Derecho general como base de la parte especial






descargar 198.75 Kb.
títuloDerecho general como base de la parte especial
página4/6
fecha de publicación29.09.2015
tamaño198.75 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6

TIPO SUBJETIVO:

El delito de homicidio por emoción violenta, es eminentemente doloso, es imposible el desarrollo de una conducta de éste tipo a título de dolo eventual, porque esta forma dolosa conlleva a una representación de peligro, lo que se contradice con los presupuestos ya mencionados para la realización de esta figura penal.
PERFECCIONAMIENTO DEL DELITO – TENTATIVA –:

Este delito se perfecciona con la muerte de la víctima. Por ser un delito de resultado, cabe perfectamente la tentativa – inacabada y acabada -, según los pasos transcendentales de la fase externa del íter críminis.

El cuanto a la existencia de complicidad y co-autoría, encontramos cierta discrepancia conceptual, mientras que el Magistrado Salinas Siccha, refiere que es posible la participación en todas sus modalidades, en aplicación del artículo 25º del C.P.; creyendo que se trata de los cómplices, porque estos agentes que dolosamente prestan auxilio para la realización del hecho punible, serán reprimidos con la misma pena que el autor. Por su parte el maestro Villa Stein, refiere que en cuanto a la autoría, el tipo penal exige un estado anímico personalísimo por lo que la gama de autores se ve restringido en concordancia con el art. 26º del C.P. (incomunicabilidad de las circunstancias).
PENALIDAD:

Este delito sanciona en su tipo base, una pena privativa de libertad, no menor de tres ni mayor de cinco años. Sin embargo, si concurre alguna de las circunstancias previstas en el artículo 107º del C.P. (Parricidio/Feminicidio), la pena será no menor de cinco ni mayor de diez años.
INFANTICIDIO
Precisa el artículo 110 º del C.P.: “La madre que mata a su hijo durante el parto o bajo la influencia del estado puerperal, será reprimida con pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de cuatro años, o con prestación de servicio comunitario de cincuenta y dos a ciento cuatro jornadas”
INTRODUCCION:

El infanticidio es la práctica de causar la muerte de un infante (niño o niña) de forma intencionada.

La acción de dar muerte a un niño, a todas luces indefenso, no es un hecho menor; más aún cuando este homicidio es cometido por la persona que está llamada a ser su principal cuidadora: su madre. 

Pensar en aplicar una pena privilegiada a una madre que asesina a su hijo, durante el nacimiento, o bien después del parto, exige una actitud de responsabilidad legislativa mayor. 

No hay duda que, para que una madre, que espera a su hijo durante nueve meses, se encuentre en tal estado de alteración que la lleve a acabar con esa vida naciente, no ha contado durante el embarazo, con ninguna contención, asistencia en su conflicto particular, detección temprana de dificultades, y una suma de hechos, que de haber sido detectados y tratados en tiempo y forma, hubiesen evitado este resultado disvalioso.30

En el Perú, el tipo penal de infanticidio, no define el tiempo o plazo en que la madre influida por el estado puerperal, da muerte al infante; sin embargo, en el Reino Unido, la Ley sobre el infanticidio lo define como un crimen específico que sólo se comete por una madre durante los primeros doce meses de vida del neonato.31 Si esta situación se diera en el país (después de 45 días)32 el delito sería de parricidio.
BIEN JURIDICO:

A criterio de la posición dominante, en esta clase de delitos de infanticidio, lo que se tutela o protege es la vida humana independiente.

Sin embargo, nos preguntamos, ¿Qué sucede si la muerte del infante se ejecuta durante el parto y cuando aún éste se encuentra ligado a la madre por el cordón umbilical?; en éste caso aplicando el criterio de la “autonomía propia”, veremos que se trata de una vida dependiente; en este caso, se tutelaría la vida humana dependiente.
COMPORTAMIENTO:

Conforme el supuesto de hecho de la norma penal en comento, emergen las siguientes conductas punibles:

  1. "La madre que mata a su hijo durante el parto", y;

  2. "La madre que mata a su hijo bajo la influencia del estado puerperal".

En el primer caso, el agente actuará siempre por comisión, mientras que en el segundo supuesto el agente lo hará tanto por acción u omisión, aunque éste último sea poco frecuente.

El delito de infanticidio es conocido como un delito especial impropio, pues el sujeto activo siempre será la madre y la víctima o sujeto pasivo siempre será el recién nacido.

La norma penal in comento, exige dos supuestos adicionales para la configuración del delito: a) Que la muerte al infante sea durante el parto y; b) Que la madre esté influida en un estado puerperal.

En relación al primer supuesto; se considera que una mujer inicia el parto con la aparición de contracciones uterinas regulares, que aumentan en intensidad y frecuencia, acompañadas de cambios fisiológicos en el cuello uterino.

El proceso del parto humano natural se categoriza en tres fases: el borramiento y dilatación del cuello uterino, el descenso y nacimiento del bebé y el alumbramiento de la placenta.33 El maestro Villa Stein (año 1997, pag. 110), precisa que el tipo penal, requiere que se haya iniciado el parto, porque debe marcar la diferencia con el aborto cuando la víctima naciente fue muerta en el claustro materno. Agrega el profesor Roy Freyre (año 1974, pag. 118), que la expresión “durante el parto”, utilizada por nuestro texto penal, debe ser interpretada como sinónima de “durante el nacimiento”. Se supera en esta forma un evidente error de técnica en la recepción de un concepto que pertenece a la medicina.

En cuanto al segundo supuesto de “estado puerperal”; siendo un estado biológico y psicológico, propio del post-parto, no anula la capacidad de culpabilidad de la madre, sino que, simplemente la atenúa, conforme el artículo 21º del C.P.

En efecto, la madre en el post-parto, se encuentra en un estado de fragilidad emocional – fisiológica, que indudablemente los factores tanto sicológicos, sociales e incluso los factores económicos, pueden trastornar su conciencia, e inducirla al delito.
TIPO SUBJETIVO:

La agente actúa a título doloso. No cabe la culpa o imprudencia en ésta. La forma dolosa (conciencia y voluntad), es compatible con el accionar directo, tanto en el dolo de consecuencias necesarias y eventual, se exige una premeditación. Al respecto, el maestro Peña Cabrera explica que en el dolo directo hay en el autor un propósito determinado, éste ha querido directamente el resultado de su acción u omisión; mientras que en el dolo eventual, el autor se representa el resultado como probable o de posible realización. [Peña Cabrera, Raúl, Tratado de derecho penal. Estudio programático de la Parte General, Ed. Grijley, Lima, 1999].
PERFECCIONAMIENTO DEL DELITO – TENTATIVA –:

El delito de Infanticidio se consuma o perfecciona con la muerte del infante; sea durante el parto o influida la madre por el estado puerperal; en el primer supuesto no hay inconveniente en admitir la consumación del delito por la muerte del infante durante el parto, porque este acto natural, tiene un tiempo propio de duración; sin embargo, hay problemas de definición en referencia al “estado puerperal”; porque no existe ninguna normatividad penal o extrapenal que nos refiera el termino del estado puerperal como periodo post-parto; solo se tiene las opiniones médicas que informan sobre el periodo de duración de no más de cuarenta y cinco días.
PENALIDAD:

Conforme el artículo 110º del C.P., la madre que mata a su hijo durante el parto o bajo la influencia del estado puerperal, será reprimida con pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de cuatro años, o con prestación de servicio comunitario de cincuenta y dos a ciento cuatro jornadas.

Se trata de una pena alterna, porque el Juzgador al momento de sentenciar dispondrá o bien la privación de la libertad o bien una sanción menor como lo es la jornada de trabajo. Creemos que esta última sanción no es la apropiada, porque la sentenciada por el primer supuesto de haber dado muerte al infante durante el parto, se encuentra impedida físicamente de trabajar en razón de haber realizado los trabajos de parto, propios del alumbramiento, ocasionando con ello el deterioro en su salud.

HOMICIDIO CULPOSO
Prescribe el artículo 111º: “El que, por culpa, ocasiona la muerte de una persona, será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de dos años o con prestación de servicios comunitarios de cincuenta y dos a ciento cuatro jornadas.    

 La pena privativa de la libertad será no menor de un año ni mayor de cuatro años si el delito resulta de la inobservancia de reglas de profesión, de ocupación o industria y no menor de un año ni mayor de seis años cuando sean varias las víctimas del mismo hecho.

La pena privativa de la libertad será no menor de cuatro años ni mayor de ocho años e inhabilitación, según corresponda, conforme al artículo 36 -incisos 4), 6) y 7), si la muerte se comete utilizando vehículo motorizado o arma de fuego, estando el agente bajo el efecto de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o sintéticas, o con presencia de alcohol en la sangre en proporción mayor de 0.5 gramos-litro, en el caso de transporte particular, o mayor de 0.25 gramos litro en el caso de transporte público de pasajeros, mercancías o carga en general, o cuando el delito resulte de la inobservancia de reglas técnicas de tránsito”.
INTRODUCCION:

El artículo 156º del Código Penal de 1924, tipificaba este delito como “homicidio por negligencia”; cuando precisaba: “El que por negligencia causare la muerte de una persona (…)”.

El codificador penal actual, varía tal concepto por el de “homicidio culposo”. En algunas legislaciones penales, como por ejemplo la española, lo titula como “homicidio imprudente”.

Sin embargo, los términos culpa, negligencia o imprudencia, aparentemente significan lo mismo; el concepto de culpa penal se define por una omisión a la actuación debida o falta de cuidado a efectos de no dañar el bien jurídico, ésta se manifiesta también por la imprudencia, negligencia, impericia o inobservancia de reglamentos o deberes.

Algunos consideran que el término culpa, puede traer confusión con el término culpabilidad, que no es más que la responsabilidad del autor de un hecho punible; de allí que el empleo del término negligencia o imprudencia sea el más apropiado.
BIEN JURIDICO:

Como en todos los delitos anteriores, se tutela o protege la vida humana independiente, como forma autónoma de existencia.
SUJETOS:

Por tratarse de un delito común, cualquier persona física, varón o mujer, podrá ser el sujeto activo o pasivo de este delito; no se exige calidad o cualidad algunas en ambos.
COMPORTAMIENTO:

Por tratarse de un tipo penal cerrado (numerus clausus), la determinación de culpabilidad o responsabilidad del autor, queda a criterio del Juzgador.

Sin embargo, este comportamiento, se agrava por diversos factores:

  • La inobservancia de reglas de profesión, de ocupación o industria: Las profesiones, ocupaciones o funciones e incluso la industria, imponen a quienes las detentan una mayor diligencia y seguridad, en las labores propias que desarrollan; por ejemplo un médico no puede practicar una cirugía si no es de la especialidad o ha sido preparado para ello; un ingeniero no puede efectuar los cálculos de materiales para un edificio si no está preparado para ello, etc.

  • Si la muerte se comete utilizando vehículo motorizado; como su nombre lo indica, este medio, sólo se equipara a todo vehículo con motor sea menor (de dos, tres) así como automotores de cuatro ruedas; queda exceptuado, cualquier vehículo que no tenga motor (caso de mulas, burros, caballos).

  • Cuando son varias las víctimas del mismo hecho: estamos frente a una agravante por la cantidad de víctimas; en efecto, el codificador penal, estableció con esto una mayor dañosidad social.

  • Arma de fuego: Toda arma de fuego es un medio de peligro, consiguientemente su posesión, uso y práctica está limitado para aquellos que tienen la autorización respectiva y aún así debe importar un cuidado absoluto en su uso.

  • Estando el agente bajo el efecto de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o sintéticas, o con presencia de alcohol en la sangre en proporción mayor de 0.5 gramos-litro, en el caso de transporte particular, o mayor de 0.25 gramos litro en el caso de transporte público de pasajeros, mercancías o carga en general: Esta agravante está relacionada a los medios por los cuales el agente a través de la ingesta de ciertos elementos, puede caer en debilitamiento psíquico-físico, e incluso alterando su normal desempeño en ciertas actividades privadas y públicas.

  • Cuando el delito resulte de la inobservancia de reglas técnicas de tránsito: Todo vehículo automotor es una fuente de peligro, en consecuencia debe respetarse la normatividad que la regula, esto es, la Ley General de Tránsito.


TIPO SUBJETIVO:

Este delito como su nombre lo indica, se realiza a título culposo; esto es, desde sus dos vertientes: a) culpa consciente, y; b) culpa inconsciente.

La culpa consciente (o con representación) es aquél en que el resultado es previsto pero no deseado por el sujeto activo (En el dolo eventual el resultado es aceptado). Hay ligereza de que el tipo no se realizará.

La culpa inconsciente (o sin representación) es aquella en que el resultado no ha sido previsto ni ha sido querido. Por ejemplo sujeto que fuma en un surtidor de gasolina, y, provoca un incendio.

Por la intensidad, se distingue entre:

  1. La culpa lata que es aquella en que el resultado dañoso podría haberse previsto por cualquier persona, es decir por la generalidad de las personas;

  2. La culpa leve que es aquella en que el resultado hubiera sido previsto por persona diligente, y;

  3. La culpa levísima es aquella en que el resultado hubiera sido prevista por persona diligentísima. Colinda con el caso fortuito.34

El penalista español Serrano Gómez,35 nos muestra lo difícil que es diferenciar un dolo eventual de una culpa consciente: “Una de las formas del dolo, cuya existencia daría lugar a un homicidio doloso, se suele seguir por la doctrina y la jurisprudencia por la teoría del consentimiento, de acuerdo con la cual existiría dolo eventual cuando el agente ha previsto el resultado como posible y ha aceptado su producción, esto es, que “esté de acuerdo, apruebe o consienta el resultado”, el autor no variará su conducta aunque supiera que el resultado iba a producirse. En caso contrario, el agente no acepta la producción del resultado, existirá, si concurren los requisitos, imprudencia, la distinción a veces no es fácil”.

En el homicidio culposo se requiere que la conducta del inculpado origine la muerte de la víctima, debiendo existir un nexo de causalidad entre la conducta culposa y la muerte. En caso de no existir dicho nexo corresponde absolver al inculpado.36

Nexo causal es una determinada relación que deriva de los componentes objetivos del comportamiento o acción que originaron un resultado, permitiendo determinar que el agente es autor o responsable del daño ocasionado al bien jurídico (circunstancias, lugar, tiempo, modo, etc). 
PERFECCIONAMIENTO DEL DELITO – TENTATIVA –:

El delito de homicidio culposo se consuma o perfecciona con la muerte del ser viviente o persona física, producto de la falta de diligencia o actuar negligente del agente activo. En el desarrollo de un delito culposo no hay cabida para los elementos de la tentativa, esto es, subjetivos, objetivos y negativos37; puesto que si producto de la acción propia del evento negligente, el sujeto pasivo no fallece, el daño será considerado como lesiones leves o graves culposas, según la gravedad de aquellas. Aquí no hay problemas de delimitación de resultados como en el homicidio doloso. O bien hay homicidio culposo o bien hay lesiones culposas.

En cuanto a la participación, debemos señalar que en los delitos culposos es inexistente al no existir un plan común; cada quien responde por su conducta negligente o falta de cuidado en el desarrollo del evento criminal.
1   2   3   4   5   6

similar:

Derecho general como base de la parte especial iconBibliografía de don Luis Díez-Picazo parte I teoría general. Derecho...
Comentarios a las reformas del Código Civil. El nuevo Título Preliminar y la Ley de 2 de mayo de 1975. VV. Aa. Vol. I, Tecnos, Madrid,...

Derecho general como base de la parte especial iconDerecho penal, parte especial

Derecho general como base de la parte especial iconTercera lectura del curso derecho penal II parte especial

Derecho general como base de la parte especial iconSegunda lectura del curso derecho penal II parte especial

Derecho general como base de la parte especial iconApunte General: Derecho Civil I – Parte General

Derecho general como base de la parte especial iconEl derecho constitucional como parte del derecho público

Derecho general como base de la parte especial iconEl derecho constitucional como parte del derecho público

Derecho general como base de la parte especial iconActa de asamblea de rechazo al censo de escuelas, alumnos y personal...

Derecho general como base de la parte especial iconHabeas data concepto: comprende conocer, actualizar y rectificar...

Derecho general como base de la parte especial iconDerecho Privado I (Parte General)






© 2015
contactos
ley.exam-10.com