Art. 582 Cc el dominio (que se llama también propiedad) es un derecho real en una cosa corporal para gozar y disponer de ella arbitrariamente, no siendo contra ley o derecho ajeno






descargar 158.43 Kb.
títuloArt. 582 Cc el dominio (que se llama también propiedad) es un derecho real en una cosa corporal para gozar y disponer de ella arbitrariamente, no siendo contra ley o derecho ajeno
página3/15
fecha de publicación12.09.2015
tamaño158.43 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

7-. HAGA ESQUEMA DE LAS FACULTADES


Esto es para que quede claro que el uso está enmarcado dentro de la facultad de goce.


  1. Goce: Significa que el dueño puede beneficiarse con los frutos y productos de la cosa.




  1. Disposición: Significa que el dueño puede disponer de la cosa, según su voluntad, arbitrariamente con la sola limitación de la ley y el derecho ajeno.



Esta disposición puede ser:


  1. Material: Cuando la cosa se modifica y se destruye.

  2. Jurídica: Cuando se enajena, o se constituyen gravámenes sobre la cosa, ejemplo, hipoteca sobre mi casa.


Y esta facultad es privativa del dominio, sólo este derecho real tiene esta facultad.

8-. PUEDEN PACTARSE LMITACIONES AL DOMINIO


Hay discusión doctrinaria ha si los particulares pueden o no acordar estipulaciones (limitaciones) de esta facultad de disponer y esta discusión se origina, ya que el código en ciertos casos prohibe expresamente que las partes puedan acordar o estipular cláusulas limitativas de la facultad de disposición del dominio. (Art. 1126 – 1964).
C.C. Art. 1126 Si se lega una cosa con calidad de no enajenarla, y la enajenación no comprometiere ningún derecho de tercero, la cláusula de no enajenar se tendrá por no escrita.
C.C. Art. 1964 El pacto de no enajenar la cosa arrendada, aunque tenga la cláusula de nulidad de la enajenación, no dará derecho al arrendatario sino para permanecer en el arriendo, hasta su terminación natural.
En ciertos casos como en el Art. 1126 y 1964, prohibe estas cláusulas, también está el Art. 2031, referido a materia de censo, el Art. 2415 relativo al dueño de los bienes gravados con hipoteca.
Aquí en estas disposiciones el C. Civil prohibe que las partes acuerden en un contrato, limitar la facultad de disposición.

El principio de la libertad de disposición nos plantea un problema en aquellos casos en que el legislador no ha permitido el establecimiento de la prohibición de enajenar. Podrá n las partes, por su sola voluntad disponer prohibiciones de enajenar? Esto nos enfrenta al problema de la validez de las cláusulas convenció nales de no enajenar, es decir, la limitación convencional de la facultad de disposición.

  • Un sector de la doctrina se inclina por la validez de estas cláusulas y se basan   en materia de derecho privado, en el cual puede hacerse todo aquello que no est‚a prohibido por la ley, luego, nada obsta a que pueda convenirse una cláusula de no enajenar, a menos que exista una disposición expresa que lo prohiba, añadiendo que no hay una disposición de carácter general que prohiba las cláusulas convencionales de no enajenar, sino que al contrario, hay algunos casos particulares en que el legislador prohibe las cláusulas de no enajenar (arts.1964, 2031, 2415 CC); concluyen diciendo que si el legislador prohibe estas cláusulas en determinados casos, ello es porque la regla general es la de la libertad para convenir estas cláusulas.

  • Finalmente, argumentan con el art.53 N.3 del Reglamento del Registro Conservatorio de Bienes Raíces, que señalan: Pueden inscribirse: 3.- Todo impedimento o prohibición referente a inmuebles, sea convencional, legal o judicial, que embarace o limite de cualquier modo el libre ejercicio del derecho de enajenar...; dicen que aquí¡ el legislador esta reconociendo implícitamente la validez de las cl usuales de no enajenar. Ahora, si se acepta la validez de estas cláusulas, cuál sería la consecuencia de su infracción?

  • Para algunos se trataría aquí de una institución similar al embargo ordenado por el juez y, por consiguiente, el acto en que se procede a la enajenación de la cosa contraviniéndose la prohibición convencional adolecería de nulidad absoluta, conforme al art.1464 n.3.

  • Otros estiman que en este caso no puede haber nulidad, porque la nulidad es una sanción establecida por la ley para la infracción de sus propias disposiciones y no para la violación de los pactos entre las partes, estiman que las cláusulas de no enajenar constituyen una obligación de no hacer y que su incumplimiento daría derecho a la indemnización de perjuicios conforme al art.1555 CC: Toda obligación de no hacer una cosa se resuelve en la de indemnizar los perjuicios, si el deudor contraviene y no puede deshacerse lo hecho.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

similar:

Art. 582 Cc el dominio (que se llama también propiedad) es un derecho real en una cosa corporal para gozar y disponer de ella arbitrariamente, no siendo contra ley o derecho ajeno iconEl art. 92 de la ley 11. 683 que autoriza a la A. F. I. P. a disponer...

Art. 582 Cc el dominio (que se llama también propiedad) es un derecho real en una cosa corporal para gozar y disponer de ella arbitrariamente, no siendo contra ley o derecho ajeno iconEl derecho de propiedad: fundamento y evolución histórica. Orientaciones...

Art. 582 Cc el dominio (que se llama también propiedad) es un derecho real en una cosa corporal para gozar y disponer de ella arbitrariamente, no siendo contra ley o derecho ajeno iconFrancisco j. Bastida catedrático de derecho constitucional
«propiedad» en términos patrimoniales y no funcionales y se apoyan en ella para un escaso rendimiento laboral, a veces con el beneplácito...

Art. 582 Cc el dominio (que se llama también propiedad) es un derecho real en una cosa corporal para gozar y disponer de ella arbitrariamente, no siendo contra ley o derecho ajeno iconHay Comunidad de Bienes cuando la propiedad de una cosa o un derecho...

Art. 582 Cc el dominio (que se llama también propiedad) es un derecho real en una cosa corporal para gozar y disponer de ella arbitrariamente, no siendo contra ley o derecho ajeno iconActo. Término empleado en Roma para designar todo acto productor...

Art. 582 Cc el dominio (que se llama también propiedad) es un derecho real en una cosa corporal para gozar y disponer de ella arbitrariamente, no siendo contra ley o derecho ajeno iconEl propietario de una cosa tiene derecho a hacer suyo todos los frutos...

Art. 582 Cc el dominio (que se llama también propiedad) es un derecho real en una cosa corporal para gozar y disponer de ella arbitrariamente, no siendo contra ley o derecho ajeno iconDel derecho a la igualdad ante la ley (art. 24 de la Convención),...

Art. 582 Cc el dominio (que se llama también propiedad) es un derecho real en una cosa corporal para gozar y disponer de ella arbitrariamente, no siendo contra ley o derecho ajeno iconSentencia unificacion jurisprudencial en relación con la forma de...

Art. 582 Cc el dominio (que se llama también propiedad) es un derecho real en una cosa corporal para gozar y disponer de ella arbitrariamente, no siendo contra ley o derecho ajeno iconEncuestas para todos los gustos a pedido del cliente. Una cosa es...

Art. 582 Cc el dominio (que se llama también propiedad) es un derecho real en una cosa corporal para gozar y disponer de ella arbitrariamente, no siendo contra ley o derecho ajeno iconDecisiones un libro para «darse cuenta»
«Ninguno de nosotros pide nacer, y por lo tanto, uno no puede deberle a alguien por algo que nunca pidió», sino para que ella se...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com