Dirección al Sol; puede incluso velar el Sol, oscurecer su contomo o aun ocultarlo






descargar 180.44 Kb.
títuloDirección al Sol; puede incluso velar el Sol, oscurecer su contomo o aun ocultarlo
página1/5
fecha de publicación02.03.2016
tamaño180.44 Kb.
tipoDirección
ley.exam-10.com > Ley > Dirección
  1   2   3   4   5
DESCRIPCIONES DE NUBES

CIRROS:

11.3.1

Cirros (Ci)

(HOWARD 1803)

11.3.1.1

DEFINICIÓN

Nubes separadas, en forma de filamentos blancos y delicados, o de bancos o bandas estrechas blancas o casi blancas. Estas nubes tienen un aspecto fibroso (parecido a cabellos) o un brillo sedoso o ambos a la vez.

11.3.1.2

ESPECIES

Cirrus fibratus 1 (Ci fíb) — BESSON 1921, CCH 1953

Filamentos blancos aproximadamente rectos o curvados más o menos irregularmente que son

Siempre finos y que no terminan en ganchos o en penachos. Los filamentos son, en su mayor parte, distintos unos de otros.

Cirrus uncinus (Ci une) — MAZE 1889

Cirrus sin partes grises, a menudo en forma de una coma, que terminan en la cima en un gancho

o en un penacho cuya parte superior no presenta la forma de una protuberancia redondeada.
Cirrus spissatus 2 (Ci spi) — CCH 1953

Cirrus en parches, suficientemente denso como para aparecer grisáceo cuando se lo vé en

dirección al Sol; puede incluso velar el Sol, oscurecer su contomo o aun ocultarlo

El Cirrus spissatus a menudo se origina en la parte superior de un Cumulonimbus.
Cirrus Castellanus 3 (Ci cas) — CCH 1953

Cirrus bastante denso, en forma de torrecillas pequeñas, redondeadas y fibrosas o de masas que se levantan desde una base común y a veces tienen una apariencia almenada El espesor aparente de las protuberancias parecidas a torrecillas puede ser menor o mayor de un grado cuando se las observa en un ángulo de más de 30 grados sobre el horizonte (ref. Cirrocumulus castellanus).

Cirrus floccus (Ci fio) — VINCENT 1903, CEN 1930

Cirrus en forma de penachos más o menos aislados, pequeños, redondeados, a menudo con colas. El espesor aparente de los penachos puede ser menor o mayor de un grado, cuando se los observa en un ángulo de más de 30 grados sobre el horizonte (ref. Cirrocumulus floccus).

Anteriormente denominado Cirrus fílosus (CLAYTON 1896, CEN 1930).

Anteriormente denominado Cirrus denso y Cirrus nothus (Besson 1921, CEN 1926).

Anteriormente denominado Cirrus castellatus (Ley 1894).

Variedades de cirrus:

Cirrus intortus (Ci iri) — CCH 1953

Cirrus cuyos filamentos están curvados muy irregulamente, y que parecen a menudo enredados

de una manera caprichosa.

Cirrus radiatus (Ci ra) — CEN 1926

Cirrus dispuesto en bandas paralelas las cuales, debido al efecto de perspectiva, aparecen convergiendo hada un punto o dos puntos opuestos del horizonte. Estas bandas están compuestas frecuentemente de Cirrocumulus o Cirrostratus.

Cirrus vertebratus (Ci ve) - Maze 1889, Osthoff 1905

Cirrus cuyos elementos están dispuestos de manera tal que sugieren vértebras, costillas o un esqueleto de pez.

Cirrus duplicatus (Ci du) — MAZE 1889

Cirrus dispuestos en capas superpuestas a niveles ligeramente distintos, a veces mezcladas en algunos sitios. La mayoría de los Cirrus fibratus y Cirrus uncinus pertenecen a esta variedad.

IL3.1.4

RASGOS SUPLEMENTARIOS Y NUBES ACCESORIAS

El Cirrus a veces muestra mamma.

IL3.1.5

NUBES DESDE LAS CUALES SE PUEDE FORMAR EL CIRRUS

Las nubes Cirrus a veces se desarrollan desde una virga de Cirrocúmulus o Altocumulus (Ci cirrocumulogénitus o Ci altocumulogenitus), o desde la parte superior de un Cumulonimbus (Ci cumulonimbogenitus).

Las nubes Cirrus se pueden también formar como resultado de transformación de Cirrostratus no uniformes, por evaporación de sus partes más delgadas (Ci cirrostratomutatus).

IL3.1.6

PRINCIPALES DIFERENCIAS ENTRE CIRRUS Y NUBES SIMILARES DE OTRO GENERO

Las nubes Cirrus se distinguen de las cirrocúmulos por su apariencia principalmente fibrosa o sedosa, y por la ausencia de elementos nubosos pequeños en forma de gránulos, rizos, etc.

Las nubes Cirrus se distinguen de los Cirrostratus por su estructura discontinua o, si se presentan en parches o bandas, por su extensión horizontal pequeña o la estrechez de sus partes continuas. Los Cirrus próximos al horizonte pueden ser difíciles de distinguir de los Cirrostratus, debido al efecto de perspectiva.

Las nubes Cirrus se distinguen de los Altocúmulus por su apariencia principalmente fibrosa o sedosa, y por la ausencia de elementos nubosos en forma de láminas, rollos, etc.

Las nubes Cirrus gruesas se distinguen de los parches de Altostratus por su extensión horizontal pequeña y su apariencia predominantemente blanca.
CONSTITUCIÓN FÍSICA de los cirrus

El Cirrus está compuesto casi exclusivamente de cristales de hielo. Estos cristales son en general muy pequeños, un hecho que, junto con su esparcimiento, cuenta para la transparencia de la mayoría de las nubes Cirrus.

No obstante, los parches de Cirrus densos o Cirrus en penachos pueden contener cristales de hielo lo bastante grandes como para adquirir una velocidad terminal apreciable, de manera que se puedan formar estelas de extensión vertical considerable. A veces, aunque no muy frecuentemente, los cristales de hielo de las estelas se funden en pequeñas gotitas de agua; las estelas son por lo tanto grisáceas, en contraste con su habitual apariencia blanca, y pueden formar un arco iris.

Las estelas se curvan irregularmente o se inclinan como resultado de los cambios de la velocidad y la dirección del viento y de la variación en tamaño de las partículas constituyentes; consecuentemente, los filamentos de Cirrus cercanos al horizonte no aparecen como paralelos al mismo.

Se puede presentar el fenómeno de halo; los halos circulares casi nunca muestran un anillo completo, debido a la estrechez de las nubes Cirrus.

IL3.1.8

NOTAS EXPLICATIVAS

Frecuentemente se forman en aire despejado penachos de Cirrus con cimas redondeadas; las cimas pierden luego gradualmente su redondez. Después, los penachos pueden desaparecer completamente; las nubes adquieren entonces la forma de filamentos.

Los Cirrus en forma de filamentos también se pueden desarrollar desde parches de Cirrus densos, desde Altocumulus castellanus y flocus, y ocasionalmente a temperaturas muy bajas, desde Cumulus congestus.

Con respecto a los colores de los Cirrus, se pueden efectuar los siguientes comentarios especiales.

En todo momento del día, el Cirrus no demasiado próximo al horizonte es blanco, más blanco en efecto que cualquier otra nube en la misma parte del cielo. Con el Sol sobre el horizonte es blanquecina, mientras que las nubes más bajas pueden colorearse de amarillo o naranja. Cuando el Sol cae por debajo del horizonte, el Cirrus alto en el cielo se pone amarillo, luego rosa, rojo y finalmente gris. La secuencia de colores se invierte en el amanecer.

El Cirrus próximo al horizonte a menudo toma una coloración amarillenta o naranja debido al gran espesor del aire que atraviesa la luz desde la nube al observador. Estos coloridos son menos marcados en el género de nubes bajas.

CIRROCUMULUS

11.3.2

Cirrocumulus (Ce)

(HOWARD 1803; RENOU 1985)

11.3.2.1

DEFINICIÓN

Banco, capa delgada o sábana de nubes blancas, sin sombras, compuestas por elementos muy pequeños en forma de granos, ondulaciones, etc., unidos o separados y distribuidos con mayor o menor regularidad; la mayoría de los elementos tienen una anchura aparente inferior a un grado.

ESPECIES

Cirrocumulus stratiformis (Ce str) — CCH 1953

Cirrocumulus en forma de una lámina o capa relativamente extensa, que a veces muestra claros, brechas o hendiduras.
Cirrocumulus lenticularis (Ce len) - Ley 1894, CEN 1930

Parches de Cirrocumulus con formas de lentes o almendras, frecuentemente muy elongadas y habitualmente con contornos bienal efinid os. Estas nubes, más o menos aisladas, son predomi-nantemente lisas y muy blancas en toda su extensión. Sobre estas nubes a veces se observa irisación.
Cirrocumulus castellanus (Ce cas) — CCH 1953

Cirrocumulus, algunos de cuyos elementos están desarrollados verticalmente en forma de torrecillas, se levantan desde una base horizontal común. El ancho aparente de las torrecillas es siempre menor que un grado, cuando se observan en un ángulo de más de 30 grados sobre el horizonte. La presencia de esta nube es una indicación de inestabilidad a ese nivel.

Cirrocumulus floccus (Ce fio) — VINCENT 1903, CCH 1953

Cirrocúmulus compuestos de penachos cumuliformes muy pequeños cuyas partes superiores es-tán más o menos rasgadas. El ancho aparente de los penachos es siempre menor que un grado, cuando son observados en un ángulo de más de 30 grados sobre el horizonte. Como en el caso de los Cirrocumulus castellanus, la presencia de estas nubes es una indicación de inestabilidad a su nivel. Los Cirrocumulus flocus a veces resultan de la evolución de los Cirrocumulus castellanus, cuya base se ha disipado.
Variedades de cirrocúmulos:
Cirrocumulus undulatus (Ce un) — CLAYTON 1896, CCH 1953

Cirrocúmulus que muestra uno o dos sistemas de ondulaciones. Cirrocumulus lacunosus 2 (Ce la) — CCH 1953

Cirrocumulus en forma de parche, lámina o capa, que muestra agujeros redondos pequeños distribuidos más o menos regularmente, muchos de los cuales tienen bordes orlados. Los elementos de la nube y los espacios despejados están dispuestos a menudo de manera que sugieren una red o un panal.
11.3.2.4 RASGOS SUPLEMENTARIOS Y NUBES ACCESORIAS

Puede encontrarse presente una pequeña virga, en particular por debajo de Cirrocumulus castellanus y floccus.

El Cirrocúmulus ocasionalmente presenta mamma.
1 Anteriormente llamados Cirrocumulus castellatus (LEY 1894).

2 Anteriormente llamado Cirrocúmulus lacunaris (CEN 1930).

11.3.2.5

NUBES DESDE LAS CUALES SE PUEDE FORMAR EL CIRROCUMULUS

El Cirrocumulus a menudo se forma como resultado de la transformación de un Cirrus o Cirrostratus (Ce cirromutatus y Ce cirrostratomutatus). El Cirrocumulus se puede también formar como resultado de la disminución del tamaño de los elementos de un parche, lámina o capa de Altocúmulus (Ce altocumulomutatus).

11.3.2.6

PRINCIPALES DIFERENCIAS ENTRE CIRROCUMULUS Y NUBES SIMILARES DE OTRO GÉNERO

El Cirrocúmulus difiere del Cirrus y del Cirrostratus en que está ondulado o subdividido en nubes muy pequeñas; puede incluir porciones fibrosas, sedosas o lisas las cuales, no obstante, no constituyen colectivamente su parte más grande.

El Cirrocúmulus difiere del Altocúmulus en que la mayoría de sus elementos son muy pequeños

(por definición, de un ancho aparente menor de un grado, cuando se observa en un ángulo mayor de 30 grados sobre el horizonte), y sin sombreado.

11.3.2.7

CONSTITUCIÓN FÍSICA

El Cirrocumulus está compuesto casi exclusivamente por cristales de hielo; pueden existir gotitas de agua sobreenfriadas intensamente, pero son reemplazadas rápidamente por cristales de hielo.

A veces se puede observar una corona o irisación.

IL3.2.8 NOTAS EXPLICATIVAS

El Cirrucumulus en forma de lente o almendra puede ser producido por ascenso orográfico local de una capa de aire húmedo.

En latitudes medias y altas, el Cirrocumulus está habitualmente asedado, en espacio y tiempo, con el Cirrus o el Cirrostratus, o con ambos. En latitudes bajas, el Cirrocumulus está acompañado con menor frecuencia por Cirrus o Cirrostratus.

Una nube no debiera llamarse Cirrocumulus si consiste en un parche de elementos pequeños desarrollados incompletamente, tales como los observados a veces en el margen de un parche o lámina de Altocumulus, o aquéllos presentes a veces en parches separados al mismo nivel de los Altocumulus.

En caso de duda, a una nube sólo se le debería dar el nombre de Cirrocumulus cuando ha evolucionado desde Cirrostratus o Cirrus, o está obviamente relacionada con ellos.

CIRROSTRATUS
Cirrostratus (Cs) (HOWARD 1803; RENOU 1855) IL3.3.1

DEFINICIÓN

Velo nuboso transparente y blanquecino, de aspecto fibroso (pareado a cabellos) o liso, que cubre total o parcialmente el cielo y que produce generalmente halos.
113.3.2

ESPECIES

Cirrostratus fibratus 1 (Cs fib) — BESSON 1921, CCH 1953

Velo fibroso de Cirrostratus en el cual se pueden observar estriaciones finas. El Cirrostratus fibratus se puede desarrollar desde el Cirrus fibratus o desde el Cirrus spissatus.
Cirrostratus nebulosus (Cs neb) — CLAYDEN 1905

Velo nebuloso de Cirrostratus que no muestra detalles claros. La apariencia de este velo puede variar considerablemente de un caso al otro. Es tan tenue que es apenas visible; también puede ser relativamente denso.

IL3.3.3

VARIEDADES

Cirrostratus duplicatus (Cs du) — MAZE 1889, DE QUERVAIN 1908, CCH 1953

Cirrostratus superpuesto en láminas o capas, a niveles ligeramente distintos, a veces mezclados pardalmente.
Cirrostratus undulatus (Cs un) — CCH 1953

Cirrostratus que muestra ondulaciones.
11.3.3.4 RASGOS SUPLEMENTARIOS Y NUBES ACCESORIAS

No existe mención.
11.3.3.5 NUBES DESDE LAS CUALES SE PUEDE FORMAR EL CIRROSTRATUS

El Cirrostratus se puede formar por la fusión de elementos de Cirrus o de Cirrocumulus (Cs drromutatus, Cs drroscumulumutatus), por cristales de hielo que caen desde un Cirrocumulus (Cs drrocumulogenitus), por el adelgazamiento de Altostratus (Cs aitostratomutatus), o por extensión del yunque de un Cumulonimbus (Cs cumulonimbogenitus).

11.3.3.6 PRINCIPALES DIFERENCIAS ENTRE CIRROSTRATUS Y NUBES SIMILARES DE OTRO GÉNERO
El Cirrostratus se distingue del Cirrus por el hecho de que se produce en la forma de un velo que generalmente tiene gran extensión horizontal.

El Cirrostratus difiere del Cirrocumulus y del Altocumulus por la ausencia de una estructura macroscópica más o menos regular (granos, rizos, láminas, masas redondeadas, rollos, etc.), y por su aparienda general difusa. 1 Anteriomente llamado Cirrostratus fílosus (CLAYTON 1896, CEN 1930).

El Cirrostratus difiere del Altostratus por su delgadez y por el hecho de que puede mostrar fenómeno de halo. El Cirrostratus cerca del horizonte puede ser confundido con Altostratus. La lentitud de su movimiento aparente, y la lentitud de variadón de su espesor óptico y de su aparienda, ambas características del Cirrostratus, da una guía útil para distinguir esta nube del Altostratus y también del Stratus.

El Cirrostratus puede confundirse con Stratus muy delgados, los cuales a distandas angulares menores de 45 grados del Sol aparecen muy blancas. Sin embargo, el Cirrostratus difiere del Stratus por ser blanquedno en toda su extensión, y por el hecho de que puede tener una aparienda fibrosa. Además el Cirrostratus presenta frecuentemente fenómenos de halo, mientras que el Stratus no, excepto ocasionalmente a muy bajas temperaturas.

El Cirrostratus difiere de un velo de bruma por el hecho de que el último es opalescente o tiene un color entre amarillento sudo y castaño. A veces es difídl discernir un Cirrostratus a través de la bruma. 11.3.3.7 CONSTITUCIÓN FÍSICA

El Cirrostratus está compuesto principalmente de cristales de hielo. La pequenez de estos cristales, su espardmiento y el hecho de que el Cirrostratus tiene a lo sumo una profundidad sólo moderada, cuenta para la transparencia de esta nube a través de la cual es visible el contomo del Sol, por lo menos cuando éste no está demasiado próximo al horizonte.

En dertos tipos de Cirrostratus, algunos de los cristales de hielo son suficientemente grandes como para adquirir una veloddad terminal apredable, de manera tal que se forman filamentos en estela que le dan a las nubes Cirrostratus una aparienda fibrosa.

Los fenómenos de halo son observados a menudo en Cirrostratus delgados; a veces el velo de Cirrostratus es tan delgado que es el halo el que provee la única indicación de su presencia.
IL3.3.8 NOTAS EXPLICATIVAS

El Cirrostratus que no cubre completamente el cielo puede tener bordes rectos y bien recortados; sin embargo, frecuentemente muestra un borde irregular orlado con Cirrus.

El Cirrostratus nunca es lo suficientemente grueso como para preservar de la luz solar a objetos que se hallan sobre el suelo, mediante la proyecciónn de su sombra, al menos cuando el sol está alto sobre el horizonte. Cuando el sol esté bajo (menos de alrededor de 30 grados), la trayectoria comparativamente mayor a través del velo de Cirrostratus puede reducir la intensidad de la luz lo suficiente como para que las sombras no existan.

En gran medida, las observadores acerca de los colores de los Cirrus son válidas también para los Cirrostratus.

  1   2   3   4   5

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Dirección al Sol; puede incluso velar el Sol, oscurecer su contomo o aun ocultarlo icon2014 Lic. Administración de Empresas
«el origen del sol», motivo por el que el país también es conocido como la Tierra del Sol Naciente

Dirección al Sol; puede incluso velar el Sol, oscurecer su contomo o aun ocultarlo iconEl Sistema Solar es un conjunto formado por el Sol y los cuerpos...

Dirección al Sol; puede incluso velar el Sol, oscurecer su contomo o aun ocultarlo iconInstituto politecnico nacional
«el origen del sol», motivo por el que el país también es conocido como la Tierra del Sol Naciente. Su capital es Tokio, es la mayor...

Dirección al Sol; puede incluso velar el Sol, oscurecer su contomo o aun ocultarlo iconMexico: Aún sobreviven 48 lenguas indígenas. (Fuente: El Sol de Hidalgo). Pachuca, Hidalgo

Dirección al Sol; puede incluso velar el Sol, oscurecer su contomo o aun ocultarlo iconJapón e stado de Japón'; significado literal: 'el país del origen del sol' un
«La tierra del sol naciente», es una de las mayores potencias económicas del mundo. 5 Es miembro de la Organización de las Naciones...

Dirección al Sol; puede incluso velar el Sol, oscurecer su contomo o aun ocultarlo iconSol: a A=0,1 m; λ=0,16 m; f = 0,4 Hz; k=39 rad/m; v= 0,064 m/s; b V = -0,25 m/s; a=0

Dirección al Sol; puede incluso velar el Sol, oscurecer su contomo o aun ocultarlo iconI. hija de españa y del sol

Dirección al Sol; puede incluso velar el Sol, oscurecer su contomo o aun ocultarlo iconEscuela experimental n°2” puertas del sol”

Dirección al Sol; puede incluso velar el Sol, oscurecer su contomo o aun ocultarlo iconPropuestas aprobadas en la asamblea de la protesta de sol

Dirección al Sol; puede incluso velar el Sol, oscurecer su contomo o aun ocultarlo iconRuta colonial y la tierra del sol (mxt)






© 2015
contactos
ley.exam-10.com