Derecho del trabajo y de la seguridad social






descargar 3.41 Mb.
títuloDerecho del trabajo y de la seguridad social
página15/75
fecha de publicación07.09.2015
tamaño3.41 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   ...   75


5609/11450

3) Becas:

Las becas, también llamadas prácticas rentadas, tienen como finalidad la capacitación y entrenamiento del becado por la empresa becaria y la posterior inserción laboral en la compañía que ha contratado la beca o en otra que necesite de sus servicios.

La ley 24241 —de jubilaciones y pensiones—, en sus arts. 6 y 7, establece como prestaciones no remuneratorias a las asignaciones pagadas en concepto de becas.

— Sujetos y requisitos: En este contrato intervienen: la persona becada y la empresa becaria.

El contrato de beca se debe realizar por escrito y debe contemplar el sistema de evaluaciones y el programa de capacitación y entrenamiento.

— Cese del contrato: No genera indemnización ni preaviso. La empresa deberá entregar certificado que acredite la capacitación y entrenamiento, y la especialización u oficio adquirido.

PRÁCTICA LABORAL. MODELOS

5609/11470

1) Telegrama para solicitar aclaración de situación laboral.

Ante negativa de tareas intímole plazo dos días hábiles aclare situación laboral, bajo apercibimiento de considerarme despedido su culpa.

Contestación que aduce contrato por tiempo determinado.

Rechazo su telegrama nº ...... Resulta inexistente la negativa de tareas aducidas ya que entre las partes medió un contrato de plazo fijo iniciado el ...... y que se extinguió el día ...... habiendo sido preavisado oportunamente. Absténgase de efectuar reclamos afirmando una inexistente vinculación de tiempo indeterminado. Obra en mi poder contrato a plazo fijo suscrito por usted y comunicación telegráfica del preaviso.

5609/11480

2) Telegrama para comunicar contrato a plazo fijo.

En virtud del contrato suscrito entre las partes, el Sr. ...... prestará tareas de operario en el sector ......, por el plazo de tres meses, causa que se debe a licencia sin goce de haberes solicitada por el dependiente ...... La remuneración que se ha convenido es la que fija el convenio colectivo de la actividad ...... más un incremento del 12 % por el lapso de trabajo. El Sr. ...... queda notificado que al cumplimiento del período indicado terminará toda relación con esta empresa.

5609/11490

3) Telegrama de preaviso en el contrato a plazo fijo.

Preavisámosle la terminación del contrato a plazo fijo el día 20 de agosto. Queda notificado.

Telegrama de rechazo de invocación de plazo fijo.

Rechazo preaviso de telegrama nº ...... otorgado sin cumplimiento de las formalidades que prescribe la L.C.T. El contrato al que hace referencia es por tiempo indeterminado pues no obedece a necesidades extraordinarias de la empresa sino que encubrió un período de prueba. Efectúo reclamo indemnizaciones por falta de preaviso e integración del mes de despido.

5609/11500

4) Prestaciones por desempleo. Declaración jurada del trabajador (art. 9 , decr. 739/92).

Buenos Aires, ...... de .................. de ......

Señor (empleador)

En virtud de lo dispuesto en el art. 9 del decr. 739/92 declaro bajo juramento que NO/SÍ (tachar lo que no corresponda) soy beneficiario de las prestaciones por desempleo previstas en la ley 24013 .

(Si se es beneficiario y pidió la baja, agregar:)

Se adjunta al presente el comprobante de presentación de pedido de baja de dichas prestaciones.

Saludo a Ud. muy atentamente.

(firma del trabajador)

5609/11510

5) Contrato de trabajo a plazo fijo.

Entre ......... con domicilio en la calle ......... de esta Capital, representada en este acto por el Sr. .................. con D.N.I. nº ......... en su carácter de apoderado —en adelante la empleadora—, por una parte, y por la otra el Sr. ......... con D.N.I. nº ......... domiciliado en la calle ......... de esta Capital —en adelante el trabajador—, se celebra el presente “contrato de trabajo a plazo fijo”, sujeto a la legislación vigente y a las siguientes condiciones:

PRIMERA: el empleador contrata al trabajador y éste acepta desempeñarse a sus órdenes durante la vigencia del presente contrato.

SEGUNDA: el trabajador realizará las siguientes tareas .........

TERCERA: el plazo del presente contrato será de 180 días, a partir del día ....../......./......., por lo que finalizará el día....../....../......

CUARTA: la contratación del trabajador por el plazo del presente acuerdo obedece a razones operativas de la empresa......... (especificar la causa) .........

QUINTA: el trabajador deberá realizar sus tareas los días lunes a viernes, inclusive, en el horario de ...... hs. a ...... hs.

(firma del empleador) (firma del trabajador)



5609/11520

JURISPRUDENCIA

5609/11530

1) Duración del contrato.

No obstante el nomen juris utilizado por la empleadora para formalizar los sucesivos contratos con el dependiente, no caben dudas que estando reglamentado que la contratación de personal no permanente es de carácter excepcional y extraordinario, justificado únicamente por necesidades imposibles de cubrir con los procedimientos normales, la relación laboral debe considerase regida por la L.C.T. Es inadmisible argumentar que se trata de contratos de derecho público de carácter “temporario” o “excepcional”, si la relación laboral se prolongó por veintiún años. Resolver lo contrario importaría desconocer derechos como el de la protección contra el despido arbitrario y la directiva de esta Corte en el sentido que en los litigios laborales debe actuarse con suma cautela para llegar a la denegación de beneficios reconocidos por las leyes de la materia. C.S.J.N., 27/12/88.

5609/11540

2) Plenario 50. Contrato de temporada. Indemnización.

En el trabajo de temporada a los efectos de establecer el monto de las indemnizaciones derivadas del despido, se computa como antigüedad el tiempo trabajado durante los períodos de actividad de la explotación. “Bonanata, Grozia Emma, c. Nestlé S.A.”, 13/5/59.

5609/11550

3) Plenario 34. Contrato de trabajo en temporada. Caracterización.

En los contratos típicos de temporada —actuación en establecimiento donde se realizan actividades total y exclusivamente en determinadas épocas del año— la prolongación del período real de actividad no implica una modificación en el carácter de la relación; en cambio, cuando en los contratos de temporada realizados en establecimientos cuya actividad es continua, se conviene un aviso previo a la terminación de la temporada, el hecho de que se curse con posterioridad al vencimiento del límite máximo establecido para su finalización —sin mediar oportuna reclamación del empleado—, asigna al contrato el carácter de permanente continuo. “Acuña, Alejandro, c. Frigorífico La Negra” , 24/7/56.

5609/11560

4) Contrato a plazo fijo. Justificación. Procedencia.

En la actividad teatral, la permanencia de una obra en cartel depende de la acogida que le dipense el público, lo que justifica la limitación temporal de la contratación (art. 90 , inc. b). Si los actores contratados para desempeñarse en una pieza teatral que resultó un éxito y su permanencia en cartel estuvo sujeta desde el comienzo a la repercusión en el público, no puede inferirse que los actores pudieron tener la expectativa a la conservación del empleo. Si la sucesiva renovación de contratos a plazo estuvo sujeta al éxito de la obra teatral en la que se desempeñaban los actores, cabe concluír que la suscripción continuada de dichos contratos, no configuró la situación contemplada en el último párrafo del art. 90 de la L.C.T., en tanto no se excedieron las exigencias previstas en el inc. b de dicha norma legal. Sala VIII, 23/10/97, “Lupardo, Sergio O., y otros, c. Bim Bam Bum Producciones S.A.” (“D.T.”, 1998-A, p. 724).

Reúne las exigencias sustanciales de un contrato de trabajo a plazo fijo el que suscribieron las partes especificando concretamente la causal que dio lugar a tal vínculo, esto es, el reemplazo de un miembro del personal estable de la demandada, identificado con nombre y apellido y que se hallaba en uso de licencia extraordinaria. Tal situación puede ser considerada, sin lugar a dudas, como transitoria y extraordinaria, y es independiente de la reincorporación o no del que fuera titular del cargo. Sala V, 23/10/92, “Romero, Daniel, c. Liga Argentino de Lucha contra la Tuberculosis, s. despido”.

Cuando el contrato de trabajo se refiere a tareas normales propias del giro de la empresa, aún cuando sea para cubrir exigencias extraordinarias, es necesaria la comunicación expresa de esa circunstancia a los trabajadores al momento de su contratación puesto que, de no hacerlo, éstos podrían crearse falsas expectativas de permanencia del vínculo. Así lo impone el precepto de deber genérico de buena fe contractual plasmado en el art. 63 de la L.C.T. Sala VII, 16/3/90, “Maldonado, Héctor, c. Travail Servicios Empresarios Soc. de Hecho”.

El inc. b del art. 90 de la L.C.T. no sólo aspira a conjurar fraudes, sino también a establecer modalidades contractuales diseñadas para responder a necesidades económicas de la empresa. En tal sentido, se halla dentro de las facultades establecidas por los arts. 65 y 68 , L.C.T., contratar personal a plazo fijo para ocupar las bajas transitorias de trabajadores que se hallan con licencia por enfermedad. Sala VIII, 31/5/89, “Vera, Juan D., c. Copinco Investigaciones S.A.” .

En un establecimiento frigorífico la carga y descarga de reses para ser trozadas no puede, por sus características, ser considerada una tarea eventual. El hecho de que los changarines puedan ser contratados esporádicamente, si bien resulta atendible, debe ser fehacientemente acreditado en cada caso concreto. Sala II, 27/3/91, “Gil Galeano, Julio, c. Arrigoni Rubber, s. despido” .

5609/11570

5) Contrato eventual. Transitorios.

A los fines de acreditar la existencia de un contrato de trabajo eventual, la demandada (un estudio jurídico) debió probar cuál era su giro normal a la época de la contratación de la accionante, qué cantidad de clientes habría ingresado de manera repentina o imprevista o en qué magnitud tal incorporación habría afectado el normal, lógico y habitual funcionamiento del mismo, y por sobre todas las cosas, si bien es admisible que en el orden natural y lógico de las relaciones entre clientes y abogados, los ligámenes que unen a los mismos no son eternos, debieron arrimarse los elementos que caracterizaran la relación como referida a un pico de trabajo sin una voluntad de una mínima y razonable continuidad en la ralación iniciada. Sala IX, 30/6/97, “Echagüe, Nélida, c. Arthur Lindey S.A. y otros, s. cobro de salarios”.

Por aplicación del art. 90 , L.C.T., resulta insuficiente la existencia de la documentación firmada por el trabajador y de la cual pueda surgir que sus tareas no serían estables o de carácter permanente ya que la caracterización de la relación laboral como eventual, no depende del conocimiento que el trabajador pueda o no tener de la supuesta transitoriedad de las tareas (mediante la firma de un contrato) sino de que las modalidades de dichas tareas, razonablemente apreciadas, así lo justifican. Sala X, 18/7/97, “Rodríguez, Juan, c. Refinería de Maíz S.A. y otro”.

Si no se ha demostrado que la trabajadora (en el caso, una empleada bancaria) haya sido contratada porque “las modalidades de las tareas o de la actividad razonablemente apreciadas...” así lo justificaran, resulta incumplido el requisito del inc. b, art. 90 , L.C.T., más allá de que la entidad empleadora sea un banco “en liquidación”, pues dicho motivo no exime a la principal de cumplir con el mencionado requisito. Sala IV, 29/9/94, “Bonnano, Mariana Gabriela, c. Banco de Italia y Río de la Plata en liquidación, s. despido” .

El trabajo de carácter permanente no depende de la cantidad de días de presentación en la semana o en el mes, sino de la habitualidad y vocación de permanencia de la relación, aun con cierta discontinuidad. Por lo tanto, la labor prestada dos veces por semana, que no obedezca a las razones extraordinarias expresadas en el art. 99 , L.C.T., configura la modalidad de contrato por tiempo indeterminado, pues hay permanencia jurídicamente garantizada. Sala V, 30/3/92, “Oña, Omar, c. Milanowski Witold, s. despido” .

Si el demandante fue contratado por una de las codemandadas y enviado a la empresa de correos para cumplir tareas propias del giro empresarial de la requirente, al no haberse demostrado la eventualidad de las tareas que debió realizar, no corresponde la aplicación de lo expresado por el art. 29 , L.C.T., y en consecuencia, corresponde que sea considerado empleado directo y permanente de la empresa usuaria, resultando solidariamente responsable ambas codemandadas. Sala III, 28/4/97, “Garro, Mario, c. Olce Consultores de empresas S.R.L. y otros, s. despido”.

La expresión de que el actor fue contratado debido a “un pico ocasional de trabajo” no puede valer en un juicio como permisiva de la excepción prevista en el tercer párrafo del art. 29 , L.C.T., a menos que quien pretende usarla como defensa, concrete primero en la contestación de demanda y después en la prueba, que dicha contratación se realizó para la satisfacción de resultados concretos tenidos en vista" para el empleador, en relación a “servicios extraordinarios determinados de antemano” o “exigencias extraordionarias y transitorias de la empresa, explotación o establecimiento” o, en su caso, cuando se da una prestación que de por sí indica que el vínculo comienza y termina con la realización de la obra, ejecución del acto o la prestación del servicio para el que fue contratado el trabajador. Sala IV, 28/8/91, “Aguirre, Eduardo, c. Krone’x A., s. despido” .

5609/11580

6) Empresas de servicios eventuales.

Las empresas de servicios eventuales son aquellas que, con trabajadores permanentes, cubren necesidades transitorias de otras empresas y el vínculo laboral se perfecciona con la prestadora y no con la destinataria a la que sólo se podría responsabilizar de no existir un cumplimiento cabal de las exigencias del régimen mismo. En consecuencia, no es exigible que la contratación con su empleadora se celebrase por escrito, porque esta formalidad sólo se impone en las modalidades a las que alude el Capítulo 2 de la ley 24013 y de acuerdo con lo previsto por el art. 31 de la normativa de que se trata. Sala VIII, 18/9/95, “Cicerchia, Valeria, c. Perfil Profesional S.A., s. despido” .

Las empresas de servicios eventuales son entidades constituídas como personas jurídicas que tienen por objeto exclusivo poner a disposición de terceros, llamados usuarios, trabajadores para cumplir en forma temporaria servicios extraordinarios determinados de antemano o exigencias extraordinarias y transitorias de las empresas (cfr. art. 2 del dec. 342/92). Para llevar a cabo esta finalidad lucrativa contrata trabajadores propios, cuyo vínculo jurídico es una relación no eventual sino permanente y discontínua (cfr. art. 4 del decreto de marras), en principio y sin perjuicio de la utilización de alguna otra modalidad, estos dependientes sólo tienen obligación de tolerar un período de interrupción entre destino y destino no superior a los 60 días corridos o a los 120 días alternados en un año aniversario. Si su empleadora no cumple con este condicionado deber de ocupación, el dependiente puede darse por despedido, previa intimación fehaciente, y será acreedor a las indemnizaciones que aluden los arts. 232 y 245 , L.C.T. (cfr. art. 6 , incs. 1, 3 y 6 del decr. 342/92). Sala VIII, 18/9/95, “Cicerchia, Valeria, c. Perfil Profesional S.A. s. despido”.

5609/11590

7) Contrato de tiempo determinado por lanzamiento de nueva actividad.

No puede encuadrarse como el lanzamiento de una nueva actividad en los términos del art. 47 de la ley 24013 ni como “una nueva línea de producción en un establecimiento preexistente” a las renovaciones de las prendas que produce un establecimiento y/o a las variaciones relativas al diseño o a la moda y que corresponden al giro habitual de la empresa que constantemente va adecuando sus productos ya existentes a los requerimientos de los consumidores. Sala VIII, 19/12/96, “Medina, Adriana Beatríz, c. Virtus S.A., s. despido”.

5609/11600

8) Contrato de tiempo determinado como medida de fomento de empleo.

Un consorcio de propietarios puede hacer uso de las modalidades contractuales promovidas establecidas en los arts. 43 a 65 de la ley 24013, cumplimentando —como cualquier empleador— los requisitos exigidos por ese cuerpo legal, pero no en las condiciones establecidas en el art. 89 de la ley 24467. Juzgado del Trabajo nº 66, 30/12/96, sent. 1960 (consentida), “Acosta, Juan Alberto, c. Consorcio de Copropietarios de la Av. del Libertador 672/676, s. despido”.

5609/11610

9) Becarios. Cursos de capacitación.

Si la accionada inscribió al actor como su “promotor” antes de que finalizara su contrato de “beca”, sólo puede interpretarse como que consideraba al mismo en carácter de empleado desde dicho momento. (art. 306 , C.P.C.C.N.). Sala III, 13/6/97, “Chamer, Rafael, c. Activa A.F.J.P. S.A., s. despido” .

Toda vez que el objetivo contractual de la beca era la capacitación técnica y práctica sobre la aplicación de un régimen novedoso, como el creado por la ley 24241 , resultando al final del período una evaluación que determinaba la posibilidad de ser promotor de servicios de afiliación, cabe concluír que el objeto de tal contrato era la capacitación y no la prestación de servicios a favor de la accionada en los términos de los arts. 21 y 22 de la L.C.T. Sala II, 27/5/97, “Cavanese, Hernán, c. Activa Anticipar A.F.J.P. S.A., s. diferencias salariales”.

Si el actor se desempeñó para una A.F.J.P. en base a un “contrato de beca”, por el cual se lo capacitó en un curso que duró 9 días y luego pasó a desempeñar funciones dirigidas por un supervisor, cumpliendo un horario fijo, realizando una cantidad determinada de promociones diarias en representación de las empresas del grupo y rindiendo cuenta diaria de la actividad cumplida, debe considerarse que existió en realidad una inserción del actor en una empresa ajena, mereciendo ser calificada tal relación como laboral (art. 25 , L.C.T.). Para llegar a tal solución no importa que las partes hayan caracterizado tal relación como práctica rentada. Sala X, 31/10/96, “Goncálvez, Juan, c. Activa A.F.J.P., s. despido”.

No existe relación laboral entre las partes cuando los que suscribieron “becas” por tres meses con la empleadora no tenían responsabilidad en el resultado de las tareas que realizaban, concurrían en un horario menor al resto del personal de la empresa, gozaban de flexibilización horaria en función de sus estudios y podían usufructuar dos semanas de licencia. Sala II, 1/2/94, “Llana, Paula, c. Colorín Industria de Materiales Sintéticos S.A., s. despido”.

CAPÍTULO VII - DERECHOS Y DEBERES DE LAS PARTES

1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   ...   75

similar:

Derecho del trabajo y de la seguridad social iconDerecho del trabajo y de la seguridad social I facultad de Derecho Universidad de la República

Derecho del trabajo y de la seguridad social iconDerecho del trabajo y de la seguridad social I facultad de Derecho Universidad de la República

Derecho del trabajo y de la seguridad social iconDerecho del trabajo y seguridad social

Derecho del trabajo y de la seguridad social iconDerecho del trabajo y de la seguridad social

Derecho del trabajo y de la seguridad social iconUcat derecho colectvo del trabajo y la seguridad social

Derecho del trabajo y de la seguridad social iconUcat derecho colectvo del trabajo y la seguridad social

Derecho del trabajo y de la seguridad social iconUcat derecho colectvo del trabajo y la seguridad social

Derecho del trabajo y de la seguridad social iconSección Jóvenes de la Sociedad Internacional de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social

Derecho del trabajo y de la seguridad social iconDerecho del trabajo y de la seguridad social 1/2010 Profesores: Cristian...

Derecho del trabajo y de la seguridad social iconG3111123 Derecho del Trabajo I (Marco Normativo de las Relaciones...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com