradas las fuerzas liberadoras en la capital, el jefe de esta fue Cabral. Ocupada la capital y desconocido el gobierno de Santiago, el nuevo Gobierno recayó en Cabral a quien se le otorgó el título de Protector de la República.
Una vez Cabral se encontró a la cabeza del gobierno del Protectorado, hizo las gestiones para traer de nuevo su jefe político al país, Buenaventura Báez, a quien entregó el poder. Se conformó entonces con un Ministerio: Mas tarde renunció y marchó al exilio. En playas extranjeras encaminó una fuerte conspiración contra el gobierno que el ayudó a instalar.

Unido a Luperón en lucha contra el gobierno de Báez, entró por el sur a dirigir el movimiento revolucionario.
Derrocado Báez, fue elegido por Luperón para sustituir el Triunvirato, estuvo en la presidencia constitucional hasta el año 1868, desde la cual gestionó el arrendamiento de la Bahía y Península de Samaná a los Estados Unidos. Tal actitud le granjeó la antipatía de muchos patriotas- Luperón entre ellos-, que antes lo había apoyado.
Esta nueva situación abrió las coyunturas que facilitaron su derrocamiento por los baecistas y el ascenso al poder de su antiguo líder: Buenaventura Báez.
Exiliado Cabral en Venezuela, logró preparar una expedición con la que entró por la frontera Sur activando de nuevo en esa región la guerra revolucionaria. Derrocado el gobierno de Báez, desempeñó los cargos de Ministro de Guerra y Marina (1875) y de Interior y Policía (1878). Retirándose luego a la vida privada. Murió en 1899.

Cabral y Luna, Melchor. (Ingenio Nuevo, San Cristóbal)

Segundo hijo de los esposos Cabral y Luna. Tomó parte activa en las campañas de la Independencia Nacional. El lugar de su residencia fue la ciudad de Baní, donde formó su familia. A la causa de la restauración le dio dos de sus hijos. Por su parte, negóse a defender el régimen exótico de la Anexión tomando las armas para rechazarla, lo que le costó la persecución y luego el destierro.

Campusano, Alejo. (San Cristóbal, paraje “La Cruz” 1832- 1870)

Militar, restaurador y guerrillero baecistas. Hijo de José Lino Campusano y Josefa Pío. Astuto jefe de unidades guerrilleras contra las cuales fue imposible todo intento de liquidación emprendido por los ocupantes españoles. Por un tiempo fue jefe del Cantón de Sabana Toros, paraje de San Cristóbal; también dirigió operaciones militares en Manoguayabo y Manomatuey. El jefe de operaciones de San Cristóbal elogiaba la bravura del Coronel Alejo Campusano, lo mismo que la de los oficiales del mismo rango, Rudecindo Suero y Eusebio Evangelista por el importante apoyo prestado en la toma de la Plaza de San Cristóbal por las fuerzas restauradoras.
En numerosas ocasiones las incursiones de Campusano y sus hombres llegaban a los alrededores de Santo Domingo, tras cuyas murallas fueron obligados a encerrarse las tropas españolas.
Después de restaurada la República Campusano fue partidario de Báez. Durante el mandato de los Seis Años fue Comandante de Armas en ese cargo le llegó la muerte en el año 1870. Tenía cuarenta y siete años.

Cestero, Tulio. (San Cristóbal, 1877- 1955)

Escritor y diplomático. Nació en San Cristóbal el 10 de julio de 1877 hijo de Mercedes Leyva y Puello y Mariano Antonio Cestero, periodista, escritor y político de profundos sentimientos nacionalistas.
Estudió en el Instituto Profesional. Muy joven comenzó a publicar (1898) crónicas, críticas y artículos periodísticos en las principales publicaciones del país. Su primer libro: “Notas y escorzos” es de esa época. Se trata de una obra crítica dedicada a analizar la creación del Movimiento Modernista (José Enrique Rodó, Pedro Emilio Gil, José María Vargas Vila, Rufino Blanco Forbona y otros) al que se sumó con pasión. Fue el primer escritor dominicano que tomó este sendero.
Años más tarde anunció una obra dedicada a la semblanza de Mauricio Barrés, José María Heredia, Jean Moréas, Charles Morice, Gabriel D´Anunzio, Jean Lorrain y otros, que no fue publicada. Según Max Henríquez Ureña D´Anunzio influyó considerablemente en el estilo de Cestero.
En 1914 publicó su obra cumbre, la novela “La Sangre”, considerada por la crítica nacional contemporánea como la novela dominicana mejor escrita.
“La Sangre” es una novela histórica que se desarrolla durante la dictadura de Ulises Heureaux. La temática tiene un profundo contenido social. Cestero describe en ella con extraordinaria maestría los sinsabores de una sociedad agobiada por el peso de la arbitrariedad; no hay un solo aspecto del ambiente de la época que Cestero no trabajara con virtuosa sutileza en esta obra.
Un año más tarde publicó “Hombre y Piedra”, un libro de viajes. Anteriormente (1907) había incursionado en el drama: “Citerea”.
La ocupación militar estadounidense lo apartó de la producción puramente literaria para dedicar su esfuerzo mayormente a escribir ensayos políticos contra la intervención. Muchos de estos trabajos fueron recogidos en un libro: “Los Estados Unidos y las Antillas” (1931).
Iniciado ya de lleno al terreno del ensayo, prácticamente abandonó la literatura. En 1933 publicó “Colón”, en 1935, “César Borgia” y en 1940, “Hostos, hombre representativo de América”. Murió en Santiago de Chile, en 1955.

Corporán, José. (San Cristóbal ¿-1861)

Independentista y precursor de la restauración. Opositor del régimen santanista. Preso político en 1859, y en razón del “inconveniente que resultaba mantener llena la cárcel pública” fue desterrado por Santana. El año siguiente el Gobierno le expidió salvo conducto para que regresara al país, pero no quiso hacerlo. Al siguiente año 1861 acompañó a Sánchez en la incursión que éste hizo por la frontera haitiana con el propósito de restaurar la República y volver a enarbolar el lienzo tricolor sustituido por la bandera de España. Hecho prisionero, al igual que sus compañeros se le condenó a muerte en la ciudad de San Juan de la Maguana en el mismo año.


Cherry, Domingo. (San Cristóbal, 1829-?)

Coronel del ejército libertador durante la Primera República. Opositor a Santana, fue condenado a muerte por un consejo de guerra en 1859, pero se le conmutó la pena por el destierro. A su regreso a Santo Domingo estuvo a las órdenes del general José María Cabral, general en jefe de las fuerzas restauradoras que entraron a la capital tras la salida de los españoles. Militó en el Partido Rojo.
Derrocado Buenaventura Báez en 1865, Cherry volvió al destierro. En 1866 formó parte de la expedición revolucionaria que desembarcó en la boca del río Yuma. Hecho prisionero y condenado a muerte, fue perdonado una vez más.

De Las Mercedes, José. (Nació en Marciliano, paraje de la sección del Pomier. San Cristóbal, 1825-1878)

Coronel del Ejército liberador. Participó en todas las campañas de la Independencia Nacional. Durante la Guerra Restauradora prestó servicios en el Este bajo la dirección de Gregorio Luperón y Eusebio Manzueta. Comandante de Armas del Cantón de Manomatuey caracterizado por tener un espíritu cruel con los enemigos. Actuó en la sangrienta batalla del jueves santo el 19 de marzo de 1864, en la que fue dado de baja el españolizado general Juan Suero, el Cid Negro como le llamaban los españoles en elogioso reconocimiento al indiscutible valor de ese soldado de la mala causa. Al relatar las incidencias de aquel célebre combate, el prócer Luperón elogia el arrojo y la intrepidez de varios de sus oficiales, entre los cuales cita por su nombre al Coronel José de las Mercedes.
Alcanzada la restauración siguió a Báez en la Segunda República, se exiló en Curazao a raíz del triunfo de Luperón y la instalación del Triunvirato.
Desembarcó en Yuma en 1866, en una expedición organizada en Curazao. Pasado por un Consejo de Guerra, fue condenado a cadena perpetua. Al triunfar Báez en 1868, fue puesto en libertad. En 1878 siguió a Cesáreo Guillermo rumbo a Azua, a develar el movimiento revolucionario de Valentín Pérez. En uno de los combate cayó mortalmente herido. Sobre este personaje el investigador de hechos y sucesos históricos de esta región, San Cristóbal, ha comprobado disponiendo para el caso de la correspondiente acta de bautismo, que Mercedes es el segundo nombre del personaje, y no su apellido, pero como tal ya ha sido aprobado y aceptado como apellido y registrado así en la historia, sin embargo sus apellidos son Pimentel De Los Santos, pues fue hijo de Santiago Pimentel y Ursula De Los Santos.

Díaz Quezada, Modesto. (San Cristóbal “Nigua”1901-1961)

Político. Nació en San Cristóbal el 12 de octubre de 1901. Fueron sus padres Lucas Días Álvarez y Eloisa Quezada Vicioso de Díaz. Realizó sus estudios primarios y secundarios en su ciudad natal.
Desde muy temprana edad prestó servicio en la administración pública, iniciándose como empleado municipal y obteniendo luego el cargo de tesorero municipal de San Cristóbal.
En las elecciones que tuvieron efecto en 1924 para elegir los miembros de la Asamblea Constituyente que debía revisar la Constitución de 1908, Díaz Quezada fue electo diputado por la provincia de Santo Domingo, bajo cuya jurisdicción esta la común de San Cristóbal.
Luego desempeñó, entre otros. Los cargos de sub-secretario de Estado, luego Secretario de Estado de Obras Públicas y Presidente del Consejo Administrativo del Distrito Nacional. Por muchos años fue dirigente prominente del Partido Dominicano.
En 1961 se integró al movimiento conspirativo que perseguía la eliminación física de Trujillo. Fue uno de los dirigentes del grupo de conjurados. Sobre las motivaciones que lo impulsaron a participar en el movimiento contra el régimen de Trujillo, se atribuye a Modesto Díaz Quezada la frase siguiente “Es necesario que mis hijos y los hijos de mis hijos, no vuelvan a vivir el terror, la ignominia y los horrores de que ha sido victima la familia dominicana.” Se ha dicho que repitió esa frase mientra se encontraba en prisión.
No participó directamente en la acción del 30 de mayo de 1961, ya que cumplía la misión de localizar al General José René Román Fernández “Pupo”, Secretario de Estado de las Fuerzas Armadas, quien participaba en el movimiento. Posteriormente fue detenido, siendo sometido a terribles torturas.
Fue asesinado el 18 de noviembre de 1961 por familiares y seguidores del dictador ajusticiado. El crimen se produjo en la Hacienda María, Nigua. Junto a Modesto Díaz fueron asesinados Huáscar Tejeda, Salvador Estrella Sadhalá, Pedro Livio Cedeño, Luis Manuel Cáceres Michel “Tunti” y Roberto Pastoriza.
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Comandante del ejército liberador en la Guerra de la Independencia. Desde iniciada la lucha acudió a las líneas de vanguardia a batirse heroicamente a las iconLas canciones de la guerra civil no son simples composiciones musicales,...

Comandante del ejército liberador en la Guerra de la Independencia. Desde iniciada la lucha acudió a las líneas de vanguardia a batirse heroicamente a las iconConferencia Internacional Ampliada del mri
«con plena tranquilidad al porvenir» los problemas concretos que va a plantear la guerra popular en el país, es una forma de cretinismo...

Comandante del ejército liberador en la Guerra de la Independencia. Desde iniciada la lucha acudió a las líneas de vanguardia a batirse heroicamente a las iconTÍtulo: "De las Navas de Tolosa a la Constitución de Cádiz: El Ejército...

Comandante del ejército liberador en la Guerra de la Independencia. Desde iniciada la lucha acudió a las líneas de vanguardia a batirse heroicamente a las iconResumen: El presente texto hace una revisión de algunas de las características...

Comandante del ejército liberador en la Guerra de la Independencia. Desde iniciada la lucha acudió a las líneas de vanguardia a batirse heroicamente a las iconDiscurso del general onganíA, comandante en jefe del ejército, en west point, ee. Uu

Comandante del ejército liberador en la Guerra de la Independencia. Desde iniciada la lucha acudió a las líneas de vanguardia a batirse heroicamente a las iconEstamos en momentos cruciales de lucha. El conflicto con el gobierno...

Comandante del ejército liberador en la Guerra de la Independencia. Desde iniciada la lucha acudió a las líneas de vanguardia a batirse heroicamente a las iconElogio de las juntas durante la guerra de la Independencia (1808)

Comandante del ejército liberador en la Guerra de la Independencia. Desde iniciada la lucha acudió a las líneas de vanguardia a batirse heroicamente a las iconEl mundo visto desde las instituciones escolares: la lucha contra...

Comandante del ejército liberador en la Guerra de la Independencia. Desde iniciada la lucha acudió a las líneas de vanguardia a batirse heroicamente a las iconDesde el siglo XVII, la India fue dominada por británicos, holandeses...

Comandante del ejército liberador en la Guerra de la Independencia. Desde iniciada la lucha acudió a las líneas de vanguardia a batirse heroicamente a las iconEl gobierno del Comandante Daniel Ortega ha logrado grandes avances...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com