Dirección General de Calidad, Control y Evaluación Ambiental






descargar 300.62 Kb.
títuloDirección General de Calidad, Control y Evaluación Ambiental
página1/8
fecha de publicación28.05.2015
tamaño300.62 Kb.
tipoDirección
ley.exam-10.com > Ley > Dirección
  1   2   3   4   5   6   7   8




C/ Bustamante 16 – 4ª planta

28045 Madrid


Dirección General de Calidad, Control y Evaluación Ambiental







  • Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica y Térmica


ÍNDICE


  • PREÁMBULO

  • Título Preliminar. DISPOSICIONES GENERALES

        • Artículo 1. Objeto y finalidad

        • Artículo 2. Ámbito de aplicación

        • Artículo 3. Definiciones

        • Artículo 4. Intervención administrativa




  • Título I. PREVENCIÓN Y CORRECCIÓN DE LA CONTAMINACIÓN ACÚSTICA Y TÉRMICA

  • Capítulo I. Normas generales

        • Artículo 5. Periodos horarios

  • Artículo 6. Aplicación de índices acústicos




  • Capítulo II. Evaluación y gestión del ruido ambiental

  • Artículo 7. Clasificación y tipos de áreas acústicas

  • Artículo 8. Objetivos de calidad acústica para ruido y vibraciones

  • Artículo 9. Mapas de ruido

  • Artículo 10. Zonas de Protección Acústica Especial

  • Artículo 11. Planes de Acción

  • Artículo 12. Planes Zonales Específicos

  • Artículo13. Zonas de Situación Acústica Especial

  • Artículo 14. Elaboración y aprobación de instrumentos de evaluación y gestión del ruido ambiental




  • Capítulo III. Evaluación del ruido y vibraciones de los emisores acústicos

  • Artículo 15. Límites de niveles sonoros transmitidos al medio ambiente exterior

  • Artículo 16. Límites de niveles sonoros transmitidos a locales acústicamente colindantes

  • Artículo 17. Límites de vibraciones aplicables al espacio interior




  • Capítulo IV. Normas generales relativas a emisores acústicos

  • Artículo 18. Prohibición de la perturbación de la convivencia

  • Artículo 19. Autorización para superar los límites de emisión




  • Capítulo V. Condiciones de la edificación y sus instalaciones respecto a la contaminación acústica y térmica

  • Artículo 20. Condiciones de las edificaciones frente al ruido y vibraciones

  • Artículo 21. Licencias de nueva construcción de edificaciones

  • Artículo 22. Condiciones de las instalaciones de los edificios frente a ruido, vibraciones y contaminación térmica




  • Capítulo VI. Condiciones exigibles a actividades comerciales, industriales y de servicios

    • Artículo 23. Adecuación de las actividades a las disposiciones de esta Ordenanza

    • Artículo 24. Protección de entornos socio-sanitarios

    • Artículo 25. Clasificación de actividades a efectos de condiciones de insonorización

    • Artículo 26. Valores mínimos de aislamiento acústico a ruido aéreo en actividades recreativas y de espectáculos públicos y asimilables

  • Artículo 27. Vestíbulo acústico, ventanas y huecos al exterior

  • Artículo 28. Limitadores de equipos de reproducción o amplificación

  • Artículo 29. Protección frente a ruido de impacto

  • Artículo 30. Medidas de protección frente a vibraciones

  • Artículo 31. Condiciones de protección frente a la contaminación térmica




  • Capítulo VII. Condiciones aplicables a los vehículos de motor y ciclomotores

        • Artículo 32. Condiciones técnicas de los vehículos y límites de emisión sonora

        • Artículo 33. Pruebas de control de ruido

        • Artículo 34. Inmovilización y retirada de vehículos

        • Artículo 35. Condiciones de uso de los vehículos

        • Artículo 36. Emisión de ruido de los vehículos de motor destinados a servicios de urgencias




  • Capítulo VIII. Condiciones exigibles a usuarios de vía pública, actividades domésticas y relaciones vecinales

  • Sección 1ª. Alarmas, megafonía y actuaciones musicales

  • Artículo 37. Tipos de alarmas

  • Artículo 38. Condiciones técnicas y de funcionamiento de las alarmas

  • Artículo 39. Límites de emisión de las alarmas

  • Artículo. 40. Megafonía y otros dispositivos sonoros en el medio ambiente exterior

  • Artículo. 41. Actuaciones musicales en el medio ambiente exterior




  • Sección 2ª. Otras actividades en el medio ambiente exterior

  • Artículo 42. Obras y trabajos en el medio ambiente exterior y edificaciones

  • Artículo 43. Carga, descarga y transporte de mercancías

  • Artículo 44. Recogida de residuos urbanos y labores de limpieza viaria

  • Artículo 45. Comportamientos ciudadanos en el medio ambiente exterior




  • Sección 3ª. Fuentes sonoras de carácter doméstico y relaciones vecinales

  • Artículo 46. Aparatos e instalaciones domésticos

  • Artículo 47. Comportamientos en el interior de viviendas o locales particulares

  • Artículo 48. Animales domésticos



  • Título II. ACTIVIDAD INSPECTORA, PROCEDIMIENTO DE ADECUACIÓN A LA LEGALIDAD VIGENTE Y RÉGIMEN SANCIONADOR

  • Capítulo I. Actividad inspectora

  • Artículo 49. Actividad inspectora, de vigilancia y control

  • Artículo 50. Actas de inspección, boletines de denuncia e informes técnicos complementarios

  • Artículo 51. Deber de colaboración




  • Capítulo II. Normas comunes al procedimiento de adecuación a la legalidad vigente y al régimen sancionador

  • Artículo 52. Responsabilidad

  • Artículo 53. Situación de riesgo grave

  • Artículo 54. Medidas provisionales

  • Artículo 55. Precintos




  • Capítulo III. Procedimiento de adecuación a la legalidad vigente

  • Artículo 56. Procedimiento de medidas correctoras para la subsanación de deficiencias

  • Artículo 57. Cumplimento de las medidas correctoras




  • Capítulo IV. Régimen sancionador

  • Artículo 58. Disposiciones generales al régimen sancionador

  • Artículo 59. Infracciones relativas a actividades comerciales, industriales y de servicios.

  • Artículo 60. Infracciones relativas a vehículos de motor y ciclomotores

  • Artículo 61. Infracciones relativas a usuarios de la vía pública, actividades domésticas y relaciones vecinales

  • Artículo 62. Sanciones por infracciones relativas a actividades comerciales, industriales y de servicios

  • Artículo 63. Sanciones por infracciones relativas a vehículos de motor y ciclomotores

  • Artículo 64. Sanciones por infracciones relativas a usuarios de la vía pública, actividades domésticas y relaciones vecinales, y por contaminación térmica

  • Artículo 65. Criterios de graduación de las sanciones


Disposición adicional primera. Actualización de la delimitación de áreas acústicas

Disposición adicional segunda. Locales integrantes del patrimonio cultural de la ciudad de Madrid

Disposición transitoria única. Adecuación a las disposiciones de esta Ordenanza

Disposición derogatoria única. Derogación normativa

Disposición final primera. Registro de medidas correctoras de carácter medioambiental

Disposición final segunda. Interpretación de la Ordenanza

Disposición final tercera. Publicación y entrada en vigor

ANEXO I. Áreas acústicas y usos predominantes

1. Clasificación y tipos de áreas acústicas

2. Asignación a las áreas de usos predominantes del suelo
ANEXO II. Objetivos de calidad acústica y valores límite de inmisión

1. Tablas de objetivos de calidad acústica para ruido

2. Tablas de valores límites de ruidos para infraestructuras

3. Tabla de objetivos de calidad acústica para vibraciones (valores límites para nuevos emisores)
ANEXO III. Criterios de valoración y protocolos de medida

  1. Valoración de los niveles sonoros de los emisores acústicos

  2. Valoración de los niveles sonoros ambientales

  3. Valoración de las vibraciones

  4. Medición del aislamiento al ruido aéreo

  5. Protocolo de medida para la evaluación del ruido de impacto

  6. Equipos de medida


ANEXO IV. Procedimiento de medida y valores límites de vibraciones aplicables a los emisores preexistentes

El Ayuntamiento de Madrid aprobó, con fecha de 31 de mayo de 2004, la Ordenanza de Protección de la Atmósfera contra la Contaminación por Formas de Energía (en adelante OPACFE), actuando en el ámbito de la lucha contra la contaminación acústica de un modo pionero y con toda la eficacia que venía exigida por la reciente aprobación de la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido, donde se atribuye a los Ayuntamientos la competencia para elaborar Ordenanzas en materia de protección del medio ambiente frente al ruido y vibraciones.
La valoración de la OPACFE ha de ser altamente positiva a resultas de los logros obtenidos en su aplicación durante estos años. La Ordenanza ha permitido dotarse de mecanismos eficaces para abordar la lucha contra la contaminación acústica en el doble frente de la preservación de los niveles sonoros ambientales y en la intervención frente a los concretos emisores acústicos y, entre ellos, de manera destacada, los vehículos y las actividades económicas. Esta respuesta normativa ha venido impuesta por la amplitud de la definición legal del concepto de contaminación acústica, que está referida a “la presencia en el ambiente de ruidos o vibraciones, cualquiera que sea el emisor acústico que los origine, que impliquen molestia, riesgo o daño para las personas, para el desarrollo de sus actividades o para los bienes de cualquier naturaleza, o que causen efectos significativos sobre el medio ambiente”.
Sin perjuicio de mantener en sus aspectos esenciales lo dispuesto en la OPACFE, -no sólo respecto de la contaminación acústica, sino también en lo relativo a la regulación de la contaminación térmica que se incluye en la citada norma- el Ayuntamiento de Madrid se ha fijado como un objetivo prioritario la actualización de esta Ordenanza debido a una pluralidad de razones que vienen a ser analizadas a continuación.
Como paso previo a ese análisis debe recordarse siempre al abordar esta regulación normativa que la lucha contra el ruido y las vibraciones se sitúa en el ámbito del ejercicio de las competencias municipales sobre protección del medio ambiente y salud pública, así como se dirige a la garantía del derecho constitucional a la intimidad personal y familiar.
El daño que produce el ruido puede oscilar entre la generación de molestias a llegar a suponer un riesgo grave para la salud de las personas y para el medio ambiente en general. Por ello, nuevamente ha de acometerse la regulación de la lucha contra el ruido desde la perspectiva más amplia e integradora, abarcando todas las vertientes en que se pone de manifiesto este problema: actuaciones de prevención, vigilancia y control a través de los instrumentos de evaluación y gestión del ruido ambiental, y la actuación administrativa de inspección, control y disciplina sobre los diferentes emisores acústicos.
Entre los diversos factores que motivan la aprobación de esta nueva Ordenanza, cabe destacar los siguientes:
En primer lugar, la aprobación de dos Reales Decretos de desarrollo reglamentario de la Ley del Ruido: el Real Decreto 1513/2005, de 16 de diciembre, y el Real Decreto 1367/2007, de 19 de octubre, por los que se desarrolla la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido, en lo referente a evaluación y gestión del ruido ambiental, el primero, y zonificación acústica, objetivos de calidad y emisiones acústicas, el segundo, han hecho necesaria desde un punto de vista técnico la incorporación de estas nuevas normas al ordenamiento municipal. En ellos se han introducido conceptos precisos en lo referente a la fijación de objetivos de calidad acústica para cada tipo de área acústica y también para el interior de las edificaciones, límites de emisión e inmisión, y se fijan los métodos y procedimientos de medición y evaluación de ruidos y vibraciones.
La nueva Ordenanza aprovecha esta necesidad de actualización para dotar del marco regulatorio básico que será de aplicación en los supuestos en que haya de intervenir para la corrección de las superaciones de niveles sonoros ambientales en las zonas de protección acústica especial (ZPAE) a través de planes zonales de acción, plasmando medidas específicas para la lucha contra el ruido procedente del tráfico, así como de las actividades de ocio nocturno de la ciudad.
En la firme creencia de que es posible conciliar el descanso de los vecinos con el desarrollo de las actividades susceptibles de ser productoras de ruido en la ciudad se introduce la regulación de nuevos procedimientos dirigidos a subsanar las deficiencias puestas de manifiesto en las actividades. El objetivo es dar prioridad a la intervención municipal mediante actuaciones no sancionadoras, sino dirigidas a la adopción de medidas correctoras, dando la oportunidad a las actividades de adecuarse y hacer viable su funcionamiento, defendiendo el óptimo desarrollo económico de la ciudad, a la vez que salvaguardando de molestias a los vecinos directamente afectados.
En el ámbito de los vehículos, se mantiene el control propio a través del Centro Municipal de Acústica, a la vez que se produce una adaptación de esta regulación en armonía con las nuevas normas en materia de tráfico y movilidad.
Especial hincapié merece la atención que pone esta Ordenanza en garantizar la buena convivencia ciudadana respecto de las molestias por ruidos derivadas del comportamiento vecinal y usuarios de la vía pública, tanto en el interior del domicilio como en el medio ambiente exterior. Es propio de las competencias de los Ayuntamientos garantizar esta convivencia, lo que implica que en las relaciones vecinales se asegure el respeto al descanso y se posibilite el normal ejercicio de las actividades propias de los demás locales o viviendas. Por ello, se incorporan normas que son excluidas por la Ley del Ruido de su ámbito de aplicación, por corresponder a las ordenanzas municipales, teniendo como fundamento la Ley de Bases de Régimen Local.
Estas normas permitirán actuar con más eficacia en la esfera de las relaciones vecinales que, ajenas al régimen de regulación y control a través del régimen de licencias y autorizaciones que sí recae sobre las actividades de ocio, presentan disfunciones que hacen inviable el descanso para gran número de vecinos afectados: fenómenos como el “botellón” en las calles, que suponen la producción masiva de ruido, no deberán impedir el ejercicio del derecho a la intimidad personal y familiar.
Por último, esta modificación normativa también obedece a la propia experiencia acumulada por los servicios técnicos y jurídicos del Ayuntamiento de Madrid, que en su gestión diaria han ido poniendo de manifiesto diversos aspectos que pueden ser siempre susceptibles de mejora para ofrecer una mayor calidad de los servicios a los ciudadanos.
  1   2   3   4   5   6   7   8

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Dirección General de Calidad, Control y Evaluación Ambiental iconDirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural

Dirección General de Calidad, Control y Evaluación Ambiental iconDirección de gestión y evaluación de la calidad

Dirección General de Calidad, Control y Evaluación Ambiental iconDirección de gestión y evaluación de la calidad

Dirección General de Calidad, Control y Evaluación Ambiental iconReglamento General sobre los Procedimientos de Evaluación de Impacto Ambiental (eia)

Dirección General de Calidad, Control y Evaluación Ambiental iconDirección general de ejecución y control de la edificacióN

Dirección General de Calidad, Control y Evaluación Ambiental iconLey que establece el ejercicio de la potestad sancionadora del ministerio...

Dirección General de Calidad, Control y Evaluación Ambiental iconDirección general de evaluación valoración y financiamiento del patrimonio natural

Dirección General de Calidad, Control y Evaluación Ambiental iconInstrucciones de 14 de mayo de 2003 de la dirección general de evaluación...

Dirección General de Calidad, Control y Evaluación Ambiental iconInstrumentos de certificación de calidad ambiental agroindustrial

Dirección General de Calidad, Control y Evaluación Ambiental iconLa evaluación y la Calidad en la EducaciÓn Superior en México






© 2015
contactos
ley.exam-10.com