Intervención debate “batidas del personal del ejercito”






descargar 41.08 Kb.
títuloIntervención debate “batidas del personal del ejercito”
fecha de publicación01.09.2015
tamaño41.08 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
INTERVENCIÓN DEBATE “BATIDAS DEL PERSONAL DEL EJERCITO”

Proposición N° 318 de 2014

H.C. Marco Fidel Ramírez Antonio

16 de Septiembre de 2014
Señor Presidente y queridos colegas,
ARGUMENTACIÓN
¿Por qué existen las “batidas” en Bogotá? Antes de resolver esta inquietud, reitero, como lo he hecho muchísimas veces en lo privado y en lo público, que los policías y los soldados de nuestras gloriosas Fuerzas Armadas de Colombia, son los verdaderos héroes de la Nación, quienes en tierra, mar y aire, defienden las instituciones y permiten que los ciudadanos ejerzamos los derechos dentro del territorio. Un afectuoso saludo para todos ellos y un reconocimiento a su esfuerzo diario.
Al margen del excelente e indiscutible desempeño profesional de nuestro glorioso Ejército, una institución castrense como ésta, está conformada por seres humanos que pueden caer en abusos o extralimitación de fuerza, porque errar es humano. El objetivo de este debate de control político es evidenciar que esos errores existen y se llaman “batidas”, las cuales son irregulares e ilegales. La idea no es, ni más faltaba, sentar a nuestro Ejército en el banquillo del acusado, lo que deseamos es que corrija, por supuesto, en lo que concierne a Bogotá pero ojalá, con proyección a todo el país.
Vemos entonces con suma preocupación, que en la Capital de la República, las “batidas”, no son hechos aislados como se ha querido mostrar, tampoco son circunstancias eventuales o excepcionales a la regla, son todo lo contrario, según nuestras evidencias recogidas y las quejas de varias familias, frecuentes, sistemáticas y con impactos sociales negativos. Estamos convencidos que la disciplina y diligencia que caracteriza al talento humano del sector defensa, es capaz de no sólo corregir, también de innovar para que el reclutamiento conforme al procedimiento legal, tenga buena recepción en la población.
Las “batidas” en Bogotá ocurren porque:
El Ejército no ha logrado ser atrayente y persuasivo, al llamado del servicio a la Patria en sus convocatorias.

El Ejército presume la Mala Fe.

El Ejército desacata la verificación uno a uno.

El Ejército poco o nada, admite la objeción de conciencia como causal legal.
Me permito desarrollar cada uno de estos argumentos y finalizar dejando constancia de casos reales y unas sugerencias respetuosas.
El Ejército no ha logrado ser atrayente y persuasivo, al llamado del servicio a la Patria en sus convocatorias.
El Ejército requiere, de cada 400 mil hombres aproximadamente, un estimado de 120 mil para ingresar a sus contingentes, no obstante, algo está pasando en la percepción de los ciudadanos, porque los convocados no asisten a las cita de los Distritos Militares. En consecuencia, el Ejército emplea las batidas como método forzoso de reclutamiento. Ya se sabe que, de las convocatorias que se realizan en las localidades de Bogotá, son citados alrededor de 8 mil candidatos al servicio militar obligatorio, pero se están presentando 1.500 en promedio, dejando un déficit de personal.
El Ejército presume la Mala Fe.
Ante la circunstancia mencionada anteriormente, nuestros militares toman la equivocada decisión de salir a las calles y reclutar a la fuerza, con lo cual busca cubrir el déficit de hombres. Así las cosas, los uniformados aplican “la presunción de la mala fe”, toda vez que cuando se realizan los operativos en espacios públicos de libre circulación, se retienen a los muchachos con sus documentos de identidad, se les lleva a instalaciones del Ejército, y dos días después, ellos aparecen en distintas zonas del país sin posibilidad de explicar su situación particular.
Aquí hay una clara omisión a la Sentencia de la Corte Constitucional C-879 de 2011, que declara exequible el artículo 14 de la Ley 48 de 1993, la expresión “compeler” pero sólo si se ajusta a verificar de manera momentánea, la situación militar del ciudadano, sin conducirlo a cuarteles o distritos militares con el fin de incorporarlo a las filas del Ejército Nacional.
Es claro que no se hace una verificación momentánea efectiva, convalidándola mediante tecnología con otras instituciones, acerca de la situación particular de cada persona, sino se hace una retención irregular, incluso con maltrato.
El ejército desacata la verificación uno a uno.
¿Carece nuestro Ejército de Sistemas de Información robustos para verificar cada caso en particular sin necesidad de conducir a cuarteles a los jóvenes? Al parecer, sí carece, porque primero recluta en las calles y luego verifica mucho después que ha peluqueado con la “chuler” o con ocasión de una tutela. Es a todos que se les debe verificar de manera previa y no enviar primero a los jóvenes a las divisiones militares por todos los rincones del país y luego sí verificar en aquellos casos en que la presión jurídica, social o política logre que se atienda.
Con ello aparece otra omisión, en esta ocasión a la Sentencia de Tutela T-587 de 2013, en la cual la Corte menciona que el Ejército debe analizar cada caso en concreto para determinar si los jóvenes se encuentran en las causales de exención o aplazamiento establecido en la ley 48 de 1993. En consecuencia, verificar de manera momentánea, sin retener y hacerlo en cada caso en particular, no se cumple a cabalidad. Algunas de esas causales son:

ART 27. Exenciones en todo tiempo:

Los limitados físicos y sensoriales permanentes;

Indígenas

ART  28. Exención en tiempo de paz:

Los clérigos y religiosos, similares jerárquicos de otras religiones o iglesias.

El hijo único hombre.

El huérfano de padre o madre que atienda con su trabajo a la subsistencia de sus hermanos incapaces de ganarse el sustento.

El hijo de padres incapacitados para trabajar o mayores de 60 años, cuando éstos carezcan de renta, pensión.

El hermano o hijo de quien haya muerto o adquirido una inhabilidad absoluta y permanente en combate.

Los casados que hagan vida conyugal.
Entre otros.
ART 29. Aplazamientos. Por el tiempo que subsistan:
Ser hermano de quien esté prestando servicio militar obligatorio.

Resultar inhábil relativo temporal.

Haber sido aceptado o estar cursando estudios en centros de preparación de la carrera sacerdotal o de la vida religiosa; 

El aspirante a escuelas de formación de Oficiales, Suboficiales y Agentes;

Esté cursando el último año de enseñanza media y no obtuviere el título de bachiller por pérdida del año.
Entre otros.
En este punto, hemos escuchado a militares emplear como excusa a las exenciones de Ley, frases semejantes a estas:
“En un país donde hay muchos avivatos, cualquiera falsifica documentos que lo certifiquen como víctima del conflicto o desplazado por la violencia”;

“Ahora resulta que todos suelen ser objetores de conciencia para evadir su obligación”;
Quienes eluden sin llenar los requisitos para su servicio, deben ser sancionados, una vez agotado el debido proceso; No se puede negar que este lamentable fenómeno esté ocurriendo, pero ello no puede constituirse como un pretexto por parte de nuestra Fuerza Pública para presumir la mala fe en aras de cubrir el déficit de hombres, y mucho menos para no acatar la sentencia C-879 que ordena una verificación momentánea y no una retención con reclutamiento forzado, sin constatar datos ni recibir razones o explicaciones de los civiles y sus familias previamente.
El Ejército poco o nada, admite la objeción de conciencia.
Conforme a la sentencia C-728 de 2009, aclara la Corte Constitucional, que no se necesita de reglamentación para que el derecho fundamental a la objeción de conciencia se pueda ejercer. Esto se podría interpretar como un vacío legal, no obstante, la ley sí considera unos lineamientos. Permítanme dar la definición previa:

¿Qué es la Objeción de Conciencia? Con base en el Artículo 18 de la Carta Magna, podemos afirmar que la objeción de conciencia es una decisión personal y del fuero interno autónomo de cada individuo en particular, donde se presenta una diferencia entre la norma jurídica y la moral. La objeción de conciencia con respecto a la obligación de prestar el servicio militar, se deriva de los derechos a la libertad de conciencia y a la libertad de cultos.

¿Cómo se prueba la objeción de conciencia? El objetor de conciencia debe probar que él ha cultivado una convicción profunda, y que su actuar es consistente con dicha cosmovisión, prestar el servicio militar implicaría una acción contra su pensamiento y estilo de vida.

La objeción de conciencia está conformada por los siguientes elementos:

Convicciones o Creencias (ya sean Religiosas, Éticas, Morales o Filosóficas).

Profundas (que hacen parte integral de la vida).

Fijas (son evidentes en el tiempo, constantes y pueden constatarse).

Sinceras (Son honestas, no se miente en la afirmación y se puede probar).

Según esto, la objeción de conciencia es posible demostrarla y no se puede creer que, quien se autodenomine objetor, busca “per se” eludir el servicio, porque la buena fe siempre se presume. No hay que olvidar que la Resolución 1989/59 – ONU, en la Comisión de Derechos Humanos adoptó una postura, “reconociendo el derecho de toda persona a tener objeciones de conciencia al servicio militar como ejercicio legítimo de su libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, enunciado en el artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y en el artículo 18 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos”.
Es de resaltar también que la sentencia T-182 de 2012 en su parte resolutiva falla:

(…)Tercero.- ORDENAR al Ministerio de Defensa, que en un término no superior a cuatro (4) meses, adelante una campaña de divulgación de la sentencia C-728 de 2009 dirigida a todos los integrantes de la fuerza pública, en particular, a quienes tienen responsabilidades relacionadas con el reclutamiento para la prestación del servicio militar obligatorio, haciendo énfasis en: i) la existencia del derecho a la objeción de conciencia frente a la prestación del servicio militar obligatorio; ii) el respeto por las libertades de conciencia, cultos y religión; iii) el reconocimiento constitucional de los derechos del objetor de conciencia frente al servicio militar obligatorio aunque no exista una legislación que reglamente la objeción de conciencia en estos casos; y iv) el derecho que le asiste a los objetores de conciencia para que su petición sea tramitada de forma imparcial y neutral, de acuerdo con las reglas del debido proceso.”

Le pido a nuestro Ejército Nacional, que se ha destacado por su audacia y proactividad, no espere a que le apliquen la “Teoría del Estado Inconstitucional”. Poniéndolo en palabras coloquiales, no permita que le suceda lo que le ocurrió a las EPS y a los Fondos de Pensiones, que esperaban a que por tutela, entregaran medicamentos de alto costo o tratamientos, o reconocieran la indexación de mesadas pensionales, hasta que la Corte los puso en cintura; No espere a que por tutelas, deban reestablecer derechos a los ciudadanos, anticípese para que no incurra en desgaste administrativo sino en estandarización de procedimiento.
Ahora entro a dejar constancia de algunos casos señor Presidente:

CASOS
Nombre: Bryan Villalba Tovar

Estudia y trabajador, teniendo su carnet de estudiante y siendo quien provee en su casa para sostener a su señora madre, fue retenido mientras regresaba a su casa el lunes 12 de Agosto, el miércoles 14 de Agosto se reportó desde Saravena Arauca. SE PRESUMIÓ LA MALA FE SIN VERIFICACIÓN DE ANTECEDENTES.
Nombre Hijo: Fredy Orlando Ramos García  y  John Alexis Ramos García. 

Su padre fue asesinado por las AUC. Fue retenido mientras regresaba a la casa cuando llevaba a su hermano de 6 años al Colegio en Candelaria la Nueva. Cuando se reportó a casa, apareció en Fusagasugá, siendo amenazado, según la versión de su señora madre, que si no se subía al camión lo golpearían. Su hermano mayor también fue llevado a San José del Guaviare, a pesar de contar con los documentos que los certifican como Víctimas del Conflicto Armado y Desplazamiento Forzoso. SE PRESUMIÓ LA MALA FE SIN VERIFICACIÓN DE ANTECEDENTES.
Padre: Renzo Moreno

Nombre: Diego Leonardo Moreno Montenegro

Joven cristiano servidor de la iglesia (objetor de conciencia) venia de la vega a Bogotá y fue retenido por militares puesto en el Camión y trasladado a Facatativá, de Facatativá fue traído al Cantón Norte donde le informaron que lo llevarían a Florencia Caquetá, posteriormente se escapa y llega a su hogar. SE PRESUMIÓ LA MALA FE SIN VERIFICACIÓN DE ANTECEDENTES.
Nombre: Albeiro Javier Sánchez Capera. Septiembre de 2013.

Indígena proveniente del resguardo Natagaima Tolima, a quien dos hombres vestidos de civil, exigieron su cédula y libreta militar. El señor Albeiro, presenta su contraseña, documento que acababa de solicitar en la Registraduría de la misma localidad. Fue subido a un camión y trasladado al Batallón Bolívar de Tunja. SE PRESUMIÓ LA MALA FE SIN VERIFICACIÓN DE ANTECEDENTES.
Nombre: Juan Camilo Sarmiento Ramírez. Diciembre de 2013.

Fue detenido arbitrariamente mientras se dirigía a su lugar de residencia, al ser abordado por miembros de las Fuerzas Militares, reclutado y enviado al Batallón de Servicios para el Combate No 22 Teniente Coronel: Benedicto Triana en San José del Guaviare a pesar de que se encontraba inmerso en la causal exención contemplada en el literal c del artículo 28 de la Ley 48 de 1993 que establece que “Quienes ostentan la calidad de hijos únicos estarán exentas de prestar el servicio militar obligatorio”. SE PRESUMIÓ LA MALA FE SIN VERIFICACIÓN DE ANTECEDENTES.
Nombre: Juan Sebastián Castañeda. Agosto 2014.

Fue detenido por autoridades militares en la localidad de Bosa y trasladado al Batallón de Infantería No 45 “GR. Próspero Pinzón” en el municipio de Puerto Inírida a pesar de que se encontraba inmerso en la causal de exención en el literal (e) del artículo 28 de la Ley 48 de 1993 que establece que quienes son hijos de padres incapacitados para trabajar. SE PRESUMIÓ LA MALA FE SIN VERIFICACIÓN DE ANTECEDENTES.
Nombre: Carol Yisel Poveda.

Mujer transgénero, que inicio el trámite de su libreta militar, quien informa que en todo momento la trataron como señor, fue obligada a realizar una fila con sólo hombres a pesar de ser condición sexual. SE DESCONOCIÓ LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA POR FILOSOFÍA DE VIDA ASUMIDA.
Nombre: Luis Fernando Salas Rodelo.

Testigo de Jehová, quien solicitó al comandante del Distrito Militar No 46º ser reconocido como objetor de conciencia. En respuesta a su solicitud, el comandante le informó que, según la sentencia C-728 de 2009, mientras el Congreso de la República no desarrolle legislativamente este derecho, corresponde a los jueces decidir quiénes son objetores de conciencia. SE DESCONOCIÓ LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA POR CREENCIAS RELIGIOSAS.

SUGERENCIAS
Para finalizar, presento las siguientes sugerencias al Ministerio de Defensa de forma respetuosa, y resalto nuevamente que este Concejal de la Familia admira, reconoce y exalta el inconmensurable esfuerzo de la Fuerza Pública como Institución legalmente constituida, que ha demostrado con creces el cumplimiento constitucional de defender la honra, bienes e integridad de los colombianos y por supuesto, nuestra soberanía.
Nada impide que nuestra querida Fuerza Pública cambie, a través de campañas, la percepción negativa de muchos bogotanos para que asistan a las convocatorias.


  • Fortalecer sus sistemas de información y comunicaciones para “de manera momentánea”, se revisen los datos de los ciudadanos en tiempo real y ubicuidad plena.

  • Presumir la buena fe, en especial en los casos de objeción de conciencia y de familias víctimas del conflicto armado.




  • Garantizar el debido proceso de convalidación de información, sin retención, maltrato o abuso de autoridad.




  • Continuar con la exitosa estrategia de la profesionalización de soldados para que el número de jóvenes que se requieren, sean cada vez menos.




  • Aprovechar la posibilidad legal de que quienes se encuentren en excepcionalidad para prestar el servicio militar religioso, presten un servicio social a Colombia.


Muchas Gracias.
Elaboró. Carlos Torres

Revisó. Dr. Alejandro Pinzón

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Intervención debate “batidas del personal del ejercito” iconIntervención de guillermo fernández vara en el debate del estado de la regióN 2014

Intervención debate “batidas del personal del ejercito” iconEJÉrcito nacional liceos del ejército

Intervención debate “batidas del personal del ejercito” iconIntervención debate proposicióN 334 de 2014

Intervención debate “batidas del personal del ejercito” iconEjército dividido. Los africanos desarrollaran un espíritu de “salva...

Intervención debate “batidas del personal del ejercito” iconPor diversas fuentes, me han enviado su artículo de referencia, que...

Intervención debate “batidas del personal del ejercito” iconDiscurso del general onganíA, comandante en jefe del ejército, en west point, ee. Uu

Intervención debate “batidas del personal del ejercito” iconTexto integro de la intervención del Presidente del Gobierno sobre el inicio del diálogo con eta

Intervención debate “batidas del personal del ejercito” iconLiceos del ejército

Intervención debate “batidas del personal del ejercito” iconLiceos del ejército

Intervención debate “batidas del personal del ejercito” iconDiscurso del Presidente del Gobierno en el debate de totalidad sobre...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com