Aula Política






descargar 250.3 Kb.
títuloAula Política
página5/14
fecha de publicación27.05.2015
tamaño250.3 Kb.
tipoAula
ley.exam-10.com > Literatura > Aula
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

La Transición



Hegemonía cultural marxista




Reinstaurada la Monarquía a la muerte del General Franco, la derecha española se nuclea fundamental y mayoritariamente en la UCD.
Pero sólo existe una Idea como objetivo común de la UCD: la creación pacífica y sin rupturas traumáticas de un sistema democrático-occidental de convivencia. Esta es la única mística y la única filosofía de la UCD como Partido, y a partir de ahí todo son ambigüedades y referencias a la “equidistancia” y a la “síntesis” respecto de ideas ajenas. Sin que sea suficiente explicación justificadora el dato de que en su seno había diversas tendencias ideológicas coaligadas, porque su misma composición variada, -tradicionalistas, conservadores, demócrata cristianos, liberales y socialdemócratas- existe o existió en la CDU alemana, o la DC italiana, sin que ello les haya impedido formular unas pautas de filosofía común. Tanto más cuanto que la síntesis y equidistancia que predicaba la UCD, no se proclamaba respecto de sus propios componentes, sino de los ajenos, del franquismo por un lado y del marxismo -o separatismo- por el otro.
La UCD tuvo un gran éxito con la Transición democrática. Pero su éxito fue también su lógica muerte, ya que asentada la democracia, se quedó sin “objeto social”. Sin objetivo, sin Valores, sin Moral propia. Y no es que sus miembros carecieran de Moral. Sino que sus Miembros no se atrevían a proponer la Moral y los Valores individuales, como Moral y Valores sociales, ni siquiera como Moral y Valores del propio grupo político. Y en esos años, la Iglesia, algunos de cuyos máximos Jerarcas incluso repudian formalmente a los Partidos demócrata-cristianos, acentúa el neutralismo político y social de lo cristiano, en aras de la “reconciliación”; colaborando sin pretenderlo a esa falta de Valores socialmente efectivos para la población.

Al inicio de la Transición, frente a la crisis ideológica y moral de la Derecha, la Izquierda en la Oposición se crece. Propaga a las claras su doctrina, que entonces era marxista sin tapujos, más declaradamente marxista que durante la República en el caso del Psoe; una doctrina que tenía aún a su favor los vientos de la cultura y la intelectualidad mundial porque subsistía el gran Imperio soviético.
Marca pues la Izquierda sus objetivos y sus Valores. Y esas doctrinas y Valores izquierdistas son prácticamente las únicas serias que hay en España en aquellos momentos, y se convierten en el centro de referencia para los españoles. Hasta tal punto que los políticos de UCD, dada la indigencia ideológica de su Grupo, se consideraron con frecuencia legitimados en tanto en cuanto se aproximaran más a las posiciones de la Izquierda, o recibieran algún gesto de tolerancia, a modo de aval, por parte de la Izquierda. Porque es en la Izquierda donde únicamente hay alzada una Bandera de Cultura y Valores sociales.
Entre 1975 y 1982, globalmente hablando, no existe pues una Moral social propia en la derecha. Pero sí que la hay en la Izquierda; una Moral relativa, porque en marxismo se trata sólo de la Moral del progreso histórico hacia el socialismo; pero al menos hay una tensión moral hacia algo, que es propia de la Izquierda, y que influye por referencia en la Derecha.
Y así como en la España de 1960 sólo había un pensamiento social operante, que era el cristiano, entre 1975 y 1982, la única filosofía o Moral social influyente, y casi existente, era la Marxista.
El resultado fue “de Libro”: el hundimiento político de la derecha y un triunfo de increíbles dimensiones del Psoe. Porque quien gana o pierde la batalla de las Ideas y de la Cultura, gana o pierde a continuación la del Poder político.

La era socialista




Deterioro del Marxismo. El Vacío.



Por sus propios méritos, por influencias externas, o por la fuerza de los acontecimientos - es igual la causa-, lo cierto es que el Psoe en 1982 cuando gana las elecciones, viene con unas dosis de sentido común muy superiores a las de sus antecesores en los años 30.
Ya han aceptado el sistema democrático occidental, al igual que los comunistas, como única vía posible para implantar el socialismo, según les enseñara Gramsci a unos y otros.
No ignoran el fracaso del experimento chileno de Allende, que, aun aceptando el sistema democrático quiso quemar etapas en ese camino socializador; el fracaso socialista de Chile generó una nueva ola de reflexión marxista en todo el mundo, con la vuelta a las ideas mencheviques de Plejanov o a las tesis revisionistas de Bernstein, como también hizo Gorvachov; saben que deben aceptar no sólo el método democrático como propusiera Gramsci, sino también el sistema de economía de mercado, para poder avanzar hacia el socialismo de forma gradual pero mínimamente efectiva.
El Psoe de 1982 y años siguientes, quiere con este bagaje ganar el poder y conservar el poder ganado, para lo cual necesita los votos de la mayoría. Y si bien nunca abdicó formalmente de sus fundamentos marxistas,- aunque se insista en decir lo contrario -, operó los siguientes cambios:
1º.- Semánticos:
En 1979 el Psoe tenía creído que iba a ganar las elecciones generales de Marzo, cuando Suárez salió a la televisión y advirtió a las gentes que votar Psoe era votar marxismo. Perdieron aquellas elecciones, y en el Congreso siguiente del Partido, a comienzos del verano, Felipe González reclamó que había que “ser socialistas antes que marxistas”, para presentar una imagen menos marxista ante la sociedad. En aquel Congreso no prosperó su tesis y presentó su dimisión. Pero en Septiembre se reunió un Congreso Extraordinario, que aprobó la propuesta de reducción del verbalismo marxista del Partido, reducción que aun afectando sólo a las manifestaciones externas, nunca es indiferente, ya que aquellas cosas de las que no se habla, tienden a ser menospreciadas u olvidadas.
2º.-Estratégicos:
No sólo aceptan la Constitución democrática, sino que poco a poco van asumiendo las tesis neomarxistas del libre mercado, como modo posible de avance gradual hacia el socialismo, aunque intentando completarlas con otros medios, que permitan atender al objetivo, que ellos presentan como irrenunciable, del “creciente control social de la economía”.
3º.- Tácticos:
Renuncian a los ataques frontales contra la Iglesia, Banca, Ejército y Gran Empresa, y los sustituyen por medidas más inteligentes, que tienden a conseguir en esas Instituciones, la quiebra de sus tradicionales resistencias hacia el socialismo 13. Y, tal como figura en los documentos de sus Congresos, optan por el Pragmatismo en la acción, fundamentándolo en las viejas tesis marxistas de que el avance hacia el socialismo no debe ser en línea continua, sino que se admiten las quebradas, las pausas y aun los repliegues tácticos 14.
Seguramente los socialistas de los 80 han cumplido honestamente sus programas en lo esencial, y Felipe González probablemente ha sido uno de los gobernantes socialistas que, a través de vías democráticas, más ha socializado la economía del país que le tocó gobernar; e incluso también puede jactarse de que durante su mandato, el ya bajo nivel de moral cristiana “socialmente” existente en España, retrocedió algo más.
A pesar de lo cual, les pasó algo parecido a lo que le ocurriera al General Franco.
Franco, con métodos pragmáticos, derechizó sustancialmente a la sociedad española. Consiguió prácticamente los resultados que quiso obtener. Pero acabó desmotivando ideológicamente a su sector político de base.
Igual que le ocurrió al Psoe. Cumplió espléndidamente los objetivos socialistas posibles en la época de crisis del colectivismo en que le tocó gobernar. Pero, con sus ambigüedades semánticas, su pragmatismo y sus quiebros tácticos y estratégicos, todo ello unido a la crisis del Socialismo Real del Este, que hasta entonces era su Ultima y Gran referencia, ha obtenido el desprestigio social e intelectual de su filosofía, que era arrolladora tan sólo 15 años antes; y el escepticismo ideológico de muchísimos de sus propios Militantes y simpatizantes.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

similar:

Aula Política iconDefiniciones de: Ideologías Filosofía Teoría Política Objeto de la...

Aula Política iconDefiniciones de: Ideologías Filosofía Teoría Política Objeto de la...

Aula Política iconLos muchos caminos de la política
«La peor forma de hacer política es no hacer política». Así respondía en 1966 el cardenal Arns, de São Paulo, a quien cuestionaba...

Aula Política icon1810-1910: Centenario de emancipación política, búsqueda de identidad...

Aula Política iconLa política social como eje de la política

Aula Política iconAula: 17

Aula Política iconAula A

Aula Política iconAula j-63

Aula Política iconAula: N° 10

Aula Política iconAula 17: 30 a 19: 30






© 2015
contactos
ley.exam-10.com