Aulas de naturaleza (divulgación del Patrimonio Geológico y Subterráneo)






descargar 217.15 Kb.
títuloAulas de naturaleza (divulgación del Patrimonio Geológico y Subterráneo)
página3/4
fecha de publicación30.05.2015
tamaño217.15 Kb.
tipoAula
ley.exam-10.com > Ley > Aula
1   2   3   4

Objeto, ámbito y principios




El ámbito de aplicación de la presente regulación corresponde a los espacios naturales protegidos de Andalucía, declarados legalmente por aplicación de las disposiciones de la Ley 2/89, de 18 de julio, por la que se aprueba el inventario de espacios naturales protegidos de Andalucía y se establecen medidas adicionales para su protección; y por las disposiciones legales posteriormente establecidas al efecto, al amparo de la citada Ley.
La presente regulación es de aplicación a las actividades recreativas, culturales, educativas, turísticas, deportivas o afines.
Estas regulaciones serán aplicables con independencia de quién realice la actividad (visitantes o residentes), de cómo se organice (de forma individual o colectiva, lucrativa o no, con empresas, etc.) o de la intención que persiga (competiciones, exhibiciones, recreo, etc.).
La investigación y filmaciones son actividades especiales que no entran en la aplicación de esta regulación, requiriéndose la elaboración de una propia. Entretanto quedan normadas, la presente regulación puede servir de referencia para la autorización individual necesaria para su desarrollo, la cual deberá estar supeditada a la entrega de un proyecto preceptivo, y podrá fijar condiciones distintas para su desarrollo.
Las actividades de uso público son las que giran alrededor del recreo, de la cultura o de la educación, se sirven básicamente de las condiciones singulares que ofrece el medio en donde se desarrollan, en razón de sus valores naturales, del paisaje o culturales, y no implican un aprovechamiento productivo de los recursos naturales, ni una gestión directa para la conservación.
Las actividades de uso público en los espacios naturales protegidos constituyen un derecho ciudadano que debe ser administrado por la Consejería de Medio Ambiente, la cual garantizará que el uso público queda al alcance de cualquier ciudadano, se realiza de forma ordenada, segura, con dotaciones y servicios adecuados y de calidad, y es respetuoso con el medio ambiente.
Esta regulación se basa en los derechos constitucionales establecidos en los siguientes artículos de la Constitución española: art. 19, referente al derecho a circular por el territorio nacional; art. 43, relativo al deber de los poderes públicos de fomentar la adecuada utilización del ocio; y al art. 45, sobre el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo.
Esta norma no debe ir en contra de los derechos de propietarios privados pero sí reconoce la competencia de la Consejería de Medio Ambiente para ordenar y administrar los usos en un espacio natural protegido, en su conjunto y con el carácter integral que exige la conservación.
Cualquier forma de limitación al desarrollo de las actividades de uso público podrá constituir una medida para evitar la saturación de uso del medio o una medida de precaución para paliar de forma urgente un impacto ambiental generado por las visitas; sin embargo, esta posibilidad de restringir una actividad solo se considerará una vez que se hayan valorado otras medidas basadas en la ordenación global del uso público para orientar la distribución de visitantes.
Esta regulación se basa en una intención ordenadora no restrictiva. Por ello la restricción será una medida a tomar solo cuando otras posibles se muestren insuficientes para la solución de un problema derivado del desarrollo de una actividad.
Régimen general de actividades

La práctica, comercialización y publicidad de las actividades objeto de esta regulación y, en general, cualquier componente derivado de su organización, se realizará asegurando los siguientes principios:


  1. La conservación del patrimonio natural y cultural asociado al espacio considerado.

  2. El descubrimiento y la apreciación por parte del visitante del patrimonio natural y cultural, su concienciación medioambiental y comprensión del papel del espacio dentro de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía (RENPA).

  3. La seguridad para los visitantes.

  4. La satisfacción de los visitantes en el desarrollo de las actividades y la calidad de la oferta y servicios.


Estos principios deberán ser tenidos en cuenta especialmente por la empresas de turismo activo y determinan el espíritu que debe guiar el turismo rural en los espacios naturales protegidos


  1. Son actividades permitidas en los Parques Naturales y Parques Periurbanos, las siguientes:




  1. Acampada.

  2. Baño

  3. Rutas en bicicleta.

  4. Rutas en equino.

  5. Senderismo.

  6. Actividades de montaña: Descenso de barrancos, alpinismo, esquí de montaña, escalada, excursionismo, actividades de orientación, travesía, carreras de montaña, esquí alpino, mushing..

  7. Espeleología.

  8. Vehículos a motor: moto, quad, todoterreno, turismo y afines.

  9. Actividades náuticas: descenso en bote neumático, esquí de río, hidrobob, hidrotrineo, hidropedales, navegación a vela, piragüismo, surf/windsurf, bote a remo o con motor fuera de borda.

  10. Actividades aeronáuticas: globo aerostático, parapente, aladelta, paramotor, ala delta con motor.

  11. Buceo de profundidad y de superficie.

  12. Observación de cetáceos.

  13. Esparcimiento.

  14. Las que son funciones esenciales de los equipamientos básicos y complementarios de uso público.

  15. Las que siendo parte de las tradiciones del lugar, se vengan realizando de forma periódica, al menos durante los últimos 10 años, y siempre que no haya indicios de que produzcan impactos ambientales.




  1. Son actividades permitidas en las Reservas Naturales, Monumentos Naturales, Parajes Naturales, Paisajes Naturales y Reserva Natural Concertada, las siguientes:




  1. Las que son funciones esenciales de los equipamientos básicos.

  2. El senderismo y el esparcimiento.




  1. Las normativas de cada espacio natural protegido podrán excluir cualquier actividad permitida de la lista anterior por no ser conveniente ambientalmente o por no ser viable en el espacio considerado.



Las actividades permitidas se refieren a un ámbito regional, no por espacios individuales.
Los equipamientos básicos y complementarios están definidos y clasificados por la Consejería de Medio Ambiente. Sus funciones esenciales son inherentes al equipamiento: información (centro de visitantes o punto de información), educación ambiental (aula de la naturaleza), observar el paisaje (mirador), etc.
Las zonas de máxima protección (zonas de reserva) no están destinadas específicamente para el desarrollo de actividades de uso público, deportivas o turísticas, por ello no serán compatibles las actividades a las que se refiere el punto anterior. Excepcionalmente, podrán realizarse en estas zonas actividades de educación ambiental u otras de uso público cuando por razones de oportunidad educativa esté debidamente justificado y siempre bajo una autorización expresa de la Consejería de Medio Ambiente.
Cualquier otra actividad de uso público distinta a las permitidas, excepto las expresamente prohibidas en otros apartados de la presente regulación o de la legislación vigente, será considerada actividad de nueva implantación para los espacios naturales protegidos de Andalucía y su realización estará sujeta a autorización particular.
La autorización, en el caso de que proceda, podrá incluir una relación de condiciones exigidas para el desarrollo de la actividad.

La solicitud de autorización de una actividad de nueva implantación tendrá al menos el siguiente contenido:


  1. Datos del solicitante, del grupo que va a realizar la actividad y de su responsable.

  2. Justificación y descripción detallada de la actividad solicitada y del lugar en donde se efectuará.

  3. Identificación de los equipos, infraestructura y dotaciones requeridos para el desarrollo de la actividad y que sea necesario trasladar al espacio natural protegido.

  4. Fecha en la que se va a realizar la actividad y duración de la misma.

  5. Previsión de los efectos que la actividad generará sobre el medio y medidas preventivas y correctoras previstas.


De forma añadida, la Consejería de Medio Ambiente podrá solicitar la información adicional que requiera para poder emitir un criterio.
El apartado e. pretende una identificación elemental de impactos y de medidas de prevención, corrección o compensación inmediatas, no una evaluación de impacto ambiental.
Los factores considerados para autorizar, denegar la autorización o, en su caso, fijar condiciones para el desarrollo de una actividad de nueva implantación serán los siguientes:


  1. Necesidad social de la actividad.

  2. Impactos ambientales asociados a la actividad; posibilidad de medidas preventivas, mitigadoras y correctoras. Capacidad de carga y acogida del medio en el caso de que estos parámetros estén definidos.

  3. Riesgos personales asociados a la actividad y a las condiciones en las que se desarrolla.


Posibles alternativas para su realización con relación a la fecha, lugar, medios utilizados, características de la actividad o composición del grupo.
Con el fin de adaptar el uso de los espacios naturales protegidos a las tendencias del turismo rural, la Consejería de Medio Ambiente podrá iniciar un proceso de estudio para evaluar cualquier tipo de nueva actividad cuando lo justifique la demanda, siempre que no haya evidencias previas de que pueda producir impacto ambiental, con el fin de incluirlo o no, de forma permanente, entre los tipos permitidos y, de darse el primer caso, establecer su regulación específica.

Acceso y tránsito
La Consejería de Medio Ambiente podrá limitar el uso de los equipamientos o limitar su acceso por alguna de las siguientes causas:


  1. Cuando la presión de la demanda sobrepase la capacidad de acogida de los equipamientos.

  2. Temporalmente, por fenómenos naturales imprevistos, para evitar los riesgos de incendio durante los periodos secos o por interferencias con actos culturales o religioso-populares.

  3. Por cualquier otra circunstancia que pudiera poner en peligro hábitats o recursos objeto de la política de conservación del espacio natural protegido o inferir riesgos a los visitantes.

  4. Para operaciones de mantenimiento del equipamiento, en el caso de que la Consejería de Medio Ambiente sea titular de dicho equipamiento.


Con carácter general y sin perjuicio de las restricciones específicas establecidas en las presentes regulaciones, en la legislación forestal, la de vías pecuarias y la de conservación de espacios naturales protegidos, el acceso y tránsito de visitantes andando o en cualquier medio de transporte admitido, estará permitido en los viales de la red pública de caminos, exceptuando los que atraviesan las propiedades privadas y los montes públicos patrimoniales de las Administraciones Públicas y aquellos que presenten señalización que indique expresamente una restricción o limitación al paso.
La utilización de caminos o terrenos de propiedad privada o patrimonial con fines de uso público requerirá autorización de los titulares.
La Consejería de Medio Ambiente podrá limitar o restringir a los visitantes en general o a cierto tipo de medios de transporte, de forma eventual o permanente, el acceso por cualquier camino cuando exista causa justificada por impacto ambiental, incompatibilidad de uso con la gestión de la conservación, con los trabajos forestales o de aprovechamiento de los recursos y por motivos de riesgo a las personas.
Todas las restricciones de acceso en montes de dominio público deberán estar debidamente señalizadas.
Como medida de precaución en función de los impactos potenciales por el paso de vehículos y otros medios de transporte por ciertos caminos de un espacio natural protegido concreto, o para asegurar la aptitud del camino a un medio de transporte determinado, la Consejería de Medio Ambiente podrá realizar la identificación y clasificación de dichos caminos y establecer una regulación específica para cada tipo.

Pautas para la organización y práctica de las actividades
Los visitantes, mantendrán en todo momento una actitud favorable a la conservación de los recursos naturales y culturales del espacio natural protegido considerado, a su seguridad personal y de respeto a otros visitantes.
Es recomendable que las empresas y agrupaciones sigan un manual de buenas prácticas ambientales y un código ético de respeto al medio.
En el proceso de consolidación del turismo rural sería conveniente poner en marcha un programa de acreditación de empresas de adscripción voluntaria que desarrolle condiciones ambientales más precisas y amplias que la presente regulación.
Para la realización de operaciones turísticas y práctica de cualquier actividad de las reguladas en este reglamento, las empresas, agrupaciones o visitantes independientes deberán seguir las siguientes pautas de respeto al medio ambiente:


  1. Prevenir el deterioro o alteración de cualquier recurso biótico, geológico, cultural o, en general del paisaje.

  2. Evitar alteraciones significativas de los procesos y funcionamiento natural de los ecosistemas y de los patrones de comportamiento de los seres vivos.

  3. Buscar prácticas organizadas de reducción de residuos.

  4. No verter o abandonar objetos o residuos sólidos o líquidos.

  5. Sacar fuera del espacio natural aquellos productos que se hayan introducido y que queden como residuo una vez utilizados (carry in-carry out).

  6. Prevenir cualquier práctica que pueda producir erosión del suelo, cambios de patrones naturales en drenajes o pérdida de suelos en general.

  7. No encender fuego o producir riesgo de incendio.

  8. Mantenerse fuera de las zonas de acceso restringido.

  9. Evitar ruidos que perturben a la fauna, los procesos naturales y a personas.

  10. Minimizar el uso de iluminación artificial y restringirla para cubrir las necesidades de orientación, seguridad y emergencia.

  11. Respetar la propiedad privada.


a y b. Por las características del uso recreativo y turístico, se llama la atención sobre la alteración de la fauna en épocas críticas de reproducción o cría, el uso de vegetación para leña, la extracción de recursos como recuerdo, el aplastamiento de plantones, dar de comer a animales, etc.
c y d. La reducción de residuos en turismo rural y uso público puede lograrse con prácticas como el uso mínimo de empaquetados, uso de alimentos a granel, no llevar pequeñas porciones empaquetadas, etc. El vertido de residuos sólidos más común suele ser de cajetillas de cigarros, latas y envases de comida.
e. Esta práctica consigue una gestión más barata de los residuos, disminuye sensiblemente los riesgos de impacto y permite disponer la basura en lugares menos vulnerables.
f. Para evitar la erosión del suelo, deben cuidarse especialmente las prácticas sobre suelos húmedos después de lluvias, áreas de dunas y en general suelos blandos. Estos suelos son especialmente sensibles al roce de materiales duros como neumáticos o herraduras.

g. Las fogatas y hogueras fuera de los lugares permitidos suponen un importante factor de riesgo. No deben abandonarse colillas tanto por riesgo de incendio como por su dificultad para degradarse.
h. Las zonas de acceso restringido más comunes son las de propiedad privada específicamente señaladas o limitadas con cercas y las de reserva.
i. Con relación a la emisión de ruidos se debe tener en cuenta que la tranquilidad del medio rural y la experiencia que de ello se deriva en los visitantes es uno de los valores más apreciados del turismo de naturaleza y del uso público de los espacios protegidos. El uso de los teléfonos, equipos de sonido, etc. debe ser cuidado.
j. Sobre iluminación se debe procurar focos de bajo voltaje (máx. 60 W), para observaciones no sobrepasar los 30 W. A ser posible las actividades deben realizarse durante el día. Se recomienda el uso de lámparas fluorescentes antes que las incandescentes.
k. Un problema común contra la propiedad privada es la recolección de frutos
La Consejería de Medio Ambiente indicará en lugares estratégicos del espacio natural protegido las normas de comportamiento basadas en las acciones señaladas en el artículo anterior y en las regulaciones específicas, y siguiendo criterios de comunicación efectiva.
La ausencia de señalización no eximirá al visitante del cumplimiento de las normas de comportamiento a las que se refiere el apartado anterior.

Condiciones por impacto y riesgo
Los Planes Rectores de Uso y Gestión y los Programas de Uso Público podrán incluir una zonificación y establecer regulaciones con el fin de reducir los riesgos de impacto ambiental que determinados tipos de actividades de uso público puedan causar en áreas sensibles o los riesgos de peligro para los visitantes.

La zonificación podrá establecer las áreas exclusivas en donde se puede desarrollar la actividad y/o determinar zonas en donde la actividad no podrá realizarse.
Los lugares designados específicamente para la práctica de estas actividades deberán estar debidamente señalizados y a los usuarios se les proveerá la información suficiente para que puedan realizar la actividad de forma adecuada evitando los impactos ambientales al medio o los problemas de seguridad personal.
La Consejería de Medio Ambiente podrá limitar, condicionar o someter a autorización, de forma cautelar e inmediata, por un tiempo determinado o de manera permanente, el desarrollo de cualquier tipo de actividad en un determinado lugar, por las siguientes razones:


  1. Por sobrepasar la capacidad de acogida del medio, si este parámetro está determinado.

  2. Por sobrepasar la capacidad de acogida del espacio natural en su conjunto, si este parámetro está determinado.

  3. Por que haya evidencias de riesgo de impacto ambiental o peligro para los visitantes.

  4. Por existir interferencias de uso con actividades de mantenimiento o con otras actividades de gestión del medio.


Las Direcciones de los espacios protegidos realizarán un “programa de seguridad” que incluirá las directrices y acciones concretas tendentes a mejorar la seguridad de las actividades de uso público, a la prevención de accidentes y establecerá los protocolos de salvamento.
Cualquier actividad que se realice fuera de los equipamientos básicos y complementarios que requiera las instalación de dotaciones, incluso provisionales, necesitará autorización de la Consejería de Medio Ambiente, adicional a la que exijan los propietarios afectados en caso de ser terrenos privados o de titularidad pública diferente a la de la Consejería de Medio Ambiente.
La realización de cualquier tipo de competición deportiva, prueba o exhibición organizada en los espacios naturales protegidos requerirá la autorización de la Consejería de Medio Ambiente que podrá exigir a los organizadores las condiciones que considere necesarias para disminuir los riesgos de impacto ambiental.
Para conceder la autorización requerida para la realización de competiciones, exhibiciones o pruebas organizadas será un requisito imprescindible que el organizador de la competición acondicione el lugar antes de la prueba para acoger a espectadores y participantes, evitando impactos y peligros, y se responsabilice de retirar cualquier tipo de residuos o instalaciones temporales necesarias para la realización de las pruebas.

Empresas y agrupaciones para actividades organizadas
Cualquier actividad turística organizada deberá ser realizada mediante empresas, agrupaciones o federaciones; las empresas estarán reguladas por las disposiciones del Decreto 20/2002, de 29 de enero, de turismo en el medio rural y turismo activo; las agrupaciones o federaciones tendrán que estar legalmente reconocidas.
Las empresas, agrupaciones o federaciones que vayan a organizar actividades de turismo activo o deportivas en espacios naturales protegidos deberán poner los medios necesarios y tomar las medidas adecuadas para:


  • Seguir los principios expresados anteriormente de:

    • Conservación del patrimonio natural y cultural asociado al espacio considerado.

    • Descubrimiento y apreciación por parte del visitante del patrimonio natural y cultural, su concienciación medioambiental y comprensión del papel del espacio dentro de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía (RENPA).

    • Seguridad para los visitantes.

    • Satisfacción de los visitantes en el desarrollo de las actividades y la calidad de la oferta y servicios.

  • Mantener una política de no degradación del medio natural, de realización de prácticas sostenibles y de minimización de impactos ambientales.

  • Poner en práctica medidas de comunicación para advertir a los visitantes las prácticas adecuadas al medio ambiente.


Ofrecer al visitante una información veraz y completa sobre los valores patrimoniales del espacio natural protegido y las razones de su protección, mediante técnicas cualificadas de interpretación y comunicación.


  1. Todas las empresas, agrupaciones o federaciones que vayan a iniciar por primera vez su actividad dentro de un espacio natural protegido, requerirán autorización de la Consejería de Medio Ambiente. Para la tramitación de esta autorización, las empresas o agrupaciones deberán incluir en su solicitud:




  1. Una descripción de las actividades, el lugar y el periodo en el que se van a desarrollar, el número de visitas y visitantes previstos y los datos relativos a la capacidad de la empresa, agrupación o federación y a los medios utilizados para el desarrollo de las actividades, además de la información adicional que para cada caso específico pudiera solicitar la Consejería de Medio Ambiente.

  2. Compromiso de notificación de cambios en los datos iniciales, en caso de que se produzcan durante el periodo de actividad de la empresa.

  3. Compromiso de entrega de memoria anual de actividades con información que permita mantener un registro sobre las actividades contempladas en esta regulación.

  4. Compromiso de realizar la actividad con monitores que acompañen a los visitantes y una acreditación de que poseen formación ambiental mediante su participación en algún curso oficial sobre esta temática.


Si cualquiera de los compromisos requeridos en el punto anterior fuesen incumplidos por la empresa, agrupación o federación, o bien las condiciones de desarrollo de la actividad cambiaran a prácticas inadecuadas para el medioambiente, la Consejería de Medio Ambiente podrá retirar de forma inmediata la autorización concedida para la práctica de las actividades.
Con relación al criterio exclusivo de minimizar el impacto ambiental, la concesión o denegación de la autorización referida en el punto anterior se fundamentará en los siguientes conceptos:


  1. La afección potencial al medio producida por el tipo de prácticas ambientales y actividad.

  2. La afección potencial al medio producida por el modo en que está previsto llevar a cabo la actividad.

  3. La afección potencial al medio producida por los efectos sinérgicos y acumulativos de todas las actividades del mismo tipo.



La autorización de la Consejería de Medio Ambiente a la que se refieren los artículos anteriores podrá fijar condiciones para asegurar el respeto al medio ambiente.
B. Regulación específica para cada tipo de actividad
Regulación específica para la acampada
La Consejería de Medio Ambiente podrá habilitar, cuando la demanda lo aconseje según las particularidades de los grupos, “zonas de acampada libre organizada” (ZALO), entendiendo por tales los espacios debidamente delimitados y acondicionados para permitir la instalación de tiendas de campaña por breves periodos de tiempo y en donde se garantizan los servicios de vigilancia y limpieza, y se reúnen las condiciones establecidas en el Manual de Diseño, Construcción, Dotación y Explotación de equipamientos de Uso Público en los Espacios Naturales Protegidos de Andalucía.
Las ZALO son equipamientos provisionales destinados a satisfacer demandas eventuales o de grupos con demandas singulares; si la demanda es persistente e intensa, y la capacidad de acogida del espacio natural lo permite, la Consejería de Medio Ambiente realizará las gestiones necesarias para promover la instalación de un área de acampada o campamento de turismo adecuados a las características de los grupos, ya sea mediante mejora de las dotaciones de la misma ZALO, si reúne condiciones, o habilitando otro lugar adecuado; por el contrario, si la demanda cesa, se tenderá a su desmantelamiento.
El uso de la ZALO requiere autorización de la Consejería de Medio Ambiente, la cual podrá fijar condiciones particulares para el desarrollo de la acampada con el fin de evitar impactos ambientales; en cualquier caso será necesario que los grupos estén siempre acompañados por un responsable.
Condiciones específicas establecidas para la acampada:


  1. Evitar producir ruido molesto para otros visitantes o para la fauna, tanto en el día como por la noche.

  2. Encender fuego solo con el fin de cocinar, en los lugares específicamente previstos y con la precaución debida para evitar su propagación. En caso de que no haya lugares específicamente previstos solo se cocinará utilizando barbacoas portátiles con leña, carbón o bombona de gas.

  3. Reducir al máximo la generación de residuos sólidos, depositarlos en los contenedores del área o llevarlos a un lugar exterior apropiado si las condiciones para su disposición en el lugar de acampada no son adecuadas.

  4. Evitar prácticas que afecten la vegetación como usar los árboles de soporte, atar cuerdas, cortar ramas, cortar leña para cocinar, etc.

  5. No usar detergentes, jabones, etc. en donde no esté garantizado un tratamiento de aguas servidas. El lavado de utensilios en ríos se hará sin jabón u otros productos contaminantes.


En las ZALO que no estén dotadas de servicios higiénicos, las defecaciones se harán a más de 100 metros del perímetro de las mismas, y deberán ser enterradas.
La Consejería de Medio Ambiente podrá autorizar, excepcionalmente, la práctica de la acampada libre en régimen de travesía, bajo supuestos suficientemente justificados y siempre que se garantice la ausencia de impactos ambientales negativos. Esta acampada de travesía reunirá los requisitos establecidos en la legislación vigente para la acampada libre y, adicionalmente, el número de personas pernoctando en cada lugar no será superior a 10. La autorización se referirá a la localización de la acampada e incluirá el resto de condiciones aplicables.

Regulaciones específicas para la espeleología


  1. Las personas o grupos pertenecientes a federaciones, clubes o asociaciones espeleológicas oficialmente reconocidas podrán acceder a todas las cavidades menos las expresamente prohibidas. Durante la actividad, el practicante deberá portar documentación acreditativa de su afiliación que será mostrada cuando lo requieran los agentes de medio ambiente.




  1. Las visitas organizadas por empresas turísticas podrán acceder solo a las cavidades expresamente designadas para ello, según criterios de seguridad para las personas y para el medio, y facilidad de acceso sin necesidad de conocimientos previos ni equipo especial.


Los visitantes independientes podrán entrar solo a las cavidades permitidas a las visitas organizadas para lo que requerirá una notificación a la Consejería de Medio Ambiente.
Para establecer la regulación específica de las actividades de espeleología para cada espacio natural protegido, la dirección del espacio natural en conjunto con la Federación Andaluza de Espeleología (FAE) y dentro del Convenio marco de colaboración establecido entre esta institución y la Consejería de Medio Ambiente, desarrollarán:


  1. Designación de las zonas apropiadas para la práctica de la espeleología.

  2. Establecimiento de las medidas de seguridad.


Establecimiento de condiciones y regulaciones para el desarrollo de la actividad.
Cualquier empresa, club, asociación o federación que organice actividades espeleológicas deberá tener planes de rescate para las posibles emergencias que se presenten.
Los monitores que acompañarán a los grupos deberán tener la formación técnica especificada en el punto b del Anexo VI del Decreto 20/2002, de 29 de enero, de Turismo en el medio rural y turismo activo o titulaciones equivalentes.
Condiciones específicas establecidas para las actividades espeleológicas:


  1. No usar equipos o materiales que puedan dañar las cavidades.

  2. Evitar tocar las paredes en la medida de lo posible, no hacer inscripciones en ellas y no dañar las formaciones geológicas como estalactitas y estalagmitas.

  3. No remover fósiles, huesos, sedimentos, etc, ni alterar pinturas rupestres, y comunicar a las autoridades cualquier tipo de hallazgo.

  4. No arrojar ningún objeto o residuo al suelo.

  5. Evitar poner piedras como puente para salvar vados o zonas inundadas.

  6. Permanecer en el grupo siguiendo las indicaciones del monitor.

  7. Evitar alumbrar directamente a la biota y usar preferiblemente luces alimentadas con batería en vez de carburo.

  8. Evitar el tránsito por lugares peligrosos y las prácticas temerarias.

  9. No perturbar a la fauna.

  10. No fumar.


C. Regulación de Actividades espeleológicas en la RENPA
Regulación de la Espeleología Deportiva
Cavidades donde se pueden realizar visitas espeleológicas por grupos no federados.
Las únicas cavidades en las que se podrán realizar “visitas espeleológicas” dentro de los límites de la Red de Espacios Naturales Protegidos son las cavidades y cañones a determinar en cada Parque Natural por los miembros de la Comisión que se cree al efecto, de acuerdo al Convenio Marco suscrito.
Las Empresas de Turismo Activo, que oferten en sus programas “espeleología”, organizando actividades dentro de los límites del Parque Natural, deberán aportar para poder realizarlas, además de la documentación que legalmente se les exige para su constitución por la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía, fotocopias y recibos de las pólizas de seguros de Accidentes corporales y Responsabilidad Civil donde expresamente se indicaran, que dichas visitas quedan incluidas dentro de las coberturas y garantías de dichas pólizas.
El ratio guía-usuario para particulares y empresas de turismo activo, debería ser de uno a cinco.
Siempre que sean movilizados los Grupos de Espeleosocorro de esta Federación, se cobrarán los gastos del rescate y movilización, a los responsables de los accidentes y/o emergencias, bien sean particulares o empresas de deportes de aventuras, quedando claro que hasta que no quede bien definido quien se hace cargo de dichos gastos, no es posible la movilización del dispositivo de rescate de esta F.A.E..
Cavidades donde podrán practicar la espeleología los grupos federados de la F.A.E. y otras Federaciones Territoriales de Espeleología, adscritas a la F.E.E.
Las cavidades señaladas, más aquellas que se estimen convenientes para el entrenamiento de los espeleólogos federados y la práctica de distintas técnicas espeleológicas (progresión cauces activos, progresión vertical, topografía, fotografía, autosocorro, Espeleosocorro, etc.) así como aquellas encaminadas a un mayor entendimiento y conocimiento del Karst y de los ecosistemas subterráneos (geología, hidrogeología, climatología, bioespeleología, recorrido deportivo, etc.), que se encuentren dentro de los Planes de actividades de los Clubes o Grupos federados de la F.A.E. y de otras Federaciones Territoriales adscritas a la F.E.E.

El número de participantes en los casos de espeleólogos federados se determinará de acuerdo con criterios de eficacia deportiva.
Solicitudes
Para poder visitar cualquiera de las cavidades indicadas, se deberá contar con la correspondiente autorización administrativa del Parque Natural, previa conformidad de la Federación Andaluza de Espeleología.
Las solicitudes se realizarán por escrito y se remitirán al Director-Conservador del Parque Natural de que se trate o a las Delegaciones Provinciales de la Consejería de Medio Ambiente. Para aquellas actividades enmarcadas en un calendario de actividades de Club federado, la solicitud se realizara con 15 días de antelación a la fecha de comienzo. En caso de Grupos no federados dicho plazo debería ser de un mes.
Se podrán solicitar permisos anuales, semestrales y trimestrales de acuerdo con los Planes de actividades de los Clubes federados.
Para aquellas actividades no contempladas en dichos Planes a realizar por espeleólogos federados y pertenecientes a un mismo Club la solicitud consistirá en una mera comunicación a la Dirección del Parque Natural a cursar por el Presidente de la entidad federada.
En dicha comunicación deberá constar además de los datos pertinentes, la necesidad de realización de vivacs, utilización de pistas forestales para transporte de material y otras necesidades.
La Federación Andaluza de Espeleología, remitirá una relación anual de las entidades y grupos adscritos a la misma, a la Consejería de Medio Ambiente.
Las solicitudes que deberán presentar, los Clubes o Grupos federados en espeleología adscritos a la F.A.E. y otras Federaciones Territoriales adscritas a la F.E.E., constaran de los siguientes apartados:


  • Grupo o entidad federada

  • Tipo de Actividad

  • Nombre del Responsable

  • Teléfono de contacto

  • Fecha/s

  • Sucinto informe de la actividad ( en el se hará constar la necesidad de realizar vivacs, utilización de caminos o pistas forestales, etc.)

  • Solicitud de Actividades Extraterritoriales debidamente cumplimentada y aceptada por la F.A.E (en caso de otras FF.TT.EE adscritas a la F.E.E.)


Una vez remitida la documentación a la Dirección del Parque Natural, ésta solicitará el visto bueno a la Federación Andaluza de Espeleología.
La Dirección del Parque Natural de que se trate, aceptará aquellas solicitudes que cumplan los requisitos fijados en esta normativa. Se entiende por solicitud la recepción del consiguiente escrito, en las oficinas del Parque Natural, siendo solo denegadas por parte del Director Conservador, aquellas que no se ajusten a la presente normativa por riguroso orden de entrada en un registro al efecto hasta completar el cupo fijado.
Remitida la solicitud a la Dirección del Parque Natural, ésta solicitara el visto bueno de la F.A.E. (fax o correo electrónico).
Además de las Solicitudes y para aquellas actividades que requieran un alto conocimiento técnico.

Para grupos adscritos a la Federación Andaluza de Espeleología:
La solicitud deberá de ir acompañada de un escrito del Presidente del Club o Entidad federada correspondiente, donde se certifique la capacidad técnica y organizativa para realizar la actividad.
Para Grupos adscritos a otras Federaciones Territoriales de Espeleología:
La solicitud deberá ir acompañada de un escrito del Presidente del Club o entidad federada correspondiente, donde quede certificada la capacidad técnica y organizativa de los participantes para realizar la actividad, así como la aprobación de la Federación territorial de origen en la Solicitud de Expediciones Extraterritoriales, firmada y sellada por la Federación Andaluza de Espeleología.
Para grupos extranjeros de espeleología:
Junto con la solicitud se deberá adjuntar un certificado del Presidente de la Federación Nacional u organismo equivalente del país de origen, donde se exprese la capacidad técnica y organizativa para realizar la actividad.
Asimismo contará con el visto bueno de la Federación Andaluza de Espeleología, como representante en el ámbito autonómico de la F.E.E.

Será necesario la presentación de la fotocopia del documento que acredite estar en posesión de un seguro colectivo que cubra accidentes deportivos incluida la espeleología.
En cualquier caso en la solicitud deberá constar claramente el nombre, apellidos, nº del Documento Nacional de Identidad o Pasaporte y firma de la persona que se responsabiliza de la actividad.
Si por cualquier motivo no se llegara a realizar la actividad prevista, se deberá comunicar inmediatamente a la Dirección del Parque Natural y a la F.A.E.
Para personas, grupos y empresas de Turismo Activo del estado español, no adscritos a ninguna Federación Territorial de Espeleología:
Junto con la solicitud se deben adjuntar certificados de los guías participantes en la actividad de su cualificación técnica como pueden ser la asistencia a Cursos Técnicos de Espeleología homologados por alguna de las Federaciones de espeleología del Estado Español.
Será necesario presentar fotocopia del documento que acredite estar en posesión de un seguro personal o colectivo, que cubra los accidentes deportivos incluida la espeleología, en los aspectos que recoja la legislación española vigente.
En el caso de las empresas de turismo activo, fotocopias y recibos de la póliza de seguro de Accidentes Corporales (usuarios) y Responsabilidad Civil (de la empresa), donde expresamente indiquen que dichas visitas quedan incluidas, dentro de las coberturas de dichas pólizas.


1   2   3   4

similar:

Aulas de naturaleza (divulgación del Patrimonio Geológico y Subterráneo) iconTaller 2: El coleccionismo y los museos
«generar espacios para el diálogo en torno al patrimonio colonial y su relación con el presente, a través de su protección, investigación...

Aulas de naturaleza (divulgación del Patrimonio Geológico y Subterráneo) icon“ el deterioro o la desaparición de un bien del patrimonio cultural...

Aulas de naturaleza (divulgación del Patrimonio Geológico y Subterráneo) iconSe pide Calcular el Patrimonio del diseñador, del activo, y del pasivo....

Aulas de naturaleza (divulgación del Patrimonio Geológico y Subterráneo) iconPatrimonio de familia cancelación / patrimonio de familia renuncia....

Aulas de naturaleza (divulgación del Patrimonio Geológico y Subterráneo) icon2- en ambos casos el contravalor del aumento del capital podrá consistir...

Aulas de naturaleza (divulgación del Patrimonio Geológico y Subterráneo) iconAlegaciones al proyecto básico del aparcamiento subterráneo para...

Aulas de naturaleza (divulgación del Patrimonio Geológico y Subterráneo) iconPunta Mogotes es uno sectores de Mar del Plata más concurridos, el...

Aulas de naturaleza (divulgación del Patrimonio Geológico y Subterráneo) iconDistribucion del pago de remuneracion por divulgacion de fonograma,...

Aulas de naturaleza (divulgación del Patrimonio Geológico y Subterráneo) iconBloque no. I “el patrimonio natural y el patrimonio cultural. Construcción de significados.”

Aulas de naturaleza (divulgación del Patrimonio Geológico y Subterráneo) iconLa tragedia ateniense como género literario
«comportamiento apropia­do a la naturaleza de la persona») como de la naturaleza (. phvsi s, «cua­lidad innata e indestructible del...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com