Magistrada Ponente: Dra. Enasheilla polania gomez






descargar 36.79 Kb.
títuloMagistrada Ponente: Dra. Enasheilla polania gomez
fecha de publicación06.06.2016
tamaño36.79 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos


SERVIDUMBRE DE TRÁNSITO / Características – Discontinua: No admite prescripción.

Por su ejercicio la servidumbre de tránsito se clasifica en discontinua (Art.881 C.C.), porque se ejerce a intervalos más o menos largos de tiempo y supone un hecho actual del hombre y aparente si está continuamente a la vista, cuando se hace por una senda o por una puerta especialmente destinada a él, e inaparente, cuando no se conoce por una seña exterior o signos externos que permitan determinarla (Art.882 C.C.), pudiéndose adquirir por título traslaticio, sin que el goce inmemorial baste para constituirla (Art. 939 C.C.). En su calidad de servidumbre inaparente o discontinua no puede ganarse por prescripción, precisamente por carecer del requisito de posesión ininterrumpida previsto en los artículos 2528 y 2531, en su orden para la prescripción ordinaria y extraordinaria, siendo la acción posesoria sobre las mismas improcedente (Art. 973 C.C.).

(…)

Así, la clase de servidumbre alegada y la forma en la que se constituye la misma, la que es de orden legal y puede constituirse bien sea de manera voluntaria por las partes titulares del dominio tanto del predio sirviente como dominante, a través de escritura pública debidamente registrada en los correspondientes folios de Matrícula Inmobiliaria, o a través de sentencia judicial que declare su existencia, específicamente en los términos del artículo 905 del Código Civil, en el evento de encontrarse un predio destituido de toda comunicación con el camino público, por la interposición de otros predios, pero por su carácter de servidumbre discontinua (Art. 881 C.C.), ni aún el goce inmemorial bastará para constituirlas (Art. 939 C.C.), y por tanto no puede ganarse por el modo de la prescripción, pues sobre las mismas no se ejerce posesión, razón por la que no pueden ser objeto de acción posesoria, de conformidad con el claro tenor del artículo 973.
SERVIDUMBRE VOLUNTARIA: Requiere de escritura pública registrada.

Las servidumbres por ser un derecho real que limita el dominio y en este caso de tránsito, por ser servidumbres voluntarias requieren de un título y estar registrado, así lo manifestó la Corte:

“(…) para la correcta consolidación del derecho real de servidumbre, particularmente tratándose de servidumbres voluntarias, se requiere no solamente el título, sino también el modo, que en este caso, dado el carácter del documento que da cuenta de su constitución, es necesariamente la tradición mediante la inscripción en los correspondientes folios de matrícula inmobiliaria de los predios sirviente y dominante.”
TRIBUNAL SUPERIOR DEL DISTRITO JUDICIAL DE NEIVA

SALA PRIMERA DE DECISIÓN

CIVIL FAMILIA

Magistrada Ponente: Dra. ENASHEILLA POLANIA GOMEZ




Proceso : Ordinario – Agrario

Radicación : (3389) 41396-31-89-001-2010-00002-01

Demandante : ARLEYO BOLAÑOS y OTROS

Demandado : JESÚS ANTONIO BRAVO MONTENEGRO

Asunto : Apelación de Sentencia

Procedencia : Juzgado Primero Promiscuo del Circuito de La Plata

Neiva, noviembre tres (3) de dos mil once (2011)



1. ASUNTO



Resolver el recurso de apelación planteado por el señor apoderado del demandado JESÚS ANTONIO BRAVO MONTENEGRO, respecto de la Sentencia que AMPARÓ la servidumbre.
2. ANTECEDENTES RELEVANTES
2.1.- DEMANDA
Los señores ARLEYO BOLAÑOS, REYNALDO TROCHEZ y EDMUNDO GUERRERO, por conducto de apoderado, presentaron ante los Juzgados Promiscuos del Circuito de La Plata, demanda de amparo de servidumbre, contra JESÚS ANTONIO BRAVO MONTENEGRO, para que mediante los trámites del proceso abreviado agrario se ordene al demandado cesar inmediatamente la ejecución de los actos que por sí mismos o por intermedio de sus dependientes impiden el ingreso a sus propios predios y el tránsito de los actores a una carretera cuyo paso es obligatorio; prohibir así mismo al demandado todo acto que perturbe el ejercicio normal de la servidumbre activa carreteable que existe a favor de sus predios; a percibir al demandado que los referidos actos le causara multa entre dos y diez salarios mínimos mensuales, que se le impondrán por el trámite de incidente; condenar al demandado a pagar los perjuicios causados con la perturbación de la servidumbre de tránsito carreteable previa regulación pericial, e igualmente en costas y agencias en derecho.
Los hechos expuestos para fundamentar las pretensiones impetradas afirman que el señor EDMUNDO GUERRERO ORDOÑOZ adquirió por medio de compraventa el predio rural llamado San Isidro; el señor ARLEYO BOLAÑOS heredó de su madre ROSA ELVIA el predio denominado BELLAVISTA, y el señor REYNALDO TROCHEZ casado con ELIZABETH NOGUERA, ostenta la propiedad del pedio rural SAN ISIDRO, predios a los que para llegar lo tienen que hacer por una servidumbre de 100 metros aproximadamente, que vienen utilizando de manera pacífica desde hace 40 años, de la que el demandado alega la propiedad de la tierra, cuando históricamente siempre ha existido, colocando a la entrada de la carretera un portón y candado, impidiendo y restringiendo la utilización de la servidumbre.
Que el señor EDMUNDO GUERRERO y su familia fueron agredidos salvajemente por el solo hecho de caminar por dicha vía, hechos estos que les han causado perjuicios a los accionantes pues han dejado de transitar por ella debido al temor de ser agredidos, no pudiendo el señor EDMUNDO cosechar su cultivo de granadilla.
Que dichos disgustos empezaron en septiembre del 2009 y ante la Comisaría de Familia de La Argentina se limaron las diferencias y adquirieron compromisos que el demandado incumplió.
2.2.- CONTESTACIÓN
Oportunamente el demandado por conducto de apoderado da respuesta al escrito impulsor, con oposición a todas las pretensiones y tacha como falso que los demandantes hayan tenido servidumbre por la carretera privada que construyó, precisando que el demandante ARLEYO tiene acceso a su predio por dos partes: a lado derecho del broche de la carretera y por unos escalones naturales cruzando la carretera para llegar a su cultivo de granadilla.
Sobre REYNALDO TROCHEZ alega que dispone de un acceso a 3 o 4 cuadras de distancia del broche de la controversia, por los lados de la carretera principal, jamás ha tenido tránsito por la carretera privada ni problemas con él. Se ha unido a EDMUNDO para darle problemas.
Con relación a EDMUNDO GUERRERO, expresa que accede a su sembrado de granadilla a través de su propio predio, jamás ha tenido tránsito por la carretera privada, ha pretendido usarla en razón que le queda más fácil visitar el plantío de granadilla.
Afirma que nunca ha existido servidumbre; que la carretera la construyó hace 12 años al igual que el alcantarillado; por donde afirman los demandantes que existe camino lo que hay son árboles de 10 a 12 años y un secadero de café de más de 7 años; que no le ha causado perjuicio a ninguno con las cosechas, ya que acceden a ellas a través de sus propios predios.
3. SENTENCIA RECURRIDA
Correspondió el conocimiento de la demanda planteada y contestada en los anteriores términos al Juzgado Primero Promiscuo del Circuito de La Plata, despacho que surtido el trámite propio de la instancia, mediante sentencia del 18 de enero de 2011, ordenó al señor JESÚS ANTONIO BRAVO MONTENEGRO permitir el paso de los demandantes por la vía carreteable que construyó en su finca, prohibió a las partes agredirse y condenó en costas del 50% al demandado.

Tras exponer doctrina sobre la servidumbre, la señora juez pasó a analizar la prueba de inspección judicial, los testimonios y consideró que el demandado no presenta problemas con los señores ARLEYO BOLAÑOS y REYNALDO TROCHEZ, que según el perito, el camino del señor JESÚS ANTONIO BRAVO es el mejor para el demandante REYNALDO TROCHEZ, por lo que accedió a la pretensión.
En el análisis del demandante EDMUNDO GUERRERO, con quien el demandado presenta problemas, determinó que según el perito, a pesar de poseer diversos caminos en su propiedad, le resulta más fácil el transporte de la granadilla por la carretera del señor JESÚS ANTONIO BRAVO, infiriendo que para sacar los productos agrícolas que se encuentran cultivados en colindancia con el demandado es muy dispendioso, difícil, casi imposible y de lograrlo, el producto llegaría en mal estado, en cambio, sacándolo por el carreteable que construyó el demandado, el producto saldría en buen estado y en nada perjudicaría al señor BRAVO MONTENEGRO, dado que el paso del demandante GUERRERO es esporádico. Por lo que prosperó dicha pretensión.
4. RECURSO DE APELACIÓN
La parte demandada, inconforme con la sentencia que amparó la servidumbre, interpuso el recurso de apelación, argumentando que la sentencia transcribió diversas doctrinas y jurisprudencia sobre las servidumbres de tránsito pero no tocó el fondo del asunto; no valoró racionalmente el acervo probatorio, nada dijo del contenido de los testimonios solicitados por la parte pasiva o del Presidente de la Junta de Acción Comunal; ignoró la respuesta del perito en punto de que “el señor EDMUNDO GUERRERO sí puede sacar los productos por terreno de su finca”, concluyendo que de haberse hecho el análisis probatorio debido e íntegro, se hubiera arribado a otra decisión.

5. CONSIDERACIONES
En el presente asunto la censura se contrae a determinar si procede o no el implorado amparo de servidumbre al que se accede en la sentencia apelada.
5.1.- La servidumbre de tránsito, cuyo amparo a su posesión se pretende, y no su constitución, al tenor del artículo 879 del C.C. se define en los siguientes términos: “…servidumbre predial o simple servidumbre, es un gravamen impuesto sobre un predio, en utilidad de otro predio de distinto dueño”.
Por su origen la anotada servidumbre de tránsito se clasifica en servidumbre legal (Art. 897 C.C.), porque la naturaleza no la hace indispensable pero es necesaria por conveniencia pública, razón para que la ley la establezca, en contraposición con las servidumbres naturales (Art. 891 C.C.) que la ley simplemente las reconoce, por ejemplo que el fundo inferior debe recibir las aguas del fundo superior, dejando la ley en manos de particulares crear las servidumbres voluntarias (Art. 937 C.C.).
Por su ejercicio la servidumbre de tránsito se clasifica en discontinua (Art.881 C.C.), porque se ejerce a intervalos más o menos largos de tiempo y supone un hecho actual del hombre y aparente si está continuamente a la vista, cuando se hace por una senda o por una puerta especialmente destinada a él, e inaparente, cuando no se conoce por una seña exterior o signos externos que permitan determinarla (Art.882 C.C.), pudiéndose adquirir por título traslaticio, sin que el goce inmemorial baste para constituirla (Art. 939 C.C.). En su calidad de servidumbre inaparente o discontinua no puede ganarse por prescripción, precisamente por carecer del requisito de posesión ininterrumpida previsto en los artículos 2528 y 2531, en su orden para la prescripción ordinaria y extraordinaria, siendo la acción posesoria sobre las mismas improcedente (Art. 973 C.C.).
En cuanto a su constitución las servidumbres, entre ellas la de tránsito, se identifica con título traslaticio de dominio, convención, testamento y de conformidad con el artículo 760 del Código Civil, “La tradición de un derecho de servidumbre se efectuará por escritura pública, debidamente registrada, en que el tradente exprese constituirlo y el adquirente aceptarlo; podrá esta escritura ser la misma del acto o contrato principal a que acceda el de la constitución de la servidumbre
A su turno el artículo 940 ídem., enseña que el título constitutivo de servidumbre puede suplirse por el reconocimiento expreso del dueño del predio sirviente, según el artículo 938, sin que las sentencias judiciales creen las servidumbres sino que las declaran (Art. 937 C.C.).
Así, la clase de servidumbre alegada y la forma en la que se constituye la misma, la que es de orden legal y puede constituirse bien sea de manera voluntaria por las partes titulares del dominio tanto del predio sirviente como dominante, a través de escritura pública debidamente registrada en los correspondientes folios de Matrícula Inmobiliaria, o a través de sentencia judicial que declare su existencia, específicamente en los términos del artículo 905 del Código Civil, en el evento de encontrarse un predio destituido de toda comunicación con el camino público, por la interposición de otros predios, pero por su carácter de servidumbre discontinua (Art. 881 C.C.), ni aún el goce inmemorial bastará para constituirlas (Art. 939 C.C.), y por tanto no puede ganarse por el modo de la prescripción, pues sobre las mismas no se ejerce posesión, razón por la que no pueden ser objeto de acción posesoria, de conformidad con el claro tenor del artículo 973.

Las servidumbres por ser un derecho real que limita el dominio y en este caso de tránsito, por ser servidumbres voluntarias requieren de un título y estar registrado, así lo manifestó la Corte:
“(…) para la correcta consolidación del derecho real de servidumbre, particularmente tratándose de servidumbres voluntarias, se requiere no solamente el título, sino también el modo, que en este caso, dado el carácter del documento que da cuenta de su constitución, es necesariamente la tradición mediante la inscripción en los correspondientes folios de matrícula inmobiliaria de los predios sirviente y dominante.”1

No hay que olvidar que tratándose de servidumbres, se requiere escritura pública (Art. 1857 C.C.), no solamente que se plasme en la de venta, requiriéndose que el tradente tenga la facultad de tradir al tenor de los artículos 740 y 760 del Código Civil, sino que sea constituida con tal solemnidad por los titulares de los predios tanto sirviente como dominante debidamente registrada, porque según se expuso líneas atrás, las servidumbres son un gravamen impuesto sobre un predio, en utilidad de otro predio de distinto dueño, situación que no se predica en el presente asunto, no acreditando los demandantes la constitución legal de servidumbre de tránsito a favor de los predios de su propiedad.


En efecto, no se observa en el acervo probatorio documento que demuestre la constitución de la supuesta servidumbre, pues las escrituras allegadas no contienen dicha obligación o derecho y por ende no se acredita su correspondiente registro2, ya que no existe una servidumbre legalmente constituida como lo ordena el Código Civil en su artículo 760 en concordancia con el artículo 939, por lo que en consecuencia, no se pude hablar de su amparo.
Ante lo expuesto, no corresponde a esta Corporación resolver si las pruebas allegadas demuestran o no la existencia de un camino de servidumbre para su imposición, y sí verificar la existencia legal de la misma para su amparo, hecho que no se demostró.
En conclusión, el amparo de servidumbre no procede por NO ESTAR CONSTITUIDO conforme a las normas mencionadas supra, circunstancia que impone revocar la sentencia de primera instancia y por tanto, se condene en costas en ambas instancias a la parte actora, distribuidas por partes iguales (numeral 7 Art. 392 C.P.C.), precisamente por tratarse de la parte vencida en el proceso. No obstante, en tanto en ésta instancia no se causaron, no hay lugar a imponerlas (artículo 392 numerales 1, 4 y 9 del C.P.C.), fijándose las agencias en derecho de primera instancia a ser incluidas en la respectiva liquidación (numeral 2 ídem), de conformidad con el numeral 1.2. del artículo primero del Acuerdo No. 2222 de diciembre 10 de 2003, de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, en la suma de $1.071.200 equivalente a dos salarios mínimos legales mensuales.
En armonía con lo expuesto, la Sala Primera de Decisión Civil – Familia del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Neiva,

6. RESUELVE

1.- REVOCAR la sentencia objeto de alzada proferida por el Juzgado Primero Promiscuo del Circuito de La Plata, el 18 de enero de 2011, en su lugar,

2.- NEGAR las súplicas de la demanda (numeral 2 ídem).

3.- CONDENAR en costas de primera instancia a la parte demandante por partes iguales, fijándose las agencias en derecho de primera instancia a ser incluidas en la respectiva liquidación en $ 1.071.200.

4.- NO CONDENAR en costas en la presente instancia.

5. - DEVOLVER la actuación al Juzgado de origen.

Notifíquese,

ENASHEILLA POLANIA GOMEZ



EDGAR ROBLES RAMÍREZ ALBERTO MEDINA TOVAR

Providencia aprobada por Acta No.__. Cp. fl. __________ Tomo __________ Sentencias civiles.

1  Sentencia del 8 de abril de 2011, Magistrado ponente Arturo Solarte Rodríguez, Ref. 11001- 0203-000-2009-00125-00


2 Folios 21 al 28, 56 al 61, 116 al 122 del cuaderno principal.


Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Magistrada Ponente: Dra. Enasheilla polania gomez iconMagistrada ponente dra. Maria victoria calle correa

Magistrada Ponente: Dra. Enasheilla polania gomez iconMagistrada ponente: evelyn marrero ortiz

Magistrada Ponente: Dra. Enasheilla polania gomez iconMagistrada-ponente: carmen zuleta de mercháN

Magistrada Ponente: Dra. Enasheilla polania gomez iconMagistrada ponente: evelyn marrero ortíZ

Magistrada Ponente: Dra. Enasheilla polania gomez iconMagistrada ponente: carmen zuleta de mercháN

Magistrada Ponente: Dra. Enasheilla polania gomez iconMagistrada ponente: carmen zuleta de mercháN

Magistrada Ponente: Dra. Enasheilla polania gomez iconMagistrada ponente: Carmen Zuleta de Merchán

Magistrada Ponente: Dra. Enasheilla polania gomez iconConsejera ponente: dra. Bertha lucía ramírez de páez (E)

Magistrada Ponente: Dra. Enasheilla polania gomez iconConsejera ponente: dra. Bertha lucía ramírez de páez (E)

Magistrada Ponente: Dra. Enasheilla polania gomez iconMagistrada Ponente: luisa estella morales lamuñO






© 2015
contactos
ley.exam-10.com