Iii. Antes de la Convención de los Derechos del Niño (Concepción tutelar del derecho de menores)






descargar 91.46 Kb.
títuloIii. Antes de la Convención de los Derechos del Niño (Concepción tutelar del derecho de menores)
página1/3
fecha de publicación08.09.2015
tamaño91.46 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3
Derecho a la intimidad vs Derecho a la información: en el Derecho Penal Juvenil


Por Mario A. Rodríguez Villegas*  
 

I. Introducción

 

En el presente ensayo intentaré desarrollar de una manera suficiente y eficiente, la confrontación que día con día se produce entre dos derechos reconocidos por el ordenamiento jurídico costarricense, cuales son el derecho a la intimidad de los/ as menores de edad y el derecho a la información, con relación a las personas menores que son objeto del proceso penal juvenil.-

 

Si bien la jurisprudencia constitucional no es abundante con relación al tema, aplicado a los menores de edad, incluso, se logró localizar dos resoluciones del Tribunal Constitucional costarricense, en la cual se analizó dicha controversia, siendo, que a pesar de la escasez, los votos se bastan por sí solos, ya que abordan de una manera muy completa la situación objeto de estudio.

 

Será a la luz de estas resoluciones, que trataré de desarrollar el tema en cuestión, utilizando a su vez, doctrina nacional y extranjera con relación al derecho a la información y derecho a la intimidad.-

 

A su vez, analizaré las normas nacionales e internacionales que consagran dichos derechos, en especial al derecho a la intimidad de los menores de edad, entre la normativa a estudiar se encuentran la Convención de los Derechos del Niño, la Ley de Justicia Penal Juvenil y el Código de la Niñez y la Adolescencia, con la intención de determinar los verdaderos alcances de dichas normas en el ordenamiento costarricense.-

 

II. AntecedentesHistóricos del Derecho Penal Juvenil.-

 

Para Tiffer Sotomayor, el derecho de menores es de reciente creación, siendo, que sus orígenes se circunscriben a 100 años de existencia. Cabe señalar que para realizar un análisis histórico de la evolución de los derechos de los menores de edad, es necesario tomar en cuenta la existencia de dos fases, claramente definidas, las cuales encuentran como eje principal, la promulgación de la Convención de los Derechos del Niño, siendo éstas, antes y después de la creación de dicha normativa de carácter internacional.-

 

"La primera fase abarca desde el inicio de esta disciplina jurídica hasta la promulgación de la Convención sobre los Derechos de los Niños en el año de 1989, manteniendo su influencia, incluso, durante la presente década. La segunda fase se inicia con la promulgación de la Convención y como ha ido impulsando a la gran mayoría de las nuevas legislaciones internas en esta década de los 90, en la que se han generado procesos de cambio, no sólo en lo político- económico, sino también en lo jurídico".1

 

III. Antes de la Convención de los Derechos del Niño (Concepción tutelar del derecho de menores).-

 

Es en el año de 1889, cuando con la creación del Tribunal Juvenil en Chicago, Illinois, se empezó a ver la necesidad de sustraer al menor del proceso penal. Es así, como se empieza a configurar todo un engranaje encaminado a la creación de una competencia especializada en menores de edad, diferente a la de los adultos, y en la cual se encontrara claramente marcada una tendencia tutelar y proteccionista, que conllevaba a considerar que "Los menores de edad estaban "fuera" del Derecho Penal...". 2

 

La tendencia anteriormente indicada, se constituyó en la base de gran parte de las legislaciones de Latinoamérica, ello a criterio del Dr. Tiffer Sotomayor, el cual indica como ejemplos, el caso de la Ley de Agote de 1919 en Argentina, como el caso de nuestro país, el cual en el año 1963, emite la Ley Orgánica de la Jurisdicción Tutelar de Menores, siendo, que la mayoría de estas legislaciones ya no existen, por ser incompatibles con los principios de la Convención de los Derechos de Niño, principios de protección integral y los fines educativos de las sanciones penales.-

 

La concepción tutelar del derecho de menores se encuentra sustentada en la llamada "Doctrina de la Situación Irregular", que según el Dr. Gilbert Armijo Sancho "Esta corriente de pensamiento propugna la "protección" del menor abandonado -y por ende en riesgo social- lo que equivale a etiquetarlo como posible delincuente. Esta "cultura proteccionista", exige separar a los jóvenes de lo que ellos llaman "el terrible derecho penal de adultos". 3Siendo, que la gravedad de dicha teoría radicaba en que "... ni siquiera era necesario un juicio de culpabilidad o reprochabilidad sobre una conducta, aparentemente antijurídica, para que se procediera a su "internación"...". 4

 

En igual sentido, cabe señalar que acorde con la teoría de la situación irregular, "... el menor de edad es considerado un sujeto pasivo de la intervención jurídica, objeto y no sujeto de derechos.

 

La figura del Juez es una figura "paternalista", que debe de buscar una solución para ese menor que se encuentra en situación irregular", mediante la aplicación de una serie de medidas tutelares, que conllevan a la finalidad de buscar la recuperación social del menor de edad".5

 

IV. Después de la Convención sobre los Derechos del Niño.-

 

Ante la cada vez más normal violación a los derechos fundamentales de los menores de edad, por la inaplicabilidad de la ley penal de adultos, nació a la vida jurídica una nueva concepción del derecho de menores. Esta fue denominada "Teoría de la Protección Integral", la cual se basó en la consideración de que los menores de edad son seres humanos sujetos de derechos, por lo cual, se convirtió en un reconocimiento de los derechos del niño como una categoría de los derechos humanos.-

 

En igual sentido, pero con diversa denominación, el Dr. Armijo Sancho, indica que la "teoría de los derechos de la infancia", es aquel conjunto de instrumentos jurídicos de carácter internacional que evidencian un salto cualitativo esencial en la consideración social de la infancia, entre los cuales sobresalen por importancia la Declaración Universal de los Derechos de los Niños, la Convención Internacional de los Derechos del Niño, las Reglas Mínimas de la Naciones Unidas para la Administración de la Justicia de Menores, conocidas también como las Reglas de Beijing, las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para la protección de los Menores Privados de Libertad, las Directrices de las Naciones Unidas para la Prevención de la Delincuencia Juvenil (Directrices de Riad).-

 

Según Virginia Murillo Herrera, Presidenta Ejecutiva - DNI Costa Rica, se podría "...decir que Brasil en 1990 se convirtió en el país modelo para América Latina al asumir, de primero y de manera inmediata, la transformación jurídica con la aprobación del Estatuto del Niño y del Adolescente. Esto tuvo un impacto significativo en la región ya que permitió generar procesos similares, con características propias en cada país". En iguales términos opina Armijo Sancho, al mencionar que "... Brasil puede ser un buen ejemplo que nos puede servir de vitrina donde, por primera vez, la comunidad se compromete en una forma más allá de lo que ha sido tradicional, igual que el Estado y el Poder Judicial".6

 

En el caso de la legislación nacional, es en el año de 1996, cuando entra en vigencia la Ley de Justicia Penal Juvenil, que se logra adecuar el ordenamiento jurídico interno a los principios generales del derecho positivo que se encuentran de forma explícita en los instrumentos internacionales supra citados, siendo, que a criterio del Dr. Carlos Tiffer ("Ley de Justicia Penal Juvenil dentro de los modelos teóricos de política criminal y fuentes legales", contenido en "De la Arbitrariedad a la Justicia: Adolescentes y Responsabilidad Penal en Costa Rica, San José, Costa Rica: UNICEF, 2000, pág. 139), "La promulgación de la Ley de Justicia Penal Juvenil de Costa Rica obedeció a la adecuación de nuestro ordenamiento, principalmente por la influencia internacional y la celebración de congresos y tratados de obligatoria aplicación. También tuvo un origen constitucional, ya se vislumbraba un fuerte enfrentamiento entre la ley tutelar y las garantías constitucionales consagradas para todos los seres humanos, incluyendo desde luego a los niños y a los adolescentes".-

 

Posteriormente, en diciembre de 1997 es aprobado el Código de la Niñez y la Adolescencia, con el consenso de todos los partidos políticos y de la UNICEF, y con la novedad de incorporar en el ordenamiento jurídico costarricense, una serie de derechos fundamentales,7 de los cuales deben de gozar los niños y los adolescentes en nuestro país.-

 

La situación fáctica vivida en Costa Rica, adquiere gran trascendencia en el entendido, de que países como "... Guatemala, que a dos años de haberse aprobado el Código, éste no ha entrado aún en vigencia, ya que existen grupos de poder que han impedido que el Código se haga realidad y que han generado luchas internas queriendo debilitar y desacreditar la labor de las organizaciones sociales y sobre todo los principios de la Convención y los derechos de los niños, niñas y adolescentes.-

 

De igual manera, Nicaragua se encuentra enfrentando una coyuntura muy difícil frente al Código, - aprobado y en vigencia desde hace ya un año -; ya que a partir del asesinato de un Diputado de la Asamblea Nacional a manos de una persona menor de edad en días pasados, se ha orquestado una campaña muy fuerte, tanto en los medios de comunicación como en las esferas políticas, por querer reformar el Código o derogarlo. Se ha creado también, una ola de opinión pública en la que han puesto al Código como el culpable del aumento de la violencia juvenil, de la delincuencia y de haber promovido la impunidad. Frente a presiones políticas y sociales, y frente a las violaciones constantes de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, no queda más a las organizaciones no gubernamentales que mantener una postura de denuncia, lo que lleva a estar constantemente en relaciones tensas con el gobierno".8

 

V. El Derecho a la Intimidad y a la Imagen. Concepto del Derecho a la Intimidad (Doctrinal y Jurisprudencia).-

 

Para Rubén Hernández Valle, el derecho a la intimidad es aquel derecho "... que garantiza un ámbito privado reservado a la propia persona y del que quedan excluidos los demás, salvo, desde luego, que el titular del derecho desee compartir esa zona de privacidad con otros semejantes". 9 A su vez, el derecho a la intimidad protege también el contorno familiar de la persona, por lo que cada individuo tiene el derecho de exigir respeto no sólo de sus actuaciones como ser individual, sino también como parte integrante de un núcleo familiar, ya que esos lazos inciden en la propia esfera de la personalidad de cada uno.-

 

Por otra parte, Oliveros Lapuerta, citado por Vicente Herce de la Prada, señala que "El derecho a la intimidad es un derecho de la personalidad y como tal le son aplicables todos los caracteres y formas de que gozan aquellos. El derecho a la intimidad es personalísimo y toda persona lo tiene por el hecho de serlo. Ella misma es la que debe determinar cuándo y hasta qué medida quiere exteriorizarse y ponerse en contacto con la sociedad".10

 

Por otro lado, el criterio de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, en uno de los votos más importantes, con relación al derecho a la intimidad, y específicamente a la protección especial de los menores de edad, determinó que el derecho a la intimidad "... es el derecho del individuo a tener un sector personal, una esfera privada de su vida, inaccesible al público salvo expresa voluntad del interesado".11

 

A su vez, en resolución número 1261- 90 de las 15: 30 horas del 9 de octubre de 1990, se dispuso lo siguiente:

"En una democracia todo ciudadano tiene derecho a mantener reserva sobre ciertas actividades u opiniones suyas y obtener amparo legal para impedir que sean conocidas por otros...; resulta imposible o muy difícil convivir o desarrollar a plenitud los fines que una persona se propone, sin gozar de un marco de intimidad, protegido de injerencias del Estado u otros ciudadanos."12

 

Cabe mencionar que "Por tratarse de un derecho personalísimo, el de la intimidad no es extendible en favor de las personas jurídicas".13 Entre las razones de ello, prevalece "... sobre todo en la naturaleza de la intimidad, hay que concluir que sólo las personas físicas pueden ser sujetos de la intimidad".14

 

VI. Concepto del Derecho a la Imagen y su vínculo con el Derecho a la Intimidad.-

 

Uno de los puntos de más discusión con respecto al derecho a la imagen, "... consiste en si el derecho a la imagen puede encuadrarse como una manifestación destacada del derecho a la intimidad...".15 La importancia de referirnos a ese problema de índole eminentemente doctrinal, se encuentra presente en que por un lado, existen autores que consideran que son derechos autónomos y por el contrario, existe una corriente que defiende la posición de que son un mismo derecho.-

 

El Dr. Henández Valle es de la corriente que considera que "Del derecho a la intimidad deriva también el derecho a la propia imagen, que consiste en la facultad de cada persona de decidir respecto al empleo de su propia imagen, lo que implica la facultad de oponorse a que se utilice aquella, con o sin fines de lucro, sin su propio consentimiento".16

 

Agrega el mismo autor, que "El derecho a la imagen es aquél que la persona tiene a su propia representación externa, dado que constituye una especie de proyección de la persona".17 Coincide con la anterior opinión, Batle Salles citado por Vicente Herce de la Prada, el cual señala que la intimidad "... es un derecho amplio que abarca: la defensa de la morada, el secreto de los aspectos profesionales, de negocios y epistolar; de comunicaciones; el derecho al honor, al nombre y a la propia imagen" (la negrita no corresponde al original).18

 

En igual termino, De Cupis, citado por Vicente Herce de la Prada, engloba el derecho a la imagen en el derecho a la intimidad, considerándolo "... como aquel modo de ser de la persona que consiste en la exclusión por otros del conocimiento de cuanto tiene relación con la persona misma".19

 

De manera contraria, Oliveros Lapuerta citado igualmente por Vicente Herce de la Prada, "...considera que el derecho a la imagen y el de la intimidad también están íntimamente relacionados como el de la imagen con relación al honor. Toda persona tiene derecho a que su imagen no se reproduzca de tal forma que su intimidad pueda quedar perjudicada. Pero debe quedar claro que se trata de distintos derechos".20

 

Manteniendo la tesis anterior, Romero Coloma, señala que "... el derecho a la imagen es un derivado o una consecuencia lógica o natural del derecho a la intimidad en el sentido de que toda persona tiene derecho a que su imagen no se reproduzca, de tal forma que la intimidad pueda quedar perjudicada".-

 

Recapitulado, compartimos el criterio de Balaguer Callejón citado por Vicente Herce de la Prada, el cual afirma "... la imagen constituye un derecho autónomo respecto a los de la intimidad y el honor, ya que la imagen hace referencia a un derecho puramente externo en contraposición a la intimidad que consiste precisamente a un derecho que no sean desvelados aspectos íntimos de la personalidad y el honor que pueda tratarse de aspectos internos o externos, pero que lesionan la intimidad personal". En otras palabras, el derecho a la imagen es un derecho que posee características propias, como las siguientes:

- Es un derecho adquirido;

- es un derecho subjetivo privado y absoluto en el lado interno;

- es un derecho personalísimo dotado de un contenido potencialmente patrimonial;

- es un derecho inalienable, irrenunciable, inexpropiable e imprescriptible;

- es un derecho intrasmisible "mortis causa".-

 

Además, de que presenta una estrecha relación con el derecho a la intimidad, en el entendido de que la vulneración del derecho a la imagen, influye inmediatamente en el derecho a la privacidad o intimidad, pero partimos de que son dos derechos independientes uno del otro.-

 
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Iii. Antes de la Convención de los Derechos del Niño (Concepción tutelar del derecho de menores) iconDerechos personalísimos. Derecho a la salud y a la integridad personal....

Iii. Antes de la Convención de los Derechos del Niño (Concepción tutelar del derecho de menores) iconConvención sobre los Derechos del Niño

Iii. Antes de la Convención de los Derechos del Niño (Concepción tutelar del derecho de menores) iconConvención sobre los Derechos del Niño

Iii. Antes de la Convención de los Derechos del Niño (Concepción tutelar del derecho de menores) iconConvención sobre los Derechos del Niño

Iii. Antes de la Convención de los Derechos del Niño (Concepción tutelar del derecho de menores) iconDerechos personalísimos. Menor portadora de hiv. Situación de pobreza....

Iii. Antes de la Convención de los Derechos del Niño (Concepción tutelar del derecho de menores) iconTexto completo de la Convención sobre los Derechos del Niño

Iii. Antes de la Convención de los Derechos del Niño (Concepción tutelar del derecho de menores) icon2) Ley de Violencia Familiar de la Provincia de Córdoba (9283) –Ley...

Iii. Antes de la Convención de los Derechos del Niño (Concepción tutelar del derecho de menores) iconConvención Internacional sobre los Derechos del Niño Texto adaptado...

Iii. Antes de la Convención de los Derechos del Niño (Concepción tutelar del derecho de menores) iconInforme de estado sobre el cumplimiento del protocolo facultativo...

Iii. Antes de la Convención de los Derechos del Niño (Concepción tutelar del derecho de menores) iconResumen: La República de Cuba es firmante y estado-parte de la Convención...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com