El aborto inducido prenatal ponencia






descargar 73.01 Kb.
títuloEl aborto inducido prenatal ponencia
página1/4
fecha de publicación28.05.2015
tamaño73.01 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4

EL ABORTO INDUCIDO PRENATAL


 

PONENCIA



1. Desde el punto de vista ético (¿está bien o mal?)
Para contestar es necesario definir que se entiende por ética, habida cuenta de lo insuficiente que resulta abordar desde un punto puramente teórico esta parte tan importante de la filosofía que trata nada más y nada menos que de la moral y de las obligaciones del hombre.
Y con mucha más razón si el tema a tratar se titula “aborto inducido prenatal”, título propuesto por el moderador para la ponencia, que no es sino el horrendo acto de disponer de la vida de un ser en gestación y suprimirla con el respaldo de argumentos falaces y eufemismos, que casi siempre intentan ser justificados por una moral o ética “de situación” y “de intención”, muy en boga actualmente, y que desvirtúan o niegan la ética tradicional fundada en la ley natural. Esto incluye cualquier forma de aborto, como la del “parto” inducido que se sabe conduce a la muerte del feto.
Según a qué definición se acuda, será la respuesta que escribirá cada expositor de este foro; de ahí la importancia de exponer exhaustivamente estas cuestiones.
Las definiciones que he aportado a lo largo del debate sobre el aborto en este foro, han tenido como fuente las grandes y perennes enseñanzas de la teología moral y de la filosofía moral, que coinciden en el objeto material, que no es otro que los actos humanos y, de algún modo, en la formalidad bajo la que se estudia el obrar humano y muy concretamente la bondad o malicia del mismo, pero se diferencian en que la fe abre el campo a actos que no son alcanzables por la razón.
La teología moral excede a la ética en cuanto descubre también en los actos una moralidad sobrenatural, pero ambas se distinguen en el objeto formal o motivo, dado que mientras la teología ilumina dichos actos humanos con la luz de la razón y de la fe, la ética solamente lo hace con la luz de la razón natural.
La “razón natural”, jamás podrá alumbrar actos humanos desviados del orden natural, sustentados por una “ética de situación” y de una “moral de situación”, que intentan presentar un mal como si fuera un bien y que provocan una severa ruptura de las sociedades con el orden natural y en consecuencia con el derecho natural y el derecho positivo que deriva de esos principios.
La “moral de situación” y la “moral de intención” son sin duda afines y, según teóricos como Abelardo (consultar por ejemplo su «Scito teipsum»), la cualidad moral de la acción deriva de la intención, o sea del juicio subjetivo hecho por ella sobre el agente. Romano Amerio, en su «Iota unum», comentando a Abelardo, uno de los teóricos más célebres de la “moral de intención”, afirma que así se comete una falta haciendo el bien que se considera malo, y se adquiere mérito haciendo el mal que se considera bueno. Este erudito escritor suizo, que dedicó más de cuatro décadas en su país a enseñar filosofía, griego y latín, comenta nuevamente una frase de Abelardo en la que afirma que la intención misma de quienes crucificaron a Cristo, que creían hacer el bien, hace bueno su acto; y que aparte de la intención buena o mala no existe más que la materialidad de una situación, por sí misma indiferente. Desde luego y como afirma el autor, “Abelardo no pudo sostener coherentemente el subjetivismo, ya que se salía manifiestamente del cuadro de la teología cristiana”. En todos los otros casos planteados sucede lo mismo.
El aborto, la eutanasia y la sodomía, por ejemplo, son prácticas que niegan la ley natural, reduciendo la moral a un mero juicio de carácter subjetivo que el hombre hace sobre sus propios actos, y eso no es otra cosa que una “moral de situación”, cuya práctica destruye el orden natural tanto en lo esencial como en lo metafísico y biológico.
Nunca las circunstancias pueden hacer buena una acción que es intrínsecamente mala, como matar a un ser indefenso en gestación, pero pueden hacer mala una acción que era buena, o hacer peor una acción que era de suyo mala. Y si bien hay circunstancias que pueden cambiar la moralidad de un acto, querer que la valoración moral de un acto se deba sólo a las circunstancias, no es sino una “moral de situación” que nada tiene que ver con la ley natural.
Parafraseando a Amerio en la obra citada, quienes defienden (y no son pocos) la moral y la ética “de situación”, están introduciendo de una manera sorda y subrepticia, el concepto de la recta intención en la moralidad de las acciones, en las que no hay nada recto ni torcido donde la conciencia, solitaria y desligada de toda norma, sea independiente de la ley natural.
Juan Pablo II afirma en su encíclica «Veritatis splendor»: “Si el objeto de la acción concreta no está en sintonía con el verdadero bien de la persona, la elección de tal acción es moralmente mala”.
Cierto es que la teología moral es la parte de la ciencia teológica que trata de los actos humanos que han de ser ordenados a Dios como Fin Ultimo sobrenatural, a la luz de los principios revelados y de la razón humana iluminada por la fe, y que debe importar sobremanera a los católicos. Pero la ética, debidamente concebida y definida, permite defender la vida del ser indefenso en gestación con la luz de la razón natural y eso pueden incluso asumirlo quienes carecen de fe.
Así, desde el “punto de vista ético”, como desde el punto de vista moral, está mal realizar, respaldar y encubrir un aborto inducido prenatal.
2. Desde el punto de vista legal en Argentina
La Ley Positiva
La República Argentina se cuenta se cuenta entre aquellas naciones del mundo cuyo derecho positivo defiende la vida del niño por nacer y penaliza el aborto inducido prenatal con penas muy severas; aunque por la laxitud de quienes deben aplicar las leyes se realiza de manera clandestina y sin recibir las partes involucradas en ese crimen castigo alguno, salvo excepciones que de cualquier manera confirman la regla.

  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

El aborto inducido prenatal ponencia iconAborto inducido

El aborto inducido prenatal ponencia iconAprobada, con relación al aborto fue el Código Penal de 1863, que...

El aborto inducido prenatal ponencia iconEs de todos conocido el problema de las infecciones nosocomiales,...

El aborto inducido prenatal ponencia iconEl aborto

El aborto inducido prenatal ponencia iconEl aborto que es? Reflexión

El aborto inducido prenatal ponencia iconAborto: Falacias y refutaciones

El aborto inducido prenatal ponencia iconA propósito del aborto

El aborto inducido prenatal ponencia iconAntecedentes historicos al aborto

El aborto inducido prenatal ponencia iconEl aborto y el origen de la vida

El aborto inducido prenatal ponencia iconDebate Ético del Aborto






© 2015
contactos
ley.exam-10.com