Principales tributos existentes en panamá que pudieran aplicar a las operaciones de comercio electrónico






descargar 177.57 Kb.
títuloPrincipales tributos existentes en panamá que pudieran aplicar a las operaciones de comercio electrónico
página2/5
fecha de publicación02.06.2016
tamaño177.57 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5

1,6 PAGOS POR COMPRAS A TRAVÉS DE INTERNET.
No cabe duda que uno de los elementos fundamentales en el comercio en general y en el comercio electrónico en particular, es la realización del pago correspondiente a los bienes o servicios adquiridos.
En este ámbito el comercio electrónico presenta una problemática semejante a la que plantea en otros sistemas de compra no presencial, es decir, en aquella en la que las partes no se reúnen físicamente para realizar la transacción, como por ejemplo en la compra por catálogo o telefónica:


  • El comprador debe tener garantía sobre calidad, cantidad y características de los bienes que adquiere.

  • El vendedor debe tener garantía del pago.

  • La transacción debe tener un aceptable nivel de confidencialidad.

En ocasiones, se entiende que para garantizar estos hechos, comprador y vendedor deben acreditar su identidad, pero realmente sólo necesitan demostrar su capacidad y compromiso respecto a la transacción. De esta manera cada vez más sistemas de pago intentan garantizar la compra "anónima". En el comercio electrónico se añade otro requerimiento que generalmente no se considera en otros sistemas de venta no presencial, aún cuando existe:

  • El comprador debe tener garantía de que nadie pueda, como consecuencia de la transacción que efectúa, suplantar en un futuro su personalidad efectuando otras compras en su nombre y a su cargo.

Se observa que al tratar los medios de pago en el comercio electrónico, se abordan fundamentalmente los temas de seguridad, garantía y acreditación. Aún queda un requerimiento respecto a los medios de pago de cualquier tipo de comercio:

  • El costo por utilizar un determinado medio de pago debe ser aceptable para el comprador y el vendedor.

Al igual que cuando se utiliza una tarjeta de crédito para pagar en una tienda, el comerciante acepta el pago de un porcentaje sobre el importe de la compra a cambio del mayor número de ventas que espera realizar aceptando este medio de pago; los medios de pago asociados al comercio electrónico suelen conllevar un costo que los puede hacer inapropiados o incluso inaceptables para importes pequeños, los denominados micropagos.
Para realizar estos micropagos los sistemas suelen ser de uno de estos dos tipos:

    1. El comprador adquiere dinero anticipadamente (prepago) para poder gastarlo en pequeños pagos.

    2. El comprador mantiene una cuenta que se liquida periódicamente y no transacción a transacción. Este sistema se utiliza frecuentemente para el acceso a pequeñas piezas de información de pago, como por ejemplo, artículos de la prensa económica.


En el comercio electrónico pueden distinguirse dos tipos de medios de pago:
Medios de pago tradicionales, utilizados en cualquier tipo de transacción comercial, electrónica o no. Por ejemplo:
Contra rembolso. Es el único medio de pago utilizado en el comercio electrónico que implica la utilización de dinero en efectivo. Hoy día es uno de los medios de pago preferidos por el consumidor en general, pues garantiza la entrega de los bienes antes del pago. Desde el punto de vista del vendedor este medio de pago conlleva dos inconvenientes fundamentales: el retraso del pago y la necesidad de recolectar físicamente el dinero por parte de quien realiza la entrega.
Cargos en cuenta (domiciliación). Suele emplearse para cargos periódicos o suscripciones, por ejemplo, el Boletín Oficial del Estado.
Tarjeta de débito y de crédito. Son el medio más popular y tradicionalmente usado en el comercio electrónico. Para el comprador supone el pago al momento de realizar la transacción (débito) o a posteriori, con o sin devengo de intereses (crédito). Para el vendedor, suponen un cobro rápido, a cambio de una comisión que le descuenta el banco.
Medios de pago específicos, para el nuevo entorno del comercio electrónico, especialmente Internet. Por ejemplo:
Tarjeta de crédito o débito, sólo utilizable para el comercio electrónico. Su uso es escaso.

Intermediarios electrónicos para sistemas basados en tarjetas de crédito tradicionales:
CyberCash.

First Virtual.

Moneda electrónica
En cualquiera de los casos, los medios de pago utilizados pueden ser de pago anticipado (prepago o "pay before"), inmediato ("pay now") o posterior ("pay after").

Tarjetas de crédito y débito

Ampliamente usadas hoy en día como medio de pago en el comercio electrónico, las tarjetas de crédito y débito tradicionales han permitido la realización de transacciones comerciales en el nuevo medio a través de la utilización de los procedimientos de liquidación y pago preestablecidos.

Si se realiza una compra en Internet utilizando una tarjeta de crédito como medio de pago, la transacción comercial se ordena en la red, pero la validación y la realización efectiva del pago se efectúa a través de los circuitos tradicionales de procesamiento de operaciones con tarjeta de crédito. En el esquema más general, intervienen en este proceso los siguientes actores:


  • El comprador.

  • El vendedor ("merchant").

  • El banco emisor ("issuer") de la tarjeta de crédito o débito que presenta el cliente.

  • El banco que en nombre del vendedor recibe la transacción ("acquirer") y en el cual reside la cuenta en la que a éste se le va a liquidar el pago.

  • La red de medios de pago ("scheme") como VISA o MasterCard.


El proceso de pago es como sigue:

  1. Una vez realizado el pedido, el comprador proporciona su número de tarjeta al vendedor a través de la red.

  2. El centro servidor donde reside el vendedor envía la transacción al banco "acquirer" o directamente a la red de medios de pago. Este envío suele producirse fuera de la red pública y se realiza de forma análoga a como se efectuará desde una terminal punto de venta (TPV) físico que existiese en una tienda real.

  3. El banco receptor pide autorización al banco emisor a través de la red de medios de pago.

  4. Si la transacción se autoriza, la liquidación del pago (transferencia de dinero desde la cuenta del comprador en el banco emisor hasta la cuenta del vendedor en el banco receptor) se realiza a través de la red tradicional de medios de pago.


Como puede observarse el punto crítico de este proceso se produce cuando el comprador envía su número de tarjeta al vendedor a través de una red pública potencialmente insegura como Internet.

El estándar que se utiliza en Internet para asegurar esta transferencia da datos es el SSL (del Inglés, Secure Sockets Layer).Para la realización de una transacción utilizando SSL se requiere de dos elementos:

  1. Que el vendedor se haya certificado con una organización reconocida por las partes, lo que supone un procedimiento administrativo y el pago de unas tarifas de alta, así como la renovación de tal certificación.

  2. Que el comprador utilice un visor o navegador ("browser") compatible como SSL.

  3. Con el uso del SSL:

  4. El comprador tiene garantía de que el vendedor es quien dice ser y que, por tanto, no está entregando su número de tarjeta a un posible impostor.

  5. La información que envía el comprador se cifra, impidiendo el acceso a la misma por alguien distinto al vendedor.

  6. Se garantiza la no-manipulación de los datos entre el comprador y el vendedor.

  7. La versión 3 de SSL permite la autenticación del comprador, que debe recibir sus claves previamente de una autoridad de certificación.


Lo que SSL no garantiza es el aspecto económico de la transacción, de tal manera que sólo con proporcionar un número de tarjeta válido con saldo suficiente cualquier persona podría intentar comprar electrónicamente de forma fraudulenta, sobre todo si no existe una entrega física de los bienes en sí con una autoridad de certificación. Ante esta limitación, en 1995 se constituyeron dos grupos de trabajo liderados respectivamente por VISA y MasterCard, que comenzaron a definir dos estándares incompatibles para asegurar las transacciones dentro de Internet. Afortunadamente, a principios de 1996 debido a la presión del mercado (consumidores, vendedores, y fabricantes de tecnología) ambos grupos se fusionaron para la definición del estándar SET (Secure Electronic Transactions) en el que participan además de VISA y MasterCard, empresas como Microsoft, Netscape, IBM, Terisa, GTE, SAIC, VeriSign y otras compañías tecnológicas.
SET resuelve las siguientes necesidades:

  1. Confidencialidad de los datos, tanto económicos, como respecto a la naturaleza de los bienes comprados.

  2. Integridad de los datos en la transacción, sin la posibilidad de modificaciones intermedias.

  3. Autenticación del comprador como legítimo usuario de un medio de pago.

  4. Autenticación del comercio como poseedor de una cuenta de liquidación con un banco vendedor.

  5. Compatibilidad entre múltiples plataformas "hardware" y "software".


Antes de poder realizar una transacción SET, el cliente debe poseer un medio de pago y recibir un certificado de la institución financiera emisora que incluye la firma digital de esa institución y una fecha de expiración. De igual manera, cada comercio debe también certificarse con la institución financiera donde posee la cuenta de liquidación. Así, cada uno de los agentes (comprador, vendedor, banco emisor, banco adquirente) de una transacción posee una firma digital emitida por una autoridad de certificación SET.
Tarjetas chip
En pleno desarrollo, las tarjetas chip o tarjetas inteligentes son aquellas que poseen una capacidad de almacenar información en un chip que incorporan. Fundamentalmente esta información suele ser:

Una identificación que incluye determinadas claves cifradas.

Una cantidad de dinero disponible.
Antes de comprar es preciso cargarlas con dinero a través de un cajero automático. Tras realizar esta operación funcionan como si contuvieran dinero en efectivo ("cash"). Este tipo de tarjetas son ideales para realizar micropagos, tanto en el comercio del mundo físico como en el virtual. No obstante, su utilización en el comercio electrónico requiere de un dispositivo conectado a la computadora personal, un módem o línea de teléfono que permita su lectura y actualización al realizar transacciones por la red. En contrapartida, la existencia de "inteligencia" local posibilita su utilización para múltiples aplicaciones: cupones de descuento, aplicaciones de fidelización y almacenamiento de datos específicos del cliente.
Cybercash
Procedente de la compañía Verifone, especializada en terminales punto de venta, Cybercash es un sistema de realización de transacciones en Internet mediante el uso de tarjetas de crédito. Una vez realizada la compra, el comprador envía sus datos cifrados al vendedor. Este añade sus propios datos que lo identifican y solicita autorización a CyberCash.

A partir de aquí, CyberCash se comunica con la red tradicional de medios de pago, y una vez obtenida la autorización de la transacción, se la pasa al comercio.

CyberCash tiene una fortaleza basada en la emisión de más de 400,000 carteras de clientes y la conexión con el 80% de los bancos estadounidenses pero puede verse seriamente afectada por la puesta en marcha de SET, que reduciría sensiblemente el valor añadido de esta solución, por lo que está intentando adaptarse al nuevo estándar.

First Virtual
First Virtual (FV) es un sistema de pagos operado por First USA y EDS, basado en el mantenimiento de cuentas virtuales de clientes que se liquidan periódicamente contra tarjetas de crédito.4
Cada posible comprador debe darse previamente de alta, recibiendo un número de identificación personal (NIP) sólo utilizable en transacciones por Internet. Al hacer cada transacción, el comprador envía su NIP por correo electrónico al vendedor, el cual lo comprueba contra FV. Una vez realizada la operación de compra, FV solicita a través de correo electrónico la aceptación del comprador, por lo que no se precisa ningún elemento de cifrado para proteger los mensajes, y procede a realizar el cargo en la cuenta.

FV se convierte así en un centro de compensación independiente de los bancos tradicionales y al liquidar las operaciones periódicamente, posibilita el uso de este medio para micropagos.

CAPITULO II

ASPECTOS TRIBUTARIOS EN EL COMERCIO ELECTRÓNICO
2.1 CONSIDERACIONES GENERALES
En 1996, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos implementó sus Implicancias de la Política de Impuestos Selectos sobre el Comercio Electrónico Global (el “Paper“), cuyo propósito era “estimular la discusión pública sobre temas recién aparecidos que existen corrientemente o parece probable que surjan” con respecto a la tributación del comercio electrónico. El Paper se centró en dos áreas de importancia: (1) la necesidad de desarrollar normas que provean certeza y eviten la doble tributación, y (2) la necesidad de desarrollar una nueva técnica de administración de impuestos para asegurar la tributación del comercio electrónico. En el Paper, el Departamento del Tesoro adoptó la posición que favorecía la “neutralidad” en la tributación del comercio electrónico.

“Neutralidad” significa que el sistema de impuestos trataría de la misma manera a transacciones similares económicamente, sin importar la forma o los medios usados para conseguir el resultado buscado. El Departamento del Tesoro estableció que la mejor manera de asegurar la neutralidad era a través de un enfoque que adopte principios existentes.

En otras palabras, hay una preferencia por aplicar leyes existentes a la tributación del comercio electrónico, en lugar de establecer nuevas leyes específicamente dirigidas a las transacciones electrónicas. 
Además, en el Paper se argumentaba que la tributación basada en la residencia proveía un mejor medio de tributación que un sistema basado en la fuente u origen del ingreso.
Para entender mejor este punto tomemos el ejemplo de un vendedor argentino que vende mercaderías a clientes en los Estados Unidos. El derecho sobre estos bienes pasa al cliente luego de su entrega en los Estados Unidos. El manufacturero argentino tiene, entonces, un ingreso de origen norteamericano. 

Pero cuando se trata de la provisión de información a través de medios electrónicos, las fuentes de ingreso se vuelven borrosas. La información cambia de manos en el ciberespacio, un lugar en el cual más de una jurisdicción tributaria reclama autoridad o control, y en consecuencia el ingreso generado por la transacción no puede ser remitido a una ubicación geográfica específica.
El Paper confiaba en que un sistema de tributación basado en la residencia de la persona que obtiene el ingreso evitaba mejor la doble tributación, facilitaba el cumplimiento de los impuestos y proveía mayor certeza a los contribuyentes. 
En 1998, el Presidente Clinton firmó el Acta de Libertad de Impuestos en Internet (ITFA), que imponía tres años de moratoria para los impuestos de acceso a internet. El ITFA no prohíbe, como muchos creen, la imposición de impuestos a las ventas en transacciones de comercio electrónico o ingresos ganados por las mismas. 

También en 1998, la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE), con base en París, comenzó a estudiar los efectos del comercio electrónico en los sistemas de tributación existentes.
El Comité en Asuntos Fiscales de la OCDE adoptó la posición de que los principios impositivos existentes que guían el comercio convencional deberían también aplicarse en relación al comercio electrónico. Sin embargo, el comité reconoció que eran necesarias algunas alteraciones a las leyes existentes y a los tratados impositivos. 
Las últimas novedades sobre el tema marcan que la Unión Europea (UE) publicó una nueva directiva obligando a los vendedores que no pertenezcan a la UE que junten y remitan los impuestos de valor agregado sobre las ventas digitales de información, software, alojamiento de sitios web y webcasting hacia clientes en la UE. 
Las autoridades deben prever que el comercio electrónico no socave la capacidad del Gobierno para recaudar los ingresos públicos vía tributación. Asimismo, los principios de tributación que rigen a los gobiernos en relación con el comercio tradicional deberían adecuarse para su aplicación a esta nueva vía de comercialización.
La relación existente entre la jurisdicción tributaria y el comercio electrónico no es tan sencilla como se puede imaginar, dado que el término "comercio electrónico" reúne transacciones muy diversas, tanto en sus contenidos como en los sujetos intervinientes, incluso en la forma de su ejecución, pues la transacción puede concluirse y realizarse a través de la propia Web "on line" o por medio de otros medios "off line" como ser correo electrónico.


    1. El Principio de Neutralidad


El principio de neutralidad consiste en que el sistema tributario debe tratar en forma económicamente equivalente los ingresos generados por operaciones análogas, lo que significa decir que un determinado tipo de operación, de compraventa por ejemplo, debe ser gravada en idéntica forma, tanto si es realizada a través de un canal de ventas tradicional, como puede ser una tienda minorista, como en el caso en que la transacción se realice a través de Internet. De este principio debe destacarse que la inserción fiscal a cargo del Estado en la economía debe ser tal que, no afecte la estructura y funcionamiento del mercado.
En tal sentido, el éxito o fracaso que un determinado producto o servicio pueda tener dentro de su mercado debe estar determinado en función a las características que le son inherentes y a las condiciones del propio mercado. Así, el tratamiento tributario de las operaciones comerciales debe ser el mismo para todos los casos (según el sector) de modo tal que, no ejerza influencia en el consumidor al momento en que decida cual bien adquirir dentro de una determinada especie. Por ejemplo, en el mercado de autos, la afectación tributaria debe ser tal que no influencie la elección del consumidor entre una marca y otra o la adquisición a través de un canal de ventas u otro, dicha elección debe sustentarse en las prestaciones que ofrece cada tipo y marca de vehículo, pero no en su afectación impositiva.
En suma, este principio nos dice que la afectación tributaria de un determinado bien o servicio, no debe ser un factor determinante al momento en que el consumidor elija que producto adquirir.
A este punto cabe mencionar el hecho que, como medida temporal y preventiva, el gobierno norteamericano ha aprobado la Internet Tax Freedom Act – en adelante ITFA, la cual constituye una norma tributaria que concede una exención temporánea o moratoria, sobre los tributos que pudieran afectar a Internet, considerando específicamente; (i) el servicio de acceso a Internet y (ii) los impuestos múltiples o que pudieran resultar discriminatorios respecto a las operaciones realizadas vía Internet. Respecto del concepto de impuesto múltiple se precisa que, por el mismo debe entenderse la imposición reiterada por distintas jurisdicciones tributarias de una misma operación comercial mientras que, por impuesto discriminatorio se entiende la imposición de dichas operaciones con gravámenes distintos a los que normalmente se aplican a operaciones realizadas fuera de Internet.
1   2   3   4   5

similar:

Principales tributos existentes en panamá que pudieran aplicar a las operaciones de comercio electrónico iconCompetencia: Aplicar las bases jurídicas del comercio internacional,...

Principales tributos existentes en panamá que pudieran aplicar a las operaciones de comercio electrónico iconDesarrollar y aplicar estrategias multimedia para la enseñanza de...

Principales tributos existentes en panamá que pudieran aplicar a las operaciones de comercio electrónico iconAntecedentes del comercio electrónico

Principales tributos existentes en panamá que pudieran aplicar a las operaciones de comercio electrónico iconComercio Electrónico Legislación Nacional México

Principales tributos existentes en panamá que pudieran aplicar a las operaciones de comercio electrónico iconWebquest sobre la Web 0 y el comercio electrónico

Principales tributos existentes en panamá que pudieran aplicar a las operaciones de comercio electrónico icon13758 ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de...
«sociedad de la información» viene determinado por la extraordinaria expansión de las redes de telecomunicaciones y

Principales tributos existentes en panamá que pudieran aplicar a las operaciones de comercio electrónico iconReglamento general a la ley de comercio electrónico, firmas electrónicas

Principales tributos existentes en panamá que pudieran aplicar a las operaciones de comercio electrónico icon2. directiva comunitaria del comercio electrónico: aspectos jurisdiccionales

Principales tributos existentes en panamá que pudieran aplicar a las operaciones de comercio electrónico iconLey de comercio electrónico, firmas electrónicas y mensajes de datos

Principales tributos existentes en panamá que pudieran aplicar a las operaciones de comercio electrónico iconLey de comercio electrónico, firmas electrónicas y mensajes de datos






© 2015
contactos
ley.exam-10.com