Universidad cristiana del sur






descargar 243.62 Kb.
títuloUniversidad cristiana del sur
página1/8
fecha de publicación20.06.2015
tamaño243.62 Kb.
tipoBibliografía
ley.exam-10.com > Ley > Bibliografía
  1   2   3   4   5   6   7   8
UNIVERSIDAD CRISTIANA DEL SUR

CARRERA DE DERECHO

DERECHO CONSTITUCIONAL l

LAS LIBERTADES PÚBLICAS

PROFESOR: Lic. Daniel Romero

INTEGRANTES:

Roxana Arana G.

Alonso Aguilar Z.

Rafael Castillo M.

Gerardo Venegas B.

Eduardo Bermúdez

Mónica Campoverde

Patricia Lizano

Edwin Ureña

Henry Castro M.

SABADO 26 DE NOVIEMBRE 2011

TABLA DE CONTENIDO

Introducción

3

Libertad y Libertades Públicas

4

Concepto y Naturaleza Jurídica de las Libertades Públicas

9

Régimen de Suspensión y de qué Forma se Suspenden las Libertades Públicas

13

Como Tutela la Constitución Política de Costa Rica las Libertades Públicas

22

Concepto de la Libertad Personal

27

Inviolabilidad de los Documentos Privados y de las Comunicaciones

33

Marco Legal en que se Desarrollan estas Garantías

41

Derechos y Garantías Sociales: Derechos de Segunda Generación

46

Los Derechos y Libertades Políticas: Derechos de Primera Generación

49

Los Derechos de Tercera Generación

59

Conclusión

69

Bibliografía

71

INTRODUCCION

Condición no suficiente pero sí imprescindible para la vigencia efectiva de las libertades públicas, en todo sistema jurídico, es su consagración por parte del derecho positivo. El grado máximo de reconocimiento jurídico se presenta cuando estas libertades aparecen expresamente consagradas por el texto jurídico de mayor rango, la Constitución.

Este reconocimiento ha sido una constante a lo largo de la historia de Costa Rica, ya que desde su independencia ha recogido en los textos constitucionales los derechos y libertades fundamentales, limitándose inicialmente a los principios liberales tradicionales, ampliándose posteriormente a los derechos políticos, incorporando desde los años cuarenta de este siglo los derechos y garantías sociales e incorporando recientemente los derechos conocidos como de tercera generación en donde destacan, especialmente, los relacionados con la protección del ambiente.

Este proceso de reconocimiento pleno de los derechos y libertades fundamentales se ha visto reforzado en las últimas décadas por el auge que ha adquirido el derecho internacional en el campo de la protección de los derechos humanos. Hoy en día, no es posible explicar el bloque de libertades públicas sin recurrir a estos dos ámbitos: el derecho interno y el derecho internacional.

LIBERTAD Y LIBERTADES PÚBLICAS

Concepto de Libertad y su Contenido

Capacidad para auto determinarse, para decidir por uno mismo. Es un poder inmanente (algo con lo que se nace). Es una experiencia humana, por tanto, es subjetiva. Nosotros sólo tenemos contacto con materializaciones del concepto de “libertad”, sólo somos dueños de la libertad abstracta que está marcada por la ética personal.

Alguien debe materializar este concepto abstracto, pues no podemos basar la libertad pública en la ética o en la religión porque al existir tantas religiones sería imposible que una de ellas sirviera como modelo para todas las demás. Tampoco podemos basar las libertades en la filosofía, pues igual que ocurre con la religión, existen muchas corrientes filosóficas distintas. Es el derecho es el que concreta ese concepto abstracto de libertad y lo transforma en libertades. Es necesario que sea el derecho, pues la libertad tiene una doble dimensión: una dimensión natural (la libertad individual, la que está basada en nuestra propia ética), y otra dimensión social (vivimos en sociedad, por tanto, todos nuestros actos implican a los demás). Por eso es necesario que las libertades sean limitadas, porque vivimos en una sociedad y debemos relacionarlas de una manera ordenada con respecto a los demás.

Concepto de libertad en el ámbito del derecho

  1. El primer concepto es el de libertad como estado o condición de aquel que no es esclavo, que no está preso o que no está obligado al cumplimiento de determinadas obligaciones.

  2. El segundo concepto es el de la libertad como facultad de expresarse y actuar del modo que se desee sin alterar el orden público y sin oponerse ni a las leyes ni a la moral comúnmente aceptada (estas son las pequeñas limitaciones).

  3. La tercera descripción es la de libertad como privilegio o como prerrogativa. Es un privilegio porque no todo el mundo tiene las mismas posibilidades. A partir de esto, aparecen las libertades públicas.

¿Cuándo se considera que un acto humano es libre?:

  1. Si la actividad a la que nos referimos está prohibida, dicho acto nunca será libre.

  2. Si está permitida tras una autorización, tampoco sería una actividad libre.

  3. Si existiese la posibilidad de actuar tras una declaración previa, existe la libertad pero con menos calidad.

  4. La única forma de que un acto humano se considere libre es cuando se puede actuar conforme a unas leyes conocidas, porque aunque se nos prohíben cosas, al menos conocemos estas leyes y sabemos que si violamos alguna seremos multados.

Estos cuatro puntos nos guiarán para saber en la historia si el régimen que estamos tratando se podría considerar libre.

Definiciones de libertades públicas

  1. Traducción al orden jurídico de lo que una sociedad considera los derechos de una persona. Por eso existen tantos órdenes jurídicos, porque cada cultura opina de diferente manera y tienen distintas concepciones de lo que es la libertad de una persona.

  2. Son realidades concretas en las que se manifiesta el conceptos abstracto de realidad.

  3. Las libertades son la proyección de la idea de libertad en cada momento determinado y en cada plano concreto de las relaciones interindividuales y sociales. Las libertades públicas son una categoría histórica y, por tanto, cambiantes. Varían a lo largo del tiempo y a causa de las diferentes sociedades por las que puede pasar. Por ejemplo, las libertades públicas desde la Edad Media hasta nuestros días no han cambiado tan sólo por el paso del tiempo, sino también a causa del cambio social.

Las libertades públicas están íntimamente relacionadas con el derecho, por eso se ejercen con respecto a los demás. Por ejemplo, la libertad de expresión es una libertad externa, se ejercen con respecto a los demás, pero esto no quiere decir que todas las libertades públicas se ejerzan colectivamente.

Elementos que caracterizan a las libertades públicas

  1. Siempre ha existido un conflicto entre poder y libertades, aunque sea éste el que las reconozca, pero si alguien se queja de estas libertades se está criticando al poder que es el que las crea. El poder no quiere reivindicaciones ya que, de esta manera, se convertiría en ilegítimo. Las libertades públicas nunca están en la boca de los discursos del poder porque siempre serán reivindicados por la oposición.

  2. Siempre han sido utilizadas como instrumento y argumento político (por ejemplo, si con la libertad de asociación se crea un partido político, esa libertad se politiza). Las libertades públicas son derechos activos, implican a la sociedad y es normal que se politicen.

  3. Las libertades públicas casi nunca se reconocen si más, es decir, se ponen limitaciones ya que son de carácter público.

Enumeración de las libertades públicas

Las libertades públicas son unas categorías históricas, por lo tanto, inacabadas. Responden simplemente a la sociedad a la que pertenecen. Nuestras libertades públicas se enumeran en la constitución, en el capítulo I “De los derechos y libertades”, capítulo II, sección I, artículos del 15 al 29.

  1. Libertad ideológica, religiosa y de culto (art.16): Es la capacidad que tiene todo ciudadano a elegir una ideología una religión y a rendir culto a ésta. Lo importante es la libertad de culto, pues es un acto público.

  2. Libertad de residencia y libertad de circulación (art.19): Es la capacidad de elegir nuestro lugar de residencia y el derecho a circular por cualquier lugar. Se hace referencia a “los españoles”, mientras que en la libertad anterior no se concreta hacia quién va dirigido, por eso es un privilegio. Estas leyes parecen obvias, pero lo más importante es saber que antes estas leyes no estaban reconocidas. Por ejemplo, en el régimen franquista había muchas restricciones a la hora de salir del país. Esta libertad tiene limitaciones, por ejemplo, los presos, los militares, los guardias civiles...

  3. Libertad de expresión (art.20 punto1): Es la capacidad de expresar tu opinión sobre cualquier tema. Es una de las libertades más importantes ya que es una libertad instrumental, es decir, es un vehículo para ejercer las demás libertades; sin ella, no existen las demás.

  4. Libertad de cátedra (art.20 punto 1c): Es el derecho que tiene un docente de enseñar según su método pero siempre conforme a unas limitaciones. A lo largo de la historia, esta libertad ha sido negada sistemáticamente. Por ejemplo, en la época franquista, los profesores y los alumnos debían responder a un determinado perfil (católico o falangista). Esta libertad está muy relacionada con la libertad de enseñanza.

  5. Libertad de enseñanza (art.27): Todos tienen derecho a la educación y todos los centros educativos tienen derecho a funcionar.

  6. Derecho de reunión (art.21): Es el derecho a reunirse pacíficamente y sin armas. Las manifestaciones están limitadas, pues podrían perjudicar al orden público. Durante el franquismo se debía pedir autorización para realizar una reunión de más de 20 personas. Este derecho es fácilmente politizable, por eso siempre ha habido conflictos entre este derecho y el poder. Fernando VII prohibía cualquier reunión con cualquier finalidad, y en la II República Española hubo una represión brutal de este derecho.

  7. Libertad de asociación (art.22): Las asociaciones que persigan medios y fines delictivos son ilegales. Hay que inscribir las asociaciones en un registro, pero simplemente por publicidad. Se prohíben las asociaciones secretas o paramilitares.

  8. Liberta de sindicación (art.28): Todos podemos pertenecer a un sindicato, excepto las fuerzas armadas, las fuerzas de seguridad del Estado, etc.. Se reconoce la huelga de los trabajadores como defensa de sus intereses.

  9. Derecho de petición (art.29): Poderse dirigir a las autoridades para pedir cualquier cosa extraordinaria (por ejemplo el indulto). Lo podemos utilizar individual o colectivamente excepto los miembros de las fuerzas armadas, policías, etc... que sólo lo pueden utilizar individualmente, pues el ejército tiene poder de coacción.

Derechos que determinan estas libertades

  1. El derecho a la vida y a la integridad física y moral (art.15): Este es el derecho que legitima a todas las libertades públicas. La pena de muerte está prohibida salvo casos extraordinarios. A lo largo de la historia se ha usado frecuentemente la violencia (torturas o amputaciones físicas a los que, por ejemplo, participan en una revuelta).

  2. El derecho a la tutela judicial efectiva (art.24): Es el derecho a poder reclamar ante un juez todo lo que nosotros consideremos que atenta contra nuestras libertades. La presunción de inocencia ahora es básica pero en el medievo, por ejemplo, no lo era ya que el juicio de Dios era un práctica muy habitual.

  3. El principio de legalidad penal (art.25): Nadie puede ser castigado por hacer algo que no estuviera considerado como delito en el momento en el que lo realizó. A lo largo de la historia ha sido muy frecuente castigar a alguien por algo que hizo en el pasado cuando esa acción no era delito.

CONCEPTO Y NATURALEZA JURÍDICA DE LAS LIBERTADES PÚBLICAS
Hemos dicho ya que las libertades públicas son derechos fundamentales reconocidos y respecto de los cuales existe una obligación o compromiso del Estado de garantizar y velar por su pleno respeto y vigencia. Pero no son sólo derechos sino parte de la estructura institucional de un Estado de Derecho.
Pertenece desde los orígenes a la tradición de los derechos fundamentales la idea de que no son sólo derechos subjetivos sino al mismo tiempo principios objetivos del orden constitucional. (Hesse p. 91).

     

El Estado los reconoce, reglamenta y tutela y es por ello y al ser promulgados que adquieren la dimensión de públicos (Hernández Valle. Las Libertades Públicas, pp. 11-13).
Resumiendo lo dicho hasta aquí, las libertades públicas pueden ser definidas como aquellos derechos fundamentales reconocidos y organizados por el Estado, por medio de los cuales el hombre, en los diversos dominios de la vida social, escoge y realiza él mismo su propio comportamiento, dentro de los límites establecidos por el propio ordenamiento jurídico. (Hernández Valle, op. cit. p. 13).
Las libertades públicas se pueden considerar como derechos del individuo frente al Estado. El Estado está obligado y limitado frente a estos derechos. Se pueden considerar también con Jellinek como auto obligaciones del Estado frente a los particulares, lo que les permite una esfera intangible de acción. En opinión de Hernández:
... las libertades públicas deben ser concebidas simultáneamente como derechos fundamentales de los administrados frente al Estado y sus demás semejantes, y como obligaciones correlativas de hacer o no hacer, del estado y de los particulares para asegurar el efectivo goce de la respectiva libertad. En esta forma el derecho fundamental, que es el contenido esencial de toda libertad pública, se engarza de manera dialéctica con la obligación del estado y de los demás sujetos del ordenamiento de respetar su ejercicio o de remover el obstáculo que impide su efectivo disfrute (Hernández, op. cit. p. 16).
El reconocimiento jurídico de las libertades públicas supone una relación jurídica entre los administrados y el Estado por virtud de la cual el Estado se auto limita reconociendo un ámbito intangible, una esfera de irreductible libertad al administrado. Surgen así y con motivo de situaciones concretas, poderes jurídicos o, más exactamente, derechos públicos subjetivos, exigibles, y deberes estatales que pueden realizarse por la vía de la abstención o de un hacer. El titular de tales derechos subjetivos es la persona humana y los puede hacer valer tanto frente al Estado como frente a terceros particulares. (Hernández, op. cit. pp.18-20).
En términos históricos la primera forma de estado de derecho, el Estado liberal del siglo XIX utilizó la técnica de la abstención como medio de garantía de la libertad. El Estado social de derecho que sucedió a la Segunda Guerra Mundial, en sentido contrario utilizó la intervención directa como mecanismo para garantizar los derechos fundamentales, principalmente aquellos que generaban una obligación prestacional por parte del Estado, sea los derechos fundamentales de naturaleza económica social.
  1   2   3   4   5   6   7   8

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Universidad cristiana del sur iconUniversidad cristiana del sur

Universidad cristiana del sur iconUniversidad cristiana del sur

Universidad cristiana del sur iconUniversidad cristiana del sur

Universidad cristiana del sur iconUniversidad cristiana del sur

Universidad cristiana del sur iconUniversidad autonoma del sur

Universidad cristiana del sur iconConferencia en Homenaje al Watu Cilleruelo, a los 35 años de su asesinato...

Universidad cristiana del sur iconUniversidad Nacional del Sur
«Turismo rural y desarrollo rural: perspectivas y futuro en Cataluña,Baleares y Galicia». Serie Geográfica, nº 11, págs. 117-140

Universidad cristiana del sur iconLas islas Malvinas constituyen un archipiélago situado en el océano...

Universidad cristiana del sur iconChile se ubica al sur oeste de América del Sur, alejado de los grandes...

Universidad cristiana del sur iconEn camino hacia el sacerdocio: Reflexiones desde la Antropología cristiana del Vaticano II






© 2015
contactos
ley.exam-10.com