La popularidad de Cristina Fernández de Kirchner aumentó con la expropiación de ypf, pero volvió a disminuir a 39 por ciento






descargar 466.27 Kb.
títuloLa popularidad de Cristina Fernández de Kirchner aumentó con la expropiación de ypf, pero volvió a disminuir a 39 por ciento
página4/22
fecha de publicación30.05.2015
tamaño466.27 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22

Hotmail Vista activahttps://gfx6.hotmail.com/mail/w4/pr04/ltr/clear.gif
678  RECONOCE QUE CLARÍN TENÍA RAZÓN

Técnicas de reproducción humana asistida. Se actualiza la legislación mediante la incorporación de las técnicas de reproducción humana asistida (como la inseminación artificial o la fecundación in vitro, entre otras), regulando el consentimiento informado, los requisitos del procedimiento a emplear, la prevalencia de la voluntad procreacional, y la equiparación de la filiación por dicho medio de reproducción humana con la natural y la adoptiva plena.

 

Adopción. Además de simplificar también este régimen, se prioriza el interés del niño por sobre el de los adultos comprometidos. Se mantiene la adopción plena y simple, y se le incorpora el régimen de la adopción por integración, referida al hijo del cónyuge o del conviviente. Se admiten tanto la adopción conjunta como la unilateral. En cuanto a los derechos del niño, niña o adolescente, se incorpora el derecho a ser oído y a que su opinión sea tenida en cuenta según su edad y grado de madurez, a la identidad, a conocer sus orígenes, a la preservación de los vínculos fraternos.

 

Propiedad comunitaria indígena. Se establece que la Propiedad Comunitaria de Tierras Indígenas será: exclusiva, perpetua, indivisible, imprescriptible, insusceptible de gravámenes, inembargable e inejecutable, para la preservación de la identidad cultural y el hábitat de los pueblos originarios. También tienen derecho a participar en la gestión referida a sus recursos naturales como derechos de incidencia colectiva.

 

Gestación por sustitución. El proyecto admite lo que comúnmente se denomina “alquiler de vientre”. En este caso, el elemento central es la voluntad procreacional, expresado el consentimiento previo, informado y libre de las personas que intervienen. El consentimiento previo debe ser homologado judicialmente. Asimismo, el juez interviniente en la homologación, constatará que la gestante no haya recibido retribución alguna y que alguno al menos uno de los comitentes ha aportado material genético.

 

Sociedades de un solo socio. Se crea la figura de la sociedad unipersonal, que facilita la asignación de una porción del patrimonio a un proyecto productivo, incentivando así las inversiones.

 

Derechos Personalísimos. Se incorpora un capítulo, inexistente hasta ahora, dedicado a los derechos personalísimos, que abundan en los tratados internacionales de Derechos Humanos que integran el bloque de constitucionalidad federal. Allí se reconocen expresamente los derechos a la dignidad, intimidad, honor e imagen, entre otros.

 

Formas modernas de contratación. Con esto, el proyecto se refiere a la incorporación de los contratos de arbitraje, agencia comercial, concesión comercial, franquicia, suministro y leasing, y se incorporan y armonizan los derechos del consumidor. El objetivo es brindar mayor seguridad jurídica y garantizar de mejor manera la defensa de los ciudadanos en tanto consumidores.

 

La comisión bicameral que analizará la reforma a lo largo de 90 días ya fue creada: tanto Diputados como el Senado ya aprobaron, el 04 /07, el proyecto del Poder Ejecutivo, aclarando además que el cuerpo será presidido 45 días por cada cámara. Ahora, sólo resta designar a sus miembros y poner en marcha el debate. Posiblemente antes de que éste termine, el Congreso ya estará pensando en sancionar el Presupuesto, que tiene plazo para presentarse hasta el 15/09, aunque algunos números ya empiezan a soltarse unos días antes. 

 

El Banco Ciudad, en la mira

 

La llamada “ley Conti” para transferir los depósitos judiciales del Banco Ciudad al Nación tiene moción de preferencia para tratarse en la próxima sesión de la Cámara baja. El proyecto ya cuenta con dictamen favorable de las comisiones de Justicia y Finanzas, a pesar de los cuestionamientos de la oposición y de los trabajadores de la entidad porteña. Desde el PRO argumentan que la iniciativa “sólo busca hacer daño”, ya que significará una pérdida para el Banco –no así para la Ciudad- por la cual los porteños se verían dificultados para tomar créditos hipotecarios. Se espera un intenso debate. 

 


Posted: 22 Jul 2012 11:12 AM PDT

https://blu169.mail.live.com/handlers/imageproxy.mvc?bicild=&canary=yyliaabyol80wujzz5a%2bdbbi3%2bhwk03dqf8hmlxhnxi%3d0&url=http%3a%2f%2f1.bp.blogspot.com%2f-yo2pnkiz3e8%2fuaxcymykk0i%2faaaaaaaar0q%2fvikdien2qgw%2fs400%2fimages.jpeg¡LOCURA! *”La vida es un cuento contado por un idiota, lleno de ruido y de furia.” Shakespeare/ Macbeth Por Malú Kikuchi (22/7/2012) ¿Estamos locos? Me refiero a los argentinos. La pregunta es en serio. ¿En algún momento una enorme nube de insania cubrió el país, se abrió de pronto y llovió sobre nosotros un fenomenal chaparrón de locura? Es la única explicación posible. Porque es evidente que si no estamos locos, nos acercamos a la locura generalizada, a velocidades de fórmula 1. Existen todavía unas pocas voces que predican en el desierto y escriben en el agua, que insisten en que lo que nos sucede y permitimos que nos suceda, no es ni normal, ni sano: es loco. Pero son pocas, muy pocas y el resto está sordo, hipnotizado con fútbol para todos (y todas), con Tinelli y sus sueños compartidos con un alto rating, con el escándalo diario y el exceso de cadena nacional. Los argentinos estamos dejando de pensar y aceptamos lo inaceptable. Imagine a la Argentina toda, como espectadora dentro de un inmenso teatro, viendo y escuchando una tragedia donde la locura es el tema, y mientras esa locura se desarrolla en un tiempo de ambición desmedida, de imperiosa necesidad de poder absoluto, al precio que sea, de falta de respeto por las leyes y los preceptos morales, “llena de ruido y de furia”, imagine que toda esa locura baje del escenario y se haga carne en nosotros. Y que nos parezca normal. No lo es. No es normal que la provincia de Buenos Aires, casi el 40% del país en población, le entregue a la nación $2, 36 y la nación le devuelva sólo $1. Es inadmisible. Es loco. Lo aceptamos. No es normal que la provincia de Buenos Aires no tenga plata para pagar el medio aguinaldo de mitad de año. Si es que Scioli gestiona mal, ¿la presidente se enteró recién ahora, después de un 1° mandato y pasados 8 meses del 2°? Desde el 2003 Scioli comparte boleta con los K, entonces como vice de Néstor, en el 2007 como gobernador de la provincia de Buenos Aires y otra vez en el 2011. Si no se enteraron que gestionaba mal, los que no andan bien están en La Rosada. Es muy loco. Lo que no implica que Scioli gestione bien. No es normal que desde que Scioli osó decir que le gustaría ser candidato a la presidencia en 2015, “siempre y cuando la Señora no se presentase”, cayó en la mayor de las desgracias. Es loco, muy loco, Cristina NO puede ser candidata en el 2015, salvo que cambien la Constitución. Hagamos algo para que eso no suceda, cada vez que lo hacen, en vez de reformarla, la deforman. A Scioli, el proscripto, al que le impusieron un vice destituyente, pero de eso no se habla, lo obligaron a pasar por decreto un impuestazo al campo, cuestión que pagara el costo político él solo, y le prometieron los $2.800 millones que le hacían falta, para ponerse al día con el pago a los estatales. Scioli cumplió. Cristina no, envió sólo $1.000 millones. ¿Quienes sufren el resultado de esta locura? La gente. Y nosotros, meros espectadores de toda esta locura, miramos otro canal. Finalmente, la provincia de Buenos Aires es un peso demasiado pesado, es como jugar con fuego al lado de un bidón de nafta, y las encuestas le siguen dando mejor a Scioli que a Cristina (ése es el mayor pecado del gobernador), entonces, la presidente, cual merced real, ¡lo recibió a Scioli en la Rosada y permitió que algunos periodistas fueran testigos del hecho! ¡Aleluya! La presidente, FPV, recibió en su despacho al gobernador de la provincia más grande país, que pertenece al … FPV, ¡un hecho insólito que quedará en los anales de la historia de la locura argentina! En el mismo acto, sumando más locura a la ya existente, graciosamente, le prestan a Scioli $600 millones que salen del Fondo de Garantías de Sustentabilidad, que son del ANSES, o sea de los jubilados actuales y futuros. Son los que le van a pagar el medio aguinaldo a los estatales de la provincia de Buenos Aires. ¿Por qué? ¿Cómo no nos damos cuenta que es muy, pero muy loco. Para tranquilizar a los jubilados, Bossio (ANSES) aclara que el préstamo pagará intereses de tasa Badler, 12,625%, más, 400 puntos básicos. Total 16,625%. ¡Una locura! Recordar que cuando Argentina recibió el megacanje en 2001, para sostener la convertibilidad, pagó 16% de interés y eso le valió al ex presidente De la Rúa, al ex ministro Cavallo y al ex secretario de finanzas Daniel Marx, ser procesados por el juez Ballesteros. Y cuando Chávez en el 2008, nos prestó al 16% (el FMI cobraba un 6%), fue tal el ruido que hizo la tasa de interés, que a partir de ahí no hubo más préstamos. Por lo menos sobre la mesa y a la vista. ¿Nos parece normal el 16,625% de interés? Evidentemente es una locura, sobre todo si consideramos que la inflación oficial no alcanza al 10% anual. ¿Entonces por qué condenar a los bonaerenses a pagar un interés de usureros? Ahora bien, si la inflación real está entre el 25 y el 30%, ¿no es una locura prestar el dinero de los jubilados a tan bajo interés? Nadie se pregunta nada de todo esto. Es obvio que estamos locos. Siguiendo con los jubilados y la certeza de la locura que anda suelta por el país, ¿qué es eso de la “tarjeta Argenta”? Los pobres jubilados hacen colas infinitas para acceder a una tarjeta que les promete un 10% de descuento en sus compras, cuando cualquier supermercado de cadena nacional o internacional, les ofrece el 15% una vez por semana. Como la locura es contagiosa, los ejemplos, sobran. No hay plata para subir las jubilaciones y pagar el 82%, que salió por ley del congreso y fue vetada por Cristina y que la Corte ordenó que se pagara, pero no se paga. Sin embargo hay plata para malgastarla en AA, en fútbol para todos, en propaganda oficial a medios “amigos” del gobierno, que sólo ellos leen, ven o escuchan. Hablando de medios, la ley de “miedos” dice que debe haber un órgano de control (con miembros opositores), la AFCA, Autoridad Federal Comunicación Audiovisual, pero desde 2009 no se puede constituir, porque el bloque gubernamental, lo impide. De existir el control, los amigos del gobierno que han comprado medios y están fuera de la ley, Pierri con Telecentro, Cristóbal López con el multimedios de Hadad, Electroingeniería y Vila/Manzano, verían sus negocios arruinados. Y una cosa es querer jorobar a Clarín y otra a los amigos. Todo es muy loco, pero lo aceptamos. Lo que es más loco aún. Y mientras Cristina por cadena nacional nos “relata” el maravilloso país en que los K han convertido a la Argentina, Barómetro de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina, da cifras escalofriantes: en el 3° trimestre de 2011, 560.000 argentinos pasaron hambre; 1.300.000 sufrió inseguridad alimentaria y en el país se contabilizan 8.700.000 pobres. Y esto después de años “de crecimiento como nunca en la historia Argentina”, según sostiene la presidente. La votó el 54% en octubre 2011. Votar el relato de la realidad en vez de votar la realidad, es simplemente, ¡locura! En 40 millones de personas, no hubo nadie que enfrentara con éxito al gobierno. Los opositores no están, no se los ve, no se los escucha, no proponen, no seducen, no convencen, no enamoran. No son capaces de construir una alternativa posible. Y esa es la mayor de las locuras. Atarnos al hoy, sin esperanza de salida hacia un país normal y previsible, sensato. Alejado de la locura. Horacio Ferrer, poéticamente finaliza su “Balada para un loco” diciendo: “Viva! Viva! Viva! Loca ella y loco yo. Locos! Locos! Locos! Loca ella y loco yo!“ Es tango, es argentino, es representativo y desgraciadamente, cierto. DRAE: Locura: privación del juicio o del uso de la razón. Acción inconsiderada. Gran desacierto.

https://blogger.googleusercontent.com/tracker/6582019334242404311-2538018290110440947?l=cordobaheroica.blogspot.com

https://feedads.g.doubleclick.net/~a/zdolyuxfbevwgf-ogscv1tejekc/cgsu7kdvmvgyqkrejmazt-ykewu/0/pi
https://feedads.g.doubleclick.net/~a/zdolyuxfbevwgf-ogscv1tejekc/cgsu7kdvmvgyqkrejmazt-ykewu/1/pi

https://blu169.mail.live.com/handlers/imageproxy.mvc?bicild=&canary=yyliaabyol80wujzz5a%2bdbbi3%2bhwk03dqf8hmlxhnxi%3d0&url=http%3a%2f%2ffeeds.feedburner.com%2f%7er%2fcrdobaheroica%2f%7e4%2fwbx8vhf03tm%3futm_source%3dfeedburner%26utm_medium%3demail

MIEDO

Posted: 22 Jul 2012 06:40 AM PDT

https://blu169.mail.live.com/handlers/imageproxy.mvc?bicild=&canary=yyliaabyol80wujzz5a%2bdbbi3%2bhwk03dqf8hmlxhnxi%3d0&url=http%3a%2f%2f3.bp.blogspot.com%2f-23d_wtljtwc%2fuawbxqdxzqi%2faaaaaaaar0a%2fulrsapxs2vg%2fs400%2fdownload.jpegEste miedo sonso y suicida “Que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no valga la pena”. Joaquín Sabina El Gobierno, prácticamente desde su prehistoria, en mayo de 2003, ha infundido en los estamentos dirigentes de la sociedad argentina, un temor que ya raya, a la vez, en lo ridículo y en lo trágico. Que los gobernadores, los empresarios, los militares, los funcionarios, los legisladores, los periodistas, los consultores, los profesores, los jueces, los fiscales, los colegios profesionales, las asociaciones gremiales y los sindicatos –todos ellos, salvo algunas honrosísimas excepciones- hayan callado ante los permanentes avances del Poder Ejecutivo sobre los derechos individuales y sobre las instituciones democráticas y republicanas, dice mucho, y muy malo, de nosotros como sociedad. Es más, que la ciudadanía en general haya privilegiado su bienestar de corto plazo sobre la natural repulsa que hubiera debido despertarle la tan extendida corrupción, aún cuando ésta haya sido la causa directa de crímenes tales como lo sucedido en Once o el hambre y la desnutrición que asuela no sólo el norte del país sino el mismo Conurbano o el flagelo de la droga, tan vinculado a la inseguridad cotidiana, explica la profunda decadencia de la Argentina. Nos hemos acostumbrado a viajar como ganado, a que se nos impida circular libremente, a disponer de nuestra propiedad privada con libre albedrío, a opinar sobre los actos de desgobierno, a que se nos mienta descaradamente desde atriles oficiales y desde el Indec y el Banco Central, a que se persiga a jueces cuando éstos fallan de acuerdo a la ley pero en contra de los deseos o intereses del Gobierno, a que se perjudique publicitariamente a los medios de prensa independientes, a matarnos en rutas indignas de ser llamadas tales, a que nuestros hospitales carezcan de todo, a que nuestras escuelas se hayan transformado en meros comedores, a que nuestras universidades hayan desaparecido de todas las listas de excelencia, a que se nos niegue la posibilidad de preguntar a los funcionarios de todo nivel, a que la Justicia se dispense con varas diferentes según el grado de cercanía al poder del acusado, a acceder libremente a la información oficial que debiera ser pública, a que se cercene hasta la inanición a los órganos de control de la administración, a que se ignoren los fallos de la Corte Suprema, a que se nos expolie con una desmadrada inflación, a no poder salir a la calle por no saber si regresaremos vivos, a que se discrimine a provincias y municipios en función de su sumisión al Ejecutivo nacional, a que un funcionario amenace a empresarios o decida arbitrariamente quien puede importar o no, a que se utilicen los mecanismos recaudatorios para castigar a quienes disienten con el “relato”, a que la “portación de apellido” constituya un demérito para hacer carrera, a que se dilapiden nuestros impuestos en actividades disparatadas, que se use el dinero de los jubilados para todo tipo de proyectos inverosímiles mientras se niega el pago a sus naturales destinatarios, a que se mantenga en su cargo a vicepresidentes vinculados a empresas fantasmas que imprimen nuestra moneda y a ministros de la Corte Suprema propietarios de prostíbulos y a jueces que fallan contra natura y exhiben impunemente sus malhabidos patrimonios, a que se haya desbaratado todo el andamiaje jurídico por obra de un ideologizado “garantismo” y de la destrucción de todos los principios que hacen a la protección judicial de los ciudadanos, a que la droga se trafique libremente y que se lave su producido con total impunidad. La lista podría continuar hasta el infinito, pero debiera encabezarla la gran cuestión: ¿cómo puede ser que, después de nueve años de crecimiento inédito uno de cada cuatro argentinos sea pobre y uno de cada ocho miserable? ¿Y cómo haremos para hacernos cargo de tantos compatriotas que hoy comen, literalmente, de los planes y subsidios que el Gobierno reparte para mantenerlos en la ignorancia y en la sumisión, y que ya resultan impagables? El próximo paso que darán quienes tienen la responsabilidad de llevar este proyecto mesiánico y gramsciano hacia el futuro será la modificación de los códigos penal y civil, para adecuarlos a esa ideología oscurantista y tiránica que profesan, para continuar luego con la reforma de la Constitución, que terminará definitivamente con la forma de sociedad igualitaria y digna que la Argentina ha disfrutado desde su origen. Como dicen los chicos, se llevará puestos a conceptos tales como la propiedad privada, el federalismo, el poder tripartito, la libertad personal, la educación libre, el sistema de partidos políticos, en suma, a la democracia representativa, republicana y federal, que fue la que hizo grande a nuestro país. Si el Gobierno dispusiera de los medios necesarios para distribuir y tranquilizar nuevamente nuestro bolsillo y nuestra panza cortoplacistas, seguramente lograrán su propósito, ya que otra vez miraremos para otro lado mientras compramos autos, plasmas y nos vamos de vacaciones. Sin embargo, esta vez, cuando despertemos de ese nuevo espejismo, nos encontraremos con otra sociedad, con otro país, mucho más parecido a la Venezuela de Chávez, al Ecuador de Correa, a la Nicaragua de Ortega, a la Bolivia de Morales o a la Cuba de Castro, es decir, con algo totalmente distinto al lugar en que los argentinos hemos decidido vivir, y ya será tarde. En una palabra, debemos reaccionar ahora mismo, para impedirles alcanzar ese triunfo. Y la forma de hacerlo es ponernos a trabajar para ofrecer a la ciudadanía una verdadera alternativa, algo que reúna todos los ingredientes necesarios para recuperar el rol que la Argentina tuvo y todavía puede y debe recuperar en el mundo, hoy interpelado por enormes masas de población que, por la inteligencia y el proceder de sus dirigentes, han salido de la pobreza y se han incorporado al mercado de consumo, alimentándose más y mejor. Con sólo pensar que entre Cardoso y Lula rescataron de esa situación a cuarenta millones -¡el equivalente a toda nuestra población!- de brasileños, el problema adquiere su verdadera dimensión; y lo mismo sucede en los países asiáticos, comenzando por la propia China, y hasta en nuestros vecinos latinoamericanos, como Chile, Uruguay, Perú y Colombia. Porque el mundo que sobrevendrá, cuando la actual crisis haya pasado, será mucho más demandante en materia de alimentos, y no podrá permitirse que malgastemos nuestras posibilidades por nuestra crónica estupidez; la globalización, tan denostada como inevitable, encontrará entonces un remedio que, seguramente, no será de nuestro agrado. La principal y más urgente de esas acciones es recuperar una Justicia independiente, seria, preparada y rápida, que otorgue seguridad jurídica a propios y extraños que, sólo contando con ella, volverán a invertir en nuestro país, en lugar de seguir sangrándolo con una fuga de capitales que, ante su ausencia total, han optado por buscar destinos más previsibles. Cuando la logremos la corrupción será castigada fieramente, el tráfico de drogas será reprimido con severidad, el lavado de dinero resultará imposible, disminuirá la inseguridad, la información oficial será pública y creíble, los fondos votados por el Congreso irán a sus destinos previstos, los concursos para los cargos públicos consagrarán a los mejores y, sobre todo, los contratos de todo tipo serán respetados. Si lo conseguimos, se hará realidad el sueño de la llegada en masa de inversores, capaces de ayudarnos a cerrar la brecha que nos separa, cada día más, de los países desarrollados, tanto en industria cuanto en educación, toda vez que los nuevos emprendimientos exigirán más profesionales y técnicos en carreras duras. ¿Cómo pudo suceder, como dice Alieto Guadagni, que por cada 100 abogados graduados, en la Argentina se formen sólo 20 ingenieros, mientras que en Chile lo hacen 200? Con una mejor industria, podremos salir a competir externamente en los mercados de menor cantidad y mayor precio, adecuados en su tamaño a lo reducido de nuestra realidad doméstica, dejando de hacerlo, como sucede hoy, con aquéllos a quienes una economía de escala les permite reducir costos y precios, aunque con menos calidad. Deberemos recuperar el autoabastecimiento energético e incentivar nuestra industria minera, con serio y verificado respeto al medio ambiente. Habrá que ocuparse, también prioritariamente, de sancionar una nueva ley de coparticipación federal que, haciendo automática la redistribución de impuestos a las provincias y municipios, termine con el centralismo basado en la concentración de la caja. El federalismo es inviable sin que las jurisdicciones tengan recursos propios. Asimismo, habrá que discutir una política migratoria, de la cual hoy la Argentina carece, y dejar de ejercer una falsa solidaridad continental que empobrece y castiga a nuestros conciudadanos más humildes. No existe país en el mundo que no establezca reglas claras para permitir el ingreso y la permanencia en su territorio mientras que aquí nuestras fronteras son frágiles coladores, sin vigilancia de ningún tipo ni requisito alguno a cumplir para inmigrar. Este tema se vincula, además, con la atención gratuita de pacientes extranjeros en nuestros hospitales, que carecen de la infraestructura y de los recursos humanos y financieros necesarios para brindar eficiente servicio de salud a quienes pagan los impuestos para sostenerlos. Deberemos volver al mundo, integrándonos a él a través de una relación de permanente respeto con todas aquellas naciones que actúen en igual sentido, respetando a ultranza los compromisos internacionales asumidos, tanto en materia comercial como económico-financiera, y las sentencias internacionales. Sólo entonces estaremos en condiciones de reclamar la devolución de las Malvinas, En cambio, si el miedo continúa haciendo de las suyas entre nosotros, si no conseguimos evitar que se nos cambie la sociedad que queremos y en la que hemos elegido vivir, el futuro será mucho peor que cualquier pronóstico pesimista que podamos imaginar hasta que, finalmente, desaparezcamos como nación independiente. Ha llegado la hora, y la Argentina convocará a sus mejores hijos al combate por la República. Sólo resta saber qué hará Ud. cuando sea llamado, y qué le dirá a sus hijos y nietos cuando éstos le pregunten: ¿qué hiciste tú entonces? Bs.As., 22 Jul 12 Enrique Guillermo Avogadro Abogado

https://blogger.googleusercontent.com/tracker/6582019334242404311-2747833606390943511?l=cordobaheroica.blogspot.com

https://blu169.mail.live.com/handlers/imageproxy.mvc?bicild=&canary=yyliaabyol80wujzz5a%2bdbbi3%2bhwk03dqf8hmlxhnxi%3d0&url=http%3a%2f%2fi.ytimg.com%2fvi%2fj5fztul59n0%2f0.jpg


Ir a YouTubeReproducir vídeo

MIRÁ ÉSTO - La gran mentira de los kirchneristas

00:02:36

Agregado el 07/01/2011

138.819 vistas

https://gfx6.hotmail.com/mail/w4/pr04/ltr/liveviews/youtube_logo.png
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22

similar:

La popularidad de Cristina Fernández de Kirchner aumentó con la expropiación de ypf, pero volvió a disminuir a 39 por ciento iconEl discurso completo de Cristina Fernández de Kirchner

La popularidad de Cristina Fernández de Kirchner aumentó con la expropiación de ypf, pero volvió a disminuir a 39 por ciento iconComunicado conjunto por ocasião da visita oficial da Presidenta da...

La popularidad de Cristina Fernández de Kirchner aumentó con la expropiación de ypf, pero volvió a disminuir a 39 por ciento iconSra presidenta de la nacion dra. Cristina fernandez de kirchner s / D

La popularidad de Cristina Fernández de Kirchner aumentó con la expropiación de ypf, pero volvió a disminuir a 39 por ciento iconExigimos el juicio político a Cristina Fernández de Kirchner Por...

La popularidad de Cristina Fernández de Kirchner aumentó con la expropiación de ypf, pero volvió a disminuir a 39 por ciento iconExigimos el juicio político a Cristina Fernández de Kirchner Por...

La popularidad de Cristina Fernández de Kirchner aumentó con la expropiación de ypf, pero volvió a disminuir a 39 por ciento iconExigimos el juicio político a Cristina Fernández de Kirchner Por...

La popularidad de Cristina Fernández de Kirchner aumentó con la expropiación de ypf, pero volvió a disminuir a 39 por ciento iconCursos de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, es un paso...

La popularidad de Cristina Fernández de Kirchner aumentó con la expropiación de ypf, pero volvió a disminuir a 39 por ciento iconDiscurso de Investidura: Cristina Kirchner

La popularidad de Cristina Fernández de Kirchner aumentó con la expropiación de ypf, pero volvió a disminuir a 39 por ciento iconLa asociación Jueces para la Democracia (JpD) y el Colegio Nacional...
«indignados» con el ministro Mariano Fernández Bermejo y, por extensión, con el presidente del Gobierno, por la «instrumentalización»...

La popularidad de Cristina Fernández de Kirchner aumentó con la expropiación de ypf, pero volvió a disminuir a 39 por ciento iconHungría Historia Universal Contemporánea Prof. Cristina M. E. de...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com