Lección no. 28






descargar 51.46 Kb.
títuloLección no. 28
fecha de publicación17.06.2016
tamaño51.46 Kb.
tipoLección
ley.exam-10.com > Ley > Lección


Lección no. 28

Curso de Primera Cámara

LA RUNA OS Y LA RUNA RITA




Samael Aun Weor
------------------------------------------------------------------------------------------------

Instituto Cultural Quetzalcoatl de Antropología Psicoanalítica, A.C.

http://samaelgnosis.net y http://samaelgnosis.org

LA RUNA OS

Es urgente, indispensable, inaplazable, que en este “Mensaje estudiemos a fondo el problema aquel de Transmutación Sexual para solteros. Constantemente llegan cartas de muchos estudiantes que sufren de “Poluciones Nocturnas”.

Ciertamente, esas tales poluciones son asqueantes, inmundas, aborrecibles; nosotros siempre contestamos recetando Magia Sexual (Maithuna), contra tales estados subjetivos.

Empero debemos aclarar las cosas: Es claro que mientras estemos bien vivos, es decir, mientras tengamos el Ego existiendo en las Cuarenta y Nueve Regiones del Sub-Consciente, los sueños eróticos continuarán inevitablemente. Sin embargo, haciendo luz en las tinieblas, debemos afirmar enfáticamente que el Maithuna establece de hecho el cimiento adecuado para evitar las poluciones nocturnas, aunque tales sueños pornográficos continúen.

Sucede que con el Sahaja Maithuna (Sexo-Yoga), se acostumbra tanto el Chela (discípulo) a refrenar el impulso sexual, que cuando en realidad se produce un sueño erótico, la mente refrena por instinto; así se evita eso que se llama “polución” (la pérdida lamentable del licor vital).

Es claro, cierto, patente, que tal receta sirve cuando existe continuidad de propósitos, se necesita tenacidad, práctica diaria, año tras año, intensamente. Desgraciadamente, tal fórmula sólo sirve cuando se tiene una mujer; pero ¿y los solteros? Aquellos que no tienen mujer, ¿entonces qué?

Ahí, precisamente, es donde está el problema, y muy grave por cierto; se necesita conseguir la mujer si es que de verdad se quiere usar la receta.

Pasemos ahora a otra cosa muy similar. Quiero referirme a la “Transmutación Sexual para Solteros”. Sería lamentable que los solteros no pudieran utilizar la Energía Sexual en alguna forma, ellos también necesitan progresar, ¿y cómo? Vamos al grano, a los hechos: No quiero decir que los solteros puedan Auto-Realizarse a fondo (es claro que sin el Maithuna resulta algo más que imposible llegar al tan anhelado Adeptado), pero sí se puede y debe utilizar la Energía Creadora para despertar Conciencia.

El todo está en conocer la técnica, y es precisamente a eso que va este capítulo. Entremos ahora de lleno en el terreno de la Runa Os.

Se nos ha dicho que tal Runa vibra intensamente con la Constelación de Escorpión y esto es muy importante porque ese cortejo de estrellas se encuentran íntimamente relacionado con los órganos sexuales. Esta es la misma RUNA OLLIN del México Azteca y está esotéricamente relacionada con la famosa Runa Espina. Ollin, en Azteca, es el signo místico del Dios del Viento, el Señor del Movimiento: Ehecatl, aquel Ángel que intervino en la Resurrección de Jesús transmitiendo prana, vida en el cuerpo del Gran Kabir y exclamando: “Jesús levántate de tu tumba con tu cuerpo”.

Yo conozco personalmente a Ehecatl el Dios del Viento, es ciertamente un Deva extraordinario, vive en el Mundo de la Voluntad Consciente...

Veamos pues la íntima relación Esotérica existente entre las Runas Os y Espina (Movimiento y Voluntad).

Y aunque muchos necios Súper-Transcendidos del Pseudo-Esoterismo y Pseudo-Ocultismo barato, se rían de las criaturas Elementales de la Naturaleza considerándolas mera fantasía, aun cuando se mofen y hagan burla, chunga, zumba, de Paracelso y sus Elementales (Gnomos, Pigmeos, Silfos, Salamandras, etc.), estos han existido, existen, y seguirán existiendo eternamente.

Ehecatl es ciertamente un Gurú-Deva, tiene poder sobre los Silfos del Aire ¿Y qué? ¿No le gusta esto a los necios? ¿Se ríen de los Elementales? ¿Se burlan de nosotros? Francamente eso no nos molesta,

Esa Esfinge milenaria en la sagrada tierra de los Faraones, corresponde a la Esfinge Elemental de la Naturaleza, aquel misterioso Instructor del Santo Colegio Dévico.

La Esfinge Elemental del viejo Egipto tan íntimamente relacionada con la misteriosa Esfinge de piedra, vino a mí cuando nací en el Mundo de la Voluntad Consciente.

Traía los pies llenos de lodo... entonces exclamé:

-“¡Tus pies están llenos de barro!”

Es claro... Lo entendí todo... En esta Negra Edad gobernada por la Diosa Kali, todo ha sido profanado y nadie quiere nada con el Sagrado Colegio de la Esfinge.

Cuando lleno de amor la quise besar, ella me dijo:

-“Bésame con pureza”.

Así lo hice y la besé en la mejilla, luego regresó a su punto de partida, la sagrada tierra de los Faraones.

Todos los estudiantes quisieran hacer lo mismo, platicar cara a cara con la Esfinge Elemental de la Naturaleza, dialogar con los Devas, andar con Ehekatl, pero es necesario primero Despertar Consciencia, abrir la puerta, llamar con insistencia, poner en juego la Voluntad.

PRACTICA:

Obsérvense cuidadosamente los dos signos gráficos de la Runa Os; así como la Runa Fa tiene los brazos hacia arriba, la Runa Ollin los tiene hacia abajo, y esto es profundamente significativo.

Durante las prácticas Esotéricas hay que alternar sucesivamente colocando los brazos ya en la posición primera de brazos hacia abajo, ya en la posición segunda de manos puestas en la cintura como en la Runa Dorn o Torn. (Repito: examínense cuidadosamente los dos signos gráficos de la Runa Os).

Durante estas prácticas de tipo Rúnico, combínense movimientos y respiración en forma armoniosa y rítmica. Inhálese por la nariz y exhálese por la boca el prana, junto con el místico sonido: TOOOOORRRRRRNNNNN..., alargando el sonido de cada letra.

Al inhalar, imaginad las Fuerzas Sexuales subiendo, ascendiendo desde las glándulas sexuales por entre ese par de cordones nerviosos simpáticos conocidos en la India con los nombres de Idá y Pingalá, tales nervios o tubos llegan hasta el cerebro y se continúan hasta el corazón por medio de otros canales entre los cuales está el Amrita Nadi.

Al exhalar imaginad a las Energías Sexuales entrando en el corazón, penetrando más hondo, llegando hasta la Conciencia para despertarla. Golpead con fuerza en la Conciencia, con Thelema (Voluntad) combinando así las Runas Espina y Movimiento.

Después orad y meditad. Suplicad al Padre que está en secreto, pedidle que os despierte la Conciencia.

Suplicad a vuestra Divina Madre Kundalini, rogadle con infinito amor que eleve, que haga llegar vuestras Energías Sexuales hasta el corazón, y aún más allá, hasta el fondo profundo de vuestra Conciencia.

Amad y orad; meditad y suplicad. “Tened Fe como un grano de mostaza y moveréis montañas”. Recordad que la duda es el principio de la ignorancia.

“Pedid y se os dará; golpead y se os abrirá”.

LA RUNA RITA

Me vienen a la memoria en estos instantes, escenas de una pasada reencarnación mía en la Edad Media.

Vivía en Austria de acuerdo con las costumbres de la época; era miembro de una ilustre familia de rancia aristocracia. En aquella edad mis gentes, mi estirpe, presumían demasiado con aquello de la sangre azul, los difíciles ascendientes y notables abolengos. Hasta pena me da confesarlo, pero, y eso es lo grave, yo también estaba metido entre esa botella de prejuicios sociales; ¡cosas de la época!

Un día cualquiera, no importa cual, una hermana mía se enamoró de un hombre muy pobre y es claro, esto fue el escándalo del siglo; las damas de la nobleza y sus necios caballeretes, pisaverdes, currutacos lechuguinos y gomosos, desollaron vivo al prójimo, hicieron escarnio de la infeliz. Decían de ella que había manchado el honor de la familia, que había podido casarse mejor, etc. No tardó en quedar viuda la pobre y el resultado de su amor, es claro: un niño.

¿Si hubiera querido regresar al seno de la familia? Empero esto no fue posible, ella ya conocía demasiado la lengua viperina de las damas elegantes, sus fastidiosos contrapuntos, sus desaires y prefirió la vida independiente.

¿Qué yo ayudé a la viuda? Sería absurdo negarlo. ¿Qué me apiadé de mi sobrino? Eso fue verdad. Desafortunadamente, hay veces en que por no faltar uno a la piedad, puede volverse despiadado.

Ese fue mi caso. Compadecido del niño le interné en un colegio (dizque para que recibiera una robusta, firme y vigorosa educación) sin importarme un comino los sentimientos de su madre y hasta cometí el error de prohibir a la sufrida mujer visitar a su hijo; pensaba que así mi sobrino no recibiría perjuicios de ninguna especie y podría ser alguien más tarde, llegar a ser un gran señor, etc.

El camino que conduce al Abismo está empedrado con buenas intenciones. ¿Verdad? Así es. ¡Cuántas veces queriendo uno hacer el bien hace el mal! Mis intenciones eran buenas pero el procedimiento equivocado; sin embargo, yo creía firmemente que estaba haciendo lo correcto.

Mi hermana sufría demasiado por la ausencia de su hijo, no podía verle en el colegio, le estaba prohibido. A todas luces resalta que hubo de mi parte, amor para mi sobrino y crueldad para mi hermana; sin embargo yo creía que ayudando al hijo ayudaba también a su madre.

Afortunadamente dentro de cada uno de nosotros, en esas regiones íntimas donde falta Amor, surge como por encanto el policía del Karma, el Kaom. No es posible huir de los agentes del Karma, dentro de cada uno de nosotros está el policía que inevitablemente nos conduce ante los tribunales.

Han pasado ya muchos siglos, desde aquella época; todos los personajes de aquel drama envejecimos y morimos.

Empero, la Ley de Recurrencia es terrible y todo se repite tal como sucedió, más sus consecuencias: Siglo XX. Nos hemos reencontrado todos los actores de esa escena...

Todo ha sido repetido en cierta forma, pero es claro, con sus consecuencias. Esta vez tuve que ser yo el repudiado por la familia, así es la Ley...

Mi hermana halló otra vez a su marido; a mí no me pesa haberme vuelto a unir a mi antigua esposa sacerdotisa conocida con el nombre de Litelantes.

El sobrino aquel tan amado y discutido, renació esta vez con cuerpo femenino; es una niña muy hermosa por cierto; su rostro parece una noche deliciosa y en sus ojos resplandecen las estrellas...

En un tiempo cualquiera, no importa la fecha, vivíamos cerca del mar; la niña (el antiguo sobrino), no podía jugar, estaba gravemente enferma, tenía una infección intestinal.

El caso era muy delicado, varios niños de su edad murieron en aquella época por la misma causa. ¿Por qué habría de ser mi hija una excepción?

Los innúmeros remedios que se le aplicaron, fueron francamente inútiles; en su rostro infantil ya comenzaba a dibujarse, con horror, ese perfil inconfundible de la muerte.

A todas luces resaltaba el fracaso, el caso estaba francamente perdido y no me quedaba más remedio que visitar al Dragón de la Ley, a ese Genio terrible del Karma cuyo nombre es Anubis.

Afortunadamente, ¡gracias a Dios!, Litelantes y yo sabemos viajar consciente y positivamente en Cuerpo Astral.

Así pues, presentarnos juntos en el palacio del Gran Arconte, en el universo paralelo de la Quinta Dimensión, no era para nosotros un problema.

Aquel templo del Karma resulta impresionable, majestuoso, grandioso. Allí estaba el Jerarca, sentado en su trono, imponente, terriblemente divino; cualquiera se espantaría al verle oficiar con esa máscara sagrada de chacal, tal como aparece en muchos bajo relieves del antiguo Egipto Faraónico.

Al fin se me dio la oportunidad de hablarle y es claro que no la dejé pasar tan fácilmente:

-“Tú tienes una deuda conmigo“, le dije.

-“¿Cuál? Me replicó como asombrado.

Entonces, plenamente satisfecho conmigo mismo, le presenté a un hombre que en otro tiempo fue un perverso demonio; me refiero a Aztaroth, el Gran Duque.

-“Este era un hijo perdido para el Padre, continué diciéndole, y sin embargo le salvé, le mostré la Senda de la Luz, le saqué de la Logia Negra, ahora es discípulo de la Blanca Hermandad, y tú no me habéis pagado esa deuda”.

El caso es que aquella niña debía morir de acuerdo con la Ley y que su Alma debía penetrar en el vientre de mi hermana para formarse un nuevo Cuerpo Físico. Así lo entendía y por ello fue que añadí:

-“Pido que vaya Aztaroth al vientre de mi hermana en vez del Alma de mi hija”.

La respuesta solemne del Jerarca fue definitiva:

-“Concedido que vaya Aztaroth al vientre de tu hermana y que tu hija sea sana”.

Sobra decir que aquella niña (mi antiguo sobrino), fue sanada milagrosamente y mi hermana concibió entonces a un niño varón.

Tenía con que pagar esa deuda, contaba con Capital Cósmico. La Ley del Karma no es una mecánica, ciega, como suponen muchos Pseudo-Esoteristas y Pseudo-Ocultistas.

Como estaban las cosas, resulta evidente y fácil de comprender que con la muerte posible de mi hija, tendría que sentir el mismo dolor del desprendimiento, aquella amargura que en épocas antiguas sentía mi hermana por la pérdida de su hijo.

Así, mediante la Gran Ley, quedaría compensado el daño; se repetirían escenas semejantes pero esta vez, la víctima, sería yo mismo.

Afortunadamente el Karma es negociable, no es esa mecánica ciega de los Astrólogos y Quirománticos de feria.

Tuve Capital Cósmico y pagué esa deuda vieja; así, gracias a Dios, me fue posible evitar la amargura que me aguardaba.

¿Cuándo comprenderán las gentes todos los misterios de la Runa Rita? Ciertamente esta es la Runa de la Ley. Rita viene a recordarnos las palabras Razón, Rueda, Religión, Recht (justo, equitativo, en inglés).

El Derecho Romano tiene como símbolos de la justicia, la balanza y la espada. No es pues extraño que en el Palacio de Anubis, el Gran Arconte de la Ley, se vean por doquiera balanzas y espadas.

El Gran Juez está asesorado en su trabajo por los Cuarenta y Dos Jueces de la Ley. Nunca faltan ante los Tribunales del Karma ilustres Abogados de la Gran Ley que nos defienden cuando tenemos Capital Cósmico suficiente como para cancelar las deudas viejas.

Es también posible conseguir créditos con los Señores de la Ley o Archiveros del Destino, pero hay que pagarlos con buenas obras, trabajando por la humanidad o a base de supremo dolor.

No solamente se paga Karma por el mal que se hace, sino también por el bien que se deja de hacer, pudiéndose hacer”.

PRACTICA:

Los Mantrams fundamentales de la Runa Rita son: RA... RE... RI... RO... RU...

*En la Runa “F”, hubimos de levantar los brazos. En la “U”, abrimos las piernas. En la “D”, pusimos una mano en la cintura. En la “O”, las piernas abiertas y las manos en la cintura. En la presente Runa Rita debemos abrir una pierna y un brazo. Así, en esta posición, verán nuestros estudiantes que son ellos, en sí mismos, las mismas Letras Rúnicas, tal como se escriben.

La presente práctica rúnica tiene el poder de liberar el Juicio Interno. Necesitamos convertirnos en Jueces de Conciencia, es urgente despertar el Buddhata, el Alma.

La presente Runa tiene el poder de despertar la Conciencia de los Jueces.

Recordemos eso que se llama “Remordimiento”, ciertamente esa es la voz acusadora de la Conciencia.

Aquellos que jamás sienten remordimiento, están de verdad muy lejos de su Juez Interior, por lo común son casos perdidos.

Gentes así, deben trabajar muy intensamente con la Runa Rita, liberar su Juicio Interior.

Necesitamos con urgencia aprender a guiarnos por la Voz del Silencio, es decir, por el Juez Intimo.
GLOSARIO:
Prâna (Sánscrito).- Principio vital; aliento de vida. [Es el tercer principio (o el segundo, en otras clasificaciones) en la constitución septenaria del hombre; es la vitalidad, la fuerza vital, la vida que impregna todo el cuerpo vivo del hombre, la energía o potencia activa que produce todos los fenómenos vitales. El aliento, la vida del cuerpo, es una parte de la vida o del aliento universal. La Vida es universal, omnipresente, eterna, indestructible, y la porción de esta Vida universal individualizada o asimilada a nuestro cuerpo es la que se designa con el nombre de Prâna. Al morir el cuerpo, el Prâna vuelve al océano de Vida cósmica. Todos los mundos, todos los hombres, animales, plantas y minerales, todos los átomos y moléculas, en una palabra, todo cuanto existe, está sumergido en un inmenso océano de vida, vida eterna, infinita, incapaz de incremento o de disminución. Ahora bien: cada ser, bien sea diminuto como una molécula o vasto como un universo, podemos considerarlo apropiándose o asimilando como vida propia algo de esta Vida universal. Imaginemos una esponja viva desplegándose en la masa de agua que la baña, envuelve e impregna, llenando todos sus poros y circulando por su interior. En este caso, podemos por un lado considerar el océano que rodea a la esponja manteniéndose fuera de ella, y por otro, la pequeña parte de océano que la esponja ha absorbido apropiándosela. Este inmenso océano de vida, o sea la Vida universal, se denomina Jîva (véase esta palabra), así como la porción de Vida universal que se apropia cada organismo, es designada con el nombre de Prâna. (A. Besant, Los siete Principios del hombre). Si sacamos del agua la esponja, se seca, y entonces simboliza la muerte, lo mismo que un ser privado de vida. Segun leemos en la Doctrina Secreta (III, 545), el Jîva se convierte en Prâna sólo cuando el infante nace y empieza a respirar. No hay Prâna en el plano astral. –No puede tratarse del Prâna sin hablar de otro factor importante, cuyo objeto principal es servirle de vehículo. Este factor es el Linga-zarîra, otro de los principios de la constitución humana. A la manera de un acumulador eléctrico, acumula vida, que distribuye con regularidad y oportunamente por todas las partes del organismo, dirigiendo la corriente vital segun las necesidades del cuerpo. –Prâna significa también respiración; aliento expiratorio (Doctr. Secr., I, 122), si bien varios autores (Râmanuja, Burnouf, Schlégel, etc.) opinan que es el aliento inspiratorio, el aliento superior, la corriente opuesta al Apâna (véase esta palabra). Todas las manifestaciones vitales del cuerpo son denominadas Prânas menores; así como la manifestación pulmonar es llamada Prâna por excelencia. Igualmente se designa con el nombre de Prâna la fase positiva de la materia, en contraposición al Rayi, o fase negativa. (Râma Prasâd). –Véase: Prâna o Prânâh, Aires vitales, Apâna, Jîva, Linga-zarîra, etc.] (Glosario teosófico. HPB)

Información complementaria de Arnoldo Krum Heller (Solo a manera de información)

RUNA-OS

NUMERO: 4

CORRESPONDENCIA ASTROLOGICA: Escorpio

PIEDRA: topacio

COLOR: rojo oscuro

LETRA: O

SIMBOLISMO: realización. Ofrecer
Meditación

En esta Runa se trabaja equilibradamente con el cuerpo físico. Las piernas se abren equilibradamente las manos se colocan al frente de forma equilibrada y luego tocan la cintura. Haciendo jarra. Ello es así porque en esta Runa aunados ya de voluntad se abren las puertas para el logro de los poderes internos y por lo tanto tiene que haber un equilibrio entre el sector solar y el lunar entre el sector celestial y el terrestre.

Desde que se realiza esta Runa el discípulo tiene que decir: "YO PUEDO" a cualquier situación que se le presenta.
Práctica

Se abren las piernas y se llevan las manos al frente a la altura de la cintura. Con las palmas hacia abajo. Se inspira por la nariz y se exhala la respiración diciendo:

T...O...R...N... (Cuando se va por la R se empiezan a recoger los brazos y cuando las manos tocan la cintura se termina con la N).

Luego haciendo uso de la Voluntad y con el pensamiento fijo en crear fuerzas mágicas. Una vez hecha la inspiración. Se retiene el aire en los pulmones pensando siempre: YO SOY TODO PODER. TODO VOLUNTAD. TODO MOVIMIENTO. EN MI SE REALIZAN LAS RUNAS ESPINA Y MOVIMIENTO.
RUNA - RITA

NUMERO: 5

CORRESPONDENCIA ASTROLOGICA: Júpiter

PIEDRA: Lapislázuli. carneol

COLOR: Azul. Violeta

LETRA: R

SIMBOLISMO: Religión. Comprender
Meditación

La Runa RITA impresiona la parte positiva. la parte masculina. Ejerce su influencia en las glándulas de secreción interna y hormonas masculinas. Está bajo la influencia de Júpiter: la personalidad. Para seguir adelante en el santuario de los misterios del mundo suprafísico nos hace falta la Ley. La realización de la Runa RITA despierta la consciencia interna del Ser para que proceda con justicia dentro de las leyes.

Antes, la justicia y su aplicación estaban unidas a la religión. Las prácticas de la Runa RITA dan independencia personal, por lo que los discípulos han de sentirse por encima de las leyes humanas. íntimamente unidos con la divinidad, ya que ésta es la Ley misma, el poder, la Luz que brilla dentro del discípulo. siendo su único Juez, Señor, Guía y Maestro.
Práctica

De pie, el brazo izquierdo haciendo jarra con la mano en la cintura. Se abre la pierna izquierda hacia un lado. con el pie suspendido del suelo. Luego se pronuncian rítmica mente las sílabas: Ra, Re, Ri, Ro, Ru siete veces.


Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Lección no. 28 iconLección 1: Lección completa. Lección 2

Lección no. 28 iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

Lección no. 28 iconLección #3

Lección no. 28 iconLeccióN: 02

Lección no. 28 iconLeccióN: 07

Lección no. 28 iconLección II

Lección no. 28 iconLección II

Lección no. 28 iconLeccióN 1ª y 2ª

Lección no. 28 iconLa Lección Lección

Lección no. 28 iconLección 1






© 2015
contactos
ley.exam-10.com