Propiedad intelectual, derechos de autor, derechos morales y ley de cine “bautizada”






descargar 67.51 Kb.
títuloPropiedad intelectual, derechos de autor, derechos morales y ley de cine “bautizada”
página1/3
fecha de publicación07.09.2015
tamaño67.51 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3
PROPIEDAD INTELECTUAL, DERECHOS DE AUTOR, DERECHOS MORALES Y LEY DE CINE “BAUTIZADA”

¿Solo atañe a guionistas?

Guionistas discutirán sobre la Ley de Derechos de Autor vigente desde hace 19 años

Autor: Correo del Orinoco
Fecha de publicación: 21/03/12


http://www.aporrea.org/imagenes/iconos/impresorita2.pngImprimir

http://www.aporrea.org/imagenes/gente/encuentro_guionistas_p.jpg

Credito: Miguel Romero







21 Marzo 2012 - Una discusión sobre los derechos de autor vinculados al ejercicio de la escritura de textos para producciones audiovisuales, será uno de los temas principales en el primer Encuentro de Guionistas que se llevará a cabo desde este viernes 23 y hasta el domingo 24 de marzo, en la Sala Ana Julia Rojas de la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte). Así lo informó el coordinador de la actividad, Rodolfo Santana, durante la rueda de prensa para la presentación de la actividad.

En el encuentro, en el que participarán unos 100 guionistas profesionales y más de 200 estudiantes de Comunicación Social y Artes, se leerán un total de 32 ponencias relacionadas con los temas de la formación profesional en la escritura de textos para productos audiovisuales en Venezuela; la creatividad en los guiones; cine de bajo presupuesto y los derechos en el campo laboral y social.

El dramaturgo agregó que la programación ya está sistematizada para aprovechar el tiempo al máximo. Luego de las lecturas de las ponencias de cada tema se dispondrá el espacio para la discusión colectiva. “Va a ser como muy muy intenso. Será un movimiento de análisis que no se va a detener desde el comienzo el viernes hasta el domingo”, advirtió.

Más allá del temario preparado, Santana destacó que el objetivo central es establecer vínculos entre los guionistas, que hasta ahora han trabajado como “pequeñas islas”.

“Este encuentro nos permitirá conocernos entre nosotros, cruzar experiencia, hablar, sobre lo que se está haciendo. Nosotros (los guionistas) no hemos hablado, no nos hemos encontrado, no nos reconocemos y esta es la oportunidad para hacerlo y la vamos a aprovechar en estos tres días”, aspiró el escritor.

ESTA HISTORIA CONTINUARÁ

Se espera que este sea el primer encuentro de muchos que permitan la organización y el debate de los temas que afectan a todos los guionistas por igual. Inclusive, esta previsto crear un organismo gremial, exclusivo para los guionistas, dentro de la Asociación Nacional de Autores Cinematográficos (Anac).

La entidad permitirá, entre otras cosas, proseguir los diálogos entre las autoras y los autores. “Porque de nada sirve un evento de este tipo si eso no conlleva a una permanente discusión y encuentro”, acotó Santana.

Para la última jornada de la actividad, el cronograma contempla un debate sobre la Ley de derechos de Autor guiado por representantes de la Sociedad de Autores y Escritores de Venezuela (Sacven) y la Asociación Civil para el Bienestar del trabajador Cinematográfico (Abicine).

El coordinador de la actividad recordó que la actual Ley de Derechos de Autor, más allá de tener 19 años de vigencia, sin ninguna revisión efectiva, ha sido, paradógicamente, un instrumento de explotación de los guionistas es, “porque consagra un articulado opresor y depredador”. “Fue una ley hecha para favorecer a las cúpulas ejecutivas de las televisoras”, denunció.
MUCHO DE QUÉ HABLAR

Las ponencias sobre el tema de la formación estarán a cargo de profesionales como Carmen Roa Yusti, Solveig Hoogesteijn, Elena Soto, Liliane Blaser, Patricia Ortega, Carlos Díaz, José Ricardo Araujo Balza, Joaquín Cortez, Liris Acevedo Donis, Pablo de la Barra y César Cortéz.

Sobre el tema de la creatividad, el reflejo de la realidad venezolana en nuestro productos audiovisuales y la influencia en la manera de contar de los guionistas venezolanos, hablarán Jacobo Penzo, Mónica Montañes, Laura Antillano, Elio Palencia, Néstor Caballero, Edgar Narváez, Pedro Salima, Jorge Díaz, Edilio Peña, Juan Ramón Pérez, Inti Torres y Juan Brinés.

En cuanto a los derechos de autor tienen exposiciones preparadas Yajaira González, Mauricio Odreman, Roberto Azuaje, Enmanuel Chávez, Ignacio Márquez, Mabel Paredes, Thaelman Urgelles, Yusbei Uzcátegui González, Malena Roncayolo y Patricia Kaiser.

Texto/Luis Jesús González Cova



Revolución y Cultura

Deteniendo La Película

Autor: Alberto Monteagudo*
Fecha de publicación: 04/11/10


http://www.aporrea.org/imagenes/iconos/impresorita2.pngImprimir

Octubre 2010

Estamos en una etapa crucial, común a todo movimiento que insurge en contra de cualquier poder hegemónico. Es la coyuntura en la cual ambas partes; luego de superados los primeros momentos de sorpresa, desconcierto y desorden, ya reorganizados y  evaluados con más serenidad los hechos, corrigen los errores propios de su inicial  proceder reactivo y se preparan para el enfrentamiento definitorio. En las filas revolucionarias, si ha de conservarse el poder conquistado (en eso va  la vida) los asuntos a resolver son tremendamente complejos. No se cuenta con la ventaja de poseer, como el adversario, cuadros con amplia experiencia en el manejo del poder establecido (poder que en Venezuela la derecha conserva en alto grado) a lo que, como elite dominadora, suma una clara e inmediata percepción  estratégica de los intereses en juego a corto y largo plazo.

Esto último, como hoy puede verse claramente, les facilita las alianzas inter-pares, superando  (o postergando)  debilitantes luchas intestinas. A esto hay que sumar ¡faltaría más! el apoyo de la mayor potencia imperial que el mundo ha conocido; más peligrosa hoy, en plena decadencia.

En el otro bando; (el nuestro) aunque históricamente el poder popular se asienta en la fuerza del número;  cuando de su seno no surgen  elementos unificadores, inspiradores, orientadores, claramente percibidos por el colectivo como garantía de triunfo, luego del primer momento de movilización aluvional  la fuerza tiende a disiparse en metas dispersas e imprecisas. De darse esta situación, la entropía  desmovilizadora erosiona rápidamente el fervor, la iniciativa y creatividad revolucionaria, facilitando  la labor de la reacción, tanto  fuera como dentro de su seno.

En el caso de Venezuela, la aparición del aquél joven comandante Chávez  y su “por ahora”, galvanizó el imaginario colectivo y potenció la histórica cultura igualitaria, rebelde y corajuda de todo un pueblo a un grado que el adversario no pudo prever, ni en lo inmediato enfrentar eficazmente ("hasta  ahora").

Hoy, luego de once años de Revolución Bolivariana, detengamos un momento la película y veamos que tenemos. El último cuadro nos muestra la ominosa imagen del regreso de quienes hace  solo minutos vimos plegándose al golpismo fascista -imperialista.

El análisis de este único fotograma bastaría para revisar todo el guión en busca de las pistas que pudieran explicar (explicarnos) que pasó; y por consiguiente avizorar el progreso de la trama. Una cosa se ve clara; el pueblo, el gran protagonista; aún reconociendo  mayoritariamente el liderazgo del comandante Chávez (por quién se ha jugado la vida en mas de un lance  y sigue dispuesto a hacerlo) hoy reclama (reclamamos) de manera cada vez mas audible y urgente, una mayor participación en la escritura de la historia.

El avance dentro de nuestras filas, del camaleonismo conciliador, reformista corrupto y corruptor (estos ingredientes siempre van juntos) es de una evidencia incontestable, como también su creciente asociación con astutos capitalistas de la vieja especie, ahora impulsando una cruzada por un empresariado “socialmente sensible”, mas una especie roja-rojita, que han brotado como hongos en la parte sombría de la revolución.

Será cosa de ver como estos grupos, sumados a la oposición parlamentaria, le facilitarán al trabajo lobbista a las corporaciones del negocio transgénico, eco-bio-devastador; de la industria farmacéutica transnacional, explotadora terrorista  de  rentables neo-plagas; de la industria  turístico-culturicida; de la explotación minera, envenenadora y etnocida y de las infaltables ”industrias culturales”, cabeceras de playa de la neocolonización mental que sigue campeando intocada luego de  estos diez años.

Para quienes, entendiendo que “La Revolución; es cultural, o no es” hemos venido denunciando sus actividades y luchando por una Ley Orgánica De Cultura Permanente, se abre un nuevo escenario que debe encontrar unidos a todos quienes comparten dicho postulado.

A los proyectos de ley que pasaron por la Asamblea Nacional (¿son cinco o seis?) algunos preñados de muy malas intenciones (como el que se aprobó en primera discusión durante el período de cohabitación con “la cuarta” y que afortunadamente un grupo de patriotas logramos abortar) hoy se suma otro, que nadie fuera de Asamblea Nacional conoce, y que según su promotora de Queipo, fue consultado “con un amplio abanico de gremios y asociaciones populares.”  

Desafortunadamente, como ha venido sucediendo con los ”n” proyectos existentes, al parecer una vez más impera la carrera a última hora para lograr su aprobación a como dé lugar .

Desafortunadamente también, una vez mas habrá que salirle al paso, malgastando fuerzas y capacidades que bien pudieran emplearse en un debate mas trascendente, que no es otro que el que tiene como propósito la construcción colectiva  de una base de valores compartidos que, partiendo del inmenso legado bolivariano-robinsoniano, le de cohesión y rumbo a esta resurrección de lo mejor de este bravo, inteligente y abnegado pueblo.

Por algo es que el enemigo estratégico y sus sirvientes han movido (con éxito) importantes recursos para desnaturalizar toda disposición legal  inspirada en la definitiva soberanía nacional (Ej.; el fallo del Tribunal Supremo de Justicia que denunciara Luis Britto García y que al permitir la jurisdicción de tribunales y árbitros internacionales) deja indefensa a Venezuela frente a demandas como la adelantada contra la nación por la transnacional petrolera Exxon.

Con la estratégica legislación cultural el asalto a sido masivo; Ley del Libro; de Artesanía; Ley Resorte; de Ciencia, Tecnología e Innovación; Ley de Cine, Lopna; Ley de Derechos de autor; etc. Instrumentos que habrá que R-evisar y  R-ectificar para que la tercera “R” sea la de R-eimpulsar y no la de R-etroceder en lo moral, en lo político, en lo social, en lo territorial, en lo científico-tecnológico; en lo ideológico, es decir: en “lo cultural”.

“¡Vamos Rocinante; hacia lo Cultural; Rediez!
¡Que solo el pueblo salva al Pueblo!”

“¡Hasta cuándo yo hablo con piedras!”
Hugo Chávez
Aló Presidente 5 de diciembre de 2009

monteagudo28@gmail.com

* Comunicador visual-Docente



Socialismo y Propiedad Intelectual

Autor: Alberto Monteagudo
Fecha de publicación: 20/08/07


http://www.aporrea.org/imagenes/iconos/impresorita2.pngImprimir

Últimamente han venido oyéndose opiniones en contra del Derecho de Autor en términos que contribuyen a fortalecer al enemigo ideológico y confundir a quienes dentro de nuestras filas no son versados en la materia.

Lo grave es que a diferencia de lo que había venido ocurriendo , los argumentos provienen del campo revolucionario y no de las corporaciones del imperio que amasan inmensas fortunas apoderándose de los productos de la cultura y la creatividad individual, gracias a legislaciones sobre propiedad intelectual como la que heredamos de la cuarta república.

Suponiendo buena fe en quienes han venido cuestionando la vigencia y validez de este derecho humano esencial- consagrado en la carta correspondiente signada por todos los Estado del planeta, incluído obviamente el Estado Venezolano - intentemos aclarar el panorama. .

Es probable que la confusión se inicie en que estamos acostumbrados al término “Derechos de Autor” cuando sería mas preciso decir , “Derechos “del” Autor ”.

En efecto , mientras que en el primer caso nos estaríamos refiriendo genéricamente a un conjunto de derechos morales y económicos derivados de la actividad creadora de los individuos , la segunda se aplica exclusivamente a quien ( “persona natural” ) origina el derecho: el individuo creador.

Noción central en la doctrina en la que se asienta la jurisprudencia sobre propiedad intelectual, válida para cualquier legislación en cualquier parte del mundo, porque sólo una “persona natural” crea.

Es decir ; no existe algo como una “persona jurídica”( compañía o corporación transnacional) creadora de una “obra de ingenio” (ya sea literaria, audiovisual , científica, tecnológica o de cualquier otra naturaleza) porque ello es algo que

-insistimos- solo producen los individuos .

El caso es que las trasnacionales de la industria del entretenimiento ( la tal “Industria Cultural”), la de agroquímicos, las de medicamentos , etc, que son las que imponen el “Diktat” en materia de Propiedad Intelectual, viven precisamente del despojo del producto del ingenio del hombre o la mujer creadores, y como puede constatarse en “Confesiones de un Sicario Económico” de John Perkins ,cada vez disponen de mas armas y menos escrúpulo para ello,

De allí que para la OMC (Organización Mundial del Comercio) sea de importancia vital homogeneizar todas las legislaciones del mundo para ayudar a este propósito, elemento estratégico en las guerras de cuarta generación.

Gracias a sus sicarios económicos y los cipayos criollos, desde los tiempos de Jaime Lusinchi tenemos una ley (hoy inconstitucional) de Derechos de Autor que en el artículo 59 dispone que : “salvo pacto expreso en contrario , los autores de las obras creadas en relación de trabajo o por encargo , han cedido al patrono o al comitente, según los casos, en forma ilimitada y por toda su duración , el derecho exclusivo de explotación ( de la obra)”

Lo grave es que esta disposición permea toda la estratégica legislación cultural : Ley de Fomento al Desarrollo Artesanal, Ley de Defensa y Protección al Patrimonio, Nacional , Ley de Cinematografía Nacional , Ley de Ciencia , Tecnología e Innovación etc.

Por fortuna , en nuestra Carta Magna ,y gracias a que en la Asamblea Constituyente estaban compatriotas como Earle Herrera , logramos introducir en su capítulo VI (De los Derechos Culturales y Educativos) una norma que incluso da una dimensión adicional a la jurisprudencia sobre el tema por cuanto habla de la “protección legal de los derechos del autor o de la autora”.

De esta manera conseguimos que se le devolviera a “la persona humana que crea la obra” lo que por justicia y derecho le corresponde , despejando el camino para la eventual derogación de la ley ALCA introducida en nuestra legislación cultural desde el gobierno de Jaime Lusinchi por el buffete que hoy representa a las mas conspicuas corporaciones de la “Industria Cultural” imperial.

Mas recientemente un nutrido grupo de creadores y cultores pudimos echar atrás el proyecto de Ley Orgánica de Cultura- aprobada en primera discusión en la A.N. de la cohabitación con el enemigo- por cuanto entre otras cosas ,en su texto no se recogía el principio constitucional y se insistía en reconocer la confiscatoria ley vigente.

. En lo personal , se nos tildó de inquisidor ( es decir contrarrevolucionario, y si lo empujas, agente de la Cia ) cuando por ese mismo motivo denunciáramos la Ley de Cinematografía; la misma que hoy es vapuleada por sus propios autores y propulsores, que puestos en evidencia, se tiran el muerto entre ellos e hipócritamente ahora se suman a quienes hemos venido reclamando su derogación.

Mantener hoy, a mas de siete años de Revolución Bolivariana, una ley feudal, confiscatoria , regresiva , y neoliberal , es decir: contrarrevolucionaria como la actual Ley de Derechos de Autor , es inexcusable.

Si de verdad nos proponemos impulsar revolucionariamente “los poderes creadores del pueblo” , ahí la A.N. tiene una buena oportunidad - sin disparar un tiro- de devolver al pueblo lo que se le ha robado.

“La revolución , es cultural, o no es”
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Propiedad intelectual, derechos de autor, derechos morales y ley de cine “bautizada” iconDe 19 de noviembre de 1992, sobre derechos de alquiler y préstamo...

Propiedad intelectual, derechos de autor, derechos morales y ley de cine “bautizada” iconAcciones penales en la nueva ley 17. 616 de derechos de autor y derechos...

Propiedad intelectual, derechos de autor, derechos morales y ley de cine “bautizada” iconDerechos de propiedad intelectual e industrial

Propiedad intelectual, derechos de autor, derechos morales y ley de cine “bautizada” iconDerechos de propiedad intelectual e industrial

Propiedad intelectual, derechos de autor, derechos morales y ley de cine “bautizada” iconProcedimientos de observancia en materia de Derechos de propiedad...

Propiedad intelectual, derechos de autor, derechos morales y ley de cine “bautizada” iconXi curso académico regional ompi/sgae sobre derecho de autor y derechos...

Propiedad intelectual, derechos de autor, derechos morales y ley de cine “bautizada” iconXi curso académico regional ompi/sgae sobre derecho de autor y derechos...

Propiedad intelectual, derechos de autor, derechos morales y ley de cine “bautizada” iconXi curso académico regional ompi/sgae sobre derecho de autor y derechos...

Propiedad intelectual, derechos de autor, derechos morales y ley de cine “bautizada” iconTema 14. Los derechos de la personalidad. Los derechos de la persona...

Propiedad intelectual, derechos de autor, derechos morales y ley de cine “bautizada” iconSeminario sobre delitos en materia de derechos de autor y derechos conexos






© 2015
contactos
ley.exam-10.com