Directora de Área: Graciela Medina Colaboradora: Carolina Winograd






descargar 88.2 Kb.
títuloDirectora de Área: Graciela Medina Colaboradora: Carolina Winograd
página4/6
fecha de publicación01.03.2016
tamaño88.2 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6

B. Jurisprudencia

Testigos de Jehová


Pedro Alegre Tomás y otra s/ Amparo2.

Pedro Alegre Tomás y Lina Vallés Rausa promovieron un recurso de amparo contra las dos sentencias dictadas el 27 de junio de 1997 por la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo en el recurso de casación en la causa seguida en su contra por delito de homicidio atenuado por “obcecación o estado pasional”.

Hechos valorados por el Tribunal


Pedro Alegre Tomás, agricultor, y su esposa Lina Vallés Rausa residían en Ballobar, Huesca, junto con su hijo Marcos Alegre Vallés, cuando en el año 1994 el menor de 13 años se cayó de su bicicleta, ocasionándose lesiones en una pierna, sin aparente importancia.

Sin embargo, a los pocos días comenzó a sangrar por la nariz, sangrado que con el correr del tiempo se intensificó empalideciendo al menor. Ello motivó a su madre a llevarlo a la Policlínica de Fraga, donde aconsejaron el traslado del menor al hospital Arnau de Lérida, traslado que se efectuó esa misma noche. Tras las pruebas que estimaron pertinentes, los médicos del centro detectaron que el menor se encontraba en una situación con alto riesgo hemorrágico, prescribiendo para neutralizarla una transfusión de seis centímetros cúbicos de plaquetas. A ello respondieron los padres que su religión no les permitía aceptar una transfusión de sangre y que, en consecuencia, se oponían a la misma rogando que al menor le fuera aplicado algún tratamiento alternativo distinto a la transfusión.

Luego de que los médicos manifestaran no conocer ningún otro tratamiento, Tomás y Rausa solicitaron el alta de su hijo para llevarlo a otro centro donde se le pudiera aplicar un tratamiento alternativo, petición de alta a la que no accedió el centro hospitalario por considerar que con ella peligraba la vida del menor. Cabe señalar que el menor también profesaba activamente la misma religión que sus progenitores por lo que en ese entonces rechazó consciente y seriamente la realización de una transfusión en su persona. Así las cosas, el centro hospitalario le solicitó al Juzgado de guardia que autorizara la práctica de la transfusión por ser la misma médicamente imprescindible para lograr a corto plazo la recuperación del menor, neutralizando el alto riesgo hemorrágico existente, y poder así continuar con las pruebas precisas para diagnosticar la enfermedad padecida y aplicar en consecuencia el tratamiento procedente.

Una vez dada la autorización judicial para la transfusión, los padres no hicieron nada para impedir que dicha decisión fuese ejecutada, aceptándola como una voluntad que les era impuesta en contra de la suya y de sus convicciones religiosas.

Haciendo uso de la autorización judicial los médicos se dispusieron a realizar la transfusión, pero el menor, de trece años de edad, sin intervención alguna de sus padres, la rechazó con auténtico terror, reaccionando agitada y violentamente en un estado de gran excitación que los médicos estimaron muy contraproducente, pues podía precipitar una hemorragia cerebral. Por esa razón, y luego de haber insistido tendidamente, los médicos desistieron de la realización de la transfusión. Al ver que no podían convencer al menor, el personal hospitalario pidió a sus padres que trataran de convencer al niño, los cuales no accedieron a ello pues, como su hijo, consideraban que la Biblia de Dios no autorizaba la práctica de una transfusión de sangre aunque estuviera en peligro la vida.

Esta situación forzó a los médicos a conceder el alta para que el menor pudiera ser llevado a otro centro en busca del repetido tratamiento alternativo.

Al día siguiente, el menor fue trasladado al Hospital Universitario Materno-infantil del Vall D`Hebrón de Barcelona, donde se le diagnosticó “síndrome de pancetopenia grave debido a una aplaxia medular o a infiltración leucémica”, considerando urgente nuevamente la práctica de una transfusión para neutralizar el riesgo de hemorragia y anemia. Los padres y el mismo menor, nuevamente, manifestaron que sus convicciones religiosas les impedían aceptar una transfusión, incluso firmando un escrito en dicho sentido. A diferencia de lo que había sucedido en el centro anterior, en éste nadie creyó procedente pedir una nueva autorización judicial para efectuar la transfusión, intentar realizarla haciendo uso de la autorización judicial ya emitida por el Juzgado de Lérida o efectuarla sin autorización alguna en defensa de la vida.

Idéntica situación acaeció en el Hospital General de Cataluña. Así, no conociendo ya otro centro al que acudir, los padres regresaron a su hijo a la casa familiar.

El 14 de septiembre de 1994, el Juzgado de Instrucción de Fraga autorizó la entrada en el domicilio del menor para que éste recibiera la asistencia médica que precisaba en los términos que el facultativo y el forense del Juzgado consideraran pertinente. El niño, finalmente, fue conducido en coma profundo y totalmente inconsciente al Hospital de Barbastro, donde se le realizó la transfusión ordenada judicialmente. Por orden médica, el menor fue nuevamente trasladado al Hospital Miguel Servet de Zaragoza. Allí llegó con signos clínicos de descerebración por hemorragia cerebral, falleciendo a las pocas horas.
1   2   3   4   5   6

similar:

Directora de Área: Graciela Medina Colaboradora: Carolina Winograd iconGraciela Medina

Directora de Área: Graciela Medina Colaboradora: Carolina Winograd iconCurriculum graciela medina indice I datos personales

Directora de Área: Graciela Medina Colaboradora: Carolina Winograd iconConferencia de la Jueza Civil y Comercial Federal y Profesora Titular...

Directora de Área: Graciela Medina Colaboradora: Carolina Winograd iconJulieth Carolina Araujo Ovalle

Directora de Área: Graciela Medina Colaboradora: Carolina Winograd iconNombre y Apellido: Carolina Simos

Directora de Área: Graciela Medina Colaboradora: Carolina Winograd iconNombre: carolina daza Cardona

Directora de Área: Graciela Medina Colaboradora: Carolina Winograd iconSaguir y Dib, Claudia Graciela

Directora de Área: Graciela Medina Colaboradora: Carolina Winograd iconSra. Ministra del mvotma arq. Graciela Muslera Presente

Directora de Área: Graciela Medina Colaboradora: Carolina Winograd iconLa directora provincial de educación superior

Directora de Área: Graciela Medina Colaboradora: Carolina Winograd iconDirectora de Logística Institucional Encargada






© 2015
contactos
ley.exam-10.com